Ricardo Moreno Castillo

ricardo

Ricardo Moreno Castillo

TEXTOS:

“Panfleto antipedagógico”

“No es verdad que no sea verdad”

86 comentarios en “Ricardo Moreno Castillo”

  1. 24 diciembre 2009 a 23:53 #

    Estimado Ricardo, he leído con deleite su magnífico “Panfleto Antipedagógico”. Le felicito.
    El nivel y la hondura de conocimientos que todos ustedes exhiben en sus respectivos artículos, hará superflua, seguramente, cualquier cosa que yo pueda decir aquí. No soy profesor, aunque, ocasionalmente, sí he hecho de tal con niños y chavales de diversas edades. Soy psicólogo y escribí profusamente en el blog de J. A. Marina. Al fin me retiré, un tanto asqueado de la desidia y pasividad de los muchos miembros registrados, amén de la manifiesta hostilidad de alguno de ellos. Ya sabe, si reclamas disciplina, eres franquista. Así de fácil. Así de automático.

    Sólo quisiera apuntar (o insistir) en la siguiente observación (aunque nada original, por cierto): nuestro sistema educativo -el espíritu y letra de la logse- es, a mi entender, el resultado de una ideología general que ha calado en todas las capas de la sociedad. Quiero decir que la logse es, en gran medida, una extensión de las prácticas “educativas” permsivas que se desarrollan (se perpetran) en las familias. Es cierto que el fracaso escolar masivo tiene fecha de origen en la implantación de la logse en nuestros centros, pero esa logse escolar ha encontrado su mejor abono y aliado en la logse familiar, y yo diría que aquélla es una continuación de ésta. Con espanto –no exagero- compruebo que en todos los caóticos hogares de amigos y conocidos (generalmente con estudios superiores) no queda ni una migaja de sentido común educativo. No describiré aquí los desatinos que usted ya conoce. Baste decir que, por lo general, y entre otras locuras, el niño da órdenes a sus mayores, o pasa olímpicamente de ellos; tal es el desbarajuste mental de esos confundidos padres. Suficiente como para echarse a temblar.

    Urge, por tanto, si acaso estoy en lo cierto, combatir esa ideología-lapa que ha absorbido el seso de una cantidad ingente de padres (y como no soy políticamente correcto, no diré “padres y madres”. Un respeto por la lengua). Urge, faltaría más, desmantelar la logse de las escuelas. Pero la faena quedará incompleta mientras no sepamos (profesores, psicólogos, filósofos, etc.) convencer a la población de que necesitamos recuperar la autoridad ante los menores: recuperar el sentido común.

    Posdata: En otra ocasión quisiera relatar, si lo creen de interés, cómo se desarrolló un discusión que mantuve con un profesor de la secta pedagógica “No es verdad” acerca de eso que los pedagogos llaman “ganarse la autoridad”.

    Saludos.

  2. Fº. Javier González-Velandia
    12 abril 2010 a 10:36 #

    Gracias a un compañero de mi instituto, tuve la oportunidad de leer su magnífico panfleto, el cual comparto en su totalidad. En lo que esté en mi mano, haré todo lo posible por darle la difusión que merece. A ver si entre todos logramos que la racionalidad, la VERDAD, se escuche.

    Muchas gracias por tu valiosa aportación.

    Somos muchos y vamos a ser muchos más.

    Un saludo,

    Javier Velandia.

  3. Rafael Valldecabres
    8 junio 2010 a 16:38 #

    Estimado Ricardo:
    Aprovechando la jornada de huelga he leído hoy tu “Panfleto antipedagógico” y tu respuesta “No es verdad que no sea verdad”.
    Te doy mi más sincera enhorabuena por tu clarividencia de análisis y por haber resistido numantinamente al síndrome de la rana hervida*.
    Hace solo 3 años que imparto la docencia de las matemáticas en Secundaria aunque tenga 51. A las pocas semanas de ejercer, comparando con la educación que tuve la suerte de recibir en las tradicionales universidades laborales, me dí rápidamente cuenta de la trampa socialista: el objetivo es formar descerebrados mileuristas carentes de toda crítica.
    No puedo estar más de acuerdo con la alternativa que planteas pues era la existente en los años sesenta que ahora, con la gratuidad de la enseñanza, haría auténtico el principio de igualdad de oportunidades.
    La cuestión se hace más necesaria cuando además acucia el problema económico.
    Si el coste de una plaza escolar es de unos 5000 €/año y el fracaso escolar actual más los falsos programas del eufemístico “tratamiento de la diversidad” se estima que afectan al 40% del alumnado se hace extremadamente urgente ahorrar la escandalosa cifra de CUATRO MIL MILLONES DE EUROS al año (5 000 por el 40% de 2 000 000).
    Por una urgente reforma de la Educación en España ya.
    Ánimo que no estamos solos.
    Un afectuoso saludo.

    (*) En el mundo empresarial y para combatir la amenaza del “todo va bien, ¿para qué cambiar?” se suele contar el caso de una rana a la que día a día se le iba calentando muy poco a poco la temperatura del agua en la que nadaba, sin darse cuenta. Hasta que quedó hervida. Como la mayoría de los profesores que me he encontrado en los institutos que han sido y son colaboradores necesarios y silentes de este fracaso.

  4. altair
    21 junio 2010 a 16:43 #

    Estimado Ricardo:
    me ha sorprendido que ningún compañero haya opinado sobre su manifiesto. Tras 5 años de experiencia como orientadora en distintos centros educativos, tanto de infantil como primaria y secundaria, me sorprenden mucho las afirmaciones que hace usted en su “manifiesto”. He de reconocer que no he terminado de leerlo, porque en las primeras 12 páginas he encontrado una serie de inexactitudes que no se corresponden con mi modo de trabajo, en cuanto a lo referente a motivación, valor de la memoria, desprecio del esfuerzo…no sé, quizas como soy de una generación prelogse lo que me enseñaron en la facultad no es “nueva pedagogía”, como lo llama usted, pero creo que cae en una serie de tópicos que no son ciertos. Yo desde luego lo que les trasmito a los docentes y a las familias con las que trabajo, es más bien todo lo contrario que lo que usted me atribuye como psicopedagoga.

    Y que conste que la primera crítica con el sistema, y que cree que tiene mucho que mejorar soy yo, pero pretender que desde la psicología o la pedagogía no tenemos nada que aportar creo que es caer en un grave error.

    • Fancisco Javier
      21 junio 2010 a 17:52 #

      Debe Usted ser una rara avis dentro del cuerpo de psicopedagogos. Yo para serle sincero debo decirle que lo me han aportado los servicios de orientación es bastante poco, aparte de cargarme con trabajo burocrático. Es más, y no se lo digo con intención de ofender, que estoy seguro que su caso es distinto, pero una gran parte de las funciones asignadas a orientación me basto y me sobro yo solo para desempeñarlas con los recursos de que dispongo. No sé, al final, el plan de acción tutorial, el bregar con las familias, el redactar las adaptaciones curriculares y los documentos de derivación a PCPIs o de incorporación en programas de diversificación,…, todo eso lo he hecho yo siempre (me ha tocado la desgracia de estar abonado a las tutorías) sin apenas necesitar recurrir a nadie.
      No me cabe duda de que la psicología puede poner su granito de arena en la educación, pero la furia pedago-psicologizante de la enseñanza (y de la sociedad entera) tiene a mi entender mucho de histeria. Tomada en su versión más radical, creo que habría que replantearse muy en serio que todas las asignaturas fuesen impartidas por especialistas de la educación y psicólogos, dado que sólo ellos saben lo que realmente importa: el enseñar a aprender a aprender, cómo ser felices en este mundo miserable, la gestión de las emociones, la resolución de conflictos, el cómo del aprender (con independencia del qué), etc., etc.

      ¿Cuáles son las aportaciones que nos puede ofrecer la psicología desde la mirada profesional de una especialista? ¿Qué psicología? ¿La que funda el constructivismo? ¿Por qué no la antipsiquiatría? ¿O el psicoanálisis? ¡¿O el esquizoanálisis de Deleuze-Guattari? De verdad que me gustaría aprender.

  5. 22 junio 2010 a 15:48 #

    1.- Aunque el “Panfleto antipedagógico sea un libro de hace ya algunos años”, no está mal que de vez en cuando recordemos que ahí está. Acertado, de plena actualidad y muy agradable de leer: el libro ideal para este verano en la playa, la montaña, el currelo o la piscina.
    2.- sucribo al 100% las observaciones de Rafael Valldecabres. Yo también fui “laboral” y, cuando veo en qué se haconvertido en la España de la democracia la educación para las clases populares, me entran ganas de llorar.
    3.- Querida Ania: las críticas que se vierten en Deseducativos contra los orientadores no van contra personas, sino contra el colectivo y, sobre todo, contra la red que constituyen y el papel de garantes de un sistema deplorable que desempeñan. Siento llevarle la contraria, pero la casuística que demuestra que la política y la práctica de los orientadores es un gran soporte del bajón de la calidad en la educación y del deterioro de la enseñanza pública es tan abrumadora que hace ocioso el traer ejemplos. No cierre los ojos a la realidad, por favor, y, si de verdad es crítica con el sistema, reciba mi felicitación más sincera, porque su postura no es usual entre los orientadores.

    • Ania
      30 junio 2010 a 21:26 #

      Estimado Pablo,

      Gracias por “quererme”, – que no están los tiempos como para despreciar ni una sola palabra de afecto-; pero me temo que, en este caso , y para ser justos, hemos de devolverle el comentario completo a su auténtica propietaria , que no es “Ania” sino” Altair”.

      Saludos afectuosos.

      • 1 julio 2010 a 1:46 #

        Patinazo nominal del que me di cuenta tarde, Ania, pero os sigo queriendo a ambas. Feliz comienzo del verano.

  6. Ricardo Moreno Castillo
    30 junio 2010 a 20:24 #

    Querida Altair:

    Cuando me dices que no has terminado de leer el Manifiesto no sé si te refieres al “Panfleto antipedagógico” a “No es verdad que no sea verdad”. En cualquiera de ambos casos sería aconsejable leerlo completo antes de opinar. Me dices que incurro en inexactitudes, pero no me has señalado ni una. Dime cuáles son esas inexactitudes, por qué te parecen inexactitudes, y después podremos dialogar. También dices “que pretender que desde la psicología o la pedagogía no tenemos nada que aportar creo que es caer en un grave error”. Cítame un solo párrafo mío en el cual meta yo en el mismo saco la psicología con la pedagogía. Si la primera es una ciencia, la segunda no me merece más respeto que la adivinación o la cartomancia. Las razones por las que pienso así están bastante explicadas en mis dos libros sobre educación, el ya citado “Panfleto” y “De la buena y la mala educación”. Si no quieres leerlos te alabo el gusto, pero si los lees, por favor, procura ir más allá de las doce primeras páginas antes de descalificar mis ideas o de atribuirme cosas que nunca he dicho.
    No dudo que seas eficaz en tu trabajo. Es más, conozco personalmente a orientadores que hacen una gran labor. Pero sucede que también conozco personalmente a muchos profesores de religión que hacen una gran labor, y eso no es un argumento a favor de la presencia de la religión en las escuelas. Como la religión la aprueba todo el mundo, la relación con los alumnos es muy distendida, y algunos de estos profesores de han sido muy útiles para hacer una labor mediadora para convencer a un alumno de que ha hecho algo mal y debe pedir disculpas. Otros proporcionan una cultura bíblica muy útil para entender el arte y la literatura, y otros, yendo un poco más allá del programa oficial, explican a sus alumnos algo de otras religiones y de historia comparada de las creencias. Pero insisto, la existencia de muchos profesores de religión que son gente estupenda no invalida ninguno de los argumentos que he esgrimido en varios de mis escritos contra la enseñanza de la religión en las escuelas.

    Atentamente

    Ricardo Moreno Castillo

  7. Francisco Javier
    1 julio 2010 a 12:27 #

    Estimado Ricardo,

    lo que vengo observando por este foro y en mi vida en la enseñanza es que ante cualquier cuestionamento de la casta pedagógica las únicas respuestas suelen el silencio, la descalificación y últimamente la amenaza (el recurso al miedo, cada vez más extendido entre los docentes). Jamás la argumentación, el discurso fundado. Es algo, por otra parte, lógico, porque la degradación educativa es objetivamente tan evidente, sus métodos han sido tal fracaso, que es simplemente indefendible. Queda la soberbia, la impostura, la defensa de intereses propios por encima del bien común,…, y la estupidez , que es el peor de los males.

    Me gustaría, una vez más, darte las gracias por tu maravillosa labor, tu valentía por manifestar lo que muy pocos se atreven, tu rigor intelectual y por enseñarnos a vislumbrar algo de luz en esta tiniebla que nos invade.

    Un saludo,

    Javier González-Velandia.

  8. 28 enero 2011 a 0:28 #

    Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí…

  9. Laura
    6 mayo 2011 a 18:32 #

    Estimado Ricardo,

    Soy una profesora nobel de lengua inglesa. Todavía no he entrado a formar parte de la educación pública aunque estoy en proceso, pero me horrorizo al ver algunas de las cosas que ya están ocurriendo en el ámbito privado.

    Siempre he querido ser profesora ya que creo que tengo una manera clara de explicar y simplificar conceptos. Me considero una persona amante de mi materia, siempre con ansia por saber más, y que ante todo busco claridad expositiva y transmitir bien mis conoccimientos a otros. Pensaba que estás cualidades eran las necesarias para ser un buen profesor.

    Sin embargo, ahora me encuentro con que tengo que ser un “mono de feria” para mis clases. Los alumnos necesitan que captes su atención continuamente, siento que se me exige ser entretenida y divertida para ser escuchada. Y muchas veces lo que ha de aprenderse no tiene diversión alguna. Sólo hay que saberselo y ya está.

    Me parece realmente preocupante que esta visión está incluso traspasando el ámbito de la educación obligatoria. Cuando me presenté a oposiciones de secundaria el año pasado en mi ciudad, el tribunal no me dio una buena puntuación por no haberles entretenido. No fueron capaces de sacarme errores en cuanto a conocimiento de contenidos o claridad expositiva. Sus palabras textuales fueron “LLevamos todo el día aquí sentados y necesitamos que quien entre nos despierte con cosas interesantes”

    Con esto quiero remitirme a tus ideas en el panfleto, ¿jugamos a enseñar? ¿Hasta qué punto debemos ser motivadores? Cuando yo estudiaba en el antiguo BUP, me bastaba un profesor que sabía hacerse entender y dispuesto a ayudar, pero este rol de “animador turístico” que ha de motivar a todas horas es algo con lo que yo no contaba a la hora de dedicarme a esto.

    Yo tuve mi primer “casting” en la oposición el año pasado (ahí ya me dejaron bastante claro que buscaban una animadora), pero supongo que éste fue el primero de los muchos “shows” que me quedan por exhibir si decido seguir en el ámbito educativo. Sinceramente, es para pensarselo. Estoy de acuerdo con cada una de tus palabras en el panfleto. Ojalá algún día podamos presenciar un cambio de verdad, y que el profesor pueda hacer lo que se supone que debe: enseñar bien.

    Un saludo,

    Laura

    • Francisco Javier
      6 mayo 2011 a 19:32 #

      Los de tu tribunal eran unos maleducados y unos impresentables. Espero que tengas más suerte en tu próximo “casting” y si encuentras algo mejor que dedicarte al circo de la enseñanza, me alegraré mucho por ti. Un saludo.

    • 7 mayo 2011 a 1:00 #

      Laura, esto se ha convertido en puro esperpento. Saca la oposición y únete. En cuatro días nos los merendamos. Tu especialidad ha logrado alcanzar las altas cimas de lo peor de lo peor. Un saludo.

    • Fernando
      7 mayo 2011 a 7:56 #

      ¿ Cómo puede aspirar una opositora a superar un examen de inglés, ante un tribunal agobiado, y además con la pretensión de conseguir una plaza de profesora, sin un repertorio de canciones, juegos, chistes, diapositivas, proyectos, programaciones, adaptaciones …? Afortunadamente, hoy en día, los examinadores no se dejan enredar con demagogias trasnochadas y actúan con la contundencia que tales actitudes merecen. Hasta es posible, que en el colmo del cinismo, llegara usted a manifestar, en voz alta y sin ruborizarse, que su intención era enseñar inglés a un grupo de alumnos. ¡Intolerable!

  10. Maximiliano Bernabé Guerrero
    7 mayo 2011 a 9:21 #

    Para Laura:
    Yo no soy tan optimista como mis compañeros. Sinceramente, Laura, aún estás a tiempo, no entres en la enseñanza. Yo soy profesor de francés, y en el instituto donde estoy ahora (que no es donde tengo mi plaza, ya que me han desterrado temporalmente a otro, pero ésa es otra historia tenebrosa), una de las cosas que se me piden es ser encargado de una ludoteca. Sí así de claro, una especie de guardería dentro de un instituto de secundaria y bachillerato. Allí, una de las funciones del profesor-cuidador es contar que luego no falten fichas del parchís. Además hay que rellenar cuestionarios sobre limpieza de mesas, del aula… Naturalmente, yo me lo paso todo por ahí mismo, pero vives en un ambiente, cuanto menos, incómodo.
    No entres Laura, aún puedes evitarlo. Que luego se te hace muy cuesta arriba (presiones del entorno, familiares, propio apalancamiento…) pedir una excedencia o simplemente renunciar a la condición de funcionario para dedicarte a un trabajo decente. Esto es lo que yo me planteo en estos tiempos.

  11. 7 mayo 2011 a 9:24 #

    “LLevamos todo el día aquí sentados y necesitamos que quien entre nos despierte con cosas interesantes”.
    Profesionalmente, esa respuesta de gañán y ajena a las obligaciones de un tribunal de opsición deja en un lugar muy bajito al que la pronunció, yo diría que a la lamentable altura de un esbirro de la LOGSE.
    Humanamente, es todavía peor. Hace falta tener las entrañas muy negras para decirle eso a alguien que ha pasado por el gran esfuerzo de prepararse una oposición y se halla en el sensible momento de enfrentarse al tribunal. Habría habido para responderle: “Imbécil, tú llevas un día sentado escuchando y yo me he pasado un año encerrada estudiando”, pero ¿quién le dice eso al omnipotente portavoz de un tribunal de oposición? La persona que fuera lo sabía, claro, jugaba también con esa ventaja, así que lo dicho: unas entrañas de estiércol. Ánimo, Laura: este colectivo es muy grande, no todos los tribunales van a tener payasos prepotentes así.

  12. 7 mayo 2011 a 11:25 #

    La historia o historieta de las oposiciones de Laura es, desgraciadamente, un exponente de lo que hay, de lo que se lleva. Algunos no queremos caer en el pesimismo más atroz, pero el panorama no es alentador.

    Y las ludotecas de las que habla Maximiliano, la enseñanza frívola y liviana, el desprecio por el saber, la vaciedad, cada vez ganan más terreno en un mundo muy podrido como es el de la enseñanza.

    Afortunadamente, no todo es así. Y se sigue guardando la memoria de tiempos mejores para la docencia, que no volverán. No podrán volver. Pero hay referentes de una educación medianamente decente y rigurosa y que sirve para algo frente a la degradación y el abaratamiento que nos ha la memocracia que sufre el sistema educativo.

    • 7 mayo 2011 a 11:34 #

      Fe de erratas:

      Falta en la frase final “traído”
      que nos ha traído la memocracia que sufre el sistema educativo.

  13. Laura
    10 mayo 2011 a 20:55 #

    Hola a todos,

    en primer lugar, muchas gracias por vuestras opiniones y apoyo. Lo que me ocurrió a mí aquel día, aparte de un incidente muy desagradable y desmotivador, es un claro reflejo de cómo se ve la educación hoy día. 5 personas, especialistas y (en teoría) amantes de la misma materia que yo, esperaban que yo entrara a captarles la atención, a “motivarles” a que me escucharan. Por un momento, sentí que estaba enfrente de 5 niños de 2ª ESO, en vez de 5 licenciados en filología inglesa que ejercen la docencia.

    Me parece realmente preocupante que personas así sean las que hagan el filtro de entrada para futuros profesores de secundaria. Motivar, captar atención, contar cosas “interesantes” (tradúzcase esto por curiosidades que llamen la atención)… Estas son las consignas a la hora de seleccionar a los profesores “logsianos”. Por lo tanto, no me extraña que encuentre compañeros de profesión que encuentren la actual ley educativa de lo más acertada.

    Sin ir más lejos, hace un par de meses realicé un seminario sobre intervención conductual docente. Tuve una gran sorpresa cuando el ponente (no sé si licenciado en sicología o pedagogía) nos hablaba de recurrir a la expulsión como último recurso, de crear atmósferas adecuadas y de tomarnos las zafiedades de los alumnos con más sentido del humor. En uno de los blogs que creamos colgué el link del panfleto antipedagógico y algunos de mis compañeros, como bien dice Ricardo Moreno, le tacharon de nostálgico, y afirmaron que debía tratarse de uno de esos profesores que creen que “la letra con sangre entra”, en definitiva, un profesor muy desactualizado…

    En fin, supongo que sobran los detalles, pero esta es la realidad. Sin ánimo de que me tachen de idealista, sueño con una toma de conciencia de clase, de que el profesor llegue al ser, al menos, autoridad pública, y de que muchos compañeros de profesión también abran los ojos.

    • Ania
      11 mayo 2011 a 15:18 #

      Lo que ocurre ahora no es que la “letra con sangre entre”, es verdad que suena arcaico , algo así como “el ojo por ojo e diente por diente ” como la antigua ley del talion. Pero al hilo de “la letra” hoy en día:..,

      ¿Entra la letra al modo que ellos dicen?

      ¿Entra” la letra” de alguna manera en muchos institutos hoy en dia ?

      ¿Soportar con humor zafiedades de alumnos ayuda a que “entre ” la letra?

      ¿Permitiendo zafiedades ayudamos al desarrollo educativo en la “equidad”?

      ¿Eso de habituarse a zafiedades es la nueva versión laica del poner mejillas a tutiplén para que te las vayan sopapeando?

  14. Maximiliano Bernabé Guerrero
    11 mayo 2011 a 6:45 #

    Cada vez soy más escéptico sobre que el cambio y el fin del logse-loesianismo haya de salir del cuerpo docente. Cuando ves a esos profesores con los vaqueros por debajo del culo echando el brazo por el hombro a sus alumnos con pintas de delincuentes…

    • Ania
      11 mayo 2011 a 15:53 #

      “esos profesores con los vaqueros por debajo del culo echando el brazo por el hombro a sus alumnos…”

      ¡¡¿¿Qué me dices??!!… Aquí en el País Vasco los profes son muy serios y conservadores vistiendo: Ahora con el calorcito alguna sandalia, playeras, bermudas con patorras peludas al aire…, pase, pero esooooo!!! Así y todo yo, tras mirar a través de mi bola de cristal, vislumbro ya acercándose peligrosamente algún colega joven de dibujo o euskera con rastas.

      Y, sí: tampoco yo creo que el cambio vaya a salir de entre nuestras huestes. No al menos hasta que no se extiendan por TODO el país unos sindicatos o alguna forma organizada de defensa jurídica que nos respalde a los que tenemos las ideas claras. Ahora estamos mayoritariamente a falta de apoyos para afrontar con éxito a tanto enemigo.

  15. Fernando
    11 mayo 2011 a 8:31 #

    Lleva usted toda la razón. El hábito, en nuestra profesión, no hace pero si anuncia a l”monje”. Para ser más preciso yo lo habría redactado así:
    Cuando ves a esos profesores/as -aquí sí- con los vaqueros por debajo del culo echando el brazo por el hombro a sus alumnos con pintas, ambos, de delincuentes…
    Quizás no habría venido mal alguna referencia a las bermudas veraniegas, la minifalda, el ombligo al aire, los aretes, los tatuajes y otros aderezos, también en ambos.

  16. Kruscaya
    11 mayo 2011 a 9:00 #

    Qué oportuno consejo el de don Quijo a Sancho:
    “No digo que traigas dijes ni galas, ni que siendo juez te vistas como soldado, sino que te adornes con el habito que tu oficio requiere, con tal que sea limpio y bien compuesto”.

  17. Francisco Javier
    11 mayo 2011 a 9:35 #

    Lo más grave del problema no es sólo que el individuo-logse domine la figura del alumno–tipo, su ser todo, sino que la LOGSE está en los hogares, como perfectamente ha mostrado Antonio Gallego Raus, y lo que es más patético aún: que los propios docentes participen de la misma miseria decadente. Es muy difícl encontrar profesores con inquietud intelectual, lo cual es muy sintomático . Coincido con Maximiliano en que es poco probable que un cambio proceda del profesorado, que por lo visto vive muy bien instalado en su masoquismo fashion.

    • Raus
      11 mayo 2011 a 18:58 #

      He insistido mucho en esta idea, querido Fº Javier. La LOGSE, en efecto, no es más que un caso particular del virus igualitarista que padecemos por doquier. No hay órgano social que no esté infectado por él. Por eso la LOGSE nos ha de parecer un enemigo formidable, incluso inexpugnable. Los principios igualitaristas/relativistas impregnan las instituciones, los programas políticos y las prácticas educativas paternas. Como me dijo el otro día Pablo: no hay una completa convicción de que la LOGSE no vale. No son pocos los profesores que parecen convencidos de su nocividad, pero luego, para tu sorpresa, te salen con que, después de todo, el sistema no está tan mal. ¿Qué puede mantener en pie esa ley? ¿Los estupendos resultados académicos de nuestros alumnos? ¿Su cívica y humanitaria conducta? Evidentemente no. Se mantiene en pie a causa de la patológica y general incapacidad de nuestras instituciones y de la propia ciudadanía para pensar en términos no igualitaristas. Mostrarse anti-igualitarista es, para el común, tanto como ser anti-demócrata. Ejemplos de infección igualitarista/relativista se hallarán donde se pose la mirada.
      – Políticas lingüísticas: los idiomas de las minorías han de contar tanto como el castellano, culto y universal. Un dialecto o idioma regional ha de ser igual que un idioma de alcance e importancia mundiales. No valen los criterios de eficacia, utilidad, prestigio, mérito… Idioma regional=Idioma universal.
      – Políticas multiculturalistas. Todas las prácticas culturales son igualmente válidas, incluso la mutilación del clítoris. Costumbres bárbaras exóticas o foráneas=costumbres civilizadas propias.
      – Políticas de atención a las particularidades autonómicas o regionales.
      – La opinión del alumno es igual que la del padre o la del profesor. Niño=Adulto.
      – Políticas de “discriminación positiva” (cuotas), en especial en el ámbito feminista. Las mujeres han de obtener los mismos puestos que los hombres con independencia de capacidad o mérito. Se aplica ciegamente la ecuación Mujer=Hombre.
      – avlar y eskrivir mal vale tanto como hablar o escribir bien. Desde los ministerios se da el visto bueno a la escritura catastrófica que nuestros jóvenes perpetran en los medios digitales.

      Etc. Todavía peor. En la mentalidad progre, el idioma regional no es igual de valioso que el idioma internacional, sino superior, preferible. Aprobar al alumno rebelde y gandul es mejor, por sistema, que aprobar al empollón. Hablar mal es, por sistema, preferible que hablar bien. La opinión del crío vale sistemáticamente más que la del padre o profesor. Una costumbre foránea vale sistemáticamente más que una propia. La opinión de la mujer vale sistemáticamente más que la del hombre. Etc. El progre, así, luce mejor su supuesta superioridad moral, su buenismo y corrección política, demostrando que está de lado del desfavorecido.

      No hay nada que hacer. Estamos perdidos. Mientras la mentalidad igualitarista mantenga un vigor tan extraordinario como el que actualmente muestra, la LOGSE (y demás engendros legales) seguirá siendo incuestionada por la inmensa mayoría del profesorado y la población de padres. No albergo ninguna esperanza de que esto cambie a corto o medio plazo. Escribo únicamente para expresar la rabia y pavor que me provoca este imperio de necedad.

      • Francisco Javier
        11 mayo 2011 a 19:34 #

        Estimado Antonio,

        para mí tus sabios comentarios son siempre una inyección de ánimo, de esperanza. La confusión entre justicia e igualitarismo necio, entre verdad y opinión resulta insoportable. Hoy se me ha ocurrido echar un vistazo en el blog de Punset -el Salvador, el Elegido- y las opiniones generalizadas de su cohorte de fieles me han producido un sentimiento mezcla de pavor y vergüenza. Algunos han hablado de Ilustración insuficiente (más bien deficiente), pero no es eso, es algo mucho peor para lo que no encuentro un calificativo adecuado, que haga justicia a semejante perversión de las ideas y de los sentimientos. ¿¡Cómo es posible llegar a ser tan idiota!? En mi caso, para ser sincero, es básicamente también la rabia la que me mueve a expresarme, rabia que cuando está justificada es una fuerza necesaria y positiva. Yo no puedo adaptarme, ni quiero, a este tinglado, pero como no puedo parar el mundo y bajarme, pues tendré que resistir hasta que el cuerpo me aguante o descubra la manera de huir. Un saludo, Raus.

      • Jesús San Martín
        11 mayo 2011 a 22:30 #

        Querido Raus, acabo de llegar, y la profundidad y extensión de los escritos de Ricardo necesitan una lectura atenta y sosegada, que tendrá que esperar a mañana, pero valga el texto:
        “Las organizaciones y personas que firmamos este manifiesto (docentes, madres, padres, estudiantes y ciudadanía en general) estamos profundamente preocupados por la difusión de creencias sobre la escuela española que distorsiona gravemente la realidad”
        donde, en línea con lo que expones, nuevamente se pretende poner al mismo nivel la opinión del docente y del estudiante, o la del docente y los padres, algo así como la del médico y el enfermo; alguien que si tuviera, no ya dos dedos de frente, sino dos pelos, habría advertido. Los firmantes de tal manifiesto, ajenos a la enseñanza, no muestran preocupación sino necedad, refrendada por su rúbrica: ¡o necedad o tripas agradecidas!

  18. 11 mayo 2011 a 14:57 #

    Sólo para felicitar a Ricardo Moreno por sus dos estupendos trabajos.

  19. Maximiliano Bernabé Guerrero
    12 mayo 2011 a 7:50 #

    Añadiría algo más a lo que certeramente ha apuntado Antonio Gallego. En el apartado “costumbres bárbaras foráneas = costumbres civilizadas propias”: el odio, desprecio, o indiferencia hacia la menor referencia a España, excepción hecha de cuando juega la selección de fútbol.
    De esto mismo hablaba con alguien hace poco, de las costumbres bárbaras foráneas. Hablaba con alguien que supuestamente está en contra del sistema logsiano, pero luego es uno más de los miles de profesores del “sí bwana”. Progresista, por supuesto. Me dijo algo así: “Pues mis abuelos vivían sin luz eléctrica, agua corriente, carreteras… igual que los de esos países de los que hablas; en este país somos muy atrasados”. Siempre tenemos que echarnos tierra encima. En “este país” hemos sido (y somos) pobres, pero atrasados, lo mismo que los otros. ¿Cómo vivían en el Macizo Central francés o en la Highlands en 1930?
    Y sí, Antonio el virus igualitarista-relativista lo impregna todo, pero tampoco se puede decir que no hay nada que hacer. Y lo digo desde una cierta sima de desesperación. Aún en los casos de virus peligrosos y extendidos siempre se puede recurrir a tratamientos de choque, amputaciones, operaciones quirúrgicas de jugarse el todo por el todo… Y no doy más pistas.

  20. Jesús San Martín
    12 mayo 2011 a 9:42 #

    “Ciudadanos y ciudadanas”
    “Alumno y alumnas”
    “Hijos e hijas”
    idiotos e idotas.

    “Muchos padres y madres no entienden los libros de texto que con frecuencia protagonizan las tardes familiares”
    Los padres no son los profesores, ¿verdad Raus? aunque a la secta “inculturizadora” se les antoje. Necesitan más ayudantes para sacar adelante alguna flor en el erial que han creado . Los libros del hijo no deben llenar las tardes familiares del resto de la familia

    “donde las certezas absolutas han desaparecido”
    A partir de ahora: El Quijote lo escribió el jefe de la secta, su mano siniestra (porque destreza han demostrado no tener) descubrió América y sobre todo 2+3= – 7
    Que Laura le cuente estos chistes al tribunal, y verá como se ríen.

    Estas tropelías suceden porque ninguna asociación de padres ha llevado a los tribunales a los responsables de la salvajada. Cuando los padres se den cuenta de que han sido engañados, y que la vida de sus hijos ha sido truncada y nunca tendrán un trabajo digno, empezarán a desfilar por los tribunales los defensores de esta política cuando los nefastos resultados son conocidos. No podrán argumentar desconocimiento. Si fueran prudentes dejarían de defender esta política si no quieren acabar emplumados. Los padres no se van a responsabilizar del vida de mierda que espera a sus hijos, y algún culpable buscarán ¿verdad? ¡naturaleza humana! Como Maximiliano, no doy más pistas.

    • Francisco Javier
      12 mayo 2011 a 10:12 #

      Estimado Jesús,

      me gustaría plantearlo del siguiente modo y como tú estás metido en el asunto de la economía, asunto en el que soy muy ignorante, tal vez puedas aportar algo. Mal que bien, no podemos negar que cierto estado de bienestar se ha logrado en España en los últimos años (en especial en la última legislatura del PP y las últimas del PSOE hasta que vino la crisis.) Ahora bien, si ese estado de bienestar se empieza a resquebrajar del todo, y ya hay claros indicios de que la cosa va mal, ¿qué sucederá con la educación? Mal que bien, aún sin estudiar, en un estado muy protector y con recursos, uno puede permanecer tranquilo y gozar del buen rollo sin nervios. ¿Y cuando no nos proteja el Estado y no tengamos ningún título (ni la ESO que ya es bestial que haya tanto personal sin ese triste título) o uno de mierda? ¿Qué va a pasar? ¿Van a venir los orientadores a darnos ánimos? El último párrafo de tu comentario lo dice bien claro. ¡A la fuerza ahorcan!

    • Jesús San Martín
      12 mayo 2011 a 10:30 #

      Hablando del Rey de Roma
      La mejor preparada gracias a la LOGSE

      http://www.cotizalia.com/noticias/2011/alerta-riesgo-generacion-perdida-espana-elevado-20110512-68557.html

      ya verán los de la secta cuando los padres les pidan explicaciones de por qué sus hijos están en paro, y en otros países no.

      • Jesús San Martín
        12 mayo 2011 a 10:43 #

        Lo que ha hecho este desgobierno neoliberal es transformar la deuda privada en pública, dicho de otra forma: las ganancias para los bancos y las pérdidas para nosotros, lo que antes se llamaba expolio. Esa es la razón por la que se nos baja el sueldo, para pagar las deudas que nosotros no hemos contraído. Privatizarán todo: pagaremos peaje por las autovías ya pagadas, se privatizará la sanidad y la educación. ¡Has dado en el clavo totalmente! ¡La formación en la pública es un boleto premiado a la pobreza! Los padres tienen que pagar: la deuda de los bancos (pero a ellos no les quitan la hipoteca), el adoctrinamiento de la pública, y luego volver a rascarse el bolsillo en la privada si quiere que su hijo tenga una educación decente.
        Una reflexión para la secta. La conducta humana es como la presa que se rompe. Primero sale un poco de agua por la grieta, luego un chorrito y a continuación se rompe de golpe. Mejor abandonar ahora que sale algo de agua; después, con la inundación, brusca y repentina, no habrá posibilidad de decir “yo no sabía nada”. Por si lo dudan: no llegaremos a tres millones de parados, no llegaremos a cuatro millones de parados, no llegaremos a cinco millones de parados,….¡no nos llevaran a los tribunales! ¡cuénteselo a la mama, esa que su hijo es un genio y lo tiene en paro gracias a usted! ¡póngase delante de la estampida!

  21. Raus
    12 mayo 2011 a 11:24 #

    Javier, Jesús, Maximiliano y demás amigos o compañeros deseducados:

    Creo que ni siquiera nosotros mismos nos percatamos de la inmensidad de nuestro enemigo, de su terrible fortaleza. Mis palabras, lo sé, pueden sonar descorazonadoras o excesivamente pesimistas. Bien, quiero justificarlas un poco más y que nos vayamos haciendo una idea de que lo que vemos es, realmente, la punta del iceberg. Si al final yo estoy en un error, tanto mejor. Lo celebraré con todos vosotros, con todos ustedes, copa en mano. La fortaleza de la LOGSE deriva de una forma de pensar general y ubicua que, como digo, lo impregna todo, que lo unta todo. Por tanto, si estoy en lo cierto, tratar la LOGSE como un problema aislado sería tan inútil como tratar de sanar un órgano que perteneciese a un cuerpo por completo enfermo. Si todos los órganos del cuerpo funcionan mal, es extremadamente difícil sanar un órgano en concreto, por no decir imposible. Debemos pensar con el máximo realismo posible. ¿Qué hemos conseguido después de tanto escribir, hablar, discutir y luchar por expandir nuestras razones? Realmente muy poca casa. La salud de nuestro enemigo sigue siendo de hierro. Ni tose ni estornuda. Nuestros políticos, que, recordémoslo, no son más que mercaderes capaces de vender su alma al diablo por conseguir votos, no tienen ni valor ni inteligencia para apartarse del buenismo, el relativismo, la corrección política y el igualitarismo. Ni unos ni otros. Inepcia comprobada. Incluso aunque poco a poco las ideas deseducadas fuesen calando en la mollera del común, hemos de hacer frente a la evidencia de que, entre tanto, el enemigo sigue sin inmutarse, machacando la educación, la enseñanza y tantas otras cosas de suma importancia. Si acaso hay algún avance, no es suficiente como para evitar la defunción del sistema escolar. Al ritmo al que vamos no podrá conjurarse un desastre definitivo e irreversible. Nosotros mismos debemos entender que nos enfrentamos a una forma de pensar dominante, ubicua y oficialmente bendecida de continuo. Debemos percatarnos de que nuestros enemigos, toda esa progresía falsa y demencial, tienen todos los recursos habidos y por haber para expandir su deletéreo virus. Ocupan los medios de difusión masiva: la televisión, la radio, la prensa, Internet. Con tranquilidad pasmosa, cualquiera de nuestros “representantes” políticos, cualquiera de nuestros cortesanos informadores asoma el morro por la televisión o por la radio y deja caer su cagarruta políticamente correcta, cómodamente, sin oposición, sin hallar ni la más mínima resistencia. ¿Quién le contesta a Gabilondo cuando anuncia en los medios que aquí los problemas de indisciplina escolar se solucionan con más dosis de democracia? ¿Quién le calla la boca al responsable educativo cuando sale diciendo que nuestro sistema es igualitario y equitativo? ¿Quién le replica a aquél que dice que nuestros alumnos son los mejor preparados de la historia? ¿Quién le contesta a ese busto parlante del telediario que vuelve a hablar impunemente de “violencia de género”? Nadie. Las réplicas, si las hay, son diferidas y en otros lugares. Simplemente: siembran sus mentiras y sandeces a manos llenas. ¿Y nosotros qué? Nosotros nada, amigos, nada. Nuestro enemigo es público y se promociona cuando y como le da la gana. Nosotros tenemos una parcelita en Internet desde donde pataleamos. Apenas somos una islita perdida en un océano inconmensurable. ¿Quién nos conoce? ¿Hemos conseguido salir del anonimato pese al ímprobo esfuerzo de alguno de ustedes? ¿Pese a la lucha que alguno de ustedes organizan para hacernos oír y pese a las reflexiones aquí publicadas por todos nosotros? ¿Nos conoce acaso el enemigo? ¿Nos conocen los políticos o los sindicatos? Si acaso nos conocen, ¿tienen algo que temer a corto o medio plazo de nosotros? No, y nadie alberga temores a largo plazo. Somos anónimos y clamamos en el desierto. Si nosotros mismos no somos conscientes de nuestra propia debilidad, apaga y vámonos. Seguiremos siendo pobres ilusos, pobres quijotes que viven de quimeras.

    ¿No podemos hacer nada más? No, rotundamente no. Si la pregunta fuera: “¿PODRÍAMOS hacer algo más?”, la respuesta sería sí. Pero si la pregunta es en presente de indicativo, la respuesta es negativa. Es más, pienso que ni siquiera valdría una acción contundente dadas las pocas fuerzas con que contamos. No serviría de nada ir a la huelga. Es sencillo: no la respaldaría más que una minoría. En tal caso, sería una acción heroica, pero suicida, al menos para el valiente que se hiciese para adelante. Una huelga, o se hace en condiciones o no se hace. ¿Manifestaciones pancarta en mano? Sí, pero eso no sería suficiente. Con pancartas no se lograría desarticular el artilugio ideológico, no se conseguiría hacer ver al público sus falacias y trampas. La gente, el común de la ciudadanía, necesita algo más para salir de su embeleco. ¿Libros? Sí, pero, nuevamente, insuficientes. Aquí no se lee.

    Nosotros necesitamos hacernos oír por cualquiera. Necesitamos salir del anonimato. O pensamos a lo grande o seguiremos en un rincón del cuadrilátero, recibiendo más que una estera. Y para salir del anonimato no nos queda más remedio que salir, de manera frecuente o sistemática, en los medios de difusión masivos. No hay más. A grandes males, grandes remedios. Salir en Internet es como salir a la calle en sanfermines: todo el mundo sale. Y no vale de nada que te pongas un pañuelo rojo para intentar llamar la atención: todos llevan un pañuelo rojo. Aunque creamos ser públicos, seguimos siendo anónimos y sin voz. Y digo esto con todos mis respetos y mi reconocimiento por Ricardo Moreno Castillo y cuantos han podido salir ocasionalmente en televisión, radio o prensa nacional para defender brillantemente las tesis expuestas en este blog u otros similares. Es más: necesitamos nuestra propia cadena de televisión o, cuando menos, una que nos acoja cada vez que lo precisemos, porque, señores, seamos realistas, a ojos de nuestros áulicos enemigos, todavía nadie ha denunciado que el rey va desnudo.

    Ya, ya sé que esto suena a recia utopía, a delirio de vagabundo. Y por eso mismo digo y afirmo que no hay nada que hacer, que no hay solución. Un espacio en la televisión, en la radio o, al menos, en la prensa de gran tirada se me antoja del todo necesario para, día a día, ir explicando a la gente lo que aquí está pasando, tanto en el ámbito de la educación como en tantos otros. Para ir desmontando con argumentos y pruebas fehacientes las terribles falacias que se esconden detrás del relativismo, el igualitarismo, el buenismo y la corrección políticas. Pero como, mucho me temo, jamás podremos contar con tan provechosos recursos, mi opinión es que no podemos hacer nada realmente eficaz para conjurar la perpetuación de la demagogia y la estupidez en la vida pública y social española… Eso sí, huelga decir que esta es únicamente mi opinión (a Dios gracias, dirán algunos).

    Un abrazo a todos.

    • Jesús San Martín
      12 mayo 2011 a 13:55 #

      Tu análisis, querido Raus, es certero y su rango de aplicación es válido mientras dos más dos sean cuatro, pero cuando hay hambre dos más dos son cuatro panes, y las revoluciones nacen ahí. Cuando haya hambre, de nada servirá decirle a la gente que dos más dos son cuatro, querrán cuatro panes, no el número cuatro; así se han producido todas las revoluciones. El poder siempre ha tenido la estaca, lo que ahora equivale a los medios de comunicación, los antidisturbios y dinero para pagar a los triperos apesebrados. Pero cuando no hay pan que llevarse a la boca……no vale Gabilondo, ni la secta. Al día de hoy han bajado los sueldos, ha subido los impuestos, han subido, y mucho, los precios de las materias básicas, te crujen a impuestos y te toman el pelo con los impuestos a comisión:

      http://www.elconfidencialdigital.com/Articulo.aspx?IdObjeto=28719

      un 20% de parados y un millón de hogares sin ingresos. El trimestre anterior, el consumo minorista ha caído un 8%

      Las nubes están negras, pero la gente no quiere verlas. Da lo mismo, se mojarán más, porque no se habrán puesto a cubierto. El asunto, como indican los signos indicados anteriormente, está muy mal, pero hay indicaciones que son tenebrosas: Alemania ha filtrado que los griegos quieren abandonar el euro. Cuando empiece la cosa, irá muy rápida, es como la metáfora de la presa rompiéndose. Entonces se producirá una lucha darwinista de supervivencia del más capacitado (no la estupidez del más fuerte), y veremos donde queda la generación mejor preparada (ya te lo puedo decir: en el desagüe), las mamás pedirán responsabilidad porque su hijo-genio lleva en el paro desde que dejo la escuela donde le formaron para parado estructural y de larga duración.

      El siguiente experto, cuyos artículos están en

      http://www.cotizalia.com/desde-londres/

      advirtió en

      http://www.cotizalia.com/desde-londres/insostenibilidad-cuentas-publicas-espana-continua-camino-20100504.html

      que íbamos a la bancarrota. Como también dijo lo mismo de Grecia, Irlanda y Portugal antes de sus correspondientes crisis, doy por hecho que acabaremos como ellos.
      En ese momento podremos arreglar la educación, pero si la secta no la hubiera destrozado no habríamos llegado ahí.

      Cómprate un kg de garbanzos, Raus, y no se te ocurra leer los artículos del experto, que te dará depresión.

      Un abrazo.

    • Polícrates
      12 mayo 2011 a 14:52 #

      ¿Es únicamente su opinión? Creo que muchos de nuestros políticos opinan lo mismo y por eso se apresuran con la creación de CAC’s primero y consejos reguladores de internet después. Y a nadie parece importarle como antaño ocurrió con la Santa Inquisición como muy bien observó Carlos III cuando desestimó su supresión puesto que “a nadie parecía molestarle”.

    • 12 mayo 2011 a 18:47 #

      El sistema es fortísimo, Antonio, y uno de sus poderes, el mayor quizás, es el de la aceptación mayoritaria de la sociedad, ya sea por la vía de la aprobación o de la indiferencia. Un ejemplo: ¿puede haber agresión más flagrante que la de bajarle el sueldo a un colectivo de trabajadores? Pues con el de los funcionarios se ha hecho y mira lo que ha pasado. Muchos se han tragado lo de que era necesario a causa de la delicada situación económica sin pararse a pensar nada más, y por eso lo han dado por bueno sin reparar en que ni fuimos los benerficiarios de los años de bonanza, ni hemos sido los causantes de la crisis, ni el gobierno ha pedido cuentas a quienes si lo fueron, sino que aún más, les ha dado ayudas que en parte salieron de nuestros recortes. Los especuladores, la banca, los defraudadores, los corruptos, los partidos y sus redes clientelares se forran y llevan al país a la crisis; luego, a la hora de pagarla, Zapatero y Blanco se vuelven contra funcionarios, pensiones, edad de jubilacón… Blanco, ese modelo de honradez e inteligencia, nos puso en la picota ante la opinión pública para tener coartada, pero hablas con los funcionarios de todas estas cosas y es que les dan igual o ni las han visto: cómo será la cosa que algunos hasta te dirán que Blanco o Chacón son geniales: ¡nos resbala todo tanto que no diferenciaríamos una amapola de un acelerador de partículas! Y en la enseñanza, lo mismo: hablas con muchos profesores de las aberraciones de la LOGSE y parecen aprobarlas o aceptarlas como si fueran tan inevitables como las tormentas (eso, los que se han parado a pensar, claro). Ni siquiera patalean, los que lo hacemos somos cuatro gatos. En esta situación de atonía generalizada, el que se quiera revolver tendrá que estar dispuesto a aquello de sangre, sacrificio, sudor y lágrimas. ¿Quién levanta la mano?

    • 12 mayo 2011 a 21:16 #

      No desesperes Raus. Claro que es verdad que al menos aparentemente lo que tenemos delante es fortísimo pero yo no desalentaría. En realidad es un decorado de cartón piedra, que funciona, como en Ben Hur, pero no por eso deja de ser cartón piedra. Sólo creo que hay un error en tu planteamiento, y es pensar que ese pensamiento nace desde abajo como la hierba, eso es lo que no es verdad, es un pensamiento que muchos profesan pero solo porque los de arriba controlan los medios, y por eso hoy puede parecer una fortaleza y mañana ser una ruína.

      Te diría que tratases de leer algo de Noelle-Neuman, una especialista en estados de opinión con una obra muy interesante en la que hay conceptos como “ignorancia pluralista” que explican muchas cosas de las que suceden a nuestro alrededor y nos parecen increíbles. Prueba y ya me comentarás.

      Un saludo

      • Jesús San Martín
        12 mayo 2011 a 21:40 #

        Atendiendo a lo que dice Pablo, los raros somos nosotros, por tener algo de capacidad crítica, lo normal es ser borrego, aunque los borregos acaban en el matadero. No creamos que nuestra capacidad crítica nos libra del rebaño, ni de acciones extrañas cuando estemos sometidos a tensión. Yo mismo me estudiaba a mí mismo hace poco en el extranjero, buscando el autobús que tenía que coger para ir al aeropuerto y el tiempo pasaba: continuamente entraba en un comportamiento irreflexivo y actuaba de manera mecánica, del que salía cuando me convertía en espécimen de estudio de mí mismo, para repetir el proceso. ¡La cobaya me salió barata!

        Esta mañana he dejado un comentario, en la línea del cartón piedra, pero como tiene varios enlaces está pendiente de publicación. En él también están los estados de opinión

        Un saludo

      • Jesús San Martín
        12 mayo 2011 a 21:41 #

        Con copiar y pegar se me ha perdido el párrafo:

        ¿Puedes darme más información sobre creación de estados de opinión? Estoy muy interesado, también sobre los comportamientos individuales en situación de estrés.

      • Raus
        13 mayo 2011 a 14:58 #

        Es eso lo que yo creo, Pablo, que somos cuatro gatos los que estamos convencidos de la nocividad de la LOGSE. Más en general: de la nocividad de las sustancias de que se alimenta el engendro: el relativismo, el igualitarismo, el buenismo, la corrección política… El adocenamiento es general y férreo a mi entender. Si los engendros alimentados con estas sustancias dieran a la población la mitad de miedo y asco que a mí, creo que otro gallo nos cantaría. ¿Necesitamos pruebas de nuestra condición minoritaria? Yo todavía me estoy preguntando cómo es posible que un panfleto como “No es Verdad”, pudo recoger, en un parpadeo, alrededor de 5000 firmas. Es decir, un apoyo cinco veces mayor que nuestro muy meditado y sensato Manifiesto. Un panfleto irrisorio, cuajado de argumentos falaces y terriblemente simples. La incapacidad para la crítica es de pavor. Y, como tú bien dices, Pablo, aquí aceptamos el trágala de los recortes con una naturalidad insólita. Un gobierno que se dice socialista practica durante años el más descarado y desenfrenado liberalismo económico y, al cabo, cuando la burbujita revienta nos salen con que hay que cambiar de modelo productivo, que la culpa de la crisis la tienen los de la derecha. ¡Qué altura estratosférica puede alcanzar el cinismo y la sinvergonzonería!

        Gracias, amigo Emilio, por la recomendación bibliográfica. Algo sé por vía indirecta de Noelle-Neuman, en especial de su teoría sobre la “espiral del silencio” (no obstante, la leeré directamente). Verás, yo sé perfectamente que la ideología que se gastan nuestros gobernantes no casa necesaria y puntualmente con el pensamiento general de la población. En no pocas ocasiones, el ciudadano, simplemente, siente miedo de quedar excluido de la comunidad. Es cierto que el miedo al aislamiento social puede ser terrible. Aquí lo vemos todos los días. El temor a ser tachados de fascistas, machistas, retrógrados y lindezas similares, es un poderoso mecanismo del estatus quo. Sin embargo, Emilio, creo que ese miedo, esa espesa espiral de silencio que se forma alrededor de ciertos problemas afecta a los disidentes del pensamiento dominante, y la parte disidente es, así lo creo, minoritaria. El resto, la mayor parte de la población, piensa algo parecido a lo que nos dice Pablo: “en realidad, el sistema no está tan mal”. Yo nunca me he creído que todo esto sea invención de los cuatro que están arriba, ni que todo esté controlado por los medios de difusión y confusión masivos. En realidad, ¿quiénes son los de arriba? Objetivamente hablando, Blanco, Zapatero, Aído, Chacón… Pero éstos, que hoy están arriba, hace unos años estaban abajo, o trepando: formaban parte del pueblo llano. ¡Y tan llano! Son las ideas del pueblo llano las que se nos han encaramado al poder. Y ese es precisamente nuestro mayor problema. Ese: que personas de muy escasa inteligencia y formación académica están hoy ocupando los más altos cargos del poder. Por eso mismo tienen tirón popular, precisamente porque el hombre-masa no tiene ningún problema para identificarse con un vulgar Pepe Blanco, una Aído o un Zapatero. Observad las leyendas que se gastan para captar el voto: “El presidente de la gente común”. Repárese en este lema, analícese un poco, por favor. ¿Por qué no un lema dirigido a los plebeyos y no a los patricios? Son evidentes varias cosas:

        1) saben que hay más gente común que gente que descuella; por tanto, el lema va dirigido a captar el voto de la gente común, la que no descuella.
        2) Muy importante: saben que llamando “común” al ciudadano no lo ofenden, sino que, al revés, lo halagan. Es decir, saben que la mayoría de los votantes se siente a gusto siendo común. A Don Quijote sí le ofendió que le llamaran “buen hombre”, precisamente porque esa locución designa a quien no destaca.
        3) Ellos mismos (Gómez y demás) son y se sienten del común, vulgares y vastos hasta el colmo.

        ¿Por qué no un lema como “El presidente de la gente inteligente”? Porque el ciudadano español (común) abomina, en general, de todo elitismo intelectual. Se siente a gusto formando parte de la masa, siendo masa. La chabacanería arrabalera de los grandes hermanos y las princesas del pueblo es algo más que anecdótica. Ah, pero cuidado, porque las derechas también se han aplebeyado. También necesitan ser “populares”. Van detrás de los socialistas en propuestas plebeyas, pero, una vez aprobadas éstas, difícilmente se atreverán a negarlas o combatirlas. No se atreverán a negar las prebendas concedidas. La derecha también necesita apelar al pueblo común, a ese ciudadano autocomplaciente e incondicional de sí mismo que se regodea y celebra su vulgaridad e incompetencia. No hace mucho teníamos por estos pagos a quienes nos afeaban que escribiésemos con estilo, o que empleáramos palabras cultas (pero corrientes).

        Nos gobierna el hijo del vecino: cualquiera nos gobierna. ¿Alguien cree en serio que Tomás Gómez no es realmente “común”? Cuando el otro día salía en un vídeo hablando de la excelencia en la enseñanza, evidenció que no tiene ni pajolera idea de lo que hablaba. Las medidas que proponía para conseguir la excelencia escolar eran tan terriblemente prosaicas y lerdas como las que podría proponer cualquier hijo de vecino. Tomás Gómez no es que se haga el común: es que es común. No es que estos señores que nos gobiernas se empeñen en aparentar comunal simpleza. Eso sería agotador. Lo tienen más fácil: son simples. Zapatero, Blanco, Gómez, Aído, Pajín, etc., son pueblo, pueblo llano. No tienen ni puñetera idea de lo que llevan entre manos. ¿O realmente hay alguien que crea que Pajín tiene la más remota idea de medicina y sanidad? Y una prueba de la iletrada llaneza de todos éstos la tenemos en su mismo currículo académico y profesional. ¿Cuáles son las credenciales y méritos intelectuales de Blanco, Pajín, Aído, Álvarez y tantos otros ministros? Estamos ante un escándalo tremendo. Estamos ante el tremendo espectáculo de aupar a los ministerios a personas carentes de estudios universitarios, a analfabetos que no saben el día que nacieron.

        ¿No veis cuáles son los programas de televisión que más éxito tienen? Ahí tenemos a esa que llaman la “princesa del pueblo”. ¡Válgame el cielo! Lo que aquí triunfa es la chabacanería y la estulticia. Y esa es, a mi entender, la principal razón de que nos hallemos donde nos hallamos. Los decorados, estimado Emilio, no son de cartón piedra. Ni de cartón piedra lo fueron en la Rusia Estalinista o en la Alemania Nazi. A mí los decorados que veo me parecen de mármol y pedernal. No nos confundamos: las falacias y las mentiras tienen los pies de barro desde un punto de vista lógico, pero eso no quiere decir que carezcan de fuerza para implantarse y perpetuarse en la sociedad. Es falso el dicho que afirma aquello de “tiene menos fuerza que una mentira”. No, las mentiras son deleznables y quebradizas cuando entran en una mente equilibrada, pero sólidas como el granito cuando las maneja quien carece de crítica. Las mentiras y las falacias nos rodean y están aquí para quedarse por mucho tiempo.

        Poco a poco (o mucho a mucho), la población se ha ido fanatizando, hasta el punto de ser ajena a la evidencia en demasiadas cosas. Las ideas dominantes están, para colmo, totalmente controladas por los gobiernos de turno. Tenemos aquí instalada una censura férrea, un filtro que impide que las voces críticas puedan oírse por los micrófonos de los medios oficiales. Sólo podríamos contrarrestar con alguna eficacia ese control censor si pudiéramos presentarnos ante el espectador televisivo para intentar sacarlo del engaño en que se halla. Y ni así tendríamos garantía de nada. Nos queda el triste consuelo del pataleo en nuestra querida parcela digital. Sólo un cauce donde expresar la impotencia que algunos nos causa que todo alrededor aspire a ser cada vez más y más común.

        ¿Volverá todo a su cauce? ¿Se dignará el sentido común hacer acto de presencia? A mi juicio, no en mucho tiempo. La inepcia e idiotez progre generará más y más crisis. Y una crisis todavía más grave puede engendrar convulsos brotes de violencia neofascista, o antisistema (pero en su vertiente más violenta y charra). Toda esta necedad pseudo-izquierdista es el caldo de cultivo de reacciones sociales y políticas de muy fea catadura. Antes o después, el neofascismo afilará sus garras. Y tendrá a muchos cachorros ni-ni a quien reclutar. Al tiempo.

        Un saludo.

      • Raus
        13 mayo 2011 a 15:07 #

        Repito la fe de erratas, que donde la he puesto antes quizá no se entienda. Donde puse “vasto” quise poner “basto”.

      • Polícrates
        13 mayo 2011 a 17:17 #

        No voy a quitarle la razón sr. Raus. No hace mucho cierto profesor universitario me comentaba que al imponer la igualdad por sexos en las ratios de aprobados en su facultad el aprobado femenino se cotiza a 6,5 ptos. y el masculino a 2,5. Es posible que el hombre exagerara un poco el dato y que la realidad se aproximara más a una situación 5-3 para dejar claro el agravio que se estaba cometiendo. “¿Y no protesta nadie?” Pues no, no protesta nadie.

        En fin, échele un vistazo a esto:

        http://www.elmundotoday.com/2010/12/llevaba-cuarenta-anos-usando-mal-el-bide/

        para echar unas risas. Pero no le dé muchas vueltas que…

      • Francisco Javier
        13 mayo 2011 a 17:24 #

        Es muy lúcido tu análisis, Antonio, y muy inquietante. Yo no sé, si te dejasen un micrófono en un mass media, algo llegaría a traspasar la dura coraza de la mente de rebaño. ¿Lograrías al menos provocar a la masa, molestarla? Me temo que ni tan siquiera eso sería posible. Son cosas que en modo alguno quieren ser escuchadas y los filtros son demasiado poderosos. Yo diría que hay gente, ¡tanta gente!, que está tan destruida que ya es imposible de recuperar. La democracia, esta democracia, ha visto en el populismo la forma más eficaz de perpetuarse en el poder, de defender su forma, que no es otra, como bien señalas, que la de pueblo en sentido vil (populacho, ¡gente común!, mediocre, chusma.) Y la vinculación de populismo y fascismo es más que evidente, de ahí que si las cosas vienen torcidas pues ya veremos ( fue justamente el sano pueblo llano la figura encumbrada por Hitler y Stalin.) No es cierto que el Estado desea lo mejor para los ciudadanos, su progreso moral y espiritual, porque en el fondo y en la superficie, nuestros políticos y su amado pueblo creen que no hay otro mundo mejor posible que el que hay, su cabeza es absolutamente incapaz de concebir nada mejor, no da más de sí. La Ilustración, en cierto sentido, se ha cumplido de la peor de las maneras.

      • Jesús San Martín
        13 mayo 2011 a 18:26 #

        Cuando ganó la selección nacional española, esa que dicen la roja, por no decir ni nacional ni española, me llamó la atención la extraordinaria manifestación. Estoy acostumbrado a ver grandes manifestaciones contra “los hombres de paz” de ETA, pero esta manifestación llenaba una calle tras otra, y la gran explanada donde acabaron los futbolistas. Me di cuenta de que la gente está hambrienta de España, muy hambrienta, y de que cualquier demagogo neofascista puede hacerse con esas masas si toca los resortes adecuados: los borregos no tienen ideología, van a venir muy malos tiempos y tener alguien a quien cargarle el muerto es siempre más tentador que reconocer los errores y trabajar.

        Por otro lado no creo que estemos ante un escándalo tremendo, estamos frente a un pueblo tremendamente aprobatorio, aborregado hasta el extremo de comer hierba. Las heces políticas que nombras son concientes del hecho y sacan provecho: maximizan sus ganancias a costa de esquilmar a la gente, ayudados por los camisas pardas que los defienden tras cinco millones de parados y un millón de hogares sin ningún ingreso.

        Había observado los eslóganes: el alcalde de la gente común y centrado en ti, me vino a la mente: el alcalde que expolia a la gente común y centrado en tu bolsillo. Esos que aparentemente se tiran los trastos a la cabeza en el teatro para los borregos, teatro donde ellos se ponen de acuerdo para subirse el sueldo y bajárselo a quienes les votan, jubilarse a los siete años de tocarse las p…. y los otros tras cuarenta años de sudor. La lista la conocemos todos.

        Al borrego no se le puede hablar a la cabeza, hay que decirle las bobadas que quiere escuchar: relativismo, igualitarismo, buenismo, y cualquier mierdismo al uso que no aguanta el razonamiento crítico.

        El sistema no te somete a ninguna censura, este comentario lo prueba, lo que no te deja son los medios de comunicación de masas. El sistema ha aprendido mucho del fascismo y del comunismo, de los que es hijo aventajado en las técnicas de manipuilación y de control. Al que tiene capacidad para robar le deja robar (los ejemplos a la vista de todos), de esa manera los que tienen fuerza para cambiar el sistema participan en la orgía de sangre borregiana y no cambian nada, mientras que los que no tenemos gen de sanguijuela protestamos un rato. Observemos que si damos la vuelta a todos nuestros análisis críticos, se convierten automáticamente en la mayor técnica de manipulación para los votantes borregos. Dónde compran las sanguijuelas sus técnicas de manipulación: en la universidad (marketing, estadísticas, análisis de tendencias,…)

        P.S. El otro día deje una entrada donde indicaba cuando se produciría el cambio que pedimos, en función de la crisis que todavía no ha estallado. La entrada estuvo unas horas y después desapareció ¿Sabe el ADMINISTRADOR DEL BLOG qué ha pasado con la entrada? ¿puede darle entrada de nuevo?

  22. 12 mayo 2011 a 20:58 #

    Y lo peor no es eso, lo peor es que Zapatero se ha cargado el sistema financiero irlandés, el griego y, últimamente, el portugués; sin olvidar la caída de aquellos grandes bancos americanos y alemanes. Algún día, más pronto que tarde, se descubrirá que es el culpable del deshielo de los, con perdón, casquetes polares. Vamos, que no se va a ir de rositas. Porque ya no nos vale que no se presente- no vaya a ser que le deje otra vez con cara, digamos, de circunstancias, a Mariano; no, solo nos vale que convoque elecciones que, ya puestos, podrían celebrarse el próximo día 22, coincidiendo con las locales y autonómicas, y así ahorrábamos en sobres, papeletas y zapatillas. Este gobierno no piensa en nada, solo en sus propios intereses; y no como Esperanza que se desvive por mejorar nuestra educación y nuestra sanidad; o Cospedal que ni siquiera se plantea un aumento de sueldo. Algún día nos sale un tipo inaugurando un aeropuerto sin aviones o una biblioteca sin libros y damos palmas con las orejas. Menos mal que ya queda menos, y estoy preparando el champán-que no el cava- para el 22; auunque ya se sabe que no somos mucho de celebraciones. Personalmente prefiero seguir echando la culpa de todo a ZP, que hacer fiesta porque se va. Aún recuerdo cómo largábamos contra los progres en el 96, cuando ganamos, en lugar de vitorear a nuestro líder, que ya apuntaba maneras tejanas. A ver si va a ser por eso, por esa carencia de cariño, la necesidad de protagonismo que muestra. Contra ZP vivimos mejor.
    Y el próximo año, ¿de qué vamos a vivir si se va? Lo hace, ya se sabe, por fastidiar.
    Ya hablaremos otro día de educación, lo importante es repetir hasta la extenuación lo malo malísimo que es ZP.
    Os invito a copiar en mi blog cualquier “ocurrencia” que veáis en campaña. Las dos primeras son de Esperanza. Para que nadie sospeche, no vaya a ser…

    • Fernando
      13 mayo 2011 a 18:26 #

      No hay mal que cien años dure. Los que aún os movéis en una franja de edad inferior a los cincuenta –no es mi caso- conoceréis en vuestra actividad antes de jubilaros un renacer natural surgido de las cenizas de esta escombrera en la que nos movemos. Sé que los brotes verdes están muy desacreditados y que nada se puede esperar de este gobierno ni del que le suceda, pero sí hay algo inexorable en las leyes de la naturaleza: lo que se corrompe se descompone y desaparece. La corrupción invade ya todos los rincones y la descomposición hiede en todos los espacios. Por lamentable que resulte, aquí si será válido aquel principio de que “cuanto peor mejor”.

      • elena
        16 mayo 2011 a 16:04 #

        Con su permiso le corrijo, Fernando. Lo que se corrompe, se descompone y se transforma. No desaparece. No sé que principio cabe aquí pero me recuerda aquello del ave fenix y tal. Ya veremos.

  23. Raus
    13 mayo 2011 a 15:03 #

    Perdón. Fe de erratas: donde puse “vasto” quise poner “basto”.

  24. Mari
    13 mayo 2011 a 22:08 #

    ¿Y la ciencia?, ¿dónde dejamos a la ciencia? ¿Dónde estamos? ¿Quiénes somos? ¿Los hay mejores y peores? ¿Todos tenemos defectos y virtudes? Entonces… ¿quién tiene la razón? ¿Es que quizás nos creemos mejores al resto?, pero… ¿para ser diferentes… no tendríamos que nacer de forma diferente y morir de forma diferente? Cuánta simpleza… y no sólo en televisión. Y es que hay miedo de coger al toro por los cuernos, aceptar que somos lo que somos, poca cosa, todos, estamos a merced de las fuerzas de la naturaleza y nosotros disputándonos el pastel, qué osadía, señor, señor.

    http://www.rtve.es/television/20110506/incertidumbre-del-universo-cuantico/430556.shtml

    • Jesús San Martín
      13 mayo 2011 a 23:09 #

      “Los objetos subatómicos pueden estar en más de un sitio a la vez”
      Falso, la física cuántica dice que tienen probabilidad no nula de estar en todo el espacio, no en unos cuantos sitios como indica la frase; además hace una interpretación del objeto cuántico como partícula clásica, cosa que es falsa.

      “dos partículas en extremos opuestos de una galaxia pueden compartir información instantáneamente”
      Falso, porque viola el principio de relatividad. No tiene ni pajolera idea de qué es el entrelazamineto cuántico.

      “el mero hecho de observar un fenómeno cuántico puede modificarlo radicalmente”
      No puede, queda automáticamente modificado cunado los operadores cuánticos no conmutan, y aún así vuelve a ser una interpretación clásica del fenómeno cuántico.

      “el universo mismo no estaría compuesto de materia ni de energía sino de información”
      A partir de ahora en vez de comerme un buen chuletón (materia) leeré el periódico (información).

      La mejor de todas
      “según el principio de superposición, cualquier objeto, al parecer, tiene la capacidad de estar en muchas posiciones distintas a la vez”
      No son posiciones, sino estados, que no tienen nada que ver con las posiciones.

      Un poco de sentido común, pero es mucho pedirle al Punset. Vaya cara que tiene el hombre, ahora viene con la mecánica cuántica. Creo que tiene una superposición de estados idiotas, caraduras y demagógicos con probabilidad no nula de engañar a todos los incautos que se pongan a tiro.

      • Raus
        14 mayo 2011 a 4:10 #

        Menos mal que te tenemos por aquí, querido Jesús, para que en estas cuestiones no nos las den con queso. Es fácil ser incauto en temas tan complejos. Además, me he reído con tu irónica conclusión.
        Un saludo.

      • Jesús San Martín
        14 mayo 2011 a 7:52 #

        Creo que fue Feynman, premio Nobel de Física junto con Schwinger y Tomonaga por la formulación de la electrodinámica cuántica, quien dijo que “quien diga que entiende la mecánica cuántica miente” y ya ves que reformuló el electromagnetismo en formulación cuántica. Si los genios piensan así, cómo será la cosa. Es extraordinariamente extraña y los vendedores de crecepelo están al acecho; si se les deja decir bobadas, dentro de poco querrán estar en el CERN dictando los experimentos, igual que dictan a los profesores lo que tienen que hacer en clase. Podría parecer una tontería, pero mira la que tienen montada los creacionistas en las escuelas de EEUU, y durante la extinta URSS se enseñaba la biología del partido. Si las heces políticas pudieran conseguir votos llevando a los borregos al CERN, para “igualitariamente” determinar qué experimento realizar, ten por seguro que lo harían.

        Se ha perdido un post, contestando a una entrada tuya, en la justificaba que la situación cambiaría cuando se produjera el colapso económico del sistema, y daba las fuentes. Quizá aparezca, sino, ya lo volveré a reescribir en otro momento.

        No creas que estoy contento porque vayan a cambiar de collar al perro dentro de poco. Sucederá lo que comenta Fernando, que cambiará por putrefacción completa, y esa es la pena, que tengamos que llegar a ese estado, con tanto tiempo y recursos perdidos, y con el extraordinario dolor que va a causar. Además, a nivel internacional se está produciendo una reordenación, y nuestra pésima situación no nos va a permitir estar en una adecuada posición y arrastraremos la circunstancia como es habitual.

        Tengo varios alumnos muy buenos, algunos dicen que quieren investigar, así que los llamaré en junio para que empiecen ya. Pueden “trastear” modelos con el ordenador e ir cogiéndole el gustillo. Era una cosa que me sentaba mal, habíamos alcanzado masa crítica en nuestro grupo, pero no había gente joven a la que enseñar los trucos del oficio. ¡A ver cómo sale la idea!

        Un abrazo.

      • Francisco Javier
        14 mayo 2011 a 11:03 #

        Por lo que veo, hay alguien que no parece estar de acuerdo con tus precisiones sobre física. Pero no se te corrige. Eso se llama estupidez, una estupidez de resentido ignorante y envidioso (porque tú sabes y eso no.) Un saludo, Jesús y gracias por ilustrarnos un poco en asuntos tan complejos (y tan dados a la manipulación por mentes oscuras.)

      • Raus
        14 mayo 2011 a 11:12 #

        Querido Jesús, sobre esta cuestión de la ciencia y de cómo los vendedores de crecepelo quieren vender su moto, sólo quiero decir unas palabras, más que nada para no desviar en exceso la atención sobre lo que estábamos tratando. Mira, tú lo sabes bien, nuestros oponentes, la enorme tribu de posmodernos, se frota las manos cada vez que la ciencia parece apoyar su caótico pensamiento, su contradictorio pensamiento. Ya se sirvieron algunos, ignorantes hasta la náusea, para anunciar al mundo que “todo es relativo”, valiéndose, ya ves, de la Teoría de la Relatividad. La posmodernidad sigue intentando colarnos su visión políticamente correcta de la ciencia y el mundo. El mundo subatómico y los fenómenos extraños de las partículas también excitan la imaginación de nuestros pobres ignorantes. Como ves, aunque no entiendan ni jota de cuántica ni de su interpretación matemática, se apresuran a decirnos que, según la ciencia cuántica, la lógica aristotélica de toda la vida no funciona o no es cierta. Que no es cierto el aristotélico principio de no contradicción. Se basan en aquello de que la partícula puede estar y no estar desintegrada a un tiempo (gato de Schördinger). O nos dicen que la información puede estar instantáneamente en cualquier punto del universo (entrelazamiento). Un mundo subatómico políticamente correcto: relativista, contradictorio, ilógico, donde cualquier cosa es posible. Eso sí, menos mal que Sokal y Bricmont (dos físicos nucleares) salieron al paso para poner las cosas en su sitio. Por aquí, algunos te agradecemos que hagas las veces de Sokal, no sea que los vendedores de crecepelo que por aquí se pasan nos quieran tomar el…
        Un abrazo.

  25. Mari
    14 mayo 2011 a 7:46 #

    Jesús:

    Esto no lo dice Punset, sino Vlatko Vedral – profesor de teoría de la información cuántica en la Universidad de Oxford, Reino Unido, profesor de la 10ª universidad más prestigiosas del mundo según el ranking al que nos derivaste hace unos meses, con el que demostrabas que las universidades españolas estaban muy a la cola… Hombre, demagogia, demagogia, para demagogia…

    No sé, pero considero que desprestigiar así a un científico de la talla de Vlatko Vedral no beneficia a nadie, ¿no crees? Desde mi criterio éste no es el camino, si uno pregona la excelencia tiene que aceptarla, si lo que se pretende es credibilidad, porque aunque todavía seamos muchos lo ignorantes, tontos, lo que se dice tontos… no somos.

    Saludos

    • Jesús San Martín
      14 mayo 2011 a 8:17 #

      Hola Mari

      He cogido las frases que Punset tiene escritas en su página y esas son la que he criticado, y te puedo asegurar que el profesor Vedral no dice tales cosas, otra cosa es lo que Punset interpreta. Si lo dudas, en cualquier libro de mecánica cuántica lo puedes encontrar.

      No voy a entrar en cada una de las frases, pero la siguiente

      “En vez de eso, el movimiento de una partícula queda regido por una función matemática que asigna, a cada punto del espacio y a cada instante, la probabilidad de que la partícula descrita se halle en tal posición en ese instante” está en

      http://es.wikipedia.org/wiki/Mec%C3%A1nica_cu%C3%A1ntica

      donde observarás que habla de probabilidad en cada punto del espacio y no de unos en particular. Lo mismo para el resto de las frases.

      Hay un libro de divulgación sobre entrelazamiento cuántico en español:
      Entrelazamiento, de Amir D. Aczel, en Drakontos bolsillo. A pesar de ser de divulgación no es de fácil lectura si no se ha dada ningún curso de mecánica cuántica, y si lo lees, verás que no se puede transmitir información a una velocidad mayor que la de la luz (principio de relatividad de Eintein, que si es por nombre, es más gordo que el del profesor Vedral). Mucho cuidado, con la interpretación de transmitir información, que tiene un significado muy claro en Física y no tiene nada que ver con nuestras ideas intuitivas.

      Como puedes observar, no he desacreditado al profesor de Oxford, sino que he desenmascarado al demagogo Punset, que tan pronto pretende decir a los profesores como tienen que dar las clases, como indicarnos cómo ser felices, como enseñarnos algo que no ha estudiado jamás: mecánica cuántica. Por lo tanto, ya sabes que añadir a los puntos suspensivos de tus palabras “para demagogia….”

      Si queremos la excelencia no podemos estar haciendo caso de conocidos vendedores de crecepelo, que con sus acciones “desprestigian así a un científico de la talla de Vlatko Vedral” ¿no crees?

      Un abrazo

  26. Mari
    14 mayo 2011 a 9:50 #

    Por lo que dices, Jesús, no creo que hayas visto el video con detenimiento, porque si hubiera sido así observarías que todo lo que dice Punset es reafirmado por Vedral.

    Punset en ningún momento aporta nada nuevo, nada de cosecha propia, comenta cosas dichas por otras personas más sabias que él en estos aspectos. Punset es, para mí, como todos, una persona con sus defectos y virtudes, pero asesorado por personas de prestigio, yo no creo que quiera vendernos nada, sino divulgar las nuevas teorías y avances científicos y esto no es malo en absoluto, muy al contrario, no sé porque esa resistencia a este señor y a un programa televisivo que merece la pena, pero en fin…

    En cuanto a la ciencia, decirte que yo no pretendo comparar a ningún científico, pretendo esclarecer las cosas. Espero que cuando se construya ese nuevo ordenador del que habla Vedral podamos disfrutarlo.

    Saludos

    • 14 mayo 2011 a 10:06 #

      Sí, ciertamente, el señor Punset, a quien tanto se vilipendia por estos lares, en sus entrevistas se limita a preguntar o, en todo caso, a proponer algo que es o no confirmado por el interlocutor. El sr. Punset no va de científico ni de nada, simplemente opina al hilo de la conversación y son los expertos quienes dicen o desdicen, afirman o niegan. Más o menos como en el resto de entrevistas del mundo mundial. Por las mismas, podríamos criticar a los periodistas que entrevistan a políticos y cargarles con lo que han dicho estos. ¿Un poco atrevido no? Se le puede criticar al entrevistador que haya estado más o menos atinado en sus cuestiones, no su opinión sobre un tema, cuando hay alguien más “puesto” en ese tema frente a él, y al que “no se atrevería a atarle la correa de las sandalias”. Fijarse en una entrevista a las preguntas y obviar las respuestas es mirar al dedo que apunta a la luna. Ya se sabe, no se puede matar al mensajero. Aquí, no sé en base a qué, al sr. Punset se le condena, y se le insulta, casi a diario. Será que no les interesa lo que dicen los científicos con quienes habla, que son los verdaderos protagonistas.
      Y luego hablamos de pedagogía ( y decimos que ” es una mierda”) o de física cuántica…¡Así no se puede!

      • Francisco Javier
        14 mayo 2011 a 10:54 #

        Eos es absolutamente falso: el Señor Punset no se limita en absoluto a plantear cuestiones neutrales y dejar que sean los sabios los que hablen. Si ves alguno de sus programas, por no hablar de sus libros, que no recomendaría a nadie (sobre temas divulgativos de ciencia hay cientos de autores con mucha más solvencia científica que Punset , que lo único que hace es tomar de aquí y de allá ideas de otros libros divulgativos de acuerdo a sus criterios new age), que saben de primera mano de qué hablan, empezando por clásicos como Einstein, Schrödinger, Koyré, Poincaré, Monod, Penrose, etc., etc.) Punset, bajo su pose angelical, es un dogmático terrible, con clara tendencia al juicio sumarísimo (por ejemplo: en un programa sobre el inconsciente, animaba a sus televidentes a tirar todos los libros de Freud a la basura, ya que eso está muy superado, …., -¿seguro?, ¿ha leído este iluminado a Freud en serio? Esto me recuerda a esas personas que afirman que Marx ya no vale para nada, sin tener la más mínima idea de lo que en verdad decía el gran Marx. No: Punset no es Balbin , que ya sabemos que fue decapitado por ciertos personajes a los que la libertad de expresión no les hacía mucha gracia……

        Punset es un fenicio (como mercachilfle mediático es sin duda un maestro), un ególatra, un gurú de los nuevos tiempos. Entontece a la masa, es negativo para la sociedad. Y respecto a sus ideas de educación, mejor ni mentarlo, que da mucha pena.

    • Jesús San Martín
      14 mayo 2011 a 11:05 #

      Habrás observado, Mari, que el vendedor de crecepelos Punset no sólo no se limita a preguntar, sino que pone por medio un vídeo lleno de tantos errores que produce rubor, te lo digo porque es mi especialidad en Física, y sé algo más de ella que un profesor de lengua que no sabiendo el número de planetas del sistema solar quiso enseñarme como dar clases de matemáticas (otra licenciatura que tengo). ¡Y luego hablamos de pedagogía!
      Mari, un experto en arte podría entrevistar a un pintor, pero sería “un poco atrevido” que entrevistara a un experto en mecánica cuántica, ya que las preguntas que se le podrían ocurrir serían las que se le ocurriera a los defensores del vendedor de crecepelo. ¡Así no se puede!

      Si estás interesada en la computación cuántica, hay un español experto en el tema y con proyección internacional

      http://www.consumer.es/web/es/tecnologia/hardware/2006/05/25/152340.php

      Me extraña que los grandes defensores del vendedor de crecepelo, y sabedores de tanta mecánica cuántica, no te lo hayan advertido. Desgraciadamente, tales expertos no dan fuentes, sólo palabras, como estas:

      1. “Vamos a superar a Alemania en renta per cápita. De aquí al 2010 les podemos superar perfectamente. Igualar y superar ligeramente”. (15 de enero de 2007)
      2. “Lo enunciaré de forma sencilla pero ambiciosa: la próxima legislatura lograremos el pleno empleo en España. No lo quiero con carácter coyuntural, lo quiero definitivo”. (3 de julio de 2007)
      3. “Tenemos la tasa de paro más baja de la historia. El modelo económico español es un modelo internacional de solvencia y eficacia”. (6 de septiembre de 2007)
      4. “Haciendo uso de un símil futbolístico, se podría decir que España ha entrado en la Champions League de la economía mundial”. (11 de septiembre de 2007)
      5. “Prometo crear dos millones de nuevos empleos”. (3 de marzo de 2008)
      6. “Superaremos a Francia en renta per cápita en tres o cuatro años. Eso no lo quiere oír mi amigo Sarkozy pero es así”. (24 de septiembre de 2008)
      7. “No, nadie lo sabía. En cuanto hemos entrado en una situación objetiva de crisis, he sido el primero en hablar de una crisis del sistema financiero internacional y de una crisis económica. En marzo comenzará a crearse empleo de manera intensa”. (18 de diciembre de 2008)
      .
      .
      .

      y claro, tienen tanta credibilidad como Zp.

      Hay muy buenos libros de divulgación traducidos al español, y varios canales serios con excelentes documentales. No te dejes engañar por este vendedor de crecepelo, ni por sus defensores (especialmente, a tenor de las heces políticas que defienden)

  27. 14 mayo 2011 a 11:12 #

    La opinión que cada uno tengamos sobre el sr. Punset es respetable, pero- por definición-, subjetiva. Lo que estamos dilucidando es una entrevista concreta, con unas preguntas y unas intervenviones concretas. Por tanto, no generalicemos y vayamos a datos que no tenemos aquí para juzgar. Porque si hacemos eso veremos programas donde intervine más y otros donde interviene menos. Desde mi punto de vista, en sus programas lo que hace es preguntar “a su manera”, que es opinando, pero no sentenciando, proque sería muy atrevido hacer eso y se jugaría mucho delante de un experto en la materia. Lo que trata es de conversar, no hace una entrevista al uso, y esa conversación está elaborada de modo que busca que el interlocutor se defina sobre uno u otro tema.
    En esta entrevista, que todos podemos leer, observamos que el sr. Punset hace afirmaciones, sí; pero una tras otra son confirmadas por el científico con el que habla. Por tanto, si hay afirmaciones erróneas no son del sr. Punset, sino de quien, como experto, las ratifica.
    Me parece un poco atrevido, no soy experto en nada y en ciencia menos, juzgar a este científico. Al sr. Punset cada uno puede ponerle los calificativos que quiera, pero no ha de juzgarse a la persona- eso también es normal por estos sitios- sino lo que dice o lo que hace. Y decir, lo que se dice decir, en esta entrevista no dice nada. Si alguien sabe más que el entrevistado que nos abra los ojos, pero que no cargue contra el entrevistador, que es quien carga con todo el peso de lo que se dice. Si tan mal les cae el sr. PUnset, no le den una importancia que no merece, no le hagan protagonista cuando no lo es, es el medio, el mensajero; el protagonista es el experto. ¡Nos puede la pasión!
    Si yo escribo “Pienso luego existo” (Descartes), y se me critica por la frase, tendré un protagonismo que no merezco. Lo dicho, el dedo y la luna.

  28. Mari
    14 mayo 2011 a 11:26 #

    Francisco Javier, demuestre, tras ver el video, que el señor Vedral no dice lo que dice y que es el señor Punset quien inventa toda esta teoría. ¿Quizás piense, usted, que el señor Vedral no es excelente en lo suyo y que la universidad en la que trabaja tampoco tiene prestigio ni excelencia, ni la teoría de la que habla?

    • Francisco Javier
      14 mayo 2011 a 12:10 #

      Yo no me he referido para nada al Señor Vedral, que desconozco. Tampoco soy quien para hablar de cuántica, que es para mí tan comprensible como el chino. Tampoco me parece correcto, que cada vez que aparece un Señor de tal Universidad maravillosa, haya que babear. Una característica de nuestros tiempos es la de la fe ciega en la ciencia, todo lo que viene de la ciencia es palabra de Dios. Eso se denomina papanatismo. La verdad es que determinados asuntos científicos no son accesibles para el común, que carece de base matemática para entender con un mínimo de rigor de lo que se habla. Pero lo malo es que aparecen entonces los del crecepelo y empiezan a mezclar la cuántica con el Dalai Lama y no sé sabe qué, y entonces la hemos jodido. Por otra parte, no todos los entrevistados me parecen que tienen el mismo nivel de interés, ni de credibilidad: en especial los “especialistas en educación” que ha llevado al programa me han parecido unos auténticos showman (gurús en el peor sentido.) Insisto: sólo digo que Punset es bastante dogmático.

      • Francisco Javier
        14 mayo 2011 a 12:15 #

        Y seguro que llevas toda la razón, Mari en que es el señor ese el que habla y no Punset. Siempre es de agradecer escuchar a gente así, aunque yo no entienda de qué hablas. Mejor sin duda que escuchar a esos macarras y ordnarias tan desagradables y que tan democráticamente dominan el mundo audiovisual o mundo espectacular o mundo a secas. Un saludo.

      • Mari
        14 mayo 2011 a 14:03 #

        Jesús, no sé qué tiene que ver aquí y ahora el señor Zapatero, con el podemos estar más o menos o nada de acuerdo, pero ahora me gustaría…

        Gracias, Francisco Javier, al menos reconoce que el señor Vedral dice lo que dice y reconoce valor a sus palabras. Tampoco entiendo demasiado de física cuántica, pero si entiendo lo que dice este señor y si nadie se atreve aquí a decir que no dice lo que dice, pues no me queda más remedio que seguir creyendo lo que mis oídos escuchan. Y no, no babeo…, pero tampoco resto valor a lo que puede tenerlo.
        Fe ciega en la ciencia, esto que quiere decir, Fco Javier, ¿que la ciencia es relativa? o ¿qué la mayoría no tenemos entenderás suficiente para comprender estas cosas? A lo primero, yo, contestaría que no lo sé y a lo segundo que un buen profesor (puede ser libro) puede hacer maravillas, explicar la esencia de esta teoría a chavales de 14 o 15 años y que la comprendan. Mire, no soy de ciencia, pero a mi poco entender, este señor, dice dos cosas muy interesantes sustentadas en la física cuántica: 1) considera que la existencia puede que dependa del que mira, y 2) las relaciones entre lo existente seguramente sean mucho más complejas y enredadas de lo que hasta la fecha hubiéramos podido imaginar (redes de información, todo se limita a la información, ya que todo depende de la información que llega al otro…), ¿no es esto lo que dice, Jesús?, ¿no es esto lo que dice?
        No sé, Fco Javier, ya me gustaría que estuviéramos todos de acuerdo, pero ya ves.

        Alonxo, de acuerdo con usted.

        Saludos

      • Jesús San Martín
        14 mayo 2011 a 15:01 #

        Tendrá que ser frase por frase

        “La escala más pequeña del universo –la que se rige por las leyes de la física cuántica– parece un desafío al sentido común. Los objetos subatómicos pueden estar en más de un sitio a la vez, dos partículas en extremos opuestos de una galaxia pueden compartir información instantáneamente, y el mero hecho de observar un fenómeno cuántico puede modificarlo radicalmente. Pero lo más extraño de todo –según le explica el físico de la Universidad de Oxford, Vlatko Vedral, a Eduard Punset en este capítulo de Redes– es que el universo mismo no estaría compuesto de materia ni de energía sino de información.”

        1.-La escala más pequeña del universo –la que se rige por las leyes de la física cuántica–

        Veáse en ref 1 “La mecánica cuántica describe en su visión más ortodoxa, cómo cualquier sistema físico, y por lo tanto TODO EL UNIVERSO”

        2.- “Los objetos subatómicos pueden estar en más de un sitio a la vez”

        Véase en ref 1.- el movimiento de una partícula queda regido por una función matemática que asigna, a CADA PUNTO DEL ESPACIO y a cada instante

        (y no tiene el significado de ubicuidad, de estar repetido como se desprende de la frase)

        3.-“ dos partículas en extremos opuestos de una galaxia pueden compartir información instantáneamente”

        Véase en ref 1.- la cual demuestra que medir el estado de una partícula puede instantáneamente cambiar el estado de su socio enlazado, aunque las dos partículas pueden estar a una distancia arbitraria. Sin embargo, este efecto no viola la causalidad, puesto que NO HAY TRASFERENCIA POSIBLE DE INFORMACIÓN

        4.- “y el mero hecho de observar un fenómeno cuántico puede modificarlo radicalmente”

        Véase en ref 1.- si se realiza una medida sobre el sistema, éste SUFRE un “salto cuántico” hacia un estado compatible con los valores de la medida obtenida

        (no puede, sino que es modificado)

        Ref 1.- http://es.wikipedia.org/wiki/Mec%C3%A1nica_cu%C3%A1ntica

        5.- “Pero lo más extraño de todo –según le explica el físico de la Universidad de Oxford, Vlatko Vedral, a Eduard Punset en este capítulo de Redes– es que el universo mismo no estaría compuesto de materia ni de energía sino de información.”

        El profesor Vedral dice clarísimamente que es una hipótesis.

        Si esto se encuentra a nivel DIVULGATIVO en la wikipedia, y contradice TODAS Y CADA UNA DE LAS FRASES del demagogo Punset, no las ha podido decir un experto en mecánica cuántica. Tú estás escuchando una traducción, NO LAS PALABRAS DEL EXPERTO, palabras interrumpidas por un vídeo, del que no voy a repetir la burrada ya indicada en la entrada anterior.

        Parafraseando tus preguntas Mari

        ¿no es eso lo que dice la Wikipedia? ¿no es eso lo que dice, Mari?

        Y desde luego, lo que no afirma son tus palabras

        “dice dos cosas muy interesantes sustentadas en la física cuántica: 1) considera que la existencia puede que dependa del que mira, y 2) las relaciones entre lo existente seguramente sean mucho más complejas y enredadas de lo que hasta la fecha hubiéramos podido imaginar (redes de información, todo se limita a la información, ya que todo depende de la información que llega al otro…), “

        Error ya cometido con la relatividad restringida, indicada por Raus, y deberías darte cuenta de que los conceptos de “existencia” y de “mirar” no están, al día de hoy, en la formulación de la mecánica cuántica, por lo que difícilmente se pueden sustentar en ella. Haz la prueba del tatarabuelo, él ya no mira el universo, pero ¿sigue existiendo el universo?. ¡Nos puede la pasión! ¡sí! ¡Nos puede la pasión!

        De todas formas no me coge por sorpresa, pues es precisamente lo que la secta pedagógica hace con la educación: redes de información (navegar por Internet, pizarra electrónica,…), todo se limita a la información (no pruebes a alimentarte comiéndote el libro de cocina), ya que todo depende de la información que llega al otro (relativismo, buenismo,…)

        P.S. Antonio ¡qué razón tenías! Pago las cervezas cuando nos veamos.

      • Raus
        14 mayo 2011 a 15:27 #

        Jesús, de nuevo gracias por ofrecernos una visión racional del asunto, en contra de quienes todo lo quieren confundir y mixtificar. Hace años un amigo físico y yo manteníamos largas conversaciones sobre cuestiones de física. Bueno, más bien él, el pobre, se limitaba a intentar explicarme ciertos fenómenos de física, incluida la cuántica. Ahora el amigo para largo y es difícil retomar aquellas gratas charlas. Quiero saber tu opinión sobre un determinado fenómeno. Daré mi opinión de lego (muy lego) en física, y a ver si tú estás o no de acuerdo. Es sobre esta afirmación:

        “el mero hecho de observar un fenómeno cuántico puede modificarlo radicalmente”.

        Me interesa aclarar bien el significado de esta enigmática afirmación. En las largas discusiones que a lo largo de mi vida he mantenido con relativistas y filósofos relativistas, sobre todo en blog de filosofía, he podido comprobar que esta afirmación la aprovechaban para intentar colar de rondón su visión subjetivista de la física y la vida. Me explico. Para ellos el hecho de que la observación de un fenómeno cuántico pueda quedar radicalmente modificado, supone una suerte de apoyo a la peligrosa y solipsista idea de que el mundo (el mundo de ahí fuera) es sólo una invención del cerebro del sujeto: es la conciencia de éste la causa de tal o cual fenómeno (cuántico). Es la conciencia, nos dicen en su melopea subjetivista, quien tiene poder para crear la realidad, el fenómeno. La señora Mari lo expresa claramente: “puede que la existencia dependa del que mira.” Verás, Jesús, que la posibilidad de que la realidad, el mundo o la ciencia sean relativistas (que dependan del observador) entusiasma a estos señores. Se les hace la boca agua pensando que la ciencia podría darles la razón y hasta bendecir su amorío con el relativismo. Tendrían una razón poderosa para confutar a los que afirmamos que la verdad no depende de lo que piense, crea o desee el sujeto, sino que las cosas son ciertas o no, existentes o inexistentes con independencia del sujeto.

        ¿Llevarán ellos razón después de todo? ¿Será que, al fin, la lógica binaria no es correcta? ¿Será verdad que el mero hecho de observar un fenómeno cuántico lo modifica radicalmente? Bien, tengo que decir, Jesús, que, hasta donde yo entiendo intuitivamente el fenómeno (no matemáticamente) del colapso de la función de onda (experimento de la doble ranura), la interpretación subjetivista es por completo gratuita. Pues no es, exactamente, el hecho de observar un fenómeno cuántico lo que lo modifica ese fenómeno (si acaso lo modifica): lo que modifica el fenómeno cuántico es la misma luz que el observador necesita para observa el fenómeno en cuestión. Son las partículas de luz que el observador emplea para observa las que, al impactar con otras partículas (las partículas que se desea observar), interfieren en el resultado esperado. Claro, pero esto ya no encierra ninguna suerte de misterio subjetivista. Ya no cabe decir que la conciencia del observador, o su mente, producen tal o cual fenómeno cuántico. La cosa es mucho más prosaica. No es la conciencia de nadie: son las mismas partículas de luz empleadas por el observador las que determinan el resultado del experimento. No hace mucho lo explicaron muy bien (o eso creo) en un programa de divulgación de la 2. Quiero decir que de sus dibujos y explicaciones deduje con claridad que eran las partículas y no la conciencia la clave de la modificación cuántica observada. Pero la tentación subjetivista vive arriba, (aunque no pueda compararse, ni de lejos, con la que provocaba Marily, al menos en mí). Si el león altera su conducta cuando percibe la presencia del observador, no es la conciencia de éste la que ha provocado esa modificación. Pero si yo quisiera darle una interpretación subjetivista, podría decir que el mero hecho de observar al león, cambia radicalmente su conducta. Y no es así. Me ha de parecer patético que haya tanta gente tan predispuesta e inclinada a darle algo de sabor a su vida a base de imaginar tonterías relativistas/subjetivistas, o, en el colmo de la ironía, que se pretenda llevar la ciencia al terreno de la superstición y la irracionalidad. Es verdad: nos puede la pasión.
        Saludos.

        Posdata: a ver si es verdad lo de las cervezas. Las pague quien las pague, pijo.

      • Jesús San Martín
        14 mayo 2011 a 15:57 #

        ¿El universo existe porque lo observamos nosotros? Con tus palabras ¿las cosas existen o no, con independencia del sujeto.?

        Pruebas experimentales.- Que yo sepa hace unos 13.500 millones de años no existíamos nosotros, pero de ahí proviene la radiación de microondas que sustenta el origen del Universo en el Big Bang. Ni que decirte del gas que se formó después, de las estrellas que vinieron a continuación, de las galaxias que se formaron, de las supernovas que explotaron, donde se formo el hierro de nuestra hemoglobina ¿has estado tú a los millones de grados Kelvin que se dan en el núcleo de la supernova? Una explosión tan potente que brilla como los 200.000 millones de estrellas que forman una galaxia. Pues el hierro de tu sangre, el calcio de tus huesos,… se formaron allí. Creo que no estuviste allí, que la supernova existió independientemente de ti, pero vete tú a saber lo que son capaces de soportar los de la secta.

        Desde un punto de vista lógico. Para formarte tú, tiene que haber existido una supernova, pero para que esa supernova existiera tendrías que haberte formado tú antes para observarla. A mí no me cuadra.

        De todas formas, lo dicho: la prueba del tatarabuelo.

        Un abrazo

      • Francisco Javier
        15 mayo 2011 a 9:49 #

        La idea de que la mente del observador sea capaz de ejercer una causalidad en el mundo material es confusa, o más bien mágica. A mi entender, se confunden dos ordenes ontológicos: el mundo psíquico (en su infinita complejidad psíquico-trascendental) y el de la materia. Las sensaciones, ideas, el lenguaje, los modelos abstractos, el yo, las categorías y formas de conciencia, no pueden en modo alguno influir en la materia, a no ser que defendamos alguna convicción parapsicológica, astrológica o esotérica. Cosa muy distinta es que las condiciones de experimentación (materiales) tengan un efecto sobre lo observado (como explican con conocimiento de causa Jesús y Antonio), como parece que sucede de acuerdo a ciertos experimentos famosos llevados a cabo por la física cuántica y para mí enigmáticos. Pero la mezcla de todo con todo es nefasta -fussion is confussion- en un doble sentido: desvirtúa la física, que es una ciencia rigurosa, llevándola hacia el terreno de la majadería; y desvirtúa la espiritualidad, que no precisa de legitimaciones científicas para ser de interés (el efecto de la ideología New Age tanto en el Budismo, como en el Cristianismo, es profundamente pernicioso, distorsionador.)

      • Raus
        15 mayo 2011 a 11:46 #

        La confusión, Francisco Javier, es bárbara. Pretender que el universo existe porque uno existe es de una arrogancia fuera de lo común. Y eso que nos dice la señora Mari que no somos nada, que el ser humano no es nada. Pues menos mal, señora Mari, pues menos mal. ¡Y pensar que la edad del uiniverso tiene exactamente su edad, Mari! Y van diciendo por ahí los físicos, los muy ignorantes, que el universo tiene como 14000 millones de años. Qué ignorantes. No saben, fíjese usted, que el universo nació cuando nació usted. O, mejor, dicho, cuando usted se dio cuenta de que vivía en un universo.
        Y dice usted, Mari, que los “antirrelativistas nos ponemos nerviosos enseguida”. Como para no ponerse si tenemos en cuenta que quienes nos gobiernan son relativistas convencidos. Un poco de modestia, rigor y seriedad, señora mía. Hablar y hablar sin tener ni idea de lo que se dice es mostrar poco respeto por quienes se toman la molestia de estudiar y pensar con el máximo cuidado.Todos estamos sujetos a error, pero lo suyo, señora, es de traca. De traca.

  29. 14 mayo 2011 a 11:36 #

    No he visto programas más subjetivos y sesgados que los de Punset. Son pura opinión, puro interés de presentar a determinados intelectuales, teorías, experimentos, datos o descubrimientos como irrefutables (ya sea por razones de prestigio o de objetividad científica, según corresponda en cada caso) y luego, ¡oh, maravilla!, hacernos ver que vienen a coincidir con las cosas OPINABLES que defiende PERSONALMENTE el señor Punset y lo irrefutable, lo bueno y lo listo que es también él con su inteligencia emocional, su concepto guay de la educación, sus propuestas “revolucionarias” llenas de chirimbolos y psicologismos baratos que harían que todos saliésemos superlistos y superbuenos sin ningún esfuerzo formativo no educativo, etc., etc. No estará de más recordar que la innovación educativa cuyos catastróficos efectos hoy padecemos se inició hace unos 40 años y también con recetas mágicas como la enseñanza lúdica, o sea, que ni siquiera es original, lo de alcanzar resultados maravillosos con procedimientos disparatados está muy manoseado. Punset no pretende divulgar, pretende manipular. Dos de las técnicas de manipulación que usa de forma más sistemática son la selección interesada de la información y la selección de los entrevistados, algunos de ls cuales, por cierto, ni tienen la menor talla ni inspiran la menor confianza, pero se obstina en preesentar como una eminencia a todo aquel que navegue en su misma dirección, aunque luego lo veamos media hora soltando memeces de charlatán. Y no debemos perder nunca de vista sus objetivos comerciales, que pueden aliarse tanto con un proyecto editorial como con unas jornadas fantasma pagadas por Coca-Cola. En lo referido a la pela, tampoco da puntada sin hilo; estará en su derecho, pero que no me lo vendan como si fuera la madre Teresa de Calcuta. Nuestros trolls de plantilla deberían informarse mejor acerca de este caballero, como de tantas otras cosas.

  30. 14 mayo 2011 a 12:34 #

    Seguimos mezclando las cosas. Opinamos sobre la entrevista; ni juzgamos al sr. Punset ni mucho menos le crucificamos ni le subimos a los altares, allá quien lo haga. Eso sí, que no se arrogue el derecho a dividir en buenos y malos a quienes hasta el momento nos hemos limitado a opinar sobre esta entrevista.
    Y es evidente que en este caso, nadie ha demostrado lo contrario, el sr. Punset no afirma nada, sino que es su interlocutor quien lo hace. Si tienen dudas, revisen de nuevo la entrevista.
    Ahora bien, si el experto a quien entrevista, no tengo ni idea de quién es, alguien considera que es un auténtico ignorante, entonces haré caso a tan ilustre lumbrera. ¡Faltaría más!
    A ver si va a resultar que “la pedagogía es una mierda”, “este experto no tiene ni idea de cuántica”, y cuantos dudemos de ello somos tal o cual. Cada día estoy más contento con el descubrimeinto de este blog. Al menos hay mentes que nos sacan de la duda y nos abren a la luz, menos mal.

  31. Jesús San Martín
    14 mayo 2011 a 13:14 #

    En función de lo que estamos diciendo unos y otros.

    Pablo, lo que dices es cierto, observa como, el demagogo Punset, quiere meter el relativismo en la vida diaria a partir de la incertidumbre de las medidas. Deja otras perlas similares. Como dice Francisco Javier “lo malo es que aparecen entonces los del crecepelo y empiezan a mezclar la cuántica con el Dalai Lama”

    Raus, la lógica binaria sigue siendo cierta, de lo contrario no funcionaría la red que nos soporta. Es una sandez lo que dice el amiguete. Y cierto lo que afirmas “se frotan las manos cada vez que la ciencia parece apoyar su caótico pensamiento”, en línea con lo afirmado por Pablo y Francisco Javier

    Una afirmación del vídeo que puede entender todo el mundo (sin saber mecánica cuántica), y le advierte de las tonterías que estará diciendo sobre el tema, es cuando afirma (no recuerdo las palabras textuales) que los mensajes cifrados usando la mecánica cuántica no pueden ser interceptados ni descifrados. Si no pueden ser interceptados ¿Cómo los recibe el destinatario? Si no pueden ser descifrados ¿Cómo los descifra el destinatario para leerlos? Nos puede la pasión, cuando ante semejante burrada seguimos defendiendo al vendedor de crecepelo, en vez de desenmascararlo. Porque algo si tengo seguro, independientemente de los rifirrafes, y es que todos los que aparecemos por aquí queremos una buena educación, aunque no coincidamos en lo que significa, pero si tenemos todos claro lo que es un farsante.

    Por mi parte para cerrar el asunto de la mecánica cuántica, dos cosas

    1.- Una la que advierte Francisco Javier, que hay que saber muchas matemáticas para poder hablar del asunto. De modo indirecto ya lo advierte el experto español en la entrada que he dejado anteriormente

    “Es muy difícil llegar a entenderlo si no se conoce a fondo la mecánica cuántica.”

    Algo parecido decía el escrito Sábato, doctor en Físicas por el Instituto Curie, respecto a la Relatividad General, estas cosas dejan de ser ciertas cuando uno se olvida de las matemáticas que hay debajo y sólo quiere usar las palabras.

    2.-En economía hay escuelas. Seguidores de tal o cual, eso en ciencia no puede pasar, la verdad es la verdad. Sin embargo, en la entrada que he dejado de la wikipedia (en una entrada anterior) hablan de la interpretación de Copenhague. Por lo tanto hay escuelas, lo que indica que no está claro el asunto en absoluto.

    Hay una cosa muy rara en la mecánica cuántica, que se llama el colapso de la función de onda. A grandes rasgos, y a nivel explicativo, si la “particula” está por todo el espacio y cuando mides su posición está donde está ¿cómo ha colapsado desde todo el universo para estar en ese punto? Como se puede observar, la cosa es muy problemática.

    Algo que no han dicho en el vídeo, pero que a la gente le puede resultar interesante. Nuevamente a nivel divulgativo y con ejemplos clásicos que no representan la realidad del fenómeno. Si pones las partículas en una caja, aunque no tengan energía para saltar la pared si tienen probabilidad no nula de saltarla. Esa es la razón de la radioactividad: las partículas salen del núcleo, aunque su energía no se lo permite. La probabilidad es bajísima, pero el número de átomos es astronómico, y el resultado es que podemos observar el fenómeno. La anécdota. En una película entra uno en una habitación y ve al general dándose de golpes contra la pared, le pregunta qué hace, y le responde que intentando atravesar la pared porque la mecánica cuántica lo permite y será un arma formidable. En fin, creo que el número de chichones sería grande. También la mecánica cuántica permite que la comida de Mari aparezca en mi mesa, pero mejor voy a cocinar o creo que voy a pasar hambre.

    un saludo a todos.

  32. Mari
    14 mayo 2011 a 16:41 #

    Jesús, lo que te preguntaba es si yo había entendido bien el mensaje (ya no sé si de Vedral o de…), al menos dime si entendí bien la traducción en español. Él inglés es mi asignatura pendiente, aunque todo se andará. De tus palabras deduzco que están intencionalmente mal traducidas las respuestas de Vedral, si es así… no tendré ningún inconveniente en decir que han manipulado la información, lo que me crearía… un problemilla más, ya que no son pocos los que quieren vendernos la moto a las torpes masas.

    Por otra parte, en ningún momento he dicho que esté o no de acuerdo con esta teoría, ni que esto sea cierto, lo que sí he dicho es que este señor sabe de lo que habla, es un afanado teórico, la traducción tampoco dice en ningún momento que esto esté demostrado. Sólo intentaba entender, comprender esta teoría, pero, Jesús, has terminado por sumergirme en el mundo de los traductores… ¡jope! esto por no decir…

    En cuanto a lo que dices de la comida y la información. Intuyo que lo que quiere decir esta teoría al respecto es que la comida también es información, ya que si reducimos un filete a sus componentes mínimos sólo encontraremos información, bit, pero, ya sabes, no deja de ser una teoría, lo que ocurre es que los antirrelativistas enseguida os ponéis nerviosos. Y mi bisabuelo es parte del universo así que sus partículas andarán vagando por el mundo…

    Yo no estoy segura de casi nada, porque en verdad no es para estarlo, pero si de algo estoy casi segura es de que el error (ya sea genético…) forma parte de la vida (enfermedades genéticas, etc.). La perfección no existe.

    Me voy a tomar un cafelito con las amigas, que ya he pensado hoy bastante en temas… al tiempo que he preparado tres clases… que ya es, la verdad es que me está cundiendo el día.

    Un saludo.

    • Jesús San Martín
      14 mayo 2011 a 17:58 #

      Mari, el hecho de que a nivel divulgativo se muestre la contradicción con la aparente respuesta del experto indica que se ha traducido mal, cuando no torticeramente. Pablo y Francisco Javier han advertido de esa práctica por parte de Punset, así que yo no le concedo el privilegio de la duda, lo de los libros de Freud (indicado por Francisco Javier) es bastante significativo.
      Para mantener la comunicación no verbal con tu entrevistador haces el movimiento que parece afirmar, tal como harías tú con tu alumno para indicar que le estás escuchando, aunque lo que dijera contuviese errores. Si tienes a un lego en frente, y detrás un montón de espectadores, no le dices que no, asientes en el sentido de que le escuchas y luego cambias sus palabras a las correctas en la respuesta para no dejarle con el culo al aire.
      Los programas divulgativos son muy importantes, porque son los que motivan a la gente a estudiar esos temas, aunque haya un montón de dura y aburrida matemática detrás. Precisamente por eso no pueden ser manipulados al estilo fenicio.
      Mari estoy convencido de que eres una profesora muy preocupada por tus alumnos (pienso lo mismo de mi rifirrafero preferido), y de que buscas la motivación para que les resulte más llevadero. Entiendo la parte motivadora como esa información, tal cual se muestra en un documental, que puede enganchar al alumno. Dicho esto, te diré lo siguiente. El famoso entrelazamiento cuántico no es una idea preconcebida a priori sino que nace de la estructura de las ecuaciones de la mecánica cuántica, y sólo sabiendo muchas matemáticas se puede derivar el concepto. En este aspecto es necesario el trabajo duro. Ni nadie en el blog ha negado la motivación de los alumnos, ni tú el trabajo duro y responsable, pero se ha llegado a un extremo en que el saber es perseguido. Quiero continuar con la misma línea argumentativa. Los alumnos estudian el muelle y las pequeñas oscilaciones del péndulo hasta odiarlas, pero da la casualidad de que las mismas ecuaciones subyacen en la mecánica cuántica, y la idea de superposición en las ecuaciones diferenciales lineales que los gobiernan yace en el principio de superposición cuántico: los alumnos tienen que estudiar, aunque no se les pueda explicar el significado de lo que subyace, eso se está defendiendo en el blog. Es lo mismo que aprender a juntar letras, con el tiempo sabes leer. Hay cosas que el alumno debe aceptar a palo seco, y los conceptos son tan complicados que eso pasará con muchísima cosas. Estudié toda la carrera de Físicas sin saber las matemáticas necesarias para resolver las ecuaciones que me mostraban, siempre se aprendían en los cursos siguientes.

      Contado esto, te explico lo que hay en la entrevista. Antes estaba por un lado la masa y por otro la energía, gracias a Einstein sabemos que son la misma cosa, y se empieza sospechar que la información sea tres cuartos de lo mismo. Los ordenadores cuánticos existen, a nivel experimental, y no invalidan para nada la lógica binaria, y los veremos en nuestras rodillas. Si cifras “usando” la mecánica cuántica, claro que es posible captar y descifrar el mensaje, lo que te dice la mecánica cuántica es que no se podrá rehacer el mensaje para que el receptor no se dé cuenta de que la información ha sido leída. Lo que es una ventaja abismal. En el entrelazamiento cuántico entre dos partículas (pueden entrelazarse más), cuando se mide el estado de una la otra necesariamente debe tomar un estado particular, y lo hace independientemente de la distancia a la que esté, pero eso no permite transmitir información. No se entiende lo que es el entrelazamiento, y se está pensando que sea un único objeto cuántico. Una idea intuitiva: si rompes el folio, una mitad encaja con la otra, pero no vas a poder utilizar la forma del borde para transmitir información. Lo que dice el experto español: existe el teletransporte, pero sólo se ha realizado a nivel de partículas, y se demuestra teóricamente que no te puedes repetir.
      Cosas que no han comentado en la entrevista: la superconductividad y la superfluidez. En el primer caso hay corriente eléctrica sin rozamiento, se quiere utilizar, además de para ahorrar energía en su transporte, para almacenar energía en anillos. En el segundo caso, los líquidos superfluitos ascienden por las paredes o salen a través de de ellas (busca en internet). El ejemplo del bisabuelo lo podemos llevar a nuestra madre, ella existe antes que nosotros e independientemente, por lo tanto el universo no es el resultado de nuestras apreciaciones.
      Estas cosas son muy contraintuitivas, pero muy llamativas, y su atracción y difícil comprensión permite, a los vendedores de crecepelo, mezclar, como indica Francisco Javier, la mecánica cuántica con el Dalai Lama, y no es broma, hay libros de esta clase en el mercado.

      Disfruta del café, yo me compré, hace unos días, un libro del efecto de las guerras en el desarrollo de EEUU y me llevó a un pensamiento, que me llevó a ti: si las guerras son tan malas ¿por qué se han dado y se dan en la actualidad? La respuesta está en el libro, expanden algunas economías, como los que mueren no son quienes las provocan (que ganan mucho dinero), pues adelante, y esas personas mueren porque son manipulados. Hay que tener muchísimo cuidado con el relativismo, que es fuente de manipulación y de muertes. Voy a seguir leyéndolo y no creo que coma más chocolate negro, me he debido zampar media tableta.

      Un abrazo.

  33. Mari
    14 mayo 2011 a 23:02 #

    Jesús, no niego la manipulación y sé que existe en todas partes, aquí y allí, puede que sea por el tema entrelazamiento, si yo manipulo aquí, induzco (no sé si se puede decir así) a que el contrario lo haga…

    Bueno esto del lego, si uno no deja a otro con el culo al aire es porque donde hay capitán no manda marinero o ¿es por educación?

    En cuanto a lo de la motivación, que para mí es intrínseca, cuando un alumno tiene otro tipo de problemas, que en ese momento para él son mucho más importantes que el estudio escolar, ya puede ser el maestro más motivador de la Tierra que… y si ahora me dicen que su entrelazado o entrelazados son influidos por mi observación a éste… Pero nada de esto implica que el maestro deje de preocuparse por su alumno y consiga atraerlo hacia el aprendizaje de los contenidos escolares, atraerlo mostrándole la utilidad de estos contenidos; Siempre he querido saber para qué sirve lo que voy a aprender, porque si no pierdo el interés enseguida, mira, yo he buscado la utilidad a tus explicaciones y a las de este señor, y es así como puedo ir interesándome por captar el contenido por completo, me llevará tiempo, pero creo que lo conseguiré.
    Y en este blog, Jesús, lo que se defiende, desde mi criterio, son las diferencias entre los hombres, en vez de sumar, se pretende dividir, los hiper y los hipo. Y en ningún momento he leído, ni en tus palabras ni en otras que la física cuántica distinga fotones de diferentes clases, es más los pronostica entrelazados, “iguales”, uno influye en el otro u otros y viceversa, da igual cuál sea el elegido.

    Muy interesante lo de la superconductividad y superfluidez, aunque nuestra madre no existe independientemente de nosotros, ya que somos parte de ella, así todo queda entrelazado. En cuanto a que el universo exista independientemente de nosotros, por la misma regla de tres, tampoco lo creo, somos parte del universo y por ello el mío (universo) es el resultado de mis apreciaciones. En fin, Jesús, de momento lo mío se limita a intuición y deducción, quizás poco rigurosas, pero… Y ya sé, ya me deslicé y llegué a zona pantanosa… la dichosa relatividad, mira que… pero no puedo entenderla de otra forma, ¿me faltará algún “tornillo”?

    En fin… ha sido un día entretenido.

    Saludos

  34. Mari
    15 mayo 2011 a 12:46 #

    Señor Raus, es usted desde luego… O sea ¿qué me falta un tornillo?, lo que yo digo, no será ¿qué usted tergiversa mis palabras?, ¿por qué dígame dónde digo yo esas burradas? Lo que he querido transmitir, por si no ha leído detenidamente mi escrito, es que, al igual que el agua que existe en la Tierra, que es materia, es siempre la misma, cambia de estado, eso sí, pero siempre es la misma (ni se crea más ni se destruye), el resto de la materia también cambia de estado, aunque es siempre la misma. Y le pediría que antes de poner en mi boca afirmaciones que no he hecho, por favor, lea bien lo que escribo, que ya… que ya sé que le es de poco interés, pues entonces… no lo lea.

    El universo, para mí, tiene la misma edad que la materia, aunque no sé, porque no se sabe a ciencia cierta, qué edad tiene. Y las teorías como la del Big Bang por ejemplo, pueden ser ciertas, pero aún son teorías, eso sí, de grandes hombres, grandes estudiosos, científicos…

    Y antes de llamar la atención a los demás sobre su rigor, píense un momento… que yo no tengo la culpa de ver las cosas como las veo y… que no soy la única que las ve así, las veo como el profesor Vedral o Punset (que ya no sé), pero ambos son personas de reconocido prestigio (al menos, para mí) y que sepa, que agradezco muchísimo a Jesús su esfuerzo desinteresado por explicarnos el tema, ayer aprendí mucho gracias a él, y creo ciegamente lo que dice con respecto a lo descubierto, pero cuando llega a lo aún no descubierto, nos aporta su visión como el señor Vedral… Y sepa que ayer estuve mucho tiempo leyendo páginas en internet sobre el tema, y más de lo mismo, unos dicen esto y otros, lo otro; y sepa que lo comenté con mi marido que de esto también sabe algo, es de ciencias.

    En fin, señor Raus, que no se cabreé, que cabreándose no va a cambiar al mundo, todo lo más que puede es asustarlo.

    Un saludo.

  35. Jesús San Martín
    15 mayo 2011 a 17:41 #

    Punset en estado puro (sin superposición de estados)

Trackbacks/Pingbacks

  1. Nueva educación vial [progre] en Valencia | El Quicio de la Mancebía [EQM] - 8 marzo 2016

    […] Ricardo Moreno acaba de publicar La conjura de los ignorantes. Lleva este prólogo mío. […]

  2. Creer en fuerzas de la luz y de la oscuridad es muy poco educativo | XarxaTIC - 15 mayo 2016

    […] su último proyecto para solucionar todos los problemas educativos), Alberto Royo con su libro, Ricardo Moreno y otros muchos, quizás menos mediáticos, que también están postulando acerca de un tipo de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: