De cómo nos timan con el I+D+i las universidades españolas

Creemos una universidad española imaginaria cualquiera, por ejemplo la UMHU, y un sensacional proyecto de investigación imaginario: “Estudio sobre la regurgitación de las egagrópilas en los láridos durante su apareamiento” realizado por algún amigote en algún departamento debidamente controlado por el Rectorado (si no está controlado, evidentemente, el interfecto lo tiene más crudo).

Una empresa, Niutesno, de base tecnológica y financiada en parte por un programa público, y en la que figura casualmente el Vicerrectorado de Investigación de la UMHU como accionista, desarrolla la aplicación informática sobre el estudio referido a la vez que se crea, paralelamente, una pequeña empresa para su explotación.

Una vez creada la firma buscan cómo financiarla a través de otro programa de financiación pública, por ejemplo, el ‘Avansa’ (cooperación Empresa-Universidad) que paga el desarrollo de la aplicación en vista del nulo interés del mercado por la “innovación”.

En otras palabras, se diseña una “innovación” que ni innova ni interesa ni tiene rentabilidad y se crea una empresa con dinero de todos que compre aquello que la propia Universidad ha creado para justificar, así, la inversión en I+D+i. De esta forma se maquillan los datos estadísticos y aparece un trasvase de investigación universitaria al mundo de la empresa. Para que luego digan que no podemos competir con Alemania.

Ya tenemos el “producto”, financiado por la UE (partida FP6+1 Coopereision), y la empresa “interesada” a cuyo cargo se coloca como gerente algún digno representante de la Universidad al cual, generosamente, se le asigna un sueldo acorde con su valía académica y siempre compatible, cómo no, con sus otras nóminas.

Ahora hay que dar a conocer la joya a través de intercambios científicos internacionales. Para ello se destinan nuevos fondos públicos para que los ilustres responsables del departamento participen en  congresos por los países más guays del planeta (ya saben: viajes, inscripciones, dietas, alojamiento…a ser posible con su señora para que no sienta la soledad de la distancia) sea o no útil “lo inventado” para la comunidad científica. Eso ya es lo de menos.

La sangría económica para el Erario público sigue cuando se justifica el dispendio creando varias ponencias en congresos de otras universidades amigas para que estos otros colegas, luego, puedan presentar sus otros inventos en congresos creados en la UMHU (hoy por ti…). Por supuesto, todo ello, con fondos y más fondos públicos.

Seguidamente, se organizan cursos y conferencias relacionados con el sector para poder estirar más el cachondeo (a ser posible con créditos de libre configuración para atraer a los alumnos matriculados ofreciéndoles lo que buscan desesperados: que les aprueben alguna cuatrimestral por el morro) solicitando por supuesto dinero al Fondo Social Europeo;  y/o se crea un lustroso Máster de extraño nombre que permita, de paso, incrementar las arcas de la Universidad con lo que paguen los estudiantes interesados en pasar por caja para seguir con su doctorado (requisito éste, como saben, imprescindible tras el Plan Bolonia).

Y todo ello aderezado con algún que otro oportuno y sensacional titular anunciando “el descubrimiento” en la prensa local cuyo precario equilibrio financiero depende del patrocinio de un siempre instructivo suplemento semanal que paga religiosamente la UMHU al periódico para autoensalzar sus virtudes académicas (periodismo objetivo, le llaman).

Esto es, amigos, la I+D+i en nuestro país. Las mentes más lúcidas y preclaras de nuestra sociedad al servicio del Saber y de la Investigación más vanguardista del planeta.

Así nos va.

Nota: Cualquier parecido entre los nombres de las empresas inventadas y la realidad es, evidentemente, pura coincidencia y no denotaría más que la torpeza del autor.

Damos la bienvenida a José Luis Domínguez, profesor de Formación Profesional y periodista en la Cadena Ser.

Anuncios

Etiquetas:, , ,

Categorías: Crónicas del País de las Maravillas

Autor:José Luis Domínguez

Profesor de Formación Profesional desde 1985 ha sido, además, periodista en informativos de Cadena COPE, Diario 16 y colaborador habitual de la Cadena SER en la Región de Murcia. Tiene publicados dos libros de Historia y uno de innovación pedagógica presente como bibliografia en algunas universidades españolas.

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

4 comentarios en “De cómo nos timan con el I+D+i las universidades españolas”

  1. Burlador de Sevilla
    7 noviembre 2011 a 16:56 #

    Ah! que bueno, cuanto me he reido. Y además se te ha olvidado el final. La comercialización. En la imaginaria Iberpaña hay muchas trabas burocráticas y regulaciones a la hora de poner la guinda al pastel. No hay una relación fluida ni transparente entre investigación y empresa, de manera que cuando un científico logra un resultado, lo publica, lo guarda en un cajón y empieza otro proyecto. En la misma rueda que acabas de describir.

    En otros lugares, Algermania, YankUSA, Chinatodoacien, simplemente intentan comercializarlo. Es decir, producir efectos. Beneficios, impuestos, riqueza propia y social.

    De todas formas, ¿crees que la solución puede ser la Universidad Privada?, disculpa mi ignorancia pero, ¿gestiona mejor ese asunto la Universidad Privada? o ¿esa Universidad imaginaria de tu post puede ser indistintamente pública o privada?.

    Gracias.

  2. Midel Burgo
    9 noviembre 2011 a 11:30 #

    España ocupa el puesto numero 9 mundial en cuanto a publicaciones cientificas y el 45 en cuanto a su aplicacion practica. La razon es estructural, España es un pais de pequeñas empresas que no tienen capacidad para apoyar la investigacion por donde les interese, y las empresas grandes que hay, tienen sus centros de investigacion en otros paises.
    Esto significa que se intenta potenciar la investigacion desde arriba, con universidades e investigadores. Tambien la interface con parques tecnologicos (somos el primer o segundo pais que mas tiene).
    Pero esto no funciona. Sigue fallando el usuario final, las empresas, que se encuentran con montones de trabas burocraticas o que directamente consideran cualquier tipo de subvencion a investigacion como un dinero facil y momentaneo.
    El cientifico que pierde el tiempo con el sexo de los angeles tampoco esta muy contento con el tema, aunque parece que los burocratas si.

  3. Lou Reed
    17 noviembre 2011 a 7:46 #

    Hombre, a este señor le sobra un poquito de mala baba. Me pregunto qué tiene en contra de la universidad el pobre hombre, porque es evidente que algo de esto hay.

    No procede ponerme ahora a defender la institución universitaria, ni al sufrido investigador; bastante tienen ya ambos con la que está cayendo. Pero es evidente que el periodista, al menos eso dice que és, ha abusado de la exageración para crear una caricatura que seguramente le ha hecho ganarse muchas palmaditas en la espalda entre sus amiguitos ajenos a la universidad. Yo de hecho, me he reido bastante, y no caigo en ninguno de los dos grupos de personas de la frase anterior. Pero me he sonreido como lo hago leyendo el Jueves. Que también es otro tipo de periodismo parece que tan digno como el suyo.

    Saludos sinceros, nada sarcásticos.

Trackbacks/Pingbacks

  1. De cómo nos timan con el I+D+i las universidades españolas - 16 noviembre 2011

    […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos De cómo nos timan con el I+D+i las universidades españolas deseducativos.com/2011/11/07/de-como-nos-timan-con-el-idi…  por trebede hace […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: