Retales (año: 1984). Educación para la ciudadanía, y la democracia, y la tolerancia, y la solidaridad, y la libertad, y el pleno desarrollo como personas humanas, y como seres responsables, y como los cretinos que somos (yo el primero, por supuesto)

 

Antonio Sánchez

 

Primer retal

Telediario de la 1. Sobremesa. El más visto. El más laureado. La locutora (la más vista, la más estimada) nos informa de la preocupación de las autoridades, y de los padres, y de los educadores, por vigilar el acceso a Internet de los tiernos-menores, que pueden sufrir ni se sabe cuántas agresiones por el uso incontrolado de la redes sociales, Facebook y Twitter, y todo eso tan maligno, verdaderos avernos de perdición TIC, que ocurre que en cualquier momento a nuestra tierna-criatura, que según la estimada locutora se pasa más de ni se sabe las horas dándole a la red social, le puede ocurrir que desde la pantalla le salte un falo enorme en 3D y le atice en un ojo, u obtenga una cita con un pederasta sin darse él ni cuenta, cosa que pasa como todos sabemos muy a menudo, o suceda que las fotos que le ha sacado a su dulce-compañera en bragas en una juerga descomunal, fotos que el pobre tierno-infante ha colgado en media docena de redes sociales, puedan ser vistas por él mismo y por los colegas borrachos de la juerga descomunal, montada en la casa de la susodicha en bragas, bragas compradas especialmente para la ocasión en cualquiera de las mil tiendas de la Gran Vía -ya no hay otra cosa- a las que acude frecuentemente con su preocupada y solícita madre-educadora. Los expertos (de los cojones, que no lo dice la gentil locutora, pero sí lo digo yo, porque al cabo, ¿quiénes leches son los tales expertos?) recomiendan adoptar una serie de medidas para impedir tan graves inconvenientes: situar el ordenador en el lugar más visible de la casa (Panoptikon), restringir el acceso de los gráciles-infantes a las redes y limitar el horario de uso, vigilar la sesión pegaditos al costado del indefenso-menor, etc, etc. Pero aún contamos con medidas más radicales y más de rabiosa actualidad. “Unamadre”, responsable ella y preocupada y solícita por doquiera, una adalid del madrerío de la caballería andante, nos explica que en su móvil de pantallón de última generación recibe un mensaje de la página que sus hijos están visitando cuando, a cualquier hora y en cualquier situación, entran los mozos a un sitio en el que hay palabras seleccionadas como pecaminosas por el programa que vigila e inspecciona la frenética actividad TIC de tan delicados-retoños. Orgullosa la madre-clueca exhibe feliz su pantallón, ufana de haber alcanzado tan alta gesta de atenta observancia, con las mechas recién echadas y sobre un fondo de elegante pero discreta decoración.

¡Arriba Pegamoides! ¡Que se ha vuelto loco el móvil y sólo me saca mensajitos de los “Legionarios de Cristo”!

Segundo retal

Cito (Europa Press):

“La Comisión de Igualdad del Congreso ha aprobado esta semana, a propuesta del PSOE y con la oposición del Grupo Popular, una iniciativa que pide al Gobierno medidas para eliminar los “juegos sexistas” y los “estereotipos” de los patios de los colegios, implantando protocolos que fomenten un juego infantil que no distinga por género.

En concreto, la Comisión ha aprobado una Proposición no de Ley registrada por el Grupo Socialista y enmendada por CiU en la que se pide al Ejecutivo que “se elaboren e impulsen protocolos de juegos no sexistas para que se implanten y desarrollen en los espacios de juego reglado y no reglado en los colegios públicos y concertados de Educación Primaria”, en colaboración con las comunidades autónomas.

Además, se solicita que “en cualquier actividad lúdica desarrollada en los citados Colegios de Educación Primaria se eliminen estereotipos que mantengan los roles machistas y se introduzca el concepto de igualdad entre ambos sexos”.

Un servidor pide al Congreso una proposición, no de Ley, mediante la cual se inste al fusilamiento inmediato de la Comisión de Igualdad del Congreso, habida cuenta del daño que esta Comisión puede provocar en las futuras generaciones, en nuestros actuales tiernos-infantes, que no tienen en absoluto la culpa, cuando juegan, de que hace ya unos cientos de miles de años ciertos homínidos se hubieran repartido ciertos papeles sociales de diversos modos, todos de la mayor dignidad y necesidad, y hubieran desarrollado ciertas estrategias para aprender tales papeles mediante el método de socialización más efectivo con que cuentan los mencionados homínidos: el juego. ¡Viva el juego libre! ¡Fuera los fascistas que no dejan que los niños jueguen a su aire! ¡Que no dejan que los niños puedan hacer de mamás-cluecas con móviles de última generación, de locutoras laureadas y de papás maltratadores! ¡Caña, Carlos!

Tercer retal

Me cuenta un buen amigo, de esos que te cuentan precisamente algo justo para que tú llegues y lo casques en “Deseducativos”, que una familiar suya, profesora, ha sido requerida en su Centro Docente para que ejerza la vigilancia del recreo en su guardia dulce compañía con el objeto de atender si los adorables-menores utilizan en el segmento lúdico, se supone que para jugar a juegos sexistas, el español, o hablan entre ellos la obligatoria lengua gubernamental de su histórica autonomía, esto es, el catalán. No sabemos si la mencionada docente-guardia de corps también va a tener que vigilar la implantación, al mismo tiempo, una vez que el Congreso se pronuncie en este sentido (al no atender nuestro requerimiento de fusilamiento inmediato), de la instancia de eliminación de los juegos sexistas, o si el gobierno de la histórica autonomía, gracias a apoyar al PSOE en las próximas elecciones, va a conseguir que los nens puedan seguir practicando el sexismo con la condición de que lo hagan en catalán. Seguiremos atentos a las pantallas.

Pero, mientras tanto… ¡Vamos, Lluis! Que somos pulardas. Nos cortan las alas, nos meten en una cueva y nos engordan hasta el día del convite. Y lo mejor de todo es que lo hace otra pularda. ¡Más gorda, y más incapaz de volar todavía que nosotros!

Anuncios

Etiquetas:, , , ,

Categorías: Crónicas del País de las Maravillas

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

36 comentarios en “Retales (año: 1984). Educación para la ciudadanía, y la democracia, y la tolerancia, y la solidaridad, y la libertad, y el pleno desarrollo como personas humanas, y como seres responsables, y como los cretinos que somos (yo el primero, por supuesto)”

  1. 31 octubre 2010 a 11:10 #

    No se puede decir mejor. Reconforta tanta sensatez.
    Un saludo

  2. MLL
    31 octubre 2010 a 11:53 #

    Me alegra Vd. el día. 1984 tenía que ser el año… ¿Somos los penúltimos a los que nos da náuseas esta patriótica estulticia?

  3. Jesús San Martín
    31 octubre 2010 a 13:13 #

    ¡Antonio! ¿Cómo te atreves a decir estas cosas? ¡Estás loco o eres un facha! Yo, además de loco y facha, al estilo de deseducativos, soy paranoico. Estas limitaciones al acceso de Internet, similares a esas de “hay libros que no se pueden leer”, son las primeras andanadas para controlar la red. En Australia ya lo buscan (http://www.absolutaustralia.com/el-gobierno-australiano-implementa-control-en-internet/) con cualquier excusa posible. Saben que la red es el aliado de la libertad, el conocimiento y la crítica, donde podemos sacar sus trapos sucios (ver siguiente post) y poco a poco formar una sociedad civil que se oponga a tanta –iba a decir locura- idiotez, manipulación y corrupción. La gran guerra será mantener la libertad e independencia de la red, o el calificativo de Gran Hermano será pequeño.

  4. 31 octubre 2010 a 14:44 #

    1984 no sabemos si es el título de Orwell o si se refiere a los años de la movida, en los que, bajo la influencia de la estética posmoderna, se nos empezó a dar gato por liebre y se trató de convertir el pensamiento rebelde en un molde blandiblú, con más identidad que ideología, más autocensura y más miedo a la libertad.

    Los tres retales que Antonio nos trae, acompañados de una pintiparada banda sonora, son una muestra del mismo paño. Hay entre ellos un hilo conductor común que nos lleva por los siguientes caminos:

    1.- Intento orwelliano de controlarlo todo, caricatura del reglamentismo más esperpéntico, triste manifestación de un fin de ciclo que se resiste a serlo.

    2.- Incompetencia absoluta, incapacidad de resolver problemas estructurales muy serios que desbordan a unos gerifaltes seleccionados por una lógica inversa a los principios de mérito y capacidad. Y que ofrecen al respetable un sucedáneo de la necesaria transformación que de ellos se esperaba, tan epidérmico como idiota.

    3.- Reliquias del tufillo posmoderno y pseudoprogresista en el que se ha instalado la pseudoizquierda que no quiere, no puede o no sabe cambiar lo que tendría que cambiar y que hace lo que dan de sí. Es la insoportable levedad del zapaterismo, de los pijo-progres, de los tontos y las tontas, de todos los necios que han medrado en la España de los pepiños, los montillas y los marchesis y dan la medida de lo que son.

    4.- Un poso de una mentalidad mojigata curil que se infiltró en el pseudoizquierdismo y el pseudoprogresismo tiempo ha. Quieren redimirnos, salvarnos y lo hacen a su manera. No se les puede pedir más. Lo políticamente correcto es sólo una muestra de la censura estulta de quien se escandalizaría leyendo a clásicos como Quevedo, Cervantes o Galdós. Como no los han leído, pues eso… todavía no los proscriben, aunque hace años que los han sustituido por sus manuales de autoayuda y su literatura barata.

    La propuesta de fusilar al amanecer a los tontos y las tontas de la Comisión de Igualdad del Congreso (¡qué razón tenía don Ramón María cuando decía que en España siempre era carnaval!) es muy benevolente, aunque parezca atrabiliaria y drástica. Yo obligaría a todos los diseñadores de programas de TV-educativa-aborregadora-consignera-ñoña, a los diputados parásitos de esa necia comisión de “igual da” y a las autoridades que intentan controlar recreos –en catalán, español o catañol- a hacer cursos de reeducación estilo maoísta hasta que terminaran reconociendo en público su estupidez, su impostura y su carácter absolutamente reaccionario. O simplemente ponerles orejas de burro, para que todo el mundo reconozca algo peor que su insoportable levedad: su insufrible necedad.

    • Jesús San Martín
      31 octubre 2010 a 16:27 #

      La desvergonzada televisión está retransmitiendo un partido de tenis entre Clijters y Wozniacki, perpetuando los roles de distinción de sexo y desigualdad. La mejor manera de implantar protocolos que fomenten un juego infantil que no distinga por género es que los niños lo vean en la TV. Nadal tiene que jugar con Serena Willians.

      • 31 octubre 2010 a 18:15 #

        No des ideas´peregrinas ni como broma, que luego terminan saliendo en el BOE. Y si no, al tiempo.

  5. Luzroja
    31 octubre 2010 a 18:30 #

    Amigos todos, nuestra hartura ante tanto despropósito no es una paranoia que los unos a los otros nos vayamos contagiando, hay todo un entramado filosófico en el que se encuadra todo cuanto en deseducativos vamos colgando, vamos leyendo, vamos destapando..

    Alberto Buela, filósofo argentino, con sosegada elocuencia, nos da una clase magistral.
    La clase se desarrolla en 7 vídeos, os pego el primero, después no podréis parar hasta verlos y oirlos todos.

  6. Maximiliano Bernabé Guerrero
    31 octubre 2010 a 18:59 #

    Antonio, lo que te cuenta tu amigo sobre el patio de concentración catalán es espeluznante, pero casos parecidos también se dan entre quienes no tenemos lengua vernácula (que entonces, la tendremos estofada). En un instituto en el que estuve, organizaron vigilancias de patio para evitar que los infantes y las infantas se… besasen. Aquellas mismas tipas del equipo directivo redactaron unas reglas sobre el … uso del papel higiénico en los servicios.

    • 31 octubre 2010 a 20:04 #

      En un libro suyo de universal proyección, el ayatollah Jomeini también daba instrucciones acerca de cómo limpiarse el trasero. A lo mejor esas señoras lo consultan.

  7. 31 octubre 2010 a 19:53 #

    Estimado Antonio:
    A veces tiene uno una sensación parecida a la de aquel conductor que, escuchando el mensaje radiofónico de que un loco peligroso circulaba en sentido contrario por su autopista, comentaba:
    – ¿Un loco, un loco? !Todos locos!
    Artículos como el tuyo deben hacernos perseverar en nuestra conducción en sentido contrario a la de tantos soplapollas como nos rodean. Un abrazo.

    • Alfonso Salas
      1 noviembre 2010 a 15:04 #

      yo siempre les explico ese chiste del conductor a los alumnos enteradillos.

      También me gusta el de los dos humanes (Mosterín dixit) bailando en la discoteca con estruendo de fondo. Uno/a le preguta a otra/o:
      -¿Estudias o trabajas?
      -Lo que – contesta el segundo/a (cansino eh?)
      – ¿que dónde trabajas?

      P.S.: en 2º de Bachillerato hay quien lo entiende.

  8. 31 octubre 2010 a 20:54 #

    Hablando muy en serio: Jesús San Martín nos ha facilitado un enlace a WikiLeaks. Me he metido en esa página y en ella hay a su vez un montón de enlaces; pues bien, el único que no lleva a ninguna parte (por más veces que lo he pulsado) es el de páginas de WikiLeaks en español: ¿me está pasando solo a mí? Sigo hablando en serio: llevo mucho tiempo diciendo que la corrección política es algo así como la Inquisición de nuestro tiempo: establece un dogma y unas costumbres adjuntas, crea una red de vigilancia social mutua para que se cumpla estrictamente ese dogma y anatemiza al que se sale de la fila o al que es señalado con salirse. Ser tildado de fascista, racista o machista (lo seas o no) en la España de hoy equivale a ser llamado hereje en la del XVII o bruja en la Europa de entre los siglos X y XVII (no se pierdan a nuestros amigos anglosajones, ahí está la monstruosa historia de las brujas de Salem). Por eso, entre otras cosas, nuestros amigos de la secta se han acomodado tanto a despacharse a sus críticos llamándoles fascistas, porque ya están plenamente absorbidos por la rigidez de los totalitarismos dogmáticos.
    Pero decía que hablaba en serio, es decir, más en serio de lo que llevo dicho hasta ahora; en la actualidad, pienso que la corrección política no es “algo así como”, la Inquisición, sino que creo que ya es la pura Inquisición. Preocupó en su día saber que los nacionalistas catalanes (y los vascos) pretendían controlar la lengua en que los niños hablaban en el patio, pero, bueno, todos sabíamos que los nacionalistas son y han sido históricamente dictatoriales e inclinados al abuso y la segregación; no obstante, que hoy en día, en 2010, un partido político como el PSOE proponga nada menos que en el Congreso una iniciativa para controlar a qué juegan los niños en el recreo, no me preocupa, sencillamente me aterra.
    Creo que hace falta ser muy despótico para intentar algo así, hay que ser un totalitario al estilo de la funesta Alemania Oriental;
    creo que en España se está llegando demasiado lejos en nombre de la igualdad, concepto que en realidad se mancilla un día sí y otro también;
    creo que nuestros políticos son cada vez menos demócratas y se dedican a usurpar el voto ciudadano, para, una vez aupados al poder a lomos de ese voto, hacer su santa voluntad;
    creo que los fundamentalistas de la pseudoigualdad son auténticos inquisidores, y lo mismo pienso de los fundamentalistas de de las inmersiones lingüísticas o los de la discriminación positiva, que es discriminación a secas.
    Me preocupa Bibiana Aído; me preocupa la tontería esta de los juegos sexistas en el recreo; me preocupa no haber podido enlazar con las páginas en español de WikiLeaks.

    • Jesús San Martín
      31 octubre 2010 a 21:09 #

      Como dices correctamente, el enlace en español no funciona. Lo comprobé antes de dar la dirección a la wikipedia, pero comprobé que la salida a la página oficial si funcionaba. También me ha extrañado a mí que no funcionara el enlace en español. mucha gente en España e hispanoamérica no entiende el inglés y bloqueando sólo ese enlace quedan desconectados cientos de millones de perosnas. Voy a intentar contactar con la wiki para decírselo.

    • Francisco Javier
      1 noviembre 2010 a 10:20 #

      Lo que dices es muy preocupante y creo que no exageras en absoluto (por eso es muy preocupante.) Esta reflexión que haces es de enorme calado político y es de esperar que sea analizada como se merece por especialistas en política, filósofos, sociólogos y artistas. Un saludo, Pablo.

  9. Ania
    31 octubre 2010 a 20:58 #

    Puestos a cascarla, yo , con mala memoria pero lo suficiente como para:

    Ondarroa,( pueblecito costero vizcaíno); años 90, colonias infantiles no sé si monitorizadas por una ikastola particular o, lo más probable, por la Diputación o la caja de ahorros vizcaína más importante de entonces y de ahora. Por cada palabra que los chavales decían en castellano :5 pelas de las de entonces.

    ¡Qué!, ¡No es para tanto!, ¡Que así aprendían euskera las criaturas…!

    Se nota que no habéis vivido en vuestras carnes el tirón asesino de la lengua materna en las escuelas bilingues.

  10. Mari Cruz Gallego
    31 octubre 2010 a 21:13 #

    Esta situación es terrible por más que en la sala de profesores se quede en una mera anécdota (si es que se llegan a comentar estas atrocidades). Estoy imbuida en la lectura de “1984” (por fin, después de estar en mi lista de pendientes durante años) y cada vez me parece más cercana la sociedad propuesta por Orwell a la actual.
    Yo podría contar el caso de un IES en el que se ha puesto una mesa por pasillo para que el profesor de guardia de turno se siente a vigilar que ningún alumno salga de clase (ni con el permiso del profesor que esté en el aula)…

  11. Jesús San Martín
    31 octubre 2010 a 21:50 #

  12. 31 octubre 2010 a 21:54 #

    Chicos, un saludo a todos. Mariano, me ha encantado tu descripción de los devaneos tarados de una supuesta progresía
    Un amigo en el correo me ha mandado un comentario con el siguiente título: “Torquemada en el Recreo” . Os ofrezco el texto completo de la propuesta, por si alguien cree que estamos dramatizando. Dice: “promover desde las instituciones educativas estrategias que impulsen juegos no sexistas” de la siguiente manera. 1º “Que se elaboren e impulsen protocolos de juegos no sexistas para que se implanten y desarrollen en los espacios de juego reglado y no reglado en los colegios públicos y concertados de Educación Primaria” y 2º “Que en cualquier actividad lúdica desarrollada en los citados Colegios de Educación Primaria se eliminen estereotipos que mantengan los roles machistas y se introduzca el concepto de igualdad entre ambos sexos”.
    Figuraos. ¿Cómo vamos entonces a mantener los puestos de trabajo de Zara y Mango, dos de nuestras grandes empresas y gran orgullo patrio? En el artículo anterior se nos presentaba al dueño de Mango dándonos lecciones empresariales. ¿Cómo van a irle a comprar los millones de clientas que engordan su empresa-pularda trapitos anunciados mediante señoritas brutalmente sexistas (con el sexo a tamaño descomunal en las fachadas) si nuestras jóvenes no aprenden el lenguaje de ir a comprar trapitos con su mamá la del móvil enchufado al Facebook, y no pueden sentirse princesitas con el trapito en la discoteca donde se dedican a jugar juegos sexistas a troche y moche (en muchos casos, hasta a follar, un viejo y célebre juego sexista -no porque se realice con el sexo, sino porque se establece según patrones de diferenciación sexual)? P.S.: Normalmente quien se las folla no es Sánchez Dragó, sino uno de quince puesto hasta arriba de pastillas.
    ¿Y cómo éste de quince va a aprender que lo más importante del mundo no es la clase de “Educación para la ciudadanía y la igualdad”, sino ganar pasta rápida aunque en un trabajo miserable para tener un coche tuneao y superchachi de una gran empresa transnacional, como el que tiene el jugador del Madrid que le acaba de enseñar el telediario de la locutora-super-preocupá, y a que lo más cojonudo del mundo le parezca el menda ese del Madrid, que le vende el coche, las zapatillas, la camiseta, los calzoncillos, la colonia, la ONG en África y el cariño de sus vecinos del barrio suburbial, si no le tenemos al muchacho jugando al fútbol desde pequeñín con niños que también quieren follarse a los quince a las princesitas de Mango, y máxime cuando ganamos mundiales y les damos premios con príncipe, y ¡España! Rarará, ¡España! Rarará. Decidme. Una solución quiero.

  13. 31 octubre 2010 a 22:33 #

    Tremendo artículo, Antonio.

    Abundando en el tema lúdico-sexista:

    http://yosoyelindividuo.com/2010/10/27/%C2%BFquien-espia-los-juegos-de-los-ninos/

  14. Raus
    31 octubre 2010 a 22:35 #

    Como puñadas de Tyson, así es este artículo tuyo, Antonio. Una saludable descarga de indignación, sindéresis y lucidez. Gracias, tocayo.

    Como a Pablo (como a todos los presentes, sin duda), muchas cosas me preocupan, muchas que pasan ya de castaño oscuro. En qué escandalosa ironía vivimos: los abanderados de la libertad coartando la libertad de juego de los niños; segando la libertad para hablar el idioma que te venga a la boca; limitando la libertad para hablar castellano correcto; confiscando la libertad de cátedra; aniquilando la libertad para expresar la natural sexualidad de cada uno; persiguiendo la libertad para estudiar y cultivar la inteligencia…

    ¡Malditos perturbados mentales! ¡Malditos déspotas de idiotez inaudita, malditos seáis una y mil veces!

  15. 31 octubre 2010 a 23:04 #

    “Yo podría contar el caso de un IES en el que se ha puesto una mesa por pasillo para que el profesor de guardia de turno se siente a vigilar que ningún alumno salga de clase (ni con el permiso del profesor que esté en el aula)…”

    ???

    Joer! va a ser que la gilipollez no tiene límites.

  16. 1 noviembre 2010 a 0:04 #

    Un enlace de una página que he consultado a propósito de las actividades del Instituto Andaluz de la Mujer hace ya dos años: http://elcuadernodeapuntes.wordpress.com/2008/01/24/paridad-de-paridades-todo-es-paridad/

  17. 1 noviembre 2010 a 8:18 #

    Lo más increíble es que esto está promovido por quienes se creen los portavoces autorizados de la lucha contra el sexismo, la discriminación y el acoso en los colegios. ¿Entenderán que esto que promueven, por ejemplo lo recogido en la página que cita Antonio, de intercambiar a las personas y los sexos representa algo distinto de todo eso? ¿Se ha de suponer que la voluntad de los niños y niñas no existe, o que se puede violentar imponiendo un juego con ese tipo de reglas? ¿Entenderán que privar a cada cual de su identidad no tendrá consecuencias de todo orden, también en el psicológico? ¿Cuál es la diferencia entre lo que ahí se promueve y un campo de experimentación con humanos? ¿Qué concepción antropológica sostiene tal desmán? ¿Qué piensan hacer con la neurociencia y las más recientes investigaciones sobre las diferencias biológicas entre mujeres y hombres? ¿Adoptarán ante Louann Brizendine la actitud de la Iglesia frente a Galileo?

  18. Raus
    1 noviembre 2010 a 8:49 #

    Desde luego, el enlace que nos cuelgas aquí, Antonio, no tiene desperdicio. Para empezar, estas subnormales requetefascistas pertenecen al “Instituto Andaluz de la Mujer”, cuando, para cumplir a rajatabla con la paridad férrea que quieren imponer a los niños, debería ser el “Instituto Andaluz de la Mujer y el Hombre”. ¿O acaso hay paridad en ese instituto? ¿Está integrado por hombres y mujeres a partes iguales? Evidentemente, no. Luego son ellas las primeras que no se tragan su propia porquería.

    Podemos ir un poco más allá. Anteayer estuve cenando en un bar con unos amigos y sus respectivas esposas. En el mismo local había cuatro mesas más con comensales de ambos sexos. Pues bien, en ninguna mesa estaban hombres y mujeres mezclados. Las mujeres a un lado. Los hombres a otro. Como cortados con navaja. Estoy pensando en una proposición no de ley por la que, en lo sucesivo, hombres y mujeres deban mezclarse (alternarse: hombre, mujer, hombre, mujer…) a la mesa y departir paritariamente y con determinado orden: si primero habla un hombre, el siguiente comensal en hablar será una mujer. Alguien del grupo (turnando el “género”) deberá cronometrar el tiempo de intervención para que todos y todas hablen el mismo rato y la misma rata…

    Si lo de estas señoras no es fascismo de género, que me lo expliquen, porque no lo entiendo. Y hablemos con propiedad: no es el “El Gran Hermano” orwelliano lo que aquí tenemos: es “La Gran Hermana” falconniana.

    • 1 noviembre 2010 a 11:30 #

      ¡Ya quisieran! Son las mujeres sabiondas de Moliere y van que se matan. Eso, sí, para pillar cholletes y enchufes demuestran una capacidad digna de mejor causa.

      • Raus
        1 noviembre 2010 a 12:51 #

        Pues así será, Pablo, pero a mí me dan mucho miedo estas sabiondas. Ya lo dije: el peligro de nuestros oponentes es inversamente proporcional a su inteligencia. La dictadura de los tontos no es menos temible que la de los inteligentes. Yo diría que antes lo contrario: el sentido del ridículo puede frenar al inteligente, más no al tonto de remate, pues carece de él.

  19. Francisco Javier
    1 noviembre 2010 a 10:11 #

    Acabo de corregir los exámenes del primer parcial de la ESO. Me encuentro un curso más constatando el desastre, que parece no tener fondo. Más de la mitad refleja que los alumnos son, así de claro, analfabetos funcionales: no entienden lo que leen, son incapaces de desarrollar un pensamientos más allá de dos líneas, lo poco que expresan carece de sentido, no tiene relación con lo que se pregunta o es simple y llanamente absurdo; tampoco escuchan y confunden largo con alto, fuerte con grave o agudo,etc. y no retienen una secuencia de más de tres sonidos organizados de forma melódica (no reconocen frases mínimas con sentido): su memoria está atrofiada de modo preocupante; no menciono la puntuación o las faltas salvajes de ortografía o la inexistencia de algo remotamente próximo a un estilo. No han estudiado nada (y eso que dije las preguntas, el tema es muy sencillo y los contenidos se resumen en un simple folio) y lo que es más grave: les importa un comino (se ríen). El “desfase curricula”, en la jerga con la que nos han enseñado a hablar nuestros amigos orientadores, es de dos años como poco. Del otro 50 %, en torno a un 20 % rozan también el analfabetismo funcional, con lo que estaríamos en un 70 % de futuros NI-NI. ¿Qué va a ser de todos estos chicos en el futuro?

    Pero mientras tanto, unas señoras histéricas se dedican a divagar sobre la simbología del rosa y el azul, y decir gilipolleces sin parar. Una pena, Antonio.

    • Cupidito
      1 noviembre 2010 a 10:36 #

      Amigo Fco. Javier, es que no se entera vuesa merced: nuestros alumnos son del siglo XXI y debemos ponernos a su altura. Vea si no esta perla esclarecedora. Cito:

      “”Eldigitalcastillalamancha.es
      31/10/2010 .
      El director general de Formación Profesional del Ministerio de Educación y Ciencia (MEC), Miguel Soler, ha declarado que “España es la primera potencia planetaria en repetición de curso” en la clausura del XI Congreso Nacional de Inspectores de Educación (Adide), que se ha celebrado en Toledo.

      Organizada por la Federación Regional de inspectores en Castilla-La Mancha, señala una nota, Soler se ha preguntado qué se está haciendo mal porque, ha afirmado, “es curioso ver que cada generación sabe menos que la anterior”.

      Según Soler, se deben “analizar y establecer qué competencias debe tener un joven para desarrollarse” al cuestionarse que “en los últimos diez años hemos aumentado el número de profesores y se ha mantenido el número de alumnos, y las tasas de fracaso, abandono y absentismo escolar son las mismas, ¿algo estamos haciendo mal?”.

      “Tenemos aulas del siglo XIX, profesores del siglo XX y alumnos del siglo XXI, y para armonizar todo ello están las aulas digitales, no sólo en informática, para formar a padres y profesores e intentar aprovechar las nuevas tecnologías para potenciar el rendimiento de los alumnos”, ha añadido el director de FP.””

      Como pueden comprobar vds. nuestras autoridades son capaces de detectar el problema pero el lóbulo cerebral que relaciona las causa-efectos tiene en ellos un by pass crónico: nunca detectan en sus LEYES ni en sus NORMAS educativas el más mínimo error causante del desastre.

      • 1 noviembre 2010 a 11:38 #

        Muy acertadas sus últimas tres líneas. Al de la metáfora esa de los siglos, ¿no se le ocurrió preguntarse de qué siglo eran los inspectores que tenemos? Pues estando en un congreso de inspectores, hubiera sido quizás la primera pregunta que debiera haberse hecho. Por los tufos inquisitoriales que traen últimamente (en los últimos 20 años, preciso), a mí se me ocurre que tenemos una inspección del siglo XVII. Y en cuanto a las políticas educativas… esas no tienen siglo: las utopias desligadas de la realidad y sin pies ni cabeza son atemporales.

      • 1 noviembre 2010 a 18:52 #

        Cupidito, lo de alumnos del siglo XXI es para troncharse. ¿Se les cae la baba por las comisuras?

      • 1 noviembre 2010 a 19:33 #

        El director general del MEC lanza una oración interrogativa al aire:

        – ¿Qué se está haciendo mal?
        – ¿Y tú me lo preguntas…? ¿Todavía no te has enterado? ¿No ves el origen del desastre? Pero si lo tienes muy cerca de ti, todos los días lo tendrías que ver cuando subieras a tu despacho…. No busques el antídoto al veneno en supersticiones, hechicerías y chamanes… ¿O es que no quieres señalar con el dedo a los que todo el mundo sabe que nos trajeron la pedagogía fracasada? No sé si eres un director general del siglo XIX, del XX, del XXI o estás viajando en el tiempo como en una película de ciencia-ficción, pero si no quieres ver las causas del declive educativo es porque estás ciego o tienes mucho miedo de que por decir lo que cualquier persona con dos dedos de frente constata vayas a pagar las consecuencias….. O sea, no te salgas por la tangente de la parida 2.0., que todo el mundo sabe que ni es el bálsamo de Fierabrás ni va a resolver ningún problema estructural del sistema educativo.

  20. Cupidito
    1 noviembre 2010 a 10:17 #

    No es por j…. pero ¡¡calmaros!!
    Dejad que escriba alguna dona

  21. Jesús San Martín
    1 noviembre 2010 a 13:26 #

    En el grupo de investigación somos tres doctoras y un doctor. Hay tres doctorandas y un doctorando. La última en persona en leer su tesis, fue mujer, y también lo será la próxima dentro de unos meses. ¿Qué hacemos? ¿expulsamos a las doctoras del grupo? ¿Impedimos que lea la doctoranda? Todas las tesis están dirigidas por la misma persona y no tiene la costumbre de cambiar de sexo para dirigirlas ¿deben los doctorandos abandonar a quien dirige su tesis (y que han elegido libremente por las razones que ellos sabrán) para que haya el mismo número de cromosomas x e y dirigiendo tesis? Si no quieren cambiar ¿Expulsamos a dos doctorandas? ¿Los artículos en los que figuran dos doctoras y el doctor deben eliminar a una de las mujeres? La recién investida doctora ha sido invitada a escribir un artículo en una enciclopedia internacional por su alto nivel ¿Debe rechazar la invitación porque no va acompañada de un hombre? ¿Ninguna otra doctora del grupo puede ser invitada hasta que no lo haya sido el doctor?¡Que sí! ¡Que sé que hay idiotas que se dejarían operar por un mal médico para mantener la paridad! ¿a que sí?

  22. 1 noviembre 2010 a 14:35 #

    Lástima que hoy sea festivo. Mañana mismo,en la hora del recreo, me pondré sin falta a eliminar estereotipos que mantengan los roles machistas e introduciré conceptos de igualdad entre ambos sexos. Se van a enterar esos pequeños monstruos y monstruas: Ni comba, ni fútbol, ni cromos, ni peonzas. Por no hablar de esos horribles y machistos gormitis y backugans. Me pongo inmediatamente a la tarea:

    http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/77813486438448606732768/p0000003.htm

  23. 1 noviembre 2010 a 18:47 #

    Estamos ante una nave sin rumbo. Hasta Zapatero ha rebajado el Ministerio de Igualdad -la nueva sección femenina de los pseudoprogres oligofrénicos, no por ello menos peligrosos como señaláis algunos-a Secretaría de Estado. Y en el núcleo duro del gobierno no hay !!!!!!ni una dama o compañera!!!!!! La paridad, más bien la parida, el lenguaje políticamente correcto y todos los delirios orweliianos no van a ninguna parte. Los enlaces aquí mostrados son una muestra de hasta dónde puede llegar el absurdo.

    Mientras, se sigue asesinando impunemente a mujeres, la discriminación laboral contra las trabajadoras sigue siendo real en el mundo de la empresa privada. Y la educación, desde la primaria hasta la universidad amenaza con un siniestro total. Igual que cuando la economía se estaba empezando a escorar hacia la depresión, a los que mandan en los presupuestos sólo se les ocurrió escurrir el bulto, despilfarrar y hablar de sandeces.

    No nos merecemos ni un minuto más esta clase dirigente ni esta nueva Inquisición de mamarrachos ni esta casta parasitaria. ¿No hay forma de hacerles callar y de hacer que se vayan por donde han venido?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: