archivo | 22 agosto 2010

Carta al Ministro de Educación de Hispanistán, o por qué el debate educativo es un fraude

Señor ministro: Cada vez que aparece usted en los medios de comunicación me asalta un sonoro bostezo. Ya ni siquiera me suele exasperar sino que me aburre infinitamente. Lo siento, pero nunca he creído que pudiese cambiar algo en este gigantesco despropósito que es la educación. Para mí, usted siempre ha sido un sinsustancia, y […]

Continuar leyendo