Potencial reparador (o subversivo) de una compulsa


Maximiliano Bernabé Guerrero

Muchas veces cuando se plantea al colectivo de profesores una medida de protesta, una reacción frente a los abusos que estamos sufriendo en los últimos tiempos (recortes de sueldo a nivel nacional y en las taifas -ahora Murcia-, endurecimiento de medidas disciplinarias hasta niveles desconocidos incluso en la empresa privada) la respuesta siempre es la misma: “No eso no, no vaya a ser que…” Si se trata de una eventual huelga, “no, que nos quitan el dinero”. Si es simplemente cumplir estrictamente nuestro horario laboral o no hacer tareas burocráticas que no son nuestra función, “no, no vaya a ser que se entere el inspector”.  Puede ser que no se haya dado aún con la medida que nos satisfaga, o que pretendamos empezar con pasos demasiado audaces. Yo creo que no pero, en fin, planteo desde aquí algo que no va a acarrear ni pérdida económica ni medida disciplinaria alguna. Se trata simplemente de cumplir la ley. Veamos, sucede frecuentemente que cuando queremos presentar un documento, una solicitud cualquiera, tengamos que andar haciendo equilibrios de horario para poder llegar a tiempo al registro de una Consejería o Delegación provincial. Incluso sucede a veces que el papel se queda sin registrar o esto se hace fuera de plazo porque, claro, ¿Cómo nos van a dar permiso para faltar a las sacrosantas clases-guardería para ir en horario de mañana a la Consejería?

¿Qué hacer? Lo más simple, registrarlo en nuestro colegio o instituto. ¿Existe algún impedimento? No. Nos dirán, ya nos han dicho, que no se puede por … Por nada. Que citen la norma que lo prohíbe. No existe. Según el artículo 38 de la Ley 30/1992 de 26 de Noviembre de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común:

1. Los órganos administrativos llevarán un registro general en el que se hará el correspondiente asiento de todo escrito o comunicación que sea presentado o que se reciba en cualquier unidad administrativa propia. También se anotarán en el mismo, la salida de los escritos y comunicaciones oficiales dirigidas a otros órganos o particulares. (…)

4. Las solicitudes, escritos y comunicaciones que los ciudadanos dirijan a los órganos de las Administraciones públicas podrán presentarse:

  1. a. En los registros de los órganos administrativos a que se dirijan.
  2. En los registros de cualquier órgano administrativo, que pertenezca a la Administración General del Estado, a la de cualquier Administración de las Comunidades Autónomas, o a la de alguna de las entidades que integran la Administración Local si, en este último caso, se hubiese suscrito el oportuno convenio.

También citamos en nuestro apoyo los artículos 11, 12 y 13 del Real Decreto 772/1999 de 7 de Mayo sobre presentación de solicitudes, escritos y comunicaciones ante la Administración General del Estado.

Está claro que nuestros colegios e institutos públicos son unidades administrativas ya que su constitución y titularidad públicas son obvias, y en ningún sitio consta que no lo sean. Por lo tanto, si no son registros en sentido estricto, sí que deben recoger escritos que remitirán al registro de la Consejería o Delegación. ¿Qué hacer entonces cuando queramos registrar un escrito, solicitud reclamación? Presentarlo por duplicado a la Secretaría de nuestro centro y quedarnos con una copia sellada donde conste la fecha.

¿Qué se puede registrar? Ya está dicho, todos los escritos, solicitudes y reclamaciones que se nos ocurran, cuantos más mejor. No estaría de más presentar reclamaciones por todo lo que estimemos que no se ajuste a Derecho, que será mucho seguramente. No hay que olvidar poner en el encabezamiento del escrito la persona a quien va dirigido, que normalmente será el Delegado Provincial (o de zona) de Educación o un Director General. Esto viene en el artículo 70 de la Ley 30/1992. El modelo de escrito es muy simple, el EXPONE/SOLICITA de toda la vida, con nuestros datos personales en el inicio. Podrán suceder dos cosas, que no nos contesten o que nos respondan desestimando nuestra pretensión. ¿Qué hacer entonces?

-Si hay resolución desestimatoria tenemos un mes para interponer recurso de alzada

-Si no hay resolución, tenemos tres meses para interponer recurso de alzada desde que damos por desestimada nuestra pretensión por silencio administrativo negativo (si a los tres meses de presentarla no nos han contestado).

El recurso de alzada (artículos 107, 114 y 115 de la Ley 30/1992) es asimismo un escrito muy simple del que adjunto un modelo básico. Igualmente lo registramos en nuestro centro y en su encabezamiento ha de ir dirigido al superior jerárquico del cargo ante quien pusimos la reclamación. Normalmente será el Consejero de Educación.

Cuando expongamos todas estas cosas, podemos contar con que nos respondan que la legislación que invocamos es de ámbito nacional (uy, perdón, dirán estatal) y que en nuestra taifa autonómica eso no rige. No es cierto. Es legislación nacional y además el marco al que se ha de adecuar la de la comunidad. Que nos citen la norma autonómica que lo impide. También nos dirán que no nos pueden compulsar originales, que para eso tenemos que ir al registro de la Consejería. De nuevo no es cierto, incluso nosotros, como funcionarios, podríamos hacer una compulsa a un compañero. Contrariamente a lo que se piensa, cuando se compulsa una copia, no estamos dando fe de la autenticidad del original, sino simplemente cotejando copia y original y asegurando que aquélla es idéntica a éste. Para ello no hace falta ser notario. En todas las unidades administrativas tienen un sello específico para esta diligencia. Si en la Secretaría de nuestro centro no nos lo dejan, no pasa nada. Simplemente ponemos el sello ordinario, y le pedimos a un compañero que escriba en la copia compulsada Conforme con el original / Fecha / Identificación del centro (o su sello)/ Firma. Y ya está hecha la compulsa.

El potencial útil reivindicativo de estos trámites tan sencillos es grande. Todos estos documentos registrados en nuestro centro han de ser remitidos por correo o medio análogo al órgano al que van dirigidos. ¿Se imaginan las caras que pondrán en éste cuando les lleguen a centenares?

Archivo adjunto: recurso de alzada básico

Anuncios

Etiquetas:

Categorías: Rebelión

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

8 comentarios en “Potencial reparador (o subversivo) de una compulsa”

  1. Ania
    12 enero 2011 a 11:04 #

    ¿Y las caras que pondrán los administrativos de “nuestros” centros educativos?

    Con la cantidad de trabajo que habitualmente ya tienen -algunos de ellos-, según dicen…Pídeles algo extra que luego prepárate a convivir con ellos en el día a día…

    Se agradecen todos los consejos jurídicos que nos puedas dar.

    Sería de gran utilidad el disponer de una lista de abogados o gabinetes jurídicos alternativos a los de los sindicatos tradicionales en las diversas comunidades autónomas que nos pudieran asesorar y asistir en la prevención y defensa de los problemas y abusos que padecemos.

  2. 12 enero 2011 a 13:42 #

    Bueno…yo no es por desanimar y tal…
    Pero por mis “experiencias” con la Administración de algún reino del sur, no sé yo si la medida sería muy efectiva. El problema es que “el poder” (que en el caso español son los partidos políticos, en muchos casos) tiene la capacidad de hacer lo que le sale, que para algo es poder y fabrica las leyes. Y es capaz de sacar una norma para joder a personas concretas expresamente, por ejemplo incluyendo una “Disposición Adicional enésima en un Decreto perdido del BOJA -uy, que ya lo he dicho-). Esto lo he visto con mis propios ojos, y más de una vez además.
    Y digo esto, porque he visto en múltiples ocasiones como la Administración se pasa los recursos (el de alzada, el de revisión, el extraordinario de reposición y los que haga falta) por el forro, y o no contesta (incluso cuando está obligada a hacerlo) o contesta con algo que no hay por donde cogerlo (ni desde el punto de vista legal ni desde el de la lógica pura), y que claramente es injusto. Y luego líate tú a llevar el tema a un Contencioso-Administrativo…ármate de paciencia y buenos abogados, y aún así la cosa puede ser una lotería. De hecho, esta desadministración de la que hablo, es tristemente célebre por saltarse sus propias leyes a la torera. Como por ejemplo cuando reiteradamente se pasa el Estatuto Básico del Empleado Público y otras normas incluso de mayor envergadura llamando a gente del INEM para cubrir plazas de interinidad (o directamente a dedo) cuando se supone que deberían llamar a opositores que superaron alguna de las pruebas selectivas con prioridad. En fin, y de artimañas de esas y peores pues podría contar unas cuantas…

    Mucho me temo que para cambiar algo, o hay que hacer cosas más ingeniosas o sutiles (que no digo que la aquí expuesta no lo sea) o directamente más “bestias”.

    Un saludo.

  3. Jesús Martín
    12 enero 2011 a 15:02 #

    Pues yo lo primero que voy a meter en el registro es que me bajen el sueldo lo mismo que al Sr. Aznar, que no pueda tener más que un solo trabajo como el Sr. Aznar, que no pueda jubilarme cobrando por encima del tope como el Sr. Aznar, que no pueda cobrar la jubilación habiendo cotizado sólo siete años como el Sr. Aznar, y sobre todo que se me pida la misma coherencia entre mis actos y mis hechos como el Sr. Aznar.

    http://www.elconfidencial.com/espana/aznar-endesa-sueldo-vitalicio-murdoch-20110112-73460.html

  4. Jesús SAN Martín
    12 enero 2011 a 15:05 #

    ¿Qué he hecho yo para perder mi santidad? ¿Es que a los hipócritas de mierda no se les puede desenmascarar? ¡La caca es caca! ¡ajjjj! ¡qué mal huele!

  5. Limbania
    12 enero 2011 a 15:43 #

    En una ocasión reciente solicité compulsa en mi ayuntamiento y una delegación y me dijeron que no lo hacían, que fuera a un notario. En otra ocasión dirigí un escrito de protesta y demanda de información sobre cuestiones laborales al delegado de Educación y no me contestaron. Es más, algunas veces he solicitado licencias por asuntos propios , excedencias y cosas así y no me han contestado hasta que no he llamado y exigido con firmeza.
    Yo creo que eso es lo que nos vamos a encontrar sin duda, invoquemos las leyes que invoquemos. Así que, aunque la idea es buena, si puede decirme cuál es el siguiente paso…porque a un abogado no vamos a ir en plan particular.
    Pero ánimo, hay que exigirlo si está en la ley. Me gustaría que después se contaran las experiencias.

  6. Jesús San Martín
    12 enero 2011 a 17:19 #

    No sé como será en el instituto, en la universidad está el registro general del rectorado y además cada escuela tiene el suyo. El de la escuela lo utilizamos incluso para dirigirnos a otro profesor cuando queremos que haya constancia de ello, en particular para trámites burocráticos.
    No se necesita un abogado. Basta reclamarlo con un burofax desde correos, que tiene poder notarial (Maximiliano nos lo contará mejor), indicándoles que se han negado a registrar tal y tal, y que independientemente de las acciones disciplinarias que iniciemos (eso acojona mucho en países donde se tienen tales cosas), pedimos que nos lo pasen por el registro. Incluso antes de llegar a este punto podemos indicarles que se lo reclamarás por burofax porque están incumpliendo la ley, y que se lo dices delante de tal persona (que habrás llevado contigo) para que haya testigos.
    Cierta vez, la tesorería de la seguridad social me reclamaba un pago, que yo había hecho, que a la sazón habría prescrito si no lo hubiese hecho, y me amenazaban con tirar la puerta abajo y embargarme. Es más cómodo obligar al débil de Jesús a que pague otra vez, y con recargo, que al poderoso banco ¡Anda, tócate lo que en España no hay!. Mira por donde, yo guardaba el recibo de pago, me fui a la tesorería, pedí ver al superjefe (que tardó en llegar un rato). Le conté el problema y le entregaba una fotocopia del recibo, mientras le decía: le entrego justificante de pago delante de un testigo (me llevé a un amigo), por la ley del 5 de abril de 1904 el funcionario responde con sus bienes, si toca mi puerta no dude que lo pagará. “Mano de santo” no volví a saber nada de nada y mi puerta impertérrita. El superjefe, desquiciado, intentaba devolverme la fotocopia mientras me largaba tranquilamente…….
    No hay enemigo pequeño, y dentro de los enemigos, los menos peligrosos son los que te consideran débil y pequeño (si lo sabré yo, que soy enjuto y bajo), porque se acercan con la defensa baja y abierta. Y este enemigo que tenemos nos desprecia hasta decirnos basta, están confiados, muy confiados…..¡Qué nos lo decía Maximiliano: la honda, la honda! Y hoy nos trae el cascote afilado, ese que se clava: “el registro”.

  7. Maximiliano Bernabé Guerrero
    12 enero 2011 a 18:02 #

    Totalmente de acuerdo con lo que dice Jesús, son pasos muy útiles, yo también los he probado, y os aseguro que al marmolillo que tenemos enfrente le cambia la cara. Añadiría este otro: SIEMPRE HAY QUE EXIGIR IDENTIFICAR A LA AUTORIDAD O FUNCIONARIO QUE NOS TRAMITA (O DEJA DE HACERLO). Mirad el artículo 35 de la Ley 30/92: “Los ciudadanos, en sus relaciones con las Administraciones Públicas, tienen los siguientes derechos:
    A) A conocer, en cualquier momento, el estado de la tramitación de los procedimientos en los que tengan la condición de interesados, y obtener copias de documentos contenidos en ellos.
    B) A identificar a las autoridades y al personal al servicio de las Administraciones Públicas bajo cuya responsabilidad se tramiten los procedimientos.
    C) A obtener copia sellada de los documentos que presenten, aportándola junto con los originales, así como a la devolución de éstos, salvo cuando los originales deban obrar en el procedimiento.”
    Estos tres derechos (estado, nombres y copia de todo) hay que exigirlo siempre, nos lo van a dar, aunque no hagamos progresar nuestro asunto, esto les jode mucho.
    Mi experiencia como abogado (accidental) desde Septiembre de 2008 me dice que:
    – Procedimiento administrativo (esto de que hablamos, reclamaciones, recursos de alzada…): La Administración gana en el 90% de los casos. No es necesario abogado, todo lo podemos hacer nosotros.
    – Procedimiento contencioso-administrativo (judicial): El juzgado da la razón a la Administración en un 95% de los casos. Vamos a necesitar abogado, normalmente sólo en la vista.
    Así es en Castilla La Mancha, y en las otras taifas, poco más o menos, por lo que contáis de Andalucía. A pesar de ello tenemos que freírles a recursos de alzada y reclamaciones, que no hace falta abogado. Sabemos que ganaremos 1 de cada 100, pero tendrán que destinar recursos humanos y técnicos aunque sólo sea para apilar papel. Esto en la táctica (en la de verdad, en la militar) se llama hostigamiento (en algunos manuales lo ponen en inglés, “harassment”). Naturalmente, si tú estás bombardeando con morteros un pedazo de terreno, los de enfrente no van a ser tan tontos como para quedarse allí para que les sacudas, se libran,claro, pero les impides hacer otras cosas, usar ese sector, lo primero. Hay que hacerlo, las medidas eficaces vendrán después y necesitan de las previas aparentemente inútiles.
    Y tampoco tenemos que ser tan tiquismiquis con la efectividad de las medidas. En París, el 13 de Julio de 1789, se oían conversaciones de este estilo:
    “¿Pero cómo vamos a ir a tomar la Bastilla? Es un objetivo inútil, lo defienden unos pocos soldados, pobres desgraciados, pueblo como nosotros. Si es sólo un símbolo, un recuerdo del pasado, ya no es ni prisión ni nada. Sólo quedan 7 u 8 prisioneros, y ninguno por motivos políticos. Uno de ellos es el Marqués de Sade. ¿Vamos a liberar a ese aristócrata degenerado?. Hacedme caso, lo de la Bastilla no va a servir de nada…”
    Gracias por vuestros comentarios. Y mucho ánimo a los compañeros murcianos. Que a unos les acompañe la elocuencia y a los otros la claridad de entendimiento.

  8. Raus
    13 enero 2011 a 21:28 #

    Buena falta nos hace estos conocimientos en derecho, Maximiliano. De estas cosas no tengo ni la más remota idea, y no sabría decir nada sobre el potencial subversivo de una compulsa, pero bien poco cuesta hacer lo que dices, por si acaso. La cuestión es dar guerra a Goliat. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: