Pedro M., maestro de Escuela

José Antonio Llanillo Veganzones

(Parafraseando el conocido eslogan, hoy quiero reivindicar que “La Primaria también existe”. No olvidemos que cualquier cambio real de nuestro disparatado Sistema Educativo exige una transformación radical de esta etapa. A veces tiene uno la sensación de que únicamente se certifica el naufragio en el momento en que los alumnos se incorporan a la Secundaria. Es un lugar común la identificación del desastre con la implantación de la ESO. Yo creo, por el contrario, que el drama comienza en la etapa Primaria y si me apuran, en la Educación Infantil. Doy fe de que el único discurso real en los colegios es el de la secta. Fuera de él no hay, hoy por hoy, alternativa. Las críticas que el malestar genera en los maestros no suelen salir del ámbito de lo privado. Este trabajito pretende dar alguna pista al respecto.)

Pedro M. miró descuidadamente su reloj. Era sábado; estaban a punto de dar las siete de la tarde. Sacó de su bolsillo el manojo de llaves del colegio y escogió las de la alarma y  la puerta principal. Una vez abierta la puerta procedió a desconectar la alarma y respiró profundamente.

Ante sus ojos se elevaba hacia el cielo, en grácil vuelo,  una bandada de  palomas de la paz cosidas verticalmente a unos cordeles de colores, con los rebordes resaltados de azulón y una pequeña ramita de olivo en el pico. Sí, poco a poco iba calando entre los niños y las niñas la cultura de la paz propiciada por los programas del proyecto Escuela Espacio de Paz. Evocó la celebración reciente y aquella cadena humana que los niños y las niñas habían trenzado en el patio principal; y el ascenso al cielo de multitud de globos blancos preparados en el taller cooperativo.

Subió por  las escaleras de la izquierda y se detuvo en la primera planta. En la balaustrada que asomaba al hall, una sinfonía  de cartulinas de colores con forma de hojas de árbol difundía mensajes coeducativos   que los niños y las niñas habían elaborado como colofón a las actividades  del proyecto de Coeducación. “Todos y todas somos iguales” rezaba el primero, encabezando una colección de frases rotundas e ingeniosas. De las últimas hojas sólo se alcanzaba a ver algunos títulos: Marie Curie , Rosalind Franklin… Pedro M. asintió con una sonrisa imperceptible y continuó avanzando.  Delante de la clase de 4º B, sobre un fondo de papel  kraft azul, destacaban los trabajos del Taller Literario que la Seño Pepi había organizado con sus alumn@s. Este año habían apostado por Miguel Hernández. Así lo  manifestaron  en la reunión del Consejo Escolar: Buenas tardes a todos y a  todas; en primer lugar, decir que este año vamos a poner en valor la poesía de… El ruido de una puerta que batía interrumpió sus pensamientos.  Al ir a cerrarla reparó en los carteles solidarios que el alumnado había confeccionado para ayudar a los pobres de África en el marco del proyecto de Interculturalidad: “Los niños y las niñas del Colegio, por África” afirmaba un enorme letrero de colores.

Le gustaba recorrer a solas el Colegio, especialmente los días festivos. El silencio le permitía concentrarse en la supervisión de los trabajos  que él había sugerido a través del Equipo Técnico de Coordinación Pedagógica. El Colegio era ya reconocido por la cantidad y calidad de sus proyectos y había sido elogiado y puesto como modelo desde la Delegación Provincial.

Abandonado a sus reflexiones, Pedro M. llegó al final del pasillo de la primera planta y se detuvo ante los trabajos que los niños y las niñas de 3º A habían confeccionado para el proyecto de Alimentación Saludable.  Recortes de fotografías de revistas explicaban inequívocamente qué alimentos debíamos y cuáles no debíamos tomar. Recordó con orgullo la puesta en marcha de la semana de los alimentos naturales y el reparto gratuito de manzanas y mandarinas en la hora del recreo.  Unos metros más allá resaltaban los trabajos del proyecto Aprende a  Sonreír. Un premolar con aspecto humano se autocepillaba sonriente envuelto en una nube espumosa de dentífrico. Pedro M. recordó que los objetivos primordiales de la campaña por la salud bucodental se habían cumplido satisfactoriamente.

Había llegado al final del pasillo. Tomó esta vez las escaleras de la derecha y subió a la segunda planta. Nada más llegar reparó en un cartel agonizante y destartalado sobre el Día Universal de la Infancia y la Declaración de los derechos del niño (“ y de la niña”,  había añadido con rotulador una mano amiga). Restauró como mejor pudo las grapas que aguantaban los jirones del mural. Los profesores y profesoras de 5º curso apenas se implicaban en los proyectos del Colegio o, sencillamente, no los tomaban en serio. El mural databa del año 2003, prueba irrefutable de su falta de colaboración. Un poco más adelante lucía en todo su esplendor el cartel  en más de veinte idiomas que enmarcaba la puerta del aula de Interculturalidad. “WITAJCIE , TERVETULUA”, acertó a distinguir entre otros mensajes de bienvenida. Sonrió satisfecho, mientras recordaba la aprobación del Plan de Acogida, y bajó hasta su despacho de Director.

Sobre la mesa descansaba una carpeta con el Programa de regulación de Conflictos. El lunes lo pondría en marcha en 6º curso. Repasó el plan de las primeras sesiones:

Presentación / La empatía / Cooperación, ayuda mutua / Escucha activa / Autoestima / Asertividad / Final: mandala.

Lo tenía todo claro, dejó de nuevo la carpeta sobre la mesa y salió para adentrarse en la ciudad. Se hacía de noche.

Imprimir artículo

Share

Anuncios

Etiquetas:, ,

Categorías: Crónicas del País de las Maravillas

Autor:José Antonio Llanillo Veganzones

Me llamo José Antonio Llanillo Veganzones. Trabajo como maestro de Primaria en Fuengirola (Málaga).

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

19 comentarios en “Pedro M., maestro de Escuela”

  1. 6 junio 2010 a 8:34 #

    Excelente, Pedro. El desastre comienza ahí, en todas esas zarandajas ultracorrectas dirigidas a los muy pequeños. Educar en valores y guíar al crío por un mundo rosa y aterciopelado: ese es el objetivo. Y pobre de quien lo cuestione. Bueno, no, el desastre empieza todavía antes: en las mismas casas, donde los padres, refractarios a imponerse con autoridad al niño, abdican de su deber de educarlo. Y delegan en el maestro. Ahí, en los hogares, empieza el desastre. La escuela lo continua.

    • 6 junio 2010 a 11:03 #

      Gracias por tu comentario. Absolutamente de acuerdo.

      • 6 junio 2010 a 19:24 #

        Perdone, José Antonio, le cambié el nombre. Bueno estoy yo hoy.

  2. 6 junio 2010 a 8:40 #

    Uy, perdón. Hay dos faltas de ortografía. Donde dice “guíar” debe poner guiar, sin acento. Donde escribí “continua”, debí poner “continúa”. Gracias.

  3. 6 junio 2010 a 11:01 #

    Estimado José Antonio:
    Creo que no me equivoco si te digo que todos y todas los deseducativos y deseducativas estamos absolutamente admirad@s por este excelente artículo, que es en realidad un microrrelato muy bien escrito. Hablando de microrrelatos, hoy precisamente he visto en “El País” el que este periódico y la editorial Alfaguara premiaban en su concurso de este año: una completa gilipollez vacía, plana, previsible y con un happy end muy del gusto de este órgano de la culturilla de hoy. El tuyo es mucho mejor por las siguientes razones: tiene un perfecto control del tempo narrativo, maneja magistralmente la ironía, la integra como recurso literario con el fondo del texto y toca muy acertada y críticamente un asunto que debería ser (¿lo es?) unas preocupación pública: el más que mejorable estado de la enseñanza de hoy; cómo la raíz del mal está donde era lógico: en el principio, es decir, en la Primaria; cómo los culpables de esto, una vez más, son los absurdos y vanos postulados de la secta, que han falsificado la educación desde los primeros momentos, reduciéndola a un baile de ceremonias hipócritas y rutinarias. Aunque solo vayamos a leerlo unos cuantos, es un magnífico relato, te felicito.
    Y volviendo al asunto, luego, en primero de ESO nos encontramos con que de Primaria nos llegan porcentajes de aprobados del 100% o del 99’8% en el peor de los casos, pero que, en las clases, eso no se corresponde con la cantidad de chicos que tienen dificultades para leer un texto bien leído o para hacer una multiplicación sencillita. ¿Qué es lo que está pasando aquí? Muchos lo sabemos muy bien, ¿verdad, José Antonio? Tanto recortar palomic@s y rotular saludos en sánscrito tal vez no sea el mejor camino para fortalecer esos primeros e importantísimos años de la formación de una persona (o de un – una niñ@). Yo también he sido profesor de EGB, José Antonio, y por eso sé que esta ideología catetizadora ya vendía mucho en los colegios antes de la implantación de la LOGSE, sobre todo en esos colegios donde estaban, casualmente, las personas de los sindicatos y colectivos que ahora conforman la secta, aunque, si te digo la verdad, como entonces no se había encanallado la profesión repartiendo caramelitos, nadie creía mucho en esos planteamientos, que muchos considerábamos desautorizados por los hechos. Por eso también, me gustó desde el principio el manifiestoMP, porque refleja muy bien esta situación, ha captado el problema, propone para él soluciones que me parecen razonables.
    Una última cosa: que este relato lo hayas escrito desde un centro de primaria, donde, como tú muy bien dices, impera el discurso sectario, es un rasgo de entereza: ¡qué valentía, qué valentío!

    • 6 junio 2010 a 11:30 #

      Estimado Pablo:
      Muy ilustrativo tu comentario sobre el porcentaje de aprobados que acceden a la ESO.
      No imagináis las presiones sutiles que recibimos para que mejore el número de aprobados y la farragosa
      burocracia que te espera si osas suspender a algún alumno: perfiles, adaptaciones curriculares, acuerdos de ciclo, propuestas de mejora, planes individuales… Todo ello hace que, en ésto te contradigo, no hagamos alarde de mucha valentía. Muchas gracias por tus comentarios.

  4. Xoia
    6 junio 2010 a 14:57 #

    Totalmente de acuerdo. El desastre se fragua en Primaria. Es más, se empieza a cocinar ya en las casas de los niños desde que son bebés.

    Lo que ocurre es que en Secundaria es donde el desastre alcanza su punto álgido, donde ya no tiene remedio, donde todo sale a relucir. Confluyen en Secundaria dos cosas: la edad de los chavales, que es la que es con todos sus problemas, y la falta de base académica. Y entonces estalla la bomba.

    De hecho los politicuchos de tres al cuarto que mantenemos y engordamos en este país sólo tienen ojos para fijarse en la Secundaria. Casi todas las reformas van dirigidas a esta etapa. Y esto se debe a que están tan ciegos que no ven (o tal vez no quieren ver) que en Secundaria ya nada tiene remedio, que el fallo está en los cimientos. Bueno, miento. En realidad ahora también les ha dado por reformar (y de qué horrible forma) la universidad, no vaya a ser que algún sector de la enseñanza se escape a las garras de la LOE-LOGSE.

    Excelente relato. Es estupendo contar aquí con gente que está “en la otra cara del desastre”, en primaria.

  5. 6 junio 2010 a 16:56 #

    Gracias, Xoia. Tienes razón en que casi todas las reformas van dirigidas a secundaria y me temo que
    ya han desembarcado en la universidad. Es así, porque en primaria ya no hay margen para “implementar” más chorradas. Es más, escucha lo que te digo, yo creo que si a los maestros de primaria nos liberaran del yugo
    pedagógico tardaríamos un tiempo en reinventar nuevas formas de enseñanza, en parte, porque quien más quien menos hemos padecido variantes del Síndrome de Estocolmo y nos cuesta construir un lenguaje distinto.

  6. Mari Cruz Gallego
    6 junio 2010 a 18:44 #

    Que no, hombre, que en esta web estamos todos equivocados. Ya nos lo dice La Verdad de hoy, además dos veces, por si no nos ha quedado claro:
    http://www.laverdad.es/murcia/v/20100606/region/educacion-sale-hoyo-20100606.html

    • 6 junio 2010 a 20:27 #

      Esta noticia me recuerda a las declaraciones de la vicepresidenta De la Vega dos semanas antes del tijeretazo, cuando exclamaba con aire propagandístico: “Estamos saliendo de la crisis”. Además, la verdad de LA VERDAD se refiere sólo al sistema educativo murciano. Sin más comentarios.

  7. 6 junio 2010 a 20:16 #

    Magnífico y aterrador relato.

    Es en la ESO donde más se ha percibido el desastre y es quizá el sector en el que el deterioro es mayor históricamente en términos comparativos .

    Pero la debacle educativa afecta a todos los niveles del sistema. Sin excepción. Desde la primaria hasta la universidad. Y además los desastres del sistema educativo se reproducen. Si uno repasa lo que edtudian los futuros maestros en las Facultades de Educación y especialmente en el nuevo grado, comprobará que la secta ha infectado todas las etapas de la educación. Prácticamente no queda ningún rincón sano..

    • 7 junio 2010 a 14:01 #

      Efectivamente, Mariano. El año pasado un colega formó parte de un tribunal de oposiciones y, créeme, después de oir más de cien veces que el maestro era un “facilitador”, un “mediador” y, agárrate, con reiteradas citas de ¡Marchesi y Coll”! supimos que ésto se estaba poniendo francamente imposible.

  8. Juan
    6 junio 2010 a 21:37 #

    Esclarecedor relato. Y fantásticamente bien escrito. Mientras lo leía, me recordaba novelas de Huxley como La isla o Un mundo feliz, describiendo una sociedad perfecta-mente enferma.

    Un saludo muy cordial de un profesor universitario que ya siente en su nuca el aliento de la secta.

    • 7 junio 2010 a 14:04 #

      Gracias, Juan. Prepara bien tus armas, que la batalla se acerca.

  9. Lozano Andaluz
    6 junio 2010 a 23:34 #

    Querido José Antonio:

    Chapeau!!!!!!!!! Excelente visión de la cotidianidad (eso que pasa) en un CEIP de la taifa de Andalusiya.
    Ando pensando desde hace mucho en dos actividades rompedoras con alumnos de quinto y sexto.
    Si Dios me da salud (una forma de hablar, no se me enfade, colega) pienso realizar una relectura ¨bestia ¨
    del Lazarillo. Lázaro Gónzalez Pérez ve la putrefacción del Imperio como una cámara que envía videos a YOUtube… Nuestros chicos han de desemascarar
    la mierda posmoderna desde sus casas (va por Pablo, amigo) a la calle, del Ayuntamiento a la escuela… la visita de la concejala y concejalo para promocionarse…las maletas de la paz y las ñoñeces varias. …las mentiras….
    Luego, cámara y libreta en mano, escriben y retratan lo que dicen los adultos y, al lado lo que quieren decir… mostrando la HIPOCRESÍA y la ESTAFA a las que están (estamos) siendo sometidos…
    La segunda es para centros bilingues bilinguas…Un trimestre completito con ¨Lord of the flies¨ y un ajuste de cuentas a Rousseau y a los rousseaunianos ( empezando por los malagueños, sé de lo que hablo)… Para que estén alerta de la maldad y perversión que puede haber en un efebit@ supuestamente angelical…
    Sr. Llanillo, ninguna idea tiene copyright, así que bien pueden usarlas en sus centros…

    Un abrazo de uno que no andará muy lejos de Fuengirola el curso próximo… See you there y mis respetos deseducados.

    • 7 junio 2010 a 14:08 #

      Querido Lozano Andaluz:
      Tendré presente sus “malévolas” propuestas.
      Se le espera por aquí.

  10. 7 junio 2010 a 17:21 #

    El problema educativo se solucionará dentro de unos años, cuando la mayoría de los docentes que hemos estudiado con otros sistemas nos hayamos jubilado, en ese momento, los maestros y profesores que en su juventud disfrutaron de la LOGSE-LOCE-LOE, no conocerán otro tipo de educación que añorar.

    • 7 junio 2010 a 17:34 #

      Efectivamente, ésto es lo que espera el actual sistema. De todos modos, veo un rayito de esperanza:
      los maestros jóvenes que llegan al colegio, no sé muy bien la razón, no son nada sectarios.

    • 7 junio 2010 a 17:37 #

      Ese es el deseo explícito expresado por un profesor de Pedagogía de una universidad andaluza, que se lo oí yo en una conferencia. Ojalá no se cumpla y haya algo de resistencia y se vuelva al sentido común.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: