I Congreso Internacional de la Felicidad


Maricruz Gallego

 

A algunos institutos ha llegado estos días una publicidad curiosa a la vez que inquietante. Se trata del “I Congreso Internacional de la Felicidad” organizado por el “Instituto Coca-Cola de la Felicidad” (sí, han leído bien). El folleto, acompañado por una carta de presentación, invita a los centros a asistir a dicho evento con el objetivo de “compartir con ustedes algo tan esencial para disfrutar plenamente de una vida feliz y saludable”. La situación, una vez pasada la sorpresa y las risas iniciales, se traduce en algo preocupante, sobre todo cuando se miran quiénes son los participantes:  Margarita Álvarez, psicoanalista y presidenta de dicho instituto y  determinados” especialistas de reconocido prestigio” como:  Javier Urra, Alejandra Vallejo-Nájera, Carmelo Vázquez, Bernabé Tierno y… Eduard Punset, acompañados de los tan de moda budistas y monjes tibetanos de turno que tanto le gustan al “divulgador científico”.

Uno ya se empieza a preocupar al ver el nombre del prestigioso Punset y  piensa que tal misiva dirigida a los institutos no tiene nada de gratuito y si a esto le sumas el título de algunas ponencias: “Educar en la felicidad”, “Amor por el trabajo y el paso del tiempo” o “El despido interior”, la cosa se empieza a complicar: ¿a qué viene toda esta necesidad de “educar en la felicidad”?, ¿el “despido interior” no tendrá algo que ver con la situación actual que vivimos y la que, posiblemente, vivirán nuestros estudiantes cuando empiecen su vida laboral?, ¿no tendrá todo esto algo que ver con la tan cacareada necesidad de educar en la “competencia emocional” promovida por el mismo Punset y apoyado por los mismos budistas que ahora le acompañan en el proyecto de la felicidad de Coca-Cola?

Sin querer caer en imaginar grandes complots y teorías conspiranoicas, es innegable que existe una necesidad especial de eliminar la frustración y la inquietud de las nuevas generaciones. Santiago Niño Becerra, el conocido economista catalán, afirmaba hace unos meses aquí que la moda de la competencia emocional en la educación tiene que ver con el nacimiento de una nueva realidad: la pérdida de derechos sociales, el fin de una etapa de progreso económico y un futuro que se plantea negro para las nuevas generaciones a la hora de encontrar un trabajo digno. Esta situación hace “necesario” educar para ser feliz, es decir, hacer creer que la infelicidad es algo que proviene de uno mismo y no tiene nada que ver con las situaciones externas. Para conseguir esto, el budismo y su prédica es la creencia perfecta: la felicidad interior es la que elimina todo rastro de frustración  (si habláramos de resignación cristiana seríamos unos carcas, pero si lo disfrazamos de budismo, fijaos lo cool que somos). En otras palabras: se hace necesario inculcar a las nuevas generaciones que el poder de turno no es el responsable de su infelicidad, sino que uno tiene que aprender a sentirse bien con lo que tiene y si lo que tiene es un trabajo precario, un jefe que te puede despedir sin penalización ninguna y un Estado que no te ofrece grandes servicios sociales, todo eso, nada tiene que ver con el descenso del bienestar (ya saben, lo de la “sociedad del bienestar “ es algo que empieza a pasar a la historia). ¿Es gratuito, entonces, que exista una ponencia que se titule “El despido interior”?

Tampoco podemos obviar que la empresa que financia dicho Instituto es Coca-Cola. Dejando al margen el negocio económico de la multinacional, no es  demasiado arriesgado imaginar que se necesita a un colaborador cuyo producto esté dirigido, principalmente, a los jóvenes.

Es decir, se trata, por todos los medios, de inhibir la expresión emocional, educar, desde la infancia, en la eliminación del malestar, en definitiva, cercenar la parte peligrosa del ser humano, aquella que puede hacer que la gran masa deje de ser borrego para convertirse en lobo y rebelarse contra quienes son los verdaderos culpables de la pérdida de derechos sociales a la que nos vemos abocados.

De eso, y no de otra cosa, trata la “competencia emocional” y de eso, no de otra cosa, se encarga la publicidad de dicho Instituto Coca-Cola de la Felicidad. A partir de ahora vamos a escuchar habitualmente en los centros la nueva moda de la emoción, por lo que deberíamos saber qué es en realidad y cuál es el objetivo que se persigue: nos hablarán de nuestro deber para “educar en la felicidad” pero debemos tener claro que, en realidad, nos están delegando la responsabilidad de “educar en la frustración”.

Una vez más, como siempre, la enseñanza se pone al servicio del control social.

 

Anuncios

Etiquetas:, , , , , ,

Categorías: Crónicas del País de las Maravillas

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

59 comentarios en “I Congreso Internacional de la Felicidad”

  1. José Miguel
    7 noviembre 2010 a 9:24 #

    El mito de la felicidad constituye también las coordenadas de un sistema educativo orientado a producir sujetos consumidores autosatisfechos en la democracia de mercado pletórico. Es el paradigma de la “formación de personas” actualmente vigente, y en este sentido se pueden entender los planes y programas de Bolonia. Para ello sobrarán todos esos contenidos académicos que puedan ofrecer recursos analítico-críticos sobre la realidad socio-política y económica del presente, pues serían muy perjudiciales para el “buen rollito” (este sintagma lo he leído en los carteles pegados en las paredes de las diversas aulas de mi centro) emocional. Si antes nos prometían el cielo, ahora nos prometen lo mismo, una Comunidad de los Santos terrenal.

  2. 7 noviembre 2010 a 11:18 #

    Excelente artículo, Mari Cruz, y muy inquietante. Sean o no ciertas las interpretaciones conspirativas , lo que sí parece evidenciarse es un plan perfectamente diseñado para su aplicación en el futuro inmediato. La introducción en el sistema educativo de estas habilidades emocionales persigue, efectivamente, prevenir la frustración de miles de estudiantes que, siguiendo las previsiones del modelo capitalista, no podrán encontrar empleo en el futuro. Añádanse dosis masivas de propaganda, entretenimiento embrutecedor y espejismos de rebeldía fácilmente controlables y tendremos el cóctel perfecto. Ya solo falta que comience el suministro de “soma”, como en la novela de Huxley.Aunque, bien mirado, igual utilizan la plataforma de la bebida patrocinadora para su distribución. En fin, no quiero preocuparme, me voy a practicar mi hora de meditación…con una coca-cola en la mano, naturalmente.

    • 7 noviembre 2010 a 11:35 #

      ¡La chispa de la vidaaaaaa! ¿Os acordáis?
      Muy bien planteada, Mari Cruz, la relación entre “terapia emocional”, fracaso, control de la población y afán de lucro. ¡Y los habrá que sigan creyéndose que vivimos un mundo de una modernidad espectacular! ¡Si esto no es más que totalitarismo y hombre-masa decimonónico!

  3. Francisco Javier
    7 noviembre 2010 a 11:30 #

    Mari Cruz:

    Con tu permiso voy a difundir tu artículo a los cuatro vientos. Es de una claridad, de una clarividencia ejemplar. En efecto, el Budismo (o más bien, las versiones comerciales adulteradas y fuera de contexto que han sido importadas del lejano Oriente a Occidente) es dentro de su infinita profundidad, una filosofía de la vida que se aviene muy bien con los intereses del Capital, que lo que menos desea es una población dispuesta a la rebelión y la lucha armada si se tercia. Aceptar el destino, la fatalidad inmutable, como un designio inviolable y además encontrar la felicidad en esa Miseria, con la única esperanza de desaparecer del todo, de aniquilar para siempre esa voz interior que grita su sufrimiento,…, ¡qué mejor antídoto cabe esperar para todas esas masas de parias redundantes, superfluos, baldíos, prescindibles, reemplazables, pura carnaza y ejército de reserva.

    Si los de la Coca-Cola se les ocurre aparecer por mi Centro vestidos de monjes y monjas, les haré entrega de tu artículo y con amabilidad budista, les diré que me parecen lamentables, reaccionarios en el peor sentido, cutres y estúpidos. Que lo que plantean es aún peor (más perfecto) si cabe que el Cristianismo, históricamente manipulado por el Poder para aquietar al pueblo oprimido (el Cielo de los pobres y todas esas gaitas.)

    Estupendo artículo. Un saludo, Mari Cruz.

  4. 7 noviembre 2010 a 11:56 #

    Me gustaría leer las ponencias del congreso (ya que me es imposible asistir en persona) antes de opinar. Tienes razón en lo que dices, aunque puede que los tiros vayan por otro lado, habrá que esperar a ver lo que tienen que decir los ponentes. A priori, el nombre de la coca-cola no me da muy buena espina, pero losponentes sí que me ofrecen bastante credibilidad.
    Sobre el tema del control de la población, podemos luchar contra él a través de la información. La persona infrmada puede pensar por si misma.
    La verdad nos haá libres.
    Saludos.

  5. Zaloa
    7 noviembre 2010 a 13:45 #

    Hace tiempo que no leía nada tan lúcido, de veras. Cuando veo a tanto Occidental metido a pseudomístico
    siempre pienso en lo bien que le va a las castas superiores en la India para mantener su status quo.

    El hecho de que el congreso lo organice Coca Cola, implicada en agotar reservas de agua en la India, de cargarse a sindicalistas en Colombia, de vender una bebida tan nociva para la salud… no commnet.

    Gracias por el post, esto sí es “enlightenment”.

  6. Ana Belén
    7 noviembre 2010 a 15:32 #

    Un artículo inquietante y clarificador. Con respecto a dudar de las teorías conspiratorias, me viene a la cabeza el famoso dicho: “piensa mal y acertarás”. A mi ya no sólo me preocupa lo que estoy viendo, sino que empieza a darme miedo tanto intento de manipulación mal disimulada. Como dice Francisco Javier, este es un artículo para difundir. Un saludo.

  7. Limbania
    7 noviembre 2010 a 15:45 #

    Muy lúcido el articulo . Estoy pasmá, como diría Alfonso Guerra.
    Hay que ver hasta dónde llega la imaginación a la hora de elaborar mixtificaciones ideológicas desde el poder económico y lo dispuestos que están los nuevos sacerdotes de la Iglesia Emocional de los Ultimos Días a vender la chispa de la vida.
    Pero a quién creen que van a engañar los cocacolos estos. A otro perro con ese hueso.

  8. Jesús San Martín
    7 noviembre 2010 a 16:35 #

    Fijaos en el parecido entre la crisis del 29 y la actual, y lo que entonces se hizo (felicidad estilo soma o toma cocacola para ser feliz)

    “Puede que mañana sea legalizada en California, pero lo será pasado en todas partes. Para recaudar, claro, pero no sólo. En 1933 se levantó la Ley Seca para que se pudieran ahogar las penas en alcohol, y se recaudó. Ahora se legalizará la marihuana para recaudar y para calmar a quienes la crisis pueda hacer sentir nerviosos.”

    http://www.eleconomista.es/economia/noticias/2553632/10/10/Las-consecuencias-de-la-crisis-Nino-Becerra-y-la-legalizacion-de-la-marihuana.html

    ¡Soma, quiero soma, soma ,soma!

    • Mari Cruz Gallego
      8 noviembre 2010 a 19:52 #

      El otro día leía (también en un artículo de Niño Becerra) el “pronóstico” de la legalización de la marihuana para 2012/2013 y la comparación, como tú haces, la situación con el levantamiento de la Ley Seca en 1933. No sé hasta qué punto puede llegar a ser cierto, pero si a partir de ahora se empiezan a dar voz a las campañas pro-legalización (fijaos en California), podemos intuir hacia dónde camina el asunto. A mí realmente, la legalización de la marihuana me da igual, lo que me enerva es que se venda (igual que con otras leyes) como un avance social o progresista, cuando únicamente se hace caso a este tipo de iniciativas cuando el mercado o el poder lo necesita (se aprueba la ley antitaurina en Cataluña y la venden como triunfo de los grupos pro-animales, cuando en realidad es una campaña nacionalista; se aprueba la ley del matrimonio homosexual y lo venden como el triunfo de los derechos de la sociedad cuando fue un arma para ganar votos y si no hubiera sido necesaria, ni siquiera se hubiera planteado y todavía estaríamos en las mismas). Es decir, en este mundo progresamos o retrocedemos según convenga en un momento dado. Así que, que nadie venga a decirme que avanzamos. Un saludo.

  9. Ania
    7 noviembre 2010 a 16:56 #

    ¡Ójala fuera la cosa de “la felicidad” tan sencilla!. ¡Que me apuntaba!

    Igual se aplaca alguno de los sicópatas que pululan por mi centro…

    • Ania
      7 noviembre 2010 a 17:34 #

      Este artículo tan agradable de Mari Cruz me encaja “significativamente” con otro que leí hace un par de días en forma de entrevista de un conocido rotativo a una sesuda especialista en el estudio de los efectos secundarios de la marihuana ,

      Dicha especialista aseveraba que , incluso entre nuestros adolescentes totalmente enganchados, éstos disponían de un periodo de hasta cinco años o más para compensar neuronalmente a la perfección los desaguisados que dicha droga les está produciendo en la actualidad; que, si en este tiempo no pasan a mayores , pueden llegar a restablecerse por completo sin ningún tipo de secuelas.

      Va a resultar que el pasotismo, negacionismo y proteccionismo que sufrimos sus docentes por parte de los padres de las criaturas, unido a la obligación de mantenerlos en clase a toda costa disrumpan lo que disrumpan por parte del equipo directivo que persigue activamente a los que se nos ocurre poner partes de faltas torturándonos con el “ESCUCHO TU VERSIÓN ESCUCHO SU VERSIÓN” toda la caterva de obligados de la ESO, la Diver,los PECEPIs e incluso los Bachilleratos devaluados y demás que tomen CocaCola, hachís, y lo que les haga falta mientras les sirva para aguantar la escuela sin abandonar pues igual va a ser que no andan descaminados y los profesores estamos siendo alarmistas.

      Que aguanten FELICES estos cinco años y luegoooooo…….ya se “curarán”.

      A los profes en general , como dice Jesús san Martín: soma, soma y más soma, excepto a los sádicos aficionados a la mierda de LAS DOS VERSIONES (aplicada sañudamente contra los docentes que quieren exterminar): a ésos: cicuta. A secas.

  10. almu
    7 noviembre 2010 a 17:33 #

    Una persona frustrada es capaz de encontrar soluciones para salir de su situación? Una persona deprimida tiene la fuerza suficiente para tirar adelante? Cuantos niños hoy en día se frustran cuando no se les puede comprar unas Nike? Creo que de lo que se trata es de empezar a educar de otra manera, para precisamente dejar de ser borregos y eso solo lo haremos si somos capaces de saber cuales son nuestras capacidades innatas, no solo las intelectuales. El sistema actual nos llena de contenidos que utilizamos para aprobar exámenes, pero sabemos como gestionar nuestro malhumor, el de culpabilizar a los demás, el de enfadarnos cuando no sale algo bien? Seamos sensatos, todo lo que sea enseñarnos a conocernos nos ayudará a ser más libres, a elegir, a aprender a decidir en base a lo que nos es mejor. Rudolf Steiner basó su pedagogía en este tipo de enseñanzas a través del arte y la libertad personal.
    Estoy de acuerdo completamente en el tema del esponsor: Coca-cola … felicidad y salud, primero que empiecen a hacer de su bebida algo saludable, segundo que colaboren con trabajos dignos y luego que se dediquen a fomentar jornadas como estas. Sobre el Punset creo que ahora ya le gusta demasiado eso de los medios de comunicación y la divulgación de su obra. Sin embargo el Sr. Urra es muy bueno.
    Saludos

    • 7 noviembre 2010 a 18:56 #

      Mire usted, Almu, confundir la enseñanza con la “gestión” de las emociones, y contraponer los “contenidos” a un presunto “conocernos a nosotros mismos”, es algo así como creerse que la cumbre del saber humano está en los libros de autoayuda de los quioscos de prensa. De cualquier manera, está claro por dónde andan los tiros. Cita usted al padre fundador de la Sociedad Antroposófica Alemana, un grupo esotérico de espiritualismo biodinámico. Vamos, que a falta de soluciones concretas para los problemas del día a día que se nos presentan, pues no damos a la espiritualidad leyendo el Fausto de Goethe. Si lo que yo digo. Que en el aire hay psicotrópicos, fijo.

      • 7 noviembre 2010 a 19:26 #

        Perdón, corrijo una errata. Donde digo “pues no damos a la espiritualidad” quiero decir “pues nos damos a la espiritualidad”.

    • Francisco Javier
      8 noviembre 2010 a 10:28 #

      Una persona con las cualidades intelectuales bien puestas tiene muchas más posibilidades de afrontar sus problemas (por ejemplo, una enfermedad mental) que si es un tarugo con encefalograma plano. Científicamente comprobado.

  11. Mari Cruz Gallego
    7 noviembre 2010 a 19:08 #

    Gracias a todos por vuestros comentarios. Imagino que el tema del budismo (del que poco sé, la verdad) es una simplificación occidental para adaptarlo a las necesidades de nuestra sociedad. Por otro lado, el que sea la intención expuesta en el artículo la que se persigue con el congreso o no (no deja de ser una hipótesis) de poco importa. Lo verdaderamente estremecedor, en mi opinión, es la poca actitud crítica de gran parte del profesorado ante esta situación y, sobre todo, el hecho de que entre los mismos profesores se extiende cada vez más la actitud maternal ante los estudiantes; actitud que fomenta el aumento de la protección (como si nosotros fuéramos los encargados de su felicidad). Creo que es una situación buscada, con una finalidad, y no casual. La palabra “maestro” o “profesor” tiene hoy el sema de “madre” o “cuidador” y muchas de estas mamis de la enseñanza son felices asistiendo a congresos como éste (con tilde).
    Por cierto, el congreso no va destinado especialmente a centros de enseñanza, sino que es abierto, pero el hecho de que se difunda incluso en los mismos institutos da mucho que pensar…
    Un saludo a todos 🙂
    Un saludo a todos 🙂

  12. Francisco Javier
    7 noviembre 2010 a 21:21 #

    El problema fundamental de nuestros alumnos no es que estén tristes. No sé donde leí que el nivel de autosatisfacción y de buen rollito entre la juventud española era más que aceptable. El problema es que su preparación es deficiente, que los niveles de fracaso escolar son muy preocupantes, que su incultura es bestial, que el futuro laboral de legiones de alumnos es oscuro, que muchos carecen de recursos mentales para enfrentarse a una realidad dura, competitiva, complicada,…, y que este sistema educativo les condena a perpetuar todas esa carencias.

    • Jesús San Martín
      7 noviembre 2010 a 23:00 #

      Tú lo has dicho Francisco Javier, la realidad es dura, complicada y competitiva, y la secta haciéndoles creer que todo es buen rollito, que no hay que esforzarse nada y evitando todo juego competitivo donde podrían aprender algo sobre la vida mientras juegan. Los años venideros serán de mucho sufrimiento y mucha lucha, si tuvieran cultura y capacidad crítica ya se estarían dando cuenta de a qué se parece esto y lo que conlleva: el monstruo está suelto y mirándonos, mientras nosotros andamos tranquilamente por la calle, pero el monstruo va a morder y con ganas ¿No ven que están cerrando las tiendas de las calles principales? ¿Que cada vez más gente de su entorno está en paro? ¿Qué bajan los sueldos? ¿Qué suben los impuestos de los productos básicos? ¿Qué la situación política es desastrosa? ¿Qué sólo deben cambiar los nombres de Gran Bretaña por EEUU y Alemania por China? ¿La caída de 2008 por 1929? Te daré un dato que no pueden tergiversar las estadísticas: el 30% de los vehículos industriales está parado por falta de trabajo,………RIP

    • Francisco Javier
      8 noviembre 2010 a 10:19 #

      Se me olvidaba: no sólo que la preparación es nefasta y que el panorama educativo cada vez se enrarece más y más, y produce arcadas. Es que además, la falta de educación, de respeto por todo y todos, la pereza general, la vagancia institucionalizada (un alumno me decía recientemente que en su familia repetir 3º de la ESO era una tradición…¿?), el hedonismo cutre-violento (soy capaz de lo que sea si alguien me niega mi derecho a ser feliz, aunque joda a toda el vecindario), la violencia de baja y alta intensidad, el niñatismo y el señoritismo, la soberbia, el perder media clase con el “siéntate en tu sitio y atiende”, “por favor, no grites y deja a tu compañera en paz”, etc. etc. etc., todo eso y más nos lleva al desastre social. Y todas estas cortinas de humo, estupideces y políticas de refuerzo de la falsa autorepresentación, no hacen sino profundizar más y más la miseria.

      Jesús San Martín lo expresa con toda claridad.

      Un saludo.

  13. Maximiliano Bernabé Guerrero
    8 noviembre 2010 a 9:12 #

    Yo también voy a difundir este gran artículo. Lo de nuestra pasión por el budismo de supermercado, por lo oriental entendido como algo uniforme es de tontos. También nos podía dar por aficionarnos al Shinto japonés y al código ético del samurai y liarnos a mandobles. A lo mejor nos era más rentable. En un trabajo que tuve antes de dedicarme a la enseñanza, un compañero consiguió que le ajustaran la jornada (lo que ahora llaman conciliación) para poder asistir a unas ceremonias de unos lamas tibetanos, de cuya variedad budista él alardeaba de seguidor. A mí, por hacerme el gracioso o por ver hasta dónde se podía estirar la cuerda se me ocurrió preguntar al jefe “¿Y si yo me hago monaguillo en la iglesia de mi pueblo, también me dais permiso?” La respuesta fue “Ya estamos con ganas de joder…” O algo parecido.

    • Francisco Javier
      8 noviembre 2010 a 10:23 #

      Pues no entiendo porqué se mosqueó tu ex-jefe capullo. Tan serio es ser monaguillo como ser lama. O tan poco serio.

  14. 8 noviembre 2010 a 10:50 #

    Absolutamente de acuerdo con tus sospechas, Mari Luz. Comparto totalmente tu análisis. Lamento no disponer de tiempo para desarrollar mi pensamiento sobre la felicidad y el control social. Todo esto, como señalas, se veía venir. Y ya lo tenemos aquí. Mi idea, que no la puedo desarrollar, por cuestiones de tiempo, es que la felicidad no debe ser el objetivo de la ética, ni por su puesto, de la educción; sino la virtud y, a través de ella, la libertad. La felicidad se ha confundido con el hedonismo, por un lado, de la sociedad de consumo nihilista e individualista en la que nos movemos y, por otro, en una forma de adormecer, enajenar y objetivar al individuo, de tal forma que la rebelión y la protesta sean imposibles. Es decir, la felicidad como forma de control, en la línea en la que señalas. Es por eso que considero que el objetivo es la virtud, la fuerza, del latín. Esa fuerza, que es la voluntad, nos lleva a la libertad, el dominio de uno mismo en lo que se refiere a las pasiones y el pensar por sí mismo. Gracias.

  15. 8 noviembre 2010 a 17:49 #

    Siguiente paso: el instituto “No acabo de encontrar la felicidad pero sigo intentándolo” patrocinado por Coca-Cola y Brugal.

    Saludos desde la trinchera.

  16. 8 noviembre 2010 a 18:37 #

    La felicidad es un artículo de consumo y, como tal, sujeto a promoción y venta. Recuerdo el delirio del grandísimo Wilhelm Reich vendiendo acumuladores de “orgon”, algo así como la panacea, un invento parodiado en El dormilón, de Woody Allen, con aquel encantador “orgasmatrón”, del que salía el buen Woody chamuscadito…
    Y la selección del público es la adecuada, puesto que, por edad, sabiduría y gobierno, nada como los clientes adolescentes para caer en la las redes estratégicas de las multinacionales del felicismo…
    Ha faltado añadir eucarístico a Congreso, porque me temo que muchos van a acabar comulgando con ruedas de molino.
    En fin.

  17. Jesús San Martín
    8 noviembre 2010 a 18:52 #

    Me encanta sentirme idiota dos veces por semana, pensar “cómo no me he dado cuenta, seré idiota”, porque esa sentimiento te indica que aunque haces el tonto no eres un borrego, pero leyendo vuestras opiniones me siento idiota todos los días, “vaya ducha de agua fría, pero que abiertos se quedan los ojos” .

  18. 8 noviembre 2010 a 20:02 #

    Magnífico y luminoso artículo. Muy interesantes comentarios también, que inciden en lo inquietante del asunto. Chapeau, Mari Cruz. Atacas uno de los productos de la demagogia, la mitología y la superchería de los charlatanes de hogaño, una chorrada transversal, por usar un poco la jerga.

    El concepto difuso y etéreo de la felicidad se nos puede presentar como adormidera para la alienación colectiva, para la conformación de una sociedad acrítica. En la enseñanza esta “literatura de evasión” está en el polo opuesto al esfuerzo, gran jodienda de la educación tradicional. Ya el márketing vendía en su día “El inglés/el francés/el idioma x sin esfuerzo”, eslogan publicitario que a partir de una determinada edad el cliente puede denunciar por publicidad engañosa.

    En este gran mercado del mundo hay que vender lo que sea. McDonalds lo mismo te factura toneladas de grasa infecta que ensaladas “light”: lo importante es la cuenta de resultados. La empresa promotora del Congreso Intergaláctico de la felicidad es la número 1 en ofrecernos un brebaje infecto mediante todas las sugerencias, connotaciones y significados subliminales posibles. Y ha elegido como comerciales de lujo a los mensajeros de moda: vemos a los ubicuos Javier Urra, a Punset y a toda la peña, que un día nos venderán el agujero del donuts como concepto innovador. Sólo falta Ferràn Adrià. (Hay un paralelo entre “lo importante no es el sabor, sino el concepto” y “lo importante no es el resultado, sino el proceso”: camelística).

    El gran reclamo para vender cualquier producto o subproducto es el summum del márketing: la felicidad. ¿Hay quién dé más? En la vida eterna, en el cielo, pueden creer unos sí y otros, no. Pero en la felicidad tenemos que creer todos los humanos, porque todo el mundo aspira a ella.

    La felicidad es un término abstracto y concreto a la vez, polisémico, sociológicamente identificable en arquetipos, individualmente muy subjetiva. Si se trata de un autoengaño místico, pienso que es absolutamente necesario para el panorama inmediato: le bajamos el sueldo, le jodemos la pensión, le despedimos sin indemnización, pero usted, concéntrese en su fe interior, busque su aura y su punto G (g de gilipollas) y siéntase feliz. Lo mismo con la educación: le vamos a dar una enseñanza de mierda, a un gran sector de estudiantes el sistema sólo le va a proporcionar una guardería inútil. Y luego a buscarse la vida. Pero sea usted feliz, por favor, busque en su interior el camino. Relájese. Aprenda a disfrutar de las cosas pequeñas. Y beba Coca-Cola.

    De todo este rollo pseudomístico a la autoproclamada y nociva “pedagogía de la felicidad” sólo hay un paso. Esta corriente didáctica, que inspira las mayores aberraciones educativas, ya la hemos mencionado en DESEDUCATIVOS y es uno de los pilares del pensamiento de Marchesi y cía.

    La sensación de vivir y la chispa de la vida de la Coca-Cola también han aparecido antes en DESEDUCATIVOS .

    Sin embargo, me temo, que tanto esta mercancía de pacotilla, como sus voceros y sus “spots” a algunos no nos hacen demasiado felices. Más bien nos provocan esa inquietud y ansiedad de que nos van a conducir al mismo vacío y al mismo fiasco al que nos han llevado otros supuestos edenes, que, o son pura vaciedad o son una forma más de eludir la realidad.

    • Francisco Javier
      8 noviembre 2010 a 20:56 #

      Pues que llevas razón. Un saludo, Mariano.

  19. Luzroja
    8 noviembre 2010 a 23:00 #

    Mª Cruz, tu artículo da qué pensar.

    El primer congreso internacional de la felicidad será el congreso de “la chispa de la vida” es decir hablar y hablar sobre la felicidad de consumo.

    Os copio el enlace a un artículo de Tres Guerres titulado: “de la felicidad”

    http://www.nodulo.org/ec/2003/n014p03.htm

    • Francisco Javier
      9 noviembre 2010 a 11:11 #

      Gracias por el enlace: el artículo está muy bien. Es muy acertado el término que empleas: LIBERTAD DE CONSUMO. Pasa lo mismo con la libertad. ¿Qué es lo que entiende el Común de los mortales cuando afirman ser libres (y en esta sociedad la inmensa mayoría cree ingénuamente serlo)? Pues sencillamente: LIBERTAD DE CONSUMO, LIBERTAD DE MERCADO. Puedo comprar lo que me da la gana = Puedo ser féliz = Soy libre.

  20. Xoia
    8 noviembre 2010 a 23:11 #

    ¡Madre del amor hermoso! ¡Lo que hay que ver!

    ¿Para cuándo una asignatura de risoterapia en el máster del universo que hay que cursar ahora para ser profesor? Ya puestos… Así nos resultará más sencillo educar a nuestros alumnos para ser felices.

    Pues servidora opina como Lisa Simpson, que en un capítulo de los conocidos dibujos sentenció una gran verdad: a medida que aumenta la inteligencia, disminuye la felicidad. Y no puede ser de otro modo. Ningún ser inteligente puede ni siquiera soñar con ser feliz viendo la porquería de mundo que la humanidad ha creado.

    Por cierto, debería ser DELITO que las empresas privadas se anunciasen de este modo en los centros de enseñanza. Yo a esto le llamo propaganda e incitación al consumismo, y punto, qué felicidad ni qué gaitas… Creo que no está lejos el momento en el que aparecerá publicidad en los libros de texto (si es que con tanta obsesión por introducir los ordenadores en las clases nos dejan seguir usando libros de texto)…)

  21. 9 noviembre 2010 a 8:42 #

    Tenemos al maestro Punset para ilustrarnos: felicidad, flujo, objetivos, etéreo, pseudomistico y en la línea:

    Y si el maestro Punset no nos pone, siempre nos quedarán los clásicos de la horterada, con los que nos podemos evadir y alienar:

    Hablando de Congresos que van a conmocionar la educación, he aquí otro que tiene que ser la repanocha

    aquí

    Aquí podemos ver una reseña del mismo no muy adicta, que digamos.

    • Francisco Javier
      9 noviembre 2010 a 16:58 #

      O sea, que cuando trabajo fluyo, tengo feedback y por eso soy más feliz. ¿¡Pero de dónde ha salido este tío!? ¿¡Qué mierda es esta!? Definitivamente, y lo digo totalmente en serio, el problema de Punset es que tiene muy, muy pocas luces.

      • 9 noviembre 2010 a 18:02 #

        Si se analizan las frases de Punset (y otros) desde un punto de vista lógico-semántico, son un puro disparate y un camelo. Ferràn Adrià no le anda a la zaga, aunque todavía no se ha metido en la educación, todo se andará. Pero el problema comunicativo es que si esas frases vacías y asemánticas se ponen en contexto, se pronuncian con la entonación adecuada y uno ha hecho el viaje iniciático, por supuesto que venden, que es de lo que se trata. Y con el éxito que tiene el ilustre Punset con su genial mercadotecnia, él sí tiene que sentirse muy, pero que muy feliz. Razones no le faltan,

      • Jesús San Martín
        9 noviembre 2010 a 19:24 #

        ¿Estás seguro de que Ferràn Adrià no se ha metido en el asunto?
        Y este librito en tapas duras, por sólo 50 euros, llenos de fotos y poco texto
        COMO FUNCIONA EL BULLI: LAS IDEAS, LOS METODOS Y LA CREATIVIDAD DE FERRAN ADRIA
        de ADRIA, FERRAN y ADRIA, ALBERT y SOLER, JULI
        PHAIDON PRESS LIMITED, 2010
        Mientras haya g….s que pagan por una tortilla deconstruida……!
        Otro Punset engañabobos que sabe de mercadotecnia.

  22. Jesús San Martín
    9 noviembre 2010 a 12:03 #

    En este enlace queda claro para que nos bajan el sueldo a los profesores (y al resto de los funcionarios y despiden en el sector privado, pero no bajan el sueldo a los nombrados a dedo)

    http://www.cotizalia.com/en-exclusiva/cajamadrid-bancaja-refinancia-deuda-vencimientos-20101109-60803.html

    (No dejéis de leer los primeros comentarios de los foreros)

    El aval del estado quiere decir que los avalamos, y pagamos, con el sudor de nuestra frente. Ya se sabe, el dinero público no es de nadie, y el estado somos todos, pero para que nos chupen la sangre. Me imagino que a todos los que tienen una hipoteca, antes de que los desahucien, los avalará el estado, de lo contrario esto me suena a la ley del embudo y a pitorreo padre. ¡Tranquis! ¡buen rollito¡ y sobre todo ¡ser felices! ¡Que para salir de la crisis sólo se necesita optimismo! Aunque si os digo la verdad, para levantarme sólo necesito que me quiten el pie del cuello.

  23. Francisco Javier
    10 noviembre 2010 a 15:08 #

    Cuanto más me entero de lo que pasa en este mundo, más siento la necesidad de huir a otro planeta, de desconectar o de hacerme terrorista. No sé porqué se mehabrá ocurrido entra en esta página:

    http://www.elsercreativo.com/

    Es de verguenza todo lo que se dice, ¡y qué encima cobren una barbaridad por escuchar a estos charlatenaes de feria! Entre las ideas brillantes esta la de hacer un concursito para premiar la idea más genial. La cito:

    IDEA: TU PROPIO ESPACIO FÍSICO…OTRA PERSONA LO PUEDE PISAR…. TU PROPIO ESPACIO EMOCIONAL…OTRA PERSONAS JAMÁS LO PUEDE PISAR…. ES NECESARIO QUE EL SER HUMANO ENTIENDA QUE NACE UN UN MISMO MUNDO PERO CON DIFERENTE VIDA . TIENE QUE CONSTRUIR SU PROPIA VIDA; ESO SIGNIFICA QUE, PISARÁ UN MISMO ESPACIO FÍSICO CON OTRAS PERSONAS PERO SU ESPACIO EMOCIONAL LO CREA CADA SER HUMANO, DESDE SU PROPIA CREATIVIDAD DE LO ORIGINAL Y LO NOVEDOSO QUE DECIDE UTILIZAR A CADA INSTANTE. UN SALUDO PARA TODA LA ORGANIZACIÓN Y PARTICIPANTES QUE HACE POSIBLE ESTE EXTRAORDINARIO EVENTO DEL I CONGRESO DE MENTES BRILLANTES Y QUE TAMBIÉN NOS PERMITE PARTICIPAR EN ESTE CONCURSO QUE DE ALGUNA FORMA, ES OTRA OPORTUNIDAD PARA LAS PERSONAS QUE EN ESTE MOMENTO NOS ES IMPOSIBLE COMPRAR UNA INCRIPCIÓN PARA PODER ASISTIR A ESTE EXTRAORDINARIO I CONGRESGO DE BRILLANTES MENTES. CONCEP S.G. MURCIA

    No tengo palabras.

    Tampoco tiene desperdicio lo siguiente: unos consejitos de los sabios para SER PERFECTO.

    http://www.elmundo.es/elmundo/2010/10/22/andalucia_malaga/1287775573.html

    En fin, podréis encontrar MIERDA de esta a toneladas en la red. Prefiero no seguir.

    También el MARINA se suma a la nave de los locos y si a alguno nos pareció moderno lo del e-learning, eso ya es una anticualla, pues -como nos informa Marina en un artículo aparecido en El Mundo Orbyt- en menos de nada iremos todos con cascos biocibernéticos que nos permitirán estimularnos hasta el orgasmo (de placer de aprender), estaremos interconectados con el Universo, con el último libro del autor (que es una máquina), con Dios y la madres que lo parió y no sé cuantas cosas más, porque hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad y uno no debe ser rancio, cobarde y anticuado, porque eso es de bobos y fachas. Se acabo eso de hincar codos, ahora se aprenderá (como se decía a los vaguetes en mis tiempos del insti) por hósmosis (en vez del libro en el sobaco con electrodos psicotrópicos). No pongo el enlace porque había que darse de alta en el orbyt ese y no me apetece. Disculpad el desorden de ideas, pero es que entre Punset, Marina y mi 3º B de la ESO a última hora me he puesto creativo. (Prefiero mil veces por cierto a mi 3º B -¡iy mira que son insoportables!), que una entrada para la mierda esa de congreso de mentes brillantes.)

    Saludos.

    • 10 noviembre 2010 a 17:08 #

      Mirando los titulares del enlace de EL MUNDO uno ve todos los temas transversales del currículum. Es el libro de autoayuda y un programa matinal de telebasura elevado a la categoría de concepto existencial y cuasi-religioso. !Cómo se lo pasan!

    • Xoia
      10 noviembre 2010 a 21:18 #

      No me gusta decir tacos en Internet, pero creo que voy a escribir alguno ahora mismo… En los comentarios de El Mundo sobre este congreso de “mentes brillantes” de Málaga alguien dice el precio de la entrada… ¿1200 euracos del ala, ni más, ni menos!

      Pues lo dicho, ahí va el taco, JODEEEERRR, y yo estudiando en mis ratos libres para intentar mejorar mi calidad intelectual. Si es que algunos somos imbéciles, estudiando nunca llegaremos a ser mentes brillantes. Estos tíos sí que saben brillar, y de qué forma, vaya pedazo de estafa, vaya dineral, vaya pasta gansa… Estoy pensando seriamente en abandonar mis estudios de la UNED para dedicarme a montar una secta, o a dar cursos de autoayuda, o tal vez ofrecerme como ponente de alguna giligaitada de éstas y así forrarme estafando a los demás cobrando entradas de cifras astronómicas…

      Esta gente sí que sabe “brillar”, pero con el brillo del vil metal. ¡Qué asco más grande y qué arcadas!

    • 14 noviembre 2010 a 18:11 #

      ¡Verdaderamente escandaloso, Francisco Javier! Y el Punset y el Marina forrándose gracias a los incautos que van a oirles predicar buenismo senso-emocional. ¡Qué estafa!

  24. 14 noviembre 2010 a 14:25 #

    Él sí estuvo allí. Otro ex-ministro centrista (era del PP pero hizo el viaje al centro) comparte con los lectores de EL PAÍS de hoy el inmenso gozo y la profunda sabiduría de la doctrina. Se puede leer aquí. Esto no hay quien lo pare.

  25. Mari Cruz Gallego
    14 noviembre 2010 a 18:31 #

    Sobre educación en concreto, en el congreso de Málaga:

    http://www.elmundo.es/elmundo/2010/10/21/andalucia_malaga/1287680464.html

    • Jesús San Martín
      14 noviembre 2010 a 19:05 #

      Ya estamos con la frases vacías:

      “Una persona no es un cubo vacío, educar significa sacar de dentro”.
      Y yo sin saber que ya soy bilingüe en inglés, que lo llevo dentro.

      “Un profesor no puede dedicase a mostrar la complejidad de las cosas ni a lucirse, porque está para que la gente aprenda”
      Evidentemente, los alumnos saben que las matemáticas son sencillas y triviales, que no tienen ninguna complejidad. El profesoe les sobra.

      “genio se nace y a imbécil se llega y, en medio, está el sistema educativo” Claro, claro, por eso todos los premios Nobel, incluso Einstein, fueron a la universidad.

      “crear es una actividad que resuelve problemas”
      Todos sabemos que Miguel Angel no era creativo, porque no resolvió problemas.

      “sólo se consigue innovar solventando problemas cuando aceptamos que la intuición y el inconsciente es una fuente de conocimiento tan válida como la razón”.
      Todas las personas que han innovado primero han aceptado este mantra, de lo contrario no podrían haberlo hecho.

      “Enlazado con este asunto, está el de la gestión de las emociones, algo que este GENIO cree que debería incorporarse al sistema educativo, junto con el trabajo en equipo.”
      Si Velázquez pintó Las Meninas, trabajando juntos cien de nosotros pintaremos una obra mejor. Por otro lado, la forma de gestionar las emociones y trabajar en grupo ¿es algo que este genio realiza con su mujer y 100 más en una cama redonda?

      • Francisco Javier
        14 noviembre 2010 a 20:14 #

        Jesús, si es que no se merecen nada. Sencillamente no tienen vergüenza. ¡Aprovecharse así de la gente! ¡Qué falta de ética!!

    • 14 noviembre 2010 a 21:20 #

      Las paridas sobre educación de ese Congreso de Málaga son para temblar porque refuerza el fondo del discurso disolvente y estulto de la pedagogía al uso. Ahora bien, si leemos alguno de los comentarios del enlace que nos das redactado por los lectores, hay algunas voces críticas. No todo es aquiescencia y tragarse el jarabe de los gurus buenistas.

  26. 15 noviembre 2010 a 14:50 #

    Queridísimos amigos deseducativos:
    Últimamente os veo muy preocupados por la felicidad, bien cuyo inestimable valor tiempo ha quedó demostrado en un anuncio del desparecido analgésico Calmante Vitaminado. Los lobos más grises de esta manada seguro que lo recordaréis. Era tal que así:
    Escenario: un arcádico paisaje que hacía pensar en la antigua Grecia. Personajes: un joven vestido de toga y un anciano de plateados bucles y similar indumentaria, en la línea ambos de la mencionada enmarcación espacio-crono-cultural.
    ACTO PRIMERO Y ÚNICO
    Escena primera y única
    JOVEN.- Dime, Academo, ¿qué es la felicidad?
    ANCIANO.- Hijo mío, la felicidad es la ausencia del dolor.

    Suene esta canción acompañada de alborozada música:
    ¡Calmante Vitaminado te devuelve la alegríaaaaaaaa!

    TELÓN

    Luego vino la chispa de la vida, el Peret y lo que podáis imaginar, así que Punset y Cía ni siquiera pueden presumir de originales, ahora bien, ¿os creéis que la cosa se queda ahí? Pues mirad esto:
    http://www.elpais.com/articulo/internacional/Gobierno/britanico/medira/felicidad/ciudadanos/elpepuint/20101115elpepuint_10/Tes

    Así está el tema, queridos, y nosotros citando a Huxley y hablando de virtud. Estos son los tiempos que corren: mucho me temo que estamos más cerca de Paleto Hortera y del soma, del coma y de la sima que de la cima. La libertad nunca ha sido fácil, habrá que echarle, virtud, heroísmo y lucidez.

    • Francisco Javier
      15 noviembre 2010 a 15:42 #

      Pues si los de Bután son muy felices, nosotros mucho más que para eso hemos ganao el Mundial y además tenemos la paella y los toros y buen vino y sol y playa. ¡Que España es mu bonito!

      Y -en serio- no te quepa duda de que si esta Imbecilidad se hace en Inglaterra (¡pobre Inglaterra!), aquí se hará también y muy pronto.

      Un saludo, Pablo.

    • 15 noviembre 2010 a 16:23 #

      ¿Y ese gran capullazo de Cameron cómo medirá la felicidad de todos los funcionarios y empleados públicos a los que va a despedir? Y la dicha de los parados, ¿con qué parámetros la medirá? Charlatán de feria, embaucador, podría haber sido incluso hasta ministro de Educación.

  27. Luzroja
    15 noviembre 2010 a 19:15 #

    A mi eso de medir lo que me enseñaron en la escuela que era un sustantivo abstracto, me descoloca en mis más profundos principios.
    Ya nos lo decía Don Manuel: – “Sustantivos abstractos son los que no se pueden, ni ver, ni tocar, ni oler, ni medir” y nos decía -“”A ver chicos, a qué huele el miedo, y la esperanza cuánto pesa, y la felicidad de qué color es? y cuando encontrábamos un sustantivo que no sabíamos bien si sería o no abstracto, nos hacíamos esas preguntas, y si no se podían contestar, pues ¡bingo” era abstracto.

    Si nos miden la felicidad qué unidad de medida emplearán: será el metro (los españoles son 325 metros felices) o el litro (los ingleses están llenos de 45 litros de felicidad) o el gramo ( los franceses tienen de promedio 467 gramos de felicidad).

    Escoger una unidad de medida supongo que no será problema, con usar cuantificadores psicológicos se apañarán, así podremos decir que los españoles son casi felices o medianamente felices, o a veces sí y a veces no,

    Después veremos interpretaciones de gurús, así, nos pueden decir que los altos y guapos son más felices que los bajos y feos, pero que los feos y altos son medio felices, pero los altos y pobres no son muy felices, aunque los feos y ricos sí que lo son, sin embarbo los bajos ricos no lo son tanto. .. Imaginen ustedes si introducimos otras variables, como por ejemplo la edad, el sexo, el color de la piel, la confesión religiosa, el origen, la región donde se vive etc. miles y miles de estadísticas para dar trabajo a los “innombrables” y proporcionar datos a la mercadotecnia.

    Ah, por supuesto, todas estas medidas las harán si plantearse, ni por casualidad, qué diantre es la felicidad.

    • 15 noviembre 2010 a 22:57 #

      Es fácil, Luzroja. ¡El eudaimonómetro! Fulanito mide 20 eudaimones y Zutanito 15. ¡Chupao!

  28. Helena
    28 diciembre 2010 a 16:34 #

    ¡¡¡¡Enhorabuena Mari Cruz!!!

    Me ha gustado muchisimo.
    Eso explica que los profesores hoy en día tengamos que anteder interminables sesiones de sicoterapia de los alumnos , que vienen a contarnos que ellos tienen que aprobar porque sus parientes están enfermos, y que por eso tienen que aprobar a toda costa, y claro ¡¡pobrecitos no vayan a frustrarse!!. Nuestra actividad como especialistas, que transmiten conocimientos de una materia, ha quedado reducida al mínimo, y nuestra tarea se ha convertido en la de aprobar a todo aquel, no ya que se presente, sino que esté matriculado. Y eso sí, expuestos a que nos cuestionen ante cualquera nuestra actuación como docentes: defensor universitario…etc… y con nuestra carrera profesional condicionada a la valoración de nuestros alumnos en las que se les pregunta si usamos ppoint en clase, y la financiación de los gastos del departamento condicionada a que el número de alumnos aprobados sea igual o superior a la del curso anterior…… ¡¡¡que nadie se frustre!!!! y menos por tener que esudiar.

  29. Helena
    24 enero 2011 a 15:56 #

    Así el afán de potenciar las tutorías como recurso del docente.
    Por experiencia a tutorías los alumnos no solían venir, y sólo algunos, muy pocos, antes de los examenes. A resolver algunas dudas. O después, a revisión a ver lo que ha pasado.
    Ahora se trata de que los alumnos vengan a tutorías a contarnos su vida y milagros: rollos mil, que si mis padres están malos, que si me duele tal, que si un accidente de tráfico. Lo que no se hace estudiando, pues dando pena. Y funciona…y ¡hasta que punto!
    Claro, y en las encuestas de evaluación de la calidad docente, los mejores parados: los que tienen convertido su despacho en una romería, en un ir y venir de chismes locales, pues es muy importante saber si en clase tienes al hijo de tal o cual, que a su vez es novio/a de… y si el propio alumno no le hace notar el parentesco, es el popularísimo profesor quien transmite: noooo, si ya sabe lo bien que yo conozco a su familia, a su padre que es el notariooo, o mejor, otro profesor. Por aquello de tener su cuota entre las fuerzas vivas locales.
    A mis alumnos les digo en clase, que yo antes de ir a ella me la he tenido que preparar, y no les cuento la dificultad que he tenido para ello, ni tampoco, los imprevistos que me hayan podido suceder: averiías varias en mi casa, o parientes que se ponen malos en casa y no te dejan dormir, o niños que no duermen, o dolores y enfermedades propias o preocupaciones por esto o lo otro….
    Que considero muy en serio mi trabajo, para ir con monsergas varias a contarselas en clase.

    Pues, eso mismo espero de ellos.
    A mis alumnos les tengo un respeto infinito, como destinatarios de mi trabajo, que merecen que les dé lo mejor de mí.. Intento ser cordial en el trato, y si hay que hacer una broma o un chiste, pues se hace. Y responder cualquier cosa con amabilidad. Todo lo que exige la educación. Pero ellos son mis alumnos, no mis coleguis. No quiero con ellos ni intimidad, ni confianzas.

  30. Mari Cruz Gallego
    24 enero 2011 a 16:03 #

    Gracias por tu comentario, Helena.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Tweets that mention I Congreso Internacional de la Felicidad « DESEDUCATIVOS -- Topsy.com - 7 noviembre 2010

    […] This post was mentioned on Twitter by ObduliaQ, Maribel. Maribel said: #mehagustado I Congreso de la felicidad http://bit.ly/aSv8kt en textos deseducativos. Siempre poniendo el contrapunto que falta hace también […]

  2. I Congreso Internacional de la Felicidad - 7 noviembre 2010

    […] I Congreso Internacional de la Felicidad deseducativos.com/2010/11/07/i-congreso-internacional-de-…  por russell hace 2 segundos […]

  3. I Congreso Internacional de la Felicidad | Noticias - d2.com.es - 7 noviembre 2010

    […] » noticia original […]

  4. Slaps 2010/11/02 | Qmunty - 15 noviembre 2010

    […] Educar desde la escuela en la felicidad del consumo, para eliminar el vacío de la frustración y de…. Sin una mejora educativa radical es imposible el cambio de modelo productivo. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: