2084-Expediente 34523-. Emociones públicas-vicios privados

25 de Agosto del año 15. A partir del año 0 -Año 2084 del antiguo calendario-.
Parte de Incidencias. Expediente 34523.

AXXX cursaba 6º de Educación para la Juventud Responsable (EJR) y planificaba comenzar Educación para la Autonomía Adulta ( EAA) en este mismo centro el próximo curso.

En lo que he podido conocer AXXX estaba literalmente colapsado en competencias dinámicas básicas, estaba experimentando graves problemas con varias disciplinas: Educación para la Ciudadanía y con Desarrollo del Autoconcepto Personal. ( Dos materias que son los pilares básicos sobre los que aparentemente se sustenta el espíritu y la letra de nuestra LODP -léase lodepe-. Se me perdonará la digresión personal pero a mi juicio la EpC que fue en su día un magnífico ariete contra las especulaciones filosóficas, es, a día de hoy, un colosal ladrillo y un verdadero dinosaurio viviente, heredero de aquellas prácticas intelectualistas-liberal-conservadoras que pretendió y consiguió superar, pero que cumplida su misión histórica debería ser sustituida con carácter urgente por Desarrollos Técnicos Fundamentales de Emocionalidad Consensuada, como muestra el caso que nos ocupa) Aquella mañana, 7 de Agosto, fue citado en el despacho del Integrador Social. Era la segunda vez en lo que llevaba de semana; lo habían descubierto varios días a solas con el video-móvil ausentándose del grupo en la dinámica de autoemocionalidad consensuada -lo que parece denotar una preferencia mórbida por resoluciones prácticas privadas, solitarias y ajenas a la comunidad-. ¿Qué diablos significaba esa rebeldía desafecta?, ¿intentaba acaso significarse como centro de atención? Durante el presente curso había acumulado varias amonestaciones por conducta pasiva en EpC, pues no mostraba interés en participar en los debates democráticos para el desarrollo de las competencias democrático argumentativas, ni expresaba abiertamente al grupo sus emociones no-resueltas en Desarrollo del Autoconcepto Personal, presentaba en suma un bajo nivel de aprovechamiento en las competencias de resolución democrática de bloqueos emocionales y otras disfunciones. Actitudes propias de un arcaico socialdemócrata pre-logsiano, cuando no de un individualista neoliberal del siglo XX. Actitudes opuestas a las exigibles a un miembro de nuestra comunidad educativa, un alumn@, hasta entonces modélico, implicado en la defensa de los valores y la aplicación de la metodología psico-democrática esencial a nuestra comunidad democrático educativa y miembro además del grupo experimental en mediaciones democráticas intrafamiliares.

Pero, aunque los antecedentes son, sin duda alguna, significativos y floridos en rasgos patológicos, nada permitía predecir lo acontecido. Por tratarse quizá de un proceso largamente larvado.

AXXX se había encaramado desnudo a la antena de señales digitales y desde allí exigía a gritos la derogación de la Circular 21 de la LODEPE, que contempla la obligatoriedad de las dinámicas grupales de descubrimiento de la autoemoción y la adquisición de competencias técnicas para su resolución consensuada.

El incidente se había podido resolver gracias a la intervención de la profesora de religión confesional, persona que goza de reconocido prestigio entre socio-docentes y psico-administradores pero también de la confianza de madres/padres, pues ha colaborado con el departamento de Integración Social en los cursos de preparación, así como en los procesos selectivos y evaluadores para el obtención del Certificado de Aptitud para la Paternidad/Maternidad Responsable y Democrática (según dicta el vigente concordato). Así como de la simpatía solidaria de los alumn@s, tal como se ha podido comprobar en la resolución mediadora de múltiples conflictos como el que ahora nos ocupa.

AXXX se recupera positivamente y está siendo reconducido por nuestros profesionales al marco de integración afectivo-democrático del que nunca debió salir.

Siendo éstos los hechos objetivamente confirmados queda sin embargo la incógnita (el misterio, por decirlo en términos propios de aquella autoritaria y pedantesca construcción llamada Literatura y de la que hemos sido felizmente liberados).

Queda pues la incógnita y por tanto abierta la investigación para esclarecer las causas que precipitaron tan lamentables acontecimientos. Acontecimientos que han dañado la imagen de nuestra democrática comunidad educativa ante los ojos de la severa Opinión Pública. Daños que nos exigen depurar cuantas responsabilidades hubiere. 

El Sub-Instructor Psicolegal
Expendientes sancionadores en el modelo inclusivo.

Bookmark and Share

Anuncios

Etiquetas:, , ,

Categorías: Panlogsianismo

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: