Carta a un profesor de la Región de Murcia


David López Sandoval

Supongo que se dirá que la manifestación de ayer frente al Palacio de San Esteban, sede del Gobierno de la taifa murciana, y la posterior marcha a lo largo de la Gran Vía, una de las principales arterias de la ciudad de Murcia, ha sido un éxito de convocatoria. Supongo que los sindicatos presentes allí no se cansarán de repetir que los funcionarios murcianos como tú están organizados y que su respuesta ante los brutales recortes que se avecinan está siendo todo lo contundente que cabía esperar. Supongo que muchos de los maestros, profesores, enfermeros y médicos que acudieron a la protesta -en total unas cuatro mil almas, según los organizadores; y, visto lo visto, por una vez debo darles la razón- estarán convencidos de que son fuertes, de que no era cierto aquello que los calificaba como un colectivo acomodado y solipsista. Pero mucho me temo que todo esto no es más que otra de las pantomimas a las que las dos instituciones -gobierno y asociaciones sindicales- de este miniestado llamado Región de Murcia nos tienen acostumbrados. Mucho me temo también que aquí hay algo que todavía no se ha dicho y que has de saber.

Un servidor, durante las más de dos horas que duró el evento de ayer, no pudo sacudirse de los hombros cierta pesadumbre, un regusto acerbo que le subía y le bajaba como aquella mítica bolita de Emilio Aragón. En más de una ocasión incluso estuve tentado de abandonar el grupo y regresar a la senda solitaria del reconcomio. No, no me ha gustado lo que he visto. No me han gustado las banderas de los sindicatos, del PCE, las pancartas que exigían el fin del capitalismo y el advenimiento de un mundo mejor. No me han gustado algunos cánticos. No me ha gustado el mantra de la furgoneta de UGT, desde donde la megafonía de muñeca chochona, de tapicero ambulante, de vendedor de melones, nos repetía insistentemente que la paz social se había acabado, que el PP quería acabar con los sindicatos. No sé tú, pero yo he tenido la sensación de que la protesta no iba conmigo, de que todos estábamos allí como comparsas en un tira y afloja donde la reivindicación funcionarial era lo de menos.

Por un momento me ha parecido ver lo que en realidad se escondía tras este teatro de sombras: la advertencia sindical a una taifa que se ha atrevido a tocar subvenciones y liberados. Y es urgente que esto también lo tengas en cuenta cuando hagas valoraciones de lo que está ocurriendo, ya que en las próximas semanas vamos a ser el tema principal de muchas tertulias de casinillo mediático y se nos van a seguir adjudicando las mismas deslealtades sociales de siempre. Solo faltaba que, además de los sambenitos de nuestro elevado sueldo, de la privilegiada estabilidad laboral y del excesivo tiempo libre, se nos terminase de hundir ahora con nuestra supuesta naturaleza sindical, izquierdista, estatalista, pro PSOE, o como quieran llamarlo. El poder de los medios de desinformación españoles es tal que hemos de estar preparados ante la posibilidad de una intoxicación masiva; acuérdate, si no, de lo ocurrido con los controladores aéreos.

Que en el mismo decretazo aparezca la reducción de sueldo o de personal interino junto al descenso del número de liberados sindicales o la rebaja de las partidas presupuestarias destinadas a subvenciones, significa no solo que nuestros intereses -los nuestros y los de los sindicatos- son divergentes, sino que pueden perjudicarse mutuamente y obligarnos a priorizar a uno sobre otro. Y ya sabes cuál de las dos partes tiene más fuerza para hacer prevalecer sus empeños. No, tus exigencias como docente han de trascender la reivindicación  pecuniaria. Tienes que gritar muy alto que ya está bien de tomarnos por gilipollas, que nuestro sistema de enseñanza es una grandísima mierda y que las draconianas medidas con que se nos amenaza darán la puntilla definitiva a un servicio público vital para todos.

Por eso resulta absolutamente necesario que los maestros y profesores de la Región de Murcia -estén o no afiliados- salgan del cauce que las asociaciones sindicales han labrado para la protesta y se organicen ellos solitos, sin miedo a inspectores, padres, alumnos, directivas y represalias en general. Es esencial que se constituyan pequeñas asambleas en cada zona de la Región que representen al mayor número posible de centros educativos.

Lo que te propongo no es un sueño, no es una utopía; es un imperativo moral y ya, a partir de enero, una realidad en la zona del Noroeste murciano, donde algunos profesores hemos decidido reunirnos para coordinar acciones inmediatas.

Como podrás comprobar, el segundo trimestre se presenta apasionante.

Anuncios

Etiquetas:, , ,

Categorías: Rebelión

Autor:David López Sandoval

Profesor de Lengua Española y Literatura. Administrador del blog.

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

39 comentarios en “Carta a un profesor de la Región de Murcia”

  1. Ana Belén
    28 diciembre 2010 a 16:00 #

    ¡Mucho ánimo David! Y no olvides contarnos qué acciones vais a llevar a cabo, a ver si cunde el ejemplo.

  2. Mari Cruz Gallego
    28 diciembre 2010 a 16:05 #

    Estoy de acuerdo. Es tal y como lo presentas, aunque también hay que tener en cuenta que acudir a una manifestación es para algunos la única forma que tienen de hacer algo. Tampoco conocen otra alternativa, de ahí que sea importante ofrecérsela. Y abrirles los ojos.
    Buena idea lo de las asambleas, aunque territoriales puede disgregar -o dificultar- un poco la acción.
    Un saludo.

    • 28 diciembre 2010 a 23:25 #

      Maricruz:

      Lo de las reuniones por sectores territoriales es mucho más eficaz. Lo contrario es imposible. A ver si cunde el ejemplo -si sale algo bueno de todo esto- por la comarca del Valle de Ricote, la Vega Alta y la Vega Media.

      Un abrazo.

  3. 28 diciembre 2010 a 16:22 #

    Excelente, David. La protesta social debe estar más allá de todo eso que percibiste en esa manifestación. En cuanto a la educación, parece que algo se empieza a mover en vuestra región. Ánimo a todos y a seguir en la lucha. Saludos.

  4. Francisco Pérez Cartagena
    28 diciembre 2010 a 16:28 #

    Tampoco es descabellado pensar que poner todas las medidas en el mismo saco sea una estrategia demagógica, aunque si te digo la verdad, no creo que para eso haga falta esforzarse: la opinión pública va a apoyar estas medidas y sospecho que en las elecciones lo comprobaremos. Soy muy pesimista.

    • 28 diciembre 2010 a 23:19 #

      Paco, un placer poder leerte por aquí y, sobre todo, saber que nos lees.

      Claro que es un medida demagógica. Lo triste es que la respuesta lo está siendo también.

      El feudo de Valcárcel es irreductible. Pero, sinceramente, a mí me da igual que ganen o pierdan las elecciones. Los “hunos”, los “hotros” y los de más “hallá” están cortados por el mismo patrón. Y creo que estas medidas podrían haber sido firmadas tanto por el puño y la rosa como por la hoz y el martillo -aunque, claro, como saben que su momento todavía no ha llegado, se pueden permitir el lujo de negar la mayor y encomendarse a al consabido “bullshit”: que si servidores públicos por aquí, que si estado de bienestar por allá, etc., etc. No se deben a sus votantes porque, entre otras cosas, y gracias a la chapuza del sistema proporcional de listas, estos no saben quién coño les representa. Así que les importamos un carajo.

  5. 28 diciembre 2010 a 16:45 #

    David, haznos saber lo que ponéis en marcha para extenderlo por los medios que podamos. Un saludo.

  6. Maximiliano Bernabé Guerrero
    28 diciembre 2010 a 18:15 #

    David, desde la taifa Cájtellanomanchega, que diría Bono, me sumo a la iniciativa. Si os interesa que la mancha de aceite murciana se os desborde por el Norte contad conmigo. Empiezo a recurrir a mis contactos, a ver si a la vuelta de Reyes se puede empezar algo por aquí. Y eso que ayer, hablando con Jesús San Martín, y un poquito cansado de que unos me llamen estalinista y otros facha, le decía que a partir de hoy me iba a sentar en el sillón, con un libro y una copa de orujo, a esperar el cataclismo. Que vendrá, no lo dudéis. Pero me pasa como a Clint Eastwood en “Sin Perdón”, que en cuanto llevo cinco minutos de vida apacible empiezo a reconcomerme y a desear en secreto que una noche llamen a mi puerta para descolgar la escopeta de encima de la chimenea y echarme a los caminos. Metafóricamente, se entiende. Por ahora.

    • Jesús San Martín
      28 diciembre 2010 a 19:15 #

      Ya que mencionas nuestra conversación, te voy a dar un dato que no tenía cuando la mantuvimos, y que se encadena con la bajada de sueldos que ha generado la manifestación.
      A estas alturas ya sabemos que las cosas no suceden porque sí. Y me preguntaba ¿por qué esas fechas del estado de alarma? ¿por qué? ¿por qué? ¡Reyes queda muy lejos del día 15! Y ayer hice la asociación.
      Las peticiones, por Internet, al Banco de España, de la próxima subasta de deuda pública, son los días 7 y 14 de Enero, un día antes de que acabe el estado de alarma.

      http://www.tesoro.es/sp/subastas/calendario_bonos.asp

      Si no hubiera peticiones, el estado de alarma faculta al gobierno a restringir el uso de bienes básicos (¿te parece alguno más básico que el que utilizamos en todas las transacciones? el dinero) y podría declarar un corralito, precisamente ahora que los depósitos han alcanzado un máximo histórico; traduciendo, todo el mundo tiene la pasta en el banco. Si a alguien le interesan los números, el dinero en depósitos es el doble de los vencimientos que la deuda pública y privada tiene que enfrentar en los dos próximos años, momento a partir del cual, casualmente como siempre, entra la nueva disposición alemana porque estaremos en 2013.

      Y yo ya me había quedado satisfecho con mi paranoia-esquizofrénica y esta mañana encuentro que los indonesios se esperan algo parecido

      “Indonesia negocia con firmas estatales la compra de bonos
      El Gobierno de Indonesia negocia con cinco firmas públicas para que éstas se comprometan a comprar bonos del Estado en el caso de una crisis originada por repentinas y fuertes salidas de capital del mercado, informó hoy el Ministerio de Finanzas.”

      O sea, que en Enero un poco de juerga habrá, ya sea en un sitio o en otro.

      Apuesto tableta de choco a que parte de la juerga de enero estará aquí, y apuesto otra a lo que dice Maximiliano, que el cataclismo vendrá.

      P.S. Recuerda que te dije que orujo no tengo, ¡pacharán hecho en casa! Voy a seguir buceando en los números, que le estoy encontrando el gustillo, quizá me haga profe de mates

      • 28 diciembre 2010 a 23:10 #

        Estoy de acuerdo contigo, Jesús. Aún no hemos visto nada. Esto no es ni siquiera el aperitivo.

        Espero que te equivoques. Espero que me equivoque. Espero, por la cuenta que nos trae, que tengamos que pedir perdón públicamente por agoreros, cenizos y alarmistas. Pero, insisto, amigo, mucho me temo que el 2011 va a ser un año definitivo.

        Estoy enfrascado en la lectura de los Episodios Nacionales. En la primera serie aparece mencionado el alcalde de Móstoles, que declara la guerra a Napoleón. Con dos cojones.

        Creo que este es el único ejemplo a seguir ahora mismo.

        Un saludo.

      • Jesús San Martín
        28 diciembre 2010 a 23:34 #

        Como advierte Oscar más abajo, todo civilizado. Tarde o temprano provocarán buscando una reacción defensiva, pero agresiva, para justificar los golpes. Cuanto más se caldee más “espías” habrá en el foro, como sucedió con los controladores, por lo tanto la información que das en las dos posdatas, y similares, mejor que la pases por email.
        Ya me gustaría a mí disculparme, pero los números son tercos. Saldremos de duda a mediados de enero. Va a haber quitas y monetización, y lo pagaremos nosotros. No es el dinero lo que me preocupa, sino China Y EEUU.

        Un saludo.

    • 28 diciembre 2010 a 22:58 #

      Antonio y Maximiliano:

      Está todo en el aire todavía. Tenemos una reunión a principios de enero para concretar qué tipo de asamblea se va a organizar más o menos a mediados de ese mismo mes. Debo decir que la iniciativa no ha sido mía, sino de un grupo de profesores a los que conocí en la última manifestación. Uno de ellos había tenido noticia de mi intento de minirrebelión el último día de clase y se me acercó. El caso es que ellos ya habían actuado ese mismo día enviando emails y convocando a los centros educativos del Noroeste Murciano. La respuesta parece ser que está siendo importante. Veremos.

      En fin, os mantendré informados.

      P.S.: A Antonio, F. Javier y Mariano: en un periquete reenvío los estatutos. Gracias por vuestro trabajo, fieras.

      P.S. (2): A Maximiliano: ¡¡¡Ánimo!!! (ya sabes por qué lo digo)

  7. Francisco Javier
    28 diciembre 2010 a 18:51 #

    Lo de la manifestación era previsible. Esas asambleas son un paso decisivo y muy inteligente para desbloquear todo este tinglado que nos atenaza. No hay derecho a que los de siempre monopolicen el discurso, creando la ilusión (que tan bien funciona) de que al margen de ellos no hay nada de qué hablar. Hay que salir de ese círculo vicioso como sea. Todo mi apoyo.

  8. Mavi
    28 diciembre 2010 a 19:01 #

    Hola, David. Me parece interesante tu propuesta. A mí tampoco me agradaron ciertas pancartas y “cánticos”, como tú dices, pero lo cierto es que, hoy por hoy, es la única vía que tenemos para defender nuestros derechos. Por ende, prefiero esto a quedarme en casa pensando que ya vendrán tiempos mejores.

  9. Cinta María Pérez Urrea
    28 diciembre 2010 a 19:06 #

    Enhorabuena por la carta, un ensayo muy coherente y persuasivo, pero con esa actitud corres el riesgo de provocar un efecto negativo: los sindicatos no sólo son nuestra representación frente al autoritarismo de las medidas políticas, sino q …ue muchas veces son nuestra única opción para solucionar ciertos problemas. Es cierto que muchas veces es la misma mierda de siempre, pero si nos quedamos sin sindicatos estamos perdiendo mucho: si no nos gusta, podemos intentar cambiarlo desde fuera o desde dentro, pero no olvides que es un derecho al que sería un error renunciar. Por lo tanto, si tu mensaje final es “fuera los sindicatos” estarías difundiendo un mensaje equivocado. Entiendo que no es así, y que ofreces una alternativa: una especie de “asociacionismo espontáneo y sin ánimo de lucro” que nazca directamente desde los propios afectados. Es muy buena idea, de hecho ése es el verdadero espíritu del sindicalismo (la diferencia vendría a ser algo así como el “sé bueno con tus hermanos” del cristianismo primitivo y la corrupción que hay en la Iglesia cristiana actual). Sin embargo, puede suceder que tu propuesta, antes de movilizar a la gente, la paralice: es muy difícil que de los profesores y sanitarios surja este asociacionismo espontáneo (ojalá que fuera así! pero es muy difícil) y que lo único que ocurra es que dejen de ir a la manifestación por dudar de su verdadero propósito, ergo menos visibilidad, ergo conformismo con unas medidas agresivas y caciquistas. YO ESTOY CONVOCADA Y VOY A LA MANIFESTACIÓN A LIARLA, SIN PANCARTAS, PEGATINAS O BANDERINES. Sé que tu intención es buena, pero si rechazas algo que puede ser positivo (aunque sea en cierta medida) ofrece alternativas de verdad (concretas y con posibilidades reales), y, si no, te veo mañana en la manifestación. A LIARLA!!!

    • Jesús San Martín
      28 diciembre 2010 a 19:43 #

      Los sindicatos no son nuestros representantes, puedes ver los resultados de las elecciones para confirmarlo. El sindicato defiende al gobierno, por la sencilla razón de que cobra de él

      http://teodoro-gallo.lacoctelera.net/post/2010/05/18/lo-cobran-sindicatos-del-gobierno-del-psoe

      no de los profesores, y esa es la razón por la que se escuchan los eslóganes que se escuchan y se llevan las pancartas que se llevan.
      Es cierto lo que afirmas, es muy difícil una autoorganización, pero es imposible mientras nos apoyemos en quien no nos defiende. Por lo tanto sólo me queda la opción de David y los sindicatos que no comen en el pesebre. Lo que planteas es equivalente al voto útil en las elecciones, y si me van a expoliar, que no sea ni con mi voto, ni con mi participación.

    • Francisco Javier
      28 diciembre 2010 a 20:04 #

      De acuerdo con Jesús (y David.) Primero, fuera sindicatos (vendidos.) Y luego Dios dirá.

  10. Mari Cruz Gallego
    28 diciembre 2010 a 19:45 #

    Mavi y Cinta (¡Hola!): creo que la cuestión debe ir por otros derroteros. No nos cerremos en el debate “sindicatos sí/sindicatos no” o “manifestación sí / manifestación no”, sino que abramos las puertas a una nueva idea: la acción. Es decir, independientemente de ir a la manifestación, de afiliarse o no a un sindicato, el tema es que si queremos conseguir algo, hay que actuar: tened claro que unas simples manifestaciones no van a conseguir nada; me parece estupendo que se celebren (yo he ido a las tres y voy a ir a la de mañana) pero la única manera de conseguir que esta ley (esta y cualquier otra que se llevará a cabo en los próximos meses) es actuar de manera más contundente. Esperar a que los sindicatos convoquen una huelga es esperar demasiado tiempo (plazos para convocar, etc.) y, sobretodo, hay que tener claro que se convocaría y se quedaría ahí, no llegaría a más. Y eso, puede estar muy bien, pero no es suficiente. Así que yo creo que la idea principal es plantearse seriamente el tema de las asambleas o grupos que actúen al margen de lo oficial.

    Un saludo a las dos.

    pd. ¡A ver si os dejáis ver por aquí de vez en cuando!

  11. 28 diciembre 2010 a 21:02 #

    Estoy totalmente de acuerdo en que ni las manifestaciones ni cualquier huelga que se convoque van a cambiar la situación y en que debemos proponer por iniciativa propia otras alternativas que sean más eficaces. Pues venga, juntémonos, hablemos y a ver qué pasa.

    • Jesús San Martín
      28 diciembre 2010 a 21:22 #

      Podemos hacer nuestra petición, individualmente y por email, y mandarla al ministerio o donde corresponda, con copia a uno o dos periódicos que consideremos adecuados, de esta forma el “gobierno” no podrá negarlo y además tendremos la publicidad. Es fundamental mandarlo individualmente, para que cada email cuente, y como he dicho otras veces, hay que escribir una carta a Nature, Science o a San Dios bendito, por ahí fuera para que después le pasen la carta por los morros al politicastro de turno. Las reivindicaciones, estilo siglo XIX, con estructuras representativas del mismo, no valen. Tenemos que utilizar la red, como ahora, has pedido que nos sentemos y ya estamos. Y cuando se acerquen las elecciones se manda una carta a los padres o se les da una papeleta, algo como:

      “Nos han bajado x% el sueldo, ¿se ha preguntado si nosotros hemos rebajado nuestro conocimiento a sus hijos un x%? Piénselo cunado vaya a votar, porque los políticos de ese partido al que usted va a votar no se bajaron el sueldo”

      Sólo les duelen los votos, pues patadas en ellos.

      Somos trabajadores intelectuales ¿no vamos a saber utilizar la cabeza para defendernos?, venga por dios, que tiene que haber 100 millones de formas

      • 28 diciembre 2010 a 22:18 #

        El problema con el que nos enfretamos es mucho más grave que una simple bajada de sueldo. Eso es lo triste.

  12. Maximiliano Bernabé Guerrero
    28 diciembre 2010 a 21:23 #

    Estoy de acuerdo con Mari Cruz, lo importante es que haya movimiento, acción, y que la máquina empiece a rodar de una maldita vez, se suban los maquinistas que se suban. Acordaos de lo que pasó en Francia en 1944, un montón de gente se sumó a la Resistencia, que hasta ese momento habían sido cuatro locos (tres de ellos españoles, dicho sea de paso). Luego se sumaron los partidos políticos, a remolque como siempre, hasta el poderoso (entonces) Partido Comunista.
    Y Jesús, efectivamente yo creo que en “Enero” habrá juerga. Al menos que sirva para que nos demos un atracón de chocolate negro y pacharán.

  13. Maximiliano Bernabé Guerrero
    28 diciembre 2010 a 21:24 #

    Las comillas en Enero son un error, las quería poner en juerga.

  14. 28 diciembre 2010 a 22:45 #

    Estimados todos:

    Nunca he dicho -ni diré- “fuera sindicatos”; considero que son necesarios pero también -aunque este no es el tema- que tienen que volver a su espacio natural, la sociedad civil, y dejar de ser una herramienta del Estado. Pero, así como jamás excluiré a los sindicatos, me reafirmo en la idea de que el cauce de las protestas que estos habilitan no debe ser el único ni el más importante que debamos seguir. Contra el decretazo no se lucha cortando la Gran Vía, sino en nuestros respectivos centros educativos, llevando a cabo acciones de huelga encubierta, pequeños actos que molesten de alguna manera: suspensión de actividades extraescolares, trabajar única y exclusivamente en nuestras horas lectivas y complementarias, corrección exhaustiva y nada benevolente para que aprueben solo los que de verdad tienen que aprobar (¿os imagináis un 20% como máximo de titulados ESO para el próximo curso?), plante general ante normas evidentemente absurdas y estúpidas de la inspección, pancartas significativas -en los patios, en las puertas principales, etc.- del estado ruinoso de la enseñanza actual… En fin, cualquier cosa que se nos vaya ocurriendo.

    Además, insisto en una idea: en el mismo decreto coinciden la bajada de sueldos y la rebaja de las subvenciones sindicales, así que nuestra presencia en las manifestaciones puede ser utilizada para reivindicaciones que NO van con nosotros. Ya se nos empieza a asimilar a los funcionarios con los liberados sindicales; si os dais cuenta, las palabras profesor o enfermero suelen ir seguidas de la palabra liberado o sindicato en algunos medios de comunicación.

    No quiero decir con esto que dejemos de acudir a las concentraciones -Dios me libre; yo, de hecho, haré todo lo posible para ir mañana otra vez-, sino que no debemos limitarnos. Muchos le dan un buen lavado a su conciencia acudiendo religiosamente a las convocatorias sindicales; piensan así que cumplen suficientemente, cuando en realidad se escudan tras el primo de zumosol. Un ejemplo: el día 22, día de entrega de notas y de actividades extraescolares navideñas, reuní a primera hora de la mañana a los tutores en la sala de profesores y les propuse entregar las notas a las dos y media por correo -para que llegaran a las familias con un día o dos de retraso-, suspender las actividades extraescolares y mandar un comunicado de prensa a La Verdad y La Opinión como protesta por el recién aprobado decreto. Algunos apoyaron la idea, pero otros se cagaron en los pantalones y recordaron al hombre del saco de la inspección educativa. Al final, por supuesto, no se hizo nada porque pudo más el temor a posibles -nuca reales- represalias legales -cuando en realidad no se proponía nada ilegal-. Pues bien, el caso es que en la última manifestación me encontré a muchos de los que se cagaron de miedo aquella mañana. Algunos gritaban consignas y otros levantaban alguna que otra pancarta. Ahí sí son valientes, anónimos entre la masa, sin poner toda la carne en el asador, sin arriesgar absolutamente nada.

    Así pues, lo vuelvo a repetir: los sindicatos no nos van a sacar las castañas del fuego esta vez. Seremos rematadamente estúpidos y cobardes si lo seguimos pensando.

    Un saludo.

  15. Oscar
    28 diciembre 2010 a 22:51 #

    Todas la medidas civilizadas en pro de un mismo bien, objetivo e impulsadas desde la misma ilusión y espiritu, convergerán en el punto común en el momento que tenga que suceder. Os animo a organizar asambleas para que los docentes podamos participar, en todas las zonas y colegios que pueda ocurrir.
    YO VOY A LA MANI para expresarme como sé, aunque a algunos no les guste como lo hago, pero se que nuestro interés común nos une y eso es más importante que la forma de expresarlo (rechazando modos violentos, pero aceptando los contundentes y pacíficos).
    El espiritu asambleario y asociativo es el original de los sindicatos, y si se ha perdido y fuera necesario renovarlo, yo estaría dispuesto a colaborar en la propuesta.
    Me gustan las críticas con alternativas, las veo constructivas. Yo, por el momento, hablaré de estos temas con mis compañeros, intentaré llegar a conclusiones. También hablaré con las familias de mi entorno educativo, corresponsables de mi comunidad escolar. Pondré al servicio de los demás la información que vaya obteniendo y espero que todo esto que estamos viviendo sea el comienzo de una nueva escuela más unida, más social, menos individualista y más participativa. Integrada en la sociedad e implicada con los problemas sociales, pero fuerte, firme y vertebrada, con comunidades educativas unidas por las ideas y el sentido común más que por los partidos políticos.
    Mi apoyo esta propuesta, que no es incompatible con manifestarse de modos diversos, por ejemplo mañana.
    El que tenga un instrumento musical que lo lleve, tocaremos juntos.
    Un saludo compañeros.

  16. Cinta María Pérez Urrea
    29 diciembre 2010 a 13:20 #

    Redefino mi postura y siento si no había quedado clara: la única solución viable para nuestra situación es que los verdaderos afectados consigamos que nuestra voz se escuche y que nuestras acciones tengan visibilidad. Ése debería ser el verdadero trabajo de los sindicatos, y de acuerdo con que hoy por hoy no lo es (cuando negocian por nosotros no nos preguntan y sólo nos ayudan en problemas individuales). La sensación que David tuvo en la manifestación de funcionarios es la misma que muchos hemos tenido en diversas huelgas, por ejemplo 29S, y es totalmente lógico. Pero por lo que me ha demostrado la gente en general, y la sociedad murciana en particular, lo que me da miedo es que tus lectores dejaran de ir a manifestaciones, que los que vayamos sin pegatinas ni banderines seamos al final cuatro gatos haciendo el tonto, y que cuando llegue el momento de que nazca ese asociacionismo entre compañeros, con coherencia y sin ánimo de lucro, la gente se acojone o se deje vencer por la pereza, y siga esperando a verlas venir. Sí a tu propuesta, un SÍ enorme, soy profesora de Lengua y Literatura en el Centro de Educación de Adultos del Infante y, por favor, contad conmigo para cualquier cosa. Pero no a la disminución de asistencia a las manifestaciones, aunque estén convocadas por los sindicatos. Démosle la vuelta a la situación: ¿los sindicatos se aprovechan de que somos muchos para anotarse números a sus reivindicaciones? Aprovechemos nosotros su poder de convocatoria para ganar compañeros para nuestras propuestas. Si os encuentro de alguna manera esta tarde, no dudaré en unirme a vosotros. Si no, seguiré comiéndole la cabeza a la gente para que vaya a la manifestación. A LIARLA!!

  17. Ania
    29 diciembre 2010 a 15:49 #

    Estimado y aguerrido David Sandoval, digno heredero del espíritu audaz de tus compañeros “regionales” del cantón de Cartagena que, no hace tanto tiempo, tuvieron la audacia de intentar adherirse, con un par, a una República que no era su país habitual , que se localizaba en otro continente, y de la cual la separaban mar y océano. ..Pero en la que creían.

    Gracias por tu labor gestionando y coordinando este blog.

  18. Lola
    30 diciembre 2010 a 11:24 #

    Tu propuesta es muy interesante y me gustaría conocer y participar de sus actividades, pero he de decirte que después de muuuuuuchos años en este colectivo me parece difícil que la gente se una espontáneamente ni para solucionar sus problemas “gremiales”. Sólo tienes que ver que cuando nos han tocado el bolsillo (por segunda vez) nos hemos tirado a la calle. En anteriores concentraciones y manifestaciones por la calidad de la enseñanza pública éramos cuatro gatos.
    Pienso además que los sindicatos, con todos sus defectos, si que nos representan y que ya hay una campaña para quitarlos de en medio, como ya se hizo en otras épocas que prefiero no recordar. Los sindicatos “comen” en parte del gobierno, pero también de sus afiliados y son éstos quienes pueden cambiarlos. El tema no es sindicatos si o sondicatos no, cada uno que haga lo que quiera.
    En general a ese ente que se llama ” poder” le molesta cualquier tipo de asociación, sea de la naturaleza que sea, porque cuando muchas cabezas piensan juntas les crea problemas, por eso quieren controlarlas de alguna manera y efectivamente todo se impregna de ideología política, eso creo que es inevitable, pero es que cualquier asociación tarde o temprano se politiza, aunque sea “antisitema”.

    • Jesús San Martín
      30 diciembre 2010 a 12:45 #

      Lola, si tu tienes un ingreso mensual de 10 euros por una partida y de 10.000 por otra, entonces tu ingreso es de 10.000 euros. Nadie que tiene en el banco 10.000+10 euros dice que su capital es 10.010, dice a secas 10.000. Eso pasa exactamente con los ingresos de los sindicatos, los sindicatos apesebrados no se alimentan de las cuotas, sino del gobierno, por lo tanto son representantes del gobierno y no del trabajador. Con los sindicatos que hay que acabar es con los sindicatos apesebrados, y en las últimas elecciones sindicales se presentaron sindicatos que rechazaban las ayudas estatales: eso es un sindicato.
      Los sindicatos apesebrados nos quieren hacer creer que hay una campaña contra lo sindicatos, que les privaría del pesebre, y nos lían con su retórica. Sindicatos sí, psebres no. Y cuando quieras te doy nombres de esos pobres sindicalistas sentados en consejos de administración y viendo en duplex que doblan y triplican la superficie de los pisos de los que aquí dialogamos. Si has leído otras veces mis mensajes sabrás que números y estadísticas no me faltan, pero que anticipo que el expolio del Fondo de Reserva de la Seguridad Social no se puede hacer sin connivencia de esos innombrables.

      http://www.cotizalia.com/en-exclusiva/gobierno-destina-fondo-reserva-comprar-deuda-20101230-63160.html

      Te recuerdo que la deuda española ya no es AAA, la que hasta hace dos días era obligatorio comprar por el fondo de reserva. De momento prolongan la edad de jubilación, y con el fondo de esta manera: copago dentro de poco.

      • Jesús San Martín
        30 diciembre 2010 a 12:47 #

        Perdón, no quería decir “viendo” sino “viviendo”

  19. José Miguel
    30 diciembre 2010 a 12:14 #

    Hola David.

    Yo también soy profesor en Murcia, pero no en tu zona.
    Estoy totalmente de acuerdo con tus argumentos y con la iniciativa que quieres tomar.
    Llevo tiempo pensando lo mismo pero no tengo ni idea de como articularlo.
    Me sumo al resto de compañeros que te piden que compartas tus experienciaas, pero aún más te pediría que invites a algún profesor de otras comarcas para que se pueda extender esa forma de actuar.

    Gracias de antemano, saludos

  20. Javier
    5 enero 2011 a 11:23 #

    Estimado David y comentaristas,

    De acuerdo con la estrategia… Hay que hacer ruido y mostrar nuestra disconformidad con un sistema podrido en su raiz.
    Haré apología en Andalucía como el profeta Jeremías.

    Un abrazo respetuoso.
    P.S. Jesús San Martín, gracias por las advertencias. Al menos, el sobresalto será menor.

    • Jesús San Martín
      5 enero 2011 a 13:26 #

      Estimado Javier, no sé cuándo será la tormenta, pero ahora mismo (14 horas) el BBVA baja un 3.75 y el Santander un 3.5, una auténtica burrada. Hoy, Portugal ha subastado letras a seis meses al 3.68% desde un 2.04% en la anterior, eso es un incremento del 80% y el principal acreedor de Portugal es……España. Yo sólo veo números asociados a las grandes variables y su relación, que es lo que entiendo, y las implicaciones son claras; desgraciadamente no controlo el ritmo (no tengo bagaje) ni las relaciones entre los poderosos (los profes no comemos con ellos) para atenuar o retrasar la tormenta. Total, que la mosca detrás de la oreja, porque no veo materia gris, ni en calidad ni en cantidad, en quienes llevan asuntos tan delicados.

  21. Javier
    5 enero 2011 a 14:27 #

    Estimado Jes’us,
    Gracias Mil ,
    que no caben en un barril.
    Y tus consejos son muy tenidos en cuenta.

    Salud y al lío. Se os quiere, David and company

  22. Esperanza Moreno Lorenzo
    6 enero 2011 a 20:41 #

    Los sindicatos ante la presión de sus afiliados han tenido que movilizarnos por narices, pero solo intentan taparnos la boca. Con las manifestaciones que estamos haciendo no vamos a conseguir nada, es necesario adoptar ADEMÁS otras medidas, como por ejemplo la de limitarnos a hacer que se cumpla la ley, colapsar la consejería de solicitudes de todo tipo (certificados, solicitudes de ayudas…) presentadas a través del registro de salida de los centros, nada de telemáticamente …. y todas las que nosotros a través de reuniones propongamos y sean susceptibles de poder llevarse a cabo y se consideren eficaces, soluciones que pasen por contar con el apoyo de los padres de modo que verdaderamente exista presión social. En fin, adoptar medidas que los sindicatos ni siquiera se plantean. Y desde luego la solución no pasa por una huelga general de un día, con la consiguiente pérdida económica, que tal y como están las cosas, los bolsillos de muchos de nuestros compañeros no pueden soportar.

  23. Jesús San Martín
    18 enero 2011 a 7:56 #

    Otra piedra.
    Si en Andalucía los profesores han boicoteado los mítines del Psoe, en Madrid los bomberos los del PP

    http://www.elconfidencial.com/elconfidente/gallardon-convoca-prensa-eludir-boicot-bomberos-20110118-6860.html

    Eso se peude hacer con cualquier mitin, recordando a los que entran los privilegios d elos políticos: sueldos vitalicios, jubilación con 7 años,….. cuando a los demás nos han bajado el sueldo, nos jubilamos más tarde y con menos pensión,….

    ¡Basta de demagogia y expolio!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Tweets that mention Carta a un profesor de la Región de Murcia: -- Topsy.com - 28 diciembre 2010

    […] This post was mentioned on Twitter by Textos Deseducativos, Textos Deseducativos. Textos Deseducativos said: Carta a un profesor de la Región de Murcia: http://wp.me/pGyrO-Ef […]

  2. Apoyo a los profesores y maestros de Murcia « Antes de las cenizas - 4 enero 2011

    […] Carta a un profesor de la Región de Murcia […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: