Haya paz

Tranquilos. Haya paz. No empiecen a preparar las papeletas de voto. Algo huele mal en Toledo y no es el Tajo. Vamos a recuperar la calma. Vamos a analizar la situación.

UNO

Llevamos varios meses con un ministro empeñado en hegelizar su trabajo. Esto es lo que nos ha intentado meter con calzador: de las tesis de su partido y de las antítesis de la oposición él será quien extraiga el oro filosofal de un pacto educativo, síntesis inmarcesible que superará elecciones e ideologías, que remontará los siglos del porvenir hispanistaní. Muy en su línea, Ángel Gabilondo ha toreado por aquí y por allá miuras y vaquillas, hasta suvenires de gasolinera tan inofensivos como Antonio San José. Y en la mayoría de salones se ha despeinado lo mínimo, sabiendo estar en todo momento lo mismo para el roto de la escuela inclusiva que para el descosido de la disciplina y el esfuerzo.

A la voz de ¡pacto!, todos han parecido cuadrarse. Y no ha habido nadie que no haya querido salir en la ansiada foto. Es fácil imaginar a los hunos, con estudiado escepticismo, frotándose las manos en la intimidad de sus liberadas sedes, con las glándulas salivares bombeando a todo meter ante la nueva tarta que se les ofrecía. En un alarde de místico consenso, aun se han permitido el lujo de aportar su granito de arena: que si ratios más bajas, que si más democracia y participación, que si más escuelas infantiles, que si más igualdad. El rostro impenetrable de los hotros sin embargo, ha guardado siempre, para ojos avisados, una mueca enigmática, un deje de pillería, un destello de estar a la que salta. Y la verdad es que, en sus idas y venidas al ministerio, Mª Dolores de Cospedal se ha currado el farol a lo Doyle Brunson. ¿No estaba cantado el sí bwana si aparecían los conciertos educativos? Pues no, bwana. La cosa no era tan sencilla. Al final resulta que todos nos hemos tragado el anzuelo como buenos besugos.

DOS

Las encuestas no mienten, dicen algunos factótums del régimen. Y algo de verdad debe de haber en esa verdad cuando el PP ha consentido en lanzarse a la piscina. Meses ha que algunos periódicos otorgan a Rajoy una victoria más que holgada. La crisis económica y ciertos problemillas en política exterior parecen empeñados en ello. Así que la oportunidad la pintan calva, supongo que han pensado allá en Génova. Y de Génova a Toledo se han ido a sorprender a socialistas y a propios sacándose de la manga con chulería demoscópica todo un programa electoral. No sólo han dejado más tirado que una colilla al pobre Gabilondo, sino que de un plumazo han borrado el espejismo del pacto.

Permítanme que entone, por tanto, mi particular palinodia: ¡cáspita!, ahora resulta que ninguno de los dos quería el acuerdo, que todo formaba parte del consabido ardid que consiste en continuar aparentando disensión o ruptura. ¿No reconocen la receta? Sí, claro que sí. Es la farsa de la farsa. Muéstrese un panorama irreconciliable. Sazónese de vez en cuando con la posibilidad de un pacto. Profiérase un largo ¡huuuyyy! cuando todo se vaya a la mierda. Táchese de traidor al oponente. Prosígase mostrando el mismo antagonismo por los siglos de los siglos. Y, al final, guárdese muy mucho de desvelar la única verdad en todo esto: que aquí hace décadas que se cerró un pacto inconfesable cuyo primer y único punto ha sido siempre el que expone que, para seguir dando el pego democrático, el pacto en la enseñanza es imposible.

Y TRES

El documento toledano posee todos los ingredientes para este guiso. Por mucho que insistan, no es la base para ningún acuerdo sino la sinopsis de La LOCE II, el regreso. Y comete todos los errores que ésta cometía: olvido de la Primaria, PCPI’s demasiado tardíos, depauperación de la Formación Profesional -sigue apareciendo como la alternativa de los que no consiguen pasar a Bachillerato-, obsesión incontrolable por los conciertos educativos. Ahora, además, en esta LOCE II se habla de competencias, de profesionalización de directivas, se asume Educación para la Ciudadanía como algo inevitable y se renuncia definitivamente a las reválidas vinculantes al final de cada etapa. Eso sí, ofrece para los ilusos bajos en azúcar el caramelo de una posobligatoria de tres años; y ni siquiera esto es cierto, pues si tienen ustedes la paciencia de leer el documento completo, observarán que jamás se menciona la posibilidad de adelantar en un año el fin de la enseñanza obligatoria. Insiste, por último -y en esto están cortados todos, PP y PSOE, por el mismo patrón- en apartar a los profesionales del debate legislativo, ignorando que nuestras tragaderas, aunque de Guiness, tienen un límite, por mucho que nos endilguen la lavativa esa del respeto y nos lancen a buscar proustianamente la autoridad perdida.

No es tímida la propuesta pepera sino otro timo electoral de un partido que ya huele a Moncloa. Es un empujón más, un tirar la casa por la ventana, una salida del armario que acabará, al menos hasta las elecciones, con el sambenito de “derecha acomplejada”. Pero ni Rajoy ha estado nunca acomplejado ni la derecha -pobrecita- ha dejado de hacer lo que se proponía.

Vendrán ahora los dimes y diretes para ver quién ha sido el Judas en esta última cena. Y algo, en definitiva, habrá cambiado para que todo siga igual, pues lo cierto es que aquí el escenario es el mismo de siempre: un PSOE dispuesto a no renunciar a su latifundio de futuros votantes -la enseñanza- y un PP empeñado en continuar siendo recordado por lo que nunca hizo, por lo que no hace, por lo que jamás hará. Y, mientras tanto, muchos votantes regresarán ilusionados y hambrientos a la eterna paradoja de la realidad y el deseo o, en cierto modo, de la mentira real y la impostura anhelada.

Resulta gracioso cómo se las dan ahora de concienciados salvapatrias en el preámbulo de la citada propuesta. ¡Llevamos dos décadas con un sistema educativo nefasto!, llegan a decir más o menos literalmente. Y omiten los muy jodíos el pequeño detalle de que, de esos veinte años, ocho ocuparon ellos las poltronas del poder.

¿No se dieron cuenta entonces?

¿Tan gilipollas creen que somos?

Bookmark and Share

Anuncios

Etiquetas:, ,

Categorías: Crónicas del País de las Maravillas

Autor:David López Sandoval

Profesor de Lengua Española y Literatura. Administrador del blog.

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

14 comentarios en “Haya paz”

  1. Salao
    19 enero 2010 a 15:49 #

    El trabajo no me permite leer el manifiesto pero que aparezca un par de veces la palabra disciplina y tres autoridad ya es un avance. Limitado, pero un avance.

    Yo me conformo con poco.

    saludos y ánimos a todos,

  2. 19 enero 2010 a 17:21 #

    Estimado Salao:

    Los avances limitados suelen ser un desastre en este país. El mismo perro con distinto collar.

    Yo insisto: lo del PP no es complejo sino connivencia. La derecha posfranquista -al igual que el socialismo posfranquista (pues el adjetivo posfranquista no es exclusivo, ni mucho menos, de la derecha)- es, ni más ni menos, el otro pilar del régimen de la “re-restauración”. No olvidemos que la cosa comienza con Villar Palasí y no con la LOGSE. No sé por qué se confía tanto en este partido cuando en realidad no ha hecho absolutamente nada por cambiar la enseñanza española.

    Un saludo.

  3. serenuszeitb
    19 enero 2010 a 18:48 #

    La propuesta del PP es muy tímida. Uno no deja de preguntarse si es que no se atreven a ir a la raíz, por miedo, quizá, al coste electoral o quiza porque simplemente, como apunta David, porque están en la misma onda que el gobierno. Pero desde luego la propuesta es muy pobre…una pasadita de ligero maquillaje que durante hasta la media mañana.. con suerte.

    Saludos

  4. serenuszeitb
    19 enero 2010 a 18:50 #

    Que durará hasta media media mañana… bueno, eso por corregirlo algo. Ufff

  5. RM
    19 enero 2010 a 20:46 #

    Efectivamente es bastante frustrante el documento del PP.

    No hay propuesta concreta de rebaja de ratios.

    No hay propuestas concretas importantes para mejorar la Primaria.
    No hay un cambio importante de la Secundaria.
    El fracaso en la ESO no se fragua en 4º,sino en 1º y 2º fundamentalmente.
    ¿Qué medidas concretas de cambio hay para esos cursos?.Ninguna.
    Se continúa con los PCPIs socialistas de la LOE a los 15 que no han resuelto nada y que encima no se han llegado a aplicar en muchos centros,como el mío.
    Siguen con su obsesión por los conciertos,para contentar a sus votantes y para refugio de los hijos de los mismos(En ésto coinciden con los socialistas).
    Efectivamente esta propuesta es la LOE maquillada,pero no por el Psoe,sino por el PP.

  6. RM
    19 enero 2010 a 21:05 #

    Palabras de Cándida Martínez (Psoe)sobre el documento del PP:

    La idea de los socialistas es conseguir el acuerdo “desde lo que se ha construido hasta ahora” entre todos, gobierno central y autonómicos, comunidad educativa y centros. “No se trata de hacer ninguna nueva ley”

    En respuesta a la propuesta del PP de reducir la ESO y ampliar un año el Bachillerato, Cándida Martínez ha señalado que “no es coherente” reducir el nivel educativo de nuestros jóvenes, llevando la enseñanza común de los 16 a los 15 años. Defendió el planteamiento del PSOE de mantener la educación común hasta los 16 años, porque “asegura la igualdad de oportunidades” y porque es “un avance” que ha conquistado nuestro país, “que es importante conservarlo”. “Podemos debatir” sobre el bachillerato, pero “no vamos a admitir planteamientos que segreguen a nuestros jóvenes”, concluyó.
    ——————————————————
    No se cambia nada y siempre dando la machaca con su no segregación teórica,porque la ESO socialista actual a nivel práctico es supersegregadora.

  7. serenuszeitb
    19 enero 2010 a 21:34 #

    y que tengamos que tragar más de veinte años con el discursito…

  8. 19 enero 2010 a 21:40 #

    Amigos RM y Serenus:

    ¡Hasta los mismísimos estoy!

  9. serenuszeitb
    19 enero 2010 a 21:42 #

    Leido en el blog de la candida..

    “No una autoridad derivada de que los jóvenes pueden ser condenados a cárcel por sólo desobedecer una orden del profesorado”.. joé

    condenados a cárcel…ahí es na..

  10. Nacho Camino
    19 enero 2010 a 22:30 #

    «No una autoridad derivada de que los jóvenes pueden ser condenados a cárcel por sólo desobedecer una orden del profesorado”….

    Como cantaba Celia Cruz:

    “No hay cama pa tanta gente”

  11. 19 enero 2010 a 23:35 #

    David, tras acometer el denodado esfuerzo de leer tan bellas palabras y tan encomiables propósitos como los que pone de manifiesto el manuscrito encontrado en Toledo, sumo a tus conclusiones éstas que así expreso:
    1) No se aborda ni uno sólo de los problemas que el documento enuncia. Las supuestas soluciones son meras declaraciones de intenciones, posturas sentimentales, o pequeñas fruslerías.
    2) La ausencia manifiesta de soluciones se hace patente de modo casi luctuoso cuando se propone un bachillerato de tres años del que un año sería obligatorio no se sabe cómo. La chapuza tiene pinta de descomunal. Se entiende que no se atreven a mover la cifra mágica de 16 o que no están dispuestos a quitarle a sus clientes de la concertada (la Iglesia, sobre todo) un año de subvención.
    No cabría decir que aquí hay más de lo mismo. Es más cierto que lo que ocurre es que aumenta la marrullería a la que estamos tan acostumbrados.
    3) La consideración de la concertada como bálsamo de Fierabrás de la “libertad de enseñanza” y de la “libre elección de las familias” alcanza extremos grotescos en el documento. Cerrar un colegio público o descuidarlo hasta la depauperación para otorgar los alumnos al colegio concertado de las monjitas de al lado, como ocurre en Madrid, y decir al mismo tiempo que este es el sistema que permite ejercer la “libertad de enseñanza” es una desfachatez que clama al misterio.
    4) Por otra parte, la reiteración del papel de lo “familiar” acaba hartando hasta al santo más paciente. El tufo doméstico, para contentar a sus votantes tan de andar por casa, apesta, y la idea archirrepetida de que la enseñanza es “cuestión de libertad de elección” no sirve más que para ocultar “criterios de elección” que nada tienen que ver con la enseñanza. De cualquier forma se utiliza con profusión el término “educación”, clave de todas las imposturas.
    5) Como bien habéis apuntado, Serenus, RM, en asuntos decisivos no encontramos más que “tímidos” (hipócritas, es la palabra) apaños: la guarrería de la PCPI convertida en procedimiento bendecido, la Educación para la Ciudadanía fagocitada como “homilía constitucional” para un público infantil… Una boñiga descarada.
    6) Además, hablar de la “autoridad” del profesor cuando no hay visos de una consideración hacia nuestra capacidad para la organización de las etapas y las asignaturas, y cuando no se habla de la autoridad del Claustro sino de la “profesionalización” del Director (¡ay, que vomito!) es aspaviento tan vacuo, que a duras penas cabe considerar que en este documento residan más intenciones de respetar la autoridad del docente que las que vemos todos los días en la Comunidad de Magerit, gobernada por los mismos que ahora parece que se preocupan tanto. Nulla!
    7) El escrito, en suma, no pretende ofrecer un programa, una verdadera propuesta. Sólo es un panfleto para la feligresía.
    8) La contestación de la otra parte contratante también ha consistido en un chorro maloliente de estúpidas consignas para halagar el oído de sus votantes. Estúpidas consignas de las que uno está, como bien dice David, hasta los mismísimos huevos.
    9) Chicos, ¿y es que podíamos esperar algo diferente?

  12. Lozano andaluz
    20 enero 2010 a 1:01 #

    Me estáis poniendo al día de lo que me espera al llegar a Hispanistán dentro de unos meses…

    Se os agradece, pero… Algo habrá que hacer y pronto.
    Un abrazo cada día más deseducado .

  13. 20 enero 2010 a 6:18 #

    Creo que el quid de la cuestión está, como de costumbre, en la siguiente frase: “Insiste, por último -y en esto están cortados todos, PP y PSOE, por el mismo patrón- en apartar a los profesionales del debate legislativo”.
    ¿Cómo van a funcionar reformas que no se basan en las ideas de quienes estamos día a día manchándonos los dedos (y el corazón, a qué negarlo) de tiza? La teoría es muy bonita, pero la praxis diaria es lo que proporciona una auténtica visión de la realidad educativa. ¡Ay! Mal camino tenemos por delante si quienes nos quieren guiar son quienes solo conocen el terreno por la literatura de viajes…

  14. RM
    20 enero 2010 a 9:34 #

    Lo normal es que los médicos -que son los verdaderos expertos y practicantes de le medicina-opinen y propongan cómo luchar contra la gripe A.

    Sin embargo en la educación son los políticos los que dicen cómo se combate la gripe A educativa,no los maestros y profesores.
    Todo el mundo da sus soluciones:políticos,expertos,asesores,sindicalistas de despacho,profesores expertos de universidad….

    Bueno todos no,los que estamos en las aulas,no.Somos invitados a su fiesta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: