Los enemigos de la Filosofía (5): el PP


Antes de las cenizas

 

Como alguien apuntaba en los comentarios del primer post de esta serie parece que, especialmente en nuestro gremio, uno no puede criticar al PSOE sin darle lo suyo al PP, bajo pena de que sus argumentos queden invalidados al grito de ‘facha’. Esto es tan tonto que no merece la pena comentarlo más, pero ocurre. Sirva este post como satisfacción de dicha cuota.

Reconozco que pago el peaje con pesadumbre, pues el Partido Popular es el único que ha salido en defensa de la asignatura de Filosofía frente a los ataques del PSOE. Y no lo ha hecho de cualquier manera, sino por escrito, en el programa con el que se presentó a las elecciones del 2008. En la propuesta 856 (p. 147-148) el PP afirma que mejorarán “la estructura, los programas y la eficacia de los aprendizajes en el bachillerato” mediante, entre otras medidas:

Una orientación adecuada de las materias de carácter humanístico, evitando su actual empobrecimiento. La filosofía recuperará su configuración clásica, desvinculándola de “Educación para la Ciudadanía”.

Reconozco que estoy ansioso por que el PP tenga la oportunidad de devolver a la filosofía su “configuración clásica”. Pero, en primer lugar, me pregunto si lo de ‘configuración clásica’ se refiere al contenido de la asignatura, a su duración o a ambas cosas. Espero que se refieran a ambas cosas, vamos, que la dejen como estaba. En segundo lugar, está el tema de la ‘desvinculación’ de EpC, que también celebro, pero que considero insuficiente: lo que hay que hacer es eliminar EpC. Pero, ay, eso no ocurrirá; EpC quedará para siempre con sus contenidos a merced del gobierno de turno.

Para los ciudadanos corrientes rige el llamado principio de presunción de inocencia. En el caso de los partidos políticos este principio debe ser puesto entre paréntesis. Los partidos son culpables mientras no demuestren lo contrario. Ejercer el poder o pretender hacerlo tiene eso, que uno es, a priori, sospechoso. Y además creo que esto es lo propio de una democracia saludable.

Digo esto porque no creo que ningún partido, ni siquiera el PP, defienda la asignatura de filosofía ‘en su configuración clásica’ por principios. Los partidos políticos son un sofisticado engranaje diseñado para obtener votos y para evitar perderlos una vez obtenidos. Cuando defienden A o B lo hacen porque toca. Por otra parte, la filosofía jamás puede ser defendida sinceramente por ningún partido político. Un partido podría reivindicar a Marx o a Popper como filósofos de cabecera, pero no a la filosofía. Digamos que la filosofía de los partidos políticos es contraria a la filosofía ‘en su configuración clásica’. Dicho esto, no seré yo quien desprecie el interés del PP en defender la filosofía (y las humanidades), por espurio que sea dicho interés.

Ahora bien, mucho me temo que ese punto del programa puede desaparecer, como quien no quiere la cosa, en las próximas elecciones, pues no es sino una reacción al debate que generó la Educación para la Ciudadanía. Pero una vez consolidada la asignatura esa y olvidado el debate, puede que el PP pierda también su interés. Habrá que recordárselo entonces, supongo. De hecho, asignaturas como Ciencias para el Mundo Contemporáneo, más peligrosas para la filosofía que la propia EpC, no parece que llamen demasiado la atención de los ‘populares’.

En cualquier caso, las sospechas sobre lo que hará o no hará el PP cuando gobierne no están infundadas. El PP gobierna en ciertas comunidades que pueden servir como modelo de lo que harían a nivel nacional. En este caso, me referiré a la Comunidad Valenciana, por ser la que padezco.

Como saben, aquí manda Camps el ‘ilustrisim’, que no destacando ni por su inteligencia ni por su carisma (yo, desde luego, no le prestaría dinero), sigue imbatible, así que imaginen cómo es la oposición. Al frente de Educación, el Conseller Alejandro Font de Mora, forense de profesión, que con su mano dura y sus ojillos de oso de peluche ha dejado a media plantilla en el paro para ver si así dejamos de ser la segunda comunidad con mayor fracaso escolar (la primera es Ceuta). Esto último es un meritorio logro que no se conseguiría sin el apoyo de un buen equipo, en el que destaca la Secretaria Autonómica d’Educació, Doña Concepción Gómez Ocaña, doctorada en Ciencias de la Educación por la Universidad de Valencia (o sea, que sabe muuuussssscho de educación).

Pues verán, con este equipo el PP Valenciano podría haber desarrollado ese interés que su programa nacional parecía demostrar por la filosofía y echarnos una manita. Pero no lo han hecho. Y no lo han hecho porque no han querido.

En primer lugar, el PP Valenciano podría haber conseguido que mantuviéramos las tres horas de filosofía en primero de Bachillerato, como ha ocurrido en otras comunidades, pero no. Pondrán chino mandarín y lo que se les pase por la cabeza, pero eso no. Ahí están con el PSOE.

En segundo lugar, al transformar la optativa de Psicología en Psicopedagogía, no nos han hecho ningún favor ni a nosotros ni a los alumnos. La Psicología no sólo interesa a alumnos que vayan a estudiar dicha licenciatura, sino que en ella se tratan cuestiones generales de la disciplina que son de interés para una gran variedad de profesionales (médicos, encargados de recursos humanos, publicistas e, incluso, psicopedagogos). Sin embargo, se sustituye el interés general de la Psicología por el interés particular de la Psicopedagogía. Pero, ¿Quién tiene interés particular en la psicopedagogía de primero de bachiller? Desde luego, no los alumnos, ni siquiera los que quieran ser psicopedagogos, pues en ese caso, lo que les interesa es, precisamente, la psicología. El único interés en la materia es el de Concepción Gómez que con dicha arbitraria imposición pretende, quizá, y en el mejor de los casos, ‘homenajear’ a la Facultad que la vio nacer.

Así que el PP Valenciano, lejos de defender nuestra disciplina, está siendo cómplice de su asesinato, consolidando la pérdida horaria y empobreciendo las optativas del Departamento. Esperemos que a nivel nacional sea otra cosa.

Próxima entrega: Los enemigos de la Filosofía (6): Nosotros.

Anuncios

Etiquetas:, , ,

Categorías: Crónicas del País de las Maravillas, Diagnósticos

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

34 comentarios en “Los enemigos de la Filosofía (5): el PP”

  1. ProgreAntiLOGSE
    19 noviembre 2010 a 21:46 #

    Educación para la ciudadanía es una asignatura ideológica según decís. ¿Es ideológico enseñar a los alumnos/as que la homosexualidad NO es una enfermedad? Que la medicina ha considerado la homosexualidad como enfermedad durante unos 100 años(1870-10970 aprox.). No señores, es una realidad objetiva y científica. Como el cambio climático y otras muchas cosas que no quieren ser admitidas por algunos porque no casan con su intereses políticos.
    Es una lástima lo que ocurre en la Educación, pero también es una lástima que la mayoría de los que ven el desatino de la Educación sean personas con un pensamiento político claramente reaccionario.
    El desatino de la Educación debería ser una cuestión de sentido común, y no que parece que solo lo tienen claro unas personas que con su antifeminismo militante, su españolismo homogeneizador y demás derroteros, espantan a muchos profesores que queremos que esto cambie pero no en el sentido político que queréis vosotros.

    • Ana Belén
      21 noviembre 2010 a 18:13 #

      Vamos a ver, ¿está acusando a los creadores y seguidores de este blog de “antifeminismo, españolismo y homofobia? porque eso es lo que he entendido… Si es así, me parece que tiene usted un problema grave con la comprensión escrita. Haga el favor de no ofendernos. De profesores como usted, críticos con la ley educativa pero que no hacen nada, está el país lleno y así nos va. Creo que los autores de Deseducativos debemos de ser de los pocos que no tenemos ningún tipo de interés más allá de alcanzar para nuestro país una enseñanza de calidad, que no ambicionamos nada políticamente. No somos un sindicato, no somos un partido. Evidentemente se critica abiertamente la situación política y social que vive España porque está, desgraciadamente, muy vinculada al desastre educativo. Y claro, las verdades duelen. Es usted el que intenta acusarnos de barbaridades soltando su veneno. Nos resbala. Seguiremos adelante. Sus acusaciones son simplonas, ridículas y carentes de cualquier fundamento. Lo único que demuestran es su capacidad para descalificar a quienes demuestran tener en el terreno que sea una opinión diferente a la suya, es usted quien no respeta el derecho básico a tener una opinión diferente, a pesar de ser tan “progre”. Son ustedes todos iguales, igual de simples, igual de insípidos, siempre con el mismo argumento: insultar utilizando siempre los mismos insultos o peores, como es su caso. Carece de todo argumento quien ejerce la defensa de sus opiniones mediante la descalificación gratuita y el insulto. Y termino del mismo modo que termino siempre que tengo que responder a alguien de su estilo: cuando acuse a alguien de algo, haga el favor de aportar argumentos y diga en qué lugar de este blog hay manifestaciones de lo que ha dicho en su patético mensaje. Pero no falte al respeto.

    • AutenticoProgreAntiLOGSE
      21 noviembre 2010 a 19:36 #

      A ver si no pecamos de lo que acusamos.

      Si escribe en la línea 2 “a los alumnos/as” debe escribir

      Línea 3 “No señores/as”

      Línea 5 “por algunos/as”

      Línea 6 “de los/las que”

      Línea 10 “espantan a muchos/as profesores/as”

      Línea 11 “vosotros/as”

    • 21 noviembre 2010 a 23:35 #

      Mire usted, don Progre, estoy completamente de acuerdo.

      La supuesta “Educación para la Ciudadanía” no es una asignatura ideológica porque:

      1) una cosa de cincuenta minutos a la semana, tal y como la orquestaron los magníficos defensores de la “formación ciudadana”, no llega ni por asomo a tener más consistencia que el humo. No es una asignatura;

      2) una cosa cuyo temario no puede referirse a ninguna disciplina objetiva ni de las ciencias ni de las artes no puede ser objetivamente transmisible, razón por la cual no es una asignatura:

      3) una cosa que depende de los valores de cada cual, sea el Gobierno de turno, el profesor de turno o el escritor de libros de texto de turno, no es una asignatura, sino una mera declaración de valores;

      4) una cosa que se encuentra a merced de los cambios de la legislación vigente, incluso en el caso de que tal legislación sea la Constitución, tan sujeta a modificación como las demás por el solo hecho de un simple cambio de la voluntad general, no puede ser una asignatura.

      Ve, estoy de acuerdo. No es una asignatura ideológica.

  2. Jesús San Martín
    19 noviembre 2010 a 22:31 #

    Reaccionario, dícese de todo aquel que tenga una sola idea distinta al que se califica como progre.
    Idiota (en el sentido original griego), dícese de todo individuo que desatiende (se espanta de) sus asuntos políticos porque otras personas no están de acuerdo con la totalidad de sus ideas.
    Valiente, dícese de los que lucharon, poniendo su nombre por delante, para que la sociedad aceptara la homosexualidad como un hecho natural.
    Cobarde, dícese de los que falsamente defienden la homosexualidad escondiéndose tras un pseudónimo.

  3. 20 noviembre 2010 a 12:14 #

    Un día, el lobo decidió salir de su guarida; pero, en el momento preciso, solo se atrevió a enseñar la patita. El resto del cuento ya lo conocemos: la culpa del deshielo polar es de Zapatero. Entonces, llegó León Felipe y dijo: “no me cuenten cuentos, yo sé todos los cuentos”.
    El Partido Popular, autodenominamo “Partido de los Trabajadores”, ya sabemos lo que opina en materia educativa. Ahí nos dejó su perla llamada LOCE, ocurrencia de aquella señora que no acertó a entender que las elecciones se ganan y pierden en las urnas, que los votos se cuentan, no se interpretan. Por lo demás, tanto los populares como los socialistas no parecen mostrar más interés en esto que lo que les alcanza la mirada, es decir, las dos semanas de campaña electoral.
    A partir de ahí, en este momento, la posición del Gobierno es lanzar ocurrencias al por mayor y menor, y la de la oposición (aquí también vale eso de “si tenemos este Gobierno, imagínense la oposición”;es decir, hacemos de la necesidad virtud), es negarlo todo. (¡No a todo!, recuerden). Pongamos un ejemplo más: Si en Andalucía gobierna el PSOE desde hace décadas, imagínense la oposición. En fin…
    Pues bien, el gobierno de la Comunidad Valenciana quizás no sea el más ejemplar, ni en materia educativa ni en otras materias de su competencia. No vamos a relatar la extensa lista de imputados; todos la conocen, supongo. Además, parece que su único interés en educación es que las leyes no se cumplan, como si fueran para los demás. Les puede gustar o no la EpC, como a mí no me gusta que mi Comunidad la gobierne el Partido de los Trabajadores, pero debo aceptarlo y respetar por ser la voluntad de la mayoría. Y, fíjense, no me supone ningún problema aceptarlo. ¿Por qué será que a algunos les cuesta tanto hacer el papel de oposición? ¡Con lo bien que lo hacen, deberían estar en ella largas temporadas! Y así es, claro.
    Al PP le importa ´mucho´ la educación, por eso no acepta las leyes y busca vericuetos infantiles para no cumplirlas. Entre tanto, o no han empezado las clases en algunos centros, o se dan en barracones (recuerden), o no cubren las bajas del profesorado…Y eso, no solo ocurre en Valencia. En Madrid vemos cómo avanza la privada, la separación del alumnado por sexo,…En Castilla y León les cuesta cumplir con la retirada de los símbolos religiosos; en Galicia, donde dije digo…Por eso, repito, siguiendo aquel razonamiento: si tenemos este Gobierno en la nación, imagínense cómo será la oposición. Saludos.

    • Xoia
      20 noviembre 2010 a 16:42 #

      Vaya, Alonxo, no me lo puedo creer…

      Estoy muy, pero que muy de acuerdo con todo esto que has dicho. ¿Me estaré volviendo progre, yo, que empiezo a creer que tal vez soy facha sin saberlo?

      En fin, ahora sin bromas. Que por una vez en la vida tú y yo estamos de acuerdo. A mí el PP me inspira terror. Pero terror de verdad.

      Un colega mío que tiene un bar y que, como buen propietario-camarero de bar de toda la vida, tiene mucho mundo a sus espaldas, dice que no hay cosa más tonta que un obrero votando a la derecha. Bueno, pues eso es lo que vamos a ver en las próximas elecciones: millones de currantes y parados votando a la derecha, creyendo que ahí está la tabla de salvación.

      Y entonces sí que lo vamos a pasar mal, muy mal. Prepárense todos los empleados públicos cuando el PP gane las elecciones. Vayan pensando en cultivarse un huertico y en comprar un rebaño de ovejas todos los que sean interinos porque se van a ir de patitas a la calle en manada. Y váyanse preparando los funcionarios de carrera para ver cómo no sólo se les desprestigia socialmente, sino cómo además, delante de sus narices, se empieza a privatizar todo lo privatizable y cómo se sacan alguna ley de la manga para acabar con nuestros “privilegios”, como ellos le llaman a eso de tener trabajo estable. Prepáremonos para la invasión de crucifijos, tauromaquia, foros de familia y demás historias que vamos a soportar… Vayamos pensando en renunciar a nuestros puestos de trabajo, por muy fijos que seamos, que doña Espe y don Marianico está deseando meter mano a todo lo público para repartir los beneficios del pastel con todos sus amigos. Preparémonos para el desmantelamiento de los servicios públicos, para la privatización de absolutamente todo, para la perpetuación de los colegios privados y el fin de la enseñanza pública.

      Y los obreros del sector privado y los parados que piensan que el PP lo va a arreglar todo, que se vayan preparando también para ver cómo los pocos derechos laborales que les quedan se esfuman, cómo las prestaciones por desempleo desaparecen por arte de magia, cómo los bolsillos de los poderosos engordan mientras que los suyos adelgazan.

      Y cuando eso ocurra, todos los empleados públicos y todos los obreros y parados que van a votar al PP darán la razón a mi colega, el del bar: no hay cosa más tonta que ser obrero y votar a la derecha.

      Yo lo tengo muy claro. Ni PSOE; ni PP. Hay más partidos en España, habrá que buscar otras opciones. Y si no las encontramos, siempre queda la opción del voto en blanco, por lo menos da menos asco y es más honesto que votar a esta gentuza.

      • Xoia
        20 noviembre 2010 a 16:45 #

        Por cierto, se me han escapado varios “cómo” con tilde donde no debería haberla escrito. Mil perdones, es lo que tienen las prisas al escribir…

    • La culpa del deshielo polar NO es de Mr. Bean.
      20 noviembre 2010 a 19:49 #

      ¿Un gag de Mister Bean o un cero a la izquierda?: Fíjese bien en el vídeo, fíjese que imagen proyecta. La adecuada para que Marruecos masacre a los saharauis.

      • 21 noviembre 2010 a 0:22 #

        Es que al no saber ningún idioma extranjero, no tener chuleta ni ningún asesor que le haga los papeles, el genio del talante está como un pulpo en un garaje. Y este cachondo es el que toma las decisiones, no sólo transmite la proyección internacional de que estamos dirigidos por un chiste sin gracia, sino que causa estupor saber en manos de quiénes estamos. Sus movimientos sobre los escenarios pertenecen a los gags más cruelmente ridiculizadores del cine mudo; un personaje deslavazado y zangolotino que se mueve torpemente por el escenario provocando una triple sensación de comicidad, pena y vergüenza ajena. Y todavía podemos sufrir algo peor que estos numeritos: una nueva reedición de sus famosas ocurrencias. El presidente es un zombi, un muerto viviente, que, de vez en cuando, repite sus discursos progre-horteras-cursis-posmodernos-pretenciosos-vacuos, modulados por una entonación mal impostada y una dicción no muy brillante. La falta brillantez en la mirada y los evidentes estragos de la tensión y el estrés en el deterioro de su rostro preludias el hundimiento; lo grave es que con él nos podemos hundir también todos los demás. El vídeo es para difundir: es una imagen en movimiento, elocuente. Y España no puede ir con estas credenciales y estos mandatarios a los foros internacionales. Por mucho que haya apoyado las expulsiones de gitanos de Sarkozy, por mucho que se haya bajado los pantalones ante los más rancios gerifaltes de las finanzas internacionales, la percepción que da Zapatero en la esfera internacional es de insolvencia, de que le faltan dos cocciones y de no ser de un líder sólido. No inspira confianza. Pasada su etapa de gloria efímera, en la primera virginidad naïf de la expulsión de las tropas de Iraq, tras la comprobación de la inconsistencia incoherente de sus erráticas decisiones, Zapatero no puede ser referente de nada. ¿El que recorta sueldos, congela pensiones, abarata el despido es de “izquierdas”? ¿El que sigue despilfarrando en gastos superfluos y permite que lo hagan otras administraciones es serio y riguroso? ¿El que se va de Iraq y luego se queda en Afganistán a quién contenta, salvo a Obama? ¿El líder de la potencia descolonizadora del Sáhara conoce la historia de los últimos treinta y tantos años? ¿Alguien sabe que piensa hacer para luchar contra el paro, contener el déficit, vigorizar y encauzar la economía, aumentar la producción, promover la financiación de PYMES y medianas empresas? ¿Sabe algo de lo que le espera –más bien se lo huele- y cómo afrontarlo. En principio, su idea es simular, no rendirse, hacer como si nada. Aguantar el chaparrón y vendernos una moto, a ver si alguien se la compra. Zapatero quizá nos dé todavía alguna tarde de gloria, puede intentar remontar con la eutanasia, las relaciones iglesia-estado o buscándole al PP sus miserias y sus talones de Aquiles. Pero está realmente muerto: nada de lo que elevó a las alturas sigue ni puede seguir en pie. Sólo lo salvaría un milagro. A ver si en la entrevista con el pontífice le pidió alguno –por caridad con el desahuciado- para que el Santo Padre pudiera apuntarse un tanto en le negociación.

  4. Francisco Javier
    20 noviembre 2010 a 13:01 #

    La Psicología no sólo interesa a alumnos que vayan a estudiar dicha licenciatura, sino que en ella se tratan cuestiones generales de la disciplina que son de interés para una gran variedad de profesionales …. incluso psicopedagogos.

    La ironía envenenada de ese “incluso psicopedagogos”, me ha parecido una apreciación sumamente sagaz. En efecto, ¿les interesa a los psicopedagogos de verdad la psicología? ¿Qué psicología? A juzgar por su modo de expresarse su desconocimiento sobre amplias regiones de la psicología (por no hablar de filosofía, de la que su ignorancia es absoluta) es manifiesto.

    De lo que se trata, entonces, es de ejercer resistencia. Una estrategia (A) puede ser la de que las programaciones se centren en la parte de fundamentos de la psicología (la parte psico- de la psicopedagogía), de tal forma que cada capítulo del programa de estudios de la materia (psicología de la percepción, psicoanálisis, motivación, emociones, conductismo, ..), podría concluir con la siguiente frase: “para la psicopedaogía, tal asunto es de sumo interés” (punto y final.)

    Estrategia B: dejar los capítulos estrictamente pedagógicos para el final de la programación (el resto lo ocuparía la parte de fundamentos de la psicología). Como la psicología es materia amplia, siempre se podrá recurrir a la falta de tiempo para cubrir un campo tan vasto, lo cual es razón suficiente y justifica la ausencia de la parte pedagógica. Los alumnos lo agradecerán y a la Administración tampoco creo que le importe mucho.

  5. El pobrecito profesor
    20 noviembre 2010 a 13:12 #

    No sé cómo todavía hay quien cree que el PP puede aportar algo bueno a la Educación Pública. ¡No he visto mayor dejadez en la enseñanza que durante los 8 años que estuvieron en el poder! Yo estaba en un instituto donde no hubo dinero ni para poner los cristales de las ventanas rotas durante un curso entero. Así que cualquier esperanza de que esto vaya a mejor cuando lleguen al poder es puro engaño. Y si no, al tiempo, ya nos veremos en estas páginas cuando eso suceda -que parece lo más probable, a pesar de su bochornosa actitud durante toda su oposición-. Saludos.

    • Jesús San Martín
      20 noviembre 2010 a 13:59 #

      Fiarse de cualquier partido es como fiarse de los sindicatos, son la misma cosa con distinto nombre: máquinas que dicen lo que queremos escuchar para perpetuarse como sanguijuelas chupadoras de nuestro sangre.

  6. Maximiliano Bernabé Guerrero
    20 noviembre 2010 a 15:27 #

    En primer lugar, estamos desvirtuando un poquito este post, que va de Filosofía y de sus sucedáneos (EpC, y las Ciencias de la Señorita Pepis) pero entraré un poco al trapo político. Por lo que parezco entender, y me acabo de levantar de la siesta y no entiendo mucho, espedialmente a Alonxo y a quien se hace llamar Progre, lo que proponéis es que el PP está invalidado para gobernar porque lo han hecho mal en sus taifas, porque son mú malos, y porque son mú fachas. Incluso se colige que quienes no son progres, además de reaccionarios, son antifeministas y, pecado mortal donde los haya, españolistas. ¡Qué miedo, qué miedo! Que voy a ir a enchufarme a Joaquín Sabina en vena no sea que me acaben llamando joseantoniano, o algo peor.
    La consecuencia en cuanto al gobierno de España (Uuuy, perdón, el Estado) es que deberá asumirlo:
    – El PSOE eternamente. Lo hacen mal, son incompetentes, derrochadores, se bajan los pantalones ante Marruecos (no me llaméis machista, que luego sueño) y han destruido nuestro sistema de enseñanza entre otras cosas. Pero no son fachas, que es lo que importa, y algún día recibirán la iluminación de la verdadera Izquierda, en forma de aparición con gafas de John Lennon y pañuelo palestino al viento.
    O
    – Una convención nacional (perdón, perdón, quise decir estatal) de oenegistas, gente pura de izquierda, pesados de cineclub y profes progres de esos que hablan mal de la LOGSE junto a la máquina de café pero tienen mucha vocación y una vez estuvieron en una casa Okupa.
    O
    – La momia de Lenin enchufada a una línea de alta tensión para que suba y baje el bracito.
    O
    – ¿Una junta militar, quizá?
    Señores, si un partido lo hace muy mal y pierde unas elecciones, lo normal es que no sigan gobernando ellos, sino quienes saquen más votos. Aunque no tengan el marchamo izquierdista patanegra. Lo normal es que se les dé un margen de confianza, aunque sea pequeñito, y sólo cuando malogren éste, se comience a criticarlos con saña. Pero no antes.
    Sé que me he ganado el infierno. Lo sé. Y una vez, o dos, creo que fueron dos, silbé “El Novio de la Muerte” mientras me duchaba. Del plomo derretido no me libra nadie.

    • 20 noviembre 2010 a 16:53 #

      ¿ O sea que “en el PP son mu malos y mu fachas?” Pues allá ellos. “¿El PP está invalidado para gobernar?” “¿Son reaccionarios y antifeministas?” “¿Españolistas?” Pues sí que son cosas, ¿no?
      Por las mismas yo podría inventarme que me han llamado todo lo que se me ocurra. Extraña extrategia tan utilizada por la derecha española: leen lo que no está escrito y contestan a lo que no se pregunta. ¿?
      Pues eso, viendo lo que vemos en Valencia (Castellón y Alicante) ya tenemos suficientes datos para criticar ese gobierno. ¿O no? Claro que, va a ser culpa de lo mala que es la oposición, lo que no ocurre en Andalucía, Castilla-La Mancha o a nivel nacional. Si es que no hay quien les tosa a los del Partido de los Trabajadores. Son los mejores donde hacen gobiernan e insuperables donde hacen que hacen oposición.
      Bien cierto es que ya tuvimos bastante con ocho años de desgobierno, incluída la educación, y el personal no está por la labor de darles más oportunidades. Solo imaginarme lo que ganaría Cospedal se me quitan las ganas.
      Ahm, pero..”¿no estamos desvirtuando un poquito este post?”: Si, va a ser eso. Lo que pasa es que los que desvirtúan son los demás que no escriben lo que nos gustaría leer.

  7. 20 noviembre 2010 a 16:59 #

    Xoia: yo ya tengo preparado mi voto en balnco para las Sindicales. En breve preparaé otro igual para el resto de Elecciones.
    Es la mejor forma de decir ¡Basta ya de tanto cachondeo!

  8. Francisco Javier
    20 noviembre 2010 a 20:30 #

    Vamos a ver,

    de lo que este artículo informa es de un caso de arbitrariedad tan absurda como despótica. El que por una pura preferencia de orden gremial, partidista o personal se dé preferencia a una asignatura (psicopedagogía) que beneficia a un número muy limitado de alumnos, en vez de optar por lo lógico (la psicología es de interés para un campo muy amplio de disciplinas -como bien dice el autor de este artículo-, aparte de su interés intrínseco), es algo que está muy mal y merece todas las críticas, con independencia total del partido político en el poder.

    Al margen de esto, el politizar más de lo necesario debates como este, creo que produce nerviosismo y no lleva a nada bueno: el nivel baja, las pasiones se encienden, el diálogo deriva a la violencia (mea culpa). Es más que probable que trifulcas políticas no atraigan a posibles lectores, que ya tienen de sobra con lo que hay. Por el contario, el proseguir intentando crear una documentación lo más rigurosa posible, un debate con sustancia, eso sí puede y tiene de hecho un interés; predicar la excelencia, sólo es posible desde la excelencia (la que cada uno los dioses le hayan otorgado.) Paciencia y serenidad.

    Un saludo a todos.

  9. 21 noviembre 2010 a 11:17 #

    A Don Mariano:
    Ciertamente es bochornoso que nuestros Presidentes de Gobierno no hayan sido, precisamente, políglotas. A excepción, claro está, de Aznar quien, como todos sabemos, además de un perfecto castellano (digamos que con algunos rasgos bilabiales algo extraños), se movía como pez en el agua hablando en inglés (eso sí, con acento tejano que da más empaque), italiano (sorprendente), e incluso catalán (en la intimidad). Por su parte, Rajoy hereda de su antecesor en el PP (Partido de los Trabajadores) una dicción extraña, donde la “s” en su calidad de “silbante” adquiere una gracia particular. No se le conoce, por otra parte, lengua alguna salvo el gallego en su poliglotía particular. De la dicción de Acebes hablaremos otro día, y de Piqué…
    Sobre los “movimientos en los escenarios” diremos, efectivamente, que el Presidente Zapatero no se caracteriza por ir por el mundo poniendo los pies en la mesa. Algo es algo.
    Sobre sus ocurrencias, diremos que una de las más sonadas fue defender a su antecesor, el señor Aznar en la cumbre Iberoamericana, algo jamás visto en sentido contrario por dirigente popular alguno. Por tanto dejamos las ocurrencias para aquello de “¿Quién le ha dicho a usted que me diga las copas que tengo que beber…? Y una interminable relación de despropósitos que ocuparía demasiado espacio en este foro.
    “Falta de brillantez en la mirada, rasgos de tensión”. No así el señor Aznar suyos rasgos eran tan elocuentes que no dejaban lugar a la interpretación. Si era capaz de hacer una “peineta” en público a quien le abucheaba, igualmente era capaz de poner un bolígrafo en el escote de una periodista. Eso es muy gracioso, sí; todavía nos estamos partiendo de la risa y celebrando su muestra de inteligencia y educación en tales comportamientos.
    Y no, Aznar no se bajó los pantalones; él “no sabía que no había armas en Irak”. Ergo, como no sé si mi vecino tiene misiles en su casa puedo partirle la cara en cuanto salga. ¿Dónde habrán estudiado lógica estos señores?
    Sí, Zapatero, sigo literalmente su comentario, pasó su etapa de gloria efímera; eso sí, cuatro años después de la expulsión de las tropas de Irak (unos las llevan y otros las traen, curiosa diferencia, ¿verdad?), volvió a ganar en las urnas demostrando que aquellos profetas de la derecha, que no le daban dos meses de Gobierno, metían una vez más la pata hasta el corvejón.
    Otra más. “Zapatero recorta sueldos, congela pensiones…”. Si, es verdad, es verdad en época de crisis. Claro que, ¿dónde están las subidas de sueldos y pensiones en aquella época de bonanza en que des-gobernaron los Populares?¿Recuerdan el decretazo?
    Seguimos. No, al parecer Zapatero no tiene ni idea de qué hacer contra el paro…Y eso debe pasarle factura. Sin embargo la derecha, que permitió privatizaciones, tantos descalabros con el suelo y tanta corrupción como ahora está apareciendo, no nos muestra su programa al respecto. ¿Tan mal nos quieren a los ciudadanos que si no gobiernan no nos lo cuentan? Un poco malos, ¿no?
    “Zapatero está realmente muerto”. Sí, la profecía apocalíptica de la derecha española acabará por cumplirse ya que el Presidente inmortal no es. Y entonces, como siempre, sentenciarán: “Ya lo decíamos nosotros”. Porque, desde el mismo día en que salió elegido Presidente en 2004 no han cesado de profetizar su fin. ¡Y ya va para 8 años! Curiosamente, los mismos que el gran Aznar, políglota de profesión y cultivador de su excelso cuerpo.
    Fíjense qué fácil es hacer una glosa de lo que nos regalan los líderes del Partido de los Trabajadores. Y además sin insultarles. También en eso nos diferenciamos.

  10. 21 noviembre 2010 a 12:53 #

    Ya no es la primera vez que se lo digo a Maximilino: tú acabas mal: ¡has conseguido cabrear al Progresismo, representado en este caso por Alonxo! Y, te lo aviso, no te van a servir de nada esas pistas falsas que siembras con tus alusiones a “La marsellesa”, no les engañas, se te sale el facha por los cuatro costados, ¡si hasta tú mismo reconoces que has silbado “El novio de la muerte”! Yo, cuando llegue el momento, trataré de ayudarte testimoniando que en tu comentario de más arriba lo único que pretendías decir era que, si esto es una democracia, tendrá que gobernar quien determinen las urnas, aunque sea de derechas, y no podremos negarle ese derecho aduciendo que es un facha, ni pretender que un partido vaya a gobernar eternamente por el solo hecho de presentarse con la vítola de progre. Si somos demócratas, no podemos de ningún modo pensar lo contrario de esto y solo un verdadero facha se opondrá a este razonamiento, pero, claro, algunos (cada vez menos, por suerte) se oponen a él en casos como el de Fidel Castro y se siguen sintiendo muy progres. También diré a tu favor que las cosas esas de las gafas Lennon y los oenegistas las decías en plan humorístico, pero no creas que con esto voy a hacerte un gran favor, porque el Progresismo cada vez tiene menos sentido del humor, me temo que el humor también es facha. Y yo. Seguro que también soy facha, así que menudo favor te hago y me hago con defenderte y con meterme en harina; soy un suicida, soy verdadero nooooooviooo de la muerteeeeeee… ¡huy, se me ha escapado! Perdón, perdón, perdón! ¡Perdón, Alonxo! ¡Perdón, Progresismo Universal!
    Finalizo con dos recaditos para Alonxo:
    1.- ¿Debo entender que en uno de sus comentarios está usted llamando derechista a Mariano? Ya no es la primera vez que tengo que recordarle aquello de que la ignoriacia es atrevida: usted no sabe lo que dice ni a quién se lo dice; usted sería capaz de llamarle paquete a Leo Messi, cayo malayo a Scarlet Johanson o burro ignorante a Stephen Hawking.
    2.- Acerca de la desidia de ciertos gobiernos autonómicos ante la defensa de la aconfesionalidad de la escuela: es una preocupación que comparto con usted al cien por cien, pero quiero decirle que en tan reprobable dejación no solo caen gobiernos de derechas, sino también gobiernos de izquierdas. Lea este enlace, por favor:
    http://papabloblog.blogspot.com/

  11. 21 noviembre 2010 a 13:40 #

    El hecho de mezclar filosofía y PP nos tenía que llevar inexorablemente a la tertulia del bar, y aquí estamos cumpliendo el ritual de los míos y los tuyos, del tú esto y el tú más, pisando camisas y cabezas de camarones y exhibiendo en el bigote el giste de la cervecita, tirada al modo tradicional, por supuesto. El lado humano de la política es éste, la politiquería, que se manifiesta en las rencillas de los protagonistas políticos y en la trivialidad de la dialéctica tertuliana. Creo que desde Deseducativos nos toca hacer una crítica fundamentada del lenguaje político, algo que en los diferentes artículos que aquí se publican se cumple escrupulosamente, por eso me ha llamado la atención este debate estéril entre partidarios, aunque corran ríos de ingenio en él, eso no lo discuto. Desde una comunidad calificada como “oasis”, donde el grado de unidad polìtica en torno a la ideología nacionalista impide la “libre competencia ideológica” -aquí nos movemos aún en el ámbito del pensamiento franquista: La España una/ La Anti-España judeomasónicamarxista; La Cataluña una, grande y soberana/La Anti-Cataluña españolista- no niego que una confrontación politiquera no le dé algo de salsa a la vida; pero cuando la mediocridad de los planteamientos de la mayoría de las fuerzas políticas no son sino expresión de los palos de ciego con que pretenden convencernos de que les sigamos al abismo, ¿no sería oportuno plantearnos, más allá del enfrentamiento excluyente, la crítica radical que busque los consensos mínimos que nos permitan enfrentarnos, con alguna garantía de éxito, a los problemas de la sociedad que nos acogotan? Llevamos muchos años viviendo a golpe de titular, de hallazgos verbales, de eslóganes, de demagogia barata y de descalificaciones, sobre todo ad hominem, es decir, fomentando eso tan nuestro que es el cainismo; en vez de identificar con rigor los problemas. No hace mucho proponía la elaboración de un Informe independiente sobre la situación de la educación en España. Sé que se necesitan medios y dedicación personal, pero, desde una perspectiva estadística, ¡qué enorme contribución a ese Informe general sería disponer de la información veraz y objetiva de cada uno de nuestros centros! Estoy convencido de que podríamos llegar a no pocas conclusiones útiles sobre la mejora del sistema. La acción política en la Educación ha sido hasta hoy una acción politiquera. De lo que se trata es de sustituirla por evidencias derivadas de hechos contrastados. Ahí queda lanzado el reto.

  12. Francisco Javier
    21 noviembre 2010 a 13:40 #

    Debemos entre todos hacer algo ya. Según el último informe de UNICEF:

    Casi dos millones de niños están en riesgo de pobreza relativa en España.

    http://www.humania.tv/noticia_casi_dos_millones_de_ninos_estan_en_riesgo_de_pobreza_relativa_en_espana_

    Con un dato así, los triunfalismos de un signo u otro sobran.

  13. Jesús San Martín
    21 noviembre 2010 a 14:28 #

    La necesidad de dominar la lengua por todo el mundo, lo que obviamente incluye a los que tradicionalmente llamamos de ciencias, ya se ha tratado en otras entradas. El foro nos permite añadir dos nuevas necesidades. Una, la de estudiar filosofía (amor a la sabiduría, a la verdad) para no defender lo indefendible y como bien advierte Juan Poz evitemos el abismo. La otra, el dominio de los idiomas. El vídeo, independientemente del foro, aporta más elementos al tema educativo. Advierte claramente que los puestos de responsabilidad deben ocuparse por mérito y capacidad, de ahí la necesidad de que nuestro sistema educativo en ellos se base, pues los dirigentes del futuro pasarán por nuestras aulas. El vídeo también habla de historia, pasada y futura. Quien sepa historia habrá visto desgraciadamente la historia futura de nuestro país. Hay que luchar por ese saber clásico en el que nos formamos, la capacidad crítica y la excelencia, para que podamos evitar a nuestros estudiantes esa sensación de profundo bochorno, vergüenza y gran pena que yo, por lo menos, he sentido como ciudadano al ver el vídeo.

  14. Xoia
    21 noviembre 2010 a 15:02 #

    Bueno, aunque yo también he entrado al trapo del politiqueo barato, creo que, tal como comentan Juan Poz y Francisco Javier, esto de darle vueltas a la política no lleva a nada. Eso sí, era inevitable caer en la “tertulia de bar” sobre cuál de los dos partidos mayoritarios es más penoso, habida cuenta de que el tema a tratar era el enfoque de la filosofía por parte de uno de esos partidos, ¿no?

    Supongo que, como personas medianamente inteligentes que somos, deberíamos tener ya bastante claro a estas alturas que ninguno de estos dos partidos mayoritarios va a arreglar el problema de la enseñanza en España. El campo de la enseñanza es muy “goloso” para captar futuros votantes, cada partido intentará arrimar el ascua a su sardina, halagar a los papás y adoctrinar a los chavales, y poco más podemos esperar de ambos partidos.

    Es cierto que el PP no tiene complejos para hablar claro de cosas como el esfuerzo, la exigencia, el conocimiento, la autoridad académica, etc… pero no es menos cierto que tampoco tiene escrúpulos de ningún tipo en desprestigiar los servicios publicos, así que, es un poco tonto creer que el PP va a levantar la enseñanza pública, cuando más bien, lo que tenderá a hacer es a aplicar esos principios de “excelencia académica” a los colegios privados y tenderá a fomentar el papel meramente asistencial de la enseñanza publica.

    También es cierto que el PSOE ha estado muchos años en el poder, tanto con ZP, como antes, y en todo este tiempo no ha hecho el más mínimo caso a todas las críticas que se han vertido, desde todos los sectores, a la situación de la enseñanza en España. Siempre sale con lo mismo: que si la culpa es del poco nivel de partida del país, que si las leyes son buenas pero falta financiación, que si el profesorado no está preparado para adecuarse a las demandas del siglo XXI…

    En fin, que no merece la pena darle vueltas, que ni unos ni otros tienen interés en que la enseñanza funcione. Como mucho, podremos discutir cuál de ambos partidos será menos dañino y empeorará menos las cosas, poco más…

    Y volviendo al punto de donde no deberíamos haber salido… la filosofía… Veamos. Mi modesta opinión es que esta disciplina no interesa. ¿Y por qué?

    1º/ Porque exige concentración, orden, silencio, reflexión profunda… y eso “no mola” en la sociedad actual, donde todo tiene que ser “dinámico”, es decir, donde hay que hacer mucho ruido y moverse muy rápido para hacer NADA.

    2º/ Porque exige un conocimiento de los clásicos, de los antiguos… Y eso “no mola”, pues actualmente lo que se persigue es el aspecto juvenil, innovador, la silicona, el botox, la cirugía, las útlimas tecnologías, lo novedoso, aunque no sirva para nada.

    3º/ Porque fomenta el espíritu crítico, y eso no le interesa a nuestros gobernantes, sean del signo que sean.

    Y etc, etc, etc.

    • 21 noviembre 2010 a 16:22 #

      Ese es Xoia la causa del gran fracaso de las campañas de promoción de la lectura: que no pasa nada exteriormente, salvo la risa o algún gesto de dolor; que el lector es alguien silencioso, abstraído, solitario, que no hay “movida”, en definitiva. Filmen a un lector que tenga la más maravillosa de las experiencias lectoras y no habrá espectador que se sienta atraído por el ejemplo. Hagan lo contrario, como en las elecciones catalanas, tener un orgasmo al introducir la papeleta en la ranura, y el efecto aún es peor: quedarán las urnas vacías. La inmediatez de resultados a que obliga la acción política es lo que ha llevado a los partidos políticos a concebir la enseñanza desde la perspectiva de un negocio que ha de dar dividendos -éxito escolar- sea como sea, caiga quien caiga, desentendiéndose del proceso de maduración y de aprendizaje que se verifica en el proceso educativo. Estamos en una sociedad que tiene suficiente paciencia para madurar en la botica de roble un buen vino, pero que se vuelve impaciente ante el fracaso escolar y quiere arreglarlo con parches que aún lo empeoran más, como, por ejemplo, rebajar los niveles de exigencia.
      El proceso de comprensión de cualquier texto, sobre todo si contiene ideas, se vuelve casi hazaña imposible para la mayoría de nuestros alumnos de bachillerato -hablo de un artículo de fondo de Verdú, por ejemplo, que son bien sencillitos-, pero, sin embargo, se suprime aquella estupenda prueba de selectividad que consistía en escuhar una conferencia, hacer un resumen del texto y expresar la opinión sobre el mismo. En fin…

      • 21 noviembre 2010 a 18:06 #

        Celebro que Juan Poz recuerde y añore la prueba de la comprensión de una exposición oral, que formó parte en su día de las PAU. Esa prueba del resumen y posterior comentario de una conferencia la suprimieron en el territorio MEC como concesión a las absurdas demandas del Sindicato de Estudiantes, en 1987. Fue Rubalcaba, entonces secretario general del MEC, el que ofreció podar la selectividad por ahí. Desgraciadamente, nadie la reclamó como suya, porque ese ejercicio no estaba ligado a ninguna asignatura en particular. Pero, por supuesto, fue un error, uno de tantos. Porque si hay una prueba de madurez general, nada memorística, muy indicadora de si los estudiantes saben tomar notas, reconstruir el discurso ajeno y construir el propio a partir de los estímulos externos, es ese ejercicio, que era enormemente indicativo y útil.

        Si “secuestramos” una muestra de los apuntes por un día (alguna vez lo he hecho) y comprobamos qué notas se toman de una explicación más o menos abstracta aunque sencillita y sin pasarse, podemos ver cuál es el nivel de comprensión oral de los alumnos. Por eso hay que dárselo todo mascado, precocinado y en papilla.

        Y que alguien reivindique esa prueba que, con perdón, algunos dijimos en su día que era un disparate surpimir, pues está muy bien. En Bolonia (o en su versión española, que es la que tengo la desgracia de conocer) no se plantea nada por el estilo. Por mi cuenta yo la he hecho alguna vez como ejercicio de clase, incluso grabando la charla (más breve que una conferencia propiamente dicha) y he comentado con los alumnos los resultados. Es un ejercicio de clase útil. Me temo, sin embargo, que la ola constructivista concede más importancia a “buscar la información” y a otras genialidades. Y, claro está, rechaza que el alumno sepa sacar partido, más allá de una absurda labor de copista de fragmentos del discurso, de las tan denostadas “clases magistrales”, con las que muchos boloñeses quieren terminar.

      • Jesús San Martín
        21 noviembre 2010 a 22:05 #

        No creas Mariano que esa incapacidad para expresarse se reduce a la lengua. Me he preguntado muchas veces si los alumnos agitan los números en un cubilete y los desparraman por el examen. A parte de que no llevan ningún orden ni concierto, algunos cálculos, si así ese les puede llamar, continúan en líneas anteriores a su previo desarrollo. Como puedes imaginar, al tratarse de matemáticas, han llegado a la correcta conclusión de que no hay nada que escribir, aunque yo tengo la sospecha de que explico y por tanto uso palabras, ¡serán imaginaciones mías! Huelga decir que los cuantificadores matemáticos tampoco los usan, aunque (salvo que sean imaginaciones mías) los empleo en todos y cada uno de los pasos.
        Mi experimento, que me ha servido para que las cosas queden ordenadas, es limitar el papel en el examen. En cuanto a la clase, normalmente tienen prohibido tomar notas mientras explico, para que puedan seguir los pasos lógicos del desarrollo, que queda en la pizarra y explico cuantas veces haga falta. También tienen la obligación de escribir un libro de la materia con sus propias palabras. Pueden copiar lo que quieran y de donde quieran, pero lo tienen que pasar a su lenguaje.
        La bibliografía también tiene su miga. Tienen que buscar libros de la materia, hacer la ficha e indicar por qué esos libros son adecuados o no para su propio estudio. No les pido que me digan si el libro es bueno o malo, ese es mi trabajo, sino si se adecua a sus conocimientos. Los libros que posteriormente yo les indico, con las ventajas e inconvenientes de cada uno, podrían estar por encima del nivel que deberían tener los alumnos teóricamente, A mitad de curso repiten ese ejercicio, por obvias razones. Y lo que tienen muy claro desde el principio es que alumno de un solo libro es como persona de un solo periódico, persona que quiere ser engañada.

        Un saludo.

      • Jesús San Martín
        21 noviembre 2010 a 22:32 #

        Mariano, se me ha olvidado comentarte que, gracias a los auténticos_progres, mis alumnas, con la misma formación que mis alumnos, ganada con su esfuerzo y su trabajo, tendrán que soportar la humillante presión de ser consideradas ingenieras de cuota.

  15. El pobrecito profesor
    21 noviembre 2010 a 18:29 #

    Yo creo que ese vídeo sobra en esta tertulia. Por mi parte, pienso además que a cualquiera le puede pasar lo que le ocurre a Zapatero; no creo que sea ni para reírse de él ni para abochornarse. Yo, seguramente, nunca seré presisendente del gobierno, pero me imagino en una situación similar y me pasaría lo mismo, con tanta gente. Pero no hay problema, pronto se solucionará y España brillará de nuevo en el mundo, porque estoy seguro que cuando vaya Rajoy a estas y otras cumbres, a la primera la clava, firme en su sitio y sin errores tan gordos, por supuesto. Todo va a ir como la seda porque ya lo dice el propio Líder, solo hace falta un gobierno fuerte y creíble, como él mismo. Y claro, esó se conseguirá con su Partido. Así que, no hay de qué preocuparse. Ánimo, y a lo nuestro, que es la Educación (¿o no?).

    • Jesús San Martín
      21 noviembre 2010 a 21:19 #

      Como lo nuestro es la educación lo mostraré con una clase, una clase de cirugía. El cirujano está operando, delante de los alumnos para que aprendan. Y allí, con tanta gente, no sabe qué hacer, aunque es evidente que tampoco domina el lenguaje en que se comunican sus colegas, lenguaje que debería haber dominado antes de entrar en la sala. En esas circunstancias, con una persona en la mesa de operaciones, yo no sólo sentiría bochorno por mi incompetencia, sino pavor, y si tuviera 44 millones de camillas entonces 44 millones de pavores. Yo nunca seré cirujano, mi pulso no me permite disponer de la vida de una persona (por eso “a mí no me pasaría lo mismo”), aunque me asombra la facilidad con que otros esclavizan a millones a trabajar hasta el día antes de su muerte, pero como es la HxxxPxxx de mi sanguijuela la defiendo y a la dignidad humana que la den por donde la espalda pierde su honroso nombre, que para algo somos los depositarios de la verdad absoluta. De todas formas, lo que nunca diría es que el cirujano que viniese mañana lo iba a hacer peor, ni escudarme en un discurso progre-horteras-cursis-posmodernos-pretenciosos-vacuos (que diría el facha de Mariano, y que haya muchos como él) para ocultar que soy un matarife. No, nunca seré cirujano, pero soy persona, y me imagino a un ser querido en la camilla para saber lo que sienten otras personas, una empatía que la gente debería tener antes de lanzar mensajes defendiendo lo indefendible.

      Teorema.- La mierda es la mierda, no me sirve que me digan que la otra huele peor para esta me huela a rosas. Especialmente cuando me están untando las narices con esta y no con la otra.

  16. 21 noviembre 2010 a 18:32 #

    ¿Sentir vergüenza por ese vídeo? Vaya, ¡nos la estamos cogiendo con papel de fumar! Yo sentiría vergüenza si un presidente de gobierno envía tropas a un país “porque no sabe que no hay armas…”; porque “nadie me tiene que decir las copas que tengo que tomar…”; porque una señora en la oposición ( o en el gobierno) gane 240.000 euros. ¡Eso sí me da vergüenza! ¡ A ver si vamos dejando de mirar el dedo y miramos un poquito la luna!

  17. RM
    22 noviembre 2010 a 21:55 #

    Supongamos que en las próximas sindicales o políticas saliese un 10% o un 15% de voto en blanco.¿Qué creéis que dirían los sindicalistas o políticos? ¿Que lo están haciendo mal? ¿Se autocriticarían?.
    Yo creo que no,que dirían:

    -No hemos sabido explicar nuestro programa.
    -Hay un problema de comunicación.
    -Hemos sido malinterpretados.
    -No han entendido lo que decíamos
    ….

    Pero nunca dirían que lo han hecho mal.

    Son inigualables para perpetuarse en el poder a cualquier precio.

  18. RM
    22 noviembre 2010 a 22:01 #

    De todas maneras yo diferencio las sindicales de las políticas.

    En las políticas es muy difícil con el sistema electoral bipartidista mayoritario que tenemos que triunfe alguien distinto del PPSOE y es difícil castigar a uno sin beneficiar al otro.

    Pero las sindicales las veo un poco más proporcionales y representativas y los sindicatos más críticos pueden sacar delegados más fácilmente y podemos castigar a los mayoritarios gubernamentales más fácilmente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: