¿A qué estamos jugando?

Con el pomposo título de “Documento final“, que bien podría servir para una película tremendista con guión de Dan Brown, hoy ha presentado el MEC la propuesta definitiva de su pacto de los montes. Visto el resultado, se me ocurre que le habría cuadrado más otro título, “Nada con sifón”, tanto por la entidad de los ¿avances? que ofrece como por ser éste el nombre que llevaba una sección de “La codorniz”, revista cuyos lectores sabemos muy bien que se ejercitaba con éxito en el humor absurdo. Y hablo completamente en serio: ¿de verdad ha merecido la pena para esto anunciar con trompetas y atambores el llamamiento a un pacto escolar de amplio consenso? ¿De verdad ha merecido la pena para esto el viaje a través de tres documentos fatigosos y farragosos, uno de 108 propuestas, otro de 137 y otro “final” de 147? ¿De verdad era necesario ir aumentando el número de propuestas cuando lo que se presentaba no enriquecía lo anterior o incluso lo empobrecía? ¿A qué hemos estado jugando? Mientras la educación en España tiene unos asuntos graves que afrontar y unos problemas serios que resolver, nuestra clase política y el búnker educativo (= las camarillas políticas y las asociaciones progresistas (?) defensoras a uñas y dientes del pútrido sistema actual), en beneficio de los intereses particulares de cada grupo, se han dedicado a tomarnos el pelo y a bloquear las posibles vías hacia una reforma imprescindible y que todo el mundo está esperando. Y cuando digo reforma, no me refiero a cuatro bobaditas cosméticas, me refiero a un cambio en profundidad, que en la práctica debería equivaler a la liquidación del sistema emanado de la LOGSE y a la revisión del statu quo entre la enseñanza pública y la concertada, esa enseñanza privada disfrazada que se paga con dinero de los contribuyentes y que está siendo favorecida por los poderes públicos de todo pelaje, a pesar de que en lo empresarial y en lo ideológico defiende intereses muy particulares.

Pero vayamos al “Documento final”, y hagámoslo por puntos:

UNO. Por diversos conductos, me había llegado hace ya más de un mes el rumor de que el pacto estaba fenecido: unos me decían que el búnker, que estaba irritadísimo, no pensaba permitir ¡por atrevidas! algunas de las medidas de la propuesta; otros me decían que el PP no terminaba de verlo claro. Me temo que ha debido de haber eso y más, ¿o piensan ustedes que las comunidades autónomas han estado calladitas?

DOS. Otros lo que pensábamos es que de todos modos el pacto nacía muerto, esencialmente por tres razones: las prisas con las que se planteaba dejaban ya claro que no respondía a unos auténticos propósitos de cambio, sus propuestas eran tan inmovilistas como torpemente maquilladas y ofrecía un amplio consenso falso, ya que desde el principio marginó al profesorado, a no ser -cosa que dudo- que Gabilondo sea tan ingenuo de pensar que los sindicatos lo representan.

TRES. Sabéis que de los dos documentos anteriores hice una valoración, pero de éste lo considero absolutamente innecesario, ya que mantiene sin apenas variaciones los doce objetivos del segundo borrador, de modo que me remito a lo que dije acerca de él en este mismo blog el pasado 4 de marzo, en el artículo titulado Más LOGSE no, por favor.

CUATRO. De las escasas variaciones que presenta el “Documento final”, voy a centrarme en dos que considero muy significativas:

-El pésimamente redactado objetivo número 11 (página 9) dice lo siguiente:

Conseguir que el profesorado disponga de la preparación necesaria para hacer frente a las necesidades actuales y futuras de la labor docente, con una buena formación, tanto en los aspectos científicos como pedagógicos, motivado y que desarrolle su tarea en las condiciones óptimas para lograr la mejor formación de todo su alumnado.

Las palabras que subrayo son la modificación que este objetivo presenta con respecto a su redacción en el documento anterior: ¿serán una imposición del talibanado pedagógico?

-En la propuesta número 134 del segundo documento, se establecía que las modificaciones al pacto que se alcanzase deberían hacerse por una mayoría de dos tercios del Congreso y del Senado, mientras que en la 144 del “Documento final” se pasa a proponer que, en caso de realizarse modificaciones, se harán “buscando el máximo consenso social y político”, lo que muy bien podría traducirse, por ejemplo, como “buscando que no tuerzan el morro el PP, Cándida Martínez, CCOO o Convergencia”: en otras palabras, que el MEC ha fracaso en su propósito de alcanzar un pacto de solidez y duración respaldados por un consenso político puesto en negro sobre blanco. Sincereamente, os digo que esto a mí me satisface: ¿os imagináis que la chapuza que hoy nos presentan hubiera precisado una mayoría de dos tercios de las cámaras para modificarse? Habría sido la perpetuación de la LOGSE, de lo cual nos hemos librado: qué cierto es aquello de que Dios escribe derecho con renglones torcidos.

Share

Anuncios

Etiquetas:

Categorías: Diagnósticos

Autor:Pablo López Gómez

Hola amigos. Me llamo Pablo López y abro este blog porque me parece extraordinario estar integrado en un sitio como TEXTOS DESEDUCATIVOS, al que está conectado y que sirve de pantalla y plataforma para quienes pertenecemos al mundo de la educación y no nos levantamos todas las mañanas repitiendo tres veces: "Si Álvaro Marchesi no existiera, habría que inventarlo". Puede que algunos me conozcáis ya, porque soy el único responsable ante Dios y ante la Historia de ese blog que se llama La garita del guachimán.

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

9 comentarios en “¿A qué estamos jugando?”

  1. Tiza Presa
    22 abril 2010 a 21:46 #

    ¡Vaya hombre! ¿Sigue el PSOE sin aceptar que se concierten el resto de privados? ¿Sigue el PP sin aceptar el café para todos hasta los 16? ¡Qué pena! Paciencia, que veréis como se entienden al final.

    Yo ya ni me leo los borradores, porque sólo espero miieerr… de esa gentuza. ¿Quién se apunta a quemar el congreso con todos dentro?

    • Ania
      23 abril 2010 a 16:43 #

      Yo me apunto pero con la condición de incluir a sus trepa-subhumanos- directivos- esbirros en activo de nuestros institutos.

      Habría que remodelar el edificio congreso dada la nauseabunda proliferación de tanto engendro tamaño
      conejo para proceder adecuadamente a su desratización.

  2. 23 abril 2010 a 8:59 #

    Corregidme si me equivoco pero resulta difícil entender que uno de los ejes del citado Documento final lo constituya el reforzamiento de la autoridad del profesor y poner eso en relación con la desautorización del propio ministro a ese centro que prohibió el acceso a una alumna vestida con el hiyab en aplicación de su Reglamento de orden interno, en el que expresamente se decía que los alumnos no podían asistir a clase con la cabeza cubierta. Reglamento que me supongo, en ese momento, se aplicaba por el hiyab pero en muchísimos otros lo haría a todos esos chicos y chicas que van con sus sombreros y viseras, y un día sí y otro también, les tienen que recordar que así no se puede estar en el aula.

  3. Xoia
    23 abril 2010 a 15:09 #

    Pues viendo el cariz que están tomando las cosas, yo me quedaré bastante más tranquila cuando vea que realmente y con toda seguridad el pacto no sale adelante.

    Porque para que el pacto salga adelante, da la impresión de que al PP sólo le interesa establecer por ley y para siempre que las empresas educativas privadas (léase, colegios privados) se financien por narices y de por vida con dinero público. Y parece también que al PSOE sólo le interesa ahondar en la “filosofía” logsiana del desprecio hacia el esfuerzo, el conocimiento y la cultura y perpetuar esta “filosofía” contra viento y marea.

    Como ninguna de las dos cosas serían buenas para la enseñanza, me alegro, y mucho, de que el pacto se esté marchando “al carallo”.

    El sistema actual es una porquería, pero aunque parezca mentira, todo es susceptible de empeorar, así que, visto lo visto… “Virgencita, que me quede como estoy”.

  4. 23 abril 2010 a 16:56 #

    Hemos de ser consientes de que todo lo relativo a la educacion esta sujeto a planteamientos tan marcadamente ideológicos que costará dios y ayuda llegar a un acuerdo de mínimos que satisfaga a todas las partes. En el ínterin bien podrían arbitrarse medidas objetivas que facilitaran nuestra labor prefesional -y esos habrían deser los objetivos sindicales prioritarios- como reunciar a la enseñanza obligatoria hasta los dieciséis o, si no hay consenso para ello, arbitrar la separación de itinerarios a partir de 2º de ESO, como sucedía antaño. Se tendría que haber reformado la FP de primer grado y se acabó deshaciendo el BUP , con la repercusión que ello ha tenido en la calidad de los bachillertatos actuales.
    Francamente, lo que más me interesaba de la negociación del posible pacto era cómo quedaba la posible prórroga de la jubilación incentivada a los 60. Supongo que no es políticamente corecta una declaracion así, pero la irracionalidad en el gobierno del sistema educativo ha llegado a tal extremo que sólo cabe agarrarse al !sálvese quien pueda!
    A veces he pensado que lo más razonable que los profesores apasionados de su profesión podían hacer es refundar la Institución Libre de Enseñanza…

  5. JGV
    24 abril 2010 a 11:12 #

    Estimada Xoia,

    muy acertado tu comentario. Yo iría un poco más lejos. Por mí, cuanta más discordia, más desacuerdo, más caos, tanto mejor. Tal vez, la única esperanza es que la situación llegue a tales niveles de absurdo -si es que esto es posible- que implosione y termine por autodestruirse. Que se peguen, que gruñan. “Cada uno para sí y Dios contra todos.” Espero que los PISA, las encuestas, los ranking europeos, etc., cada vez nos vapuleen más y más. Y aún así, tengo mis dudas de que en este país de soberbios pecadores, alguien se retracte de sus prejuicios, pida disculpas o esté dispuesto a hacer concesiones. Es algo que vemos cada día entre nuestros políticos y mandatarios.

  6. Ana Belén
    24 abril 2010 a 15:34 #

    Hola!

    estoy leyendo la propuesta de Pacto y lo que llevo hasta ahora leído es más de lo mismo, jerga y más jerga, cambios sustanciales, ninguno…
    ¿Cuál es el siguiente paso que van a dar con ese documento? todavía no está aprobado ¿no? ¿qué va a pasar si se aprueba? ¿qué va a ser de la enseñanza en España en la próxima década, la que ocupa a dicho documento?

    • 24 abril 2010 a 16:24 #

      Ana Belén, se apruebe o no se apruebe, es el DOCUMENTO FINAL, así que… Una contradicción más de las miles que minan esta teatral aventura, y digo lo de teatral porque, si analizamos en profundidad tanto el proceso como los documentos, se puede ver que, en realidad, jamás se han buscado ni el pacto ni la reforma: era todo una farsa buscando salvar las apariencias no sé muy bien para qué. En cuanto a lo que va a ser de la enseñanza en la próxima década, te lo digo ahora mismo: millones de alumnos y cientos de miles de profesores entraremos pasado mañana y el 25 de abril de 2020 en las aulas para hacer las cosas lo mejor posible la mayoría y vete a saber unols cuantos, independientemente de que arriba estén una panda de capullos ambiciosos e inútiles o un equipo de personas serias. No creas que difiere mucho de lo que ha sido siempre. Yo, particularmente, nunca dejaré de creer en las personas.

      • Xoia
        24 abril 2010 a 22:26 #

        Me ha gustado mucho eso de creer en las personas y hacer todo lo mejor posible digan lo que digan los de arriba.

        Yo a veces tiendo a ser muy pesimista, y respecto a lo de creer en las personas, soy más bien de las que opinan que el ser humano no es más que es resultado de una de tantas mutaciones genéticas que acaban por desaparecer porque no saben adaptarse al medio y no han sido más que un mal ensayo de la naturaleza, un error…

        Pero voy a interiorizar eso de “hacerlo lo mejor posible y creer en lo que hacemos”, hay que tener algún punto de vista positivo o esta profesión puede convertirse en un suplicio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: