¿Malestar sindical en la enseñanza?

Los últimos recortes de plantillas llevados a cabo en los centros docentes de algunas comunidades autónomas, así como el incremento de periodos lectivos aplicado en los horarios de nuestros compañeros son temas que deben preocuparnos por lo que supone de merma en los derechos laborales. Más grave en nuestro caso si tenemos en cuenta que, en tiempos de “vacas gordas”, en lugar de participar en el reparto de los beneficios recibimos míseras subidas de sueldo (casi siempre muy por debajo del IPC), y en épocas de crisis somos los primeros en sufrir recortes en la nómina. Y todo ello para hacer frente a una crisis que no hemos contribuido a generar.

Pero, una vez admitido que el atropello mencionado es inadmisible, también hay que considerar que es difícil de justificar el actual paroxismo reivindicativo y de indignación que se ha apoderado de los sindicatos de enseñanza (específicos o englobados en centrales de amplio espectro).  Apenas hicieron algo cuado se recortaron las nóminas de los funcionarios o se incrementó la edad exigida para alcanzar la jubilación (algunos sindicatos hasta pactaron con el Gobierno), y ahora pretenden decirnos que son más graves los “recortes en educación” que la pérdida de poder adquisitivo. Tampoco se entiende que ahora sea perjudicial que los profesores tengan que impartir afines si tenemos en cuenta que estos mismos sindicatos llevan años apoyando la entrada en los institutos de maestros generalistas para impartir las asignaturas de los profesores especialistas o, en el colmo de los despropósitos, pidiendo la creación del “cuerpo único” de docentes no universitarios. Y, en otro orden de cosas, basta con recordar cómo se opusieron algunos sindicatos al reconocimiento de la autoridad del profesor para tener que considerar una broma de mal gusto que, precisamente ahora, sea imperioso exigir respeto a la figura del docente.

Critican los sindicatos que en los próximos presupuestos se pretenda reducir la cantidad de 2.000 millones de euros del apartado dedicado a Educación pero no tienen en cuenta que, a lo mejor, el pretendido ahorro sí que se podría conseguir sin tocar la nómina de los docentes ni menoscabar la poca calidad que queda en la enseñanza. Bastaría con eliminar las partidas dedicadas a subvencionar a los sindicatos y a mantener liberados o no financiar programas absurdos ni regalar libros a quienes, amén de no utilizarlos nunca, tienen medios suficientes para adquirir los teléfonos móviles más sofisticados. Se podría prescindir de los gastos dedicados a formación inútil y a las campañas publicitarias, reducir el número de cargos y funcionarios de las consejerías (o, mejor aún, las consejerías completas), no empeñarse en gastar fondos para tener contentos a los alumnos que no quieren estudiar… Y estas son sólo algunas propuestas que no se han visto en ninguna reivindicación sindical.

Y, puestos a considerar horas lectivas, también tendríamos que escuchar a aquellos profesores que mantienen que cambiarían gustosos más horas de clases reales (es decir, transmitiendo conocimientos) por eliminar las horas de aguante, paciencia y sufrimiento en el aula. Claro, que esto tiene que ver más con la enseñanza que con la educación. Y los sindicatos ya hace tiempo que abandonaron la defensa de la enseñanza aunque sigue habiendo profesores que trabajan por defender su profesión.

En conclusión, que todo este movimiento parece más bien una maniobra política o un acto reflejo para, aprovechando el “tirón mediático”, hacer ver que los sindicatos siempre han estado trabajando por nuestra dignidad.

(Damos la bienvenida a Manuel Conde, profesor de Biología en un instituto de Palencia)

Anuncios

Etiquetas:, , , , ,

Categorías: Diagnósticos, Soluciones

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

31 comentarios en “¿Malestar sindical en la enseñanza?”

  1. Juan
    6 octubre 2011 a 15:55 #

    Toda la razón y más.

    Saludos desde Crisis Educativa

  2. Ángel
    6 octubre 2011 a 16:00 #

    Con estos sindicatos que nos han vendido prácticamente siempre, ni a cobrar un premio de la lotería. Lo tiene muy fácil la señora Aguirre en su política educativa, los sindicatos van a hacer que, ante la sociedad, se cargue de razón.
    Estoy totalmente de acuerdo contigo Manuel. Ánimo.

  3. Mariano
    6 octubre 2011 a 16:23 #

    Coincidiendo con la argumentación de tu entrada, que me parece muy sólida, tengo que decir que Aguirre y compañía han abierto un ciclo nuevo, que constituye un salto cualitativo en la jibarización de la escuela pública, al menos desde el punto de vista cuantitativo y contable.

    Por supuesto que los sindicatos han sido cómplices de políticas nefastas y lesivas contra los derechos de los profesores, especialmente en la enseñanza media, con la que se han ensañado desde hace varias décadas.

    Es cierto que ha habido un despilfarro de asesores, orientadores, cursos, programas, etc… que resultaba escandaloso y que era inconcebible calificar de “gasto educativo”. Desde DESEDUCATIVOS hemos venido denunciando que las centrales sindicales, sobre todo algunas muy significadas, son parte del sistema y de la pedagogía imperante.

    De hecho, los sindicatos de enseñanza en Madrid en los sectores afectados por los recortes y agresiones de la señora Aguirre y su extraña familia estaban muertos en los centros educativos. Eran más unas entidades burocráticas que unas organizaciones verdaderamente representativas del profesorado.

    Sin embargo, la nueva política de dama de hierro y de desmantelamiento del Estado del Bienestar, liderada por Aguirre, Cospedal y otros (sin olvidar al inefable Artur Mas) ha conseguido más milagros que los atribuidos al anterior pontífice. Ha devuelto el protagonismo a los sindicatos y ha logrado una capacidad de movilización que estos ya habían perdido desde la célebre huelga de 1988.

    Cómo vaya a terminar el pulso no lo sé ni me atrevo a pronosticar nada. Ignoro si terminará como en Murcia, diluyéndose. Lo que sí es evidente es que la torpeza y la prepotencia de Doña Espe (que nos recuerda al peor Aznar de la segunda legislatura) están dando a los sindicatos una savia que los ha hecho resucitar. Es el primer coste, de momento, de una política claramente errónea.

    Frente a los problemas de fondo los profesores de las enseñanzas medias no tienen quienes los defiendan, Pero en estas semanas, quizá meses, de agitación sí tienen quienes les escriban y hablen conectando con el sentimiento de un sector que se siente agredido y amenazado.

    Ya veremos.

    Y bienvenido al blog.

  4. 6 octubre 2011 a 16:52 #

    El sindicalismo, al menos en educación, es para echarse a llorar. No es que lleguen tarde a todo, es que ya ni llegan. Se nos han convertido, si es que fueron otra cosa, en meros transmisores del BOE, revistas varias de educación, algunos artículos y lo que ordena la propia Administración. Si alguna vez tuvieron carácter reivindicativo, yo no lo conocí.
    Con la que está cayendo y muchos de ellos se atreven a decir que tenemos un principio de curso “normal”. Ajenos a cuanto acontece en los centros, despreocupados de la situación del profesorado, se entretienen en resolver problemas que no existirían si no existieran los propios sindicatos; algo parecido a la religión.
    La incapacidad para afrontar problemas serios, reales; para informarse de cuanto ocurre en los centros, para anticiparse a esos problemas, es sublime. Es más, te sueltan en tu cara “para estar aguantando a 30 chicos, prefiero estar liberado”. Y sobre todo, no contradecir, no digo ya criticar o manifestarse en su cara, al “jefe” de turno de la Administración de turno. No olvidemos que, de vez en cuando, se reparten prebendas…¿Qué se puede esperar?
    Mi propuesta es que se financien con las cuotas de “sus” afiliados. Y al resto, que no nos defiendan tanto. Gracias.

  5. 6 octubre 2011 a 18:04 #

    Efectivamente, Manuel, si dar clase fuera más parecido a lo que se hacía en el antiguo sistema BUP-COU, muchos asumirían el esfuerzo suplementario de 2 horas más lectivas -temporalmente- a cambio de no perder salario. Pero el caso es que actualmente 2 horas más pueden ser 2 puñaladas más en el estómago en según qué grupos. Por otro lado, hay portavoces de las movilizaciones que ponen mucho empeño en decir que no se movilizan por dos horas más sino por mejoras para los alumnos. ¿Acaso no es justo manifestarse en contra de un empeoramiento de nuestras condiciones laborales sin tener que mencionar a la “comunidad educativa”? Sindicatos acomplejados más preocupados por quedar bien delante de padres, alumnos y otros grupos de presión que de los propios profesores. Acabarán negociando, a cambio de esas dos horas de más, cualquier chorrada que no tenga que ver con nuestras mejoras laborales o salariales. Me parece bien que crezca la movilización pero ¿por qué ante la expropiación del 7% de nuestro salario no se puso el mismo celo?

  6. Interino de Madrid
    7 octubre 2011 a 0:43 #

    En la Comunidad de Madrid ya se ha hecho una limpia de sindicalistas liberados que se les habían dado por encima de la ley (institucionales) y de gastos inútiles como los Centros de Formación de Profesorado, con lo cual me parece que quien ha escrito este artículo habla sin conocer la realidad. Esto es un puro y simple ataque a la enseñanza pública. Nada más. Vaya papelón el de Deseducativos. Una cosa es luchar por la calidad y otra no ver lo que está sucediendo en la Comunidad de Madrid…

  7. Richard
    7 octubre 2011 a 5:24 #

    Los liberados sindicales forman parte también de los derechos laborales cuando estos proceden de la acumulación de las horas que corresponde a cada delagado sindical procedente de las urnas.Tantop se acumulen como no ( tal y comno hace piensa volens ).Distintro es aquellos liberados que se regalan por conceptos tales como formación,prevención de riesgos, inmigración,observatorios,etc.

  8. Ángel
    7 octubre 2011 a 6:51 #

    Para interino de Madrid:
    Aún siendo cierto el recorte en liberados y Centros de Formación, durante los últimos años nuestra inefable presidenta (aparte de sus continuos regalos y muestras de comprensión hacia la enseñanza privada) ha seguido regalando dádivas y prebendas a los sindicatos y allegados. Los cursos de formación, los programas de apoyo y otras “ayudas” semejantes, han servido para mantener la boca cerrada de los sindicatos.
    Por otra parte, creo que la calidad de la enseñanza que propugnan la mayor parte de los sindicatos tiene poco que ver con lo que defendemos mayoritariamente los “deseducativos”.
    Entre la presidenta y estos sindicatos estamos aviados.

  9. 7 octubre 2011 a 7:33 #

    Imaginemos que la negociación de los gobiernillos de Madrid y Castilla la Mancha con los sindicatos llegase a este punto:
    – Vale, aceptamos retirar decreto de las dos horas y además subimos la partida presupuestaria destinada a enseñanza, pero a condición de:
    * Suprimir a TODOS los liberados de la función pública ya que no es difícil proporcionarles locales y tiempo para que atiendan a sus afiliados en su centro de trabajo. También se suprimen las subvenciones a sindicatos.
    * Suprimir tonterías perversas pero carísimas como los PCPI, centros de profesores y la gratuidad de los libros de texto.
    ¿Aceptarían los sindicatos?
    Ahondando un poquito más, ¿No será que a UGT y a CCOO les ha dado la consigna el PSOE de desgastar al PP antes de las elecciones del 20 N?

  10. Decepcionándote
    7 octubre 2011 a 7:46 #

    Totalmente de acuerdo con Toni Soria.

    No se trata solo de asumir 2 h lectivas más que con el panorama que tenemos hoy en las aulas es un plus muy alto, es que además como consecuencia de ello mucha gente se va al paro.
    Resulta algo parecido a proponer que el resto de los trabajadores de cualquier sector trabajen todos proporcionalmete a ese aumento de las 2 h.(que supone un 10 o un 11% más de la carga lectiva , y que no se queda solo en eso, puesto que como todos sabemos acarrea más horas de trabajo para el profesor fuera del aula: preparación de clases, corrección de exámenes, etc)) una tarde más o cinco horas más a la semana, a costa de cargarse el estatuto de los trabajadores que estipula las 40 h semanales y de mandar gente al paro.¡Encomiable política laboral digna de políticos venidos de repúblicas bananeras!
    Más cuando, si no recuerdo mal, hace no tantos años se sopesaba la posibilidad de reducir las jornadas laborales como medida para crear empleo. Solo por esto, los profesores deberíamos negarnos tajantemente a este aumento sin posible negociación. Si a ello sumamos la bajada salarial que han experimentado nuestras nóminas, la situación es ya clamorosa.¿Qué política es esta, señores?
    La ley es bien clara al respecto, 18 h lectivas y un aumento de hasta 3 h lectivas más en casos excepcionales y dependiendo de las necesidades del centro.¿Qué tiene que ver la crisis con las necesidades de un centro determinado en situación excepcional?Los gobiernos y la banca con su mala gestión han creado la crisis, y la crisis es la situación excepcional, no las necesidades determinadas de un centro, luego el aumento, según la ley, no puede ser aplicable.
    Un saludo.

    • Francisco Javier
      7 octubre 2011 a 10:32 #

      La Dama de hierro en Madrid ya ha decretado el “Estado de Excepción.”

      La Pública pasa a ser Compensatoria, La Privada ya goza de desgravaciones fiscales.

      El modelo es Madrid. Esta gente no quiere cambiar nada para bien, la LOE le interesa para los pobres. Pondrán un parchecillo más: eliminar la educación para la ciudadanía. Y que se salve el que pueda.

  11. 7 octubre 2011 a 8:09 #

    Los sindicatos que tenemos han conseguido el milagro de que habiendo en el país casi cinco millones de parados, se hable de todo, menos de ellos. Llevan lustros consiguiendo que la estadística de siniestralidad laboral más alta de Europa, más de 1.000 muertos al año pase desapercibida. Han conseguido el más difícil todavía de que en la manifestación contra las medidas de Zapatero, la práctica totalidad de los manifestantes fueran liberados que cobraban dietas y desplazamiento. Han llevado lo de representantes del profesorado tan lejos que han acabado usurpando nuestra representación para cualquier tema, incluido el debate sobre el modelo educativo, sin tan siquiera sentir la necesidad de consultarnos sus propuestas y ahora si se sienten tan molestos no es por nosotros sino por su plantilla de liberados.

  12. Decepcionándote
    7 octubre 2011 a 8:31 #

    Efectivamente Emilio.

    Entonces habrá que buscar una forma de revertir esta situación que tan bien describes y de hacerse oír, sencillamente porque es intolerable.

  13. Decepcionándote
    7 octubre 2011 a 8:37 #

    Y al margen, claro, de los sindicatos.

  14. Jesús San Martín
    7 octubre 2011 a 9:54 #

    Y empezó la juerga

    http://www.eleconomista.es/economia/noticias/3432575/10/11/Los-medicos-marcan-lineas-rojas-en-el-recorte-y-amenazan-con-huelga-en-2012.html

    No es para menos con este anuncio

    http://www.elconfidencial.com/espana/2011/10/07/la-generalitat-ordena-cerrar-cinco-dias-todos-los-hospitales-publicos–85517/

    A que si os hubieran dicho esa noticia no la habríais creído.

    Pero, ¿qué significa la noticia y cuáles son las implicaciones? Pues si se cierra la sanidad, que es tan básico como comer, es porque no hay ni un “puto” duro: hay quiebra (¿qué político se atrevería a tomar tal medida, si ese no fuera el caso?). Dónde van a buscar el dinero, pues donde lo hay, perdón, donde vosotros lo habéis dejado (sí, yo también lo tengo ahí).

    Las cosas tardan en llegar más tiempo de lo que se piensa y después todo sucede más rápido de lo que se cree. Una liebre astuta, hoy día, no tiene dos salidas en la madriguera, tiene un par de kg de garbanzos y unos cuantos euros en el bolsillo; más que nada porque sabe que la manada va junta al mismo sitio, y si le da por ir a la tienda (aunque no vaya a faltar la comida) pues acaba con la comida (y sí falta la comida ese día), y si le da por ir al banco pues se acaban los papeles, y si uno se quita de delante de la manada pues no le pisa, y si la manada no pasa por donde pensaba pues no pasa nada, aunque sería extraño que la manada no fuera a coger lo que cree más importante: comida y pasta.

    Yo he ido a la tienda y he comprado dos judías, y cuatro macarrones, y del banco he sacado dos euros con setenta céntimos. No sólo eso, también doscientas mil tabletas de chocolate negro, qué no sólo de garbanzos vive el hombre. Aunque mañana todo puede ser distinto, porque el BCE haya inundado de euros toda Europa, en cuyo caso utilizaremos los billetes de 500 para limpiarnos el culete.

    La pregunta del millón ¿cuándo se moverán las ovejas al unísono? Cuando veas que tú estás comprando un kg de garbanzos por miedo, no por hambre, y veas que al lado hay otro que hace exactamente lo mismo. Entonces será mejor que compres diez kg y podremos rehacer la educación (que para eso había escrito yo este post y no para dar salida a mi cargamento de garbanzos viejos)

    Texto extraído del libro de cuentos “Allá tú si debes creerlo o no” del autor “tranquilos, que no pasa nada, son cosas de la derechona”

  15. Decepcionándote
    7 octubre 2011 a 13:18 #

    La verdad es que ambas noticias producen pavor, adónde vamos a llegar.

    Aquí va a pasar algo, se va a liar una buena, y si no sucede así, y lo permitimos, es que a lo mejor estábamos todos muertos.

  16. 8 octubre 2011 a 11:19 #

    Estamos en tiempo de confusión, no cabe duda, y me temo que, llevándole la contraria a san Ignacio de Loyola, nos va a tocar hacer mucha mudanza. Los tiempos de confusión no son de ahora, de la crisis, sino que empezaron con la época de gran bonanza y puede que antes. La pasta y la omnipotencia de los poderes económicos gracias a la globalización financiera y demás llevaron a confusiones tales como que gobernantes socialistas gobernasen aliándose con la banca o abrieran las puertas de par en par a la especulación inmobiliaria,; como que sindicalistas a los que se suponía representantes de ls trabajadores se aliasen con la peor derecha, se aficionasen a estar en los consejos de dirección de cajas de ahorro de políticas vergonzosas, traicionasen a los trabajadores y pactasen convenios ventajosos para el sindicato pero no para el colectivo profesional, se acostumbrasen al whisky caro, a la vidorra de burócrata sindical y a la pasta fácil de cursos y demás, etc.; que jovenzuelos sin apenas formación ganasen más que sus padres en trabajos apenas cualificados, se gastasen alegremente la pasta en coches casi de lujo y se creyeran los reyes de mambo… Y aún podríamos seguir. El becerro de oro de la bonanza convirtió en pecadores a demasiados, por lo que ahora, al lllegar la crisis, nadie confía en nadie y nos lanzamos todos contra todos. El dinero nos ha corrompido y en ese río revuleto, los pescadores que mejor se desenvuelven son los de la derechona de toda la vida. Así lo ha hecho Esperanza Aguirre, que, después de corromper y desactivar a los sindicatos, se ha lanzado a por el colectivo de profesores como una pantera furiosa, pero le ha salido el tiro por la culata, porque el colectivo era menos indigno de lo que ella imaginaba y estaba muy harto, así que le ha respondido, con lo cual, de paso y como señala Mariano, le ha dado al sindicalismo un balón de oxígeno del que estaba muy necesitado; en tiempos de confusión, hasta los listos como doña Esperanza se confunden.

  17. 8 octubre 2011 a 11:31 #

    Continuo el comentario anterior, que he tenido que cortar porque no sé qué diablos me ocurría con el teclado. Tiempos de confusión, digo. Ahora viene la Generalitat y arremete de forma brutal contra la sanidad pública; no sé si alguien esperaba otra cosa de CiU, porque cualquiera sabe que la derecha nacionalista es la más brutal de todas las derechas; según el consejero ese tan robespierrano que habla en la noticia seleccionada por Jesús, la cosa está muy mal y no hay más remedio que meter la tijera, aunque parece olvidarse de que para mandar 50 mossos a detener a un puñado de indignados en un juzgado, sí hay dinero, o para mantener las embajadas caltalanas o toda la costosísima política de defensa de la identidad nacional catalana o de inmersión lingüística: tiempos de confusión, parece que alguien, en Cataluña, ha confundido las cosas en las que se debe invertir el dinero de manera prioritaria. Creo, en fin, que si algo bueno va a tener la crisis es que va a acabar con toda esta confusión, ya que conseguirá que los que seamos de un lado nos pongamos a nuestro lado y los que sean de otro sde pongan al suyo. Por eso estoy de acuerdo con el artículo en su crítica de lo que han hecho hasta ahora los sindicatos, pero sdiscrepo de las tres últimas líneas, en las que afirma que lo de Madrid es una jugada política destinada a dar a los sindicatos una pariencia de fuerza que no tiene: de ningún modo: lo de Madrid es lo ya dicho, un ataque brutal de Esperanza Aguirre quee ha obligado al profesorado a organizarse en torno a lo único que tiene, sea bueno o malo: sus sindicatos, esperemos que estos aprendan. Solo una cosa, para interino de Madrid: en Deseducativos hay muchas opiniones, a menudo discordantes: con respecto a la situación de Madrid, escribí yo mismo hace poco un artículo muy distinto a este.

  18. Francisco Javier
    8 octubre 2011 a 12:01 #

    Querido Pablo, muy cierto lo que dices, pero después de la huelga-manifestación del 22, ¿qué va a suceder? Yo espero que los Sindicatos, que son los únicos agentes reales capaces de movilizar de forma masiva las reivindicaciones de la Escuela Pública, no se desentiendan del conflicto y mantengan el pulso a la CM. Hay que pedir la cabeza de la señora Lucía Figar. Sin embargo, intuyo que la lucha se puede difuminar gravemente a partir del 22 y más todavía cuando llegue la nómina de octubre con todos los descuentos acumulados por los días de huelga. A mi modo de ver el discurso de los sindicatos de Izquierda no debería limitarse a la retirada de las bestiales instrucciones de la CM, sino que hay que atacar de frente y con la violencia que se precise:

    1. Las desgravaciones de la Privada.
    2. La intromisión repugnante de organismos privados en la púbica (la Fundación Botín.)
    3. Cuestionar radicalmente el modelo esquizoide de la doble red pública (paralización de los conciertos.) Y como los sindicatos de izquierda no se limitan a cuestiones laborales, si no que también se preocupan por la calidad de la enseñanza y su dimensión política, habría que pedirles que se posicionasen con claridad al respecto en contra de la Concertada (me refiero a lo que significa, a su figura, no a los sufridores-trabajadores de la Concertada.)

    Un abrazo, Pablo.

    • 8 octubre 2011 a 14:41 #

      He ahí una de las grandes contradicciones de los sindicatos UGT y CCOO, Francisco Javier: como tienen mucho seguimiento en el sector privado (más que en la pública), han tenido que pactar con Aguirre cosas que podían al mismo tiempo beneficiar la política de expansión de la concertada que mantiene Aguirre. De ese cepo solo podrían salir si, como hace por ejemplo ANPE, se limitaran a ser sindicatos de la enseñanza pública. Veo difícil que puedan acabar con eso.

  19. 8 octubre 2011 a 14:20 #

    Dos Simples Soluciones para Reducir la Crisis: Gastar y Trabajar MENOS
    http://blogsostenible.wordpress.com/2011/10/08/dos-simples-soluciones-para-reducir-la-crisis-gastar-y-trabajar-menos/

    • Francisco Javier
      8 octubre 2011 a 16:44 #

      Muy interesante lo que planteas. La solución, por difícil que sea, está un cambio de mentalidad que nos lleve a encontrar nuestro bienestar en una modificación de nuestro modo de vida sin necesidad de caer en visiones utopistas de corte totalitario: reparto del empleo, trabajar menos y de forma más racional, disfrutar del tiempo sobrante en actividades orientadas a disfrutar de nuestra vida -en vez de malgastarla viviendo en una absurda ansiedad y constante lucha salvaje por competir. Para lo cual la existencia de estructuras que potencien la dimensión social, comunicativa, solidaria, placentera, creativa, así como un giro hacia la reconciliación con la naturaleza, son vitales. Todo ello choca, sin embargo, con una Bestia tan enorme, que nos lleva a la impotencia, a la soledad, a la tristeza, haciéndonos creer que algo así no es sólo imposible, si no tan siquiera pensable.

  20. Anastasia
    13 octubre 2011 a 11:43 #

    Ya sé que es algo polémico, pero el primer párrafo del texto es un tópico incierto:

    “Más grave en nuestro caso si tenemos en cuenta que, en tiempos de “vacas gordas”, en lugar de participar en el reparto de los beneficios recibimos míseras subidas de sueldo (casi siempre muy por debajo del IPC), y en épocas de crisis somos los primeros en sufrir recortes en la nómina”.

    Por lo que sé (reconozco que va según CCAA), en época de “vacas gordas” el sueldo docente se incrementó bastante por encima del IPC. Sé que los sindicatos dicen lo contrario y los docentes lo piensan, pero no es cierto. Posiblemente, sen tendría que haber incrementado más el sueldo docente, pero sí que subió.
    El otro tópcio es “somos los primeros en sufrir…”, tampoco es cierto. Que sea una injusticia el recorte a los funcionarios, ya se intuye quién provocó la crisis y no fueron los funcionarios, no quiere decir que fueran los primeros. La crisis comenzó en 2008 y el recorte llegó en 2010. La primera parte de la crisis hubo una recesión económica que se llevó por delante empleos y sueldos en el sector privado. en 2010, la crisis es de déficit público y fue cuando afectó a los empleados públicos. Ahora, parece que vuelve la recesión y sigue el déficit, así que ahora no nos salvaremos nadie… Bueno, sí, los bancos que a ellos sí les rescatan.

    • 13 octubre 2011 a 14:15 #

      No creo que sea un tópico incierto; o, al menos, no es falso.
      El sueldo de los funcionarios en el conjunto de los años de bondad económica no subió más que el IPC. Esto no quiere decir que no subiera nunca ni que algún año subiera un poco por encima del IPC. En el global la subida fue muy inferior.

      En cuanto a no seamos “los primeros en sufrir..” es cierto que no es estrictamente verdadero. Los trabajadores de la empresa privada sufrieron antes los efectos de la crisis pero hay que tener en cuenta que cuando la economía marchaba viento en popa en el sector privado se ganó mucho dinero.

    • Jesús San Martín
      13 octubre 2011 a 17:36 #

      La crisis no es de déficit público, de hecho la deuda pública española es menor que la alemana y la francesa

      http://www.abc.es/20110916/economia/abci-deuda-publica-espana-201109161025.html

      El problema se debe a la deuda privada. Y me parece muy bien que la empresa privada gane ¡cuando gane para ella y cuando pierda también para ella!. La deuda no es pública, y no debe pagarla el sector público. Es privada, qué la pague el sector privado.

      Lo que funciona a base de tópicos es su planteamiento. Ya le he demostrado en su otro post que si hemos perdido poder adquisitivo todos los años, y mucho. Deje usted de manipular y mentir. Ya le he puesto los números encima de la mesa.

  21. anastasia
    13 octubre 2011 a 16:14 #

    Los sueldos docentes en época de bonanza subieron por encima del IPC. Matizo: en los presupuestos generales del Estado, normalmente, es cierto que la subida estaba por debajo del IPC, pero también es cierto que durante esos años la mayoría de CCAA pactó acuerdos retributivos que elevaban los sueldos de manera significativa. En algunas CCAA se llegó a ganar 20 puntos de poder adquisitivo en la década de los 2000.
    En el sector privado efectivamente se ganó mucho dinero… Quizás habría que detallar algo más si hablamos de los trabajadores del sector privado, con incrementos bastantes más modestos que el aumento de beneficios de su empresa.

    • Jesús San Martín
      13 octubre 2011 a 17:21 #

      Para ponérselo sencillo y que vea usted la estupidez que dice le voy hacer la cuenta con interés simple (supongo que la subida de la inflación se produce siempre sobre la base y no sobre el último valor, lo que es falso y hace que el resultado sea mucho menor y a su favor)

      En http://es.global-rates.com/estadisticas-economicas/inflacion/indice-de-precios-al-consumo/ipc/espana.aspx

      puede usted ver las tasas de inflación desde 2002 a 2011. La suma directa de las respectivas inflaciones da 26.9. O sea, que si los sueldos subieron un 20%, resulta que tienen una pérdida del 7%. Eso al día de hoy y sin tener interés compuesto, pero además habría que sumar las correspondientes pérdidas de los anteriores años. Fácilmente la pérdida, tirnado por loo bajo, es del orden de un 9%. Y eso que en algunas se comunidades se pacto el 20%, insisto sólo en algunas, por lo tanto en la mayoría las pérdidas fueron mayores.

      Además, debe tener en cuenta la reducción del salario del 5 al 7%, lo que hace la pérdida del poder adquisitivo por parte de los profesores sea del 14 al 21% durante esa década.

      En cuanto a su otra afirmación, que el sueldo en las empresa privada ha subido por debajo de las ganancias de la empresa sólo busca engañar. Compárelo, como el sueldo de los maestros, con la subida del IPC y verá que han subido por encima.

      ¿Qué pretende? ¿engañar, manipular? ¿o es que repite las cosas sin analizarlas?

  22. 13 octubre 2011 a 18:06 #

    “Los sueldos subieron por encima del IPC”. Curioso titular.
    Mire, en los últimos veinte años llevamos acumulada una pérdida de poder adquisitivo superior al 40%. Si lo desea, puedo darle datos más concretos.
    En estos veinte años ha habido de todo: congelaciones salariales y hasta recortes de sueldo. Lo que no ha habido ha sido subidas superiores al IPC. En el 96, cuando las vacas estaban gordísimas, disfrutamos de una subida salarial del 4%. Pero, sorpréndase, el IPC aumentó un 6,9%. Por tanto, más pérdida. En ningún caso, que yo conozca, las migajas de las CCAA-pan para hoy, hambre para mañana y me dejas en paz mientras te entretienes con ellas- llegaron al 2,9%. Ni de lejos. Y si eso ocurrió, como usted misma dice, en época de bonanza económica, no podríamos esperar otra cosa cuando el ladrillo se no subió a la cabeza, aunque de forma violenta.
    Después de ocho años-ingenuo de mí-, me sigo preguntando dónde acabó aquel maravilloso superávit (“España va bien”), que nosotros no vimos; mientras que, ahora que las vacan están raquíticas, nos toca engordarlas a nosotros.
    No se puede ensalzar una “política económica”- ya sufrimos en nuestras propias carnes la paradoja del término-, sin tener en cuenta las circunstancias. Lo que servía en 1997 ahora no sirve, gobierne quien gobierne. Y nunca sabremos cómo gestionarían quienes, con el viento a favor, presumían de buenos gestores. (En lo ajeno a la economía no anduvieron finos, eso sí lo sabemos).
    Quizás, el 21N tengamos ocasión de comprobarlo y quienes sueñan con aumento de sueldo en las próximas navidades se coman el turrón más duro aún. Ah, no, perdón, que el ya seguro ganador de las elecciones lo ha anunciado. Bueno, mejor, así no hay que hacer especulaciones.

  23. anastasia
    17 octubre 2011 a 16:33 #

    Como siempre, depende del periodo de tiempo analizado y la CCAA. De lo que conozco, Comunitat Valenciana, entre 1996 y 2008 el sueldo docente ganó 14 puntos de poder adquisitivo (cuando digo poder adquisitivo, para el primer comentario, me refiero diferencia subida salarial con IPC, no mera subida salarial). Cierto es que en 2010 llegó el recorte de salarios que ha hecho que el sueldo de los docentes valencianos haya vuelto al que había en 2008. Teniendo en cuenta que en esos tres años el IPC ha seguido subiendo, la ganancia de poder adquisitivo 1996-2011 ha sido menor de la mencionada anteriormente. No sé otras CCAA, en la CV ha habido acuerdos salariales autonómicos en 1999, 2001 (clausura de revisión), 2004 y 2007. Estos tres acuerdos (2001 era consecuencia de 1999) compensan que la subida en presupuestos del Estado haya sido normalmente inferior al IPC. Si quieren hacer ustedes los cálculos: el sueldo de un maestro valenciano sin antigüedad en 1996 era de 18.390 euros brutos anuales. Creo que ahora ronda los 27.000, pero bueno, como no recuerdo el dato concreto, lo buscan y pueden hacer el cálculo. A bote pronto, me da que el recorte salarial de 2010 habrá reducido a mínimos la ganancia de poder adquisitivo que, como dije, existía en 2008. Lo cual no quiere decir que me parezca que habría que mejorar el sueldo docente. Pero una cosa no quita a la otra.

    • Jesús San Martín
      17 octubre 2011 a 19:56 #

      Usted dice:
      “En algunas CCAA se llegó a ganar 20 puntos de poder adquisitivo en la década de los 2000.” Y esa es la década que he utilizado y referenciado para mostrar su engaño. No se excuse ahora con: “depende del periodo de tiempo analizado”, porque he empleado aquel del que usted habla.
      Usted dijo en su comentario anterior: “En algunas CCAA se llegó a ganar 20 puntos de poder adquisitivo en la década de los 2000”, y ahora dice “el sueldo docente ganó 14 puntos de poder adquisitivo”. Pero para pasar de 14 a 20 hay que incrementar casi un 50%, casi nada, un cincuenta por ciento. No sea usted una trilera de los números que no somos logsianos.
      ¿Una ganancia del 14%?

      http://www.mileuristas.com/2008/05/04/la-perdida-de-poder-adquisitivo-de-los-funcionarios/

  24. 19 octubre 2011 a 14:22 #

    ¿Y qué decís de los Sindicatos de Secundaria de las Comunidades federados en SPES (enlace en Deseducativos aqui abajo y con enlaces a sus webs)?¿Por qué no reciben un montón de votos ya que no son el tipo de sindicatos que se critican? .Coinciden en la mayoria de planteamientos que se hacen en Deseducativos y en el pensar de la mayoria de los profesores de Secundaria,FP y ERE, .
    Me gustaría conocer vuestras opiniones.
    ¿O es que basta con quejarse en Intenet , en la sala de profesores y en el Bar…?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: