El misterioso caso del colegio fagocitado

Maximiliano Bernabé Guerrero

En estos tiempos que corren se dan similitudes inquietantes entre el mundo de la enseñanza y el del crimen, no sé si organizado o desorganizado. Hasta en el empleo del vocabulario. ¿Quién no ha oído hablar de que tal profesor “no se implica”? Todo porque se empeña en no caer en gilipolleces del tipo del aprendizaje cooperativo, y en premiar el esfuerzo mediante la realización de esas cosas tan reaccionarias que son los exámenes. Yo que, pobre ignorante, siempre había relacionado el verbo “implicar” con los presuntos implicados en alguna actividad delictiva. Más ejemplos, las palabras “cómplice”, “complicidad”, antaño circunscritas a la jerga de policías y abogados y que ahora inundan la prensa rosa; los colegios e institutos no iban a ser menos. Recuerdo el caso de una compañera a quien le exigían “complicidad”. A la pobre le habían amenazado unos energúmenos de eso que en el infierno de siglas que nos azota se conoce como PCPI y que es donde se recoge a aquellos mozalbetes y mozalbetas que tras un porrón de años en Primaria y en la ESO no han sido capaces de “titular”, no saben hacer la O con un canuto y, en muchos casos, se encuentran en la pre-delincuencia; ahí andan “arrecogíos” un poco más, pagados por los contribuyentes. Esto daría para otro artículo. A lo que iba, tras recibir amenazas graves, denunció y fue llamada a capítulo por un capitoste educativo flanqueado por su inspector jefe, quienes la pidieron “complicidad”, es decir, “medidas educativas”, es decir, que retirase la denuncia, o si no, le abrían un expediente. Al menos podrían haber tenido el laconismo y el sentido trágico de Michael Corleone y Tom Hagen en El Padrino y haber aparcado las tontadas.

Pero vayamos al grano, tengo en mis manos un folleto de la ONG Asamblea de Cooperación por la Paz, ahí es nada, y de su segunda marca www.escuelasinracismo.org, y esto sí que me parece de película. He dicho folleto, pero es un buen tocho, de esos con papel que cuesta un pastón, vamos, que imprimir esto cuesta más que si fuera un libro normalito en edición de bolsillo. Lo sé, porque estoy en el proceso de que me editen una novela (de tema “educativo” ya lo anuncio) y ya me gustaría disponer de los fondos que tienen estos. Haciendo acopio de fuerzas y de estómago me lo he leído enterito, he consultado su web, y, llegados aquí, me dirán ¿Qué tiene que ver todo esto con el título, con misterios o crímenes? Ya sabemos que un colegio sirve para que unos enseñen y otros aprendan, función muy desvirtuada desde hace años en España, pero es que cuando estos de la Cooperación por la Paz hincan el diente a un centro educativo (lo de colegio e instituto son términos elitistas y excluyentes) entonces sí que ya se remueven sus entrañas, los comisarios políticos – orientadores- organizan y desorganizan a placer y lo poco que quedase de “academicismo”, que dirían los logsianos, es ingerido desde dentro cual si un gigantesco alien se hubiera introducido en su seno. El colegio es vaciado de contenido, como cuando nos comemos una gamba. Pero echemos un vistazo al folleto-mamotreto. Para empezar, el nombre del engendro: ASAMBLEA, COOPERACIÓN, PAZ ¿Quién osará oponerse a tan sacrosanta trinidad en el claustro en el que se proponga adscribir el centro a la lista buenista? Teniendo en cuenta que los docentes no nos caracterizamos por nuestro arrojo, lo más seguro es que nadie. Si alguien lo hace, quedará estigmatizado per saecula saeculorum como el cavernícola del cole. ¡Ay paz, cuánto te han prostituido! Que ya no hay quien te reconozca tan pintarrajeada como estás. Yo que pensaba que paz era lo contrario de la guerra y, que yo sepa, en eso que los progres llaman el Estado no tenemos ninguna, a Dios gracias. Pero diciendo PAZ se puede justificar desde la campaña publicitaria de una compresa con alas hasta esa indecencia que algunos pretenden colar como “proceso de paz en el País Vasco”. Si empezamos a leer, encontramos perlas de antología:

…pretendemos contribuir al desarrollo de una educación integral a través de nuestro trabajo en educación en valores (AV), entendiendo la misma como un proceso que teniendo en cuenta las capacidades y el contexto de la persona, busca formar personas críticas (…) y comprometidas en la construcción de una sociedad global, justa y equitativa…

Es decir, adoctrinamiento.

…Sólo una evaluación continua, en la que participen todos los agentes implicados, hará posible que el programa devenga en una intervención sostenible y adaptada a las necesidades reales de la comunidad educativa. Un proceso de retroalimentación constante entre la escuela, las organizaciones sociales y las instituciones públicas (…) facilitará la búsqueda conjunta de soluciones…

Amigo, atrévase a poner un examen y a suspender a media clase…

…Apostamos por implicar en este proceso a toda la comunidad educativa del centro escolar y de su entorno: profesores y profesoras, personal no docente, alumnos y alumnas, AMPAS y otras asociaciones. Creemos que la participación y compromiso de todos y todas son necesarios para construir la escuela inclusiva y democrática a la que aspiramos. El programa propone una serie de actividades. Son propuestas flexibles que pueden ser enriquecidas y complementarse con las iniciativas de la comunidad educativa. Ello le confiere un carácter abierto y participativo que convierte al profesorado, alumnado, AMPAS, y demás actores en protagonistas del programa.

Para echarse a temblar. ¿Qué asociaciones son ésas? ¿Somos centro, entorno, actores, protagonistas? Si no fuera de mal tono entre progres y oenegistas hablar de toros, yo creo que monosabios. Pero vayamos a las “actividades”, ahí está el meollo. Primero te dan a leer un manifiesto, para que te empapes y lo firmes:

MANIFIESTO DE ESCUELAS SIN RACISMO, ESCUELAS PARA LA PAZ Y EL DESARROLLO

Nosotras y nosotros, alumnado, profesorado y representantes de las AMPAS decimos ¡SÍ! a una escuela plural…

Big brother is watching you

…Por un mundo de colores es una colección de cuentos para trabajar con los más pequeños temas como la convivencia, la tolerancia, el respeto a la diferencia y la resolución de conflictos… Los cuentos son:

  • “El fabricante de sueños” Describe una aventura entre tres personajes que superan sus diferencias y persiguen un objetivo común. Propone actividades para trabajar el conocimiento de sí mismos y de los demás desde el respeto a la diferencia.
  • “Océano” Un grupo de niñas y niños se hacen amigos y deciden compartir la misma experiencia: conocer el mar. Presenta actividades para fomentar la convivencia armónica y valorar la riqueza de la diversidad.
  • “Caperucita según el lobo” (…) estereotipos existentes en la sociedad como mecanismos generadores de la discriminación por parte del alumnado.
  • “El mono y el pez”…

¿Para qué seguir? Seguramente, la señorita Aído se inspiró en estas narraciones patizambamente correctitas cuando, hace unos meses, criticó los estereotipos de género en “Caperucita”. Si algún día estos acólitos de la ignorancia histórica y filosófica finalmente se deciden a tomar el poder por las bravas y lo ejercen sin contemplaciones se podrán oír diálogos como éste en sótanos y mazmorras:

– ¿Y tú, qué has hecho?

– Me pillaron leyendo el cuento de Pulgarcito, el de antes, vamos, la versión del ogro.

– Tío, mejor que lo confieses todo a la primera, si no, a ti no te salva nadie.

– Joder, es que la versión “buena”, la de “Pulgarcita y el falócrata maltratador” es un coñazo…

– Joder y coñazo en la misma frase, lo que te digo, vaya marrón que te va a caer…

A por los objetivos del milenio.

¿Será esto lo del temor por la llegada del año Mil?

Test de tolerancia “TdT”. El TdT es un software interactivo que plantea distintas situaciones de la vida cotidiana ante las que el alumnado tendrá que tomar partido entre distintas alternativas que definirán su nivel de tolerancia…

¿Cómo se reeducará a quienes no lo superen? ¿Convertiremos las “aulas de convivencia” en gulaguitos?

Viaje virtual por la cooperación en Palestina.

No sabemos ni localizar Palencia en un mapa, pero nos metemos a expertos en política internacional. Ya sabemos que al que se oponga a que se tome partido en un conflicto sin saber lo más mínimo de su gestación le llamarán “sionista”, uno de los peores epítetos que pueden salir por la boca de un progre biempensante. Además de estos textos, de los que sólo he expuesto una sucinta muestra, las fotos que los aderezan son las que corresponden a los apóstoles de la multiculturalidad: muchas chilabas, muchas mujeres con velo… La querencia de estos tíos por poner fotos de mujeres con velo es igual a la del Nacional Catolicismo por dibujar negritos y chinitos esquemáticos con patas de alambre.

Y lo mejor de todo, es que todos los colegios e institutos que van a ser fagocitados se ofrecen mansa y voluntariamente a ello después de que el guay del claustro lo haya propuesto mientras sus compañeros sestean.

Imprimir artículo

Share

Anuncios

Etiquetas:,

Categorías: Crónicas del País de las Maravillas

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

28 comentarios en “El misterioso caso del colegio fagocitado”

  1. 6 julio 2010 a 8:40 #

    ¡Joder, Maximiliano, que acabo de desayunar! ¡Vaya lenguaje pringoso de corrección política y miembros y miembras! Este tipo de cosas me encienden particularmente, porque bien está que uno se monte su neoiglesia vete a saber con qué dios y dé una vía de escape a sus inquietudes o lo que sea, pero lo malo es que está visto que las iglesias (aunque sean “neo”) no pueden dejar de hacer proselitismo y el proselitismo repugna aunque tome como rehén a un asunto tan digno como la paz. A estos señores se les ve muy bien el plumero, no solo por los párrafos que seleccionas de su almanaque, sino tan pronto como entras en la página de escuelasinracismo y, sobre todo, en la de Asamblea de Cooperación por la Paz, organización a la que está vinculada. Estas cosas no son de risa, ¿eh? El hecho de que el actual sistema educativo sea tan proclive al adoctrinamiento lo hace muy permeable a este tipo de asociaciones, que rondan la escuela como auténticas manadas de lobos: hay una colaboración simbiótica: el guay del claustro y el poder escolar se anotan un punto de dinamismo educativo y compromiso social y la ONG cultiva su negocio económico y/o ideológico. Sí, digo bien: económico; a estas alturas, que nadie piense que estas organizaciones son entidades angélicas que viven del aire, ¿eh? Quien lo dude, que se mire bien las páginas que he citado. Convendría que empezásemos a desmitificar a las ONG’s; convendría que fuésemos más cautos; convendría que los guays de los centros se dedicasen a la pesca del barbo; convendría que tuviésemos las narices de espantar a estos vividores cuando se acercasen a hacer su negocio y su apostolado a costa de nuestro tiempo y de la educación de los chicos… ¡Ánimo, vamos a hacer las cosas que convienen!

  2. Francisco Javier
    6 julio 2010 a 10:39 #

    Entre los mensajes de la neoiglesia, como muy bien la define Pablo, falta uno:

    Al empresario que te va a contratar, al tribunal que te examinará,… (la formación que te capacitará en el futuro para integrarte en la sociedad), todas estas cosas le importan muy poco. Bien está -nadie lo duda-el ser respetuosos, limar prejuicios, tener un mente abierta, etc.,pero ello no puede ni debe fagocitar el sentido de la enseñanza. Digámoslo claramente, el mejor favor que se le puede hacer a un emigrante, que proviene de donde proviene, es exigirle al máximo para facilitar su integración y para que pueda ser útil a la sociedad (y a su país de origen). Lo que necesitan los países pobres son médicos formados, ingenieros, empresarios, técnicos, científicos, etc. Y ese mensaje debe ser transmitido con claridad al que viene de afuera: “Bien, estás en eso que llaman el “mundo desarrollado”, aprovéchate de él al máximo, estudia una carrera, amplia tus estudios en otro país (en Europa, en los EEUU), estudia, estudia, estudia.” Por supuesto, ello requiere un esfuerzo enorme (es el precio que hay que pagar), pero si no se hace, la realidad es que uno acabará en el mejor de los casos con un empleo hiper-precario o viviendo de la caridad (de momento). Una perspectiva poco halagüeña y nada integradora. Pero decir estas cosas, es tan incorrecto, que da miedo, y todos sabemos lo que viene después: “eres un fascista”. Así que nada: mientras nuestros pobres se dedican a ser felices, practicar el buen rollito, celebrar el día de la paz, la fiesta del arco iris, la fiesta del amor,… (las posibilidades son innumerables), otros se dedican a prepararse para consolidar otra generación más el poder. Justicia sí, victimismo no, por favor.

  3. serenuszeitb
    6 julio 2010 a 13:04 #

    Efectivamente el término “implicarse” es de los que causan pavor -como el de la “vocación”- algo escribí sobre esta cuestión hace tiempo con el titulo de ” Los implicados.” Enredantes” y enredados.

    http://waldenland25.blogspot.com/2007/06/observo-que-el-trmino-implicado.html

    No estaría de más una crítica de toda esa “jerga pringosa”, propongo como especialmente repugnante el palabro “implementar”… propongan ustedes.

    • 6 julio 2010 a 14:56 #

      ¡Hola, Serenus! ¡Cuánto tiempo! Yo particularmente no aguanto “ofertar”, porque además se repite hasta la saciedad en todas las reuniones.
      Un saludo.

    • Borja Contreras
      7 julio 2010 a 9:02 #

      Yo tengo especal aversión a “priorizar a nivel grupal”. Deberíamos hacer un diccionario…
      Saludos a todos.

  4. 6 julio 2010 a 15:55 #

    En Andalucía nos van a fagotizar a todos por cojones
    http://www.elcorreoweb.es/andalucia/098636/educacion/obligara/profesorado/asistir/cursos/reciclaje

    FORMACIÓN FORZOSA

    NEGOCIO ASEGURADO PARA LOS NEOPREDICADORES

    • 6 julio 2010 a 16:25 #

      Espeluznante, amigo Tiza. Tiene gracia lo de la administración educativa andaluza: es la más destacada en inventarse perifollos vanguardistas y en machacar al profesorado con “implementaciones” que supuestamente le “implican” más, pero el resultado es que es también una de las que más están destrozando la educación. ¿Sacarán alguna vez conclusiones?

    • 7 julio 2010 a 6:15 #

      La asistencia obligatoria a cursos de adoctrinamiento pedagógico no sólo es contraria al espíritu de la libertad de cátedra. Es que, además, habría que investigar quiénes son los que se están lucrando con esas misas, novenas y ejercicios espirituales de inexcusable presencia. En Madrid, donde afortunadamente esos cursos están en recesión, se tenían que suspender muchos de ellos por escasez de matrícula.

      Nadie en sus cabales cree que con estas sesiones se forme nadie. Pero, adoctrina, que algo queda. Los ponentes harán sus pseudocurrículos y algunos se lucrarán.

      En tiempos de austeridad debería pedirse que esos cursillos se supriman y lo que cuestan se invierta en una bolsa para pagar al profesorado lo que le han robado. Y que un grupo de personas que sepa leer y escribir seleccione una buena bibliografía, que es lo que deberían tener todos los docentes para estar al día en sus respectivas especialidades.

      Algunos hemos sufrido esos cursos-basura y los conocemos. No forman. No aportan nada al aula. Un poco de seriedad a la secta pedagógica y a la casta parasitaria.

  5. Mari
    6 julio 2010 a 16:18 #

    Así que hemos pasado del “con flores a María”, ejercicios espirituales, etc. (con todo mi respeto para los creyentes) al día de la paz, etc. (con todo mis respeto para los creyentes de esta nueva doctrina ONGs); los centros educativos están para enseñar y educar (en el buen sentido del término) no para adoctrinar, por supuesto.

    Dicho esto decir que las doctrinas son inherentes al ser humano, el ansia de descubrir también, de ahí las ciencias, las teorías, las seudociencias, la magia, etc. que en esto tampoco se ponen los sabios de acuerdo; sé que algunas de las ciencias sociales (aunque fundamentadas en teorías filosóficas, etc. y tras haber sido sus hipótesis ratificadas, sometidas a pruebas empíricas minuciosas) como la psicopedagógica son puestas por algunos en tela de juicio y las llaman seudociencias. No puedo entrar en este debate, tampoco quiero, por si aquí también intervinieran los intereses partidistas y económicos, que nunca se sabe, pero no por ello dejo de leer aquí y allí, y a pesar de acercarme más – por intuición más que por otra cosa – a unas teorías que a otras, procuro observar la realidad meticulosamente y reflexionar sobre ella antes de hacerme incondicional de alguna corriente; como en este largo observar es difícil inclinarse hacia un lado o hacia el otro, estoy descubriendo constantemente. Así, también me doy cuenta que son presa fácil (los centros educativos) para todo aquel que quiera hacer su agosto (y algunos tan contentos por no tener que trabajar en serio unas horitas, aunque también hay quiénes se lo toman muy en serio y aprovechan para que sus alumnos reciban una verdadera lección, sin catecismos – los menos); todo se puede aprovechar para realizar una labor digna, no obstante, no debemos dejar que los invadan (a los centros) porque ya son muchas las enseñanzas que se les encomiendan (además pueden que muchas de éstas se hayan desarrollado en su momento, cuando verdaderamente se vieron necesarias).

    En cuanto a las palabras, pues lo mismo, cada corriente tiene las suyas.

    Ayer cayó en mis manos un papelito donde se contaba muy brevemente la historia de un sudafricano, un tal Hamilton Naki, pocos maestros tuvo al parecer, aunque sí durante casi toda su vida tuvo un trato discriminatorio.

    • Francisco Javier
      7 julio 2010 a 9:36 #

      Mari,

      esta bien que te muestres circunspecta y distante respecto a los múltiples mensajes que recibimos de aquí y de allá. No obstante, esa actitud puede llegar a ser un tanto paralizante. Hay algunas cosas que dices que simplemente son falsas: en general las ciencias sociales no están sometidas a ninguna prueba minuciosa, si entendemos por minucioso el tipo de controles que se llevan a cabo en las ciencias duras y puras: física, química, etc. Tampoco es el sentido de las ciencias sociales someterse a este tipo de controles, ya que justamente esto es una opción ideológica que lo que encubre es una determinada concepción del hombre dominada por el positivismo: corriente muy cuestionable desde todos los puntos de vista (ha recibido contundentes varapalos desde múltiples corrientes: por mencionar una: la Escuela de Frankfurt). El cientificismo es un dogma de las disciplinas que tienen por objeto el hombre (incluida la economía) para dárselas de serias y objetivas. Algunos “sabios” de estas disciplinas se creen que por dar tres datos y poner tres gráficos estadísticos son el no va más y la verdad es que sus teorías tienen un valor ínfimo en comparación con otros sabios que no utilizaban nada de aparato positivo. Y a quisieran muchos de esos sociólogos de medio pelo llegarle a la altura de la suela del tacón de pensadoras, por poner dos ejemplos, como Hannah Arendt o Rosa Luxemburgo. Y entre estas disciplinas supuestamente científicas destaca por su miseria la psicopedagogía, una de las esclavas más celosa y pérfida del aparato burocrático, doctrinario y repulsivo del poder político.

  6. Maximiliano Bernabé Guerrero
    6 julio 2010 a 17:48 #

    Compañeros, habéis hablado de neoiglesias y de desmitificar ONGs. Es hora de que nos pusiéramos a ello. Yo vivo en Castilla La Mancha, que creo que junto con Andalucía y Extremadura son los tres grandes cortijos de España. Pues bien, no sé si lo habrán quitado con los recortes actuales, pero, al menos hasta el año pasado, había un programa de jóvenes cooperantes solidarios. Es decir, pagaban unas vacaciones en Guatemala o donde fuera a “jóvenes y jóvenas” comprometidos, para que vieran a los indios, se bañaran en la playa y fornicaran un poquito entre ellos (con los/las locales no, que te pegan enfermedades). Yo, alguna vez se lo solté a alguno, ufano a su regreso: “¿Tú sabes lo que aportas a la gente de ese país? No es que sea nada, es que ponerte a ti allí cuesta un pastón. ¿Cagas (con perdón) en los mismos sitios que los nativos? Claro que no, te tienen que instalar WC especiales” La mayor parte, ni siquiera habían pensado en esto. Reconozco que les tengo manía, y también reconozco que hay algunas ONGs que hacen un trabajo ejemplar.

  7. 6 julio 2010 a 22:13 #

    El lenguaje de la secta es de cárcel sin fianza. Que el Señor nos asista.

  8. Juan
    6 julio 2010 a 22:43 #

    Y después hay quien dice que “La secta pedagógica”, de Mercedes Ruíz Paz es una exageración.
    ¡¡Se queda corto!!

    Saludos

  9. 7 julio 2010 a 6:01 #

    Dos propuestas:

    1. Crear la ONG “Escuela sin estulticia”.
    2. Organizar cursos de desintoxicación pedagógica para el profesorado, burócratas y afines, donde todos los “implicados” en la educación hagan un análisis teórico y un cursillo práctico para aprender, de forma constructivista, “of course”, que la secta pedagógica contamina con su imbecilidad. En el contenido de ese curso habría un glosario con la traducción al román paladino de todos los palabros de la jerga, cuya proscripción sería uno de los objetivos terminales del proceso de formación.

  10. Francisco Javier
    7 julio 2010 a 12:28 #

    Estimados amigos,

    aunque creo que lo que voy a decir está en la mente de todos los que aquí participamos, creo conveniente que nos detengamos un poco para hacer balance. Tengo a veces el triste presentimiento de que esta plataforma se convierta en un reducto de unos pocos bichos raros (en parte algo lo es ya). Desde luego el verano no es el momento más indicado para hacer grandes planes, entre otras cosas porque ahora nos toca dedicarnos a descansar y cultivarnos. Tengo observado que suele ser octubre cuando la vida despierta del letargo estival. No soy pesimista y pienso que el trabajo realizado es más que digno:

    1) Se ha creado un fondo de documentos rico, de calidad y lo suficientemente sólido (en un tiempo record) para enfrentarnos al enemigo. Todavía puede y debe ser ampliado, para lo cual sería sumamente beneficioso atraer nuevas firmas. Labor crítica y de fundamentación.
    2) La presencia de “Deseducativos” empieza a tener un cierto eco en el espacio público (virtual y real), pero aún está muy lejos de tener una presencia sólida, de ser un referente efectivo.

    Mi propuesta es que a partir de septiembre nuestro esfuerzo se dirija ya de forma directa y combativa hacia la acción.

    1) Entre todos deberíamos hacer un trabajo de imaginación para difundir “Deseducativos” en todos los ámbitos. Y en este sentido se han hecho ya propuestas:

    * Creación de una revista (aunque sea con medios precarios): acto de presentación, distribución en todos los medios educativos posible incluida Universidad.
    * Otro proyecto: editar con el tiempo un libro, un manual deseducativo. Trabajo de compilación, de dar forma, ….
    *Publicación y difusión de un documento subversivo: se trataría de recopilar todas las medidasd e resistencia ya planteadas dirigidas a molestar al máximo (dentro de la legalidad.)
    * Planificación de un congreso deseducativo: presentación del Manifiesto, ponencias, debate. Tarea trabajosa de planificación, publicitación y de contactos.
    * Tratar por todos los medios de publicar y darse a conocer en todos los medios de comunicación posibles: cartas a periódicos, envío de artículos a revistas, radio y televisión (esto es más difícil, no sé si alguna cadena local,…) Vamos, dar toda la lata que podamos.
    * Fijar un consejo redactor, una directiva, que marque las líneas de unificación y de acción, sin que ello signifique una pérdida de libertad de expresión.
    * Plantear acercamientos con otros grupos que tengan afinidad con “Deseducativos”: pienso en SPES, sin descartar la posibilidad de aprovechar estructuras ya existentes. En la discordia total de la Educación española es necesario buscar puntos de consenso, .., cierta flexibilidad es necesaria, sin por ello traicionar la esencia.

    Se me olvidan seguro algunas, pero es que tengo que hacer la comida….

    Disculpad si digo alguna tontería y la redundancia de cosas ya dichas.

    Un saludo

    ¡Y que paséis un feliz Verano!

    • Francisco Javier
      7 julio 2010 a 12:30 #

      Se me olvidaba:

      * Crear la ONG “Escuela sin estulticia”.
      * “Organizar cursos de desintoxicación pedagógica para el profesorado, burócratas y afines, donde todos los “implicados” en la educación hagan un análisis teórico y un cursillo práctico para aprender, de forma constructivista, “of course”, que la secta pedagógica contamina con su imbecilidad. En el contenido de ese curso habría un glosario con la traducción al román paladino de todos los palabros de la jerga, cuya proscripción sería uno de los objetivos terminales del proceso de formación.”

    • 7 julio 2010 a 13:36 #

      Todo lo que sean acciones efectivas para acabar con el desastre pedagogista y traer la cordura a la enseñanza cuenta con mi apoyo, Javier. Aquí tienes a uno. ¿Hay más? Lo primero de todo: que nos pongamos de acuerdo en lo que defendemos y en lo que no.

    • Ana Belén
      9 julio 2010 a 15:00 #

      Hola!

      unas propuestas fantásticas! a ver si las llevamos a cabo entonces!

      Feliz verano a todos!

  11. Mari
    7 julio 2010 a 17:38 #

    Francisco Javier, gracias por la información, leeré algo de Hannah Arendt y Rosa Luxemburgo (¿podrías asesorarme?). No obstante, es sabido que cada teoría psicopedagógica se fundamente en una teoría filosófica (racionalismo, relativismo, constructivismo…). No, no lo tengo tan claro, me queda mucho camino por recorrer, procuraré no paralizarme. Creo, eso sí, en el diálogo, la justicia y el cumplimiento de normas pactadas.

    • Francisco Javier
      7 julio 2010 a 21:40 #

      Desde luego, Mari, y me parece muy sensata tu postura: informarse, pensar y forjarse un criterio propio con toda libertad. Lo que pasa es que sin entrar en filosofías esta gente de la psicopedagogía está siendo terriblemente dogmática y cruel, por lo que no es extrañar que uno se sienta molesto, harto. Peor aún, esta gente de la psicopedagogía está sistemáticamente jodiendo día a día nuestras condiciones laborales y por ahí no paso. No pretendo dar lecciones a nadie de nada, así que disculpa si mi tono ha sido un tanto altivo. Si te apetece leer algo de teoría política, “Los orígenes del totalitarismo” de Arendt es todo un clásico (está en Alianza.) Por cierto, esta pensadora genial tiene un artículo sobre educación (que ya daba en el clavo), pero no lo he leído (no sé si estará descatalogado,..)

      Un saludo.

      • Ana Belén
        9 julio 2010 a 15:03 #

        Me alegra un montón ver tantas referencias a H. Arendt! es una increíble pensadora que yo descubrí hace muy poco. Precisamente el libro “Los orígenes del totalitarismo” lo he estado buscando y parece ser que está descatalogado, pero hay otros que sí se pueden encontrar sobre su pensamiento, yo he podido conseguir unos cuantos, si a alguien le interesa algún título, lo pongo. Un saludo!

  12. Lozano Andaluz
    7 julio 2010 a 19:59 #

    Queridos y respetados deseducados:

    Totalmente de acuerdo con todos . A mi tocayo Francisco Javier le adelanto todo mi apoyo desde el colegio del Primaria al que regreso treas varios a;os de ausencia…
    Creo que Fco. Javi da en el clavo …hay que salir al ” desierto de lo real ” y batirse…
    Mi humilde aportación: un ajuste de cuentas con Rousseau y sus taliban (plural de talib ¨estudiante¨) psicopedas
    desde una perspectiva muy liberal y anglosajona…

    Os quiero, coged fuerzas.

  13. 8 julio 2010 a 10:54 #

    Fco. Javier, el artículo de H. Arendt, que yo recuerdo magnífico, está en su libro Entre el pasado y el futuro.

  14. 8 julio 2010 a 11:00 #

    Aquí un enlace con un artículo sobre el tema de la educación en H. Arendt:

    http://ciudadanos-liberales.blogspot.com/2010/02/hannah-arendt-y-la-filosofia-de-la.html

  15. Mari
    9 julio 2010 a 10:24 #

    Gracias por la información, Francisco Javier, y gracias, MLL. He leído el artículo y estoy digiriendo el pensamiento educativo de H. Arendt, según este artículo… Gracias. Intentaré leer alguno de estos libros que mencionáis.

  16. spartan
    10 julio 2010 a 22:32 #

    Genial, me he reído un montón… me alegro de que os lo toméis con buen humor. Yo soy ingeniero técnico, con CAP, así que algún día me puede dar por opositar. Mi experiencia con la psicopedagogía se reduce a lo que estudié en el CAP (por decir algo, porque me sentía mal estudiando aquellas follardas, si no es por el papelito tarde me pillan a mí para leerme esa basura).

    Vamos, que me alegro de que exista Deseducativos, por si algún día me da por ganarme las lentejas desasnando jóvenes (y jóvenas), es bueno saber que no todos se tragan esas bobadas. Y que lo comparto en f-book, vaya que sí.

    (además el autor debe ser paisano, esa camiseta de la CCM… XD)

    • 11 julio 2010 a 14:19 #

      Efectivamente, soy de Toledo. Lo de la camiseta CCM est exento de cualquier intencionalidad, tal como estn las cosas con ese tema, simplemente para ir la campo uso las camisetas que me dan en las carreras de fondo (patrocinadas por CCM). Pinsatelo si quieres dedicarte a la enseanza, a m mismo me da miedo este mundo algunas veces. De qu parte de CLM eres t? Un saludo, Maximiliano

  17. 5 enero 2012 a 7:34 #

    I like this website very much, Its a real nice berth to read and receive information.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: