Piratas

Los profesores universitarios deben de estar temblando. No es para menos. La LOGSE está a punto de instalarse en los Departamentos y los pedagogos, psicopedagogos y demás teóricos iluminados ya se frotan las manos porque la tarta es de las grandes y de las sabrosas. Asusta comprobar cómo las facultades se llenan de tutorías, contenidos procedimentales, actitudinales, estrategias de enseñanza-aprendizaje y toda la literatura podrida de la secta pedagógica que tanto mal ha hecho al sistema educativo de nuestro país. Los Campus son  el último reducto por conquistar. Para muestras basta con el episodio de la Universidad de Sevilla y sus famosas chuletas (no con el resultado sino con la propuesta en sí). Sólo el hecho de plantear la posibilidad es un indicativo de que los piratas han llegado, finalmente, a poner los pies en la isla del tesoro. Por ahora se han tenido que quedar en la orilla, pero no les importa. Ya están aquí. Es cuestión de tiempo.

La línea es la misma que en  Secundaria y Bachillerato, es decir, premiar al inútil, dejar impune al tramposo y equiparar al buen estudiante con el que no quiere hacer nada a través de una justificación teórica y un aparato burocrático insoportable, falseador y delirante, el mismo que, seguramente, le habrá regalado a los concursantes del programa NI-NI el título de graduado en ESO. No saben hablar, no tienen sentido de la responsabilidad, no han cursado estudios superiores y además no lo sienten como un problema.

Que la LOGSE y ahora la LOE son un fracaso lo corrobora el documento “Propuestas para un pacto social y político por la educación”, un borrador que acaba de publicar el Ministerio de Educación. Por fin se reconoce que no puede haber sólo un itinerario, que son necesarias varias vías porque todos los alumnos no son iguales. Han sudado sangre con tanta reflexión, desde luego. No nos habíamos dado cuenta en veinte años.

El borrador en sí en desalentador. Es evidente que quienes llevan las carteras de educación en los partidos políticos siguen pensando que el profesorado es subnormal, por eso no han debido de contar con ninguno para redactar el preámbulo, repleto de errores sintácticos y gramaticales. Qué les gusta a estos de la secta el gerundio de posterioridad. Se creerán que parecen finos. ¿Por qué no le preguntan a los trabajadores del gremio dónde están los problemas?

No se dice nada de la ratio pero sí de la atención individualizada. Echen cuentas. Con treinta y cinco alumnos en clase, ni a dos minutos por hora; tampoco del número de suspensos que no permitirían pasar al siguiente curso ni de la necesidad de un Bachillerato serio y más extenso… Hay mucho más. O mucho menos.

Volvemos a quedarnos con cara de imbéciles. Lo mismo tienen razón y todo estos teóricos con sus orgasmos psicopedainútiles, quién sabe. A pesar de tener la mosca detrás de la oreja, muchos esperábamos este documento porque creíamos, oh míseros, oh infelices (esto es de Calderón, para los del gerundio de posterioridad), que Gabilondo era suficientemente inteligente para encabezar el cambio. Qué  pardillos.

Bookmark and Share

Anuncios

Etiquetas:

Categorías: Crónicas del País de las Maravillas

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

10 comentarios en “Piratas”

  1. Ana
    3 febrero 2010 a 11:44 #

    La Universidad, efectivamente, como dice José María García Linares, es el objetivo estratégico de la mafia o secta pedagógica. Los más finos y tecnocráticos dirían lobby.

    Ya han dado un primer zarpazo: lograr que sus nimiedades sean troncales en el Máster de Formación del Profesorado de Secundaria, EOI y FP para todas las especialidades.

    Ya se han introducido en diversos cursos de formación para profesores y en una presunta innovación pedagógica.

    Están presentes en las comisiones ministeriales que elaboran las directrices del citado Máster y de la presunta adaptación al Espacio Europeo de Bolonia.

    Pero, no nos engañemos, desde hace algunos años los mismos malos hábitos heredados de la pedagogía comprensiva y alumnista ya se han instalado en la Universidad desde que se empezaron a sentir los efectos secundarios de un mal llamado LOGSE.

    La Universidad es la continuación de los mismos modos mal aprendidos en la etapa anterior. Se repiten los mismos vicios. Los alumnos acuden a las tutorías a regatear o mendigar las notas. No asumen que son responsables. El cuadro no es general; se da más en unas carreras que en otras. Hay todavía facultades que se resisten. Además, Bolonia no ha llegado aún a todas las carreras: existe una mínima resistencia. Será vencida.

    En la Universidad se está dando por primera vez en su historia una petición extendida de prejubilaciones o jubilaciones anticipadas sin más. Algo único e insólito hasta ahora. Cuando la ley 30/84 estableció la jubilación forzosa para todos los funcionarios a los 65 años, los profesores universitarios interpretaron la medida como una agresión. Al cabo de unos años se reestableció la jubilación voluntaria hasta los 70. Hoy son muchos los que, hastiados, se quieren ir. Y se van. Algunos, muy famosos.

    El mundillo universitario está pagando cara su insolidaridad con el bachillerato. Hace falta estar muy ciego, ser muy feudal y no ser consciente de que “cuando las barbas de tu vecino…” para no haberse dado cuenta de que la muerte del bachillerato español, heredero de una tradición ilustrada y republicana pese a que ya estaba disminuido desde la ley 70, acarreaba por inercia y por consiguiente la muerte de la Universidad si ésta no adoptaba medidas drásticas para defender su identidad y su razón de ser.

    Pero la Universidad ha sido desde hace décadas una institución feudal, al margen de la sociedad, cocida y cocinada en sus luchas endogámicas y en su clientelismo feroz. No tiene demasiada autoridad moral para criticar el deterioro implacable del servicio público que presta.

    Son muchos los profesores universitarios que asisten atónitos -otros están encantados- al incremento de la burocracia en largas e inútiles programaciones, al aprobado por compensacíón, a aprovechar que viene Bolonia (la convergencia con Europa va a ser menor) para que la casta burocrático-pedagógica complete su asalto a todo el sistema educativo.

    Por eso, ha llegado la hora de resistir y de oponerse desde todos los niveles del sistema educativo al poder de la mafia pedagógica. Va a ser muy difícil. Ellos están unidos, tienen consignas, están organizados y saben lo que quieren. Los distintos corporativismos, las competencias autonómicas y otras circunstancias van a hacer muy ardua cualquier operación de sistema alternativo.

    El rey está desnudo, ya lo sabemos, pero una coordinadora de un máster de cuyo nombre no quiero acordarme entra en clase jactándose de que los estudiantes de hoy son la generación mejor preparada de la historia de España.

    Preparados hay que estar para la que se viene encima. Que es fina filipina.

  2. Mari Cruz Gallego
    3 febrero 2010 a 15:07 #

    No voy a defender a la universidad tradicional porque de todos es sabido la ineptitud que ronda muchas cátedras universitarias desde siempre (por suerte, no en todos los casos). Pero el proceso de Bolonia es oficializar dicha ineptitud y ya está dentro: el tema de las chuletas en Sevilla me es muy cercano, pues algo similar le pasó a un amigo, profesor en la universidad de Neuchatel, en Suiza, donde, tras pillar copiando a un alumno, tuvo qlue someterse a una especie de juicio en el que tenía que “probar” que era cierto. Finalmente, se “aceptó” que el alumno había copiado pero se le repitió el examen. En Suiza el sistema de Bolonia lleva ya algunos años en funcionamiento.
    Y en cuanto a la burocracia pedagógica, pues sólo tengo que ver mis libros de la UNED, encabezados todos con “contenidos”, “objetivos” y “procedimientos”. Podría contar mil cosas que veo como alumna, pero no voy a aburrir al personal. Solo digo que es totalmente ridículo.
    Un saludo 😉

  3. serenuszeitb
    3 febrero 2010 a 19:30 #

    Para remontar la situación no basta con un simple cambio legal (que también) falta un cambio de mentalidad; ¡la de prejuicios, dogmas y banalidades que se han acumulado durante dos décadas!.

  4. 3 febrero 2010 a 19:44 #

    Convengo con Mari Cruz en que la Universidad española, antes de Bolonia, no era precisamente el soñado templo del saber. Y me atrevo a vaticinar que, tras Bolonia, la cosa no va a empeorar demasiado, porque la cosa universitaria no puede estar peor. Desde el franquismo, las diferentes facultades han sido el brazo intelectual del poder político de turno. Con la “democracia” mucho me temo que la cosa no sólo no ha cambiado, sino que ha empeorado, porque ahora el monstruo posee diecisiete brazos y no “uno, grande y libre”.

    El caso es que no siento ninguna pena por mis compañeros de profesión universitarios -en realidad tampoco siento pena por mis compañeros de la Primaria o de la Secundaria-. Lo que hay, lo que tienen o tendrán se -nos- lo han -hemos- buscado. El silencio, la cobardía y un esfínter anal a prueba de bombas han sido nuestros mayores pecados.

    Ojalá el amigo Al Gore tenga razón, porque en cuanto Groenlandia se convierta en Copacabana allá que me voy.

    Un saludo

    • Ania
      20 febrero 2010 a 21:41 #

      “El caso es que no siento ninguna pena por mis compañeros de profesión universitarios -en realidad tampoco siento pena por mis compañeros de la Primaria o de la Secundaria-. Lo que hay, lo que tienen o tendrán se -nos- lo han -hemos- buscado. El silencio, la cobardía y un esfínter anal a prueba de bombas han sido nuestros mayores pecados.”

      Amén

  5. Aprendiz y Maestro
    4 febrero 2010 a 0:31 #

    Faltáis a la verdad cuando:

    – Decís que en la escuela española actual predomina un modelo de enseñanza descafeinado diferente al tradicional. Ahora resulta que desde la aprobación de la LOGSE los alumnos y las alumnas no realizan lecturas, dictados, resoluciones de problemas, exámenes,…

    – Decís que en la escuela española han bajado los niveles de exigencia. Sólo haría falta comparar el número de horas semanales y las asignaturas que tenía un alumno de octavo de la EGB con las de uno de segundo de la ESO para comprobarlo.

    – Decís que los alumnos y alumnas de ahora son peores que los de antes. Son diferentes, pero no peores porque la sociedad evoluciona y se transforma. En muchos aspectos es infinitamente mejor a la de hace 30 ó 40 años.

    – Decís que los docentes españoles tienen un exceso de formación pedagógica y un déficit de formación en contenidos. No hace falta más que darse una vuelta por aquí para comprobar que no es así.

    – Decís que la escuela y la universidad necesitan un cambio. Es indudable, pero NO basados en el modelo tradicional, neoliberal y reaccionario que proponéis. Las personas, su salud y su educación no son mercancías con las que negociar y especular.

    – Decís que en la Universidad de Sevilla se puede copiar en los exámenes. Todo vale con tal de difamar y desprestigiar a instituciones, organizaciones políticas, sindicales o de renovación pedagógica que no comulgan con vuestra ideología ultraconservadora, ¿verdad?

    • Salao
      4 febrero 2010 a 11:49 #

      Amigo, eres un listo.

      ¿me podías decir a que escuela de pensamiento económico corresponde el neoliberalismo? Es la austriaca, la de Chicago o simplemente os la habéis inventado.

      Ahora resulta que los ultraconservadores( otro término inventado que no se sabe muy bien a quien corresponde o a lo mejor son conservadores que van al fútbol) tienen la misma ideología que los “neoliberales”.

      Eres un ejemplo del estado de la educación en este país.

    • Borja Contreras Ortiz
      6 febrero 2010 a 16:37 #

      Un par de precisiones que espero sean didácticas, aunque el espacio me impide desarrollar una metodología constructivista para facilitar el proceso enseñanza-aprendizaje:
      1.- Que ahora se aprende menos que antes en el sistema, a pesar de estar escolarizado más tiempo que nunca y bajo coacción, no admite duda para nadie que conozca el tema desde dentro. Es para cualquier profesor veterano una obviedad; lo vivimos en la experiencia cotidiana, lo sufrimos a diario, modificamos materiales antes triviales por excesivamente difíciles, tratamos de paliar las carencias trabajando lecto-escritura básica incluso en los niveles de bachillerato. No podemos dar por sabida ninguna referencia, por evidente que parezca. Un ejemplo: Un grupo de ciencias de 2º de Bachillerato es incapaz de formular el principio de inercia. -Hace tres días-.
      2.- Que los alumnos no son peores ahora que antes… pues depende a lo que te refieras. Yo estoy básicamente de acuerdo. Tengo buenos alumnos, regulares y malos -siempre me refiero a lo académico. No entro en valoraciones de bondad o maldad moral-. Hoy, los buenos alumnos saben mucho menos que hace quince años. Y ellos son los más perjudicados por el sistema actual. Se les obliga a perder el tiempo a mansalva, estando en disposición de aprovecharlo para su mejora personal y para su futuro. Los que llegan al final son supervivientes de un sistema perverso, pero irreparablente damnificados por él.
      3.- La generalización del acceso a la enseñanza fue en su día un logro social de gran magnitud. Hoy, lo más conservador de la sociedad ha encontrado el medio para mantener sus privilegios: destruir la capacidad del sistema educativo para la promoción social de las clases más bajas basada en el conocimiento. Y lo ha hecho ayudado por los tontos útiles de turno que sois vosotros, incapaces de ver que el sistema de privilegios os tiene hoy como principales defensores. El acceso a la enseñanza está garantizado, pero también que los que terminan en la pública lo hagan con mayores dificultades que los que lo hacen en la privada debido a la necedad que en ella se impone. El sistema perjudica a todos, pero especial y cruelmente a los más humildes.
      Ultraconservadores, defensores del neoliberalismo… Debes hacerte mirar los tópicos y tratar de aplicar un análisis un poco más profundo a la realidad. ¿Sabes qué leyes consagran los conciertos educativos? Búscalo… Esto sí es metodología moderna.

    • Tito
      20 febrero 2010 a 13:19 #

      ¿Eres así por un natural o te entrenas?

  6. Juan Ramón
    4 febrero 2010 a 21:26 #

    Aprendiz y maestro, ¿cómo decís vosotros, “don’t feed the troll”…? No obstante, recojo el guante (el gargajo, si he de ser sincero): Voltaire contaba una divertida anécdota sobre las dudas que podía suscitar en un filósofo escéptico la teoría de la gravedad si estas reflexiones las hiciera o no, colgado de un campanario. Pues yo, recogiendo su magisterio (¿qué hay de malo en aprender de los mejores?), actualizo su ejemplo (es que en mi generación se llevaba leer cosas, que te las explicaran, aprenderla e intentar aplicarlas en contextos diferentes, enriqueciéndolas): te reto a que con dos cojones, si tienes una enfermedad grave, te pongas en manos de un médico que no haya aprendido anatomía, sino a buscar las partes del cuerpo en internet (para que vamos a usar eufemismos: en la wikipedia), y que haya desarrollado puntos de vista oncológicos enormemente creativos (lo de valorararlos en función de su correlato objetivo ya dijiste tú que era neoconservador o ultraliberal o yo que sé que mantra).
    Por suerte, no podrás aceptar ese reto: en el MIR tienen que estudiar mucho, muchísimo, y adquirir y demostrar conocimientos objetivos; y luego formarse dentro de una jerarquía de sabiduría y experiencia médica (todo ello fascistísimo). Si la educación no se derrumba, es porque muchos hacemos caso omiso de las marranadas pedagógicas y enseñamos, en la medida de nuestras posibilidades, al estilo neoliberal y ultrafascista ese que tú comentas.

    Y ahora voy a ir de la anécdota a la categoría, para ver si lo entiendes: en realidad, la educación es un desastre por la parte de pedagogía mierdosa con que la habéis infectado. Y si no se acaba de derrumbar, es por lo que mantiene la enseñanza de oficio tradicional. La otra explicación es que la educación sea un desastre porque muchos profesores, en nuestra práctica profesionar, seamos refractarios e irredentistas (los insultos que nos dedicaste, vaya). Pues nada, muy fácil, cuando hay dos teorías en litigio, ver cuál se compadece con los hechos…. ¡Ostras, que se me olvidó que para vosotros los de la secta los hechos carecen de objetividad! Pues perdona lo dicho, va a ser que tienes razón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: