For the coach

 

 

Nacho Camino

 

En esta entrada, comentábamos un artículo de El Mundo a propósito del congreso vallisoletano sobre educación. Como quiera que me picó la curiosidad por saber algo más de la doctora Vélaz de Medrano, busqué en la Red algún testimonio suyo que mereciera mármol. Quiso el azar (o los motores de búsqueda) que encontrase esta entrevista concedida a El País en el año 2005.

Como se puede comprobar, Doña Consuelo tuvo una notable influencia en la elaboración de la LOE, e incluso redactó documentos para la presidencia española de la UE entre 1994 y 1995. Ahí es nada. Pues hace cinco años, con la LOE fresquita, la doctora Vélaz despotricaba contra la abortada LOCE por lo “desproporcionado” de los contenidos (el saber ocupa lugar), su escasa insistencia en “actitudes y valores” y el menosprecio intolerable que hacía de las competencias básicas.

La jerga es demoledora:

La LOGSE se inspiró en la psicología del aprendizaje centrada en “enseñar a aprender”, pero el futuro requiere de un currículo basado en consideraciones sociológicas y pedagógicas que conecten las “enseñanzas educativas” con el “saber convivir” y el “saber hacer”

Aparte de esta pura logomaquia, Vélaz aporta datos:

Las últimas estadísticas del ministerio, de 2003, estiman que un 20% de jóvenes entre 18 y 24 años en busca de su primer trabajo se hallan en esta situación de abandono educativo temprano y sin seguir ningún programa formativo. La LOE incorpora dos medidas de alcance, si se desarrollan bien.

Estas dos medidas son la diversificación curricular en 3º de ESO y los PCPI, parcheos precarios que ya han tenido glosa en otros artículos. Pues bien: cinco años después, el abandono escolar temprano ya no es del 20%, sino del 32%. Quizá es que, como ocurre con todas las leyes socialistas, siguen  faltando recursos o tiempo suficientes para comprobar sus benéficos (d)efectos.

Pero lo que más me interesa de la entrevista a la doctora Vélaz es la entrevista a Ken Carter que figura al lado. Carter es (o era, lo desconozco) entrenador del equipo de baloncesto de una High School en Richmond, California. Chicos marginales en su mayoría, iban invictos en la Liga de 1999 hasta que el coach cerró el gimnasio y no permitió que el equipo continuara participando en la competición. ¿El motivo? 15 de sus 45  integrantes (no se puede decir que no tuvieran banquillo, desde luego) “no habían cumplido con el nivel académico al que se comprometieron al inicio del semestre. A partir de entonces, varios de los chicos mejoraron en la escuela para volver a jugar.”

Coach Carter tiene las ideas muy claras, y eso se nota en su manera de expresarse, tan diáfana y, por ello, tan alejada de la jerigonza unesca y psicopedantófila de nuestros “expertos”. Sólo una buena educación, dice, permite el acceso a trabajos cualificados. La competencia le parece muy positiva. Pero, cuidado, no la “básicaquepermiteaprenderdurantetodalavidaenuncontextocomplejoycambiantezzzzzzzzz….”. No.

Esto es lo que yo he aprendido del baloncesto: por muy cansado que estés, siempre debes dar un paso más.

Todo en la vida tiene perdedores y ganadores.

La inspiración es hacer cada cosa creyendo en lo que se está haciendo.

Los ganadores son los que se esfuerzan siempre un poco más, hacen siempre tareas extras, clases extras.

Para ser exitoso, hay que dar siempre más.

 

Alto y claro, así Coach Carter.

 

——————————————————————————————————————————————————————————–

You know, man, when I was a young man in high school
You believe in or not
I wanted to play football for the coach
And all those older guys
They said he was mean and cruel,
but you know wanted to play football for the coach
They said I was to little too light weight to play line-backer
So I say Im playing right-end
Wanted to play football for the coach
cause, you know some day, man
You gotta stand up straight unless youre gonna fall
Then youre gone to die
And the straightest dude
I ever knew was standing right for me all the time
So I had to play football for the coach
And I wanted to play football for the coach

When youre all alone and lonely
In your midnight hour
And you find that your soul
Its been up for sale
And you begin to think bout
All the things that youve done
And you begin to hate
Just bout everything

But remember the princess
who lived on the hill
Who loved you even though
she knew you was wrong
And right now she just might come shining through
And the glory of love, glory of love
Glory of love, just might come through

And all your two-bit friends
Have gone and ripped you off
Theyre talking behind your back saying, man
Youre never going to be no human being
And you start thinking again
bout all those things that youve done
And who it was and what it was
And all the different things you made
every different scene

Ahhh, but remember that the city is a funny place
Something like a circus or a sewer
And just remember different people
have peculiar tastes

And the glory of love, the glory of love
The glory of love, might see you through
Yeah, but now, now
Glory of love, the glory of love
The glory of love, might see you through
Glory of love, ah, huh, huh, the glory of love
Glory of love, glory of love
Glory of love, now, glory of love, now
Glory of love, now, now, now, glory of love
Glory of love, give it to me now, glory of love see you through
Oh, my coney island baby, now
(Im a coney island baby, now)
Id like to send this one out for lou and rachel
And all the kids and p.s. 192
Coney island baby
Man, Id swear, Id give the whole thing up for you

Traducción:

Cuando yo era un chaval de instituto,
aunque no lo creáis,
quería jugar a fútbol americano por el entrenador.
Todos los compañeros mayores que tenía
me decían que era un tipo cruel y despiadado,
pero aún así, quería jugar a fútbol por el entrenador.
Me dijeron que pesaba muy poco para jugar de defensa,
así que me pusieron de extremo.
Quería jugar a fútbol por el entrenador,
porque sé que una persona tiene que permanecer ahí,
derecha, y no caer.
O si no se morirá.
Y el tío más raro que conocí en mi vida,
estuvo siempre así, a mi lado, firme.
Así que tenía que jugar a fútbol
para el entrenador.

Cuando estás completamente solo
en la noche
y descubres que tu alma
está en venta,
y empiezas a pensar
en todas las cosas que has hecho.
Empiezas a odiar
casi todo lo que te rodea.

Sin embargo, recuerdas a la princesa
que estaba en lo alto de la colina.
Y que te quería aun sabiendo
que te equivocabas.
Y ahora mismo, podría aparecer con todo su esplendor.
Y con la gloria del amor.
Sí, la gloria del amor.

Cuando todos tus “supuestos” amigos
se han largado, y te han dejado tirado.
Y hablan a tus espaldas, diciendo que nunca
llegarás a ser una persona decente,
empiezas a pensar otra vez
en todas las cosas que has hecho.
Y en quién fue… Qué fue…
Y en todas las cosas distintas que provocaron
cada una de las situaciones que viviste.

Pero recuerda que la ciudad es un sitio extraño.
Una especie de circo o cloaca.
Y recuerda que la gente es distinta,
y tiene gustos muy peculiares.

Y la gloria del amor.
Es la gloria del amor la que te sacará adelante.
[…]
Ahora soy un chaval de Coney Island.
Y ésta se la quiero dedicar a Lou y a Rachel.
Y a todos los chavales del colegio nº 192.
Tíos, os juro que lo dejaría todo por vosotros.

 

Anuncios

Etiquetas:, , , , ,

Categorías: Crónicas del País de las Maravillas, Diagnósticos

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

17 comentarios en “For the coach”

  1. Alfonso Salas
    26 octubre 2010 a 21:23 #

    A todos y todas estos y estas (cansino, ¿verdad?) que menosprecian contenidos y memoria y tienen una jerga “espiral” larga e insignificativa que no lleva a ninguna parte, me gustaría verlos en la mesa de operaciones con la epidural ya puesta y conscientes de que el médico-cirujano (que siguiendo sus preceptos no cultivó la memoria y confía en que todo está en Internet) está buscando en GOOGLE “próstata” y en YOUTUBE un video (que debe existir) con una operación similar para aprender a aprender sobre la marcha.

    Salud y paciencia.

  2. Maximiliano Bernabé Guerrero
    27 octubre 2010 a 7:47 #

    Muy bueno, Nacho. A la entrevista de Cárter los progre-pedas oponen el argumento (ya les he oído): “claro, eso de que llegan los que se esfuerzan es mentira, llegan los de familias acomodadas”. Argumento falaz, porque las diferencias sociales está fuera de nuestro ámbito (y del de cualquiera) eliminarlas, pero lo que sí podemos hacer es capacitar al chico humilde para que compita con el hijo de ricachos. Y eso es lo que nos impide la LOE y quienes sustentan este entramado. Ya que hablamos de películas, muchas veces me han entrado ganas, cuando me hablan de la vocación, supuesa cualidad inherente al buen profesor, de remitirles al alegato final de John Wayne en “Fort Apache”, cuando elogia a sus hombres, sucios, rudos, borrachos, pendencieros, pero que cumplen con su deber. DEBER y no vocación.

    • Francisco Javier
      27 octubre 2010 a 19:51 #

      Los que son muy progresistas en la educación, no lo son en la política en general y en la política económica especialmente. La tensión irresoluble entre el mundo del trabajo, la vida y las ilusiones ilusas del pedagogismo, creo que es el fondo del asunto y la causa esencial de las infinitas contradicciones de la crisis en la educación. Así no se entiende la llamada a una preparación exigente orientada a conseguir un lugar en el mundo (un ser) cambiante, hipercompetitivo, capitalismo puro y duro, y que para ello se imponga de forma absurda y dogmática una enseñanza infantiloide, exageradamente proteccionista, confusa, absurda y negadora de la disciplina (tan necesaria para ser competitivos.) Tal vez en un mundo socialista (de verdad socialista), serían posibles nodelos alternativos y hasta ello me parece dudoso, pero no es el caso. La responsabilidad de existir es, como ha analizado Sartre de forma magistral, una herida que siente en lo más íntimo el adolescente. De ahí que su resistencia ante el mundo sea desesperada. Nuestra sociedad actual no quiere saber nada de responsabilidades y menos aún si se trata de jóvenes. La naturaleza, sin embargo, se venga creando niños adultos, es decir monstruos. Hasta los adultos caen en la estupidez y algunos se empeñan en vestirse, comportarse y moverse como si fuesen jovencitos, lo cual crea un efecto tan patético como ridículo (esta sociedad no tolera la vejez, reprime todo lo que huela a finitud, muerte, condena a la soledad a los viejos.., y así nos va de bien.) En fin, que no sé por dónde voy. El caso es que practicando la táctica del avestruz el fracaso está garantizado: seguro que seremos idiotas y, si tenemos mala suerte, parados de larga duración… ¿Es eso lo que quieren nuestros gestores educativos para los más “desfavorecidos”? Jugar al pobrecito puede ser muy cómodo, pero tiene consecuencias. Y esto -como bien dices- hay que decírselo bien clarito a los alumnos una y otra vez aunque les duela.

  3. Francisco Javier
    27 octubre 2010 a 8:54 #

    A propósito de la excelencia del profesor, de su vocación y todo eso, los psicopedagogos podrían aplicarse el cuento y dar muestrasde sus magníficas dotes: predicar con el ejemplo. Que yo sepa,en el campo de la psicopedagogía hispana no hay ninguna genialidad de nada y lo único que se hace es rumiar una y otra vez lo que piensan sus colegas de las universidades británicas y americanas. Con resultados tenebrosos, por cierto. Todos los alumnos desmotivados deberían pasar al menos un curso enterito full time en sus manos, ya que ellos son los que dominan el tema, los que se estusiasman ante los retos, los que mejores intenciones tienen y los más competentes en educación. Pero es mucho más agradable orientar de vez en cuando a un alumno (que ya sabemos para lo que sirve), soltar papelitos a los tutores, organizar cosas tan guay como talleres de hábitos saludables (comida saludable, sexo saludable, ….saludable) o tomar cafecitos tranquilamente, que tiempo hay de sobra.

    • Ania
      27 octubre 2010 a 23:32 #

      Ay, qué asco dan en sus comisioncitas de convivencia lamentándose del abandono de los pobrecitos alumnos problemáticos e interrumpiendo clases para llevárselos por los pasillos y hablar con ellos largo y tendido para concluir que: ¡ pobrecitos!, que hay que seguir apoyándolos. Ofreciéndoles coartadas para llegar tarde, para librarse de cumplir sus sanciones; para que no tengan que pedir perdón al/los que han ofendido; para que no sean excluidos de extraescolares, ni del viaje de estudios…Estupendo si no fuera porque a las víctimas de sus defendidos; a esos otros alumnos perjudicados e incluso sancionados con la misma contundencia que los agresores sólo por haberse defendido, apenas les hacen caso- que algo habrán hecho-, y a los profesores humillados que van arrastrándose por los pasillos ansiosos, deprimidos y sin poder con su alma pues no los ven Y , si se da el caso de que caen de baja, se encuentran a los susodichos a su vuelta inquisitivos, mirándote altivamente por encima del hombro como gusanos crecidos. Y tú sabes que no puedes pedirles ayuda porque las veces que han prometido ayudarte no han cumplido -y lo saben ellas – y lo sabemos las demás-Y , cada vez se les cuenta menos. La gente les dice el mínimo de nada pues lo enredan todo. Son tan patéticas y lamentables como los equipos directivos-inspectivos a los que se adosan como lapas parásitas.

      Eso sí: si los chavales y sus madres las aprecian y los equipos directivos e inspecciones se llevan bién con ell@s para qué nos necesitan: el cliente es el alumno y siempre tiene la razón . Los “cuidadores” somos de quita y pon: Compañeros : NADIE NOS VA A SACAR DE ÉSTA: SI NO NOS HACEMOS VALER NOSOTROS NADIE LO HARÁ.

  4. Alberto
    27 octubre 2010 a 11:29 #

    Me parece interesante que incluyamos el deporte como ejemplo para los jóvenes y para los mayores que no se enteran. Valores como esfuerzo, recompensa, superación, ganar o perder: competitividad, están a la orden del día en los medios de comunicación por medio de los deportistas, admirados por todo el mundo e idolatrados por nuestros jóvenes. Valores que, llegado el psicopedagogo de turno, son vilipendiados y despreciados, lo que provoca el desconcierto total de los chavales.

    Os dejo un par de enlaces:

    1) Artículo de opinión de hace cuatro años en ABC sobre el deporte: http://www.almendron.com/tribuna/8633/el-deporte-como-reserva-moral/

    2) Entrevista a Toni Nadal: http://xlsemanal.finanzas.com/web/articulo.php?id_edicion=5587&id=60098

    Como el Coach Carter, debemos darnos cuenta de que había tenistas mucho más talentosos de Nadal o futbolistas más habilidosos que Ronaldo, pero fue su instinto de superación y competitivo el que los hizo más rápidos para llegar una décima de segundo antes a la pelota. Y ese mismo instinto hace que Xavi piense una décima antes que sus rivales donde va a pasar el balón para que no sea interceptado.

    Y son esos valores los que han llevado, llevan y llevarán a estos deportistas y a nuestros alumnos a estar preparados para los blablabla nuevos retos del contexto de una sociedad cambiante blablabla…

  5. Jesús San Martín
    27 octubre 2010 a 15:37 #

    Otra de lo mismo, para los profesores, pero esta vez en el patio de recreo

    http://www.elconfidencial.com/sociedad/congreso-medidas-evitar-juegos-sexistas-colegio-20101027-70989.html

    O las niñas dejan de usar falda o la usan los niños, a ver si acabamos con las difrencias sexistas en el vestir. Y los primeros que tienen qye dar ejemplo son los “profes”

    • Raus
      27 octubre 2010 a 17:22 #

      Acabarán placando al niño que ose correr más que las niñas. Acabarán cauterizando la barba pugnaz de los chicos púber… ¿Y por qué no prohibir la atracción sexual entre sexos? ¿Acaso no es “sexista”? Al igual que niños y niñas deben jugar los mismos juegos, ambos deben sentirse atraídos por las mismas cosas. Igualdad absoluta. ¡¿Pero que GRANDÍSIMA MIERDA ES ÉSTA?!

      Y todavía hay cínicos que nos acusan a nosotros de fascista. Y todavía hay necios que nos reprochan el melindre de que llamemos bobos a esta caterva de indeseables. A esta caterva de fascistas y déspotas. Pero qué harto estoy.

      • Raus
        31 octubre 2010 a 9:30 #

        En realidad, la pedagogía dominante, abanderada por un feminismo abyecto y fuera de control racional, ya está intentando que hombres y mujeres, niños y niñas no se sientan sexualmente atraídos, heterosexualmente atraídos. La razón de este despropósito hay que buscarla en la aversión que las líderes feministas más radicales del mundo sienten por las relaciones heterosexuales: para ellas la relación heterosexual es el principio de la dominación masculina. La liberación total de la mujer será alcanzada cuando ellas no mantengan ningún tipo de relación con los varones. De hecho, el grupo “Lavender Menace” está integrado por feministas lesbianas que se consideran a sí mismas más feministas que las heterosexuales por estar más alejadas de los hombres, o por expresar un rechazo más cabal hacia ellos. La “Teoría Queer” nos dice que los humanos no tenemos sexo, sino género. Que nuestra inclinación e identidad sexuales no son parte de nuestra naturaleza, sino resultado de una “construcción social”. El positivismo, del que tanto he hablado ya, sentó las bases para negar la naturaleza y los instintos humanos. Su oposición al concepto de esencia permitió a las feministas radicales y demás “reformadores sociales” desarrollar e imponer la teoría de que la sexualidad humana puede ser orientada por medio de la educación y el aprendizaje.

        Son movimientos culturales (por llamarles de alguna forma) de procedencia transatlántica, pero que ya nos afectan de lleno; tanto como la hamburguesa, jalowin o la coca cola. La política educativa es blanco prioritario de los reformadores sociales “progresistas”. Según ellos, niños y niñas practican juegos sexualmente estereotipados, transmitidos culturalmente. Son ciegos estos “reformadores” a la evidencia de que los niños gustan de manera natural, y en general, de un tipo de juegos diferente al que atrae a las niñas. De ahí la suprema y despótica imbecilidad de controlar los juegos de los críos y de hacerles jugar a lo que, según estos enfermos mentales, son juegos “no sexistas”. Y de ahí que en los textos más furibundos de la asignatura “Educación para la Ciudadanía” se explique a los alumnos que la sexualidad es opcional, que cada cual puede llegar a sentirse atraído por el sexo que deliberadamente escoja. Patraña despótica que violenta lo más profundo e íntimo del ser humano. Patraña ajena a las pruebas y evidencias más contundentes: durante decenios la psicología conductista, el psicoanálisis y las admoniciones religiosas han intentado reconducir sin éxito la homosexualidad de personas que renegaban de ella, de personas que querían ser heterosexuales. De hecho, si pudiéramos cambiar voluntariamente de inclinación sexual, ¿qué homosexual de décadas pasadas no habría cambiado esa inclinación por una heterosexual para así dejar de sufrir escarnio y persecución sociales?

        Hemos permitido que nos gobiernen enfermos mentales. Personajes retorcidos e inmundos, como este José Alberto Cabañes, el comisario de los recreos. Y esto sólo puede significar que la sociedad también está ya enferma, que es incapaz de reaccionar ante tanta mentira, tanta patraña, tanta locura ideológica. Probablemente porque se las cree. Tenemos aquí, ya, un fascismo enmascarado con las lanas de las buenas intenciones, del “buenismo”, de la democracia, de la igualdad a presión. Si alguien está esperando a reaccionar cuando “toquemos fondo”, creo que no ha notado que la imbecilidad y la locura no lo tienen.

    • Polícrates
      27 octubre 2010 a 20:15 #

      Señor Raus, con el debido respeto, eso que vd. dice ya lo han hecho. Bajo el pretexto de que los varones anglosajones rendían por encima de las mujeres amén de los distintos grupos étnico-raciales de los EE.UU., la NCTM propuso una reforma de los contenidos de las matemáticas escolares encaminada a corregir esta antidemocrática anomalía. Estos iluminados sostienen, entre otras muchas cosas, la pertinencia de la eliminación del cálculo manual (aritmético y algébrico) y la erradicación de los contenidos teóricos para que las féminas no se sientan desplazadas por sus pares varones. Últimamente han templado su actitud y hablan de evitar el énfasis excesivo en estos temas más para evitar el desgaste de la desfavorable opinión pública y las consecuencias que esto podría acarrear en cuanto a las pérdidas de subvenciones y cuotas de poder que por puro convencimiento.

      Cada vez resulta más patente, por activa y por pasiva, que los derroteros por los que transcurren las matemáticas españolas siguen el camino marcado por los estándares de la NCTM.

      • Jesús San Martín
        27 octubre 2010 a 21:00 #

        Y si a estos alumnos, así formados, les preguntáramos que cuánto se alargaría el perímetro de la Tierra (supuesta esférica) al alargar su radio un centímetro ¿Qué nos responderían? ¡un montón de km! ¿verdad?, 2 pi cm para ser exactos, 2 pi cm. Además les resultaría extraño que con el Sol pasara lo mismo.

      • Jesús San Martín
        27 octubre 2010 a 21:02 #

        el perímetro del ecuador

      • Raus
        28 octubre 2010 a 12:35 #

        Gracias, señor Polícrates por presentar estos casos reales de tiranía blandiblú (o duriblú). Sencillamente, es de pánico. Los abanderados de la libertad convertidos en comisarios del recreo y de las clases de aritmética. Indagando un poco más en este despotismo de “género”, me entero de que en Andalucía hubo quien denunció que los niños, al jugar en el recreo, ocupaban más espacio que las niñas. Y también recuerdo haber leído que en Cataluña algún igualitarista de estos tuvo la feliz idea de organizar una carrera para hombres y mujereres en la que ellos tenían prohibido ganarles a ellas. Lo de las matemáticas es igual de rocambolesco pero más grave.

      • Polícrates
        29 octubre 2010 a 13:49 #

        Rebuscando en el desván de mi memoria recuerdo el caso de un colegio, también catalán creo recordar, que decretó la desaparición de las duchas segregadas. Pretendía el claustro de éste excelso centro educativo que los niños y niñas compartieran plato de ducha en armoniosa conviencia. La medida no fue bien entendida (cito textualmente) por lo que la iniciativa fue retirada.

        Los documentos del NCTM están traducidos al español; conozco una edición y averigüe vd. quienes la publican….

        CC.OO.

        Discrepo en su valoración de la gravedad de la manipulación sectaria de los programas escolares (de matemáticas) y la regulación femininazi del recreo; las dos son igual de nauseabundas, en sentido moral, si bien no está todavía claro cual acarreará mayores quebrantos económicos.

  6. 27 octubre 2010 a 19:07 #

    Trs cosas me han “formado”: a los 10 años, cansado de no tener “paga”, pelar ñoras para llenar un capazo de mimbre en el que cabía un estadio de futbol por 25 pts tras seis horas de trabajo que me dejaron llagados y ensangrentados los dedos; a los 15, repartir fruta como un esclavo egipcio por los mercados de madrid, con una cinta en la frente que descendia para sujetar unas diez cajas llenas de fruta que llevaba por esos pasadizos multicolores del infierno, por 50 pesetas diarias tras ocho horas de trabajo, en una época en la que aún no habia las carretillas con que ahora se hace ese trabajo; la práctica del deporte que implicaba levantarme a las 6 de la mañana en cualquier época del año para entrenar solo durante dos horas, más las tres de la tarde, al acabar una escuela en la que me aburría hasta la desesperación, y haber competido a muerte para conocer mis límites y los de los demas, mis defectos y las virtudes de los otros…
    Y ahora tengo que aguantar “señoritos” inmigrantes y nacionales que no están dispuestos a hacer el más mínimo esfuerzo y a los que se les consiente todo aquello por lo que a mí ya me habían cruzado la cara doscientas veces, en casa y en el colegio y aun en la catequesis. No me gustaría una escuela como la que viví, pero el niño ha de crecer, y crecerse, ante la adversidad. Hoy, lamentablemente, los poderes públicos soplan a sus espaldas para hacerles feliz la ascensión a la cumbre desértica de la ignorancia y la mala educacion. ¡Ay, pena, penita, pena!

  7. Raus
    29 octubre 2010 a 14:39 #

    No, señor, Polícrates, no discrepamos en eso. Ha habido una pequeña confusión por explicarme yo mal. Me estaba refiriendo a lo de las carreras de adultos en que los hombres podían participar pero no ganar. Eso, siendo absurdo, no es tan grave como lo de las matemáticas en las escuelas. Me he explicado mal porque, lógicamente, podía pensarse que estaba yo aludiendo a lo de los recreos. Sobre la tropelía de controlar el juego de los niños me he manifestado con indignada expresividad más arriba. Estoy con usted: es tan grave lo de los juegos como lo de las matemáticas, faltaría más. En fin, disculpe el error.

    Saludos.

Trackbacks/Pingbacks

  1. For the coach. « Matemáticas – I.E.S. Bembézar - 27 octubre 2010

    […] algunos periódicos estos días (El Mundo, El País) y de la que he tenido noticia al leer la web deseducativos: Coach […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: