PISA 2000-2009

 

Gregorio Luri

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deduzcan ustedes las consecuencias que consideren oportunas.

Añado (23:42h) un comentario que acabo de leer sobre los resultados de PISA y que me parece que no deberíamos tomarnos a la ligera: “On Pearl Harbor Day 2010, the United States (and much of the rest of the world) was attacked by China.”

Re-añado (7:51 h): “Top Test Scores From Shanghai Stun Educators” (N.Y. Times)

Anuncios

Etiquetas:

Categorías: Diagnósticos

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

21 comentarios en “PISA 2000-2009”

  1. 8 diciembre 2010 a 11:59 #

    Primeras valoraciones del gobierno:
    – Mejora 20 puntos en comprensión lectora y recupera los niveles de 2003. (La comparación con el 2000 no
    se menciona).
    – Las diferencias entre Comunidades Autónomas son inferiores al 4%.
    – Destaca la evaluación positiva de la equidad del sistema.
    – Los resultados mejoran, siguiendo la tendencia de los paises de la OCDE.

    Primeras valoraciones de la oposición:
    – El PP trasladará el próximo martes al Pleno del Congreso una proposición no de ley, en la que insta al Gobierno a poner en marcha en colaboración con las comunidades autónomas un nuevo modelo de evaluación que permita, entre otras cosas, combatir el fracaso escolar y elevar el nivel de conocimientos de los escolares.

    – En cuanto a los centros, el PP sugiere que los que no obtengan “resultados medios satisfactorios” sean objeto de una intervención especial por parte de cada administración educativa teniendo en cuenta las características socioeconómicas y socioculturales de la población escolar correspondientes y si es preciso adoptando medidas para dotarles de la necesaria flexibilidad en materia de personal, currículo y organización escolar.

    ¿Cuándo se darán cuenta de que lo que no funciona es el modelo?

    Informe completo: http://www.educacion.es/dctm/ministerio/horizontales/prensa/notas/2010/20101207-pisa2009-informe-espanol.pdf?documentId=0901e72b806ea35a

    • Jesús San Martín
      8 diciembre 2010 a 13:08 #

      Hay que “destacar la evaluación positiva de la equidad del sistema”: todos ignorantes.

      Saben perfectamente que el modelo no funciona, pero los políticos son cortoplazistas y modificar el modelo les traerá problemas y ningún resultado positivo durante su gobierno. Por otro lado la secta no reconocerá su error, eso sólo lo hacen los sabios no los asnos.

  2. Mari Cruz Gallego
    8 diciembre 2010 a 12:03 #

    -” En cuanto a los centros, el PP sugiere que los que no obtengan “resultados medios satisfactorios” sean objeto de una intervención especial por parte de cada administración educativa teniendo en cuenta las características socioeconómicas y socioculturales de la población escolar correspondientes y si es preciso adoptando medidas para dotarles de la necesaria flexibilidad en materia de personal, currículo y organización escolar.”

    José Antonio, yo leo esto y me echo a temblar…

    • 8 diciembre 2010 a 12:12 #

      Por supuesto, Mari Cruz. Lo de “flexibilidad en materia de personal” es bastante inquietante.

  3. 8 diciembre 2010 a 12:09 #

    Ya sé que es mear fuera del tiesto, pero me gustaría reflexionar brevemente sobre el concepto de “comprensión lectora”, porque mucho me temo que entendemos cosas muy diferentes unos y otros cuando lo leemos y seguimos cotejando resultados como si tal cosa. Supongo que la primera acepción es la que se deriva de las palabras que lo representan: comprender aquello que se lee. Ahora bien, qué se lea es algo determinante para entender el alcance de esa comprensión. Ignoro el índice de dificultad que tienen los textos empleados para la elaboración del estudio PISA, pero conozco muy bien los empleados para medir esa competencia en la administración educativa catalana, y he de decir que, al menos los de Secundaria, 2º y 4º, son auténticas pruebas para alumnos de 5º de Primaria, y aun así, los resultados son uy deficientes. Mi experiencia profesional me indica que muchos alumnos de bachillerato son incapaces de entender el texto de un artículo de opinión “facilito”, pongamos de Vincente Verdú o de Fernando Savater, ante el que exhiben una galería de muecas identificadoras de las gráficas dos velas que mueve a la compasión; si bien lo mismo les ocurre con cualquier editorial sobre hechos de la vida cotidiana, políticos, económicos, legislativos o sociales. La comprensión lectora, así pues, viene determinada por los índices de dificultad de la misma, por el nivel de vocabulario, por el mayor o menos grado de conceptos abstractos a los que se enfrentan, etc. Como decía Ramón, “cuando se llega al verdadero escepticismo es cuando por fin se sabe que escepticismo no se escribe con x”. Buena parte de mis alumnos no llegarán nunca al escepticismo y creerán, porque se lo han dicho las estadísticas, que son capaces de comprender lo que leen. Y ello será cierto, porque más alla de las pantallas de los cajeros automáticos y otros textos de ese jaez, como los periódicos gratuitos -¡qué metáfora del presente la aparición de esos murales portátiles!- ,su incompetencia será casi absoluta.

    • 8 diciembre 2010 a 12:24 #

      Juan, en el enlace de arriba sobre los resultados del informe PISA, vienen las preguntas sobre comprensión lectora, la finalidad que se pretende con ellas y la puntuación que se les debe otorgar.
      Tu opinión al respecto me resultaría muy interesante.

      • 8 diciembre 2010 a 15:34 #

        Gracias por el crédito que me concedes, José Antonio, pero, aun a riesgo de decepcionarte, he de confesarte que en estos terrenos de las evaluaciones minuciosas me pierdo una enormidad, porque siempre me da la impresión de que los “ítems” acaban convirtiendo a los alumnos en malos cuadros cubistas -que los hay buenos, pero pertenecen a la Pintura, claro está, no a la docencia-. Con todo, me he tomado la molestia -¡enorme!- de leer las pruebas que se han pasado en PISA. No difieren mucho de las que les he pasado a mis alumnos para los niveles de 2º y 4º de ESO. El primer incoveniente que les veo es que parecen diseñadas para evaluar el grado de “atención” del alumnado, porque las respuestas múltiples -¿ves?, eso hasta me lo sé en inglés: multiple choice…- parecen diseñadas para incitar al error, más que para saber lo que los alumnos son capaces de entender, no de atender. Por eso prefiero las respuestas verdader/falso para aseveraciones inequívocas, que son las que yo uso para la enseñanza de ELE. El nivel de las preguntas me confirma, en efecto, que son adecuadas para alumnos de Primaria, y no de los últimos cursos. Con todo, reconozco que la precisión con que esas preguntas miden la capacidad de los examinandos me desborda como a Borges los bestiarios chinos. Ignoro, en consecuencia, si son capaces de conseguir lo que pretenden o bien todo queda en una aproximación más o menos fiiable. Lo cierto es que yo no necesita de ese aparato “registrador” para determinar con un grado de fiabilidad notabilísimo el nivel de comprensión de los alumnos a mi cargo.
        He aquí un ejemplo objetivo que no me deja mentir, ni exagerar:
        “La lectura de la novela es emocionante descriptible de vidas de una realidad existible explica cosas de guerras, de enfermedad de amor, de vengansa de viajes de engaño y todo con un sol camino, “el sufrimiento” la novella no tiene final feliz en mi opiñon.” (El texto es de un alumno castellanoparlante)
        Ese nivel de expresión se corresponde, sintagma por sintagma y proposición por proposición, con el de la comprensión de lo leído, una conocida novela de Marsé -autor no adscrito, como bien se sabe, a la corriente centroeuropea de novela intelectual…-.
        He leído, José Antonio, con mucha atención los “fundamentos” del proyecto PISA, y de ahí es de donde nacen las deturpaciones que se producen luego, a la hora de aplicar lo que tan defiientemente ideado está. Ante un párrafo como éste: “Además de la decodificación y la comprensión literal, la competencia lectora implica la lectura, la interpretación y la reflexión, y una capacidad de utilizar la lectura para alcanzar los propios objetivos en la vida”, ¿qué puede expresar quien lo lea sino la más absoluta perplejidad y estupefacción? Dejando de lado la tautologia -la competencia lectora implica la letura-, necesitaría que alguien se sentara conmigo, a la hora del recreo, y me explicara, con mucho cariño, que yo soy un alumno con serias carencias, qué Hermes del Olimpo es eso de la “capacidad de utilizar la lectura para alcanzar los propios objetivos en la vida”, refiriéndose a alumnos de quince años.
        En fin, supongo que te he confundido, José Antonio, más que haberte aclarado algo, pero hay algo en toda esta visión cientifista de la persona y de los procesos de aprendizaje que me provocan una seria repulsión, como si fuera la rata que, en vez de seguir los pasillos del laberinto, se obstinara en trepar para salirse de él por otra dimensión.

    • Jesús San Martín
      8 diciembre 2010 a 13:19 #

      Juan, lo primero que te piden en un seminario de matemáticas es que lo definas, para saber de qué hablamos. Eso es precisamente lo que pide Gustavo Bueno, cuando va a discutir de cualquier tema y lo que los demagogos nunca harán. Como bien indicas “capacidad lectora” ¿de qué? ¿del mensaje de texto, del gratuito, o del Quijote?
      ¿Distinguen: “Perdón imposible, pena capital” de “Perdón, imposible pena capital”?
      La capacidad lectora de la que hablan no vale para nada si no son capaces de reescribir el texto con sus propias palabras.

    • 8 diciembre 2010 a 14:10 #

      Definir lo que se entiende por comprensión lectora y, además, determinar cómo se mide y se relaciona con la evaluación del sistema educativo merece un artículo.

  4. 8 diciembre 2010 a 13:16 #

    Me permito sugeriros la lectura de la entrada de J.M.Lacasa, Inequidades varias, en su bitácora: http://blogdelifie.blogspot.com/
    y desde ahí vayáis a este otro enlace: http://www.fedeablogs.net/economia/?p=8117, donde encontraréis: Mi sobrina y PISA. Merece la pena.

  5. 8 diciembre 2010 a 14:44 #

    Me gustaría recomendaros la lectura de: Mi sobrina y PISA en el siguiente enlace: http://www.fedeablogs.net/economia/?p=8117

    • Jesús San Martín
      8 diciembre 2010 a 16:17 #

      Me quedo con este párrafo

      “Al final, lo que todo esto demuestra, en mi opinión (reforzada en buena medida por los análisis que Antonio nos cuenta constantemente en este foro) es que el éxito académico depende mucho más del esfuerzo y la dedicación que del gasto en educación o de que pongamos portátiles en las clases. Para aprender matemáticas uno solo necesita papel y un lápiz. Para aprender los clásicos, unas ediciones baratas de los mismos.”

      No faltará algún bobo, incapaz de demostrar que los ángulos de un triángulo suman 180 grados (en un plano), negando lo evidente. Para el bobo en cuestión: dibuje un triángulo y prolongue los segmentos de los lados, trace una recta paralela a uno de los lados por el vértice opuesto y lo tendrá delante de las narices.

  6. 8 diciembre 2010 a 15:39 #

    Lo que se deduce de la lectura del informe PISA, que utiliza unos parámetros que deberían ser discutidos por lo elementales que resultan, aunque son muy objetivos es que cualquier baño de realidad sobre determinados aspectos de nuestra sociedad, y en especial sobre el sistema educativo, arroja datos aterradores.

    De todas formas, como dijo Moreno Castillo en un artículo EL PAÍS </a, no hacía falta ningún informe externo para constatar lo obvio.

  7. 8 diciembre 2010 a 15:46 #

    Espero que el enlace anunciado se pueda leer correctamente

    leer aquí

    Es éste:
    http://www.elpais.com/articulo/opinion/Algunos/males/sistema/educativo/elpepiopi/20081204elpepiopi_4/Tes

    Está publicado en EL PAÍS el 4-12-2008

    • Jesús San Martín
      8 diciembre 2010 a 16:44 #

      Buen enlace.

      Destaco

      “un profesor tendría que empezar por el primer tema dando por sabido todo lo que los alumnos tienen que saber. Y los que no lo sepan, que reclamen a la señora ministra, que mantiene un sistema que concede el título de ESO a quien no lo merece”

      que será la tónica entre algunos profesores de mi departamento, ya que si explicaran lo que deberían saber no tendrían tiempo para explicar el temario.

      No echemos la culpa sólo al gobierno, las universidades permiten a los alumnos matricularse de asignaturas tales como cálculo II sin haber aprobado cálculo I (nadie puede aprender a dividir si no aprende la tabla de multiplicar) con el único fin de recaudar el importe de la matrícula. Tales alumnos suspenderán, además de impedir un adecuado desarrollo de la clase.

  8. Francisco Javier
    8 diciembre 2010 a 21:48 #

    1) Me temo que en las respuestas oficiales a los datos pisa sigue sin querer reconocerse que el problema fundamental, si bien no el único (el otro es la política social y cultural de este país, radica en la estructura del sistema educativo. Mientras no se reorganice toda la estructura del sistema (tras la demolición del actual) y se derrumbe su filosofía educativa desastrosa, seguiremos poniendo parches al monstruo que tenemos. Y los resultados no mejorarán. Problema: no sé qué puede pasar si nos ponemos serios, dado que con la inercia a la que nos hemos acostumbrado (de vagancia, incivismo, señoritismo), es muy probable que el índice de suspensos llegase a cifras astronómicas. ¿Se imaginan qué podría pasar si de repente dejásemos de regalar aprobados, exigir de verdad y con rigor? Cuando se maleduca durante largo tiempo, luego cuesta mucha reeducar.
    2) Hay en todo esto de los pisa un aspecto, que me resulta aterrador. Está bien disponer de datos que hagan reflexionar a los estados sobre su situación en comparación a otros. Pero de ahí a tomarse la educación como un arma de guerra hay un salto al abismo. El fin de la educación, creo yo, no es fabricar una masa de individuos super competitivos con un 10 en pisa, para que se coman el mundo con patatas. Eso es una mierda y es fascismo puro y duro. El debate de fondo tiene tintes bélicos: a ver quien se salva. Y eso no es cultura, eso es barbarie de la peor. La buena educación es la que nos hace ser más libres y más felices (en el sentido de la felicidad que produce el poder aprender y crecer espiritualmente). Cuando lo que buscamos es obtener superdotados embrutecidos (y muchas personas de la élite cultural son absolutamente repugnantes -como nos recordaba el artículo de Manuel Burgillos-), vamos por mal camino. Tal vez, sobrevivamos mejor, pero no seremos mejor. Y con esto no quiero en modo alguno justificar o suavizar los resultados penosos. Para cuya constatación, por cierto, -como muy bien dice Moreno Castillo en su genial artículo-, no eran necesarias tantas estadísticas.

    • Francisco Javier
      9 diciembre 2010 a 9:53 #

      El caso de China merecería una reflexión muy seria: un país totalitario con una población de 1.331.460.000 de seres, hiper-disciplinado, (educado en el totalitarsimo), capitalista furioso, con una enorme capacidad de sufrimiento (asumirá todo lo que se le ordene) y nacionalista a ultranza. En resumen: un peligro para la humanidad.

  9. 14 diciembre 2010 a 22:58 #

    Magnífico artículo de Tomás Cuesta hoy en ABC sobre las consecuencias del informe PISA y la reacción de nuestros ilustres próceres, tan satisfechos y campantes, ante el retroceso en calidad, compensado con el avance en equidad (tesis falaz, por cuanto las diferencias en educación en España no han hecho más que aumentar, pese a la ideología oficial de igualar por abajo)

    El arrtículoí aborda de una manera lúcida la falacia de la equidad, confusión nocional y fuente de un pseudoconflicto.

    • 14 diciembre 2010 a 23:01 #

      Fe de errores: quería decir pseudoconcepto-

    • 14 diciembre 2010 a 23:19 #

      Gracias por el enlace, Mariano. Caústico y divertido: “allá donde los más son los memos”.

  10. 22 febrero 2011 a 17:45 #

    Señores: están dando ustedes una importancia desmedida a lo de no saber leer. El saber hacerlo es tarea difícil y cuesta arriba donde las haya, pues para empezar hay que sujetarse a un rígido método: comportarse como las gallinas cuando beben agua, que bajan la cabeza al líquido para, acto seguido. alzarla mirando al cielo. Con un libro debe hacerse igual: absorber el texto a pequeñas diócesis y levantar la cabeza para dar lugar a la reflexión sobre lo leído. Difícil, ¿verdad? Por eso se lee tan poco y por eso se escribe mucho más de lo que se lee; porque el escribir es notoriamente más sencillo y chistoso. Y si no lo creen, piensen en lo difícil que resulta al personal leer, por ejemplo, el Quijote y lo fácil y divertido que le debió resultar a Cervantes escribirlo. Piensen que en España hay poquísimas personas que lo han leído entero, mientras que don Miguel lo escribió entero y verdadero.
    España (o las Españas) es algo ciertamente entretenido. En el informe PISA sobre comprensión lectora y otras comprensiones ocupamos un lugar manifiestamente mejorable, pero nadie nos gana en los primeros puestos de muertes por accidentes de tránsito, de muertes por accidentes laborales, de preocupaciones transcendentales respecto a cosas tan nocivas como la asignatura de Educación para la ciudadanía (y digo trascendentales porque anidan en gentes que manejan con soltura la trascendencia), de suciedad a base de esputos y excrementos de perro por las aceras, de suciedad aérea en forma de cutrería cableada que escolta, cruza y vuelve a cruzar las pobres calles españolas. En fin: ¿habrá alguna vez otro informe PISA para evaluar tales realidades? Hay qué rísa, tía Felisa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: