Carta a una madre sobre la educación de su hijo: “Medios para un fin”

Querida Lourdes:

En la primera carta te hablaba del modelo “comprensivo” de la Enseñanza española, y de las  nefastas consecuencias que resultan de conducir a todos los alumnos por una vía única. Aunque a los políticos se les llena la boca con proclamas de equidad y justicia , la aplicación en nuestro país de dicho modelo  no hace sino aumentar la brecha entre quienes pueden permitirse otro tipo de Escuela y quienes no. Eso quizá te aclare por qué los hijos de muchos de nuestros dirigentes no acuden a centros públicos, sino a concertados y privados que están a salvo de la quema unificadora. Incluso dentro de la enseñanza estatal proliferan castas. Así, hay institutos que siguen preservando ciertos mecanismos meritocráticos ausentes en la mayoría de centros. Por el contrario, otros quedan relegados a la condición de institutos-escoba: son aquéllos que inscriben a los alumnos que nadie quiere. Adivina en qué clase de entornos se ubica cada uno.

Y es que, Lourdes, la comprensividad no es el mayor problema. Aún hay otro peor, como es la “adaptación de la Escuela al entorno”. Sí, ya sé cómo suena. Pensarás: ¿cómo y con que fin se hace cosa semejante? El cómo es sencillo: por lo general, rebajando niveles. El fin es tan inescrutable como los designios divinos. Fíjate lo que decía un “experto” en un conocido periódico nacional:

“La autonomía de los centros educativos es una conditio sine quanon para que la enseñanza se adapte a las situaciones socioculturales donde se encuentran inmersos” (José Gutiérrez Galende, portavoz del Consejo Andaluz de Colegios de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras).

Ya sé. Me dirás que, a simple vista, no encuentras nada extraño en la afirmación del sr. Galende. El principal peligro del discurso pedagógico oficial es que emplea palabras hermosas, y hasta sentencias que suenan incontrovertibles, para enmascarar un mensaje de fondo profundamente reaccionario. De las palabras del portavoz se deduce que la escuela pública renuncia a lo que, en tiempos, fue una de sus grandes divisas: la enseñanza universal. El conocimiento que se transmita a los alumnos estará férreamente determinado por su lugar de residencia, por la cultura predominante en su entorno, por lo que los políticos consideren las señas de identidad de un barrio. Observa que el individuo, una de las conquistas culturales de la modernidad, queda sepultado por el mito de la conciencia colectiva. Tú vives en un área castigada por las drogas, el desempleo, en el que el nivel cultural de los padres es muy bajo. Lo que esperarías de nosotros es que proporcionásemos a tu hijo las armas intelectuales de las que la mayoría aquí carecen. Que le ayudáramos a salir de los estrechos límites de este polígono. Esperarías que la Escuela cumpliera su cometido de “ascensor social”. Pues no. Si siguiéramos al dictado las consignas de luminarias como el sr. Galende, tendríamos que hacer exactamente lo contrario. Le daríamos a tu hijo menos que a otros con mejor fortuna, lo que es el colmo del clasismo y la injusticia. En lugar de auparle al saber, rebajaríamos las exigencias hasta donde fuera preciso.

Hace poco, un amigo me relataba una ilustrativa anécdota al respecto: en uno de esos centros de formación donde se nos imparte tan miserable doctrina, un “sabio” le reprochó a mi compañero que insistiera en enseñar a Sócrates cuando “lo que demandaba el entorno” era hablarles a los muchachos de las fiestas del Rocío. Imagínate que todos obráramos así. Llegaría un momento en que las relaciones maestro-discípulo sufrirían un giro copernicano, y los chicos saldrían a la pizarra para instruir a sus ignorantes profesores sobre los ritos ancestrales del terruño.

Comprenderás que un punto de partida así promueve la coexistencia de institutos de primera, segunda y tercera clase, todos ellos financiados con el dinero del contribuyente. Y mientras en una zona de alto nivel sociocultural se aplicará una enseñanza rigurosa, a los jóvenes de las zonas marginales se les someterá a la humillante condena de aprender lo que ya saben.

A eso, en mi pueblo, se le llama estafa.

P.S.: En la próxima carta, trataré de explicarte cuáles creo que son los fines ocultos tras los medios. Salud.

Bookmark and Share

Anuncios

Etiquetas:,

Categorías: Crónicas del País de las Maravillas, Panlogsianismo

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

10 comentarios en “Carta a una madre sobre la educación de su hijo: “Medios para un fin””

  1. Lozano andaluz
    9 marzo 2010 a 1:58 #

    Querido Nacho,
    Gracias por tu imprescindible agudeza y sensatez.

    Un padre

  2. 9 marzo 2010 a 6:46 #

    Gracias a ti, Lozano. Un abrazo.

  3. Libertad
    9 marzo 2010 a 13:07 #

    Es decepcionante la nula capacidad de autocrítica que tienen ustedes. Se jalean a si mismos sin aportar una matización. Están muy seguros de si pero no puedo entender la razón. Han formado su propia caverna donde todo casa, y todo casa por que no hay espacio a la disensión. Estoy decepcionado por que cuando parece que hay un grupo de profesionales de la docencia que están preocupados por mejorar la enseñanza se vuelven “infalibles hablando excátedra” y cualquier disidencia es bombardeada en bloque. Se enorgullecen de practicar un corporativismo estúpido y luego se apoyan en un falso victimismo para corroborar su aseveraciones incuestionables.
    No se entristezcan, comparten sus postulados muchos compañeros de profesión, lamentablemente la mayoría.
    Esto lo planteo en referencia a las agudas aportaciones y comentarios que ha merecido esta supuesta carta a una madre.
    Esta carta es contestable y, aunque hace un tiempo que renuncié a predicar en este desierto, por lo menos me desahogo.
    Querido Nacho,
    Sobre el modelo “comprensivo” de la enseñanza española aún tiene que ser la primera vez que lo vea yo aplicado, lo normal es que los “profes” vayan a clase a soltar el rollo como siempre. Me preocupa que los políticos responsables de la enseñanza no lleven a sus hijos a la pública, pero más me preocupa que los maestros de mis hijos no se “arriesguen” a matricular a sus hijos en donde trabajan u en otro colegio público. Comerían tranquilos en un restaurante donde no quisiera comer su cocinero.
    La autonomía de los centros educativos es lo que proclama. Que equipos directivos y claustro puedan hacer casi lo que quieran en cada centro. O sea, los docentes determinan la calidad última de la educación. En un entorno social degradado es más difícil mantener la exigencia académica, más laborioso y se requieren mayores dotes profesionales en el docente. El claustro se adapta al entorno y baja el umbral de exigencia. En los barrios ricos no es difícil mantener el nivel académico, allí se encuentran los “buenos” docentes que se adaptan al entorno. Allí hay hasta proyecto pedagógico, el los barrios pobres usan el proyecto pedagógico de centro para calzar la mesa. Eso de planificar es cosa de la LOGSE. Es mejor ir tomando las decisiones en función de lo que convenga al profesorado, total, a los padres ya los hemos echado de la escuela.

    • RM
      9 marzo 2010 a 14:37 #

      Libertad.

      Yo no desearía que mi hija asistiese como alumna al IES donde doy clase:bajos niveles,indisciplina enorme,malos modales,disrupción,pérdida de tiempo en las clases.malos ejmplos,no hay ambiente de trabajo ni de estudio….
      Es una guardería pública de secundaria y éso es lo que quiere la administración,para los hijos de las clases menos pudientes.No lo quieren para sus hijos y tampoco lo quiero yo para la mía.
      Sobre el rollo y la clase magistral:
      Te cuento mi anécdota de hoy en un 1º de ESO.
      La clase consistía en ver en los portátiles dos vídeos de dibujos animados en youtube(15 minutos) para luego hacer un debate sobre los mismos,relacionados con los derechos de las mujeres.
      No he conseguido que vean los vídeos porque son incapaces de mantener la atención y he suspendido el debate por falta de cumplimiento de normas:no se escuchan,no mantienen sielncio,no respetan las opiniones ajenas.
      Como ves mi clase era totalmente magistral y el rollo de siempre.
      El error ha sido el mío porque en las guarderías no se hacen debates,simplemente se guarda y vigila a a los niños.

    • Àngel
      15 marzo 2010 a 21:16 #

      Concreta ideas una por una y hablamos.
      De entrada no creo que nos hayamos entendido en cuanto a la acepción de “comprensivo”, que en la LOGSE no se refiere a entendimiento sino a agrupamiento: todos juntos sin importar los intereses de cada alumno (sobre las limitaciones aún se puede trabajar algo).
      En fin, el corporativismo psicopedagògico de salón nos ha traído aquí al hacer un mal, fatal, análisis de destinatarios (alumnos) han ideado cómo les gustaría que fuera la realidad, pero la naturaleza se obstina en no ser políticamente correcta, i nuestro sistema educativo no está preparado para eso.
      De todas formas, me conformaría con que los políticos no se ocuparan en absoluto de la educación en muchos años, ya que, como las hemorroides, cuanto más la tocan peor está (http://www.e-faro.info/)

  4. RM
    9 marzo 2010 a 14:40 #

    Se me olvidó un dato:

    -En el colegio de mi mujer,que es de Primaria, la AMPA tiene 3 socios.

    -El día del boletín faltan muchísimos padres y madres ,que “no pueden ir” a recogerlo.
    Para recoger el PC portátil que le ha regalado ZP,no faltó ni una familia.Todas tenían hueco en su horario.

    A los padres y madres no hace falta echarlos,se autoexcluyen ellos mismos.

  5. Raus
    9 marzo 2010 a 17:36 #

    RM, ha puesto usted el dedo en la llaga (o en una de las tantas que afligen a nuestro sistema de enseñanza): si no hay un mínimo de educación, no se puede enseñar nada o casi nada. Me atrevo a apostar que casi cualquier método de enseñanza daría algún resultado si los niños y chavales fueran capaces de atender, escuchar y obedecer al docente. Pero no lo son; y no lo son porque sus padres -la mayoría de ellos- no les han enseñado a respetar nada ni a controlarse. No es que sean malos padres. No es eso (aunque, eso sí, ya empiece a hartar la contumacia con que se aferran a métodos educativos inútiles y contraproducentes). No es eso, sino que están confundidos por mensajes psicológicos y pedagógicos falaces, divulgados por filósofos, psicólogos y pedagogos posmodernos, y por una ideología relativista e igualitarista que ha dejado todos o casi todos los ámbitos de la cultura para el arrastre. Confundidos y errados, como, por cierto, muchos maestros y profesores.

    Mientras esto no se entienda, lo mismo dará que se emplee la clase magistral, el vídeo, el ordenador o lo que sea. Ignoro dónde reside la dificultad para entender algo tan sencillo y básico. Y al decir esto no trato de desviar la atención de las leyes y dirigirla hacia los padres. No, la LOGSE es catastrófica por ser paidocéntrica y basarse en el laissez faire. Así hay que decirlo y denunciarlo, como se hace aquí con agudeza y sentido común. Pero es preciso añadir que en las familias se está practicando, IGUALMENTE, ese laissez faire tan calamitoso. Sumadas ambas cosas, el resultado es éste: chavales más sordos que una tapia. No todos, faltaría más, pero sí los suficientes como para que muchos docentes acaben de los nervios. Y los padres, por cierto, ídem. Insistiré en todo esto, aunque muy poca gente esté dispuesta a escuchar.

  6. 11 marzo 2010 a 14:45 #

    Extraordinario, Nacho. A pesar de los años (que parecen siglos) que llevamos de LOGSE, todavía son muchas las veces que me froto los ojos y me pregunto: ¿seré yo el único que vea que es una aberración eso de adaptar las enseñanzas a los centros? ¿Seré yo el único que piense que eso es clasista y que reducir los contenidos en los sitios pobres es intoxicar a los alumnos con perjudicial bazofia educativa? ¿Seré yo el único que esta canallada es lo que está haciendo la LOGSE? Si de la otra punta de España aparece alguien que dice las cosas casi con las mismas palabras que yo las diría, representa que a lo mejor no estoy tan equivocado. No quisiera acabar sin hacer una referencia al comentario de Libertad: ¿qué es exactamente lo que quiere decir? Le agradecería un discurso más claro. La respuesta que le das casi se merece una entrada: son hechos concretos como estos de los dibujos animados, más que discursos, controversias y argumentaciones, los que mejor retratan el absurdo al que hemos llegado.

  7. Lozano Andaluz
    13 marzo 2010 a 3:55 #

    Estimado y desnortado Libertad,

    Tras 25 años de docencia en dos países (y en dos idiomas y sin repetirme ni dar la misma asignatura) , te puedo asegurar:
    1. Los asiduos a esta página, desde perspectivas diferentes,
    diagnostican el problema mejor que tú.
    2. A las familias, como repetía Julio Anguita refiriéndose a muchos votantes, hay que decirles las verdades. El dolor despertará a los menos anestesiados por la propaganda latosa que dais.
    3. El sistema se mantiene por los beneficios objetivos que ofrece (¿ os ofrece¿): sinecuras, canongías, seguridades…
    4. El rigor en la argumentación y el sentido común de los colaboradores de esta página puede ser puntuado con criterios objetivos con un 9,9 sobre 10.
    5.Dile a Santos Guerra o a Jurjo que rebatan públicamente a Nacho ante una audiencia Prime Time…en la Primera.

    Abrazos.

  8. Ana Belén Ferreiro
    13 marzo 2010 a 19:03 #

    ¡Hola!

    ¡Cuántas verdades! ¡Una detrás de otra! El artículo, revelador, como todos los que estoy leyendo en el blog. Comparto totalmente las opiniones de RM, Pablo López y Lozano andaluz, de hecho, me veo en situaciones como la descrita por RM día sí, día también. Manifiesto mi total desacuerdo con lo dicho por Libertad: no hay peor ciego que el que no quiere ver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: