Uno, dos, tres

Nacho Camino

La crisis económica tiene que ver con la crisis educativa más de lo que algunos quisiéramos. Que ésta preceda a aquélla no implica una relación de causa y efecto, pero es indudable que en la destrucción de la enseñanza se manifiestan algunos síntomas de lo que ahora vivimos a escala social.

1. En la Enseñanza no se ha invertido, sino que, simplemente, se ha despilfarrado.

Centros de Formación que imparten un 70 % de cursos inútiles, demagógicos o propagandísticos.

Subvenciones generosas a unos sindicatos que han jaleado todas y cada una de las leyes educativas que nos conducen al fracaso. Que han asumido la sinrazón hasta el mismo instante en que han visto peligrar sus privilegios.

* Ejércitos de liberados y cargos de función superflua, que han vivido de la ubre estatalista sin otro horizonte que el de alcanzar la vitalicia manumisión de los políticos.

Desembolsos clientelares: libros gratis, ordenadores gratis, kits completos de corrección política (mochilas de la paz, manuales de educación afectivo-sexual, campañas de persuasión ecológica, etc.).

* Montañas de propaganda consejeril, en papel satinado, para enterrar con mala prosa el cadáver exquisito de la ignorancia.

* Complementos salariales basados en criterios de productividad inexistentes: más dinero a cambio de más aprobados.

* Masivas pruebas de diagnóstico que no diagnostican nada que no hubiera certificado ya la autopsia.

Planes y Proyectos, Observatorios y Agencias de Evaluación: bicocas para sus agentes y lamentable filfa para sus muy sufridos pacientes: profesores, padres y alumnos.

2. La Enseñanza es el laboratorio de un Estado del Bienestar hipertrofiado.

* Quizá por eso ha estallado antes. (Por si alguien aún no se ha percatado, la Enseñanza española está muerta).

* Si hubiera que juzgar los resultados educativos en términos económicos, podríamos decir que estamos en suspensión de pagos. Y a un solo paso de la quiebra. Para cuando los padres quieran retirar los activos depositados en la Enseñanza (pongamos, un hijo instruido en los conocimientos indispensables con que ganarse la vida) descubrirán (ya lo hacen muchos) que su inversión se ha volatilizado.

* A la Enseñanza le duele en el mismo sitio que al Estado: la fatal arrogancia socialdemócrata nos hizo creer que los políticos sabían mejor que nosotros mismos lo que nos convenía . Dejamos que ellos extendieran derechos y nosotros fuimos aceptando el maná de la única fuente disponible. Ahora, la fuente se ha secado.

* Primero se empezó por la igualdad de oportunidades. Y como tal cosa es un camelo, comenzaron a imponerse cuotas obligatorias de igualdad. Eran, al fin, los resultados lo que debía igualarse.

* Estos principios igualitaristas abominan de la competencia y el mérito. Del mismo modo, mérito y competencia están excluidos del ámbito político, en el que medran legiones de iletrados al cuidado del Partido.

* Como los resultados no se igualaban, la prodigalidad sustituyó a la exigencia. Se facilitaron múltiples vías para conseguir un título sin esfuerzo, sin invertir horas de estudio, sin ahorrar energías en otras tareas menos perentorias. Compárese la concesión de títulos con la concesión de subvenciones, y quizá concluyan que el alumno LOGSE/LOE representa el perfecto aprendiz de subsidiado.

* Salvando las distancias, entidades semipúblicas como son los Bancos Centrales han actuado de tutores transigentes con los bancos comerciales. Solapando su mala gestión con una ilimitada expansión del crédito, han sido los primeros en contribuir a la creación de una burbuja que se parece mucho al fantacientífico microcosmos logsiano.

* En la Enseñanza, las Administraciones Educativas son los Bancos Centrales que han inyectado en los Institutos/Bancos una inflación de garantías, dádivas y normativas capaces de mantener en el cliente la falsa ilusión de que su hijo aprendía algo.

* Hasta ahora, el crash educativo no ha tenido serias repercusiones sociales porque la coyuntura económica permitía que un encofrador ganara el sueldo de un catedrático de Historia. Una vez que la burbuja ha hecho plop, y que el paro galopa con brío, es posible que la sociedad se vuelva contra unas instituciones que han defraudado sus expectativas de manera similar a como los bancos han hecho con sus depositantes.


3. Los profesionales de la docencia han tenido tiempo de denunciar este inmenso fraude. Al educativo me refiero. Algunos lo han hecho, pero sus voces se han recibido con la misma desdeñosa indiferencia con que se escuchaban las profecías de Casandra.

* Que ahora nos recorten el sueldo es lamentable. Pero también eran lamentables las condiciones en que se desarrollaba nuestro trabajo, la estafa que se vendía como panacea. Y muy pocos protestaron.

* Puede que la economía se recupere, pero dilapidar el talento de una generación de jóvenes quizá resulte más oneroso.

* ¿Quieren los defensores de la escuela pública que esta inercia continúe? ¿Esperaremos a que la sociedad nos señale, no sólo por nuestra supuesta posición de privilegio, sino también por no haber denunciado como debíamos lo que todos sabíamos de sobra?

Si tanto nos enoja el recorte salarial, aprovechemos esta indignación para defender nuestros derechos.

Pero también, por una vez, para ser valientes.

Imprimir artículo

Share

Anuncios

Etiquetas:, , , ,

Categorías: Diagnósticos, Rebelión

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

16 comentarios en “Uno, dos, tres”

  1. 30 mayo 2010 a 17:36 #

    Muy buena entrada. Tono y contenido adecuadísimos a la cruda realidad, que ya no se puede ocultar respecto de la pasta, pero que no se reconoce en relación con el fracaso en la enseñanza. Cuando se hablaba de gasto educativo, algunos nos preguntábamos: ¿Qué parte de ese dinero se destina a la docencia directa y qué parte se dedica a actividades improductivas y estúpidas, como muy bien denuncia Nacho Camino?

    Lo más triste de la comparación entre la ruina económica y la ruina educativa es que siendo las dos muy evidentes, la primera la notaremos todos en el bolsillo. Y no nos pueden engañar. ¿Por qué, sin embargo, se sigue manteniendo la ficción de la reforma educativa? Si el rey está desnudo en los dos casos.

    Es más, muy pocos articulistas han denunciado el malgasto de los recursos que gestionan las administraciones educativas. Recordemos uno de los eslóganes más reiterados de la propaganda LOGSE: no ha habido suficientes medios para sacar adelante la reforma. ¿En qué se querían gastar el dinero?

    No sé si hay estudios sobre la rentabilidad de la inversión en materia educativa. Estudios serios, más allá de la fanfarria del coro de los pseudoexpertos que produce ocho mil paridas por minuto. Pero es obvio que en las últimas décadas se ha disparado el gasto absurdo en el ámbito escolar. En Madrid no hay complementos por aprobar más, eso pertenece al hecho diferencial de otras taifas. Lo cual no quita para que no se nos ocurran muchísimos ejemplos de gastos superfluos.

    Lo que tiene que quedar muy claro es que la mejor inversión educativa es tener a un buen profesorado, correctamente seleccionado, valorado e incentivado. Y un sistema que funcione de forma racional y eficiente. Nada más lejano de lo que sufrimos en educación en España.

    Finalmente, es muy deseable que los anhelos expresados en esta entrada se cumplan. Que la indignación y el malestar del funcionariado docente ante la triste historia de los sueldos menguantes se extienda también en una protesta, rebelión o contestación frente a la degradación del servicio público de la educación y de las condiciones de trabajo de la docencia. Ojalá se rompa esa cadena de conformismo, resignación o victimismo inane, cuando no de complicidad clientelar con el poder establecido. Sería, desde luego, un cambio de tendencia.

    P.S. Llamar socialdemócrata al sistema de financiación clientelar de tantas gilipolleces es no hacer justicia a lo que la socialdemocracia ha hecho en otros lares. En España toda la política de subvenciones y gastos clientelares es más una herencia del franquismo sociológico, que no cree en la autonomía del individuo, sino que va buscando adhesiones a base de mendrugos. El problema es que el franquismo sociológico está presente en todas las esferas de poder institucionalizado y con vocación de permanencia y profesionalidad, tanto en los que se proclaman de izquierdas como en los que se autoetiquetan centristas, populares o como se quieran llamar.

  2. 30 mayo 2010 a 17:46 #

    Gracias, Mariano, por tu estupenda aportación.

    Herencia franquista o no, la clave está en esto que dices:

    “…no cree en la autonomía del individuo, sino que va buscando adhesiones a base de mendrugos”.

    Temo que esta filosofía política no sea exclusiva del patio ibérico. Y en esos lares no todos disponen de un dictador de guardia que sirva para excusar los fracasos propios.

    Un saludo.

  3. Ángel
    30 mayo 2010 a 17:51 #

    Hola:
    La crisis educativa es más grave que la económica y será mucho más durarera, lo que pasa es que todavía no afecta al bolsillo. A ver cuando se enteran los políticos y lameculos adjuntos. Por otro lado,como se sale de la crisis con una formación tan mala. ¿No se necesita competitividad?. Pues esta palabra es la que han desterrado los psicopedabobos y la progresía en general del sistema educativo, pero claro sus hijos no están en el sitema público de enseñanza.
    Saludos.

  4. 30 mayo 2010 a 18:15 #

    El tinglado es tan patente y colosal que la irresponsable actitud de los poderes manteniéndolo solo se explica por un motivo: les interesa que siga. En el propio artículo de Nacho y en vuestros comentarios está la respuesta: hay tantos interesados en que continúe y están tan conectados con el poder o metidos en él que lo tienen blindado. Y lo peor es que los posibles sucesores de este poder también están en el ajo. Es un brazo más de la corrupción y de la democracia clientelar que hemos construido. Son necesarias las respuestas ciudadanas, aunque, siento ser pesimista, no sé cuánto tiempo van a estar siendo meramente testimoniales. Aun así, no hay que ceder.

  5. Joanna
    30 mayo 2010 a 18:22 #

    Me considero una profesora rendida que hace tiempo ha tirado la toalla en mis manifestaciones públicas contra la enseñanza actual porque era un desgaste continuo de mi persona ante tantos despropósitos. Me veo a mí y a otros compañeros, desaprovechados, dando clases a unos niveles mínimos porque la enseñanza está depreciada y despreciada ( y vamos a más). Sin embargo, en mi aula y con mis alumnos, y en contra de muchos compañeros, he mantenido la dignidad de la profesión basándome en muchos de los principios de vuestro manifiesto sin saberlo. Esto me da un rayo de esperanza, aunque tardío, porque tendrán que pasar unos 20 o 30 años para recuperar lo que se ha perdido. Vengo notando desde hace un par de años, que los nuevos profesores que van llegando, entre los 30 y los 40 años, están impulsando el péndulo hacia el otro lado. ¿Qué opinais?

    • 30 mayo 2010 a 23:19 #

      Que sí, que entre el nuevo profesorado, en contra de muchas opiniones muy injustas con ellos, vienen muchos con una idea muy digna y muy profesional de la enseñanza y que están entre aterrados y escandalizados con lo que ven. Y los hay muy combativos. Y te diré más: yo conozco a algunos que ya son hijos de la LOGSE y vienen muy bien preparados, así que debemos entender que han pasado por las manos de algunos que como tú, como yo y como otros muchos, han cerrado la puerta de su aula y dentro de ella han hecho una guerrilla particular contra la ignorancia. Y la han ganado. Este es un hecho que a mí me produce bastante optimismo, porque, en cuanto escarbas un poco, descubres a unos cuantos de estos resistentes. Algo me dice que debemos de ser muchos más de los que a la secta le gustaría.

    • David Arboledas
      1 junio 2010 a 19:48 #

      Hola Joanna. Es bonito saber que uno no está solo en el mar de la inmundicia en el que se ha convertido nuestro sistema educativo. Yo atambién arrojé la toalla hace mucho. Tengo 37 años, soy padre, y llevo 12 años de profesión y 10 que tiré esa toalla, jaja. Sin embargo, como tú, en clase mantengo mi dignidad, porque en ella quien manda soy YO. Y para que mi mente no acabe con Alzheimer antes de tiempo, me dedico en mis ratos de “ocio” a enseñar a mis hijas (que sé que la Escuela no podrá hacerlo) y a leer y escribir. Sin esto te aseguro que acabaría igual de bobos que la inmensa mayoría de mis alumnos. Pero, quizá, es eso mismo lo que busca el sistema: bobos por doquier y borreguitos para todo. ¡Fíjate cuánto nos hemos movilizado en estos 12 años! Nada, Y ahora que se nos bajan los salarios, nos dan otra muestra más del prestigio que TODOS los funcionarios tenemos para nuestros gobernantes. Todo es una cadena…y muy bien meditada.
      Saludos

  6. Tiza Presa
    30 mayo 2010 a 23:23 #

    Muy buen artículo, Nacho.

    Según mis cálculos, cerca de 2000 eurazos por alumno no llegan a los centros educativos, y si llegan… lo hacen con forma de portatil juguetero, propaganda a raudales, condones… Sólo se necesita dividir lo que ganamos entre la ratio alumnos/profesor que publica el MEC, y sumarle los miserables 500 euros que llegan a los centros para pagar la luz, inversiones, libros gratis, arreglar la cisterna, mal-pintar de vez en cuando, reponer puertas, fotocopias b/n… Hasta los 5500 eurazos que dice el MEC que se gasta en la pública en cada criatura…

    Todavía estoy esperando que algún sindicato pida explicaciones.

    Quizás ellos se lleven buena parte, tanto en forma de subvención, como para pagar su “improductividad”. Para mi gusto, eso ha faltado en el artículo, pero no le resta aún así ni un ápice de brillo.

    • 31 mayo 2010 a 13:16 #

      Esto que dices es brutal, Tiza. Si hubiese una manera de atravesar opacidades, llegar a las cuentas y comprobar en qué se ha gastado cada céntimo, habría que intentarlo. Yo no sé en qué basas tú tu cálculo de 2.000 euros, pero, dados los tiempos de despilfarro y de favores a amiguetes que corren, no me cabe duda de que mucho se ha malgastado. Esos investigadores que corren por aquí: ¿se podría hacer algo? Me presento voluntario a hacer fotocopias y subir el café al garito de ratas subversivas.

  7. Lozano Andaluz
    31 mayo 2010 a 0:10 #

    Para cuándo una quedada hispano-andaluza con comunicaciones, música de Nacho, mesas redondas, invitaciones y visitas de expertos… Deseducativos tiene que salir al ¨desierto de los real¨ya.

    Me sigues encantando Nacho, y lo peor es que tienes a mi mujer celosa….

    Un abrazo emocionado y peleón.

    • Nacho Camino
      31 mayo 2010 a 17:03 #

      Gracias, Lozano, por el apoyo incondiconal y ultramarino. Deseando esa reunión.

      Un fuerte abrazo.

  8. Salao
    31 mayo 2010 a 8:24 #

    Excelente análisis.
    Despilfarro es la palabra pero a favor de los de siempre, ellos ya han comido y ahora nos dejan la cuenta.
    Tres reformas nos han impuesto Bruselas y el FMI para consolidar las cuentas:
    -Reforma laboral. La tenemos está semana
    -Reforma sanitaria. Copago sanitario, coincidiendo con alguna victoria en el mundial.
    -Reforma educativa: aquí las soluciones van desde el copago educativo: a partir de un determinado nivel de renta se paga una cuota, solución PSOE. Educación Low cost, generalización de conciertos, cualquier privado que lo desee puede concertarse, y garantizar pública donde no llegue la privada, solución PP, esta solución es mucho más compleja, tiene muchos matices.
    En ello andamos, riendo por no llorar. Por supuesto estos informes ya los conocen las cúpulas sindicales, ¿alguien les ha oído quejarse?. Mietras mantengan privilegios harán un par de gilihuelgas y a correr.

  9. Fancisco Javier
    31 mayo 2010 a 8:58 #

    Nacho,

    enhorabuena por tu excelente artículo. Me ha encantado todo: la claridad de ideas, su verdad incuestionable, el estilo maravilloso. Hoy mismo lo imprimo y a seguir des-educando. Me da un poco pena pensar porqué artículos como estos no se publican en medios de gran difusión: periódicos, revistas de pedagogía (¡ja!),…, no sé: allá donde pueda remover las conciencias de nuestros sonámbulos docentes y de la sociedad en general.

    Un trabajo excelente. Te animo a seguir trabajando en tan valiosa tarea.
    Un saludo.

  10. Ángel
    31 mayo 2010 a 10:53 #

    Hola:
    Para reafirmar mi comentario anterior ruego lean el siguiente enlace.
    http://manuelhernandez.upyd.es/2010/05/30/la-crisis-oculta/
    Gracias.

  11. Antonio
    18 agosto 2010 a 1:09 #

    Excelente, te felicito.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Uno, dos, tres... (la crisis educativa) - 17 agosto 2010

    […] Uno, dos, tres… (la crisis educativa) deseducativos.com/2010/05/30/uno-dos-tres/  por russell hace 2 segundos […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: