El poder de la educación y la educación del poder

Lo que ocurre en el video de arriba ya lo habrán visto, con seguridad, muchos de ustedes. Sucedió en marzo de 2008, en los días previos a las elecciones generales. Al Individuo siempre le maravilló que semejante joya del adoctrinamiento no tuviera como consecuencia lógica la dimisión de la “vice”, quien, por otra parte, no puso reparos en negar la evidencia y asegurar que el cochambroso mitin se había limitado a un rutinario “encuentro” con escolares. No mitin, but meeting, I should say.

Si lo rescatamos un año y pico más tarde es para no perder ni un ápice de memoria histórica, ya que estamos. Y para explicar por qué la Enseñanza española jamás remontará el vuelo hasta que la sociedad civil despierte del sueño narcoléptico en el que está sumida. Ahora que se discuten la pertinencia y los intereses ocultos en la propuesta del ministro Gabilondo (véase el post “Patafísica para principiantes“), no está de más recordar este pequeño y simpático episodio de la infamia política.

Desde que los Estados son tales, la educación ha sido un instrumento apetecible para la manipulación colectiva. Modelar la mente de millones de futuros votantes no es plato que el vocacional ingeniero de almas desprecie con ademán desdeñoso. Hay, cómo no, un interés primario por contar con una población capaz de contribuir  a los intereses de la comunidad nacional: éste sería el objetivo de un gobierno que sólo quisiera garantizar la formación de sus ciudadanos. Pero, en un segundo nivel, el Estado (no lo olvidemos: un selecto grupo de hombres y mujeres que nos representa a todos) decide que no basta con la garantía, sino que es preciso planificar y gestionar cada uno de los pormenores que competen a dicha instrucción. El extremo de esta postura nos conduce a los sistemas educativos de Hitler y Stalin. En nuestro caso, no tan lesivo, a un sistema anquilosado en el tráfago burocrático, la mediocridad rampante y el extravío pedagógico.

Nuestros políticos no quieren asustarnos con el Gulag ni que echemos la matrícula para las Waffen SS, por descontado. Quieren, sencillamente, que los votemos. En el discurso de la vicepresidenta hay un fondo de plegaria que llamaría a la compasión si no fuera porque se pronuncia en el único lugar que debería estar a salvo de las bajezas políticas: en un aula. Los paladines de la Educación para la Ciudadanía nos dejan muy claro cuál es el tipo de ética que ambicionan enseñar a nuestros hijos. Fíjense, fíjense en las manos de la “vice”: ahí está, resumida en el lenguaje universal de los gestos, toda la filosofía que podemos esperar de nuestros celosos protectores. Fiel devota de la escuela de Mani, De la Vega alecciona con formidable simplicidad didáctica:

“En una manita, el Bien; en la otra, el Mal. ¿Lo habéis entendido, niños?”

¿A qué asombrarse, pues, de los disparates y paradojas de un ministro metafísico? No se trata de instilar en los alumnos el poder de la educación, sino de hacerlos acólitos de la educación del poder. 

Porque no de otra cosa sino de poder se trata.

Felices sueños.

Anuncios

Etiquetas:

Categorías: Diagnósticos

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

8 comentarios en “El poder de la educación y la educación del poder”

  1. Nacho Camino
    31 octubre 2009 a 20:29 #

    Hey! ¡Cómo haces para que el video aparezca en una ventana? En mi blog sólo consigo que se vea el enlace…

    • 31 octubre 2009 a 20:35 #

      En los símbolos que hay encima de la caja de texto de la entrada hay uno que dice: “insertar vídeo”. Después, en la pantalla que se abre tienes que pinchar en la pestaña de “url”. Por último pegas la dirección.

      Por cierto, cuéntame tu secreto, Nacho. Cómo puedes escribir tantos artículos y tan buenos.

      A mí, las manos de la vice me recuerdan al love/hate de Robert Mitchum. Podríamos llamar el vídeo “La clase del cazador”. Al menos a mí me parece igual de inquietante.

      Un abrazo.

  2. Nacho Camino
    31 octubre 2009 a 20:43 #

    Gracias, David. Simplemente es que tener la pierna quebrada te proporciona dos armas fundamentales: tiempo y mala leche.

    Bien traído lo de Mitchum. Y qué gran película, por cierto.
    Sólo otra cosa: veo que cuando se hacen referencias a otro post, aparecen con un hipervínculo. ¿Cómo se hace?

    • 31 octubre 2009 a 21:00 #

      Fácil: señalas la palabra o frase que quieras vincular y también encima de la caja de texto pichas en el símbolo donde dice -al poner el cursor encima-: hipervínculo. Se abrirá una pantallita. Donde viene “http” tendrás que copiar la dirección del lugar a donde quieras remitir al lector.

      • Nacho Camino
        31 octubre 2009 a 22:53 #

        Gracias, David

  3. 1 noviembre 2009 a 20:47 #

    La intervención de la vice del gobierno ante los muchachos de la ESO es sonrojante, pero su posterior negativa del hecho es peor todavía. No la conocía en esta faceta cínica y manipuladora. Obama en su discurso en Wakefield tuvo que demostrar que sus palabras no eran una manipulación sino que alentaban el espíritu de trabajo y esfuerzo de los adolescentes fuera de la pelea partidista. Aun así recibío feroces críticas, infundadas. La democracia española es realmente pobre porque un comportamiento como el de esta política se debía sancionar o ser objeto de dimisión. Gracias por habérnoslo traído de nuevo ante nuestros ojos.

  4. Nacho Camino
    2 noviembre 2009 a 0:00 #

    Gracias a ti, Joselu, por la visita. Y totalmente de acuerdo con tu comentario.

    Saludos.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Destrucción de la ciudadanía, en la escuela | Una temporada en el infierno - 16 noviembre 2009

    […] Deseducativos, 31 octubre 2009: El poder de la educación y la educación del poder. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: