Todo ha cambiado. La resistencia educativa en Murcia

Como algunos sabrán, desde antes de las vacaciones de Navidad, los funcionarios de la Región de Murcia tratamos de resistir ante la ofensiva del Gobierno de Valcárcel. Desde entonces, las cosas se han ido poniendo tan feas que el régimen (y no me refiero sólo al de la taifa murciana) no ha dudado en enseñar su verdadero rostro. No tengo tiempo de hacerles un informe completo de todo lo ocurrido. Me limitaré a mostrarles la última gota que (ahora sí) parece haber colmado el vaso. La he publicado en un blog que los profesores del IES Los Cantos de Bullas abrimos hace unas semanas. Desde allí, podrán ustedes orientarse en este laberinto de desgobiernos, sindicatos, asociaciones de estudiantes, denuncias, coacciones y demás florecillas silvestres de este inmenso erial al que solemos llamar España.

Un abrazo a todos.

***

Han sido muy intensas las horas que se han vivido esta mañana en el instituto. Llamadas de inspección, de los medios, debates intensísimos entre los profesores, muestras de apoyo y, sobre todo, indignación, mucha indignación, es lo que se respiraba por aquí. Un servidor pensaba no coger hoy el teclado, propinarle una buena patada a esto de Internet y respirar, tranquilo, durante unas horas, tratar de reflexionar sobre los hechos acaecidos.

Pero esta tarde nos hemos enterado de que las camadas neogeneracionales de FEREMUR, como salidas de la novela de William Goldinghan amenazado a una compañera del centro -y del Departamento al que pertenezco- con emprender acciones legales a raíz de un comentario dejado enFacebook (más o menos dicho comentario venía a decir lo siguiente: si lo cojo lo despeino… será mamón).

Y, ¿qué queréis que os diga? Ésta ha sido la gota que ha colmado el vaso de mis tragaderas de funcionario todoterreno. Hasta aquí hemos llegado. No sé vosotros, pero yo creo que ya va siendo hora de pasar a la acción. Hay que dejarse de jugar a las muñecas.

Demasiado tiempo el cuerpo de maestros y profesores ha soportado lo insoportable. Demasiado tiempo hemos permanecido callados mientras se nos cambiaban leyes educativas cada vez más abyectas e injustas, normas y decretos cada vez más antidemocráticos. Demasiado tiempo hemos dejado que nuestro criterio profesional se fuera diluyendo poco a poco, como un azucarillo en el agua. Es ahora o nunca. No podemos permanecer impasibles, como las reses que esperan ser marcadas. No, no y mil veces no.

Somos dueños de nuestro propio destino y no necesitamos que nadie nos lo señale. Somos los mejores representantes de nosotros mismos, y no requerimos de nadie en que, sin duda, prevalecen sus propios intereses. Nos debemos a nuestro trabajo, a nuestra disciplina, de la que somos los mejores especialistas, no lo olvidemos, los profesionales mejor cualificados para impartirla y para saber cómo impartirla. Y, sobre todo, por encima de cualquier ideología, interés, presión exterior, cargo o fidelidad inconfesable, debemos lealtad a nuestros alumnos, a todos aquellos que, dentro de unos años, deberán sanear (no tendrán más remedio; ése es el futuro que nuestra generación les ha legado) esta ciénaga infecta llamada España.

Mañana acudiré al mismo lugar de trabajo, impartiré las mismas clases, veré las mismas caras, me cabrearé ante los mismos gestos de aburrimiento y se me pondrá el vello de punta sorprendiendo las mismas miradas de interés; ya sabéis, esas pequeñas certezas, esos pequeños milagros, esos fugaces destellos en los ojos de ciertos estudiantes. Mañana, viernes, será un día como todos los demás. Y sin embargo…

Sin embargo todo habrá cambiado.

***

Quiero agradecer, en nombre de todos los profesores del IES Los Cantos, las muestras de apoyo recibidas. Compañeros de profesión, amigos todos: GRACIAS. Y, no lo olvidemos: ¡DIGNIDAD Y RESISTENCIA!

***

Dejo para el final el fantástico texto de apoyo redactado por una ex compañera nuestra, Mari Cruz Gallego Ruiz. Sin duda, lo mejor que llevamos dentro está saliendo a la superficie en estos difíciles momentos (un beso, guapa):

Los últimos días vividos en la Región de Murcia, y en los últimos meses en todo el país, no han hecho más que confirmar la verdad de la gran mentira que nos han contado, como un cuento de niños, desde que éramos pequeños: que vivimos en una sociedad libre y democrática en la que los gobernantes velan por el bienestar del ciudadano.

Ninguna otra afirmación se ha revelado en las últimas semanas como más falsa y traidora que esta. La prueba la podemos ver en la actuación que el Gobierno de la Región de Murcia está llevando a cabo contra los funcionarios que encabezan las protestas contra su Ley de Recortes. La misma que, desde su aprobación por decreto, condena a miles de estudiantes a recibir una educación pública de peor calidad.

Primero fueron las manipulaciones informativas que acusaban de delincuencia y vandalismo, incluso de cometer agresiones físicas contra cargos del Gobierno. Luego vinieron los escritos a las directivas prohibiendo la exhibición de pancartas reivindicativas en los centros, atentando así contra la libertad de expresión. Pero, no contentos con estas demostraciones de totalitarismo, han ido más allá. Y lo han hecho contra aquellos docentes que, siguiendo las normas morales que imponen su condición de trabajadores públicos, han demostrado su implicación en la mayor conquista que supone la democracia: la exigencia pública del bienestar social, empezando por el sistema educativo como pilar fundamental de una sociedad libre y crítica. Los compañeros del IES Los Cantos de Bullas han sido utilizados como cabeza de turco de la ira de estos que se hacen llamar nuestros gobernantes. Quizás han pensando que, de esta manera, nos amedrentaban a los demás y nos tapaban la boca con la mordaza del silencio y la aquiescencia.

Feremur, asociación regional de estudiantes murcianos, envió ayer una nota de prensa acusando al colectivo docente de coaccionar a los estudiantes. Parece ser que a esta asociación no le gusta la libertad de expresión y el derecho a la reivindicación pero, no teniendo poder de prohibirla por cauces legales, tuvieron que acudir a una falsedad: que los profesores usaban las clases para diseñar las pancartas.

Lo que podría haber quedado en una mera anécdota se ha revelado como la verdadera cara del Gobierno murciano: parece ser que el poder de esta asociación “independiente” es tan fuerte que hoy mismo se ha obligado al claustro docente a eliminar de su página web “Resistencia en los Cantos” el vídeo de la elaboración de dicha pancarta.  Y no contentos con esta actuación, Feremur ha amenazado a una compañera de dicho centro con actuar por vía jurídica contra ella por comentarios “difamatorios” en un grupo de facebook. Sí, señores, como si al leer acusaciones tan graves como la coacción y la manipulación de los estudiantes, uno tuviera que callarse y asentir dócilmente.

Esto no hace más que confirmarnos la necesidad de una actuación contundente contra los que se hacen llamar nuestros representantes en el poder si no queremos convertirnos en cómplices suyos.

Todo el colectivo docente debería, en primer lugar, mostrar su apoyo al claustro del I.E.S. Los Cantos de Bullas y en segundo lugar, levantar su voz para que se oiga bien alto que no estamos dispuestos a ceder ni un ápice nuestra libertad.

Anuncios

Etiquetas:, , ,

Categorías: Rebelión

Autor:David López Sandoval

Profesor de Lengua Española y Literatura. Administrador del blog.

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

22 comentarios en “Todo ha cambiado. La resistencia educativa en Murcia”

  1. 3 febrero 2011 a 20:17 #

    El 4 de enero, con los pajes de sus Majestades los Reyes Magos de Oriente recorriendo las calles para hacer sus informes acerca de cómo habían sido de buenos los niños, estaba de visita turística por Murcia. A eso de las siete de la tarde, me crucé con una manifestación de funcionarios: muy cabreados tenían que estar para manifestarse ese día. La verdad es que había muchas banderas de los sindicatos fuertes: CCOO, UGT y creo que también ANPE, así que no sé hacia que fin estaba encaminado aquello, si hacia la reivindicación o hacia la manipulación. Luego vino lo del consejero de cultura y lo del muchacho aquel al que trincaron de inmediato: por cierto, ¿era o no era? Porque si no era, se han lucido. Y ahora nos cuentas lo del hostigamiento a tu centro y lo de los trogloditas esos de FEREMUR: que no se crean que son muy distintos de los Guerrilleros de Cristo Rey de hace 40 años: aquellos te machacaban con un bate de béisbol y estos pretenden buscarte la ruina en los tribunales, el bate de béisbol de los totalitarios de hoy, no sé qué será peor. Adelante con vuestra lucha, David (quizás deberías contarnos más detalles); a ver si un día empezamos a despertar los demás.

  2. 3 febrero 2011 a 20:37 #

    Siempre lo he dicho, el único muro que tenemos que superar los profesores es el que nosotros mismos hemos creado. Es hora de que dejemos de mirar a los demás como causantes de todos nuestros problemas si no estamos dispuestos a defender nuestros derechos, como hacen los compañeros de Murcia.
    Los sindicatos, que en este caso he visto más unidos, no parece que sean suficientes para devolvernos todo lo que hemos perdido, y no solo económicamente, que también. De hecho, si pretendemos algo ha de ser por otra vía, pues el sindicalismo no ha demostrado, ni de lejos, ser la piedra filosofal en que confiar los cambios educativos. Demasiado ocupados en la nada, para mi gusto. Demasiado aferrados a la silla. Demasiado cerca de quienes deberían estar criticando y exigiendo implicación en la educación más allá de las campañas electorales. Para que sean “servibles” de verdad, debemos pedirles que se autofinancien, como nos han recordado los alemanes, para no deberse a ningún señor. Quizás después sean una referencia en la que apoyarnos. Mientras tanto, solo queda lo que cada uno buenamente pueda aportar con la mira puesta en un proyecto amplio, que agrupe a cuantos más mejor de todos los colectivos, lejos de los intereses individuales de cada uno de ellos. Y ese es el muro, has ahroa infranqueable, que tenemos ante nosotros. Todo lo que hemos hecho hasta ahora ha sido lamentarnos ante él. Hora es de que toda la palabrería adquiera sentido. ¿Cómo? Esa es la cuestión.

  3. Dr.J
    3 febrero 2011 a 22:42 #

    Tal vez si aplicáramos alguno de los siguientes puntos:
    1)abolición radical del funcionariado
    2)abolición de la enseñanza pública
    3)abolición del Bachillerato
    4)discriminación positiva de los mejores
    5)reconocimiento y recompensa del mérito
    6)abolición de los sindicatos pagados con dinero público
    la situación mejoraría

    • 3 febrero 2011 a 23:21 #

      Algunas observaciones, amigo Dr. J.:
      -La palabra “abolición” queda bien para prácticas abyectas como el racismo o la esclavitud, pero para conceptos como funcionariado, bachillerato o enseñanza pública, dado que no son lacras de la humanidad, sino maneras perfectamente respetables de organizar la enseñanza o la vida pública, está fuera de lugar. Yo mismo, como funcionario y profesor de la pública, no me iba a dejar abolir así como así, y creo que de mi parecer son cientos de miles de españoles. Por lo demás, creo que ni el funcionariado ni la enseñanza pública en sí son culpables de lo que pasa hoy en España y, aún voy más lejos, creo que, en un balance general, son beneficiosos. En concreto y en lo que se refiere a la enseñanza, que es de lo que yo sé, note usted que, a pesar de los mazazos y palos en las ruedas que se le están poniendo a la pública desde hace años, funciona aún de una manera digna, no todo son las historias tremendistas que salen en la prensa o en algunos lloriqueos. Qué decir del bachillerato: francamente, no entiendo qué se ganaría con abolir este escalón educativo universal y secular.
      -En cuanto a lo de abolir los sindicatos, tampoco podría hacerse en un país democrático. Estoy de acuerdo con usted, no obstante, en que los asalariados deberíamos dar la espalda a estos sindicatos subvencionados y arribistas de hoy. También, en que las leyes no deberían permitir la subvención de sindicatos, partidos ni asociaciones similares.
      -Estoy absolutamente de acuerdo con los puntos 4 y 5 de su propuesta.

  4. Maximiliano Bernabé Guerrero
    4 febrero 2011 a 7:32 #

    Ánimo a los compañeros de Murcia. Aunque ya lo sabréis mejor que yo, cuidado con los sindicatos, con todos. No se puede prescindir de ellos, y si ahora ayudan a que el ruido se oiga, bienvenidos sean. Pero hay que tener en cuenta que ellos tienen una mano en la pancarta callejera y la otra en el hombro de algún mandamás de la Consejería. Puede que en los pasillos de la misma lleguen a un pactillo (el más grande fue el que firmaron hace dos días Candi y ToJo con ZP para entregarnos atados de pies y manos a Alemania) y los de la Resistencia os encontréis vendidos. No os lo van a decir así, pero se verá como cada una de las propuestas audaces ha de ser sometida a una maraña de comités, órganos confederales y su p… madre. De este modo queda en nada. Automáticamente, se vería como a la Resistencia se la denomina “actividad antisistema”.
    Por eso, id siempre por delante de estos compañeros de viaje, y a ver si se exporta la Resistencia al resto de Taifas. En la cajtellanomanchega ya han empezado los recortes.
    Por cierto, y vuelvo a mi escrito de hace un mes, la honda de David también era “antisistema” para Goliat y aquellos señorones con sus armaduras.

  5. Francisco Javier
    4 febrero 2011 a 9:06 #

    Estimado David,

    con toda admiración cuenta con mi apoyo. ¡DIGNIDAD Y RESISTENCIA!

    Recomiendo a todos los participantes entrar en el foro del IES Los Cantos para ir tomando nota de lo que se avecina. Pues hoy es Murcia, pero mañana serás tú.

    Un abrazo, David.

  6. 4 febrero 2011 a 9:43 #

    Queridos amigos:

    Muchas gracias.

    Comento más detenidamente lo que está ocurriendo por aquí.

    Desde que días antes de Navidad se aprobara la Ley de Medidas Extraordinarias, la Región ha sido un hervidero de noticias. Comenzaron las primeras manifestaciones con la carga de la policía contra quienes protestaban frente al Parlamento Regional y también con los zarandeos a miembros del PP, lo cual orientó ya los titulares de los diarios hacia el pan y el circo de la “Crispación” o aun de la “Violencia”. Aquí no se ha hablado de otra cosa.

    Ha habido después varias manifestaciones multitudinarias que han culminado en la gigantesca e impresionante del 25 de enero, donde nos reunimos unas sesenta mil personas y marchamos en silencio por una de las principales arterias de la ciudad. Dicha manifestación logró acallar las acusaciones (manifiestas y veladas) de los medios de comunicación y del Gobierno que relacionaron desde el principio la agresión al Consejero de Cultura con las protestas de los funcionarios. El ojo reventado del señor Cruz ha sido utilizado torticeramente por tirios y troyanos para presionar a nuestro colectivo. No les ha importado saltarse, incluso, los más fundamentales derechos de las personas; y, si no, atendamos a lo ocurrido con José David Baños, el detenido que tuvo que ser soltado a los pocos días, a pesar de que tanto los medios desinformativos, que publicaron sus fotos y dieron su nombre ya desde los primeros días (cosa que no hacen ni con los pederastas), como el agitprop político se ocuparon de dar por hecho que él era culpable y que, sobre todo, la agresión tenía que ver con la izquierda radical (por si no lo sabíais, ahora resulta que todos los funcionarios somos sindicalistas y rojos radicales).

    Por otro lado, veo que mencionas, Pablo, la unidad sindical. Aunque el sindicato de médicos se descolgase desde el principio del llamado Comité de Crisis Sindical, y pillaran al CSIF viéndose en secreto con Valcárcel, se puede decir que por ahora sobrevive dicha unidad. Sin embargo, con el tiempo, esto es precisamente lo que está hinchando las pelotas a muchos funcionarios. Y es que resulta que el llamado Comité, ya desde los primeros días, movilizó al personal con la consigna de que no se sentarían a negociar hasta que el Gobierno no derogase la Ley, y, no obstante, después no tuvieron empacho alguno en verse con el señor Presidente justo dos horas antes de la mayor manifestación de funcionarios que se recuerda en Murcia (la del 25 E). Además, en el caso de los docentes, aquí todo el mundo tiene la impresión de que nos están desactivando poco a poco, sugiriéndonos que hagamos pancartitas, 10 minutos de protesta, encierros, etc. Pero no se atreven a hablar de huelga. Convocaron asambleas por zonas para recoger las propuestas de acciones de los profesores; pues bien, en el resumen final que hicieron y que luego distribuyeron por los centros no aparece la palabra huelga por ningún sitio, a pesar de que, me consta, fue la propuesta mayoritaria. Dicen que tienen miedo a que no sea secundada, pero, observando el ambiente de las manifestaciones y de las salas de profesores, te puedo asegurar que eso es una patraña. No quieren convocarla… por ahora, eso es todo. Ahora lo que toca es desdecirse, negociar y sacar la mejor tajada posible (aquí puedes ver por qué Valcárcel está siendo más listo que ellos, y por qué ellos están jugando con nosotros). La situación es tan irrespirable en Murcia, el ojo de la Consejería tan omnipresente, las pruebas de la presión que están soportando las directivas (para que presionen, a su vez, a sus profesores) tan manifiestas, que la huelga es hoy más necesaria que nunca. Pero aquí ni CCOO, UGT, STERM, CSIF, ANPE, etc. están moviendo un solo dedo.

    Relacionado con esto, os cuento también lo que viene ocurriendo a pie de instituto. El diez de enero algunos profesores de la zona del Noroeste Murciano convocamos una asamblea. Fue un éxito, acudieron maestros de Primaria, profesores de Secundaria y de EOI. Tuvimos que improvisar y habilitar el gimnasio del instituto por la cantidad de gente que acudió. Aquello parecía el Juramento del Juego de Pelota. La idea era organizarnos por nuestra cuenta, crear una plataforma que emprendiera acciones que sirvieran de ejemplo, en un momento en que, además de las manifestaciones, nada se había hecho en los centros. En cuanto el anuncio de la asamblea se propagó, los sindicatos no tardaron en reaccionar convocando ellos sus propias asambleas y (soy principal testigo de ello; no es acusación gratuita) tratando de boicotear la nuestra. A pesar de todo, insisto, fue un éxito y allí se recogieron muchas propuestas que luego se han llevado a la práctica. Sin embargo, el poder sindical, que estaba al acecho, hizo sus gestiones y al final logró hacerse con las riendas del descontento. Aparecieron como los únicos capaces de convocar una huelga (que, como ya he dicho, aún no han convocado) y de presionar realmente al Gobierno para que retirase la Ley.

    El tiro, repito, les está saliendo por la culata, ya que no contaban con otro aspecto de todo este follón que aún no he mencionado: los centros se están organizando por su cuenta. Y un ejemplo lo tienes en el mío, en IES Los Cantos, que, gracias al blog, a la campaña vía Facebook, a los contactos con los medios de comunicación de la zona del Noroeste y regionales (tres compañeros del Departamento conseguimos una columna semanal en La Opinión) y, sobre todo, a la unidad y la valentía de sus profesores, empezamos a hacer pupita y a ser escuchados. Aquí la mayoría de profesores está de acuerdo en que esto tiene que ser un punto de inflexión, de que esto no puede seguir así. Tenemos ganas e ideas, y las estamos, poco a poco, llevando a cabo. Somos de los centros que más acciones ha emprendido sin contar, ni una sola vez, con los sindicatos, demostrando así a otros profesores que con un poco de organización (horizontal 😉 ) y un mucho de ganas, se puede hacer ruido.

    El último episodio lo hemos protagonizado nosotros, y más concretamente, una compañera de mi Departamento, a quien FEREMUR amenaza con emprender acciones legales.

    Es la guerra, amigos.

    • Jesús San Martín
      6 febrero 2011 a 22:24 #

      David y Maximiliano, cuando estos pseudos-sindicatos anden a palos ¿no será la hora de soltar el manifiesto y las estadísticas de des-apoyo? Para algo lo hicimos, y parece que el momento se va a mostrar propicio.

  7. Ana Belén
    4 febrero 2011 a 10:13 #

    Hola David,

    desde aquí te envío mi apoyo y todo el ánimo del mundo. Ojalá pudiera colaborar con vosotros, no dudaría en hacerlo si estuviera más cerca. Eché un vistazo a vuestro blog y me ha sorprendido leer que han pasado tantas cosas en Murcia desde que comenzó el nuevo año, es increíble que una manifestación tan multitudinaria no tuviese ningún eco en los medios de comunicación a nivel nacional. Por otra parte, me parece increíble que una asociación estudiantil os pueda calumniar y cuenten con todo el respaldo por parte de la administración. Y los sindicatos… ¡malditos sean una y mil veces! con ellos no se puede contar. ¿Para qué sirven entonces? Si necesitamos pasar a la acción pero sin contar con ellos, ¿qué podemos hacer? ¿no es posible hacer nada al margen de ellos? alguna acción de calado quiero decir…¿no serviría, por ejemplo, organizar algo desde Deseducativos ahora que es una asociación?
    En fin, mucho ánimo y saludos.

  8. Jesús San Martín
    4 febrero 2011 a 10:14 #

    Mi apoyo contra el fascismo y la tiranía. Es la historia de siempre el apaleado es acusado de violencia y expoliado.
    Un fierte abrazo

  9. Francisco Javier
    4 febrero 2011 a 14:06 #

    David:

    supongo que se habrá enviado una circular a todos los centros educativos de la Comunidad murciana con las medidas adoptadas por la asamblea. A mí me ha parecido absolutamente genial, lo más importante que he visto hasta ahora: el salto del discurso a la acción. Para eso hay que tener lo que hay que tener y más aún para dar el primer paso. Cuando se da el paso es cuando se conoce la verdad. La batalla es la que da la verdadera medida de lo que somos y de lo que no somos, al margen de lo que digamos o pensemos. ¿Hay algún modo en que podamos contribuir?

    • 4 febrero 2011 a 14:27 #

      Pues lo que ocurre es que no hemos sido los únicos, aunque sí uno de los primeros en aprobar esas medidas. Cuando convocamos la asamblea de centros del Noroeste, muchas de estas medidas se propusieron y, acto seguido, los sindicatos se las apropiaron. Pero nosotros tenemos la exclusiva de haberlas aprobado antes de que se celebraran las otras asambleas convocadas por los sindicatos. Ya te digo, éstos simplemente copiaron la idea.

      Unos centros han aprobado algo parecido y otros nada. Pero, sí, tienes razón, la acción precipita muchas cosas que, hasta el momento, pertenecen, digamos, al “mundo de las ideas”. Sin embargo, tengo la impresión de que, a pesar de la importancia de esas medidas y de lo que en sí suponen, aún tienen que pasar cosas más fuertes para que la mayoría de profesores sean conscientes del salto cualitativo que podrían dar.

      La verdad es que, dados nuestros escasos medios, lo único que se me ocurre es que se puede colaborar publicitando y difundiendo todo esto que está pasando en Murcia. Como dice Ana Belén, los desinformativos apenas han dicho nada -exceptuando lo de la agresión al Consejero- de las manifestaciones y de las acciones que los centros educativos estamos llevando a cabo. Felipe Garrido, “Antes de las cenizas”, ha abierto otro blog, Profesores contra el Recorte (está en la lista de webs de la Red Deseducativos) donde, aprovechando los recortes que el Gobierno Valenciano también está llevando a cabo, comenta todos los acontecimientos murcianos. Somos blogs hermanos, por así decirlo. Pero nuestra campaña no acaba en los blogs; tanto en Facebook como en Twitter la cosa está que arde. Es precisamente de esas dos redes sociales (esto también ocurre con Deseducativos) de donde llegan la mayoría de visitas y comentarios.

      Muchas gracias, Francisco Javier, Ana Belén, Jesús, Maxi, Pablo y los demás lectores y autores deseducados. Vuestro apoyo es tan importante. ¡Difundid la nueva!

      ¡¡¡Dignidad y resistencia!!!

    • 4 febrero 2011 a 14:36 #

      Una cosa, Javier, que creo que no he explicado del todo bien:

      La asamblea convocada por los centros del Noroeste fue la PRIMERA en constituirse. Esa asamblea, al margen de los sindicatos (que, no obstante, acudieron como unos asambleístas más, por supuesto) DIFUNDIÓ las medidas por todos los centros de la zona. Nuestro instituto -yo fui uno de los colaboradores en la organización de dicha asamblea- se hizo eco de la mayoría; otras, sin embargo, son de nuestra propia cosecha.

      Lamentablemente esa asamblea no se ha vuelto a reunir. Ya he dicho que, por ahora, son los sindicatos los que, tras haber sido sorprendidos por la iniciativa, han cogido las riendas del asunto. No me atrevo a augurar lo que ocurrirá dentro de poco, pero la unión sindical no durará y la cosa corre el riesgo de diluirse. En fin, desde la Resistencia no cejaremos en nuestro empeño por mantener la tensión, aunque los sindicatos comiencen a tirarse los muebles a la cabeza unos a otros, como así parece que va a suceder en las próximas semanas.

      Un abrazo.

  10. 4 febrero 2011 a 18:03 #

    Quienes por vejestorios nos hemos curtido en luchas de antaño y sabemos la implicación física, mental y emocional que suponen, el desgaste tan inmenso que conllevan y la apabullante melancolía que acaban generando, sabemos también apreciar el reverdecimiento de una actitud, la defensa de la dignidad profesional y humana, que ha de arrastrarnos por fuerza. La división regional del país impide, ciertamente, que la lucha sea única, por más que las posiciones que se defienden sí que lo sean, de ahí, quizás, el “apagamiento” que ha sufrido la protesta, porque nuestras realidades se han autonomizado y, a veces, parece que oigamos noticias de países extranjeros, a juzgar por el poder acumulado y tan mal ejercido en esas regiones. Ahora hemos tenido elecciones sindicales en el estadito catalán, y se ha confirmado una vez más el desinterés de quienes probablemente asistimos resignados y temerosos a una realidad que aún puede ser bastante peor, a juzgar por las noticias de la falta de liquidez para pagar nóminas con que nos asusta el poder. En cualquier caso, todo estaría bien claro: no hay sueldo; en casa. Y que se coman sus bravatas prepotentes.
    En fin, que sólo quería mostrar mi apoyo a esa valentía y que no se ha de perder de vista el recurso a los tribunales a la menor muestra de arbitrariedad: el aluvión de denuncias es algo a lo que los poderes temen casi tanto como a las acusaciones en la realidad prensada, aunque luego muchos jueces sean como el -se habría de inventar otra palabra diferente que amigo para definir su relación, Camps dixit -que no vio delito en “el bonito”.

  11. 5 febrero 2011 a 13:28 #

    David:

    ¿Cuál es el alcance de la “rebelión” de Murcia? ¿Hay algo más que un cabreo temporal?
    Los sindicatos han sido cómplices del sistema hasta hace dos días, aún siguen siéndolo. Los profesores no tienen otro cauce que el oficial para rebelarse frente a las arbitrariedades del poder que los delegados sindicales.
    Por eso, que se articule algo no controlado por los aparatos y los pesebreros siempre es bienvenido.
    Por otro lado, la situación de Murcia, medio silenciada en los medios, es también un reflejo de lo que puede pasar en el Estado de las Autonomías después del estallido de la burbuja inmobiliaria.
    La cuestión es saber si la sociedad civil va a emerger o al final todo vuelve a su cauce porque hay muchos intereses en juego.
    Me imagino que la rebeldía en Murcia nada habrá tenido que ver con la reducción de liberados de las centrales sindicales. Este último asunto está provocando graves crisis internas porque afectan al reparto de caramelos.

    P.S. Es bastante alucinante el escrito de la federación de estudiantes (con minúsculas), con sus “ostentóreas” faltas de ortografía.

    • Jesús San Martín
      5 febrero 2011 a 14:35 #

      Querido Mariano, “cuando no hay patooós hay pataaás”, y ese es el problema del caramelo, que unido a la venganza humana puede levantar muchos secretos. Esta mañana leía un artículo, en el que se comentaba que el presidente Rodríguez había conseguido la firma de los pseudo-sindicatos, amenazándoles con quitarles las subvenciones, revelar como se había repartido el dinero de los cursos y la posición de privilegio y derecho de pernada de algunos de sus “dirigentes”.
      No puede haber sociedad civil cuando la sociedad está narcotizada: nos seguiremos hundiendo en el agujerito, por donde se va la mierda. Otra cosa es la ola de revancha cuando la circunstancia empeore, y eso lo hará, quieran o no quieran, y aunque no me gustan las revoluciones, en mi fuero interno me encantaría ver unos cuantos afeitados.
      Un saludo.

    • 5 febrero 2011 a 14:44 #

      Mariano:

      Es pronto para darte una respuesta. Lo que sí te puedo decir es que las cosas han llegado a un extremo a partir del cual todo puede pasar. El cabreo temporal, como dices, bien pudo aparecer días después de la aprobación de la Ley (que se aprobó, dicho sea de paso, con nocturnidad y alevosía, como, por otra parte, se aprueban todas las leyes relevantes en este microcosmos de cortijo oligárquico que es Murcia). Pero ahora la situación es ligeramente distinta. Ya te digo, todo esto es una mezcla de pseudo toma de conciencia del estado de la enseñanza, intereses de partido con las elecciones de mayo en el horizonte, temor de los sindicatos a perder fuerza…

      Hay algo claro, no obstante, en todo esto. La mayoría de los profesores con los que hablo tienen la picha hecha un lío. Se podría decir que lo claro y concluyente, por ahora, es la confusión. Por un lado critican la actuación de los sindicatos y por otro siguen fielmente sus consignas.

      En medio estamos quienes, como Mari Cruz y un servidor, tratamos de aprovechar la confusión para mostrar otros caminos. Algo estaremos haciendo bien cuando, por la parte que me toca, hemos sido estos días foco de atención de los medios. Me refiero a mi instituto, Los Cantos. Feremur, a pesar de la ortografía, es el huerto donde el PP recolecta los frutos de sus Nuevas Generaciones. Y eso no es moco de pavo.

      Hay días en que me levanto optimista. Sin embargo otras veces mandaría todo esto a tomar por saco. Por un lado veo destellos de clarividencia entre mis compañeros y en el gigantesco mundo de las redes sociales; por otro, ya te digo, observo que no se concibe más mundo que el de las asociaciones sindicales. Éstas, por su parte, están -o han estado- un poco descolocadas. No se esperaban una respuesta así del profesorado.

      Todo mi esfuerzo, Mariano, se centra ahora en resistir con suficiente autonomía, tratando de no caer en el juego electoral que unos y otros han dispuesto.

      Un abrazo.

      • 5 febrero 2011 a 22:27 #

        David, he leído con atención las entradas del blog que habéis abierto a tenor de las movilizaciones y lo que más me ha sorprendido es la reacción de los alumnos, a los que contestas con una paciencia digna de un santo estoico. ¿Pero esta generación, masacrada por las Instituciones, timada por los políticos sinvergüenzas, arrojada al paro o al analfabetismo, qué es lo que tiene en las venas? ¿Horchata? ¿De mala chufa? Algunos, viendo claro que no tienen donde caerse muertos, ya se han entregado a las nuevas generaciones de cualquier mierda. Están haciendo el curriculum de Leire Pajín. Pero con la baba chorreándoles. ¡Da una pena! ¡Y lo más cojonudo del caso es que han tenido profesores admirables a los que les reconocen su valía! ¿Qué hijos de mal hado son éstos?

  12. El pobrecito profesor
    6 febrero 2011 a 20:24 #

    Ánimo y enhorabuena a los compañeros de los institutos de Murcia que andan revueltos. En Andalucía, seguimos pasando, para variar. Aquí sólo nos movemos cuando llegan los carnavales o la semana santa. Siento vergüenza de mí y de mis circunstancias, tan adormecidos estamos que nos dan por todos lados y solo se nos ocurre sonreír con algún chiste. Los andaluces tenemos lo que nos merecemos: más parados y más analfabetos funcionales que ninguna otra taifa. Y no nos levantamos más que para ir a por otra cañita y cuando nuestro equipo marca un gol -y eso que nuestro himno dice “andaluces levantaos”-. Aquí los psicopedagogos sí que son los amos, los equipos directivos auténticos siervos de la consejería y de los papás, y los profesores el último mono al que todos zarandean.

  13. Jesús San Martín
    10 abril 2011 a 10:44 #

    Ya nos movemos

    http://www.elconfidencialdigital.com/Articulo.aspx?IdObjeto=28362

  14. Javier
    7 mayo 2011 a 13:30 #

    !Democracia real YA! ¡¡TOMA LA CALLE!!
    No somos ganado en manos de políticos y banqueros.

    Manifestación 15 de MAYO.

    Busca en la web el manifiesto y las concentraciones en tu ciudad.
    Gracias.

  15. 15 mayo 2011 a 22:13 #

    La sociedad civil empieza a moverse por lo más básico. Primus vivere deinde philosophari. Frente a la ficción y la esclerosis de una clase política estancada, es una buena señal que empieza a aflorar la sociedad civil, manifiestamente infrarrepresentada por partidos y sindicatos del sistema

    http://www.estrelladigital.es/blogs/juan_varela/revuelta-democracia-agotada_7_956974295.html

    http://www.publico.es/espana/376415/la-indignacion-contra-la-crisis-toma-las-calles

    Algo así tendría que suceder en la educación. Para ello haría falta que el sujeto del cambio despertara de su letargo. No hay que ser tan pesimistas, pese a que nos sobren los motivos para ello. Hay que extender la idea de que la sociedad civil no tiene canal para reivindicar lo que Juan Ramón Jiménez llamaba “lo grande elemental”, que es, en esencia, lo más importante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: