Cuadernos Deseducativos. Número 4

Aquí os dejo el cuarto número del fanzine más deseducado del país.

En esta ocasión escriben Mari Cruz Gallego Ruiz, José Sánchez Tortosa y Antonio Sánchez. Un auténtico lujo.

¡A deseducar, a deseducar hasta enterrarlos en el mar!

Versión para imprimir

Versión para leer

Anuncios

Etiquetas:

Categorías: Rebelión

Autor:David López Sandoval

Profesor de Lengua Española y Literatura. Administrador del blog.

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

5 comentarios en “Cuadernos Deseducativos. Número 4”

  1. Francisco Javier
    15 febrero 2011 a 12:00 #

    Estupendo trabajo (y fenomenales los textos), David. Ya está en la sala de profesores e iré haciendo copias para entregarlas in person a determinados profes, que sí me parecen más receptivos. ¡A deseducar, a deseducar hasta enterrarlos en el mar! Un saludo.

  2. Maximiliano Bernabé Guerrero
    15 febrero 2011 a 14:35 #

    No digo lo de Verdades como Puños, porque no me gustan los lugares comunes ni los latiguillos.
    Mari Cruz Gallego menciona lo que muchos no saben, que en mi taifa castellanomanchega tenemos, además, una competencia emocional. Y eso que siempre habíamos sido duros y resecos mesetarios…
    Sánchez Tortosa habla de lo que sucede con nuestras lenguas regionales españolas (porque lo son). Cuando lo cuentas en otros países no se lo creen. Y nosotros mismos, lo asumimos ya como irremediable. Fijaos que en Cataluña hay ciudadanos de 1ª y de 2ª, los que no tienen los títulos de catalán. Viven, algunos con comodidad material, pero nunca podrán ser funcionarios en su administración, ni policías autonómicos, ni acceder a puestos de responsabilidad en ningún sitio… Y muchos lo aceptan, incluso llaman a sus hijos Xavier o Laia, casi obligan a los familiares a que sólo les hablen en catalán; quieren que ellos sí puedan llegar a ser de 1ª. Este sector víctima de un apartheid, sibilino o zafio, depende de las ocasiones, hasta tiene muestras propias de cultura popular, como el grupo “Estopa”, la película “Tapas”…
    Y Antonio, bien como siempre,. También el dedo en la llaga al hablar de cómo estamos “integrando” a los inmigrantes. Les cuento una historia, cuyo protagonista, digamos que se llama Mihail, y nació en Rumania. Hace varios años su padre vino a España a trabajar como albañil. Cuando ahorró lo suficiente se trajo a su esposa e hijos. Previamente, la madre de Mihail le había impuesto, al igual que a sus hermanos, un riguroso plan de estudio del idioma español. Cuando llegó Mihail, con 14 años,lo hablaba correctamente. Se matriculó en 3º de la ESO y a pesar de que sus conocimientos académicos eran superiores a los de sus compañeros españoles, al chaval lo metieron en compensatoria, con apoyos… En fin, que lo pusieron a colorear fichas de guardería. Por esos meses, conoció a unos compatriotas 4 o 5 años mayores que él que manejaban pasta, tenían coches y motos, iban con chicas espectaculares. El dinero lo sacaban robando cobre y, esporádicamente, algún chalet. A Mihail le dieron a elegir entre colorear fichas y los del cobre. Imaginan cuál es la opción más fácil, y la que él eligió.
    Y esto, como lo de la tiranía de las lenguas regionales, decimos que no se puede cambiar. Yo os digo que torres mucho más altas han caído.

    • 19 febrero 2011 a 12:20 #

      Cuánta mentira y cuánta ceguera. Lenguas regionales, qué apelativo tan digno.
      En Cataluña, como en todas partes, hay ciudadanos de diversas categorías y algunos muy resentidos, pporque cuando los suyos llegaron al poder no obtuvieron lo que creían merecer. Fundaron un partido que justamente se llama Ciutadans.
      En España hay lenguas de diferentes categorías y esto nos convierte eternamente a los catalanes en diana fácil para políticos y gente que considera que forman parte de una élite superior porque su lengua materna la hablan más personas. Esto no vamos a cambiarlo nunca, ya veo. Ni desde la gente culta con la que después de leer algunos de los blocs relacionados he visto que comparto gustos literarios y cinematográficos.
      Me llamo Marga, soy profesora de castellano, pero formo parte de la minoría del mundo que tiene el catalán como lengua materna porque es la lengua de mis abuelos, bisabuelos, etcétera. ¿Esto es un crimen?

  3. Jesús San Martín
    15 febrero 2011 a 18:23 #

    Recordemos que hoy tenemos apagon de 5 minutos (a las 22.00)

    http://www.eleconomista.es/economia/noticias/2827491/02/11/El-apagon-general-contra-la-subida-de-la-luz-se-organiza-en-la-Red.html

    a ver si conseguimos que dejen de expoliarnos

  4. 19 febrero 2011 a 12:13 #

    Acabo de leer el artículo sobre las lenguas autonómicas y el nacionalismo y no salgo de mi asombro y de mi enfado. Los catalanes no hablamos catalán para fastidiar a nadie: es nuestra lengua. El valor de las culturas y de sus lenguas no radica en el número de personas que la integran o la hablan. En España poca gente está dispuesta a aceptar que sus distintas lenguas y literaturas crean riqueza: todo lo contrario. Siempre somos moneda de cambio para políticos y demás.
    Quien ha escrito el artículo, remontándase con mucha sabiduría los griegos (¿quién se atreve a discutirlos?) debería darse cuenta de que muchas de sus afirmaciones pueden darse la vuelta y aplicarse al nacionalismo español, que parece que no existe, simplement porque es tan esencial e inherente al estado que ya no se plantea.Los discordantes siempre somos los mismos. Y todo esto lo opinan y argumentan profesores sabios y dignos. Supongo que para ellos lo mejor sería que todos habláramos inglés y lenguas com el malgache y el griego (también la lengua de nuestro origen cultural es ahora minoritaria y una rara avis del mundo occidental) desaparecieran de la faz de la Tierra. De hecho, es la cultura de la uniformización: compremos todos en Zara o H&M y comamos en McDonalds.
    Por cierto, soy licenciada en Filología española por la Universidad de Barcelona y me he ganado la vida impartiendo clases de lengua y literatura castellanas; porque a pesar de lo que muchos se empeñan en decir, en Cataluña se habla, se enseña y se lee castellano. Me pregunto, ¿qué saben por ahí de Tirant lo Blanc, Ausias March, Mercè Rodoreda o Salvador Espriu? Son grandes escritores, pero, claro, no en la lengua del imperio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: