Estudiar idiomas en la Comunidad Valenciana

Antes de las cenizas

En la Comunidad Valenciana los responsables de educación declaran constantemente la importancia del aprendizaje y dominio de idiomas extranjeros: mostraron gran interés en que alguna asignatura (la EpC) se impartiese en inglés o en forma bilingüe, la cosa no funcionó pues ni el nivel del alumnado de segundo de ESO era el indicado para seguir clases acerca de nociones políticas en inglés, ni tampoco era fácil encontrar profesorado de especialidad no lingüística con un dominio del inglés conveniente como para expresar los contenidos propios de su área. Además para algunos -malpensados ellos- el interés por la lengua extranjera no era tal, sino un mal disimulado interés espurio (a mí también me gusta utilizar esta palabra) por torpedear la citada materia -la cual, obiter dictum, se las trae también para justificarse, pero de ello hemos tratado otras veces, y no es el tema que nos ocupa-. Volvamos a nuestros idiomas, también se habló desde la instancias educativas oficiales de proyectos de centros bilingües, e incluso de llevar a las escuelas el chino mandarín. Parece que para nuestros políticos aquello del orgulloso aislamiento hispano es cosa de otros tiempos sombríos, ya superados.

Pero, ay, llega el momento de las matriculas de la Escuelas Oficiales de Idiomas, y nos encontramos con sorpresas: se reducen drásticamente los grupos ofertados para el curso próximo. Quien esto escribe ya tuvo experiencia del tema en el curso pasado; llegadas estas fechas hubo de remitir una solicitud-queja por escrito acompañada por las firmas de los interesados, que tras haber cursado y superado el curso de 1º de intermedio de alemán veíamos que se nos impedía acceder al curso 2º de Intermedio de alemán y con ello a la certificación. Esto de la queja-solicitud parece que se ha institucionalizado como un clásico estival, pues alumnos de la misma escuela ven cómo ahora se les impide acceder al 1º de Intermedio. Y a un servidor, que cambió de escuela con la esperanza de poder completar los cursos sin los sobresaltos y la incertidumbre de estos meses de julio, le viene a suceder ahora que suprimen el curso de 1º de Avanzado, tanto de alemán como de francés, creando un feo agujero en la continuidad formativa del alumno que parece amenazar mortalmente a estas secciones de la escuela, (de valencià no se contempla ningún curso de avanzado). Así que ya nos vemos escribiendo nuevamente cartas-queja acompañadas de firmas y quizá obligados a cambiar otra vez de escuela… si es que en un radio de 40 ó 50 km podemos encontrar algún hueco. Decían en el siglo XIX que escribir en España era llorar; algo de eso se conserva en el XXI, pues parece que para estudiar idiomas en España hay que acostumbrarse a escribir llorando y a llorar escribiendo.

Ya se imaginan ustedes la razón que se esgrime para tales mutilaciones: “señores, estamos en crisis”. Por lo visto nuestros líderes esperan salir de la crisis dificultando y empeorando la formación del ciudadano -asociación de palabras que tanto les gusta articular-.

O sea lo de siempre. Y lo del mandarín un cuento chino.

Imprimir artículo

Share

Anuncios

Etiquetas:, ,

Categorías: Crónicas del País de las Maravillas

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

10 comentarios en “Estudiar idiomas en la Comunidad Valenciana”

  1. 18 julio 2010 a 23:50 #

    Es bueno que los problemas de la enseñanzas pública de idiomas lleguen el blog DESEDUCATIVOS. Hace ya varios años que el MEC rebajó el valor oficial e internacional de los certificados que expiden los centros que desde 1911 han tenido enconmendada la función de enseñar idiomas extranjeros como instrumento de comunicación y como vía de perfeccionamiento profesional para la población adulta. Por presiones bastardas se estableció como límite legal para las Esucelas Oficiales de Idiomas el nivel B2 del Marco de Referencia Europea. No es el máximo establecido en ese documento; el máximo es el C (que es el que tienen Cambridge, el Instituto Goethe, el Instituco Francés y el Cervantes),

    Las EEOOII son la única institución destinada a enseñar y certificar oficialmente las enseñanzas de idiomas y no alcanza el nivel máximo. ¿Por qué? Por presiones de las universidades púiblicas, que con sus institutos de idiomas no quieren una competencia más barata y con mayor tradición en enseñar lenguas vivas. También el Instituto Cervantes y el sector privado están interesados en que las Escuelas de Idiomas queden como un centro de sgunda. Por eso presionaron para que en el Decreto de 2006 se produjera una recalificación a la baja de las EE.OO.II

    Desde entonces no ha dejado de haber protestas y movilizaciones, pero el MEC se mantiene en sus trece. Y ya hay problemas de homologación ingternacional, reconocimiento de títulos en los distintos ámbitos oficiales donde estos son efectivos: concursos de méritos, concursos de oposición. Y quizá termine llegando también este ninguneo y esta degradación al ámbito laboral.

    Si a estos hechos alñadimos que no hay un mapa escolar de una enseñanza no obligatoria, reglads u oficial, pero complementaria, “de régimen especial”·, vemos que el mapa de centros y la oferta educativa en las distintas comunidades nos lleva a una red desequilibrada, en lq que se dan lagunas y arbitrariedades importantes,

    El MEC ha abandonado y dejado a su suerte el futuro institucional de las escuelas, que son la gran oportunidad de aprender o titular en una lengua extranjera una certificación oficial, con tofos los efectos derivados de este título académico.

    Cada comunidad hace de su capa un sayo. Hay comparaciones sangrantes. En unas autonomías los precios son dignos de un servicio público, en otras, se ha aumentado en términos significativos. Hay territorios donde la oferta de estas enseñanzas es razonable, mientras que en otros no es así.

    Pesa sobre las escuelas la amenaza de su desmodulación, de una muerte lenta. El Ministerio no hace nada por fomentar y promover sus propias enseñanzas, no les da a sus títulos el máximo reconocimiento, con grave perjuicio retroactivo para los estudiantes titulados con anterioirdad a la LOE y a su normativa de desarrollo.

    Si a eso añadimos los recortes derivados de esa crisis de la que sólo hablaban los antipatriotas, se configura un panorama nada halagüeño que puede aborcarnos a una crisis de la institución, que pagarán sus alumnos y sólo beneficiará a los que conciben la educación como un negocio.

    Ahora bien, si tenemos en cuenta la diferencia entre el discurso oficial pro-plurilinguismo, la ignorancia de idiomas extranjeros de muchos dirigentes políticos y la terrible constatación de quienes hou quieran aprender un idioma, deben pagar caro ese servicio, dentro o fuera de España, entenderemos que una vez más el disurso oficial de los políticos pertenece más al terreno de la ciencia ficción y a una propaganda, que en el ámbito deonotológico del consumo, sólo se puede calificar de publicidad engañosa.

  2. serenuszeitb
    19 julio 2010 a 12:01 #

    Excelente comentario el suyo, Mariano. Que bien valdría convertirse en un post. su análisis de la problemática de la EE.OO.II con el “advenimiento” de la LOE, por si alguien creía que en la LOGSE ya estaba todo el mal contenido..

    Y los políticos: publicidad engañosa… sí, mentira y demagogia para parar un tren.

    Gracias Mariano, y anímese a poner ese comentario como post independiente, pues bien lo merece.

    • Maria
      13 septiembre 2010 a 10:00 #

      ¡¡

  3. David Fuentes Sanchis
    19 julio 2010 a 14:43 #

    Excelente texto el suyo, pero permítame unos cuantos comentarios.
    En primer lugar comparto con usted el regocijo mal disimulado que le provoca el fracaso del responsable de la política educativa del Gobierno Valenciano en el intento de enseñanza bilingüe. ¿ Por qué no alegrarse puesto que al fin y al cabo no es mas que el empeño de un político conservador en introducir un segundo idioma en el cerebro del alumnado de segundo de E.S.O.? Nadie hubiera cuestionado ni una coma si el proyecto hubiera estado apadrinado por el partido socialista, que parece tener el monopolio en materia educativos. Otro asunto es si el tiempo y las formas que escogió el conseller fueron las oportunas, pero nadie puede mirar hacia otro lado, ni escurrir el bulto cuando se constata que el nivel de conocimientos idiomáticos en lenguas extrajeras alcanzado por los estudiantes españoles es el más bajo de europa, solo superado por los estudiantes del Reino Unido por razones obvias. Cualquier intento por incrementar la oferta educativa en este sentido es plausible, llámese inglés o mandarín, sobre todo cuando nadie ignora los elevados costes, atendiendo al escaso número de alumnos matriculados en lenguas minoritarias, que revierten en las maltrechas arcas públicas. Pero nadie cuestiona la necesidad de aprender chino mandarín, ruso o árabe, ni alemán. Yo quedé en un pricipio grátamente estupefacto cuando me enteré de que en localidades relativamente pequeñas, era posible aprender idiomas como el alemán en aularios dependientes, en este caso, de la Escuela Oficial de Idiomas de Alicante. Estos aularios cuentan con un número tan reducido de alumnos que veo milagroso que a dia de hoy hayan podido subsistir. En mi opinión debemos valorar el esfuerzo que en su momento realizó la consellería de al dotar de profesorado a aulas casi despobladas, y entender que si bien la educación es un derecho básico, en momentos de recorte presupuestario se tiende a la concentración para minimizar costes. Sería deseable que cada localidad dispusiera de su propio aulario para enseñanzas oficiales de idiomas, pero seguramente la mayoría de los ciudadanos, pese a entender que el aprendizaje de idiomas es necesario, no dudarían en afirmar que existen otras cuestiones prioritarias que no deben ser desatendidas en momentos económicamente duros. En mi caso me veo perjudicado al igual que usted, puesto que ahora tengo la necesidad de buscar una nueva escuela, pero debo desplazarme igual puesto que en mi localidad no existe esa posibilidad. No obstante prometo para el próximo año reunir firmas para que se abra un aulario en mi pueblo. Si firma usted ya seremos dos. Para terminar, no debe usted preocuparse: sobran plazas de alemán en toda la comunidad, y es que hemos escogido un idioma realmente minoritario. Saludos

    • llximo
      19 julio 2010 a 16:49 #

      David

      Uno no se alegra de que fracasen las políticas educativas lingüísticas; al contrario, uno se apena del fracaso educativo provenga de los progresistas o de los conservadores, échele en todo caso un pausado vistazo a este blog y compruebe si se sostiene esa parcialidad socialista a la que alude. Porque no nos alegra –ni nos deja indiferentes- el fracaso educativo se ha creado “Deseducativos”.

      Y volviendo al tema del aprendizaje lingüístico en la Comunidad Valenciana deberá reconocer que algo anda mal en esa política cuando una población como Elda (55.168 habitantes, cifra que se puede duplicar con creces si se cuentan las poblaciones cercanas en un radio de 15 km) es incapaz de consolidar una escuela de idiomas en todos sus niveles para francés y alemán. No parece un dispendio aberrante consolidar tal escuela y garantizar la continuidad de formación sus alumnos.

      Un saludo.

    • Maria
      13 septiembre 2010 a 8:18 #

      Es importante que nuestros hijos aprendan idiomas, pero no debemos olvidar que hay algo mucho más importante y nos estamos olvidando los padres, educación, principios, eso no lo tienen nuestros hijos. No saben respetar a nadie, ni profesores, ni padres, ni abuelos…. nadie. Nunca a habido tanta violencia en colegios , ni padres maltradados como ahora. Deberiamos preocuparnos mas por una buena educacíón en casa y en los colegios. Tambien recordaros que vivimos en España, que nuestro hijos no conocen nada de su propio pais, no saben escribir correctamente, tienen un monton de faltas de ortografia, no saben hacer un calculo en matematicas. Esto si que es grave. Sin olvidarnos del transporte para que nuestros hijos puedan terminar sus estudios .
      Saludos.

    • Rodolf
      23 noviembre 2010 a 19:35 #

      Que pena, parece que solo le importan los idiomas, en la educación hay cosas mucho mas importantes que los idiomas. Deberían pensalo solo un poquito.
      Un saludo

    • Conchita de Madrid
      4 octubre 2012 a 18:36 #

      David Fuentes Sanchis tiene toda la razón del mundo… Enhorabuena, amigo, y saludos de Madrid.

  4. 19 julio 2010 a 15:11 #

    Muy interesante. Hoy en día, saber múltiples idiomas abre muchas puertas en el campo laboral.

  5. Rodolf
    13 septiembre 2010 a 10:03 #

    .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: