¿Y las Humanidades?

Algo debe de estar sucediendo y preocupando a los prebostes para que El País, periódico del movimiento, publique una encuesta realizada a 625 profesores para justificar que el pacto educativo debe marchar por los caminos que está marcando Ángel Gabilondo: pocos cambios, más dinero para evitar el fracaso escolar y, como mucho, cambiar un años de ESO por otro de Bachillerato. Todo lo contrario de lo propuesto por el Manifiesto de Maestros y Profesores que, aunque ignorado por los medios y desdeñado por la clase política, cuenta ya con más de 800 firmas de profesionales de la enseñanza.

La opinión pública, manejada por los medios de comunicación, puede pensar que nuestro sistema educativo funciona. Pero no es así. Cualquiera que se dedique a la enseñanza o viva de cerca el ambientillo, se dará cuenta de que las cosas fallan: un alumno de ahora, aunque sea buenísimo, siempre aprenderá menos que uno de hace veinte años.

Si ese alumno decide que quiere coger el camino de Letras, entonces estará condenado a seguir el camino “de los menos dotados”. Porque, frente a la dictadura científica, en lugar de haberse creado un itinerario de Humanidades ambicioso y exigente, este se ha convertido en el refugio de los alumnos que no pueden con muchas asignaturas. Así, en 4º de la ESO, frente a dos asignaturas científicas como “Biología y Geología” y “Física y Química”, los de Letras pueden optar, dependiendo del colegio, entre “marías” como “Cultura Clásica”, “Música”, “Iniciativa empresarial” o cosas por el estilo. ¿Por y para qué? Para que todos terminen la ESO, aunque eso no signifique que hayan aprendido algo.

El desdén por las Humanidades se extiende al Bachillerato y la Universidad. Se tiene la idea de que un buen alumno debe hacer cualquier carrera de ciencias. Hasta algo tan esencial e imprescindible como el Derecho se considera menor. Pero, si queremos ser modernos, una democracia, precisamente son las Humanidades las que se deben potenciar en el crecimiento del individuo. Sin Física no podemos vivir. Pero una persona puede ser grande y encajar en la sociedad sin tener conocimientos físicos avanzados. ¿Se puede decir lo mismo de la Filosofía, de la Historia, de la Ética, etc.?

No obstante así es el mundo que hemos creado. En la última novela de Ian McEwan, Solar, el autor inglés critica el mundo científico a través de un Premio Nobel de Física que, sin darse cuenta, es un auténtico monstruo egoísta e incapaz para la empatía. Novela paródica que sin embargo hiere profundamente porque, en el fondo, ese es el mundo que estamos construyendo.

Pero, repito, las ideas educativas no van por ahí, sino por caminos harto contrarios. El propio periódico monclovita ya ha comenzado a hacer campaña para acallar las voces de los maestros y profesores que tienen una seria preocupación por el declive asombroso y escandaloso de la enseñanza. Y es que, aunque uno quiera, al final hay que empezar a creer en las teorías conspirativas.

Bookmark and Share

Anuncios

Etiquetas:

Categorías: Diagnósticos, Panlogsianismo

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

21 comentarios en “¿Y las Humanidades?”

  1. Mariano
    6 abril 2010 a 15:51 #

    Pincho el enlace de EL PAÍS sobre la citada encuesta. Menudo estudio científico el realizado por el inefable Fernández Enguita, sociopedagogo de guardia que encarga una entrevista a no se sabe qué profesores ni con qué criterios, excepto que es un guión predeterminado por los adalides de la renovación pedagógica. Pero que, por supuesto, se trata de un tongo apriorístico, como esos combates de lucha libre en los que los contendientes se tiran, se machacan y se dejan ganar en un espectáculo medido desde antes de que se inicie la gran pelea.

    En este centenario de Miguel Hernández los tontos y las tontas nos siguen aburriendo con las mismas sandeces pedagógicas pseudocientíficas que les deberían avergonzar: son el rollo que no cesa.

    Leamos algunas perlas de las “investigaciones” de tan ilustre catedrático de Sociología de la Educación (¡manda huevos!) presuntamente científicas. Los profesores de bachillerato y los docentes de más edad son los más renuentes a las grandes innovaciones educativas, los que quieren acabar con la enseñanza obligatoria hasta los 16

    Ya tenemos al malo de la película. Los retrógrados que se resisten al cambio. Los que no son igualitaristas sino meritocráticos. Los que se han educado en modelos caducos, reaccionarios. Es como en la dictadura: sólo los que se autoexcluyen, los enemigos de España, los pagados por el oro de Moscú. Una mente nimia y necia pretende hacer ciencia con la sociología de los docentes, poniendo negro sobre blanco sus inenarrables genialidades. Amparado por la amplificación de un medio que, sin embargo, se desprestigia por estas imposturas entre quienes hemos sido sus lectores y suscriptores.

    Hacer encuestas entre un grupo seleccionado “ad hoc” sin criterios científicos para seguir apoyando unas políticas educativas que han fracasado sonoramente demuestra la escasa categoría intelectual de personajillos como el Sr. F.Enguita, que se presta a usar la preeminencia de una cátedra de Universidad para servir de argumento de autoridad (eso sí, de opereta) a las habituales y rancias tesis de la sección de Educación de EL PAÍS. Curioso es que muchos de los prebostes de PRISA y asimilados hayan llevado a sus vástagos al nada comprensivo ni gratuito colegio Estudio de Aravaca, al tiempo que pregonaban una basurilla cortada por el mismo rasero para el resto de los mortales.

    Evidentemente, sabiendo quién ha pilotado (sic) esta encuesta, pues, aterriza como puedas. Un “estudio” sociológico que se las dará de científico (hay que investigar si encima le han dado subvenciones por tamaña memez, no sería el primer caso) de encargo, como las auditorías del magnate-mangante Madoff, para decirle al poder que siga por el mismo camino, que sólo los carcas, los antiguos, los jubilables, los más elitistas, ven que el barco se hunde. Que las propuestas del jefe son bien recibidas entre los docentes, al menos el corpus científico, muestra estadísticamente representativa de un segmento de población al que consideran como objeto de estudio en una investigación de campo. Este sociopedagogo también podría ser un personaje del callejón del Gato, después de hacer una caricatura grotesca de lo que sería un trabajo riguroso y serio, una muestra de cómo un amplio colectivo de nulidades acaparan puestos e influencias en ciertos feudos universitarios, donde propagarán su veneno intelectual a fin de extender la estulticia en vastos territorios.

    Si esto es la Sociología de la Educación, no sé si se trata de una materia opcional, optativa, troncal, de libre configuración o alternativa al parchís y al tute subastado, lo que sí parece es que constituye una asignatura prescindible y de escasa utilidad, directamente pensada para el cubo de la basura. Que un señor como F.Enguita (al que Valle-Inclán no lo habría incluido como personaje, sino como fantoche) tenga el más mínimo protagonismo en el debate educativo (más bien propaganda de los “lobbies” en torno al poder, pues debate este tipo de gente no lo quiere) y pueda reproducir sus mismas majaderías en una enseñanza pretendidamente superior ya es un síntoma demasiado grave de la decadencia del sistema en su conjunto, que sólo los muy memos o los mediocres perversamente interesados se empeñan en mantener. Quizá para obtener una proyección que no tendrían si las instituciones y los medios de comunicación que presumen de serios y honorables no estuvieran tan llenos de monaguillos con ínfulas de obispos, sin nivel, que niegan la excelencia y el mérito porque en un modelo basado en esos criterios no tendrían el relieve y la proyección que no merecen por el nivel de sus intervenciones.

  2. 6 abril 2010 a 16:58 #

    ¿Y lo de decir que las profesoras son más favorables a la jubilación anticipada porque son o esperan ser abuelas? ¡Se me caían los dientes de la risa, y semejante basura manipulada te la presentan con pretensiones científicas! ¿Qué hace la señora Aído que no les manda un comando antimachista? He escrito una cartita a El País, pero dudo mucho de que me la vayan a publicar.

  3. Ana Belén Ferreiro
    6 abril 2010 a 19:55 #

    Hola!

    como profesora de Latín, me uno al artículo de Daniel Martín, muchas gracias por tu apoyo.
    En cuanto a los medios, intentaremos que nos escuchen: aunque nos den la espalda, no por ello dejaremos de intentarlo. He escrito hace un par de días a la SEEC, la Sociedad Española de Estudios Clásicos, enviándoles el manifiesto y pidiéndoles su apoyo, espero que me respondan, ya que pertenezco a la asociación desde hace años y uno de sus fines es precisamente la defensa de las Humanidades en la enseñanza.
    ¡Un saludo deseducados!

    • 19 abril 2010 a 16:00 #

      Ana Belén,
      habría que matizar un detalle que a menudo pasa desapercibido debido a la intoxicación que padecemos. Soy doctor en Filosofía, esto es, un profe de Letras, y por lo tanto se entiende que no me mueven pulsiones gremiales para sostener lo que voy a comentar. Voy.
      No es asunto de Ciencias contra Letras o, si se quiere, Humanidades (no me gusta nada el término). La Física ha vivido en los últimos años tan mala vida como el Latín. La Química otro tanto. Las Matemáticas sólo se consideran una asignatura “instrumental”, mero procedimiento de contable. Realmente lo que se privilegia es una Biología descafeinada, convertida en “Ciencias para el Mundo Contemporáneo” , esa sandez.
      La cuestión estriba en la confrontación entre estudios teóricos y rutinas conductuales. Entre un joven estudiante y el perro de Pavlov. No entre Ciencias y Letras.
      Un saludo.

      • Ana Belén
        20 abril 2010 a 23:48 #

        Hola!
        entiendo perfectamente lo que me quiere decir. Respondí con agradecimiento porque, aunque sé que hay más materias afectadas, las primeras cabezas de turco de todo esto fueron las lenguas clásicas, detrás fueron la Filosofía y la Literatura española. Aún recuerdo cuando leí por primera vez los principios que inspiraban eso que llaman Ley educativa, así de crudo y sin disimular siquiera: “priman las materias útiles (materias “para”): inglés, matemáticas… frente a los “simples saberes”: Latín, Griego…”,recuerdo también que se me cayó alguna lágrima, además del mundo encima, ese fue mi particular “ave fénix”, resurgir de las cenizas que supusieron tal mazazo para luchar contra viento y marea por una enseñanza de verdad, seria y rigurosa. Espero que mis ojos puedan verlo, porque ya se sabe que “los asuntos de palacio van despacio” y esto no tiene trazas de mejorar, por eso es tan importante que exista una ventana en la que encontrar un poco de apoyo, un poco de reivindicación, un poco de aire fresco, aire de verdades, en medio de una contaminación que ahoga, por eso es tan importante para mí haber encontrado este lugar. Un saludo.

  4. 7 abril 2010 a 8:06 #

    Estoy de acuerdo en que las humanidades se están convirtiendo en la vía fácil (por una vez coincido con este blog), ya lo comenté en mi bitácora.

    ¿Causas?
    – las asignaturas comunes en bachillerato son de letras (o así se ven) , la única específica con peso es latín, no se exige tanto en las demás, que a menudo son solamente memorísticas, frente a la dificultad exigida de las matemáticas, por ejemplo
    -en las carreras de letra rara vez se exige nota con la perversa selectividad actual, no es preciso esforzarse tanto
    -se comienza a orientar a los alumnos buenos hacia las ciencias y hacia carreras “útiles” ya desde la ESO: los que no pueden con las mates, letras o artes, englobadas en un mismo saco de “fácil”

    ¿Soluciones?
    -crear asignaturas de modalidad de peso, con lecturas exigentes
    -eliminar la selectividad, que solamente sirve para carreras como medicina e ingeniería, el propio bachillerato debería ser el filtro
    -explicar mejor las salidas de las carreras de letras
    -preocuparse por hablar en clase de los temas de actualidad y cultura general para los que las humanidades son imprescindibles para entender algo
    -cambiar el enfoque de la historia: menos memorismo y más razonamiento
    -aumentar el número de autores que se examinan en selectividad de filosofía, o hacer dos de ellas, una para letras ampliada

    • 7 abril 2010 a 15:50 #

      Propuestas de las que se concluye, amigo mío, que uno más en la familia: hay que cambiar el sistema, porque sus programas didácticos, que son lo que realmente importa, tienen unas fisuras como el cañón del Colorado.

    • Rosalía
      8 abril 2010 a 8:52 #

      Nuestra inefable administración ya te ha hecho caso en lo de eliminar la selectividad. Sólo para los alumnos de ciclos formativos, claro está. Así todos podrán entrar por delante de nuestros pobres alumnos de bachillerato en las carreras donde hay nota de corte.
      Si se quita la selectividad, se quita la única prueba externa objetiva (con muchos defectos, pero la única) que permite que ésto no sea el cachondeo total. Ya me imagino a todos los colegios concertados garantizando la entrada del niño de papá a medicina o periodismo, sin ningún tipo de control. me parece una barbaridad.
      Los profesores de ciencias nos estamos quedando sin alumnos. Hace 20 años, en el mismo centro y en un barrio de trabajadores teníamos 3 clases de COU de ciencias, algunos con más de 40 alumnos. Hoy tenemos un solo grupo de 2º de Bachillerato de ciencias con 15 alumnos. Triste, muy triste. No creo que la salida sea contraponer las humanidades a las ciencias. lo que hay que hacer es conseguir una enseñanza de calidad (con perdón, “calidad” referida a la enseñanza es una palabra demasiado prostituida).

  5. Libertad
    7 abril 2010 a 21:03 #

    “El trabajo de un maestro o profesor es especialmente duro, por lo que es justo que pueda jubilarse con su pensión completa y sin merma de ingresos a los 60 años, con independencia de lo que suceda en otros sectores”
    3 de cada 4 docentes estaba de acuerdo o muy de acuerdo con esta afirmación
    “La jubilación de los profesores debe ser como la del resto de los trabajadores, sin distinción”
    Solo el 16 por ciento estaba de acuerdo con esta otra.
    http://enguita.blogspot.com/2010/03/los-profesores-se-pronuncian-sobre-la.html
    De acuerdo que la muestra no era ni representativa ni aleatoria. 625 profesores que opinaban de forma anónima a cambio de dedicar de 10 a 15 minutos de su tiempo. El manifiesto lo han firmado más de 800 docentes que me parecen igual de representativos que el anterior subconjunto. Entiendo que son docentes que se expresan con sinceridad. Los deseducados tienen el sesgo de ser personas con un especial interés por la enseñanza. Los 625 me parecen más ajustados a lo que se puede encontrar en la profesión docente. Ambas cifras se dan un baño de humildad cuando se comparar con los aproximadamente 650.000 docentes que componen las plantillas de los centros de enseñanza no universitaria en España.
    El grueso de los 650.000 no creo que sean acérrimos seguidores de la psicopedagogía, tampoco nostálgicos de cuando no había LOGSE. Es una suposición pero creo que son funcionarios, (los de la pública), que aspiran a tener las mejores condiciones de trabajo y no ir rondando por pueblos, lejos de casa (y jubilarse cuanto antes). De la calidad de enseñanza no se preocupa nadie y ese es el engendro que tenemos a la vista.

  6. 8 abril 2010 a 4:49 #

    “Cultura Clásica, Música, Iniciativa empresarial y cosas por el estilo”.

    Vale lo de “marías” (no sé si julianas o javieras) pero el remate cosificante es demasiado hasta para mí.

    La Música: esa cosica….

    Señor.

    • Ania
      8 abril 2010 a 17:42 #

      Estimado Nacho y demás compañeros de Deseducativos;

      Quisiera que en el manifiesto se exigiera que la asignatura de música en todos los cursos de la ESO la impartan profesores de música y no de Historia como viene ocurriendo para desgracia del profesor y de los alumnos implicados en 3º y 4º de la ESO.

      La avaricia y desidia de los Departamentos de Historia, Música, Direcciones de los Centros, Sindicatos y Conserjerías de Educación con respecto a la música está desesperando y desgastando sistemáticamente a interinos ( pues los funcionarios de carrera de los Departamentos de Historia no la sueltan pero huyen de impartirla como de la peste) y decepcionando al alumnado del 2º Ciclo de la ESO que se encuentra con un profesor que explica la historia de la música, que les pone música, pero que no está capacitad@ para ayudarlos a desentrañar aspectos técnicos y prácticos de la creatividad musical .imprescindibles para desarrollar debidamente el currículum de dicha asignatura para el alumnado de la etapa.

      Si en Primaria y en el Primer Ciclo de Secundaria la música es impartida por profesores titulados de Conservatorio: ¿porqué en Secundaria permiten que en tercero de la ESO todos los alumnos de España de la Educación Pública tengan que soportar dos horas semanales de clase de música impartidas por un profesor de Historia ?

      Es demencial y debiera corregirse de inmediato.

      PROFESORES DE HISTORIA NO TITULADOS POR UN CONSERVATORIO DANDO CLASES DE MUSICA EN 2º CICLO DE LA ESO: NUNCA MAIS!!!!

  7. 8 abril 2010 a 7:32 #

    No entremos en debates sobre materias inútiles o útiles, cualquier área es fundamental si se desarrolla completamente, pero es cierto que muchas son marías alternativas a las ciencias (soy de letras puras)

  8. 8 abril 2010 a 10:14 #

    Aprecio los artículos que escribe Daniel Martín, pero me resultaba extraño que dijera eso quien también escribió:

    “La formación filosófica, ética, literaria, musical y, en general, humanística, debe ser constante, sistemática y sincera, buscando la creación de un espíritu crítico, imparcial e independiente.” (http://deseducativos.com/2010/02/24/un-buen-plan-de-estudios/)

    Nada más.

    Un cordial saludo.

  9. 8 abril 2010 a 18:57 #

    Estimada Ania:

    No seré yo quien te desdiga. De hecho, el desbarajuste es aún mayor:

    Al menos en Andalucía, no hay Música en 3º de la ESO. De modo que entre primer ciclo y 4º (donde es una optativa más que, como es lógico, encuentra feroz competencia) hay un año “estigio”. Lo poco que puede enseñarse en primer ciclo se formatea casi por completo, especialmente si, como ocurre en mi instituto, los alumnos de 4º (Humanidades) son repetidores de 3º (ergo, dos añitos).

    Tengo muy claro que a la Música – que, en un principio, parecía iba a ser revalorizada con la LOGSE – la han vuelto a poner en su sitio. Esto es, en la ventanilla de festejos. Nada nuevo bajo el sol. España, desde el Barroco, es un país que se jacta de su ignorancia musical (y científica, añado). Muchos compañeros creen que se trata de algo exclusivamente “mágico”, “sensitivo”, “chachi” y “delicuescente”. La realidad es que resulta mucho más fácil resolver integrales que analizar una fuga o un tiempo de sonata. Pero, en fin, se ve que a nosotros nos toca explicar la idiosincrasia molona del reggaeton.

    Lo más gracioso es que en 1º de Bachillerato vuelve a desaparecer, para – oh, milagros del Guadiana – reaparecer como optativa en 2º de Bachillerato; por cierto, con un programa estratosférico en el que se pretende que los muchachos descubran, de sopetón, los entresijos del lied o el poema sinfónico.

    Ya lo decía Juan Pardo: Bravo por la música/que nos hace mágicos.

    Ja. Ja. Ja.

    • Ania
      8 abril 2010 a 21:57 #

      Vaya por Dios, estimado Nacho, así que no es “en España entera”, como yo creía lo de las dos horas semanales obligatorias en 3º de la ESO impartidas por pardillos de Historia que , si nos salimos de la clásica , sólo se nos permite txistu, tamboril y cosos políticamente correctos.

      Aquí en Euskadi acaban tan aburridos de la música de 3º que rara vez “optan” por ella en 4º y , en cuanto al Bachiller, al menos en la pública , tal vez en algún centro especializado en Bachillerato artístico…porque lo habitual es que ni se ofrezca.

      Al menos en Andalucía la clase de música, si se llega a impartir , la dáis especialistas de música en todos los niveles: ¿No es así?

      ¿Y en el resto de comunidades? ¡A ver si lo que yo creía la regla va a ser la excepción de España!

  10. Raus
    9 abril 2010 a 11:12 #

    ¡Albricias, amigos, albricias! ¡Fuera caras largas y ceños fruncidos! Por fin, después de tantos desprecios e higas a las letras y humanidades; por fin, tras los muchos sinsabores y rabias contenidas, un rayo de esperanza nos devolverá la sonrisa y nos encharcará los ojos de lágrimas de felicidad incontenible. Era lo que nos hacía falta: un milagro. Un suceso de proporciones miríficas cuya rareza nos convertirá, sin duda, en las criaturas más afortunadas que los siglos hayan visto. Pues de la mente de Bibiana Aído/a, esa minerva de la posmodernidad cuyos prodigios y obras nos dejan mudos de pasmo, de esa mente, digo, ha brotado la providencia que devolverá a las letras el esplendor áureo de pasadas edades. ¿Que no me creen? Pinchen y lean, pues. Comprueben ustedes mismos si acaso no estamos de enhorabuena; díganme si la cosa no merece celebrarse con petardos, tracas y cohetes de gloria:

    http://www.elsemanaldigital.com/articulos.asp?idarticulo=106195

    Que lo disfruten.

    Un abrazo.

  11. 9 abril 2010 a 15:42 #

    Sí, Ania, es cierto que en Andalucía no abunda el profe de Historia que imparte Música. Se compensa esta acertada política con la estructura imposible que describía más arriba.

    La incompetencia se materializa en las más diversas formas.

  12. Ana Belén Ferreiro
    9 abril 2010 a 19:19 #

    Hola!

    Me gustaría comentarle a Ania, a propósito de lo que ha dicho:

    “Quisiera que en el manifiesto se exigiera que la asignatura de música en todos los cursos de la ESO la impartan profesores de música y no de Historia como viene ocurriendo para desgracia del profesor y de los alumnos implicados en 3º y 4º de la ESO”, que eso no sucede sólo con música, sino con cualquier materia “carne de afín”. La estrategia de las afines para ahorrar dinero es una de las peores miserias de este sistema educativo, si es que se le puede llamar así. Es algo que habría que cambiar si se consiguieran cambiar las cosas. Un saludo!

    • Ania
      10 abril 2010 a 11:15 #

      Un saludo muy afectuoso también para Ana Belén , para Nacho, Raus y todos los demás.

  13. Raus
    11 abril 2010 a 11:37 #

    Igualmente, Ania. Muy amable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: