Colorín colorado

"Snowhite", Ana Juan

La verdad, no sé a qué viene tanto revuelo. Tal vez el hecho de que la campaña de marras esté financiada de mi bolsillo y del suyo, querido lector, pueda haber influido. Quién sabe. El caso es que, a pesar de los tiempos de crisis que padecemos, sigo sin saber por qué se comenta tan profusamente la noticia, como si fuera algo sorprendentemente nuevo y hasta necesario -véase El País-, o como si, por el contrario, fuese la gota que ha colmado el vaso hispanistaní de la chorrada y el exceso -véase Libertad Digital-. Pero no. La ocurrencia que al unísono presentan a los medios la ministra Aído y UGT no es algo excepcional y, ni mucho menos, desborda absolutamente nada. Mucho me temo que, a pesar de que pueda asombrar la naturalidad de ciertas aseveraciones, cosas como ésta vienen de muy lejos.

Si usted tiene algún hijo pequeño puede que haya caído alguna vez en la tentación de adquirir uno de esos cuentos infantiles que los periódicos suelen ofrecer los fines de semana. No hace falta ser un lince de la hermenéutica literaria para percatarse de que, cuando el malvado lobo decide encerrar en un armario a la abuela en vez de comérsela, o cuando Hansel y Gretel se pierden en el bosque por un sencillo despiste infantil y no porque su padre les haya abandonado, ya hay algo que huele a podrido en Dinamarca. Si, además de ser padre, ejerce usted como maestro o como profesor, sabrá de primera mano cómo se las viene gastando desde hace dos décadas el apostolado de la educación en valores y, sobre todo, habrá sufrido en sus carnes las fichas tutoriales que el Departamento de Salud Pública tiene a bien endosarle cada semana. Pero si, siendo padre y docente, posee usted por último la suficiente memoria histórica -y perdone la boutade-, a buen seguro que recordará que hace más de dos años el Congreso aprobó la corrección de los artículos 154.2 y 268 del Código Civil, y que la medida consistía en obligar a los padres a reprender a sus hijos «con respeto a la integridad física y psicológica», es decir, en convertir el clásico “palo en el culo” en algo punible socialmente y, lo es que es más importante, en motivo de sanción legal.

Pues bien, corrección política, educación en valores y sobreprotección del menor son las tres patas de un banco que se llama tutela estatal, y ésta, paciente lector, además de ser tan vieja como los postmodernos regímenes europeos que usted conoce, consiste, por si aún no lo sabe, en trasladar, de la sociedad civil -fuente genuina de “mores”- al Estado, la exclusiva de la creación de lo moral. Y lo realmente perverso de este panorama no reside en su origen, que apunta a un régimen político -el hispanistaní, por supuesto- que, en el mejor de los casos, procrastina y, en el peor, niega la participación de los ciudadanos en los asuntos del país, sino en las consecuencias que genera en una masa social opiada y sumisa ante el acto constitucional de usurpación de su naturaleza más preciada perpetrado por los partidos que fingen representarla. Dicha perversión convierte la necesidad de cualquier propuesta política en un acto de fe y recupera la figura del tribuno psicopompo, dueño y señor del secreto de la verdad social, quien, lejos de definirse como un intermediario entre sociedad civil y Estado, adquiere la categoría de instaurador de una conducta que exige la antinatural perpetuación de su casta.

Siento ser tan pesimista en el diagnóstico, pero que La Bella Durmiente o Blancanieves sean considerados sexistas, que haya un orwelliano Ministerio de Igualdad o que existan unos políticos que tengan la desfachatez de meter sus narices hasta en nuestro cuarto de baño y que aquí nadie esté dispuesto a volver a instalar las guillotinas en las plazas públicas, sólo significa que, a pesar de usted, de mí y de esta isla de sentido común llamada Deseducativos, colorín colorado el cuento de la libertad ya se ha acabado.

Bookmark and Share

Anuncios

Etiquetas:, , ,

Categorías: Crónicas del País de las Maravillas, Diagnósticos

Autor:David López Sandoval

Profesor de Lengua Española y Literatura. Administrador del blog.

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

22 comentarios en “Colorín colorado”

  1. Maximiliano Bernabé Guerrero
    10 abril 2010 a 16:04 #

    ¡Que venga el lobo, de una puñetera vez!

  2. 10 abril 2010 a 17:13 #

    David, llevo bastantes años (desde antes incluso de la LOGSE, porque el ultrafeminismo y la corrección política son anteriores a esta ley y pertenecientes a un ámbito más amplio) chocando con las tonterías y tonteríos del no-sexismo y he visto pocos empeños más dotados para la producción de memeces. Ahora bien, es muy útil para:
    -Dar imagen de buen rollito y progresismo.
    -Tener entretenidos a unos cuantos sectores bobos de la opinión pública.
    -Generar cholletes para amiguetes y arribistas.
    -Tener contento (por muy poco dinero) al ultrafeminismo, vasallo muy eficaz a la hora de machacar a adversarios con matracas como “usted es un reaccionario” o “usted es un machista”.
    -De vez en cuando, sacar alguna cortina de humo.
    Está claro que no se puede pedir más por tan poco, por eso todos los partidos tienen sus secciones no sexistas, herederas reconvertidas y adaptadas de la antigua sección femenina.

    • 10 abril 2010 a 18:09 #

      No hay nada ahora mismo más degradante para la mujer que las cuotas y el Ministerio de Igualdad, Pablo. Pero no se oyen voces femeninas que digan bien alto y claro que están hasta los mismísimos ovarios.

  3. 10 abril 2010 a 18:33 #

    La verdad es que esto no tiene nada de nuevo, y menos en El País que en su día publicó unas versiones castradas de los cuentos clásicos que daban vergüenza ajena (escribí sobre esto hace tiempo).

    Pero ya el hartazgo empieza a ser generalizado. La mayoría de los comentarios a la noticia en la web del El País se pitorrean del asunto o lo critican con bastante mala leche. Si hasta sus lectores se lo toman así, a lo mejor no todo está perdido.

    • 11 abril 2010 a 17:54 #

      Pseudópodo, todo está perdido. Siento ser así de pesimista, pero la labor de ingeniería social sigue siempre la misma estrategia: globos sonda al principio que más tarde se materializan en medidas solapadas que, poco a poco, van obrando sin que nos demos cuenta. En los colegios y en los institutos -y pronto en las Universidades- este proceso está siendo demoledor. Las tutorías, las homilías que los ayuntamientos suelen también organizar en los centros educativos, la transversalidad obligatoria en las asignaturas, ciertas asignaturas, los “días de”, etc…

      Y lo peor es que mientras la lista de tabúes sociales no para de crecer, los argumentos se vuelven más pobres, los debates más dirigidos. Que los españoles se pitorreen de la medida de la ministra pero no muevan ni un dedo sólo significa que, lamentablemente, seguimos siendo espectadores gozosos del sainete y la astracanada.

      Por cierto, muy bueno, como siempre, su enlace.

      Un placer verle por aquí.

      • Ana
        11 abril 2010 a 18:45 #

        “Y lo peor es que mientras la lista de tabúes sociales no para de crecer, los argumentos se vuelven más pobres, los debates más dirigidos.”

        De acuerdo, de acuerdísimo. Lo uno lleva a lo otro. Son un sustituto del argumento.

        “Que los españoles se pitorreen de la medida de la ministra pero no muevan ni un dedo sólo significa que, lamentablemente, seguimos siendo espectadores gozosos del sainete y la astracanada.”

        De acuerdo, de acuerdísimo.
        Siempre nos ha gustado el circo.
        -¿Cómo están ustedeeees?
        – [Sonrisilla]

        (¿Qué te decía?)

  4. Mari Cruz Gallego
    11 abril 2010 a 9:37 #

    Este tipo de noticias están hechas para desviar la atención de la opinión pública creando una polémica insustancial por lo absurdo de la situación.
    No hay reacción femenina ante este tipo de situaciones porque que nuestra sociedad cada vez está más adormecida y la movilización social se ha convertido en un instrumento político, dejando de ser un arma de reivindicación. Y el feminismo barato que se lleva en este país está dentro de lo políticamente correcto que es intocable. Creo que nos falta más perspectiva europea para darnos cuenta de la diferencia que existe entre la verdadera igualdad laboral, familiar y social que existe,pongamos por caso, en Alemania o Bélgica, de la que hay en este país.
    En cuanto a la modificación del Código Civil, no sé hasta qué punto se refiere al cachete en el culo y no al hecho de intentar proteger a un menor que ha tenido la mala suerte de tener a unos desalmados por padres, casos excepcionales que existen y ante los que cualquier niño debe tener una protección legal. Aunque repito que no sé cuál es la finalidad de la ley.
    Buen domingo a todos 🙂

    • 11 abril 2010 a 17:59 #

      No creo, Mari Cruz, que nos falte perspectiva. Nos falta sentido común.

      Por otro lado, la modificación del Código Civil tiene, por supuesto, esa intención que citas. Pero lo que aquí ocurre es que el Estado no sólo tiene el consabido monopolio de la violencia, sino el de una misteriosa, casi mística, verdad social. Y esa verdad equipara los malos tratos al cachete.

      Igualmente para ti 😉

  5. Rosalía
    11 abril 2010 a 10:20 #

    Cuando en mi instituto empiezan con las chorradas mil de “igualdad”, les informo que no necesito participar en ninguna de esas actividades descafeinadas ya que no creo en la igualdad sino en la superioridad de las mujeres y en mi asignatura ya enseño cotidianamente que la mujer es superior al hombre (Biología, claro) Y si a alguien se le ocurre preguntar algo más(no suelen hacerlo) tengo un montón de ejemplos que lo ilustran (enfermedades genéticas, eficacia metabólica, papel principal en la reproducción ….). Muchos (y muchas) me miran mal o “raro”, pero es tremendamente efectivo. Os lo recomiendo.

  6. 11 abril 2010 a 10:32 #

    Mientras desde todos los ángulos no se realice la crítica que la perspectiva de género se merece, tendremos de éstas un día sí y otro también. Ahora mismo se está discutiendo sobre educación y cuesta dios y ayuda cualquier leve modificación, circunstancia ésta que el feminismo de género se puede saltar a la torera sea para esta relectura de los cuentos clásicos infantiles, la educación sexual impartida por propietarias de sex shop, o el estudio del feminismo en la Universidad.

  7. Ana Belén Ferreiro
    11 abril 2010 a 16:13 #

    Pero, ¿qué está pasando en este país? ¿hemos perdido el norte?
    Quisiera aprovechar para comentar, aunque no tiene que ver con este artículo, que mañana se publica en la web de SPES el manifiesto que se presentó ayer en Madrid, cuyo autor es Ricardo Moreno, autor también de este magnífico blog. Habrá también una aplicación para firmar y se ha pedido la colaboración de todos. Aspiramos a superar las cinco mil firmas de “No es verdad”. Se pide básicamente un BAC de tres años e itinerarios a partir de 3º de ESO, no estaría mal para empezar. Un saludo

    • 11 abril 2010 a 17:42 #

      Ana Belén:

      He leído hoy en la edición impresa de El Mundo la noticia de la presentación del Manifiesto por una vuelta al sentido común. Por los detalles que allí se ofrecen, el Manifiesto se centra casi exclusivamente en la Secundaria, olvidando en gran medida la etapa clave del sistema educativo: la Primaria. Como digo, en el periódico no se detallaba mucho el texto. Esperemos, por tanto, a mañana.

      Un saludo.

    • 11 abril 2010 a 19:23 #

      Estuve allí, Rosalía, y fui una de las personas que se ofrecieron para poner en marcha un novimiento de respuesta de cara a las elecciones sindicales. Tengo una entrada en mi blog (La garita del guachimán) reseñando el acto. Creo que deberíamos hacer algo.

  8. Mariano
    11 abril 2010 a 20:31 #

    Como contraste a lo que se expone en esta entrada y sus comentarios, tenemos un artículo políticamente incorrecto, otra forma de entender la transversalidad. Puede leerse en la columna de Jon Juaristi hoy en
    ABC con una versión también muy personal de los cuentos tradicionales. Sólo para reírse un rato.

  9. Mariano
    11 abril 2010 a 21:03 #

    Nueva GramaticaView more presentations from Douce .

    Le falta algún acento, pero se puede leer.

  10. Ana Belén Ferreiro
    12 abril 2010 a 13:15 #

    Hola David!

    aquí pego el enlace.
    http://www.spes.org.es/

  11. Mariano
    12 abril 2010 a 16:18 #

    Acabo de leer el Manifiesto de Ricardo Moreno Castillo. Es un poco más alicorto que el de DESEDUCATIVOS, pero en líneas generales estoy muy de acuerdo con él. Los cinco primeros puntos los suscribo íntegramente sin problemas: llevo años defendiendo lo mismo.
    El punto 6 es de un voluntarismo notable:

    Para que esta nueva ley sea posible, es indispensable, en primer lugar, que quienes elaboraron la LOGSE y la LOE reconozcan de una vez el monumental error y la necesidad de rectificar, y en segundo lugar, llegar a un pacto de Estado para dejar la educación al margen de la contienda política. A continuación, nombrar una comisión con representantes de todos los partidos para la elaboración de una nueva ley de educación. Los miembros de esta nueva comisión han de ser profesores (no pedagogos), y los partidos han de procurar nombrar a sus representantes en función de su valía profesional, no de su fidelidad política.

    – Quienes perpetraron las leyes educativas de la enseñanza basura no van a reconocer nunca nada. Siguen en sus trece. Quieren mantener la actual pedagocracia y se resistirán como gato panza arriba ante cualquier asomo de cambio de rumbo en la enseñanza.
    – Un pacto lo firman quienes tengan fuerza y representatividad (oficial) para ello. El pacto del que se está hablando en estos meses es un intento de apuntalar el edificio en ruinas con el apoyo de los que no lo construyeron.
    – Por estos mismos motivos, los representantes de las oligarquías políticas y sindicales y los inefables pseudoexpertos nunca renunciarían a ser ellos los firmantes de cualquier acuerdo “representativo” en educación.
    – Habría que buscar la forma de echar a los pedagogos de todo el sistema educativo, Ahora son los que mandan en la sombra y su poder no deja de crecer.
    – Los partidos políticos no pueden nombrar a sus representantes a partir de criterios de mérito y capacidad con la actual clase dirigente.

    De todas maneras, todos los movimientos de la sociedad civil que vayan en la dirección del Manifiesto de Ricardo Moreno Castillo y del que han redactado los DESEDUCATIVOS merecen el máximo apoyo, pese a que de momento sólo llegan a modestos sectores, frente al poder establecido, que lleva décadas instalado –para desgracia de la educación en España- en todos los ámbitos de decisión.

    • 12 abril 2010 a 18:52 #

      Suscribo tus cinco apostillas al último punto del manifiesto, Mariano.

      También estoy de acuerdo con tu conclusión.

      Un saludo.

      • Mariano
        12 abril 2010 a 19:07 #

        Gracias por tus palabras. ¿Se podría resaltar de alguna forma el punto 6 como un texto diferenciado del resto del comentario?
        Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: