Hipótesis y teoría

Hay una teoría que habla de la existencia de universos paralelos. ¡No! ¡Hay una hipótesis que habla de universos paralelos! Y  probablemente sea falsa, como la mayoría de las hipótesis. La confusión entre teoría e hipótesis está muy extendida y es ampliamente usada en las pseudo-ciencias. Basta vestir a una idea llamativa de la palabra teoría para elevarla falsamente a la categoría de ciencia, y desgraciadamente sucede mucho en el ámbito de la pedagogía. Normalmente, la atracción reside en el paraíso que nos prometen: todos listos, sin esfuerzo, divirtiéndose,… ¿No les recuerda a un anuncio publicitario? ¡Lo es! Porque están vendiendo crecepelo. Desgraciadamente es más que mera mercadotecnia. Los paraísos en este planeta llevan asociados sectas y destrucción: el siglo veinte nos ha dejado unos cuantos paraísos infernales, y la secta pedagógica de la LOGSE no es menos (varias generaciones de estudiantes perdidas, un paro juvenil doble que en el resto de los países de la Comunidad Europea  debido a su nula formación, y la educación destrozada).

Bastaría indicar que igualmente que un cura, con voto de castidad, no es la persona adecuada para sentar cátedra sobre el comportamiento sexual, tampoco puede sentar cátedra sobre la enseñanza de las matemáticas un pedagogo que no ha pisado una clase de esa materia.  Pero no es suficiente. El gustillo de la fama y los dineros levantan las armas contra la razón. El arsenal es variado:

  • Frases tan huecas como pegadizas, más propias de los eslóganes políticos dirigidos a las ovejas. “Educa la tribu”, de la misma forma podría decirse “deseduca la tribu” a la vista de los resultados. En realidad, es una trivialidad que indica el proceso de socialización que se da en cualquier grupo, unas veces con valores positivos para el individuo y, otras, negativos; pero no hay un proceso de educación tal como lo entendemos y que pueda suplir la educación reglada ¿Quién ha aprendido matemáticas, historia, lengua, arte,… en la famosa tribu?
  • El insulto frente a la crítica razonada y las estadísticas: ¡eres un facha! Lo que nos da una idea del comportamiento democrático del ¿interlocutor?
  • El lenguaje taimado, que indica la nula capacidad crítica y adoctrinamiento de quien lo usa. ¡Cuando gane el ZZ (léase el partido de la oposición) lo cambiará todo! Frente a las justificadas críticas contra quien ahora gobierna.
  • O recurrir a la hipérbole y la exageración para ocultar las responsabilidades. ¡Sí, sí, Pepito es responsable del calentamiento global! Lo mismo podría decirse de Hitler, pero eso no le eximiría de ser un genocida, un razonamiento paralelo se aplica a  “Pepito”.

Evidentemente, las armas descritas son tan pueriles que sólo engañan a los bobos. Se necesita un argumento más sofisticado: la culpa es del otro. No reconocer el error es una clarísima señal de que no estamos tratando con la Ciencia.

La falta de medios es el argumento más socorrido. Quizá, cuando los logsianos, por medio de la ingeniería genética, hagan crecer el dinero en los árboles tengamos los recursos necesarios. La técnica de pedir más y más, en un mundo de recursos fijos, siempre permite echarle la culpa al maestro armero. De momento tendrán que explicar por qué en el instituto de la dictadura, con menos recursos, se aprendía más que ahora, y eso sí es una vergüenza, que la dictadura diese mejor formación que la democracia.

Ante tanta trivialidad ¿Cómo se ha extendido el cáncer logsiano? ¿Qué ha sucedido? Esta vez con responsables. Un grupo de pedagogos, con hipótesis tan deslumbrantes como carentes de base científica, se han hecho con el control de la educación, porque han dado a los demagogos (políticos) lo que los padres querían escuchar.

Qué padres no van a quedar encantados con el pseudo-científico que les dice lo alto, guapo e inteligente que es su hijo. ¡Malditas matemáticas! Sólo la mitad puede estar por encima de la media en inteligencia y sólo la mitad puede estar por encima de la media en hermosura, por lo tanto, sólo la cuarta parte puede estar por encima de la media simultáneamente en inteligencia y hermosura, y si le empezamos a añadir riqueza, altura, etc., se nos va dividiendo por dos cada vez que hagamos la operación. No va a ser posible que todos los hijos sean más altos, guapos e inteligentes que la media, salvo en la matemática logsiana, claro, donde todos los individuos están por encima de la media. Dejemos libres a los padres, no son jueces críticos. Pero los profesores sí lo son, y se ¡han callado como mujeres de entrepierna alegre y moral relajada! Con el argumento de ¡no es mi problema! Y si la educación no es problema del profesor, entonces ¿de quién lo es? ¿No es responsabilidad del médico la enfermedad de su paciente? No me estoy refiriendo a los profesores que han expresado su preocupación, y que no han podido expresar libremente su opinión por el acoso de los lunáticos logsianos y de los comisarios políticos.

La esencia que subyace en la LOGSE: si los alumnos no aprueban se baja el listón o se les aprueba, de esa manera no perderemos votos de padres enfadados, tiene un único responsable, el PSOE, un gran cómplice, el PP, que se ve favorecido por esa política, y los cimientos de unos pseudo-científicos que hunden la pedagogía en el fango.

Anuncios

Etiquetas:, , ,

Categorías: Panlogsianismo

Autor:Jesús San Martín

Profesor de matemática aplicada. Investigador en dinámica no lineal.

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

9 comentarios en “Hipótesis y teoría”

  1. Francisco Javier
    5 septiembre 2011 a 12:16 #

    “…igualmente que un cura, con voto de castidad, no es la persona adecuada para sentar cátedra sobre el comportamiento sexual, tampoco puede sentar cátedra sobre la enseñanza de las matemáticas un pedagogo que no ha pisado una clase de esa materia.”

    Verdadero. Sólo puede ser competente en la enseñanza de una disciplina, aquella persona que domine los contenidos relativos al área de conocimientos que imparta -y tanto mejor, cuanto mayor sea su nivel de excelencia, su autoridad. La idea de que es posible establecer metalenguajes al margen de los contenidos es una falacia, constatable empíricamente en los permanentes fracasos de las teorías de innovación pedagógica, cuyos estragos saltan a la vista. Ya Platón se encargó de desenmascar a ciertos personajes que vendían crecepelo (y eso que los sofistas de Atenas eran cien veces más serios e interesantes, que nuestros sofistas contemporáneos.) Si quieres teorizar sobre como cuidar el calzado, lo mejor es que aprendas con quien sabe del tema, esto es: con un artesano del calzado.

    “De momento tendrán que explicar por qué en el instituto de la dictadura, con menos recursos, se aprendía más que ahora, y eso sí es una vergüenza, que la dictadura diese mejor formación que la democracia.”

    No te lo van a explicar, sino que lo negarán, ya que es un tabú. Aunque les fastidie a los pedagogos en los institutos del antes se estudiaba mucho más, los alumnos eran más maduros y responsables (no era necesario ni tutorías, ni régimen penal o sistema carcelario) y por supuesto el nivel era más alto (y si no, miren libros de texto (y exámenes) de matemáticas o física o literatura o latín o… del antiguo Bachillerato o el COU y comparen.) Las clases tenían hasta treinta y hasta cuarenta alumnos y se atendía; hoy es usual que haya clases con muy pocos alumnos, en las que es apenas imposible hacer algo, salvo funciones de guardería. Aún reconociendo en parte estos hechos, se dirá que esos viejos institutos eran elitistas y que además eran otros tiempos. Lo primero es falso: a nadie se le impedía matricularse en ningún instituto público independiente de su estrato social, en su gran mayoría clase obrera y pequeñoburguesa, que luego harían rebosar las universidades a partir de los 70. Respecto a que los tiempos son otros, me parece una pura tontería. ¿Qué se quiere decir con eso?

    “La esencia que subyace en la LOGSE: si los alumnos no aprueban se baja el listón o se les aprueba, de esa manera no perderemos votos de padres enfadados, tiene un único responsable, el PSOE, un gran cómplice, el PP, que se ve favorecido por esa política, y los cimientos de unos pseudo-científicos que hunden la pedagogía en el fango.”

    Este es el gran problema de la educación: que está politizada hasta la médula y que es una herramienta decisiva en la compra de votos. Hay que conseguir por todos los medios contentar a la población: a los católicos dándoles lo que haga falta para mantener su negocio, su influencia, su presencia; a los más desfavorecidos, con becas, educación comprensiva y discursos aduladores (envenenados en el fondo); a las clases medias conservadores con concertados, para que se salven de la LOGSE (que, por cierto, son por lo general bastante desastrosos); a las clases medias progresistas con institutos que a pesar de todo mantienen el tipo y tratan de hacerse atractivos (viajes, actividades, etc.) En síntesis, todo conspira contra el sentido común. La encrucijada PP-PSOE como estamos viendo ahora lo que hace es imposibilitar una solución racional al polarizar el asunto entre: más LOGSE de la buena / más CONCERTADA y degradación de lo degradado (escuela pública como institución asistencial). ¿Qué es lo menos peor?

    El resto de tesis, también las comparto. Muy bien, Jesús, Un abrazo.

  2. 5 septiembre 2011 a 15:39 #

    Comparto el cien por cien de lo que dice el artículo.

    Saludos desde Crisis Educativa

  3. 5 septiembre 2011 a 18:35 #

    Perdón, pero hay una teoría científica en la que se habla de universos paralelos o multiuniversos.
    Y sí, se puede construir una teoría pedagógica con un conjunto de hipótesis.
    También se puede emplear el metodo científico para comprobar la bondad de las hipótesis y lo acertado de la teroría.
    Ahora bien, las hipótesis pueden ser refutadas y la teoría abandonada porque no explica ni responde a la realidad.
    Podemos hacer ciencia con casi todo. Ahora bien, tendremos que tener en cuenta los resultados de nuestros experimentos para abandonar o tener en cuenta nuestras hipótesis.
    Seamos más cuidadosos con el lenguaje: El problema es que los pseudocientíficos no hacen ciencia.

    • Jesús San Martín
      5 septiembre 2011 a 19:36 #

      Cambie usted la palabra hipótesis por conjetura y teoría por un cuerpo de doctrina con leyes que rigen los fenómenos abarcados por la misma, y le queda claro el mensaje. Verá entonces que algunos científicos conjeturan la existencia de universos paralelos, pero en ningún momento han probado su existencia. Esa conjetura ha surgido en la mecánica cuántica, hipótesis que se utiliza para explicar fenómenos cuánticos, pero los físicos que la utilizan se cuidan muchísimo de decir que “existen universos paralelos”. Si asegurasen tal cosa, sin pruebas, quedarían automáticamente desacreditados como científicos, por lo que no lo harán. Utilizando la lógica se deduce que ningún científico ha afirmado la existencia de universos paralelos. La ciencia es una actividad extraordinariamente seria.

      En la aserción popular, que no científica, teoría e hipótesis coinciden, lo que le lleva a la gente a pensar que cualquier creencia tildada de teoría es cierta, es decir, se arroga un carácter científico del que carece y que aprovechan los pseudocientíficos. Pero en la ciencia no se puede utilizar el lenguaje coloquial. Sin duda sabrá que en matemáticas hay conjuntos que son simultáneamente cerrados y abiertos, pero dudo mucho que usted pueda tener su ventana simultáneamente cerrada y abierta. Como usted bien indica, seamos más cuidadosos con el lenguaje.

      Usted no puede construir una teoría pedagógica con un conjunto de hipótesis, usted construirá una quimera y el ejemplo más claro es la LOGSE. Le repito, que en ciencias, las teorías son cuerpos de doctrina con leyes que rigen fenómenos, y si la pedagogía quiere ser considerada ciencia tendrá que dar leyes de obligado cumplimiento.

      No se puede hacer ciencia con casi todo, porque casi todas las reglas que usted se invite serán falsas. El número de leyes que rigen los fenómenos naturales y sociales es muy pequeño, no grandísimo como indica el “casi”. Y como muestra, el fuerza igual a masa por aceleración. Gobierna esa ley, y no todas las demás que usted quiera inventarse. Ninguna de las que se invente será ley y por tanto no pertenecerá a una teoría física.

      Con el método científico usted comprobará si su hipótesis es una ley o una mala idea. Si es ley será parte de una teoría, ya que en principio no regirá todo el cuerpo de doctrina de la misma. Así, la ley de Coulomb no rige los fenómenos electromagnéticos, se necesitan tres leyes más y en su conjunto son la teoría del electromagnetismo de Maxwell. Como son leyes (teoría), no hipótesis, trabajando con ellas se deducen fenómenos de obligado cumplimiento, por ejemplo la existencia de onda electromagnéticas; razón por la que usted ve la televisión, pero de sus quiméricas “teorías” construidas con hipótesis no se deduce nada.

  4. Juan de la Cruz
    5 septiembre 2011 a 20:16 #

    Unos pequeños detalles científicos o matemáticos:

    -La media no coincide necesariamente con la “mediana” de la población. Es decir, la media no divide necesariamente la población en dos mitades: los que están por encima y los que están por debajo. Normalmente es una buena aproximación, pero podría no serlo. La mediana sí cumple ese papel.

    -Que sólo la mitad puede estar por encima de la media (pongamos mediana) en inteligencia y sólo la mitad puede estar por encima de la media (mediana) en hermosura, no significa que solo la cuarta parte pueda estar por encima de la mediana en inteligencia y en hermosura. Podría ocurrir que justo la mitad cumpliera las dos afirmaciones o que nadie lo cumpliera.

    Me ha gustado su artículo…

    Un saludo
    Juan de la Cruz

    • Jesús San Martín
      5 septiembre 2011 a 20:47 #

      Gracias Juan. Era y soy consciente de ello (en la web se pueden encontrar dos libros míos sobre cálculo de probabilidad), pero añadir un apéndice al artículo no lo encontré apropiado y no iba a aportar nada. Gracias no obstante por la matización, pero para que los logsianos no se confundan, explíqueles cuál sería la probabilidad de que una persona estuviera por encima de la mediana en guapa, alta, lista y rica con probabilidades independientes y sólo 100 personas en la muestra (pongamos 50 por encima y 50 por debajo en cada caso)
      Un saludo

      Jesús San Martín

  5. 6 septiembre 2011 a 21:55 #

    Tengo la impresión Jesús de que apuntas muy alto. Para el actual establishment hablar de ciencia es mentar la soga en casa del ahorcado. Es como un sarpullido en sus convicciones postmodernas y relativistas. Se mueven con suma facilidad en esos territorios en los que el pensamiento es el políticamente correcto, es decir, el que se impone “democráticamente” como de obligado cumplimiento bajo la amenaza de que de otro modo no puedas ser otra cosa que un antiguo, un neandertal o quizá alguna otra cosa peor.

    Ni tan siquiera pongo en cuestión que el planteamiento original de la LOGSE estuviera cimentado en buenas intenciones y que en la mente de sus diseñadores se creyese en la idea de compatibilizar las ideas de una educación de “izquierdas” con la elevación del nivel de instrucción de los alumnos. Donde digo izquierdas me refiero a los valores sostenidos en ese momento por los sindicatos y la izquierda política muy influida ya por el neofeminismo. Una educación que iba a dejar atrás a la franquista en escasos años.

    Nada, sin embargo, resultó como se pretendía porque quienes la pusieron en marcha participaban todos de la extraña sugestión de las teorías constructivistas según las cuales los seres humanos no somos más que constructos, sujetos perfectamente maleables por la educación y la cultura y después del baño educativo que se nos preparaba saldríamos todos como quien entra en la sastrería y sale con traje nuevo, completamente renovados.

    La filósofa Helene Cronin, lo expresa así: “Por cierto, hay algo irónico en esto. Aquellos que defienden las teorías de la socialización como baluarte contra lo que consideran “determinismo genético”, han abrazado en realidad lo que sería, si fuera factible, un “determinismo ambiental” desenfrenado. Los niños serían los títeres de los adultos; las mujeres, los títeres del patriarcado; todos, los títeres de la “imágenes mediáticas”, la publicidad y la manipulación lingüística (…); de hecho, cualquier mente sería potencialmente el títere de la manipulación de los demás.”

    El mismo error han cometido con Educación para la ciudadanía, y si no estuvieran tan poseídos de arrogancia así lo deberían reconocer; una asignatura claramente concebida para propagar la perspectiva de género, viene a desembocar en que, según publicaba El País no hace mucho tiempo, el manual más usado para impartir la misma defiende el creacionismo y cuestiona las ideas de Darwin y la evolución. Aunque tampoco parece claro que sea lo que deba pasar para que se reconozcan escandalizados.

    La cuestión es que los años fueron pasando y llegado el momento de hacer balance y declarar que aquello no funcionaba se optó, sin embargo, por ocultar los resultados, que es lo que estuvieron haciendo hasta el primer informe PISA y continuaron haciendo después, y ahora ya nadie parece en condiciones de plantear lo que necesitamos porque, por ejemplo a un sujeto político como el neofeminismo los resultados no le disgustan y los sindicatos a estas alturas están más imbuidos de las ideas de género que las tradicionales de clase. Rubalcaba habla de la cuadratura del círculo de hacer que forme emprendedores en lugar de funcionarios sin tocar ni una ley.

    No hace mucho el Ministerio establecía que el gran viraje de nuestro sistema educativo tenía que venir de un profesorado mejor formado y de ahí el cambio en los estudios de magisterio, pero bastó la petición del neofeminismo de hacer pública la educación de 0-3 años y que el Ministerio asumiera el establecer los mecanismos para hacer funcionarias a quienes hasta el presente venían desempeñando este trabajo, que en cuanto se presentó la ocasión así ha sido, sin necesidad de explicar su perentoriedad, pero también sin evaluar el impacto que sobre cualquier política de familia que se quiera diseñar va a tener una medida como ésta.

    Antes se había decidido situar la educación sexual fuera del currículo y que dependiera del Ministerio de Sanidad y, como relato en una entrada reciente, a quien elaboraba el texto de Ciencias para el mundo contemporáneo desde el Ministerio le aclararon perfectamente que no debía aparecer en él ni una sólo ecuación, ni una sola fórmula porque: eso no lo entiende nadie, y todo debe expresarse en lenguaje literario. Y con anterioridad habían decidido bascular el currículo por el lado de las lenguas y la multiplicación de asignaturas minimizando la enseñanza de las ciencias y las matemáticas ¡y así nos luce el pelo! ¡Tampoco son buenos los resultados en las lenguas!

    La ciencia habla de la verdad, y, el establisment opina que tal cosa no existe.

    • Jesús San Martín
      7 septiembre 2011 a 7:23 #

      Relativismo y realidad:

      Los políticos nos han arrojado desde la azotea y dicen que volamos, pero la ciencia advierte que nos despeñamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: