Declaración de un profesor cavernario

Magister Antecessor

Otro cavernario irredento y sin conciencia apoya sin fisuras el Manifiesto.

Sí, soy profesor. También educo, pero eso es un elemento subsidiario de mi profesión. También educa la tele, pero no es función primordial y a nadie se le ocurriría llamarle “educadora” como rasgo fundamental.

Soy profesor de la enseñanza pública. Y le dedico mi tiempo y mi máxima dedicación desde hace más de veinte años. Y he acudido a un montón de cursillos de pedagogos, y me he chapado la LOGSE, que me ha tocado en suerte implantar a lo largo de mi carrera profesional.

Y he visto que todo ello ha supuesto un desastre para:

1.- Los alumnos que están encerrados cuando no quieren ni estudiar ni formarse. Y ello al parecer por la defensa que reciben de gente enormemente progresista. Nunca un centro de enseñanza debería haberse transformado en una especie de cárcel, ni nunca ningún individuo debería ser obligado por ley a perder años de su vida.
2.- Los alumnos que estando dotados de capacidad y de ganas de aprender se ven obligados a recibir un nivel patético, escaso incluso en lo básico (lectoescritura) y a soportar una constante pérdida de tiempo provocada por las víctimas del punto 1.

Soy un cavernario que piensa que el conocimiento es lo que mejora a las personas, lo que las convierte en ciudadanos conscientes y responsables.

Soy un troglodita que odia las leyes que bajo la coartada de un falso progresismo limitan los derechos de las personas, impiden el derecho a crecer en la responsabilidad y destrozan las posibilidades de obtener una formación óptima de aquellos que tienen en la enseñanza su única vía de promoción personal y social.

Soy un arrogante que se atreve a defender la Ilustación y sus valores.

¡Viva el troglodita, reaccionario y arrogante de Kant!

Bookmark and Share

Anuncios

Etiquetas:, , ,

Categorías: Crónicas del País de las Maravillas, Diagnósticos, Elogios, Manifiestos, Rebelión

Autor:borjacontreras

Profesor de filosofía

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

45 comentarios en “Declaración de un profesor cavernario”

  1. Juan
    17 marzo 2010 a 19:36 #

    Estoy contigo, borjacontreras; no te puedes imaginar hasta qué punto comparto total y absolutamente todo lo que dices. Desde la primera hasta la última palabra que has escrito. TODO, coño, TODO.

    Cordiales saludos, compañero.

  2. Ana Belén Ferreiro
    17 marzo 2010 a 20:25 #

    ¡Hola!

    Otro artículo con el que estoy totalmente de acuerdo. Ojalá consigamos hacernos oir fuera de este blog. Un saludo a todos los que lo hacéis posible.

  3. Jesús San Martín
    18 marzo 2010 a 8:51 #

    Nunca firmo manifiestos, pero hace un par de días encontré el manifiesto y lo firmé y me convertí en otro cavernario. Estoy por imprimirlo y pasarlo por clase, para que los estudiantes (en esta caso en la univerisdad) no piensen que están solos frente al pedaBoBo y sus seguidores.
    Un saludo.

  4. 18 marzo 2010 a 12:12 #

    Paul Goodman en La nueva Reforma propone una suerte de células educativas en las que un profesor con 10 o 12 alumnos a su cargo se convierte en su educador a partir de su interacción cotidiana con la realidad no en la escuela, sino en el tejido urbano: aprenden a partir de la realidad suya de cada día, en la que se hallan no pocos motivos para formar a los futuros ciudadanos, desde luego. Es una lástima que desde el poder político y desde la sociedad que lo conforma se contemple la escuela como un presidio, pero eso es lo que hay: cuantas más horas de prisión padezcan las criaturas, mejor. Y la mayoría de los padres firmaba por poder disfrutar de las vacaciones de verano sin su prole…

  5. Libertad
    18 marzo 2010 a 13:31 #

    Lamento desentonar en el coro de “alavalentadores” pero he encontrado un par de detalles que chirrían en tú planteamiento.
    Primero asimilas tu labor educadora que parece que la desarrollas de “por demás”, con la acción educadora de la televisión. Depende de que programas veas o de que cadenas, yo creo que los padres te agradecerán que evites toda acción educadora. Gracias por el esfuerzo. En cualquier caso es curioso el ejemplo. La televisión es unidireccional, así es la acción educadora de muchos docentes. No son muy receptivos a la participación ni a aceptar nuevos planteamientos.
    Estoy de acuerdo de que una acción educadora nefasta (de padres y docentes) ha creado un grupo muy numeroso de asistentes a las aulas que van por obligación. Los que no van por obligación son los docentes que van por que les pagan y por decisión propia. La situación la han podido crear las leyes, eso es posible en parte pero en cualquier caso opinable. Lo que si que ha contribuido a esta situación es la cautividad del sistema por sus profesionales docentes. Un gran contingente de funcionarios que han conseguido privilegios en jornada laboral, en formación, años sabáticos, … a cambio de ningún control sobre su trabajo. Bueno, se controlan a si mismo, sus horas de libre disposición, su absentismo, el director es un colega que no se va a indisponer con el que puede ser director más adelante.
    Posiblemente hay padres que dan una educación nefasta a sus hijos y luego su comportamiento en las aulas es imposible. Para eso es la escuela también. Todo el mundo puede ser padre, algún fascista impondría condiciones a la procreación y quién no las pasara sería esterilizado. La sociedad oferta y obliga a un sistema educativo para que iguale en lo posible donde la familia no llega.
    Luego hay maestros que detectan problemas de malos hábitos en infantil y primaria, mala alimentación, indisciplina, dislexia, altas capacidades, … pero pasan de todo. Si detectas un problema luego hay que trabajar más para solucionarlo. Si animas a la participación de las familias los corresponsabilizas, pero si pasas, cada vez vienen menos a las tutorías y te vas antes a casa. Lo orientadores rebotan los problemas, como hay pocos profesionales, si algún padre dice algo le recomendamos que vaya a un psicoólogo privado.
    Estas son las actitudes que se ven en esos profesionales “como la copa de un pino” que tienen claro que los padres dejaríamos gustosos lo niños en verano en el “cole” para disfrutar en solitario de las vacaciones.

    • Juan
      20 marzo 2010 a 21:26 #

      ¿Pero tú de qué vas?
      Si tan cojonuda te parece la situación laboral de los profesores, preséntate a unas oposiciones que son libres. Por lo demás, este sitio es demasiado bueno y serio para decirte todo lo que pienso.

      • Libertad
        21 marzo 2010 a 0:00 #

        Este sitio es tan bueno y serio como la gente que participa en él. Algunos hacen gala de no usar palabra gruesas y machistas como usted. ¿Cómo sabe que no aprobé unas oposiones? pero lo que yo haga o no, a usted no le importa en absoluto. Exactamente le importa lo mismo que a mi lo que usted piense.

  6. Borja Contreras
    18 marzo 2010 a 16:08 #

    Juan, Ana Belén y Jesús: Gracia por el comentario y a mandar.
    Juan Poz: gracias también por intervenir. La propuesta que menciona parece interesante, pero imagino que estará pensada para un alumnado muy concreto con una problemática muy concreta. No lo imagino como algo extensible a todos…
    Libertad… no sé muy bien a qué contesta, así que no tengo nada que decir. Sólo un consejo, si encuentra usted maestros que cometan esas graves negligencias profesionales que afectan a la salud de los menores, no lo dude: denuncie. Es su deber ciudadano.

  7. Borja Contreras
    18 marzo 2010 a 16:10 #

    Por cierto, Libertad, sí le pido una información. ¿Cómo se consiguen esos años sabáticos? Llevo muchos años en esto y creo que ya me voy mereciendo uno.
    Gracias.

    • Libertad
      19 marzo 2010 a 7:46 #

      http://www.20minutos.es/noticia/125182/l/

    • Libertad
      19 marzo 2010 a 7:52 #

      ¿Mereciendo? o sea ¿te sientes legitimado para pedir el año sabático? después de vacacioooooooones de verano, semana santa, navidades, semana de la nieve, puentes, …

      • Borja Contreras
        19 marzo 2010 a 8:04 #

        Gracias por la información, pero me temo que no me vale en la práctica, ya que no trabajo ni en Murcia ni en el País Vasco. En la comunidad donde estoy incluso hace ya muchos años que no se convocan licencias por investigación o estudios…
        En cualquier caso es un sistema bueno, aunque sea el profesor el que se financia el año.
        Y sí. Me siento legitimado para pedir el año sabático. Después de las vacaciones y todo. (Lo de la semana de la nieve aquí tampoco existe).

      • Libertad
        19 marzo 2010 a 8:51 #

        Borja Contreras se siente legitimado para reclamar el año sabático. Que un 20 por ciento de su año se lo paguemos entre todos con los impuestos. A lo mejor es legítima la reclamación pero lo seguro es que es inimaginable en otros gremios. En su caso es legítima por …. ¿por qué?. ¿Por qué van por delante los docentes de los demás?. ¿Por qué son menos los taxistas, los cardiólogos, los albañiles, los bibliotecarios, …? No nos ha explicado Borja sus razones. ¿Han oído hablar de los chicos “loreal”? son los que se creen con derecho a todo “por que yo lo valgo”.

      • Borja Contreras
        19 marzo 2010 a 9:12 #

        Lo hace usted de nuevo. No me contesta a mí, sino a su mente prejuiciosa.
        Yo no he dicho en ningún caso que otros no lo merezcan.
        Sólo he dicho que creo merecerlo yo.
        Su onanismo polemizador es peculiar cuando menos. Pero ya Macho -creo- decía algo así:
        Hay cosas que sabe Onán que las ignora D. Juan.
        (Por cierto, acabo de comunicar con una amiga que está en Quito de año sabático. ¿Trabaja en la enseñanza?……¡Noooooo!)

      • Borja Contreras
        19 marzo 2010 a 9:12 #

        Donde pone Macho quiere decir Machado.
        ¿en qué estaría pensando yo?

      • Libertad
        19 marzo 2010 a 9:46 #

        Está claro en que estaba pensando usted. Por cierto, concéntrese y deje de hacer esas cosas cuando me conteste. O a lo mejor no necesita las dos manos para el teclado.
        De acuerdo, no lo tomé al pie de la letra. No ha dicho que otros no merezcan que le paguen el año sabático, ni siquiera que lo merezcan sus compañeros de profesión. Ha escrito: “…Sólo he dicho que creo merecerlo yo…”. Ahora está claro. Lo que no están claras son las razones por las que cree merecerlo. Solo me cabe la explicación de encontrarme ante un autentico profesor “loreal”.

      • Borja Contreras
        19 marzo 2010 a 10:11 #

        ¡Vaya, Libertad! Veo que en usted se unen la elegancia personal y la argumentativa.
        Yo no he insultado a nadie, y la cordialidad la distribuyo entre mis amigos. De nuevo usted “imagina” y se da a sí mismo explicaciones.
        Lo de saber leer, usted lo dice. Afear una conducta no es lo mismo que lo que usted interpreta.
        Pero en fin… Cada uno se define con sus maneras.
        Comprenderá que después de su incalificable grosería no me sienta obligado a responderle de nuevo.

      • Libertad
        19 marzo 2010 a 10:48 #

        No, si aún no me había contestado. Posiblemente es que no hay respuesta a las razones por las que es legítimo su derecho al año sabático. Es igual, me quedare sin respuesta. Tan solo aclare a la audiencia que puede entender por “Su onanismo polemizador”, sobre todo en el contexto de su “lapsus calami”. Igual tampoco hace falta que conteste por que la audiencia ya conoce el sentido y la elegancia de palabras que me dirige.

  8. Richard
    18 marzo 2010 a 20:03 #

    Lo cierto es que me gustaría ser educador, de momento sólo soy profe de secundaria. Me doy cuenta de que muchos de mis compañeros eran excelentes alumnos que iban encantados al instituto y no les atraía lo más mínimo el sexo, el alcohol y los colegas. Algunos estudiaban sin desfallecer desde el primer día y estaban encantados ante los profesores autoritarios. Suerte también de que sus hijos nacen sanos, crecen sin traumas en un ambiente adecuado. Los que molesten deben irse fuera de, al menos las clases de esos profesores que por otra parte desean alumnos de 10, que sacarán 10 sea quien sea su profe.

    • 19 marzo 2010 a 0:38 #

      Estimado Richard,
      ¿y esta pantomima a qué viene? ¿Se enjaretan cuatro tópicos de guardarropía, con cierta intención sarcástica, y se queda uno tan a gustito? ¿Se atribuye a no sé quien qué? ¿que el que sea tiene como sueño idílico un mundo sin drogas, sin sexo y sin rock & roll? ¿que añora alumnos encantados con un profesor “autoritario” y que sólo sacan 10? ¿Y dónde leches lee usted que Borja ha dicho que a no sé quien le gustan los alumnos encantados con su profesor “autoritario”? ¿Esto es un comentario digno de un profesor de secundaria o de un garrulo destripaterrones?

      • Libertad
        19 marzo 2010 a 8:05 #

        Lo que ha usado Richard no es la “pantomima” sino la “ironía” y con su reducción al absurdo ha expresado una idea de forma meridiana. A Richard como a mi, no le perdonan expresarse con ideas propias y alternativas, pero mi “impertinencia” se explica por ser ajeno a la logia. Sin embargo Richard es miembro de la “profesión”, !hasta ahí podíamos llegar¡
        Pobre Richard, de educador había descendido a profesor de secundaria, pero Antonio, como siempre pone a cada cual en su sitio con su mala educación ahora Richard en un “garulo destripaterrones”. Richard, calladito estás más guapo.

      • Borja Contreras
        19 marzo 2010 a 8:47 #

        Antonio, un saludo muy cordial.
        Para Libertad: el comentario de Antonio afea a Richard algo que también hace usted constantemente: responder a argumentos que no se han expuesto. Atribuir intenciones, lo cual, además de ser demagógico, está muy feo.
        Se debate entre dos o más. Pero hay quien gusta de debatir con un ectoplasma que ha creado en su mente, un enemigo abstracto perfectamente arquetípico que ha construido en su imaginación. Y debate con él, no con el argumentario que encuentra delante.

      • Libertad
        19 marzo 2010 a 9:35 #

        No sé si afeo con mi discurso, mis objetivos son éticos, no estéticos. No se reconocen ustedes como destinatarios de mis críticas, creen que me refiero a un fantasma arquetípico imaginario. Igual no. Yo me refiero a un “profesor cavernario”, “deseducado”, y que piensa que eso de educar no va con su sueldo. O no sé leer, (que sí sé), o lo que escribo es en contestación de algo ya escrito por ustedes. Claro, es una nueva estrategia. Ahora ya no usan el insulto directo contra mí. Solo dejan claro que al que saludan de forma cordial no voy a ser yo. Ahora se trata de decir que mis planteamientos se refieren a otros que yo mi invento, no a los “pedazo” de profesionales que abundan en la enseñanza pública española.

    • Borja Contreras
      19 marzo 2010 a 8:33 #

      Richard: ¿Quieres educar además de ser profesor? Yo lo veo muy claro. Ya digo en la entrada que, aunque sea subsidiariamente, tamién educo.
      En mi experiencia, lo que más educa es el ejercicio honrado del trabajo por el cual te pagan.
      Si explicas claramente lo que quieres de ellos y se lo exiges con rigor (no como antónimo de flexibilidad, sino de arbitrariedad) y además les explicas claramente a la hora de evaluar el por qué de su calificación con el examen delante les estarás educando, además de aumentar las posibilidades de que mejoren académicamente.
      Asumir las responsabilidades del trabajo, que incluyen la evaluación de los conocimientos del alumo en la materia impartida y hacer que el aula reúna las condiciones necesarias para trabajar.
      Esto no implica echar a los alumnos con dificultades para aprender o para concentrarse. Implica echar a los alumnos que impiden a los demás aprender o concentrarse en su trabajo. Y, por supuesto, un día malo lo tiene cualquiera. Todos los días malos….eso no.
      Sexo, alcohol, colegas…claro. No conozco a nadie que, no sólo en la adolescencia, reniegue de esta triada en su conjunto a la que se podrían añadir otras cuantas cosas igualmente apasionantes. Pero debe ser compatible con el resto de la vida, lo que incluye estudios en su momento y trabajo después. Comprensión, toda. Condescendencia y palmaditas en la espalda…Eso no es educar. Es maleducar.
      Curiosamente, y esto es también parte de mi experiencia, la mejor pate de mi experiencia, la inmensa mayoría de los alumnos son perfectamente capaces de entender y apreciar una conducta coherente, cumplidora y honesta por parte del profesor. Más que el trato paternalista de quienes, amparados en el “buen rollo” universal, no ejercen sus responsabilidades, se muestran paternalistas y ejercen su tarea evaluadora arbitrariamente.
      No pretendo que estas conclusiones sean una verdad cierta e incontrovertible. Son sólo las conclusiones que saco a partir de mi propia experiencia; y en este trabajo, como lo ejercemos con personas y no con máquinas, lo que funciona en unos casos puede muy bien no funcionar en otros. Por eso no es objeto de ciencia ni es reductible a fórmulas universales.
      Esa es su dificultad y también lo que lo hace apasionante…

  9. 18 marzo 2010 a 22:59 #

    Cualquier persona honesta, sensata e informada estaría de acuerdo con el fondo de tu mensaje, Borja, condensado en las últimas ocho líneas. Ese mensaje tiene que ser él objetivo irrenunciable de todo buen docente. Lo que sucede es que, desde hace unos veinte años, el buen docente se ha convertido en España en un personaje sospechoso y molesto. Y todavía corren por ahí algunos que defienden el actual estado de cosas con retahílas de sandeces y mentiras.

    • Borja Contreras
      19 marzo 2010 a 8:36 #

      Gracias Pablo.
      Por suerte todavía los hay y los he conocido y aprendido de ellos en los iete institutos donde me ha tocado trabajar.

    • 19 marzo 2010 a 12:38 #

      Pablo, tu última frase muestra el preciso resumen de lo que está ocurriendo y de lo que se ha puesto de relieve a raíz de la publicación del Manifiesto.
      Esto es, como a un grupo de profesores se le ocurra poner en tela de cuestión lo que está ocurriendo sin declarar su patente culpabilidad, que se ha convertido gracias a mentecatos como los “No es verdad” en dogma irrefutable, entonces ya pueden irse preparando para oír todo género de lindezas. Y si ante las sandeces y mentiras lanzadas como argumentos uno se subleva, pues te llaman maleducado y quedan encima impolutos como rosas de pitiminí, porque resulta que lo que habría que hacer es encajar todas las estupideces que a uno quisieran echarle encima con el mejor de los gestos, sin perder la compostura. Que a uno le llaman “fascista redomao”, pues nada a contestar argumentando, que el planteamiento lo merece.
      Te he visto intervimiendo en los comentarios de la página del Manifiesto. ¡Tela, Pablo! ¡Es como un pozo de resentimiento! ¡Y lo curioso es que son los mismos que no han tenido ningún reparo en que la Iglesia vuelva a monopolizar ciertas parcelas de la enseñanza, que asisten impávidos a la conversión de los Institutos en Centros de internamiento vigilado, que llaman “ciencia” a lo que hacen los pedagogos, sin exigirles nunca el requisito más elemental del rigor científico, la verificación de las hipótesis! ¡La ciencia de tirar la piedra y esconder la mano!
      Y lo peor es la actitud de los padres que se dicen tan preocupados por sus hijos. Que ante una iniciativa para repensar la enseñanza les salgan todas sus pestes contra el que intenta honestamente plantearlo, esgrimiendo las patrañas que se nos han instalado como un cáncer y sus personales odios, nos orienta hacia una de las razones que explican el actual estado de la enseñanza: ¿quién ha dicho que no nos vienen educados de casa? En la estulticia y en la bellaquería.

  10. 19 marzo 2010 a 17:01 #

    Queridos amigos Antonio y Borja. Si vuelvo a intervenir en esta entrada es por el siguiente motivo: me ha llamado la atención que tenga nada menos que 25 comentarios, cosa, como sabéis muy bien, nada habitual. He entrado y he visto la razón, que se autodenomina Libertad, así está el mundo. Sabéis que rehuyo la palabra fuerte y la descalificación en lo que debería ser un debate, pero lo de esta persona clama al cielo. De los 25 comentarios, 8 (es decir, un tercio), se los lleva ella solita. Son además comentarios de la extensión propia de los pontificadores logseros; están adornados también con otras de sus características: la mentira, el insulto, la carencia de razones sostenibles la falta de respeto a personas e ideas… En pocas palabras: nos hallamos ante un reventador, un provocador de la peor especie, mejor dicho, de la peor calaña. ¿Quién eres, Libertad? ¿Por qué ensucias esa hermosa palabra escondiendo tu mano detrás de ella para tirar la piedra? Os recomiendo una cosa con esta clase de personajes que se han colado aquí y también en el foro del manifiesto: no les hagáis caso, ni les respondáis: la mejor respuesta al vacío de ideas, a la mala intención y a la destrucción es no concederles el estatuto de interlocutores. Nuestro trabajo diario y la seria propuesta que estamos intentando impulsar contra viento y marea no deben estar al alcance de su juego sucio. Si quieren soltar veneno, que se vayan a otra parte.

  11. Luzroja
    20 marzo 2010 a 22:27 #

    Hace un tiempo saludé “amablemente” a Libertad (de conciencia tal como se llamaba en otro foro en el que intercambiábamos “palabras”), cuando hizo su aparición en el blog.
    Le saludé, lo retraté tímidamente y me callé…
    El tiempo y el trato, han dibujado en todos ustedes lo que estuve tentado de hacer aquel día.

    • Libertad
      21 marzo 2010 a 0:29 #

      Foro de educaragon:
      Luz Roja (sic):
      “Mira “libertad de conciencia”, un profesor puede llevar su móvil a clase encendido o apagando, como le dé la gana, y si le llaman puede contestar o no, según él juzgue.
      Eres un cretino al preguntar si todos los profesores llevan su móvil apagado como si llevarlo encendido supusiera desatención a su tarea, irresponsabilidad y pasotismo…

      http://www.educaragon.org/foros/foros_mensajes.asp?idPadre=16386&pag=3

  12. Ania
    21 marzo 2010 a 12:18 #

    Yo creo que los profesores debemos de dar ejemplo.( móvil apagado durante las clases y también en claustros y reuniones con otros profesores).

    A mí me me molesta en general la gente que interrumpe a menudo su atención hacia unas personas de cuerpo presente para sustituirlas por otras situadas en otro lugar.

    Salvo despistes puntuales y casos de urgencia y necesidad esas conductas me rechinan a escapismo, ninguneo , complejo, ventajismo y falta de respeto hacia los presentes.

    Y , sí, sí que los hay también, profesores así.

  13. Ania
    21 marzo 2010 a 12:32 #

    Así y todo a “Libertad” para ser tan “libre”…

    muy aferrado a la norma lo veo.

  14. Libertad
    21 marzo 2010 a 23:36 #

    Estimada Ania, no se trata de norma, se trata del respeto debido a los alumnos y a la docencia. Ni sabía que hubiera una norma así. Celebro que usted vea este asunto del mismo modo que yo y que muchísima más gente con algo de sentido común. No he traído este asunto para su debate sino para que la audiencia vea un ejemplo de cómo un docente “como la copa de un pino” se puede despachar con un padre llamándole cretino, tan solo por lanzar una pregunta.

    • Ania
      22 marzo 2010 a 21:56 #

      Pues me extraña que un padre tan implicado con la educación de sus hijos como dice ser usted no esté al tanto de que la reglamentación sobre el uso de los móviles es tema omnipresente en los claustros de todo instituto que se precie desde hace un par de años o más.De hecho se está implicando a padres y todo miembro de la comunidad educativa para evitar que se vulnere el derecho a la imagen y se mantengan apagados dentro de clase y en los pasillos . Los profesores los dejamos normalmente en los Departamentos: encendidos o apagados, según quién.

      Por otra parte, la gente narcisista L’Oreal existe en todas las profesiones. Falta mucha educación emocional y éso no se aprende en la universidad.

      Le diré, para su tranquilidad, -y dado el cómo las gasta, me temo que para su regocijo-, que en mi instituto el director ( que es más que tibio a la hora de sancionar las conductas contrarias a la convivencia en relación a uso de móviles, insultos a profesores y disrupciones varias de los alumnos), no se corta un pelo reconviniendo verbalmente a profesores que ha encontrado hablando en esquinitas de los pasillos, en horario de recreo, sin presencia de alumnos ni molestar a nadie, ( salvo a él, claro). Puede usted estar seguro de que mi Director no llamaría cretino a ningún padre ni a ningún alumno, es más , puede usted, padre, contar con él para añadir un rapapolvo por su parte al profesor que usted decida que se lo merece: ¡ faltaba más! : “el cliente siempre tiene la razón”.

      • Libertad
        23 marzo 2010 a 8:39 #

        Puede ser que a mi no se me haya planteado el problema de los móviles, puede que yo no les haya comprado móviles a mis hijos. Mi información sobre el uso del móvil en el centro de enseñanza está muy desfasada y se reduce a la que me proporcionó Luzroja en la ocasión referida anteriormente (tiene un enlace si lo desea). Prefiero dejarme aconsejar por el sentido común.
        Ya sé que hay narcisismo en muchas profesiones pero es que estamos hablando del profesorado en un foro de educación. Como usted, ya se que falta mucha educación emocional. ¿Cree que debería hacerse algo al respecto en los Institutos?, ¿y en primaria?
        Frente a una análoga transgresión de las normas, ¿para el director la coherencia consistirá en ser igual de estricto con los miembros del claustro que con los escolares?, ¿se puede trata de forma igual lo que es desigual?, ¿no es un tanto pueril compararse con el alumnado?
        Puede que el director del que habla tampoco llamará cretino a un compañero docente con lo cual demuestra mejor calidad de persona que los que usan el insulto, en ese caso, enhorabuena por su director. Esta claro que el cliente no siempre tiene la razón pero puede estar segura de que alguna vez sí que la tiene. Además hay muchos directores que se aplican su eslogan con el matiz de que sus clientes son sus compañeros de claustro. Ya te puedes desgañitar pidiendo educación adecuada a las necesidades de tu hijo a su tutor que, con el apoyo de su director, te explicará que aquí no venga a dar trabajo, que en las páginas amarillas hay una sección de psicólogos infantiles y otra de colegios privados.

  15. Luzroja
    22 marzo 2010 a 0:00 #

    Ay! Libertad: “por sus preguntas los conoceréis”

    Tu cretinez no es por lanzar una pregunta, sino por la naturaleza de la pregunta lanzada.

    (Desde luego te va la marcha).

    • Libertad
      22 marzo 2010 a 11:20 #

      Luz Roja (sic)
      “…Tu cretinez no es por lanzar una pregunta, sino por la naturaleza de la pregunta lanzada….”

      RAE
      cretino, na.
      (Del fr. crétin).
      1. adj. Que padece cretinismo. U. t. c. s.
      2. adj. Estúpido, necio. U. t. c. s.

      Este individuo cree oportuno llamarme estúpido y necio por que no le gusta que pregunte si los docentes llevan el móvil encendido durante el desarrollo de sus clases, y si, en su caso, contestan las llamadas. Debe ser por que el reconoció que él sí lo hacía mientras que otros contestaban que eso era una barbaridad dejándolo manifiestamente en falta. Como vemos también considera aceptable recurrir al insulto.

      Luz Roja (sic)
      “La grandeza de la crítica está en el argumentario que se entreteja para desmontar las tesis expuestas y por ende, si aquél es zafio, la crítica se desacredita, y sólo se obtiene con ello el refuerzo lo que se pretende criticar.”

  16. Lozano Andaluz
    22 marzo 2010 a 1:06 #

    Para Libertad con respeto y para Antonio con áurea admiración:
    Esta frase merece un manual de 1.000 páginas:
    ¨ ¿quién ha dicho que no nos vienen educados de casa? En la estulticia y en la bellaquería.¨

    El último bellaco presidente de Estados Unidos, Nixon,
    aka ¨Tricky Dick¨ ayudó a que muchos sinvergüenzas anduvieran luego con más cuidado. Lo echaron con deshonor.

    A ver si vamos haciendo eso por la península. De institutos a gobiernos.

    se os quiere …

    • Libertad
      22 marzo 2010 a 8:31 #

      Esta frase es una simpleza:
      ¨ ¿quién ha dicho que no nos vienen educados de casa? En la estulticia y en la bellaquería.¨

      se puede seguir, … en la pereza, en la insumisión, en el resentimiento, en el terror, en la inseguridad, en la pobreza, en el desapego, en la desconfianza, en el machismo, en el amor, en el orden, en el altruismo, en la resiliencia, en el pragmatismo, en la curiosidad, en la creatividad, …
      Cada casa es un mundo y todas se dan cita en la escuela. Es estadísticamente improbable que en un aula de 30 alumnos todos hayan sido educados en la estulticia y la bellaquería. Y además curso tras curso. Para mí que va a ser un error de apreciación.

  17. Lozano andaluz
    22 marzo 2010 a 12:22 #

    Apreciado Libertad,

    Léase a Thomas Hobbes. El Rousseaunismo que Usted padece es curable, se lo aseguro.

    saludos.

  18. Libertad
    22 marzo 2010 a 13:23 #

    Apreciado Lozano andaluz,
    Ni me siento enfermo de Rousseau ni creo que sea necesario leer a Hobbes para tener un criterio y un análisis sobre el sistema educativo que padecen mis hijos y los de los demás. Le agradezco la sugerencia ya que la entiendo bienintencionada.
    Creo que es más práctico aplicar un poco de sentido común y observar la realidad desde distintos puntos de vista. Esto supone empatía, ser capaz de colocarse en la piel de otro. El uso del insulto “…Estúpidos, ignorantes, memos…”, elimina la posible empatía.
    Posiblemente, esa empatía es la que usted intenta practicar con mi persona.

  19. Lozano andaluz
    23 marzo 2010 a 12:46 #

    Efectivamente, amigo Libertad, …
    y que usted la ejerza con los profesores y maestros
    de este foro.

    Un saludo cordial.

    Ah, recordé que cretin es popularismo por chretien…< christianus
    No olvidemos en la lucha cierta compasion cristiana.

    Se os quiere, incluso en la polemica… ( o mas en ella)…

  20. Paco
    22 septiembre 2010 a 1:21 #

    Con el máximo respeto a tod@s y reconociendo que mucho han de mejorar la cosas, el cambio que se nos “propone” no sólo supondría un gran retroceso social contrario a todas las recomendaciones y directivas europeas, está en las antìpodas de sistemas educativos de reconocida y manida solvencia (Finlandia). Parece que la clave allá está en lo que acá también se puede corroborar: el éxito o fracaso del alumno está intimamente relacionado con el nivel formativo de los padres. Empecemos a llamar a las cosas por su nombre que son después las familias las que exigen al sistema educativo responsabilidades que ellas no ejercen.
    Ánimo

    • Polícrates
      22 septiembre 2010 a 2:31 #

      Sistemas exitosos: Finlandia. Pues que vayan decidiéndose de una santa vez y que queden con solo uno y que funcione. El que tienen ahora parece funcionar muy bien… para ganar informes Pisa y para forzar a las escuelas de ingeniería a aceptar alumnos con conocimientos matemáticos cada vez más escasos hasta el punto de que ya están siendo aceptados con puntuaciones de 10 sobre 60. Ya puestos me explica por qué los alumnos emigrantes puntúan más alto que los alumnos autóctonos en Finlandia y si podría tener algo que ver con su procedencia: antigua URSS.

      Y ya puesto me explica que pasa con Alemania. Según Pisa queda por debajo de Finlandia, a bastante distancia, aunque no del todo pues un trocito grande, Baviera, con un sistema segregador de 3 vías a partir de los 11 años, supera en bastantes cosas a Finlandia. ¿Me explica? O bien los alemanes fueron condenados por alguna letra pequeña del Tratado de Yalta a sufrir el peor sistema educativo del mundo limitando así su poder industrial o bien estos teutones son tan liantes que:

      1º) Consiguen que los organismos europeos recomienden un modelo educativo quebrado,
      2º) conservan su sistema educativo ignorando las recomendaciones europeas y
      3º) se deleitan contemplando lo fácil que resultó deshacerse de la competencia.

Trackbacks/Pingbacks

  1. » a favor del manifiesto - 22 marzo 2010

    […] de quienes consideran el actual sistema educativo como la panacea es la importancia que nosotros, profesores cavernarios, damos a la educación en contenidos. Pareciera que chocamos estrepitosamente contra algo tan de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: