Presentación del manifiesto “Por una vuelta al sentido común en la enseñanza”

Y menos de tres semanas después, vuelvo a la sala de conferencias del Ateneo de Madrid, esta vez, para la presentación de un documento que juzgo importante (el tiempo me dará la razón o me la quitará), el manifiesto “Por una vuelta al sentido común en la enseñanza“, del que es autor Ricardo Moreno Castillo y que es respaldado por la federación de sindicatos SPES y por ANCABA. En el acto fue leído y, como podéis imaginar, su propuesta principal es el abandono del actual sistema educativo y la instauración de uno nuevo en el que se dé la importancia que merecen a los contenidos y superemos los notorios problemas que hoy nos aquejan.

Empecemos con el acto. Dado que llegué diez minutos tarde, me tocó estar de pie, como a algún que otro asistente más, puesto que la sala estaba completamente llena. No obstante, además de la de Ricardo Moreno, aún pude ver las intervenciones de Honorio Vega, de ASPES-CL, Xavier Massó, de ASPEPC, y Felipe de Vicente, de ANCABA. Tuvieron todos intervenciones muy interesantes, tanto por lo bien llevadas como por la información que suministraron. Se abrió luego un turno de palabra para los asistentes, que resultó muy animado y deparó intervenciones diversas y también interesantes, la mayoría críticas con el actual sistema educativo, bien fuera para señalar algunas de sus deficiencias concretas o bien para incidir en propuestas de mejora. No puedo dejar de reseñar el alto nivel de las intervenciones en general: la audiencia del acto sabía muy bien de qué estábamos hablando, sabía muy bien -entre otras muchas cosas- cuáles son las múltiples lagunas de la fracasada pedagogía constructivista, cuáles han sido sus desastrosos resultados y cuáles son los reprobables procedimientos de sus defensores.

¿Por qué he dicho que juzgo que este documento puede ser importante? Sabéis que he impulsado y que he defendido (y seguiré defendiendo) el “Manifiesto de maestros y profesores“, con el cual éste de hoy tal vez podría entrar en colisión, pero creo que no debería, porque tanto uno como otro tienen el mismo objetivo: acabar con el dañino sistema LOGSE, y más aún: tienen, tanto los documentos como las personas que los defienden (conozco un poco a unas y a otras),  planteamientos muy parecidos, de modo que deberían ponerse de acuerdo y aunar esfuerzos. En el acto había personas venidas de toda España y pertenecientes no sólo a las organizaciones citadas, sino a otras como APIA, de Andalucía, o APS de Aragón, organzaciones que llevan ya algún tiempo dando la batalla al gigantesco búnker logsiano y que cada vez van cogiendo más fuerza. Hablé con algunas de estas personas y creen, como yo, que quizás esté llegando ya el momento de que los que estamos contra la LOGSE-LOE empecemos a pensar en serio que, si empujamos todos, acabará cayendo, como la estaca podrida de la canción de Lluis Llach. Hay  elecciones sindicales en menos de un año; el propio MEC muestra que hasta los defensores del sistema reconocen que no sirve: sería imperdonable dejar pasar la ocasión.

Bookmark and Share

Anuncios

Etiquetas:

Categorías: Manifiestos, Rebelión

Autor:Pablo López Gómez

Hola amigos. Me llamo Pablo López y abro este blog porque me parece extraordinario estar integrado en un sitio como TEXTOS DESEDUCATIVOS, al que está conectado y que sirve de pantalla y plataforma para quienes pertenecemos al mundo de la educación y no nos levantamos todas las mañanas repitiendo tres veces: "Si Álvaro Marchesi no existiera, habría que inventarlo". Puede que algunos me conozcáis ya, porque soy el único responsable ante Dios y ante la Historia de ese blog que se llama La garita del guachimán.

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

30 comentarios en “Presentación del manifiesto “Por una vuelta al sentido común en la enseñanza””

  1. Mariano
    13 abril 2010 a 10:23 #

    Pablo, no pude asistir el sábado al Ateneo por obligaciones de carácter profesional. Me habría encantado estar allí.
    No creo que el Manifiesto que ha presentado Ricardo Moreno entre en colisión con el de DESEDUCATIVOS. Los dos son complementarios. Aunque el primero no aborde todos los niveles de la enseñanza, laguna por la que te pueden tachar de corporativo o gremialista y que no analiza el deterioro educativo en su globalidad, ambos disparan en la misma dirección. Además, su autor se ha ganado a pulso un prestigio entre lo que podemos llamar el sector crítico del profesorado (en el sentido más etimológico: que piensa, que discierne, que discrimina).
    Las fuerzas que se han opuesto a la infumable pedagogía oficial siempre han sido dispersas, individualistas y poco eficaces. Cautivos, desarmados y sin un banderín de enganche. Outsiders, cabreados, desesperados, intelectuales o escritores que iban por libre. Los críticos con la LOGSE, dentro y fuera de las organizaciones políticas y sindicales, apenas han podido lograr que su voz se hiciera oír. A algunos la tropelía de 1990 nos pilló fuera de España. Después, conatos de organizar algo que no pasan de un claustro, de organizaciones y asociaciones en las que los descontentos con el sistema no querían dar claramente ningún paso al frente.
    Enfrente, un ejército bien organizado, bien dotado de todos los medios que da el estar y haber estado en el poder durante mucho tiempo. En especial, han dispuesto –y siguen disponiendo- de una buena logística para la organización y la propaganda.
    Esa reticencia de muchos intelectuales a asociarse y a organizarse, esa falta de espíritu colectivo, contrasta con el sentimiento gregario característico de los talibanes de la LOGSE, pedagogos orgánicos y arribistas, que, bajo la dirección de organizaciones bien estructuradas (MRPs, sindicatos y otros colectivos) han contado, además, con un buen pesebre que garantizaba una mayor adhesión a su causa. Y con el apoyo de cierta prensa “progresista”. Y con consignas, que por muy demagógicas, primarias y estúpidas que nos parezcan, han sido muy eficaces para cohesionar, para dotar a ciertos individuos de la seguridad que proporciona la pertenencia a un grupo. Para actuar con una única voz, frente al silencio o la polifonía de los no adeptos. Y para intimidar al discrepante, intimidación que buscaba su inhibición e incluso un sentimiento de culpa por ser tan antiguo, por no ponerse al día, por estar fuera de los nuevos tiempos que se avecinaban, con los que no estaba muy conforme, pero que no siempre se atrevía a criticar en una tribuna que fuera más allá de un desahogo inmediato en una charla de café.
    Sabes que hablo de toda este triste panorama por experiencia.
    Por eso, si coincidimos en que hay que proceder a una dinamitación del modelo constructivista y comprensivo y una liquidación de la pedagogía basuresca, infantilizante y analfabetoide, no podemos dispersar fuerzas.
    Es preciso que todas las personas y todos los colectivos anti-LOGSE aúnen sus fuerzas en algún tipo de resultado práctico. En intercambiar información, en difundirse dentro y fuera de la red, en algún tipo de acción unitaria, que pueden ser las elecciones sindicales, que puede ser intentar saltar a la prensa. Que debe ser hacer llegar al profesorado de TODOS LOS NIVELES EDUCATIVOS (pues la degradación va de la primaria a la universidad) que frente al actual statu quo hay un referente identificable que haga frente a los grandes aliados que ha tenido en estas décadas el establishment educativo: el miedo, la resignación y el fatalismo.
    Estos tres últimos sentimientos son siempre buscados en una confrontación política de largo alcance por todos los que se proponen imponer sus intereses o sus tesis, anulando cualquier atisbo de oposición o de alternativa.

  2. Raus
    13 abril 2010 a 11:04 #

    Gracias, Pablo, por tu desvelo y gran lucidez. También a usted, Mariano, por sus impagables análisis.

    Yo creo que es hora de aunar fuerzas. Las discrepancias son inevitables, incluidas las de cierto calado. Pero debemos convencernos, creo yo, de que, en estos momentos, los objetivos comunes y las similitudes son más importantes que las diferencias. Mucho más importantes. Condición necesaria para alcanzar el objetivo final de elevar la calidad de la enseñanza de un país desnortado y con el sentido común malherido, es, como todos sabemos, derribar la muralla de la LOGSE/LOE. Todo lo demás puede esperar. Y cuando digo todo lo demás soy consciente de que incluye aspectos y medidas de bastante calado. Por mi parte, he de decir que una condición necesaria para alcanzar ese noble objetivo final, es que los padres (una gran parte de ellos) cambien radicalmente sus prácticas educativas, que empiecen a educar de verdad a sus hijos, que no deleguen en nadie lo indelegable. Los padres han sido bombardeados durante décadas por perniciosos y falaces mensajes psicopedagógicos acerca de la educación de los hijos. Esos mensajes han constituido las bases ideológicas para implantar una réplica de la LOGSE en los hogares, cuyos efectos ustedes mismos se los pueden imaginar… y sufrir. No obstante, yo no quiero que ningún lector crea que hablo a la ligera: estas cuestiones las trataré con pormenor en un artículo que preparo poco a poco.
    Los resultados de la penetración del espíritu (el espectro) de la LOGSE en escuelas y hogares es, como sabemos, la progresiva e imparable infantilización de los niños y jóvenes. Es decir, la familia y la escuela, lejos de servir para procurar y asegurar la maduración de la inteligencia y personalidad de los niños y jóvenes, sirve para todo lo contrario: para dejar a éstos en un estado de perpetua puerilidad. Hogares y escuela ya no cumplen la función de preparar al niño para la vida.

    Por eso asistimos a un insólito fenómeno prepóstero de incalculable calado: 1. Los profesores hacen de maestros de infantil. 2. Los maestros hacen de padres. 3. Los padres hacen de… colegas.

    El problema, amigos, no empieza en Primaria: empieza todavía antes: en los hogares.

    Ese proceso perverso por el cual se asegura la infantilidad del hijo/alumno hará frotarse las manos, quizá, al poderoso astuto o inteligente, y al empresario. Tendrán en su mano una ingente cantidad de clientes fáciles. Por eso el mercado, lejos de ofrecer productos y actividades para un consumo inteligente, se decanta cada vez más por lo lúdico, banal y juvenil. Sabe aprovechar el permanente deseo de evasión de los niños y jóvenes, su incapacidad para controlar el deseo y tolerar la frustración.
    Bien, no me enrollo más. Basten estos apuntes para indicar esto: que, en mi opinión, todos los aquí presentes debemos considerar la necesidad de aplazar (no quiero decir postergar) aquellos aspectos de la enseñanza que nos parecen deseables o imprescindibles para elevar su calidad. Para mí, ese cambio de mentalidad de los padres, víctimas de una ideología psicológica falaz e irrealista, es condición necesaria para lograr un sistema de enseñanza de calidad. Pero acepto la necesidad de aguardar a un tiempo más propicio para establecerlo como un objetivo claro y expreso.

    Saludos.

    • Libertad
      14 abril 2010 a 10:39 #

      “…es que los padres (una gran parte de ellos) cambien radicalmente sus prácticas educativas, que empiecen a educar de verdad a sus hijos, que no deleguen en nadie lo indelegable…”.
      Señor Raus ya sé que no estaba buscando mi aprobación pero estoy totalmente de acuerdo en este punto. Lo que pasa es que no podemos esperar a que esta circunstancia cambie para mejorar el sistema educativo y la transformación de la sociedad esta necesaria dirección pertenece al debate político (no de partidos) y social.
      Usted dice: “…El problema, amigos, no empieza en Primaria: empieza todavía antes: en los hogares…” evidentemente así es en demasiados casos. Y ¿qué debe hacer entonces el sistema educativo?, ¿inhibirse en esos casos? No es una pregunta retórica, quedo a la espera de su respuesta.
      Mi idea es que el sistema educativo tiene una función, indelegable, igualadora. Es un instrumento del estado para el mantenimiento y desarrollo de la sociedad. Evidentemente este es un planteamiento ideológico, el mío. Entiendo, como otros, que el estado tiene que procurar la igualdad de oportunidades para que todos los sectores sociales puedan desarrollarse armónicamente.
      Lamentablemente los hogares no siempre actúan correctamente en pos de esa igualdad de oportunidades para los hijos. Lo que ocurre es que los niños no tienen la culpa de eso.
      Una sociedad moderna y justa tiene que poner los medios para que cuando se producen carencias educativas en los niños de ciertos sectores, esta merma no suponga un hándicap para ellos. ¿Será esto paternalismo?, yo lo llamo sociedad del bienestar. Esto no es un servicio a los padres omisos en la educación de sus hijos. El objetivo es crear ciudadanos o permitir que se sigan produciendo psicópatas sociales.
      Saludos.

  3. Ana Belén Ferreiro
    13 abril 2010 a 16:16 #

    Hola!

    me acabo de llevar una gran alegría al ver que se apoya desde aquí el nuevo manifiesto. Aunque el Manifiesto de maestros y profesores sea mucho más amplio que el presentado anteayer, a cuya presentación yo también asistí, avión de ida y vuelta incluido, hay que tener en cuenta lo que los une, no lo que los separa. Yo salí del Ateneo totalmente convencida de que lo que tenemos que hacer es organizarnos y unirnos. Sólo así será posible hacer frente al desastre que nos rodea, si nos dividimos nunca saldremos de esto. Un saludo a todos!

  4. 13 abril 2010 a 17:51 #

    El único objetivo de este blog es ese que Mariano y Antonio exponen y consideran deseable. Aunar voluntades, ni más ni menos.

    Para mí, y supongo que para todos, es una magnífica noticia que se publique y se difunda el manifiesto de SPES. Y creo sinceramente que puede ser un paso importante para que algo se pueda empezar a mover en la enseñanza española. Desde mi punto de vista, SPES, como iniciativa, es necesario, tardío -¡a buenas horas!- pero necesario.

    Ahora bien, la acción sindical es -debe ser- sólo un elemento más.

    Hace unas semanas tuve el placer de conocer en persona a Pablo y a Mariano. En la cita, totalmente improvisada, además de lo divino y de lo humano, charlamos de proyectos futuros, de intenciones, de objetivos… y yo definí, con un símil que a más de uno le parecerá desafortunado, qué es lo que me parecía “virtuoso” de una iniciativa como la de Deseducativos. Lo bueno de este blog, aparte de su denodado esfuerzo por convocar a autores y lectores críticos con el actual sistema, es su espontaneidad, que no tiene por qué quedar reducida a su origen. Dicha espontaneidad propicia que, no sólo personas de muy distinto pelaje puedan escribir movidos por un mismo ideal, sino que se esté presente en multitud de sitios a la vez, lo mismo en la huelga contra el ROC del 14 de abril que en una charla organizada en Madrid por UPyD. Este espíritu abierto, que suma y no restringe absolutamente ninguna voluntad de cambiar las cosas, es lo que debe seguir definiendo a Deseducativos. Y, en cuanto a su organización, la única manera de no traicionar estos difusos principios -pero no por ello menos concretos, y siento la aparente paradoja- es, en mi humilde opinión, tratar de mantener una cierta estrategia horizontal, sin jerarquías organizativas entre asociaciones ni objetivos específicos que estén por encima de otros fines no menos importantes. El símil que utilicé en esa cita con Mariano y con Pablo para hacerme entender era el de Al Qaeda, el de sus células islamistas. Tachadme de insensato si queréis, o de ingenuo, pero os aseguro que lo que más extrañó -¿o inquietó?- a la periodista de la COPE que me hizo esa entrevista que finalmente no ha aparecido en ningún sitio era que no había ninguna asociación legalmente constituida detrás del Manifiesto de Maestros y Profesores. La buena señora insistió en más de una ocasión en ese hecho, como preguntándose al mismo tiempo que cómo era posible una cosa así. Asimismo, echad un vistazo a algunos de los comentarios de la página del Manifiesto; ¿quiénes sois?, preguntan algunos con no muy buenas intenciones. Pues bien, con el tiempo esto me ha recordado aquel editorial que El Mundo publicó un día después de los atentados del 11-S. Allí se recurría al famoso pasaje de la Odisea que narra el encuentro de Ulises con Polifemo. ¿Contra quién arrojas piedras?, le preguntan sus hermanos cíclopes; contra Nadie, responde el pobre gigante que acaba de ser cegado.

    Sostengo por tanto que en un país como éste, donde los movimientos civiles quedan reducidos a la pantomima sindical, donde no hay una auténtica conciencia ciudadana al margen de las subvenciones, donde toda iniciativa personal queda lastrada desde el principio por los sambenitos ideológicos y los oseznos abrazos de los partidos políticos, hay que continuar con esta puesta en escena. Porque el desconcierto inicial ante ese Nadie capaz de cegar a todo un cíclope impide a quienes se acercan, por mucho que se esfuercen las jaurías sectarias de siempre, caer en el consabido etiquetado ideológico. Esto es muy importante porque, para la mayoría de la gente, pesa muchísimo ese tipo de prejuicios. Y más en el mundo de la enseñanza.

    El otro día me comentaba un amigo que lo que más le gustaba de Deseducativos era que, desde una postura medianamente racional, era prácticamente imposible ver de qué pie cojeábamos. Es que no estamos cojos, le respondí yo. Y él asintió sin mostrar ninguna desconfianza. ¿No es esto ya un logro? Y si prescindimos del tema ideológico y nos centramos en el meramente educativo, debo decir lo mismo. En un debate en el que todos, absolutamente todos parecen haber asumido el impostado rol del particularismo; cuando todo parece indicar que los únicos anti-LOGSE son los elitistas profesores de Secundaria y los pro-LOGSE los maestros de Primaria, ¿acaso no es importante que, al reunir a unos y a otros, este blog esté demostrando precisamente lo contrario?

    Como veis, la falta de organización, la espontaneidad antes citada, la pluralidad, la apertura y asunción de cualquier iniciativa consigue curiosamente lo contrario que cabría esperar: nos blinda en la confrontación, nos vuelve inmunes ante las consabidas estrategias de catalogación ideológica o gremial.

    Así pues, termino haciendo un nuevo llamamiento a todos los lectores, actuales y potenciales, de Deseducativos para que sigan con nosotros y aporten su granito de arena en forma de iniciativa personal. Llamo a la mejor parte de este país, a los docentes, a los padres -aquí faltan escritores-padres, Antonio, por supuesto que sí- y a los ciudadanos en general. De ellos, de vosotros, de nosotros depende que esto continúe, que vaya creciendo poco a poco. Toda participación, en forma de artículos, vídeos, “merchandising”, conferencias, reuniones, estrategias de internet, etc., no sólo es bienvenida, sino que es impacientemente deseada.

    Un abrazo a todos.

    • Ana
      13 abril 2010 a 20:11 #

      Brindo contigo, David.
      “Algo bueno tiene que salir de todo esto”.

      Un abrazo.

    • Libertad
      14 abril 2010 a 8:31 #

      Me uno al brindis en la confianza de que, si se da oportunidad, el punto de vista de otros padres pueda aparecer por aquí aunque difiera con el mío.

    • 19 abril 2010 a 16:18 #

      Estoy completamente de acuerdo, David. Y la postura de los medios de incomunicación me parece muy significativa. Debemos de estar en el buen camino.
      Independientemente de las firmas que pueda cosechar el “Manifiesto” lo importante es que cada vez participan más personas en este foro, con aportaciones meditadas y reveladoras de una rica experiencia. Sólo por eso merece la pena el esfuerzo.
      Un saludo a todos.

  5. 13 abril 2010 a 19:20 #

    David: si tuviera el día estupendo, te diría que yo creo que entre los diversos grupos e iniciativas que se oponen al búnker logsiano (me gustaría que empezásemos a acuñar esta expresión, les haría pupa que les etiquetasen: no hay mejor cuña que la de la misma madera) lo que debería haber es un proceso dialéctico de conocimiento y aportaciones mutuas, pero como ahora sólo bebo los sábados y tengo un día normal, lo que voy a decirte es que a veces, cuando leo Deseducativos pienso en la Alianza de “La guerra de las galaxias”: una reunión de seres muy diversos pero con una idea parecida de lo bueno y un nefasto enemigo común; esa misma imagen se me vino el otro día en la presentación del manifiesto de Ricardo, al ver allí a una serie de personas de sindicatos que yo sabía que eran muy pequeños y que las habían pasado canutas entusiasmadas ante la idea de dar la batalla. Por si el símil tiene éxito, me pido ser Hank Solo.

  6. Guadalupe Del Pino Amor
    13 abril 2010 a 22:19 #

    Esta claro que en nuestro país quieren cargarse cualquier tipo de proyecto alternativo. Pero habrá que ver si pueden con nosotros. Ni podran ni lo conseguirán y sino tomar como ejemplo un colegio de Leganés llamado “Trabenco” que le avalan 35 años de experiencia realizando un labor pedagógica con un claro espiritu inovador. Pues ni Esperancita Aguirre puede con ellos su acoso se lo pasan por las caceroladas en el patio, manifiestos, manifestaciones y demás artilugios para defenderse.
    ¿Quien va a poder con ellos? ¿Quien va a poder qué?
    Nosotros con el apoyo de todos.
    Un saludo, Guadalupe.

    • Manolo Ballester
      14 abril 2010 a 4:51 #

      Pues lo de Trabenco más bien parece ir en la línea contraria lo que se dice aquí.
      Volver al sentido común y dejarse de zarandajas significa evaluar contenidos, conocimientos.
      Y que los resultados sean públicos. Y que sirvan para hacer un ranking de centros mejores y peores. Por que el sentido común dice que cuando un padre va a llevar a su hijo a karate o a danza, se entera de qué academia es mejor y cuál peor. ¿Y no puede saber si en este colegio van a enseñar mejor o peor a su niño? ¿Y cómo se sabe eso si no se hacen públicos los resultados de los exámenes? Resultados en vez de tanta verborrea pedagógica que no entiende nadie.

      • Guadalupe Del Pino Amor
        14 abril 2010 a 8:56 #

        Manolo Ballester éste colegio mencionado es un claro ejemplo de las diversas alternativas que están luchando por integrar un sistema diferente al actual, igual que se pretende en este colectivo de deseducativos aunque de diferente modo.
        Nadie esta diciendo que un centro sea mejor que otro, no, sino se está estableciendo un pararelismo de integración en el sistema diferente al existente porque éste no funciona. Otra cosa sería la lucha que mantiene a cada colectivo en el ambito en el que se desarrolla.

        Cordial saludo Guadalupe

      • Libertad
        14 abril 2010 a 10:00 #

        “…Pues lo de Trabenco más bien parece ir en la línea contraria lo que se dice aquí.
        Volver al sentido común y dejarse de zarandajas significa evaluar contenidos, conocimientos…”

        Decía el señor López Sandoval que aquí debían encontrase diversos puntos de vista que buscaran la mejora de la educación. Aquí no hay una línea oficial y una contraria. Aquí está la línea de los que gritan más y las de los que no cuentan.
        La prueba de la multiplicidad de líneas es que a veces la experiencia es el valor definitivo y otras veces una experiencia de 35 años supone perder el sentido común y zarandajas.

      • Martín
        14 abril 2010 a 10:31 #

        Vaya zarandajas se montaa Libertad.

  7. Guadalupe Del Pino Amor
    14 abril 2010 a 10:55 #

    Si se trata de carezoladas las obtendremos por doble imagen. La que comentaba David “.. por la expontaniedad, la pluralidad y la apertura” y por el despliegue de docenas de docentes ( escritores) que dan sentido ritmico a la voz creadora.

  8. Tiza presa
    17 abril 2010 a 6:06 #

    Me parece lamentable que se pida una prueba externa al finalizar la ESO y no al finalizar primaria.

    Y me parece peor aún que ni se mencione el café para todos de la ESO.

    Parecen un menifiesto de catedráticos buscando un filtro bueno para limpiar y ampliar su bachillerato

    Cuando das clases en un IESO, y lees cosas de ese tipo… te dan ganas de dejar de colaborar en esta guerra, porque cuando cada uno tira para casa… lo que nos merecemos es lo que tenemos.

    Ese manifiesto no puede unirnos. Quien piense eso es que disfruta de demasiados bachilleratos y se ha olvidado del cancer que soporta la enseñanza.

    Y a nivel particular (porque ya veo que a poca gente le importa) empezaría a pedir también que se quite la concertada, que es en gran parte lo que ha convertido a la pública en subsidiaria.

    • 17 abril 2010 a 8:18 #

      Hola, Tiza Presa:
      Yo he firmado el Manifiesto de Maestros y Profesores (que, para mí, es el de esta casa, es decir, el de Deseducativos) y el de Ricardo Moreno. Me gusta mucho más el primero, porque, entre otras cosas, presenta unas propuestas claras para mejorar los diversos niveles educativos, propuestas que además me parecen en general muy acertadas, te pongo un ejemplo: lo de terminar la primaria a los catorce años y ofrecer desde ese momento a los alumnos la triple línea de secundaria que propone el ManifiestoMP me parece una salida realista y aténticamente diversificada, no como ese chapucero e hipócrita café para todos de la LOGSE que tú con tanta razón criticas. Ahora, bien, creo que debemos diferenciar planos: está el plano del debate ideológico, donde caben y se pueden discutir muchos modelos (estos dos manifiestos, el modelo LOGSE y el de su tétrica hijita, la LOE, el modelo LOCE, el modelo qué bien me va aquí dejando que otros me hagan el juego sucio de la concertada y sus defensores, el fantasmal modelo del pacto gabilondino, etc) y está el plano del combate real, es decir, en este momento, el de acabar con la perniciosa LOGSE-LOE y el de desalojar del poder educativo a los fundamentalistas de está ideología educativa más los burobeneficiarios de la misma que están obstruyendo todo cambio y todo intento de arreglo de una situación que en algunas parcelas y en algunos lugares es catastrófica. Y eso no va a ser fácil, porque esa comunidad de intereses es poderosa y tiene la sartén por el mango; en esa comunidad de intereses, no te digo más, por unas razones o por otras, están también los partidos políticos, el gobierno nacional y prácticamente todos los autonómicos, porque aquí, tú lo sabes, todos se echan las manos a la cabeza cuando aparecen por ahí PISAS y PISOS y hasta algunos, como el PP, se permten fingir un discurso pro-esfuerzo y crítico con el sistema actual, pero, a la hora de la verdad, no van a tocarlo, porque a todos les rinde buenos réditos, sería muy largo exponerte aquí lo que le rinde a cada cual, y ademása sospecho que tú, como docente que eres, ya lo sabes. En el plano del debate ideológico, podemos tener diferencias con el manifiesto de Ricardo y de hecho te digo de buena tinta que él mismo y quienes lo apoyan son conscientes de que el documento podría mejorarse en algunos aspectos, como seguramente pasa con el nuestro, así que empezamos por no partir de posturas arriscadas; sin embargo, en el plano del combate real, del decir basta ya a esta ruina creciente, los dos manifiestos y quienes estamos tras ellos podemos y debemos unirnos, porque todos tenemos una inequívoca convicción de que hay que suprimir el modelo actual, expulsar a los mercaderes-pedagogos del templo-centro e instaurar un sistema libre de intrusos donde se dé por supuesto que los profesores vayan a enseñar y los alumnos a aprender, lo cual, además, tendrá que hacerse con unos programas nuevos, racionales y purgados de los cuerpos extraños que, por mil motivos, tienen hoy principalmente los de la ESO, etapa que yo creo que debería desaparecer en su concepción actual y ser sustituida por algo más eficaz (a mi juicio, ese algo bien podría ser lo que propone el ManifiestoMP). Porque ésta es otra, amigo Tiza Presa: el ambiente está tan enrarecido, estamos todos tan exasperados, que nos estamos olvidando de hablar de lo más importante en un discurso educativo: los programas, lo que se enseña: ahí está la esencia, ahí es donde empieza a fallar la LOGSE, en unos programas muy deficientes que necesitan mejorar: eso también tendremos que cambiarlo, y de manera irrenunciable, porque, si no cambiamos eso, no habremos hecho nada. Unámonos con ese mismo objetivo todos los que lo perseguimos.

  9. 17 abril 2010 a 7:41 #

    Tiza:

    Yo este Manifiesto lo considero un elemento más en la crítica. No es ni mucho menos EL manifiesto. Puestos a unir sectores de la enseñanza, obviamente el Manifiesto de Maestros y Profesores es muchísimo más completo… y también más valiente (qué carajo, claro que sí).

    Yo también me siento algo decepcionado con el manifiesto de SPES. Moreno Castillo es, desde hace años, un referente en la crítica al sistema educativo; esperaba otra cosa. Parece como si, de pronto, todos hubieran empezado a seguir el rastro del Pacto gabilondiano, como si, en cierto modo, se hubiesen aferrado al clavo ardiendo de cierto posibilismo, como si, al final, hubieran aceptado que en este puñetero país hay cosas que ya no se pueden cambiar en profundidad.

    Yo, si fuera maestro de Primaria, profesor de FP o Profesor de Universidad, sentiría que este Manifiesto no tiene absolutamente nada que ver conmigo. Y lo más triste es que, siendo una iniciativa que, gracias a sus promotores, puede tener una apreciable difusión -no como el Manifiesto de Maestros y Profesores, elaborado por cuatro mataos 😉 -, se limite a la Secundaria y al Bachillerato.

    No. ÉSTE NO ES EL MANIFIESTO. Pero es, como ya he dicho al principio, un paso más en la lucha. Por eso lo he firmado.

    Un abrazo.

    P.S.: Por cierto, a ver cuándo te descuelgas por aquí con un vídeo promocional de nuestro olvidado Manifiesto de Maestros y Profesores.

  10. 17 abril 2010 a 8:22 #

    Alucino, David: debíamos de estar escribiendo al mismo tiempo y, creo, nos han salido discursos con bastantes puntos comunes.

  11. Mateo
    17 abril 2010 a 8:30 #

    David, ¡¡¡ EL PROBLEMA ES QUE NI DEFIENDE LA SECUNDARIA !!!, está exclusivamente dedicado al bachillerato.

    ¿Dónde propone acabar con el café para todos de la ESO?
    ¿Cómo se atreven a pedir una prueba externa al finalizar la ESO, ¡¡¡ Y NO PEDIR UNA AL FINALIZAR PRIMARIA !!!?

    A mí, personalmente, eso que veis como una paso más en la lucha, me desanima, me hace ver que tenemos lo que nos merecemos por remar cada uno “pa lo nuestro”.

    P.S: Pensaba que me “iban” a mandar unas imágenes.

  12. Tiza Presa
    17 abril 2010 a 8:36 #

    El Mateo ese me ha quitado las palabras 🙂

  13. Ana Belén Ferreiro
    17 abril 2010 a 12:52 #

    Hola!
    ¡Qué lucha titánica!
    la verdad, desanima ver cómo unos tiramos por un camino, otros por otro…
    en lugar de ver las diferencias ¿por qué no pensamos cada uno en cuál es el propósito en general, la finalidad? Yo también entiendo lo que dice Tiza presa, pero, tal y como responden Pablo y David, debemos tener en cuenta lo que nos une y no lo que nos separa si queremos luchar contra ese gigante. Como colectivo, somos un claro ejemplo de “Divide y vencerás”. No estamos unidos y por eso han hecho con la enseñanza lo que les ha dado la gana.
    Mientras sigamos fijándonos en “si en tal manifiesto se toca tal punto con el que no estoy de acuerdo”, o si “en este otro no se toca tal otro y tampoco estoy de acuerdo”, la LOE seguirá ahí. ¿Por qué no nos fijamos en el telón de fondo, es decir, el cambio?
    El manifiesto de Deseducativos está muy bien, pero en mi opinión, tiene dos problemas: el primero, su escasa difusión (el manifiesto de SPES casi ha igualado ya el número de firmas en menos de una semana) unida al escaso compromiso de la gente y el segundo, que precisamente al ser tan completo da lugar a más división, pues unos están de acuerdo con tal punto pero con tal otro no. Haría falta una implicación de envergadura por parte de la sociedad para que nos escucharan. ¿Y podemos esperar tal cosa de la sociedad española?
    Yo estoy haciendo lo que está en mi mano para difundirlo, pero he de decir, que he encontrado más falta de apoyo o crítica que apoyos: crítica entre el profesorado joven y apoyo y falta de él, a partes iguales, entre el profesorado de mediana edad. Creo que sería necesaria una difusión del manifiesto de Deseducativos a gran escala en los centros.
    En cuanto al de SPES, es cierto que se queda cojo en algunos aspectos, pero al ser menos, sus objetivos son más susceptibles de hacerse realidad. La medida de la ampliación del Bachillerato está contemplada, si se consiguiera sería un comienzo, ¿o no? En la presentación del manifiesto se dijo que en la próxima mesa sectorial se pediría un Bachillerato de cuatro años (para ver si concedían el de tres) e itinerarios a partir de 3º de ESO, si no recuerdo mal, y tenían bastantes esperanzas de poder conseguirlo.
    Eso al menos, sería algo. Sé que este blog defiende un sistema nuevo, no los parches de ningún tipo, y yo también, pero con la escasa o nula implicación de la sociedad en general, a día de hoy no podemos aspirar a eso, y creedme, me duele decir esto, pero no es más que la dura realidad. Si por el contrario, se pueden ir consiguiendo cosas pasito a paso, bienvenido sea. Un saludo a todos los que escriben en este maravilloso blog, que para mí, al menos, es una ventana de aire fresco.

  14. 17 abril 2010 a 13:23 #

    Estimados Tiza y demás comentaristas:

    1.- Yo no he dicho que sea “un paso más”. A lo que me refería era a que es “una iniciativa más”. Desde luego, coincido contigo, Tiza: no hay una pretensión clara (en realidad no hay ninguna pretensión) de aunar las voluntades de los distintos sectores y etapas de la enseñanza.

    2.- Como “una iniciativa más”, no me disgusta. Por eso la firmo. Al igual que apoyo la huelga contra el ROC o cualquier otra acción que ponga en cuestión el sistema educativo actual.

    3.- Ahora bien, si este manifiesto se presentase en algún momento como representante del sentir de los docentes, claramente me tendrá en contra. Pues, al ser tan específico, al ser tan tímido, al ser tan corto de miras, no puedo considerarlo como un referente. Lo siento. Con esto quiero decir que no me parece ni mucho menos tan relevante como, sin duda, SPES, UPyD o PP tarde o temprano tratarán que parezca. Insisto, si llegase ese momento, yo seré el primero en responder.

    4.- Belén: yo he firmado, pero sólo porque: a) estoy de acuerdo con algunos de sus puntos, y b) porque -y siento repetirme- es “una iniciativa más”. Sin embargo no me conformo. NO ME CONFORMO. Y ya es demasiado tarde para los “paso a paso” y para las prudencias, que, en política -y aquí, en Hispanistán, la educación es política-, siempre ocultan otros intereses.

    Un saludo

  15. Ana Belén Ferreiro
    17 abril 2010 a 15:38 #

    Hola David,

    yo tampoco me conformo, pero diciendo esto solamente no avanzamos.
    Si es demasiado tarde para cambiar paso a paso, entonces ¿qué podemos hacer para cambiar el rumbo de la enseñanza en España? ¿cómo conseguir que la educación se desprenda de la corrosión de la política? o peor aún, ¿es eso posible?

  16. 17 abril 2010 a 16:01 #

    Amigos, lo dije ya no sé dónde: ni el ManifiestoMP ni el de SPES tienen la menor esperanza de ser viables a corto plazo; ¿es que no os dais cuenta de que hasta las propuestas de Gabilondo, aun procediendo del MEC y siendo tímidas, se las han cargado también? Hoy sólo peta el búnker, porque es la poderosa colaición de intereses que menciono en uno de mis anteriores comentarios, por lo que la estrategia de los que nos oponemos al desastre sólo puede ser una: abrir brecha, empezar a dar fe de vida, demostrar que hay parte del profesorado que nos apoya. Si conseguimos en las próximas elecciones que se vaya agrandando el mapa de votantes a propuestas anti-logse y de representantes de estas opciones, aún estaremos a tiempo de hacer algo, y el tiempo ya dirá qué, así que mi propuesta es ésta: paciencia, curro, compromiso y unidad.

  17. serenuszeitb
    17 abril 2010 a 20:29 #

    El manifiesto de SPES es muy pobre -demasiado, y es una lástima porque tiene difusión. Pero no es nuestro adversario porque se situa en la orilla opuesta a la Logse y la Loe.

    “Deseducativos” debe seguir reforzando su propia línea; dar a conocer nuestrol Manifiesto, buscar apoyos, y procurar ir calando en la conciencia del profesorado.

    Saludos.

  18. Javier
    18 mayo 2010 a 12:19 #

    ¡Rebelión!

    Ya nos lo adviertieron en esta película del año 1956:

    …aunque quizás sea ya demasiado tarde…

    • 18 mayo 2010 a 16:18 #

      Oye, Javier, ¿de dónde sales tú? ¿Qué quieres, matarme de un ataque de risa? Pues te advierto una cosa: los cachondos también se mueren. Y añado: si en su día hubiera venido a convencerme del Evangelio una pedagoga como la Becky esa, hoy habría un pakistaní más en el mundo. Un saludo y bienvenido.

    • Fancisco Javier
      18 mayo 2010 a 16:50 #

      Está genial. ¡Y no es ninguna broma!

      Enhorabuena por tu vídeo y ve con cuidado. Coincido con el comentario de Pablo. ¡Si al menos fuesen guapas¡ Las que yo he conocido eran más feas que feas (y malas).

      Un saludo y gracias por poner un poco de sentido de humor en esta realidad que tanto nos hace sufrir.

      Saludos.

  19. 21 mayo 2010 a 15:49 #

    Javier, voy a tu vídeo para copiar el enlace para difundirlo y me encuentro con que… ¡lo han quitado porque infringe los términos de uso! ¡Ponte en guardia, Javier, te han pillado! Si el lunes cuando vayas al instituto la orientadora te invita a café, ¡no te fíes!, seguro que es una pájara como la Becky esa de tu vídeo y quiere inocularte las competencias básicas. ¡Pobre muchacho, con lo que prometía!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: