Inmersión lingüística y otras paradojas

Tengo un amigo que milita en el PSOE y que, cuando en las discusiones de su partido alguien defiende acaloradamente la LOGSE, le pregunta: “¿A qué tipo de centro llevas a tus hijos?”, a lo que pocos le responden que los lleven a los institutos públicos en los que se aplica esa LOGSE que defienden.  Y yo mismo, como muchos profesores, tengo también hecha esta comprobación: he tenido bastante compañeros que defendían el desastre logsiano que machacaba nuestros institutos y que, sin embargo, a sus hijos, los llevaban a un centro privado, o a un concertado de simpáticas monjitas donde no había conflictos, o a una cooperativa muy “progre”, muy cara y muy exigente, o a ese centro público tan raro que aún queda en tal sitio y en el que ni se regala el aprobado ni se torea al profesor… Y por esta sencilla vía, se descubre, ¡oh, sorpresa!, que los defensores del virtuoso sistema logsiano no demuestran mucha fe en él, sino que su doctrina parece ser más bien ésta: la LOGSE es muy buena… para los demás. Y es que, amigos míos, entre los defensores de la LOGSE el virus de la incoherencia está muy extendido.

Enterado de que el presidente Montilla (que ve muy natural la persecución lingüística a que los nacionalistas catalanes, el PSC y la Generalitat que él preside están sometiendo al castellano) resulta estar aquejado de un virus parecido al de los defensores de la LOGSE y lleva a dos de sus hijos a un colegio alemán que se sale del sistema que él impone… para los demás, me he metido en Google y me he encontrado en La vanguardia una noticia en la que habla sobre el asunto Anna Hernández, la esposa de Montilla. Os reproduzco un fragmento:

Es una maravilla. Sólo por saber alemán ya encontrarán trabajo. Es como tener una carrera”, agregó. Explicó que fue difícil matricularlos y que a el centro, “todo se hace en alemán”, incluso las reuniones de padres, y en inglés que se estudia a través del alemán. El tercero de los gemelos va en otro centro, porque así se lo aconsejaron los psicólogos, aunque por la tarde, los tres hijos hacen clases de repaso con un profesor particular que tiene el alemán con su lengua nativa.Así, Hernández comenta que a veces los niños hablan entre ellos alemán con total normalidad, y cuando los oye, la madre les pregunta: “Qué, ¿ya estás hablando mal de mi?”. Hernández aseguró que sus dos hijos reciben clase de catalán una hora a la semana. “Saben el catalán perfectamente, aunque cuando lo escriben hacen muchas faltas. Hacen poco catalán, esta es la verdad, una hora a la semana es poquísimo, pero ya lo arreglaré más adelante”, añadió.

Una auténtica perla, ¿verdad?, no por las cosas que dice esta señora, sino por cómo las dice: ¿en qué jerigonza se expresa? Esta breve cita es una demostración práctica de mi mayor objeción contra la eneseñanza bilingüe (incluida la memez esta que se nos está imponiendo del bilingüismo inglés/español o francés/español): que, al final, la gente no habla bien en nada. ¡En fin! Buscando cosas sobre Montilla, me he encontrado casualmente con una genial sobre el menesteroso Francisco Camps. Está sacada del diario Levante y tampoco tiene desperdicio. Aquí os la dejo:

El Mundo se mesó los cabellos por el hecho de que el presidente de la Generalitat de Cataluña lleve a dos de sus hijos al Colegio Alemán. Y Rajoy se sintió obligado a apostillar que «sólo los ricos como Montilla eligen la lengua para sus hijos». Falso de toda falsedad. Su camarada Francisco Camps se ha declarado mileurista, como todo el mundo sabe, y sin embargo lleva a los suyos a uno inglés.

¡País!, que diría el Forges.

Bookmark and Share

Anuncios

Etiquetas:, , ,

Categorías: Crónicas del País de las Maravillas, Panlogsianismo

Autor:Pablo López Gómez

Hola amigos. Me llamo Pablo López y abro este blog porque me parece extraordinario estar integrado en un sitio como TEXTOS DESEDUCATIVOS, al que está conectado y que sirve de pantalla y plataforma para quienes pertenecemos al mundo de la educación y no nos levantamos todas las mañanas repitiendo tres veces: "Si Álvaro Marchesi no existiera, habría que inventarlo". Puede que algunos me conozcáis ya, porque soy el único responsable ante Dios y ante la Historia de ese blog que se llama La garita del guachimán.

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

31 comentarios en “Inmersión lingüística y otras paradojas”

  1. Sergi Carballo
    25 marzo 2010 a 8:21 #

    Primero de todo, un saludo muy fuerte. Segundo, puntualizar varias cosas con un tono bastante más comedido y respetuoso que el anterior comentario. En Cataluña no se persigue el castellano, sino que se promociona el catalán, lo cual es diferente. Desde la escuela se intenta prestigiar al máximo el catalán, y si se hace inmersión lingüística es porque se ha demostrado que es la única manera de que los escolares acaben entendiendo el catalán -que no hablándolo, algo que depende mucho más de la familia y el ambiente que de la labor docente-.Alguien me dirá que si se promociona una lengua, automáticamente la otra se ve perjudicada. Más allá de la utilización política que politicastros de todos los espectros políticos, defensores de una y otra patria, hacen de algo que es bien común (tanto el catalán como el castellano son bien común de todos los catalanes, también de todos los españoles), hay un hecho que es incontrovertible, y cualquiera que recorriera Cataluña lo vería con facilidad: el número de hablantes de catalán es minoritario con respecto a los bilingües (la mayoría) o los que sólo se expresan en castellano. Dejando de lado las razones inconfesables que unos y otros tienen para utilizar sus lenguas propias como armas arrojadizas, el caso es que si el catalán no estuviera promocionado desde el gobierno de la Generalitat aún sería mucho más minoritario, y acabaría por desaparecer. Alguien objetará que es un fenómeno corriente, que a lo largo de los siglos han desaparecido lenguas, pero ese punto de vista casi siempre lo defienden aquellos cuya lengua de expresión habitual es la que no desaparece. Cuando desaparece una lengua, con ella desaparece una cultura y un pueblo. Los catalanes no queremos que nuestra cultura desaparezca. La mayoría (no todos, es cierto, los radicales abundan a uno y otro lado) estaremos de acuerdo en que una cultura no debe desaparecer. Muchos de los que pensáis que en Cataluña se persigue el castellano lo decís de buena fe, pero sin más datos que artículos de prensa o prédicas de tertulianos, alguna intervención desaforada y poco respetuosa de un Carod-Rovira de turno, o incluso alguna visita a algún pueblo del interior catalán en la que algún dependiente maleducado no os ha atendido como era correcto. Yo os animo a pasearos por la mayoría de barrios de Barcelona y las poblaciones del extrarradio, o cualquier población con más de treinta mil habitantes, y veréis que la lengua con más problemas de futuro en Cataluña es el catalán y no el castellano.

  2. 25 marzo 2010 a 9:36 #

    Que alguien dude de que el castellano está siendo perseguido en todo aquello controlado por las administraciones públicas catalanas (Generalitat y municipios) es síntoma de que desconoce la realidad.

    En el ámbito privado no suele haber problemas, es en el público.

    Volviendo al sistema educativo, llevo años proponiendo la búsqueda de la excelencia, lo que implicaría que las asignaturas se impartiesen en catalán, castellano e inglés. Un año las Matemáticas en catalán, al siguiente en castellano/español y al tercero en inglés. Así, practicando las lenguas, tendrían un correcto dominio de las tres, con lo que los alumnos estarían mejor preparados para el futuro.

    Pero claro, anteponer el interés del alumno a la ideología dominante parece que es de sectarios, cuando es justo lo contrario.

  3. Libertad
    25 marzo 2010 a 9:41 #

    Yo creo que alguien tiene perfecto derecho a pensar que sería mejor no promocionar el catalán o cualquier otra lengua que no sea la castellana. Cualquiera debería poder decir que el castellano está perseguido en Cataluña y nadie debería por eso insultarlo. Cuando he leído “Nazionalistas” con “z” he pensado en un error tipográfico pero con lo de “…mentalidad colonizadora, decimonónica o franquista, mequetrefe y liliputiense.” se ha retratado el redactor. Esta mal, es un insulto directo. Es como si a alguien le acusan directamente de que su afán polemizador es onanista, solo que en este caso el insultador recurre a la grosera escatología.
    Además el tema de la inmersión lingüística es colateral en el escrito del señor López. Yo entiendo que el desea hablar de las paradojas que se dan cuando el político no desea para sus hijos el modelo educativo que impone para los demás. Es buena la idea y me parece buena la denuncia.
    Lo que pasa es que se podría extender también a los profesionales de la enseñanza que en determinados casos nunca comerían de la sopa que ellos mismos cocinan. Alguno lo ha admitido abiertamente en este foro. No puedo decir que sea generalizado, no creo que haya estadísticas al respecto. Desde mi atalaya veo un par de “profes” que vienen al “cole” con sus hijos, otra que se lo llevo a un privado concertado y el “seño direstó” que lleva a su prole a la privada concertada católica apostólica romana. En España hay en torno al 40 por ciento de educación privada concertada, me gustaría saber si en el sector docente, sus hijos son clientes de la privada o usuarios de la enseñanza pública en la misma proporción.

    De todos modos hay una paradoja que ha expresado de “tapadillo” el señor López y es la que a mí más me inquieta. El señor López ha escrito:
    “…o a ese centro público tan raro que aún queda en tal sitio y en el que ni se regala el aprobado ni se torea al profesor…”
    Es como en esa pandemia que, contra toda razón, hay determinados individuos que no se infectan. Lo que se hace rápidamente es investigarlos y extraer de ellos un suero y una vacuna. Parece que el señor López conoce alguno de esos centros, le invito a que nos cuente, si no que centros son, al menos que características tienen que los diferencien. Si es público seguro que va gente de toda calaña, incluso los educados en la estulticia y la bellaquería. Si es público seguro que está bajo el imperio de la LOE y sin embargo hay exigencia y “…ni se regala el aprobado ni se torea al profesor…”. ¿Qué diferencia habrá entre estos centros y en los que los deseducados trabajan?

  4. 25 marzo 2010 a 10:15 #

    Acabo de borrar el primer comentario de este artículo. En él se profería un grave insulto a su autor. A partir de ahora no me dolerán prendas. Lo haré una y otra vez con los comentarios que sean ofensivos o pongan en duda el honor de las personas.

  5. Mariano
    25 marzo 2010 a 11:49 #

    Precisión: las lenguas no se persiguen. Se persigue a sus hablantes, lo cual va contra los derechos más elementales y termina perjudicando una convivencia democrática razonable. Además, la inmersión total en una lengua distinta de la nativa sin un proceso de transición puede provocar un transtorno innecesario y un retraso escolar.

    P.S.
    Respecto de la nota informativa del administrador del blog, creo que sí hay dos límites a la libertad de expresión: la injuria y la calumnia.

    Justamente esas dos conductas constituyen un cierto tipo de violencia verbal, de salvajismo hooligan que no debe tener cabida en un debate civilizado, en el que, por supuesto, no se deben poner otros límites a la libre expresión de las ideas.

  6. Lozano andaluz
    25 marzo 2010 a 12:14 #

    Libertad, querido-a…

    Desbarra Usted esplendorosamente.
    A esta pagina la mueve el AMOR PROPIO de profesionales muy dedicados y preparados. Y que quieren hacer las cosas mejor. En sus centros.

    Dirija sus dardos con fuerza al “aparachtik” pesoeteropepero. En la sociedad cada familia
    intenta salvarse del naufragio como puede… No acuse tanto, sea mas empatico y positivo.
    El derrumbe de esta sistema dara de seguro beneficios. Piense en ellos.

    Un abracito hobbessiano.

    • Libertad
      25 marzo 2010 a 12:56 #

      Señor Lozano andaluz, ya me dirá usted donde desbarro que yo no he dicho nada que no estuviera contrastado con otras palabras antes escritas. Si alguien se siente herido/aludido por mis palabras duras, que no mate al mensajero. Yo no utilizo “..la injuria y la calumnia…” pero tampoco la censura previa. Sin embargo, conmigo han empleado el insulto directo y la calumnia no, por que me defiende el anonimato. Aquí han puesto a caer de un burro a políticos, funcionarios “pedabobos”, pero también a padres y alumnos. Siempre de forma genérica y en relación a la experiencia personal del docente en cuestión. A mi no se me ha ocurrido sentirme aludido como padre ni he visto reflejados a mis hijos.
      Si pongo en tela de juicio la profesionalidad de los docentes de la enseñanza pública española, que la pongo, no me estoy refiriendo a ningún docente en concreto. Cualquier docente que esté de acuerdo con su nivel de profesionalidad no tiene que darse por aludido. Yo conozco unos cuantos que no deberían hacerlo.
      Pero tengo derecho a decir, y lo diré hasta que no me demuestren lo contrario, que uno de los grandes problemas de la enseñanza pública son sus docentes. Esto se puede argumentar, se puede avalar con datos. Invito a cualquier redactor de está página a demostrar que no es el profesorado lo que diferencia esos raros centros que salen adelante a pesar de la LOE y los alumnos educados en la estulticia y la bellaquería.
      Reconozco el bienintencionado deseo de los redactores de este blog de mejorar un sistema educativo que padecen alumnos y padres, (y también sus trabajadores). Pero no solo hay que observar el ojo ajeno para encontrar vigas. Eso también sería practicar la empatía.

  7. 25 marzo 2010 a 15:34 #

    Amigo Libertad. ¿Existen esos centros públicos donde no se torea al profesor ni se regala el aprobado? Sí. Mire, la comunidad educativa se compone de padres, profesores y alumnos. Ahora y siempre, en todos esos colectivos hay y ha habido personas que no están a la altura de sus obligaciones. Con esto quiero decirle que yo no niego que haya malos profesores, como hay malos padres y malos alumnos, lo que niego es esa monstruosidad que defiende usted de que “uno de los grandes problemas de la enseñanza pública son sus docentes”, éstas son sus palabras exactas. Se cae por su propio peso que eso es un disparate, porque ¿acaso está afirmando usted que TODO un colectivo de cientos de miles de personas está ejerciendo mal su profesión? ¿Acaso ignora usted que es imposible acceder a este inmenso colectivo sin tener, como mínimo, la diplomatura de Magisterio y haber superado del todo o en parte unas oposiciones que sólo gente muy ignorante y muy malintencionada puede decir que son fáciles? Sólo con esto, le aseguro que la criba a la que se enfrentan los docentes es muy selectiva, pero le haré otra pregunta: ¿Acaso ignora usted que muchos de esos docentes, aparte de afrontar con éxito su nada fácil oficio (no sé si usted lo concerá), tienen producciones en otros campos como la investigación o la publicación de libros? Sólo con estas cosas, cabría calificar al menos de arriesgado eso de que “uno de los grandes problemas de la enseñanza pública son sus docentes”, pero no habría hecho falta argumentar tanto, porque todo el mundo sabe que descalificar de modo general a un colectivo profesional es un disparate, como también desbarran quienes culpan del desastre actual a los padres en general o a los alumnos en general. Nadie dice que el problema de la policía son los policías, ni el de los bomberos los bomberos o el de los camareros los camareros, pero, mira, por dónde, esto sí se dice de los docentes, y con insistencia, y tan infundada injuria sale, para más inri, del sector de la educación, de los defensores de un sistema demencial que no han vacilado, para defender su engendro, en lanzar porquería sobre un amplio colectivo de trabajadores honestos. Esto es intolerable y esto lo hace usted con insistencia machacona, querido amigo. Ya me he extendido demasiado y tengo que decirle aún dónde están esos centros de los que hablaba al principio: están en su barrio, o en el mío o en cualquier sitio, allá donde las circunstancias (una imprescindible, la negativa heroica y conjunta de un claustro de profesionales concienzudos) han permitido que ese centro trabajase bordeando la absurda filosofía logsiana y se dedicase a lo suyo: formar y enseñar. Búsquelos, pero dese prisa, porque el avance de la burocracia es cada vez más aplastante, así que cada vez es más difícil escapar a su dominio. Ahora bien, le diré algo más: mi juicio acerca del colectivo de los docentes lo saco de 27 años metido en él: ¿de dónde saca usted el suyo? Durante esos 27 años, me he dedicado a eneseñar, a educar, a exigir a mis alumnos que se volcasen en su propia formación; llevo años haciéndolo mientras a la vez me río de puertas para adentro de las payasadas de la LOGSE, con muy buenos resultados y con el agradecimiento de mis alumnos: no sabe el placer que todo ello me produce.

    • Libertad
      26 marzo 2010 a 11:20 #

      “…“uno de los grandes problemas de la enseñanza pública son sus docentes”, éstas son sus palabras exactas. Se cae por su propio peso que eso es un disparate,…“
      Sin atreverme todavía a corresponderle con el término “amigo” le agradezco su contestación libre de insultos, categórica, razonada y sobre todo ajustada a lo que yo planteaba. Estoy encantado.
      Seguro que cientos de miles de docentes podrían mejorar en el ejercicio de su profesión. El “cuanto mejor” es variable, está en función de muchos factores. Además nunca ha habido ni la más mínima intención de evaluar la productividad y profesionalidad de los docentes. Por ello hay que plantearse indicios indirectos pero que son igualmente esclarecedores.
      El sistema de selección de los profesionales docentes es malo en todos los aspectos. Al margen de su dificultad, su objetivo debería ser elegir a los mejores profesionales para la enseñanza pública y no lo hace. Sobre la dificultad, sin ser ni malintencionado ni ignorante, le puedo decir que todo es relativo, pero oposiciones hay muchas y estas no están en el “record” de dificultad. Como pinceladas sueltas, existe en Internet un autentico mercado de compraventa de proyectos de todos precios y calidades. De todas formas, en la fase de concurso, lo que cuenta es llevar unos cuantos años suspendiendo la oposición pero trabajando de interino, (que no le veo yo el mérito, ya que se ignora la calidad de su ejercicio profesional). Si sacas buenas notas en la oposición, no tienes posibilidades de tener plaza como no lleves unos cuantos años de interino. Es tanto así que muchos renuncian a estudiar, se presentan entregando la prueba en blanco ya que no aspiran más que a mantener su interinaje ya que así no se tienen que mover de su último destino que le conviene más. Si aprobaran se tendrían que desplazar. Esto ya desmiente que la oposición asegure la calidad del profesorado. Una gran cantidad de profesionales son simplemente interinos que no han superado la oposición. Peor todavía, si a la administración la presionan sobre la gran cantidad de interinos responde, como ya ha hecho en ocasiones, con unas oposiciones “coladero”. Estará de acuerdo conmigo en que sobre las oposiciones se puede hablar un rato.

    • Libertad
      26 marzo 2010 a 11:35 #

      Sobre la diplomatura de Magisterio, si usted cree que 3 años de formación universitaria son suficientes para formar a un maestro de primaria, pues no estoy de acuerdo. Ni lo voy a argumentar, es que ya están incrementando en un año los estudios. No creo que usted considere superfluo ese incremento. Piense que los maestros de nuestras aulas estudiaron un magisterio de tres años elegido vocacionalmente en algunos casos, pero en otros, tras fracasar en estudios más exigentes. Aparte del leyendas urbanas, conozco personalmente varios casos. El que no conozca esta realidad tiene derecho a pensar que hablo con prejuicios.

      En un foro de educación es un disparate hablar de policías, bomberos o camareros pero no lo es enjuiciar el factor profesional docente que es clave para la consecución de los objetivos educativos. La RAE dice que injuria es: “Hecho o dicho contra razón y justicia”. Yo no digo injurias, ni siquiera pretendo molestar. Me apoyo en razones y busco la justicia de que mis hijos tengan una opción educativa mejor.
      No me ha ayudado demasiado indicándome donde están esos raros centros donde existe esa opción educativa mejor pero me ha confirmado que pueden existir y existen. Esto demuestra que con, o a pesar de la LOGSE/LOE, podemos aspirar a una educación de calidad. Esto es, que si el instituto al que vayan mis hijos no es bueno, podría serlo.
      Yo no llevo 27 años en la educación, mi hijo tendría que tener 30. Pero entienda que no me refiero a usted cuando digo que la experiencia con los docentes de la pública no es un indicativo de calidad profesional. Llevar muchos años de experiencia supone que el docente entró joven de interino o con su plaza y ahora el docente tiene cierta edad. La única consecuencia cierta es que, si es varón, probablemente tiene poco pelo y canoso. Puede que sea un magnifico profesional o un lamentable maestro que ha estado perjudicando durante generaciones.
      ¿De donde me saco todo esto que alguno erróneamente calificaría como impertinencias?. De unos cuantos años como padre de alumno, de contrastar opiniones con otros padres, de contrastar opiniones con docentes, de leer con espíritu crítico los que escriben docentes, del Informe McKinsey (http://nachocamino.files.wordpress.com/2009/11/informe-mckinsey1.pdf), y también de:
      http://deseducativos.com/nuestras-propuestas/maestros-y-profesores/.
      Con afecto.

  8. Juan
    25 marzo 2010 a 15:47 #

    Sobre bilingüismo:
    http://educaccioncritica.wordpress.com/2009/02/18/bilinguismo/

    Sobre la persecución del idioma español en Cataluña: leer la prensa.

    ¡¡¡¡¡Por favor!!!

    Saludos cordiales

  9. 25 marzo 2010 a 16:09 #

    Señor Carballo:
    He tenido ocasión de leer su primer comentario, aunque con muy buen criterio (ya que la basura hay que eliminarla cuanto antes) el moderador lo haya eliminado. Saco de él esta afirmación suya:
    “En Catalunya, como en cualquier país con lengua propia, hecho que a usted no le interesa entender y mucho menos aceptar, se defiende una lengua , la propia, el catalán y no se persigue ninguna otra: al contrario: se potencian todas las demás: el español, el inglés el francés y el alemás además del árabe, el chino el ruso, etc.”
    Debería usted tener cuidado con lo que dice, porque, del ataque de risa que me ha dado al leer esto, por poco me ahogo. Bromas aparte, estas líneas demuestran el cinismo y la visión delirante de la realidad, de las leyes, de los derechos y del país en que viven que tienen usted y el colectivo independentista, catalanista, o cualquiera que sea el suyo. Mire: no retorzamos las cosas: lo más democrático, respetuoso y sencillo sería que en las comunidades bilingües hubiese dos modelos (uno en castellano y otro en la lengua autóctona) y que la gente eligiera el que le apeteciera, porque ambas lenguas son constitucionales y oficiales en esas comunidades. ¿Aceptarían los partidos nacionalistas esto? Ya se ha visto que no, porque les arrebataría su actual sobrevaloración, ese plus de importancia y control del que se benefician con las inmersiones lingüísticas y demás eufemismos que esconden lo que debería llamarse política de arrinconamiento de lenguas (no soy del todo partidario de decir que no se persigue a las lenguas; se persigue ciertamente a sus hablantes, pero quitar por decreto una lengua de los carteles de las zapaterías es perseguirla). Y lo que resulta sangrante es que, siendo ustedes los que practican hoy en España las políticas más agresivas, abusivas y excluyentes, no se les caiga de la boca la palabra fascista para insultar a los demás, ¿qué necesidad hay de argumentar cuando se tiene a mano una buena ofensa?
    Sergi Carballo Jekyll ha escrito un comentario en el que al menos se permite no ofender; anteriormente, Sergi Carballo Hyde había vomitado un texto apestoso que le dejaba muy mal retratado: ¿cuál de los dos Sergis es usted? Una cosa que debería hacer es pedir disculpas; otra, darle las gracias al moderador, porque ese texto que ha eliminado le retrataba a usted como una persona muy poco digna.

    • Sergi Carballo
      26 marzo 2010 a 19:58 #

      Disculpa, pero creo que te has equivocado totalmente. Quizá la primera frase se presta a confusión, pero yo no escribí el primer comentario que borrásteis. Simplemente, no somos la misma persona, aunque supongo que te debes haber confudido porque hablo del anterior comentario, pero en ningún momento digo que ese comentario sea mío. Yo simplemente he escrito el que firmo con mi nombre, y puedes ver en otros posts que siempre que escribo lo hago con mi nombre. Por lo que más bien voy a reír un rato (espero que contigo) de una simple confusión que parece que ha suscitado una parte de mi texto.
      Saludos

      • 30 marzo 2010 a 11:30 #

        Sergi, si no eres el padre de ese lamentable rosario de insultos y disparates que prefiero que no veas (aunque, si me das un correo y estás interesado, te lo mando), te pido disculpas. Esos indicios que mencionas y que malinterpreté, me hicieron pensar que eras tú. En cuanto al tema de fondo, yo, que nací en Barcelona y a veces vuelvo por allí, creo que los políticos han envenenado una convivencia de lenguas, que, al menos por lo que se veía en la calle, después de la transición, era razonablemente buena. Un saludo.

  10. Helen
    25 marzo 2010 a 17:30 #

    Aunque interesante lo que el Sr. Pablo López dice de Montilla, su argumento sigue un silogismo ilógico. No se infiere de lo que dice que el bilingüismo sea negativo para los niños. En todo caso al contrario. Cierto es que los niños no escriben bien, pero según las estadísticas, como por ejemplo las de PISA, no existen diferencias relevantes entre las comunidades con un idioma o con más de uno. Al contrario, los estudios que se han hecho sobre el tema dicen que aprender más de un idioma de pequeños es bueno para el desarrollo del cerebro. En muchas escuelas holandesas hay bilingüismo holandés-alemán y por ello los holandeses -que muestran tener bastante más sentido común que los españoles- hablan inglés perfectamente, además de holandés. Mi hija habla inglés, que es su lengua materna, español y catalán perfectamente y también los escribe correctamente, además de chapurrear el francés. Si la Logse tiene problemas no es precisamente por el bilingüismo, sino por ser una copia burda de un sistema que ya había fracasado en otros lugares, como el Reino Unido.

  11. 25 marzo 2010 a 18:53 #

    Estoy absolutamente de acuerdo con usted: como demuestran muchos casos, como el holandés y el catalán (¿cuántos catalanes-valencianos-mallorquines bilingües hablantes del castellano y el catalán hay? Millones, y lo mismo pasa con el gallego, no tanto con el vasco) el bilingüismo no entorpece para nada el desarrollo lingüístico ni el intelectual (tampoco creo que los active, como sostienen algunos). La chanza que lanzo en mi artículo contra lo mal que se expresa doña Anna Hernández era eso: una chanza. Mi crítica es más política que lingüística, en lo referido tanto a lo que está haciendo la Generalitat con las dos lenguas oficiales en Cataluña como a esta chapuza destinada a crear apariencias que es el bilingüismo escolar que tan gozosamente impulsan el PP y el PSOE. Es un bilingüismo de laboratorio y jugada política que no viene a cuento y va a hacer más mal que bien. No tiene sentido y por eso no funcionará. Tienen sentido el bilingüismo de Figueras o el de Cambados, porque son zonas donde conviven dos lenguas; tienen sentido el bilingüismo de Holanda o de Dinamarca, porque sus lenguas propias no se jalarían un colín en el concierto internacional y entonces ellos han recurrido a otra muy potente sobre todo por razones económicas, pero nada de eso sucede en España con respecto al francés o el inglés. Deberíamos quitarnos el complejo de las lenguas (y estamos en condiciones de hacerlo). Yo tengo dos hijos que no han pasado por centros bilingües y se defienden muy bien en inglés al nivel de sus necesidades; si necesitasen más, ya lo ampliarían. Es lo que hacen franceses, alemanes, estadounidenses o ingleses. Por ejemplo: una amiga estadounidense de mi hijo, cuando necesitó mejorar su español, se fue una temporada a Méjico, se metió en intercambios… y ahora habla un español muy bueno. Sobrecargar todo un sistema educativo con un bilingüismo no necesario y comprometer con ello el progreso de muchos niños que no van a necesitar esa segunda lengua y encima ya tienen dificultades para aprender en la suya propia, me parece una irresponsabilidad digna de Político Demagogo Ignorante Español, especie autóctona que quizás deberíamos proteger.

    • Sergi Carballo
      30 marzo 2010 a 14:49 #

      Sí, yo también creo que los políticos lo han empeorado todo. La canvivencia sigue siendo bastante buena, con sus desajustes y sus aciertos, como todo. Pero los políticos de un lado y de otro se apropian de una o de otra lengua, y dicen defender una o la otra cuando lo único que hacen es intentar ganar votos por un lado o por el otro. Yo soy de familia castellanoparlante, pero hablo con bastante corrección el catalán, a la que considero mi segunda lengua materna (si es que tal concepto existe, claro que seguramente sólo es una consideración mía). Por mi experiencia he visto muchos chavales de mi mismo entorno sociocultural que, después de años y años de escolarización en catalán, no son capaces de mantener una conversación en ese idioma. Casos opuestos también los hay, pero en mi opinión se dan en zonas rurales un tanto desconectadas del grueso de la sociedad catalana. Otra cosa es que alguien que puede perfectamente hablar en castellano con alguien que no entiende el catalán se niegue a hacerlo, actitud que no comparto pero que he visto hacer a más de uno. Y al revés también lo he visto, gente que después de vivir treinta o cuarenta años en Cataluña aún espera que le traduzcan al castellano porque no entienden el catalán o no han intentado aprender un poco de este idioma. La situación es muy compleja, no quiero juzgar a nadie por la opinión que defienda, pero los políticos, como en muchas otras cuestiones, se apropian de sentimientos y pareceres de lo más respetables para azuzarnos a unos contra otros, especialmente a los catalanes contra el resto de españoles y al resto de comunidades contra la nuestra. Y esto lo hacen tanto ERC y CIU por un lado como el PP por el otro. La mayoría estamos contentos de tener dos lenguas, nos expresamos bastante bien en las dos (siempre en una mejor que en la otra, cosas de la imperfección humana), tenemos amigos que conocemos en una lengua y otros que los conocemos en la otra, y no tenemos más problemas que el hecho de equivocarnos de vez en cuando al escribir una doble s donde no toca o al revés.

      Un saludo

  12. Juan Ramón
    25 marzo 2010 a 22:22 #

    Yo me limitaría a negar la mayor del señor Carballo: “el único mecanismo para que el catalán no desaparezca”. ¿Y qué, si desaparece? Desapareció el latín (y nació el catalán), y desaparecerá el catalán, y quédense todos tranquilos, el castellano. Pero la gente seguirá utilizando algún tipo de lenguaje simbólico, doblemente articulado, con expresión oral y escrita…
    Y sí, este es un país profundamente franquista, que no entiende la libertad individual: exijo poder escoger la lengua que desee para mi educación, y asumo las consecuencias y responsabilidades de mi decisión; no soy menor de edad. Otros no.

  13. Eireen
    26 marzo 2010 a 12:47 #

    No es cierto que en las comunidades llamadas bilingües se impartan ambos idiomas al mismo nivel NI MUCHO MENOS. Sobre el papel, tal vez, pero en realidad NO. Se hace inmersión, es decir todo en la lengua, que según ellos (los comisarios políticos) está en desventaja. Entonces eso de que en las escuelas públias están las dos lenguas al mismo nivel es MENTIRA. En las Comunidades Autónomas dels Paisoss Catalans, la enseñanza desde infantil hasta secundaria (en bachiller lo desconozco), se imparte en una lengua, la otra tiene una mínima presencia. Otra cosa es lo que hablan los chavales en su vida de juegos, pasillos, calle, etc , pero esto no es enseñanza, y estamos hablando de enseñar en…..
    Otra cosa es lo que pasa en los centros privados que cuestan una pasta a los padres.
    Ahora saldrá algún “comisario político lingüísta” a “dir la seva”, pues venga…..

    • Ania
      26 marzo 2010 a 19:10 #

      En el País vasco ocurre lo mismo:

      Como no hay apenas material complementario en euskera, el que hay es generalmente mediocre , escaso e ideológicamente sesgado en sus contenidos hacia el nacionalismo; con la excusa de “respetar el modelo lingüístico”, invaden tu libertad de cátedra, depauperan el nivel de conocimientos y de promoción de interés del alumno hacia la asignatura, inducen a los alumnos a que te vigilen y denuncien cualquier intervención que hagasen lengua castellana, por pequeña que sea , te impiden activamente usar manuales, artículos de prensa, y material audiovisual de calidad…

      Perdemos todos…Y los comisarios político-lingüísticos trabajando a destajo. Ellos por supuesto hablan en el idioma que les conviene y les da la gana:¡ faltaría más!

  14. Ania
    26 marzo 2010 a 19:40 #

    Con lo de que invaden tu libertad de cátedra quiero decir que no te dejan usar el material complementario de buena calidad, por estar en castellano.

    Lo triste es que los alumnos y los padres de los alumnos creen que si no usas material complementario exclusivamente en euskera es porque actúas de mala fé y porque no te has molestado en buscarlo. La mayoría no sabe que no lo hay y te llegan a acusar de sabotaje, enemig@ del euskera y mal profesional.

    Lo anterior es sumamente injusto y frustrante para muchos docentes que, paradójicamente, amamos el euskera y venimos haciendo titánicos esfuerzos para dominar e impartir clase en una lengua que, fuera del ámbito docente, apenas se usa en la vida cotidiana en la mayor parte del territorio.

  15. 28 marzo 2010 a 8:31 #

    “el bilingüismo no entorpece para nada el desarrollo lingüístico ni el intelectual (tampoco creo que los active, como sostienen algunos)”
    Pues le hago saber que sí, que el hecho de conocer y usar varias lenguas favorece el desarrollo lingüístico e intelectual (vea si no los últimos estudios en Europa, iniciativas como la de Portfolio y la competencia plurilingüe). Además, con el panorama social que tenemos actualmente, es insensato hablar en términos de monolingüsimo, porque con toda la inmigración que estamos teniendo, tenemos que ir a buscar un modelo nuevo y plurilingüe de enseñanza, que tenga en cuenta los conocimientos previos de los alumnos y los respete para que pueda aprender mejor (y pueda respetar y valorar) las lenguas que aquí encuentre.

    • 30 marzo 2010 a 11:37 #

      No he hablado nunca de monolingüismo, sino de rechazo a un absurdo bilingüismo impuesto, cosa en la que me ratifico. Ya digo en mi entrada que mis hijos se manejan bien en inglés, y también en francés, y uno de ellos, también en alemán, y eso sin haber ido a institutos con estúpidos y demagógicos proyectos bilingües, así que… Y en cuanto a los estudios, no demuestran nada, proponen hipótesis que otros estudios desmientes o pueden desmentir.

  16. 30 marzo 2010 a 11:49 #

    Amigo Libertad:
    En tu última respuesta, para poner en duda la formación y la calidad de la selección de los docentes, coges las fisuras y defectos del sistema de formación – selección (que los tiene, y algunos son esos que tu señalas) y los haces extensivos a TODO el colectivo. Este procedimiento lo usas con asiduidad: coges lo malo y embadurnas con ello a todos indsicriminadamente. Siguiendo este sistema, en tu colectivo profesional (que, por cierto, no sé cuál es, ya que te has colado en este foro amparándote bajo un bonito nombre pero en el anonimato más absoluto) también seréis todos, incluido tú, unos incompetentes: con tu sistema de extender la porquería no se salva nadie. Desde luego, en mi colectivo no es así, te lo digo porque llevo en él, ya lo sabes, 27 años, tratando con profesores, padres y alumnos, colectivos entre los que predomina lo bueno, aunque, lógicamente, siempre aparece alguien con malas prácticas o malas intenciones. Las tuyas, por supuesto, tengo clarísimo desde hace mucho que son de las peores, así que te anuncio que esta será la última vez que me moleste en responderte.

    • Libertad
      31 marzo 2010 a 8:49 #

      Dice “Amigo Libertad:…”, pero muy amigo no debo ser ya que dialogar conmigo (un padre que disiente de su discurso) es una molestia. Señor López, no necesito que me responda personalmente, me basta con leer sus planteamientos y poder trasmitir los míos. Es la grandeza de Internet. Si me censuran, si me ignoran, será evidente la censura y cada cual entenderá a su modo las causas de esta. De todas formas, ese no querer debatir conmigo, puede ser significativo. Con los padres que le dan la razón en todo ¿sí que quiere hablar?, o el no querer hablar ¿es porque cree que la opinión de los padres no pinta nada en el debate sobre la enseñanza?.
      Mis opiniones están arropadas de argumentos. No son fisuras ni defectillos, la formación y la selección de docentes en la enseñanza pública, tal y como argumenté, no cumple con el objetivo de dotar de profesionales con el suficiente nivel. Tanto en secundaria como en primaria. Lo que tenemos hoy día en las aulas son químicos, historiadores, geólogos, filólogos, … con un cursillo de tres meses. La evidencia es innegable. Como en el anterior comentario, no necesito argumentar la necesidad de que esto mejore. Ya hay previsto un máster para arreglar un “poquito” esta chapuza.
      Con esto no digo más que lo que digo. Yo no he hecho “…extensivos a TODO el colectivo…” los déficits de profesionalidad. No vuelva a poner las palabras equivocadas en la boca equivocada. Ya sé que hay buenos docentes, conozco a alguno, pero ¿y qué? Si los maestros de mis hijos no son como ellos. El sistema debe velar, no por que haya buenísimos profesionales, debe velar por que no los haya malísimos. A los alumnos de estos últimos le importa un bledo que haya profesionales como la copa de un pino como seguramente lo es usted, señor López Gómez.

  17. Ex-buscavidas
    1 abril 2010 a 15:19 #

    La inmersión es una lata en las materias optativas y minoritarias. Para las editoriales no es negocio editar libros de texto ni materiales complementarios y nos perdemos muchos buenos materiales editados en castellano o bien acabamos tirando por la calle de enmedio, que es fotocopiar y fusilar textos -espero que la $*G*A*€ no vea esto-. Debería permitirse que utilicemos los libros de texto que consideremos adecuados aunque solamente sea en estos casos excepcionales.

  18. Ana Belén Ferreiro
    1 abril 2010 a 15:54 #

    Hola de nuevo señor Libertad,

    como le dije antes, me estoy dedicando a leer sus mensajes, y efectivamente, veo que sus opiniones van en la línea de la calidad del profesorado. Tiene usted razón en muchas cosas, estoy de acuerdo en lo que dice de los estudios de Magisterio, lo de las oposiciones es harina de otro costal. Creo que todo el mundo opina, en general, que es un sistema injusto, pero entre lo injusto, es lo más justo, valga el juego de palabras…
    Es verdad que este sistema actual es un coladero, pero cuando se supo que iba a ser así, como en el resto de asuntos importantes de este país, todo el mundo se dedicó a protestar pero nadie hizo nada. Luego se consintió que los sindicatos hicieran su particular agosto con sus cursos de 100 horas a 100 euros y que valen 0,5 puntos en los méritos, que cuenta igual que un máster o equivale a tener los seis años de EOI, es una vergüenza, pero ¿quién ha alzado la voz para protestar? que yo sepa, nadie, y créame que estoy puesta en esto porque en la actualidad soy opositora y en un par de meses me toca volver a pasar por el trance…
    En lo que no estoy muy de acuerdo es en echarles la culpa de todos los males a los interinos. Que es injusto que opositores con muy buenas notas se hayan quedado fuera, es cierto, pero también se ha beneficiado todo el mundo del hecho de que no hubiera examen práctico en la mayoría de las especialidades…, en mi opinión la solución hubiera pasado por hacer una oposición para gente libre y otra para interinos, como promoción interna o algo así, pero parece ser que esto no hubiera sido legal. Por otra parte, por supuesto que no defiendo a aquellos interinos que van a firmar a los exámenes, pero no todos son así, yo he conocido en este primer año como profesora a compañeras interinas magníficas profesionales y me parecería una injusticia que no se les tuviera en cuenta su experiencia docente de años. Eso por no hablar de que los interinos le han sacado las castañas del fuego a la administración desde siempre. Y les puedo asegurar que estar a disposición de la administración exige un gran sacrificio, que muchas veces, lo es a costa de la vida personal: un día recibes una llamada telefónica, tienes 24 horas para hacer una maleta e irte a muchos kilómetros de distancia a hacer una sustitución de la que no sabes nada, sin saber donde vas a dormir ni cuando vas a volver. ¿Eso no merece un reconocimiento? Un saludo.

    • 7 abril 2010 a 16:44 #

      Ana Belén, ese sistema de dos vías (uno para libres y otro para interinos) que propones y del que dices que hoy no sería legal es el que existión de toda la vida hasta que… por presiones sindicales, se cambió por otro (el actual) en el que todos entraban en el mismo saco. Lo que había antes -no le cuentes a Libertad que he elogiado algo de lo que había antes, porque te dirá que soy un facha malísimo- eran unas oposiciones llamadas libres para quienes entraban sin aducir como mérito los servicios como interino y otras llamdas restringidas para quienes sí los aducían. Ventajas y desventajas: las libres solían tener el doble de plazas, pero, a cambio, las restringidas eran bastante menos exigentes en las pruebas. Te cuento mi historia: yo entré como profesor de EGB en el año 1236 (año en que Fernando III el Santo reconquistó Córdoba, no te imginas lo viejo y lo carca que soy, como todos los colaboradores de Deseducativos) en una oposición libre que sacaba 900 plazas. Para interinos había unas 430, de las cuales, las que no se cubrieran, podían acumularse al turno libre. Tuve mucha suerte, porque, muy pocos años después, se instauró el actual sistema, con el cual, muy probablemente, yo, que jamás había prestado servicios, no había podido entrar. Durante algún tiempo pudimos ver situaciones tan sonrojantes como ésta. los méritos por servicios prestados se computaban ANTES de hacer el examen, de tal modo que se daba el caso de que algunos interinos con un examen de 3 sacaban la plaza, mientras que opositores libres que habían sacado un 10 se quedaban fuera: de llorar y literal, te lo puedo asegurar porque lo he visto. Y todo esto, ¿por qué? Pues porque esas organizaciones clientelares en que ya se habían convertido los sindicatos (lo sé porque yo entonces era de CCOO, aunque no con el corazón, por supuesto, ya entenderás que en el fondo era el facha de siempre, un espía del papado y de la inquisición para descubrir a los herejes y quemarlos) actuaban al dictado de las demandas de sus clientes, y entonces las reuniones más multitudinarias eran las que se convocaban para hablar de los problemas de los interinos, y como los libres, al no ser trabajadores, no estaban sindicados, pues no eran objeto de tan altruistas organizaciones como son los sindicatos. Por fortuna, estas aberraciones se fueron corrigiendo con el tiempo. No creas que hago un discurso anti-interinos, para nada, porque sé que hay entre ellos como entre los libres gente que se lo curra y gente que no; lo que critico es que haya sistemas asimétricos: para llegar a la misma meta, no puede haber corredores que salgan 200 metros por delante (o por detrás, según se mire) que otros, por eso creo que lo más justo sería un sistema como el que te describo, de libres y restringidas. Las mezclas heterogéneas no son muy razonables y la experiencia demuestra que, si en uno de los dos turnos la gente va mejor preparada que en el otro, eso se demuestra en los exámenes, no se producen injustísimos agravios al no mezclar churras y merinas y pueden remediarse los equilibrios en la provisión de plazas mediante un sistema inteligente y flexible de trasvase de las no cubiertas. ¿Por qué no se hace, por qué, según dices, ahora no sería ni siquiera legal? Me barrunto que porque, como en otras muchas cosas, se habrán sacado de la manga razones de discriminación y todas esas gaitas, pero la razón es otra: el actual sistema es muy bueno para quien domina el control de la provisión de plazas (antes de entrar en los centros) o de confirmación de un año para el otro (una vez se está dentro), o sea, para sindicatos y directores. Este sistema es un excelente instrumento de poder para quienes ya lo tienen, por eso se mantiene.

      • Libertad
        7 abril 2010 a 18:14 #

        “…-no le cuentes a Libertad que he elogiado algo de lo que había antes, porque te dirá que soy un facha malísimo- eran unas oposiciones llamadas libres para quienes entraban sin aducir como mérito los servicios como interino y otras llamdas restringidas para quienes sí los aducían…”
        Señor López le sugiero que haga como la señora Ferreiro y relea mis intervenciones y no se invente mi personaje. Yo también podría elogiar algunos aspectos del sistema educativo preconstitucional. Por ejemplo, los docentes eran más profesionales, la enseñanza era algo más que un “curro”. Lo que pasa es que todavía no sabían que eso de pegar reglazos e imponer castigos humillantes no estaba bien.
        Yo no sé si entre los deseducados hay mucho facha malísimo. Seguro que los hay de izquierdas y de derechas. El discurso del Panfleto Antipedagógico siempre me pareció de izquierdas. La valoración importante es sobre la calidad de la persona y, la sensación que tengo es que hay algún mal educado más que deseducado, lo cual no casa con un buen docente.
        El escrito del señor López resulta esclarecedor. Siempre que he escuchado a un docente hablar de las oposiciones a su gremio, las valora en función de sus términos de justicia e igualdad. Siempre pierde la perspectiva de lo que en realidad deberían de ser. Un proceso de selección de personal. Una garantía de que las superarán solo los mejores profesionales. El debate entre libres y restringidas no tiene sentido. En la función pública las oposiciones restringidas se plantean como un método de promoción del funcionario que desea mejorar de categoría profesional. El turno restringido no está previsto para interinos.
        De lo que se habla en realidad es de un concurso oposición. Que puede que sea injusto, pero lo es principalmente porque no selecciona a los mejores. Es injusto pero con los alumnos.
        Me parece bien que se pueda aportar como mérito la experiencia docente a la hora de opositar. Pero me interesa más lo cualitativo que lo cuantitativo. Me da lo mismo 15 años de interinaje si solo ha servido para sembrar el fracaso escolar. Me interesa más la experiencia en proyectos de integración, de investigación, de años batiéndose el cobre en los ”poliganos”. Los años de sustituciones no me dicen nada. Si hubiera un sistema de evaluación docente podríamos empezar a valorar esas décadas de ejercicio profesional con que se llenan de medallas “autoimpuestas” tanto profesor indignado.

  19. 20 abril 2010 a 14:56 #

    Luego se dice que en España no somos creativos, pero tenemos todo el derecho del mundo a reclamar como muy propio el dudoso honor de haber inventado el analfabetismo bilingüe, porque de la enseñanza secundaria obligatoria más del 70% de alumnos salen si dominar ni una ni otra, sin leer ni en una ni en otra y sin escribir ni en una ni en otra de las dos, sí, de las dos lenguas propias de Cataluña. Para el imaginario catalanista, rama soberanista, lo que acabo de decir es una herejía, pero yo lo considero una realidad empírica. La concepciòn monolingüe es propia de quienes expiden certificados de nacionalidad y de derecho de propiedad para construir un estado soberano imaginado.
    Algo se debe de haber hecho más que rematadamente mal para que tras tantísimos años de inmersión y de tener una clase política volcada única y exclusivamente en la potenciación de una de las dos lenguas de la comunidad, aún se siga considerando que es ésta una lengua en peligro de extinción, con una mala salud endémica e incapaz de aumentar el número de hablantes y, sobre todo, de amantes de la misma. Eso sí, lo que todos sus defensores no reconocerán jamás es que la imposición como lengua vehicular en la enseñanza ha conseguido única y exclusivamente ese objetivo: imponerla donde la autoridad tiene competencia para hacerlo; pero ese dominio ni siquiera se ha extendido al espacio “libre” del patio donde juegan las criaturas, aunque haya habido quienes -que cada cual les ponga el nombre que quiera…- han sugerido que se debería de “controlar” en qué lengua se expresan en ese espacio. Para otra ocasión dejo un comentario sobre el intento catalanista de convertir el catalán en lengua del cultura frente el castellano como lengua de la incultura y de las clases menesterosas, que oyó una persona allegada a mí de labios de una licenciada en filología catalana cuando se le planteó si Marsé pertenecía o no a la cultura catalana: “¿Marse? Eso es subcultura”, dijo con todo el aplomo propio de la ignorancia. Y así se va escribiendo una historia que tiene muchos informantes de muy variada condición y con historias que, como en la célebre película de Puenzo, contradicen la “historia oficial” que tan proclives a dar por buena son los correligionarios del PSC.
    Dicho todo lo anterior, cualquier esfuerzo no oficialista por extender el uso del catalán de un modo no imperativo contará siempre con mi participación entusiasta. Las lenguas han de seducir a los hablantes, no hacerlos prisioneros de ellas. Y luego está la mayor o menor facilidad para adquirirlas, que esa sí que, definitivamente, es otra historia.

    • 20 abril 2010 a 17:17 #

      Juan, abundando en la línea crítica de tu comentario y refiriéndome sólo al terreno político, veo con mucha preocupación la bola de nieve que me temo que se está formando con el asunto del Estatut. ¿Tú cómo lo ves?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: