Relato de la maniFIESTAción del 14-A

Carlos Rodríguez

“Especialmente en abril
se echa a la calle la vida.
Cicatrizan las heridas
y al corazón, como al sol,
se le alegra la mirada
y se abre paso entre las nubes.
Al paisaje se le suben
los colores a la cara.
Y apetece ir donde cubre
a nadar contra corriente”

(Serrat)

1. Especialmente en abril.

Es conocida la anécdota de cómo Mark Twain desmintió su necrológica aparecida en New York Times con una carta en la que expresaba: “las noticias sobre mi muerte han sido ampliamente exageradas”. En clave semejante cabe interpretar la reacción del profesorado el 14 de abril cuando ya muchos celebraban su defunción como colectivo activista. Afortunadamente somos muertos que gozamos de muy buena salud.

Quizás fuera el hechizo de abril, que cicatriza heridas y alegra miradas, quizás fuera que la memoria y la inteligencia son armas cargadas de futuro, o que “hoy es siempre todavía”, el hecho es que el profesorado decidió no continuar haciéndose el muerto y nadar contra corriente allí donde nos cubren.

La manifestación en Sevilla fue extraordinaria en número (osciló entre los 2.000 y 3.000 participantes), pero lo fue muchísimo más en ambiente: festiva, autoafirmativa, sin evocaciones resentidas para nadie; gobernada por el infalible goce que confiere sentirse digno y copartícipe de algo grande.

El día amaneció nuboso e incluso cayeron algunas gotas poco antes del comienzo, pero el sol terminó enseñoreándose durante todo el recorrido. Como feliz augurio de claridad que rinde sombras y anublamientos: marco de luz transparente para que el profesorado escribiera en el aire, en todos los aires, su orgullo de docente.

Y aquí cumple narrar una anécdota que elevamos al carácter de categoría. La actitud de la policía fue al principio muy recelosa ante un número de manifestantes superior al que esperaba, pero fue suavizándose progresivamente ante esas filas humanas donde iban las risas, las rimas, las danzas, los cantos. En un momento determinado una guapa representante de [Piensa] logró que un policía pegara en su moto oficial varios de nuestros dibujos-adhesivos. Un magnífico icono, subversivo por insolentemente bello, para un nuevo comienzo en la enseñanza andaluza: la fuerza de la razón (y de la belleza) por encima de la razón de la fuerza (y de la fealdad).

Durante la manifestación se cantaron varios hits anti-ROC, que va camino de convertirse en un nuevo género musical (El ROC de la clasePiensa en míLa mala reputeación…). Racimos de gente bailaban al son de ellos, recitaban poemas, coreaban lemas lúcidos y salerosos. Nos reencontramos con antiguos compañeros de Institutos… En definitiva, un espacio idóneo para cultivar la grandeza de alma. Allí cabíamos todos: un histórico de CCOO, la Directiva de USTEA de Cádiz y Córdoba (a pesar de que su sindicato no convocaba huelga ni manifestación) y personalidades del mundo de la cultura no relacionados con la enseñanza.

Los  que participaron en esta fiesta de primavera, delirio salutífero contra tanta “cuerdura estupifaciente”, comprendieron cómo estaban presentes todos los elementos necesarios para derrotar a la Consejería en nuestra lucha a favor del conocimiento. Justo lo que buscábamos las asociaciones-arquímedes convocantes: un punto de apoyo para (re)mover la enseñanza andaluza.

De acuerdo con nuestra vocación de “pasearnos a cuerpo” y “anunciar algo nuevo”, decidimos participar sin banderas: sólo con nuestras camisetas [Piensa], así devenidos nosotros mismos en banderas encarnadas y desmentidas, pues que representamos algo vivo que no se deja esclerotizar en imagen fija (no tanto iconoclastia como iconocinetismo).

Nuestros compañeros de asociaciones convocantes (AAFi, Crisis educativa, Deseducativostrescatorce, Dejadnos enseñar…) hicieron suya esta camiseta, pues de hecho muchos de sus miembros militan en [Piensa], que hace las veces de “nave nodriza”, al disponer de créditos de reducción lectiva y acordar directamente con CGT las convocatorias conjuntas de manifestaciones, concentraciones, huelgas y otras cosas del reivindicar no pusilánime.

2. A las puertas de Mordor.

La manifestación terminó a orillas mismas de la Consejería. Y el final de fiesta estuvo a la altura: se volvieron a cantar todos los hits anti-ROC, se escenificaron diálogos hilarantes sobre educación (por ejemplo, ese estupendo poema sobre la evaluación) y fray Josepho nos sorprendió, megáfono en mano, con una arenga digna del mejor linaje revolucionario (probablemente no del zapatista, pero sí del zapatiesta, mucho más temido por los especialistas en mandar).

En definitiva, irreverencia inteligente, ética de la rebelión y “no moriremos idiotas” como consigna compartida.

El viceconsejerísimo Sebastián Cano aceptó recibirnos. Hasta sus profundas estancias se adentró una comisión, tres personas de CGT y tres por parte de las Asociaciones convocantes integrantes de Volens. El relato de esa entrevista lo podéis consultar aquí.

Es digno también de reseñar otra anécdota-categoría (aunque de signo opuesto a la anterior). En la Consejería alguien sin rostro dio la orden de que no entrara nadie mientras durara la manifestación. Es decir, declararon monolateralmente un estado de excepción en el que los derechos individuales quedaban suspendidos hasta nueva orden.

Un caso especialmente sangrante fue el de una ciudadana italiana, que salía de viaje para su país a las pocas horas y necesitaba entregar un documento en registro. Durante más de una hora la estuvieron mareando y dándole largas. Un representante de [Piensa] se interesó por su situación y solicitó hablar con el responsable de seguridad. La situación era larra-kafkiana: una persona tras de la ventanilla hablaba de manera muy baja para garantizar la inaudibilidad debida (seguro que este recurso didáctico le puntuó mucho en la fase práctica para ingresar en la Consejería de educación). Una vez que se recurrió a fórmulas comunicativas más isomórficas (amenazas con sacar el incidente en la prensa, denuncias judiciales…), salió un sujeto no identificado con aires PSI (Persona Sobradamente Importante), que expresó de manera muy sintética la “filosofía” que reina por estos lares: muy mala educación y enunciados teóricos tan di-afanos como “soy de seguridad, no tengo que dar explicaciones”. No obstante, algo debió afectarle la disposición “poco receptiva” a su dis-curso, pues de manera inmediata trasladó orden de que entraran todas las personas en stand-by.

La simpática italiana quedó encantada y declaró su intención de militar en [Piensa]. Anteriormente se le había explicado nuestros objetivos y modus cogitandi sobre un soporte que ríete de las pizarras digitales o minerales: nada menos que la encarnadísima camiseta ad roc, soberbiamente orografiada, de la rutilante intérprete de “Piensa en mí”.

O sea, que [Piensa] no sólo entusiasma ya en Alemania, sino también en Italia. Como nuestra vocación de fomentar la cosmopolita actividad del cogito no sólo desdeña interrupciones sino que transgrede fronteras, nos congratulamos por nuestra rápida y contagiosísima propaganación.

Los asistentes se marcharon (la mayoría rumbo a las cervecerías trianeras) con excelentes pálpitos, palpitaciones y palpaciones. Sobre todo, con muchas ganas de repetir actos como éstos de catarsis reconciliadora con nuestra profesión y que se expresan de la misma manera que cuando el `No´ al dinero entintado de la Orden de Soborno: a través de una negación que (nos) afirma.

3. Agradecimientos.

Tal como figura en nuestra web:

GRACIAS

… a los que acudieron a las concentraciones del día 14.

… a los que no pudieron acudir, pero secundaron la huelga.

… y a los que no hicieron la huelga, pero se conmovieron al ver a tantos profesores movilizarse contra el ROC”.

Pero muy especialmente hay que agradecer a todos aquellos que, de manera tan generosa como animosa, han recorrido los centros andaluces para repartir propaganda de la huelga.

Contamos con muy pocas horas de liberación y solamente en tres provincias (Almería, Huelva y Sevilla). Somos una Asociación recién nacida (en realidad nos falta todavía el bautismo auroral).

Es obligado quitarse el sombrero (y hasta el cráneo, como Don Latino) por la magnífica labor realizada en la sierra de Cádiz y el campo de Gibraltar, con estadísticas de seguimiento de huelga, en algún centro, cercanas al pleno.

Lo mismo cabe decir de Málaga gracias al entusiasmo y coraje de un grupito con tanta lucidez como compromiso, que saca tiempo de donde no hay para visitar centros e informar de la buena nueva.

¿Cómo es posible que prácticamente sólo tres personas hayan visitado el 70% de Institutos en Granada? Algún día deberán contarnos el secreto de esta cuasi-ubicuidad. Quede aquí constancia de nuestra deuda [de Piensa y del profesorado librepensante]  con ellos.

Córdoba y Jaén son las provincias menos permeables, por ahora. En la primera provincia no contamos con nadie para la campaña, así que sólo fue posible ensayar alguna incursión desde Sevilla. Solicitamos por ello disculpas a los docentes cordobeses, como en general a todos aquellos a los que no pudimos hacerles llegar información sobre la huelga.

En Jaén sólo contábamos con una persona, aunque, eso sí, una auténtica perla. Le agradecemos muy especialmente el esfuerzo realizado: primera simiente de algo que no va a dejar de crecer.

En Almería, Huelva y Sevilla la cosa fue un poco menos difícil, pero completamente imposible sin la ayuda desinteresada de voluntarios que han mostrado una extraordinaria disposición de trabajo.

Lo que ya sabíamos: no hay éxito posible sin la labor entusiasta de un colectivo. La escasez de recursos humanos quedó más que suplida por la sobreabundancia de fe en el valor de la tarea.

Pero es sólo el comienzo. Hemos de seguir avanzando, pues delante nuestra avanzan las orillas oscuras de un terrible Rubicón: la Consejería pretende habilitar una fosa común (el ROC) donde arrojar todos los cadáveres que arrastra su nefasta política educativa desde hace años. Ello supone inexorablemente el entierro de nuestra función de transmisores de conocimientos.

Sólo podremos evitarlo con inteligencia, compromiso y lealtad a nuestra profesión.

ANEXOS

1. Ujieres al borde de un retoque de nervios.

Los polimorfos ujieres de la Consejería, estratégicamente ubicados en los pliegues del Sistema, han intentado de todas las maneras boicotear la huelga. Un sindicato mayoritario no convocante llegó a expandir el rumor, llamadas a Institutos incluidas, de que la huelga se había desconvocado.

Excelente noticia: la confirmación de que una iniciativa es prometedora para la enseñanza, y por tanto peligrosa para la Consejería, son los intentos que recibe de sabotaje institucional (y los sindicatos de la M -de Mayoritarios, claro- son funcionalmente tan dependientes de la Administración como la uña del dedo).

Algunos centros quedaron completamente paralizados, pero algún director se pasó de socio listo de la Consejería exigiendo al profesorado la comunicación de que se iba a poner de huelga antes de las 11 horas de ese día, so riesgo de que su falta fuere declarada injustificadísima. Y es verdad que existen unas instrucciones de la Conserjería en ese sentido, pero no tienen validez jurídica alguna al contravenir normativa de rango superior y principios de derecho y éticos y estéticos y…

Igualmente innoble es el hecho de que algunos directores promovieran el esquirolaje al organizar adelantos de clases de los profesores en huelga. Esto supone una violación flagrante del derecho de huelga y puede (debe) ser denunciado.

2. Confusiones y perfusiones: los Otros.

Es inevitable hacer referencia al “ruido” que se ha producido una vez que CGT-Piensa anunciaron su huelga para el 14 de abril. APIA se apresuró entonces a convocar una huelga-solitaria seis días antes, a la vuelta de Semana Santa. CSIF y SADI por su parte anunciaron una concentración justo el día antes: 7 de abril (probablemente fuera más riguroso decir que la convocó CSIF con el apoyo de algún representante sadiano, si bien, ras de sí, sus siglas). Resulta curiosa la coalición entre el único sindicato con la “F” de Funcionarios y el único sindicato con la “I” de interinos.

Es comprensible la perplejidad y el enfado del profesorado, que interpreta que únicamente hay en juego intereses electorales en sus “representantes” sin ninguna disposición a luchar contra el ROC. No le queda otra que informarse y discriminar si no quiere estar a merced de escuálidas mercadotecnias.

Por su parte, CCOO y ANPE han apoyado el ROC, pero mantienen un silencio sepulcral al respecto.  UGT se abstuvo en el Consejo Escolar de Andalucía. Si están tan convencidos, ¿por qué no airean sus razones? (es una pregunta retórica, por supuesto).

Y sólo nos queda USTEA. Han dejado clara su oposición al ROC, pero no se han decidido a secundar ninguna huelga ni manifestación, sino únicamente concentraciones.

En Almería, quizás por aquello de que el sol sale por oriente, se formó una espléndida alternativa a la lógica “por li(e)bre” descrita antes: la huelga del 14 de abril la convocó una nutrida Plataforma abierta a todas las organizaciones interesadas en la lucha común contra el ROC: CGT, [PIENSA], SADI y USTEA.

3. ¡No! Claro que no.

“Si algo es necesario, tiene que ser posible” (Juan Carlos Tedesco)

El profesorado debe ser consciente de que el ROC es la guadaña que siega la condición de posibilidad para enseñar.

Siempre hay coartadas para no hacer nada, pero cada uno ha de plantearse y responderse lo siguiente: ¿podemos seguir considerándonos profesores si bizqueamos la mirada ante lo que nos vasalla y avasalla inconsútilmente?

Fernando Savater, en un contexto ciertamente distinto (País Vasco), lo expresó con lucidez y precisión de cirujano:

“Sentirse animado o desanimado ahora es ya cuestión de carácter. Comprendo muy bien a los que, ante el olor y el color de lo que han sacado a flote estas elecciones, sienten la tentación de tirar de la cadena y marcharse dignamente. Pero yo prefiero acordarme de aquel ácrata, ‘tipógrafo que fue de La Moderna’ en el bello poema de Félix de Azúa, que gritó ante el pelotón de fusilamiento: ‘¡Viva el perder!’. Y permanezco junto a los que siguen jugando, aun sabiendo que hay tantas cartas marcadas. A los acomodaticios, a los resignados, a los amonestadores que todo lo adivinaron antes que nadie pero procuraron decirlo después, a quienes nos preguntan: ‘¿Habéis aprendido la lección? ¿Os arrepentís?…’, les responderemos la palabra sagrada con la que empieza la libertad: ‘¡No! Claro que no’”.

¿Nos arrepentimos de lo que hicimos, de lo que hacemos, de lo que seguiremos haciendo? ¡No! Claro que no.

Share

Anuncios

Etiquetas:,

Categorías: Rebelión

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

4 comentarios en “Relato de la maniFIESTAción del 14-A”

  1. Fancisco Javier
    9 mayo 2010 a 18:59 #

    Mi enhorabuena por el éxito de la convocatoria.

    Desde Madrid tenéis todo mi apoyo. Lo que pasa en Andalucía da miedo y es muy lamentable. Cuando me enteré del caso dramático del profesor José Manuel Rabasco -que en paz descanse, al que la Administración Andaluza procesó de forma ignominiosa, acosó, casi torturó, negándole todo y dejando en la penuria a su familia,…, , y manchó su honor del modo más ignominioso al cubrir su plaza con un enchufado repugnante indecente,… En fin, todo este episodio produce náuseas y me parece que es un caso, que hemos de tener muy presente y que no debe caer en el olvido. Y además el ROC, y el desastre de la educación en Andalucía. Esto no ha hecho sino empezar: ¡adelante!, que entre todos lo vamos a conseguir.

    Un saludo y que la fuerza nos acompañe.

  2. 10 mayo 2010 a 15:47 #

    Enhorabuena, Carlos. Tuvo que ser un día cojonudo.

  3. Mariano
    10 mayo 2010 a 15:49 #

    Os manifiesto toda mi solidaridad. Lo que leo de la situación de la enseñanza en Andalucía es espeluznante. El Estado de las Autonomías, con sus taifas y su neocaciquismo, nos divide y nos debilita a los docentes. Además, cuando las barbas de tu vecino veas pelar….

  4. Ana Viejo
    10 mayo 2010 a 19:05 #

    Good…
    Creo que si queremos ser consecuentes con lo de la cosa del “piensa” desde muchos sitios no hay otra que daros las gracias. (¡Gracias!)
    – Por cierto: algunos sufrimos algunos efectos secundarios. En la distancia que acortaba la rederredes nos hicimos fans incondicionales de los hits anti-ROC. Esperamos el nuevo álbum y algún concierto en Madrid. –

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: