La estupidez del año

José Manuel Lacasa

Los que me conocen saben que la asignatura de Educación para la Ciudadanía ni las de nombre similar me gustan nada. En parte por argumentos bastante repetidos por muchos, en parte por otros bastante menos usados. No voy a entrar en la discusión de fondo porque este no es el tema de este blog, pero en mi opinión es una puerta abierta en la escuela a grupos ideológicamente muy minoritarios para que puedan transformar el dinero de las subvenciones (y aumentarlo) en prosélitos.

Ya he dicho alguna vez que esta Educación para la Ciudadanía no se parece en nada a la que existe en otros países europeos que conozco, y de hecho los métodos y argumentos que el Ministerio ha empleado para desacreditar al movimiento ciudadano que se ha posicionado en contra hubiera sido merecedor de un suspenso en Ciudadanía europea. Hace años publiqué esta pregunta, sacada de la evaluación de competencia ciudadana que se estila en Europa:

3. Un adulto es buen ciudadano si (poner un grado en una escala entre muy importante y nada importante): a) Trabaja mucho. b) Participaría en una protesta pacífica contra una ley que considera injusta.

Creo que es evidente que la opinión (ni el tratamiento) del Ministerio sobre los que se oponen a esta asignatura (creo que exponer argumentos o presentar recursos se puede considerar protesta pacífica) no es la de “buenos ciudadanos”. Remarco, para el que no la haya leído bien, que la consideración de “injusta” no es del Gobierno ni de usted ni del que pasaba por allí, sino del ciudadano que protesta. No es una cuestión de si se está de acuerdo con él o no: si considera que una ley es injusta, el buen ciudadano es el que protesta, y el mal ciudadano es el que no lo hace. Punto.
Otra cuestión preocupante y descalificadora para la asignatura tal y como se ha diseñado en España es el análisis de los argumentos que desde la administración se han esgrimido para defenderla. Pero la estupidez máxima la he leído en esta desenfocada noticia que publicó El país a finales del año pasado (desenfocada porque lleva al titular una afirmación falsa, puesto que lo que se reclama es la “preferencia” y no el “monopolio”, y se deja lo mollar). Lo que dice el abogado del Estado en su recurso es lo siguiente:

“La concepción filosófica que presupone la democracia es el relativismo”.

Repito, por si no lo ha leído bien:

“La concepción filosófica que presupone la democracia es el relativismo”.

Así, entrecomillado, aparece en el periódico (el pdf que enlaza la noticia no es tal, sino una imagen de la primera página del recurso) y, salvo que sea una inocentada, es una cita del recurso del abogado del Estado.
A lo mejor soy un poco maniático, pero sólo la indignación que siento ante tamaña barbaridad ha conseguido sacarme del trabajo (últimamente no tengo tiempo de nada) y dedicar unos minutos al blog. Porque el relativismo no es la concepción ideológica de la democracia, sino la de las dictaduras. No hace falta leer a Tucídides ni a Aristóteles para saberlo –o, más recientemente, a Orwell–, sólo el libro de texto de Historia o de Filosofía de 3º de BUP, algo que se presupone necesario para llegar a abogado del Estado, ya que no para ministro.
Son los tiranos los que piensan que la vida y la libertad (las de los demás, claro) son relativas comparadas con su programa ideológico, y son precisamente las democracias las que escriben cosas como la Declaración Universal de los Derechos Humanos, colección de absolutos donde las haya. Por eso, todos sus artículos comienzan por la palabra “todos” (o “nadie”), salvo el último que empieza por “nada”.
Y habrá quien aplauda este recurso con las orejas. Será para tapar que no tiene nada entre ellas.
[ACTUALIZACIÓN] Leído el recurso completo (por hacer las cosas rápido, no me di cuenta de que se podía, tal y como me han comentado amablemente: gracias), he de añadir algunas cosas: la frase que se reproduce es de Kelsen, un conocido y reputado defensor del positivismo. Sigo diciendo lo mismo de tal frase.
Me resulta curioso del recurso que en la primera parte alerte sobre el peligro de relativizar las leyes y el propio Estado (págs. 5 y 7), llegando a decir que la capacidad del individuo de relativizar las leyes pone en peligro el Estado democrático, y luego que sostenga que el relativismo es la base de la democracia.
No estoy acostumbrado a leer recursos, pero me ha llamado la atención la acumulación de falacias en este, probablemente habituales entre los abogadillos de medio pelo, pero que uno espera ausentes en un recurso de la abogacía del Estado. Los habituales son los de la falsa vivencia y los del argumentum ad consequentiam en la argumentación general. Me resulta también curioso que se justifique la bondad de los decretos en cuestión basándose en lo que la LOE dice pretender y no en lo que en realidad hace. También sigo viendo una contradicción lógica en justificar el relativismo con un argumento de autoridad. Y el argumento de que no cuentan con la menor me parece de trilero, aunque puedo estar equivocado.
La frase en que se basa el recurso no es la de Kelsen, sino la siguiente, que no había visto:

“La dignidad de la persona o los derechos inviolables de la persona –es evidente– no son objetos de la experiencia sensible sino creencias generalmente compartidas para las que se postula un fundamento moral” (pág. 18).

Con este presupuesto, lo que pone a continuación no sorprende demasiado: la falsa contraposición entre la moral general que defienden aquellos con creencias religiosas y los que no la tienen es también una falacia: se puede defender una moral general desde diversos puntos de vista sin recurrir a las creencias religiosas y sin recurrir a las que este hombre cita en el recurso (deontológica, cognotivista, emotivista), morales todas ellas de muy corto alcance y que no pueden fundamentar el Estado de derecho.

El fundamento de nuestro Estado de derecho es el axioma, no la simple creencia, de que el hombre es un absoluto, y si para justificar Educación para la Ciudadanía tienes que saltarte tal cuestión, pues ya lo has dicho todo.

Anuncios

Etiquetas:, , ,

Categorías: Diagnósticos

Autor:José Manuel Lacasa

Investigador especializado en educación, dirijo el Instituto F de Investigación Educativa. Durante nueve años he sido redactor jefe y subdirector del periódico Magisterio.

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

46 comentarios en “La estupidez del año”

  1. Jesús San Martín
    17 enero 2011 a 8:41 #

    Como bien se dice en artículo, por no ser el tema del blog no quiero extenderme, pero como el artículo trata del relativismo, el blog es un espacio de libertad y protesta, y dado que el problema (tratado otras veces) de que lo que sufrimos en la enseñanza es reflejo de la sociedad, dejo una pincelada.

    En la página principal de

    http://www.elconfidencial.com/

    están las noticias:

    “Felipe González pone en marcha su propio fondo de capital riesgo”

    Ese que cobra de nuestros impuestos un sueldo vitalicio, mientras nos bajan el sueldo, bajan las pensiones y ya sabéis: a trabajar hasta tres meses antes de morirse

    “Pacto secreto entre Tomás Gómez y Rosa Díez para vencer a Esperanza Aguirre”

    ¿No es Rosita la que echaba pestes del PSOE? ¡el coche oficial, la moqueta, y el engaño al ciudadano!

    Y nuestro país en estas condiciones

    “Toc, toc. Somos del FMI, ¿se puede?”

    Parece ser que a la intervención ya se nombra como tal, y no estamos en la calle mientras no expolian.

    ¡Qué la secta siga aborregando a los estudiantes en el colegio con el relativismo! ¡A la vista están las buenas consecuencias!

    No todo es malo, el día de las elecciones en casa calentito, sin moverme de ella.

  2. Atticus
    17 enero 2011 a 9:40 #

    Se mezclan en este artículo dos elementos que convienen diferenciar: por un lado está la existencia de una asignatura, que se puede criticar, desde luego. Se debe. Por otro, la utilización para ello de recursos tan nimios como decir que “fomenta” el relativismo. Vamos por partes.

    La asignatura nace viciada, sin necesidad, sin acuerdo entre partidos, con una carga horaria ridícula (1-2 horas, según taifas) y con unos cursos poco adecuados a lo que se da (2º-3º de la ESO). Es, además, redundante con la Ética de 4º y con la Filosofía de 1º de Bachillerato. No son pocas objeciones.

    El ciudadano, como se dice en el artículo, tiene la obligación de criticar las leyes, pero también de obedecerlas. No hacerlo le hace incurrir en la desobediencia civil, que no es lo mismo que la objeciòn de conciencia (muy regulada y restringida, por cierto). A los profesores nos ocurre exactamente lo mismo: Kant explicó muy bien en su artículo “¿Qué es la Ilustración?” que el funcionario tiene la obligación, en tanto que funcionario, de hacer cumplir las leyes; pero en tanto que ciudadano ha de ser crítico con ellas. No es bueno “puentear” las normas, escaquearse todo lo que se pueda porque la injusticia sigue ahí. A lo injusto hay que hacerle frente, pero con buenas razones.

    Lo segundo es el asunto del relativismo. Si es cierta la frase que se cita, no puede ser más disparatada, porque precisamente lo que no es esta asignatura es relativista. La postulación de los Derechos Humanos supone que hay valores que no son relativos (¿cómo podrían ser al mismo tiempo relativos y universales?). Parte igualmente del concepto (kantiano) de dignidad y autonomía moral de la persona, sin el cual no hay posibilidad de fundar mínimamente una moral democrática. Estamos hablando, naturalmente, de una moral de mínimos, nunca de máximos; de justicia, no de ideales relativos (éstos sí) de felicidad. Por lo tanto, aclaremos conceptos.

    Naturalmente, todo esto es muy difícil explicárselo a muchachos de 13 años, pero sí conviene decir que no se adoctrina, a no ser que explicar los Derechos Humanos se considere doctrinario. Sí veo un peligro, pero no más que en otras asignaturas, y es que, en manos de ciertos profesores y centros, la asigntura se transforme en una justificación de doctrinas y credos bastante relativos y discutibles, por muchos seguidores que tengan: lo mayoritario no es universal, como dicta la lógica y el sentido común. No hay más que ver algunos libros de texto, que hablan de ONGs (siempre las vinculadas a la Iglesia Católica) o que, cuando trantan del fundamentalismo, sólo citan el islámico.

    De modo que, sin ánimo de defender la asignatura, pongamos las cosas en claro; la confusión conceptual es mala de por sí. Estoy dispuesto a aceptar todas las críticas razonables, y a añadir unas cuantas; es más, no me parece la mejor idea la de “ciudadanizar” la filosofía y convertir a sus profesores en enseñantes de ciudadanía, pero tampoco estoy dispuesto a que, como dijo aquel iluminado vocero de los obispos, se nos llame a los que la impartimos “colaboradores del mal”.

    • Jesús San Martín
      17 enero 2011 a 11:39 #

      La frase “El ciudadano, como se dice en el artículo, tiene la obligación de criticar las leyes, pero también de obedecerlas.” dependerá de qué y cómo, pues precisamente en “la obligación debida” se han cometido las mayores atrocidades, y es la justificación usada por los mayores genocidas. También es un recurso muy fácil para que el demagogo haga cuanto él quiera, y el más claro ejemplo es el indicado: “La asignatura nace … sin acuerdo entre partidos”, “trágala”

      Lo que se advierte en el post “veo un peligro, …que la asignatura se transforme en una justificación de doctrinas y credos bastante relativos y discutibles” no es una posibilidad sino un hecho, y las denuncias de los padres para objetar contra la asignatura no se han basado en que se enseñan “los Derechos Humanos” .

      Uno tiene la opción de marcar, en la declaración de la renta, a qué destinar sus impuestos, pero cuando Hacienda envía el borrador la casilla viene marcada, pero caben otras opciones: no marcar, o marcar Iglesia Católica, y es precisamente lo que está sucediendo en la asignatura en cuestión: la casilla está marcada.

      • Raus
        17 enero 2011 a 12:52 #

        Querido Jesús, creo que llevas razón. Hay leyes con las que uno puede no estar de acuerdo o ser discutibles y, no obstante, obedecer; pero no veo justificado obedecer leyes leoninas o absurdas, ni aquéllas cuyo cumplimiento atente contra la justicia de manera patente. Lo que yo he oído, y tú, Jesús, (u otro compañero), me podrá confirmar o desmentir, es que dicha asignatura es, en gran medida, un instrumento para divulgar la ideología de género; y si es así (insisto: si es así), entonces sí que se adoctrina al alumno en el peor sentido de la palabra. Sería la oportunidad para que la PIBA y sus secuaces dejaran caer sus consignas en la escuela. La dignidad de la mujer no debe defenderse a costa de demonizar al hombre, que es lo que se está haciendo en los medios de comunicación de forma continua y descarada. Repito que no sé si esto es lo que se está haciendo en Educación para la Ciudadanía. Es lo que he oído en varias ocasiones. Si es cierto, quizá sea hora de que Deseducativos dé un paso valiente hacia adelante y trate este tema, porque, desde luego, no deja intacta la enseñanza, y no sólo la referida al lenguaje (niños y niñas, maestros y maestras…).

      • Jesús San Martín
        17 enero 2011 a 13:09 #

        Esta vez no pagas la cerveza porque acabo de terminar la salsa.
        El proceso de demonizar al hombre es un instrumento para buscar la división. Igual que se busca el enfrentamiento entre sexo masculino y femenino, se busca entre creyentes y ateos, fumadores y no, … elementos que hacen muchísimo ruido y no aportan nada esencial, pero nos tienen distraídos respecto de las preguntas esenciales: ¡De acuerdo, no hay dinero para las pensiones! Pero ¿quién ha robado el que yo he cotizado?. ¡De acuerdo hay deuda, pero es deuda privada de los bancos! ¿por qué tengo que pagarla yo con bajada de sueldo, subida de impuestos, y haciendo trabajar a los ancianos? Y Así unas cuantas. Nada de crítica en la escuela, todos ovejas y adoctrinados.
        Como dices, sería bueno tratar profundamente el tema de la asignatura en deseducativos, con ejemplos de la manipulación.

        Un saludo

      • Raus
        17 enero 2011 a 13:51 #

        Jesús, una izquierda que mantiene un tórrido idilio con las constructoras más “especuladoras” y la banca más desaforada, a la que presta ayuda pública para evitarle el coscorrón, una izquierda cuyos más altos representantes gozan de rentas, prebendas y privilegios insólitos, una izquierda así, digo, no puede enarbolar la lucha por una mayor igualdad económica entre sus ciudadanos (o una menor desigualdad). Estamos ante una izquierda que duerme tranquila ante los mayores contrastes entre ricos y pobres. Agotado el programa y régimen comunista tras la caída del muro, la izquierda de la democracia ha de buscar la manera de subsistir sin programa genuino: ella misma es hípercapitalista. ¿Entonces qué hacer? Inventar víctimas permanentemente y, claro, erigirse en su paladín: las mujeres, los alumnos “desfavorecidos”, los hablantes minoritarios, los inmigrantes, las razas minoritarias o perseguidas en otros lares, los no fumadores (yo no fumo), las víctimas del franquismo… Y se trata de llevarlo todo hasta la histeria y la hipérbole. Se trata de dramatizar y dramatizar, acudiendo al sentimentalismo más barato y demagógico posible. Hay que dramatizar mucho para llegar a proponer que no se fume en los parques de niños o a la salida de los hospitales. Hay que dramatizar mucho para conseguir que todos aceptemos el trágala de que al varón se le niegue la presunción de inocencia, sagrado en un verdadero estado de derecho, etc. Victimismo y dramatización van de la mano. Y en esto se fundamenta la izquierda actual. Y espero que nadie caiga en el maniqueísmo de creer que criticar a la izquierda supone ensalzar la derecha. Quizá sea mucho esperar.

      • Jesús San Martín
        17 enero 2011 a 14:36 #

        Raus, excelente matiz que desvela la razón de tal comportamiento, y que deberías desarrollarlo en un artículo. Esas ideas necesitan de una exposición, para que la gente sea consciente del engaño y la manipulación. Idiota de mí, no me había preguntado la razón del comportamiento, que tan sabiamente muestras. ¡Me lo llevo a mis ficheros!

        P.D. ¿Sabes que ya han aparecido fumadores “pixelados” en televisión? Te lo dice otro no fumador, que tiene que defender el derecho de que la gente pueda echar un pitillo en calle, sin ser acusado de fomentar la heroína entre los críos, y te lo dice un ateo que tiene que defender el derecho de que los creyentes vayan tranquilamente a sus lugares de culto. Y nos preguntábamos ayer si había presiones sobre los profesores: ¡si voy a tener que pedir el manual de cómo mear sentado! No es una exageración, eso pedía una alemana a sus visitantes “macho”

      • Raus
        17 enero 2011 a 15:20 #

        Lo anotaré en la agenda, amigo Jesús. Dice el juez Serrano que la peor dictadura es la que se disfraza de democracia. Estamos ante un lobo vestido con lanas de cordero. Bajo el palio del “buenismo”, el igualitarismo y la “corrección política” se nos están colando elementos totalmente extraños a la razón. No se puede fumar en un parque infantil, nos dicen, por no dar mal ejemplo a los críos. Sin embargo, a cualquier hora nuestros niños pueden atiborrarse de la imbecilidad televisiva más absoluta sin que ningún buenista mueva un dedo. Supongo que esos descerebrados de G. Hermano, “la Esteban” y demás borregos de luxe son un buen ejemplo a seguir para este desquiciante gobierno de mascabrevas.

  3. Francisco Javier
    17 enero 2011 a 13:10 #

    En un comentario pasado a propósito de este asunto, alguien propuso muy acertadamente que en vez de “educación para la ciudadanía” se impartiese la asignatura de “educación cívica y urbanidad” (no recuerdo exactamente la formulación.) En ésta se trataría de asuntos mucho más primarios: unas normas mínimas y elementales de comportamiento para obrar no como un energúmeno, sino como un ser civilizado capaz de convivir en sociedad.

    Respecto a lo del relativismo la frasecita en cuestión:

    “La concepción filosófica que presupone la democracia es el relativismo”, creo que responde a una realidad y no se trata en absoluto de un despropósito. En efecto, la filosofía de fondo es el relativismo. A nivel social existe una confusión enorme y el relativismo es consustancial al modo generalizado de concebir el mundo (una creencia en sentido orteguinao.) Tanto la ciencia, como la filosofía (en especial a partir del XIX), han desmontado toda pretensión fuerte de fundamentar una ética objetiva (en tanto que una ética objetiva ha de hacer asunciones metafísicas “dogmáticas”.) La moral no puede ser otra cosa que una moral de consenso, algo útil y necesario para no derivar en la barbarie. Bien claro lo dijo Dostoievsky: “Si Dios no existe, todo es posible” (Dios = Valores). En último término, la única defensa que uno puede hacer de sus valores es -de acuerdo con Nietzsche- la violencia. O eso, o volvernos a tomar en serio la Razón (como en este foro se ha reivindicado con frecuencia.)

    • Francisco Javier
      17 enero 2011 a 15:45 #

      Y mis felicitaciones también al autor de este estupendo artículo. Un saludo.

  4. Raus
    17 enero 2011 a 15:29 #

    Por cierto, pido disculpas al autor de artículo por entrar a comentar sin felicitarle previamente. Celebro que se una al pequeño grupo de los que vemos en el relativismo una de las mayores amenazas que sufre la democracia. Probablemente, la mayor.
    Saludos.

  5. 17 enero 2011 a 16:15 #

    Algunas aclaraciones:
    1.- El sr. Aznar también cobra sueldo vitalicio, mientras se baja el sueldo a los funcionarios.
    2.- La EPC nació sin consenso porque los intereses partidistas están por encima de las propuestas de unos y otros. La Ley de Dependencia aun sigue sin aplicarse en algunas Comunidades de derechas.
    3.- Pactos entre Tomás Gómez y Rosa Díez. Pues no me gustan un pelo pero, ¿si son secretos, cómo lo han conocido? ¿Están prohibidos los pactos? Posiblemente sí, desde que la derecha española pactaba con PNV y otros nacionalistas.
    4.- Sí, las leyes son para cumplirlas, la EPC también. A mí no me gusta ir por la derecha en carretera pero, ¡qué le vamos a hacer!, me fastidio y circulo por donde dice la Ley.
    5.- Nos están distrayendo con fumadores y no fumadores. Sí, hay determinados medios, más allá de la derecha que no cesan en mantener ese asunto en sus titulares.
    6.- La izquierda mantiene un idilio con constructoras especuladoras. …Y yo que pensaba que esto de la construcción y la especulación venia de un poquito más lejos de 2004. (seguramente de la época de FG, claro).
    7.- Nuestros niños pueden atiborrarse de TV. Es muy fácil, apague la TV. Estamos con lo de siempre, antes ZP firmaba las actas de los colegios y ahora enciende los TV en las casas particulares.
    Resumen de lo publicado: Zapatero es muy malo. Pero ya se ha dado cuenta la Sra. Cospedal (240.000 dan para mucho) de que debe cambiar el chip: Rubalcaba es muy malo.
    No importa, en un año tendremos a la derecha gobernando, al señor Rajoy, y nuestra economía se relanzará a límites insospechados, derogarán la Ley del Aborto (o no), esta última Ley Antitabaco (el PP voto en contra?), la Ley de Dependencia ( ya que no la aplican), y el resto de leyes que ha aprobado este gobierno tan….(una lista de calificaciones-descalificaciones que cada uno puede sacar de los distintos comentarios). Claro, eso si antes no llega el tan cacareado Apocalipsis que la derecha española nos anuncia cada media hora. La última con la sabia intervención del Sr. Aznar sobre intervenciones y demás. Ojo, y lo hizo sin peineta ni nada. Algo hemos avanzado. ¡Para que luego digan que no hace falta la EpC!

    • Raus
      18 enero 2011 a 0:22 #

      Algunas re-aclaraciones:
      – Es verdad: el señor Aznar también cobra sueldo vitalicio. La diferencia es ésta: ese privilegio no es propio de alguien que se declara socialista. No es congruente. Aznar es para mí criticable por ser un defensor del clasismo y el privilegio (para él y los suyos). Zapatero es censurable por criticar el clasismo y el privilegio por un lado y ser clasista por otro. Son dos pecados: el de apropiación indebida (sueldo vitalicio) y el de hipocresía.

      – La Ley de Dependencia aún sigue sin aplicarse en algunas Comunidades de derechas. Pues fatal por esas comunidades.

      – Tanta aversión le tiene usted, señor Alonxo, a la derecha, que le fastidia tener que conducir por la ídem. Hace bien en ir por la derecha, pese a su disgusto, dado que nada se puede alegar en contra de esa norma. Contra esa asignatura sí parece que hay razones para impugnarla, no meramente arbitrarios gustos contrarios.

      – Dice usted que las leyes están para cumplirlas. ¿Cumpliría usted con cualquier ley aprobada en un Parlamento democrático? Si una ley ordenara a los maestros enseñar a los críos que dos y dos son cinco, ¿usted observaría dicha ley? ¿O es que las leyes no pueden ser insensatas? ¿Prohibirá usted que los niños jueguen al fútbol y las niñas a los médicos en los recreos? En alguna nación democrática muy conocida las leyes pueden castigar con la pena capital a menores retrasados. ¿Sería usted partidario de aplicar esa ley? Bueno, en realidad ya me ha respondido.

      – Usted pensaba que la construcción y la especulación venía de un poquito más lejos de 2004. ¿Dónde he hablado yo de fechas? He hablado de izquierdas actuales. La de F.G. es muy actual. En la historia de la izquierda, recentísima.
      Pero mire, es como lo de antes, y es muy sencillo: la “especulación” inmobiliaria es siempre censurable, la practique quien la practique, pero lo es por partida doble en quien se dice socialista. ¿Por qué? Porque la “especulación” y el credo socialista son INCOMPATIBLES. Por tanto, una de dos: o bien eres socialista de verdad y te abstienes de “especular” o bien te entregas gustoso a la “especulación” pero dejas de llamarte socialista.

      – Atiborrarse de TV no, sino de TV repugnante, señor Alonxo. Zapatero no enciende las televisiones en las casas particulares, ni yo he hablado, por cierto, de Zapatero. La izquierda socialista es mucho más que Zapatero. Ojalá el problema sólo fuera éste. ¿Da mal ejemplo el fumador que tiene el atrevimiento de fumar en un parque donde hay niños? ¿Por qué? ¿Porque ingiere sustancias dañinas para el cuerpo? Pues extendamos la higiénica medida: prohibamos en los parques infantiles la presencia de personas obesas comiendo a dos carrillos y bola en medio, máxime si lo que engullen es comida basura: los niños las podrían imitar, ¿no? Prohibido los gordos en tales sitios. ¿Y tomarse una cerveza en el parque? Prohibido. Mal ejemplo. ¿Y decir tacos en un parque? ¿Por qué no multar al malhablado? Multa al canto. De hecho, ya está prohibido tildar de sinvergüenza al sinvergüenza. ¿Y si el papá juega con el niño al fútbol en el parque, qué? Bueno, esto también está legislado para la escuela por la Santa Socialización: aquello de prohibir en los recreos que los críos jueguen “juegos sexistas”, ya sabe. ¿Y por qué no ampliar estas prohibiciones a los hogares? ¿Acaso allí los niños sí pueden recibir mal ejemplo de sus mayores? ¿Por qué no cámaras vigilantes tipo Gran Hermanastro?

      – Resumen: “Zapatero es muy malo”. Usted lo ha dicho.

      – ¿Gana 240.000 la señora Cospedal? Ya le vale, ya. Pero es que ella no es socialista. Hace lo que defiende. Es congruente. Digo congruente, no buena. El que avisa de que te va a dar un palo es un cabrón (con perdón de la PIBA), pero, eso sí, no es traidor. Quien vote a los socialistas que tenemos, no podrá negar que vota a personas que han traicionado la doctrina socialista genuina hasta límites escandalosos.

      – A su último párrafo le contesto tal cual sigue: Deduzco que, según usted, votar a Rajoy es la única alternativa a Zapatero. Déjeme que le informe, señor Alonxo: Hay gente que vota a otros partidos. O en blanco. O no vota.

      • Alonxo
        18 enero 2011 a 13:08 #

        Si criticable es el sueldo vitalicio del sr. Aznar como el del sr. González, no entiendo por qué se citó a este último solamente.
        Efectivamente, muy mal por las CCAA que no aplican la Ley de Dependencia y por aquellas que trataron de no aplicar la EpC. La ley es para todos, para la derecha también.
        No tengo, ni de lejos, tanta aversión a la derecha, como la que veo que se tiene a la izquierda, llegándose a acusar a Zp de poco menos que del Apocalipsis.´
        Sí, trato de cumplir todas las leyes aprobadas por el Parlamento. usted no?
        Ve usted más “culpables” a los socialistas por el hecho de serlos. Pues fíjese en esa derecha de misa de 12. ¿? ¡Por ahí no! Los delitos son los mismos, los cometa quien los cometa.
        Sí, yo creo que sñi da mal ejemplo un fumador en un parque infantil. Que sea peligroso subir al Everest sin crampones no justifica otra cosa.
        Considerando que coincidimos en que Zp es muy malo, resumen de muchas de las ideas aquí expresadas, y de que la derecha, por ser derecha, tiene licencia para hacer y deshacer a su antojo, no me queda menos que celebrar tantas coincidencias.
        Y sí, hoy por hoy, Rajoy es la única alternativa “posible” (con posibilidades), junto a la que presente el PSOE. ¡Lo mire por donde lo mire!
        Vamos, que ya nos quedaremos más tranquilos cuando gobierne la derecha porque, hagan lo que hagan, nos parecerá bien pues se ajusta a sus principios.

      • Jesús San Martín
        18 enero 2011 a 13:41 #

        Raus, ya que hay persona que tienen interés en la conversación que habíamos iniciado

        Es Felipe González quien abre un fondo de capital riesgo, no Aznar. La noticia habla de sólo de González y nada pinta Aznar en ella. Como tampoco pinta nada González en la noticia de mi primer post en

        http://deseducativos.com/2011/01/12/potencial-reparador-o-subversivo-de-una-compulsa/

        En ese post digo que Aznar cobra sueldo vitalicio, y para nada se menciona a González, porque nada pinta González en esa noticia (obsérvese que le llamo González y no Sr. X como creo recordar hacía alguien de Izquierda Unida).

        Un sinvergüenza, hipócrita, miserable, lo sigue siendo aunque lo sea el vecino. El calificativo que hay que dar a los que defienden a: sinvergüenzas, hipócritas y miserables que cada uno lo reflexione. Yo los llamo camisas pardas, que es a lo único a lo que tengo aversión, se pinte de izquierda, derecha, ateo, creyente, o cualquier otra etiqueta con la que se autocalifican de portadores de la verdad absoluta y condenan a los demás al infierno.

    • Raus
      18 enero 2011 a 16:39 #

      En fin, culpa mía. Yo ya le he explicado porque es más criticable (criticable, amigo, no punible o potencialmente punible). Y creo que es muy fácil de entender.

      No, no cumplo con todas las leyes aprobadas por el Parlamento. Yo, si docente fuese, eso de controlar el juego de los críos en los recreos no lo cumpliría jamás. Por ejemplo.

      Sí, sea quien sea el que cometa el delito o la falta, merece la misma pena, el mismo peso de la ley (hablando de adultos cuerdos, aunque usted, de residir en otros lares, parece que tendría poca consideración por los menores retrasados: a la silla eléctrica). Pero el que se dice socialista y actúa como un consumado capitalista, merece que le llamen falso, ¿o no? El cura que perpetra actos de pederastia no merece más pena que el albañil o el farmacéutico pederasta, pero sí el añadido de falso e hipócrita. Muchas personas de derechas que van a misa tienen poco, a mi juicio, de cristianos auténticos, y también por ello merecen el calificativo de hipócritas. Pero lo que son, entonces, es falsos cristianos, no falsos derechistas. ¿Capta usted la diferencia?

      Que es muy malo Zp es algo que dice usted. A mí me parece más bien un poco falto (con perdón de la PIBA). Y la cortedad intelectual siempre va acompañada de innúmeros despropósitos. Pero admito que no lo sé. Bien pudiera ser que fuera muy malo, sí. Celebro con usted que en eso podamos coincidir.

      Eso de que la derecha, por ser de derecha, tiene licencia para hacer y deshacer a su antojo es la conclusión prepóstera y arbitraria que usted saca de mis palabras. Eso, de nuevo, lo dice usted, no yo. Yo no tengo la culpa de que usted entienda lo que quiera entender. Porque mire, lo que yo he dicho es que “la “especulación” inmobiliaria es siempre censurable, la practique quien la practique”. Pero –añado- lo es por partida doble si se practica en contra de la propia ideología política que se dice profesar. Si se practica traicionando la propia identidad política y a quienes la votan.

      Para mí las derechas no tienen derecho a “especular” con la vivienda, pero si alcanzan el poder y les da por “especular”, no podré decir que me siento muy sorprendido. Y si mantienen un tórrido romance con los bancos, tampoco. Y si tienden a favorecer al gran empresario, ídem. Si acaso usted piensa que todo eso también forma parte, o debe formar parte, de cualquier programa socialista auténtico, dígalo sin rodeos y vayamos aclarando conceptos.

      La derecha se caracteriza por cierto tipo de propensiones (opuestas a las de la izquierda, evidentemente), pero esas propensiones características no necesariamente están abocadas al desmán o el delito, sino que pueden y deben mantenerse dentro del marco de lo razonable y moderado. Y ello significa que cuando se salen de ese marco, son igualmente censurables o punibles. Por tanto, nadie sensato que vote a la derecha se quedará tranquilo ante los desmanes de los políticos a que ha votado, como así se demostró, hasta cierto punto, cuando Aznar decidió mandar tropas a Irak: un noventa y tantos por ciento de la población lo consideró una decisión nefasta e injusta. Dentro de ese sector crítico había muchos votantes de derechas. Ahora bien, a nadie se le escapa que los malos actos políticos de la derecha son de cierto tipo; que lo son por incurrir en ciertas desmesuras: por ejemplo, amancebarse tórridamente con la banca. Y lo que ningún votante de izquierdas debería aceptar es que los gobernantes de izquierdas incurrieran en el mismo tipo de desmanes que los de la derecha cuando a ésta se le va la mano con la sal. Decirse de izquierdas y cometer el mismo tipo de tropelías que las derechas cuando radicalizan sus actos es como llamar pan al vino y vino al pan. Quien quiera presumir de combatir las desmesuras del capitalismo descontrolado, tendrá que hacer algo más que vivir como un potentado; algo muy diferente si quiere resultar mínimamente convincente.

      • Jesús San Martín
        18 enero 2011 a 17:02 #

      • 19 enero 2011 a 16:55 #

        “No, no cumplo con todas las leyes aprobadas por el Parlamento.” Pues muy bien. Ahora dígales a los compañeros que tanto rajan de la EpC, que no la impartan. Predicar ahora es más fácil que hace 2.000 años, cuando había leones en la arena. Por cierto, me resulta hilarante que alguien se precie de no cumplir las normas, sobre todo cuando eso significa que las adapta a sus gustos y sabe, tampoco son tan tontos, que no le supone ningún disgusto. ¿Acaso han visto a algún incumplidor de normas circular por la izquierda? Pues eso.
        “Sí, sea quien sea el que cometa el delito o la falta, merece la misma pena, el mismo peso de la ley (hablando de adultos cuerdos, aunque usted, de residir en otros lares, parece que tendría poca consideración por los menores retrasados: a la silla eléctrica). Pero…”
        Mire, yo no pongo “peros”, el sueldo vitalicio del sr. Aznar como el del sr. González lo pagamos todos.
        “Que es muy malo Zp es algo que dice usted”. Efectivamente lo digo yo, y nadie más, como puede ver en el foro. ¿? Comprendo que no piense lo mismo, es cuestión de apreciaciones. A mí me mola más Aznar, ese gran hombre que nos sigue regalando sus perlas de vez en cuando. Con peineta incluida, por supuesto. Para que luego digan que no es necesaria la EpC.
        “Porque mire, lo que yo he dicho es que “la “especulación” inmobiliaria es siempre censurable, la practique quien la practique”. Pero…”
        Nuevamente, yo no pongo “peros”,…(usted lo hace para añadir ese punto de culpabilidad a la izquierda o amortiguar la parte correspondiente a la derecha).
        “La derecha se caracteriza por cierto tipo de propensiones (opuestas a las de la izquierda, evidentemente), pero esas propensiones características no necesariamente están abocadas al desmán o el delito, sino que pueden y deben mantenerse dentro del marco de lo razonable y moderado”.
        Acabáramos, ¿qué es lo razonable o moderado? ¿Ganar 240.000 euros?, ¿vender empresas públicas a precios ridículos?…Creo que ya nos vamos entendiendo.
        Y estaremos más de acuerdo cuando dejemos de hacer distinciones en según qué desmanes, vengan de la derecha, de la izquierda o del cono sur. Aquí se le culpa a Zapatero, sorpréndase, de que aprueben alumnos que no lo merecen, de toda la educación desde los Reyes Católicos, de las nefastas sesiones de evaluación en los centros…Vamos, de todo menos del deshielo polar, asunto para el cual aún no he encontrado adeptos. ¡Todo se andará!

    • Raus
      19 enero 2011 a 20:19 #

      A sus órdenes, señor Alonxo: “compañeros (de blog) que rajáis de la EpC, no la impartáis.”

      ¿Le resulta hilarante que me precie de no cumplir las normas y que las adapto a mis gustos? Buen provecho. A mí, en cambio, no hace ninguna gracia imaginarme a usted (o a quien sea) controlando el juego de los críos en el recreo. Y ya lo de lo de electrocutar a menores retrasados, uf. ¿Por qué me disgustará tanto estas cosas? Debe de ser cosa de gustos, sí, porque no se me ocurre ninguna razón contra lo de prohibir que los críos jueguen al fútbol en el recreo.

      Claro que el sueldo vitalicio de nuestros queridos presidentes lo pagamos todos. ¿Es que he disculpado yo a Aznar por ello? Lo que digo –y ya por última vez- es que su amadísimo Zapatero, además de prevaricador, como Aznar, es más falso como socialista que un euro de madera. Pero que vamos, que si a usted le parece que lo de la “especulación” inmobiliaria brutal y demás cosillas son propias de un gobiernos socialista, pues muy bien, qué le vamos a hacer.

      No vea usted lo que a mí me mola Aznar. Algo por demás. ¿Le parece a usted muy raro que hoy se critique más a Zapatero que a Aznar? ¿Podría ser que esto se deba a que Zapatero es el presidente de España HOY, Zapatero y no Aznar? En fin, es sólo una conjetura.

      ¿Pero dónde he dicho yo que ganar 240.000 euros sea moderado? Muy al contrario: si en varias ocasiones he colgado en este blog textos condenatorios de los abusos que cometen los políticos de este país. Usted, o no se entera de nada o no quiere. Entérese, por favor: Yo condeno moralmente a Aznar por atribuirse paga vitalicia (y por otras cosas). ¿Condena moralmente usted a Zapatero por eso? Yo condeno moralmente a Aznar y a cualquier otro político por “especular” con la vivienda. ¿Condena usted a Zapatero por eso?

      • 19 enero 2011 a 21:55 #

        Claro, yo “condeno moralmente” a Zp por eso y por muchísimas cosas más. ¿Y? No se equivoque, mi voto es mío. Y si gobernó la derecha ocho años, en 30 de democracia, ha sido por los críticos de la izquierda con los Gobiernos de izquierda. No es una opinión, revise los datos de los comicios de las últimas décadas. Pase lo que pase, Rajoy, Aznar o quien fuere, sabe que cuenta con 10 millones de votos incondicionales. Zp no cuenta con eso, por eso se irá antes, lo que celebro como mínimo, tanto como usted. ¡Fíjese!, ¡Que no se me fija!

    • Raus
      19 enero 2011 a 23:41 #

      Como si yo le hubiera pedido que me dijera a quien le va a votar. Pero lo cierto es que, sin pretenderlo, tengo los suficientes datos para saber a quién votará usted: a Rajoy. Sí, porque, veamos:
      1. Usted condena moralmente a Zapatero “por muchísimas cosas”.
      2. Según usted, “hoy por hoy, Rajoy es la única alternativa “posible” (con posibilidades), junto a la que presente el PSOE.”
      3. Usted pertenece al sector de izquierdas crítico con los gobiernos de izquierdas. Usted es muy crítico con Zapatero, a quien condena moralmente por muchísimas cosas.
      4. Por tanto, como usted, a diferencia de los derechistas, no es incondicional de Zapatero y no hay más alternativa posible a él que Rajoy, usted, lógicamente, votará a Rajoy.

      Señoras, señores, no es como para alucinar: el señor Alonxo votando a Rajoy. Ver para creer.
      Buenas noches.

      • 20 enero 2011 a 15:10 #

        ¡Pero qué listo es usted! ¿? Primero busca que nos pronunciemos sobre ZP (lo que a mí no me supone ningún problema), y cuando lo hago, con esos argumentos usted decide que votaré a Rajoy.
        Y ahora, dígame: ¿Critica usted a Rajoy por algo? Ponga, en lugar de Rajoy, aquel líder, alternativa, que votará. Háganos una lista de críticas hacia esa persona. Una vez hecha la lista (estoy seguro que usted es muy crítico con esa alternativa), díganos si lo votárá o no. Torpe estrategia para intentar demostrar lo indemostrable. Bueno, esperamos sus críticas como agua de mayo. Sorpréndanos.
        Y sí, creo que votaré a Rajoy, que nos ha demostrado ser un gran gestor en su etapa de Ministro y por sus muchas alternativas para gobernar este país a partir de 2012. O no.

      • Raus
        21 enero 2011 a 3:40 #

        Gracias, amigo, por lo de listo. Usted también es muy listo, aunque no tanto como yo irónico. Usted, por supuesto, va a votar a Zapatero. Nos cuenta que los votantes de derecha son incondicionales de sus representantes políticos y que la izquierda es crítica con los gobiernos que eligen. ¿Quiere usted decir que alguna vez ha votado a alguien que no fuera del PSOE o a alguien que fuera de derechas?
        No, obviamente, usted siempre ha votado a los de la izquierda. Y la próxima vez seguirá votando a Zapatero. Usted es, nos dice, muy crítico con Zapatero. Hasta lo condena moralmente por muchísimas cosas; pero, ah, amigo, a la hora de la verdad, usted lo vota, lo vota con fidelidad perruna. Sin embargo, mira por dónde, los incondicionales son los votantes de la derecha. ¿Qué diferencia hay entre esos que tacha de incondicionales y usted, entonces? Ninguna.

        Más clarito si quiere:
        – Usted ni ha votado ni votará a las derechas. Por tanto, no presuma de izquierdista crítico: es usted tan incondicional de los gobiernos a los que vota como dice usted que son los votantes de derecha respecto de quienes eligen. No se cuente entre los integrantes de la izquierda crítica que, por no ser incondicionales de sus gobernantes, ha permitido gobernar a la derecha.

        No tengo ningún problema en ponerle aquí la persona-alternativa que votaré: se llama “voto en blanco”. Lo que ya me supone más problemas es hacer una lista de las críticas hacia esa “persona”. Y mira que intento ser crítico con ella. Hágala usted mismo si quiere. Con lo listo que es algo le saldrá.

      • 21 enero 2011 a 16:12 #

        Usted es más, muchísimo más, infinitamente más listo que el resto de mortales. Sabe lo que hemos votado los demás- es decir, adivina el pasado- e incluso sabe loq ue vamos a votar- adivinar el futuro no tiene tanto mérito-.
        Sí, le recuerdo, a ver si diferencia opiniòn subjetiva de datos objetivos, que la derecha cuanta con 10 millones de fieles. Revise datos electorales. ¿ O cree que los ¿19? puntos que las derechas le sacan al PSOE es mérito del PP? ¡ No me haga reir! ¿ Qué ha hecho el PP para merecer esto? Como no le veo muy por la labor, se lo diré gratis, permanecer sentado a que pase el cadáver se su enemigo. ¿Qué garantías nos da esto para el futuro? ¿Qué alternativa nos ofrece? Así es que nuevamente me ha convencido, ni el PSOE ni el PP, votaré en blanco como usted. ¿Le parece bien así? ¡Qué felicidad da encontrarse en el Nirvana! Pago yo.

      • Raus
        21 enero 2011 a 17:00 #

        Que sí, que está claro. Que los incondicionales son los de derechas, que no ven defecto alguno en sus elegidos. Usted, en cambio, no es incondicional de Zp, a quien critica mucho, a quien encuentra moralmente condenable por muchísimas razones… pero le vota. Cualquier candidato a la presidencia diría: “Amigos, no hace falta que seáis incondicionales de mi persona: con que me votéis, me basta”.
        Tú dame pan…

        Venga, Alonxo, que tenga usted una buena tarde.

      • 21 enero 2011 a 17:05 #

        No me crea a mí, crea los resultados electorales, Le resultará más fácil. A menos que pretenda interpretarlos, como hace habitualmente la derecha española.

      • Polícrates
        21 enero 2011 a 17:29 #

        En plena transición, siendo yo muy niño todavía, un maestro progre nos explicó aquello de la dictaduras y las democracias. Al leer sus palabras, señor Alonso, revivo el desasosiego que me produjeron aquellas palabras con las que definió la democracia: “es la dictadura de la mayoría”. Preocupado me dejaron aquel día y es hoy, gracias a vd., que alcanzo a comprender el porqué.

      • 21 enero 2011 a 17:41 #

        Claro que sonaría mejor “la democracia es la dictadura de la ´minoría´”. ¿No? Lástima que no podamos colocar tras la máxima el gif de una gallina, más conocida cono Águila de San Juan. Que digo yo: ¿Qué habrá hecho el pobre de San Juan? No me cuadra.

      • Polícrates
        21 enero 2011 a 17:43 #

        No se haga vd. el bobo, señor Alonxo, no le pega.

        Buenas tardes y hasta mañana.

      • 21 enero 2011 a 18:06 #

        Vaya, ¿no le ha gustado mi ejemplo? Lo lamento. Ya sabemos que la democracia es el menos malo…¡Es loq ue hay! Si no somos capaces, no ya de arreglar la educación, sino de provocar pequeños cambios en nuestro centro, nuestro entorno más próximo…¿Cómo vamos a pretender cambiar el mundo mundial, teniendo en medio a Zapatero como el gran causante del próximo, cada vez más próximo, Apocalipsis? ¿He dicho Apocalipsis?, ¿de San Juan? ¡Cielos…! ¿Habrá alguna relación de este pensamiento con lo del aguilucho de mi comentario pretérito? Nos podíamos haber dado cuenta hace 75 años. Siempre llegamos tarde.

  6. Jesús San Martín
    17 enero 2011 a 16:58 #

    Tenías razón Raus, quieren que equidistemos entre los dos platos de la balanza, pero el equilibrio no está en el punto medio de la distancia que los separa, cuando uno de los platos tiene mucha más mierda que el otro. ¡Como si nosotros fuéramos los responsables de las heces que los obstinados se afanan en defender!

    P.D. Y sí, Raus, estoy de acuerdo contigo, lo que ha revelado Wikileaks no son secretos, porque si eran secretos ¿cómo son conocidos?, eso no se le escapa a nadie que tenga, no ya dos dedos de frente, sino medio pelo. O sea, que veo una capacidad crítica pareja a lo que se defiende.

  7. 17 enero 2011 a 17:13 #

    Nietscheniano el tal abogado: “no hay derechos: el destino del hombre no se diferencia del del más vil gusano”. La relación señalada entre relativismo y dictadura es palmaria. Los grupos minoritarios que aprovechan la enseñanza pública para propagar entre los alumnos su ideología pastoreando del presupuesto público es una de las afirmaciones liminares de la obra de, por ejemplo, Mercedes Rosúa (“las clientelas de la utopía”), y una realidad desgraciadamente comprobable y sufrible para el que no está en el ajo sectario.
    Magnífica reflexión.
    Saludos.

  8. Mari Cruz Gallego
    18 enero 2011 a 14:34 #

    Felicidades al autor del artículo y a Raus por los excelentes comentarios que ha escrito por aquí. Os dejo algo que he encontrado, de casualidad, esta mañana:

    http://www.laverdad.es/murcia/20090223/region/entiendo-como-objetores-molestan-20090223.html

    • 20 enero 2011 a 17:50 #

      Mis respetos:
      Yo no puedo objetar a una asignatura, que se imparte por Ley, en base a mis creencias religiosas en un país aconfesional. Uno puede ser cristiano o hindú, pero circular por la derecha es para todos. Y si algo de la asignatura contradice las creencias de alguien, tiene que plantearse esas creencias. Para que la iglesia pueda enseñarnos algo, antes tiene que demostrar que es capaz de hacerlo y empezar por cumplirlo sus fieles. A mí desde luego no puede imponerme nada ni a los centros decirles lo que deben hacer. En todo caso, sí que se debe plantear el que se siga pagando con dinero de todos al profesorado de religión que sí, sin duda, explican una doctrina determinada.

    • Jesús San Martín
      20 enero 2011 a 20:02 #

      Por ejemplo Mari Cruz, para que el Psoe pueda enseñarnos algo antes tiene que demostrar que es capaz de hacerlo y empezar por cumplirlo sus afilados. En todo caso, sí que se debe plantear el que se siga pagando con dinero de todos a los politicastros que nos expolian las pensiones, dejan sin subsidios para comer a los parados, y explican una doctrina determinada, que no casa con ser consejero de multinacionales, abrir fondos de inversión de capital riesgo, no ser Sr. X,……

      • 20 enero 2011 a 20:19 #

        Mierda…¡Acetate!

  9. 18 enero 2011 a 18:52 #

    Lo mejor de las leyes estúpidas es que se impugnan solas. Puede usted aplicar con toda fidelidad a la letra el decreto que dicta el modo en que se educa a la “ciudadanía” desde las aulas, y lo mejor del caso es que no estará haciendo usted nada. O sí, estará usted haciendo el canelo. Desaprovechando una hora útil para otras cosas y restándole una hora a Dibujo. Todavía me acuerdo de la payasada que montaron los Jóvenes Socialistos en la Puerta del Sol haciendo que se educaban los unos a los otros, saliendo en supuesta defensa de hora semanal tan noble y tan alta. Claro, a los muy mentecatos, debido al subidón demagógico, no se les pasaba por la cabeza qué asunto tan vil es éste de intervenir políticamente, sea desde donde sea, en los contenidos de un sistema de enseñanza, y de manera tan torpe. Puaggggg!!!!!!!!!!!!!!!!!

    • José Miguel
      18 enero 2011 a 19:12 #

      Los socialistos pensaron: si la Iglesia católica mete baza ideológica en las aulas, nosotros no vamos a ser menos. El segundo catecismo es hijo del primero. Si no quieres taza, taza y media. Y así hemos llegado a un currículum del sistema educativo infernal.

    • Francisco Javier
      19 enero 2011 a 9:51 #

      Hola Antonio,

      realmente la idiotez es osada. Me recuerda a esa propuesta “ciudadana” de ciertos amantes de la poesía, que se dedicaron a soltar versitos sí o sí a los pobres transeuntes -incluso te los leían por el telefonillo del portero (en el País apareció un artículo de Marías poniendo a parir esta gilipollez.) Sistema educativo infernal. Puaggggg!!!!!!!!!!!!!!!!!

      • 20 enero 2011 a 17:56 #

        Diga que sí, es una vergüenza, ¡mira que recitar versos en la calle! ¿ A quién se le ocurre? Deberían mandarles a galeras, junto con los que pintan cuadros en público, con los que hacen edificios de cierto nivel arquitectónico, cantantes del metro, los que dejan libros en los parques para que otros se animen a leer, los que publican relatos en el transporte público, los que hacen animaciones de calle para niños….Lo que le digo: ¡Una vergüenza! Y los mimos y las estatuas a su casaaaa, ¿pero qué se han creído? ¿Desde cuando se permite en este país la exhibición de la cultura en público? El que quiera recitar que recite en su casa, que saquen una lei Antipoetas, que nadie tiene por qué mejorar su nivel cultural…Y además gratis. ¡Qué pena!

      • José Miguel
        20 enero 2011 a 20:48 #

        Aunque parezca increíble, recuerdo algo más deleznable aun: algunos centros que lanzaron a sus alumnos a dar “abrazos gratis” a los transeúntes. Aun sigo convaleciente de aquello.

  10. 20 enero 2011 a 22:20 #

    ¿Dónde vamos a llegar? Una vez ví, una vez-solamente, menos mal-, a un chico de 15 años ayudando a una viejecita a llevar las bolsas de la compra. ¿Pero qué se han creído estos “psicopedabobos”, “petabobos”, “cursillistas”, “logsianos”, -creo que se me olvida algo…ahm, sí: “zetap”, “rugalcaba”…?
    Bueno, ya queda menos para 2012; otros vendrán que acabarán con la crisis en dos meses, retirarán la Ley Antitabaco, la Ley del Aborto, la Ley de Educación, la Ley de Dependencia, la EpC,…
    ¡Seremos felices y comeremos perdices escabechadas!
    El lobo se murió y la niña se durmió.
    Entonces vino León Felipe y dijo: “Yo sé todos los cuentos, no me cuentes cuentos”.

    • José Miguel
      20 enero 2011 a 23:10 #

      Señor Alonxo, se equivoca: jamás podrán darse planes y programas políticos ni pedagógicos que puedan superar la felicidad absoluta de un mundo donde se dan “abrazos gratis”. El PSOE y su Iglesia psicopedagógica lograron el cielo en la tierra. Jamás en la Historia se dio un hecho de similares proporciones. Fue la Ciudad del PSOE la que se impuso sobre la Ciudad de Dios agustiniana.

      • 21 enero 2011 a 16:01 #

        Tiene usted razón, toda la razón. O más.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Tweets that mention La estupidez del año « DESEDUCATIVOS -- Topsy.com - 17 enero 2011

    […] This post was mentioned on Twitter by Rompe y RaSGAE, Textos Deseducativos. Textos Deseducativos said: http://deseducativos.com/2011/01/17/la-estupidez-del-ano/ http://fb.me/Aq6SImCu […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: