10 predicciones sobre la ‘escuela 2.0′ que me fastidiaron el día

ricino

Antes de las cenizas

Yo no ataco jamás a personas, -me sirvo de la persona tan sólo como de un poderosa lente de aumento con la cual se puede hacer visible una situación de peligro general, pero que se escapa, que resulta poco aprehensible
F. Nietzsche: Ecce homo

Ayer tuve que madrugar considerablemente para llevar a un familiar al aeropuerto. Suelo ser bastante remolón para despertarme, por eso aproveché la ocasión para disfrutar de todos los placeres que Dios reserva a los aplicados madrugadores. Tomé un delicioso capuchino de máquina en un aeropuerto casi vacío y volví a casa conduciendo a las cinco de la mañana por carreteras oscuras, escuchando jazz en la radio. Cuando llegué renuncié a mi propósito inicial de volver a acostarme y preferí leer la prensa (cibernética) del día y desayunar un bocadillo de jamón con aceite que yo mismo me preparé sin las acostumbradas prisas. Vi amanecer. Ya de día hice algo de deporte, me duché y me afeité. Estaba preparado para ir a clase en un estado que sólo puede definirse como de plena y beatífica felicidad. Pero cometí un error que me arruinó el día: tomé en la sala de profesores un ejemplar de Magisterio para encontrar, en su sección de opinión, un artículo firmado por Mikel Agirregabiria, que dice ser Responsable de Innovación Educativa de Bizcaia. El artículo se titulaba ‘La Educación (2.0) que nos (con)viene’, y a medida que lo leía me iba sintiendo más y más cansado. Acabó por desaparecer toda la dicha que me regaló la madrugada y me acabé sintiendo como un somnoliento funcionario recién levantado.

El artículo consta de una serie de predicciones acerca de lo que el señor Mikel denomina Escuela 2.0, y que fecha en un futuro cercano. Concretamente diez de estas predicciones consiguieron removerme la bilis de forma especial, llenándome de amargura el cielo de la boca. Al final me pareció que estas diez tesis resumen perfectamente el ideario de la pedagogía oficial, de modo que he considerado conveniente compartirlas con ustedes para su examen. Creo que es difícil encontrar en el mismo artículo todas las falacias y obsesiones de la ‘nueva pedagogía’.  Tal vez resalte algún concepto en negrita. También serán mías las cursivas. He de advertir que todas las citas son exactas, por descabelladas, infantiles o mal escritas que parezcan.

1. La educación contemporánea necesita preparar a nuestra infancia y juventud para convivir y aportar a instituciones sociales reticulares muy novedosas. Seguirá habiendo fábricas, pero muy robotizadas.

Aquí, al margen de la pintoresca gramática que gasta el autor, tenemos la tesis de moda, según la cual la educación tiene que adaptarse a ‘los tiempos’. Esta tesis debe ser duramente criticada, no sólo por su historicismo (acertadamente criticado por Nacho Camino en el anterior post), sino porque parece la puerta de entrada para cuantos caprichos se les ocurren a estos ‘innovadores’. Lo de que ‘seguirá habiendo fábricas, pero muy robotizadas’, es encantador, ¿no?

2. Como herramienta universal de aprendizaje se utilizarán los netbooks, por el momento, las tabletas, muy pronto, y en uno o dos años algo parecido a los actuales smartphones (teléfonos inteligentes, como la mayoría de los actuales a partir de la gama media).

Que los netbooks, tabletas o ‘algo parecido a los actuales smartphones’ puedan ser herramientas de aprendizaje es algo que supongo depende de lo que nos propongamos enseñar en cada caso y de otros factores que no entraré a discutir ahora. Pero que tengan que ser herramientas universales de aprendizaje es completamente descabellado. Nótese el determinismo tecnológico del autor, que sumado a su historicismo van configurando el poema.

3. Los entornos personalizados de aprendizaje Personal Learning Environment (PLE) provocarán una revolución educativa sin precedentes, generando una REDucación personalizada que crecerá y se adaptará en todo momento a la persona a quien sirve.

Este punto no está extraído de la excelente parodia que Maximiliano Bernabé hace de la educación actual en su divertidísimo libro, sino que es auténtica, como la vida misma. El uso innecesario de conceptos en inglés y las siglas sirve para aparentar rigor académico. La obsesión por introducir neologismos como ‘REDucación’ sirve al ‘innovador’ para crear sensación de obsolescencia (que es programada) entre la audiencia y presentarse, de ese modo, como un gurú (que en el fondo es lo que pretenden ser, de ahí sus manías por el liderazgo, el coaching y otras mamarrachadas)

4. Una premisa educativa, de profundo calado y ya factible, es esta conexión permanente con la red de redes, en todo momento, incluidos los tiempos de examen. La evaluación conectada y en red será el motor de cambio y el punto de partida. No caben más pruebas donde no se pueda consultar libremente desde la Wikipedia… hasta el Rincón del Vago.

Señores, lo confieso, esta tesis me deja patidifuso. No se trata de que ocasionalmente se puedan diseñar pruebas en las que el alumno deba usar la wikipedia, incluso el cuestionable ‘Rincón del Vago’ (el típico examen con apuntes), lo que ya sería una opción arriesgada. Se trata de que ‘no caben’ pruebas de otro tipo. Al ‘innovador’ se le ve el plumero de inquisidor. Pero qué inquisidor, señores, qué inquisidor… ¿Habrá que dejar que los alumnos usen también chuletas? ¿O sólo consentiremos las chuletas 2.0?

5. [...] ahora, además del alumnado presencial, la Educación 2.0 nos enlazará con nuevo alumnado remoto que comparta los mismos intereses y pasiones que cada aprendiz o aprendiza.

Por mí todo el alumnado y alumnada podría ser remoto y remota, aunque me temo que lo mejor es la cruda presencialidad. Manía de ‘enlazar’.

6. En una Escuela 2.0 determinadas labores pueden quedar en manos de miembros del alumnado, a fin de estimular su iniciativa y aportación a la comunidad.

Me pregunto si ‘a fin de estimular su iniciativa y aportación a la comunidad’ acabaremos admitiendo alumnos en el equipo directivo. Se trata de tener a todo el mundo movilizado (también lo señaló Nacho Camino en su último artículo; se trata del holismo).

7. El profesorado sigue siendo la clave educativa para lograr la transición hacia una Educación 2.0. Su ‘auctoritas’, más que en la ‘potestas’ jerárquica, debe basarse en una identidad personal y digital que sea reconocida por la comunidad escolar. [...] la jerarquía ha de respaldarse en la “redarquía” (netarchy) derivada de la reputación en la red.

De nuevo la idea de que la autoridad hay que ganársela. La novedad que introduce el ‘innovador’ es que ahora hay que ganársela en la red. Algún día condicionarán nuestros sexenios a la cantidad de ‘amigos’ que tengamos en Facebook. Cosas de la ‘redarquía’ (netarchy, para los entendidos).

8. La Educación necesita más transparencia [...] Desde el exterior sabremos qué se propone como labor de aprendizaje en cada jornada escolar, veremos cómo se interactúa entre los agentes educativos participantes, podremos aportar materiales y metodologías de avance y evaluaremos casi directamente los progresos individuales y grupales.

El ‘innovador’ considera que es necesario (¿por qué?) que desde ‘el exterior’ del aula sepan, vean, intervengan y evalúen los ‘progresos individuales y grupales’. Pero no veo aquí donde está la innovación, esto ya lo inventó Stalin y está más que descrito en la novela de Orwell 1984. Pocas bromas con esto, que van en serio.

9. El propósito de la Educación es aprender a vivir… y se extiende a lo largo de toda la vida… viva. Dejar de aprender cada día y cada hora algo significativo que nos haga crecer como personas es… empezar a morir. Los calendarios y horarios escolares se ampliarán significativamente [...]

De nuevo el holismo, el proyecto de educación total, bajo pena de ‘empezar a morir’. Y cómo no aprovechar la ocasión para fastidiar a los profesores ampliando ‘significativamente’ su horario, quizá hasta que abarque toda su ‘vida… viva’.

10. Hoy ya se puede cumplir a la perfección aquella máxima de que hemos de aprender más todos… de todos los seres humanos. Porque los docentes también aprendemos de los discentes, los adultos de los niños, los “sabios” de los “ignorantes”

Aunque es uno de mis autores preferidos, he de reconocer que Rousseau ha hecho mucho daño. Aquí nadie se salva de aprender de nadie.

En fin, lamento sinceramente los posibles daños que haya podido causar en sus respectivos estados de ánimo compartiendo estas perlas con ustedes. En todo caso puede resultar reconfortante recordar que Mikel Agirregabiria y otros ‘innovadores’ cuentan con un poderoso enemigo que hasta ahora les ha puesto las cosas bastante difíciles y que puede estropearles todas sus predicciones: el sentido común.

Les dejo un  enlace al artículo entero, cuya lectura es muy prescindible, pero pueden recomendárselo a algún enemigo. También pueden verlo AQUÍ.

About these ads

Etiquetas: , , , , , ,

Categorías: Crónicas del País de las Maravillas

Suscribir

Subscribe to our RSS feed and social profiles to receive updates.

105 comentarios en “10 predicciones sobre la ‘escuela 2.0′ que me fastidiaron el día”

  1. Helena
    7 abril 2011 at 19:02 #

    ¡¡¡netarchis en la mar!!! Y yo sin enterarme de ná de ná.

  2. 7 abril 2011 at 19:10 #

    Que no estás al día, que hay que ‘innová’

    • Helena
      7 abril 2011 at 19:23 #

      Joooo!!! No te metas conmigo.
      Que me voy a registrar en el feisbu pa’ ver si mejoro mi autordad con los alumnos.

  3. Juan
    7 abril 2011 at 19:10 #

    Impresionante pero no sorprendente; por desgracia estamos medianamente acostumbrados a esta sarta de chorradas por parte de los psicopeda-agogos y otros “expertos” en educación.
    Efectivamente sólo nos consuela la esperanza en el sentido común, pero también la que nos brinda el trabajo constante de profesionales como los que escriben y frecuentan la web de Textos Deseducativos.

    Gracias y saludos desde Crisis Educativa

    • 7 abril 2011 at 19:50 #

      El problema es que esas ‘chorradas’ calan y acaban convirtiéndose en leyes, cursos y masters que cuestan dinero y tiempo, y además pueden perjudicar a generaciones de ciudadanos irreversiblemente. Es una nueva barbarie. No debemos relajarnos en la crítica.

      Un saludo a Crisis Educativa.

  4. Mari Cruz Gallego
    7 abril 2011 at 20:54 #

  5. Luzroja
    7 abril 2011 at 21:12 #

    Curiosa casualidad que, mientras Mikel Agirregabiria escribe:

    “El profesorado sigue siendo la clave educativa para lograr la transición hacia una Educación 2.0. Su ‘auctoritas’, más que en la ‘potestas’ jerárquica, debe basarse en una identidad personal y digital que sea reconocida por la comunidad escolar. [...] la jerarquía ha de respaldarse en la “redarquía” (netarchy) derivada de la reputación en la red”

    Yo haya leído hoy casualmente, digo, en un artículo en la revista “Claves de la razón práctica” lo siguiente:

    “No se participa en la vida intelectual de los maestros a distancia, ni basta la recepción de las palabras que utilizan en su obra impresa o en su clase oral. Se aprende por la imitación de sus gestos intelectuales, es decir, sus modos de razonar y de expresarse, su uso de la metáfora, el estilo de su tratamiento del material empírico, las connotaciones emocionales de su opinión sobre las personas, la generosidad o la mezquindad de su juicio, la amplitud o la estrechez de su horizonte, su impaciencia o su calma, su disposición a decir sí o no a determinados estímulos, y la evocación de sus experiencias, que el discípulo tendrá luego que reconstruir combinando sus palabras explícitas, sus alusiones y sus silencios”.

    Párrafo extraído del artículo “Maestros y discípulos” publicado en Claves de la razón práctica nº204 (no se puede leer en Internet, al menos lo he intentando buscar y no está) de Víctor Pérez Díaz.

  6. 7 abril 2011 at 21:53 #

    Lo de la “reputación en la Red” no tiene desperdicio. Brutal, Felipe. Y lo más interesante es echar un vistazo al curriculum del gurú. Estos vendedores de elixires de tres al cuarto medran como tenias. ¡Qué mierda todo!

  7. Ania
    7 abril 2011 at 22:10 #

    ¡¡¡Putos comisarios ideológicos!!!

    Putos fachas orvellianos!!!

    Stalines de los cojones.

    Toda disidencia censurada y silenciada con la inestimable ayuda de las nuevas tecnologías.

    Yo que vosotros clausuraría los blogs de aula : ya!!!

  8. José Miguel
    7 abril 2011 at 22:21 #

    No olvidemos que los pioneros de la ley de “calidad”, la aplicación del marco empresarial a los centros educativos partió del País Vasco, plagado de pequeña y mediana empresa. Ellos han sido los pioneros en España, y ahora padecemos las consecuencias, por ejemplo, en forma de “auditorias” a los centros, a las que sólo interesa el proceso de gestión informático-administrativo y protocolario (programas, programación de aula, sus correspondencias… etc.), pero que no influye para nada en la dinámica del aula. Es decir, un centro de enseñanza que ni alcanza a mediocre puede ser premiado por su “gestión”, al margen de los reales rendimiento académico del alumnado. Hay ejemplos de esta impostura. Son las EFQM, ISO9000…. de plata, bronce y demás chatarra ostentosa propagandística. El Aburregabiria este es de esta escuela.

    • 7 abril 2011 at 22:34 #

      Muy interesante, José MIguel.

    • Ania
      8 abril 2011 at 18:17 #

      Sí, José Miguel, en el País Vasco, “la escuela de Aburregabiria”: ¡¡ sí!!

      Y en los demás sitios: ¿¿”bunga, bunga”?? Es broma.

    • Ania
      8 abril 2011 at 18:41 #

      Describes muy bien lo del País Vasco. Es como si hubieras estado aquí aunque, como hombre de letras, quizás menosprecias la implementación de la formación profesional en algunas zonas del mismo gracias al mayor número de programaciones formativas que integran estudios y práctica en empresas de forma coordinada. A lo mejor tener un índice de paro del 10% en relación al 20% de media en el resto de España tiene algo que ver con estas cosas…

      De todas formas, para las humanidades esto es Orwell , el Gran Hermano y el Gran aburrimiento…

      • José Miguel
        8 abril 2011 at 22:58 #

        Se peca de bastante ingenuidad, por no decir otra cosa, cuando se establecen conexiones de causa-efecto entre la rentable utilización de unos chavales de FP por parte de las empresas y el desarrollo socio-económico de unas regiones. Pero se le olvida a Ania, que el País Vasco, y aun más Navarra, gozan de unos privilegios fiscales, que no tienen el resto de las comunidades de España (algunas se quejan de esa injusticia ventajista, con toda la razón, como La Rioja respecto de Navarra, pues las empresas que se instalan en esta última región, están exentas de gravámenes fiscales que sí deben pagar en otras regiones). El asunto da para mucho más, pero provoca una leve sonrisa la simplificación de Ania.

      • José Miguel
        8 abril 2011 at 23:05 #

        Por cierto, esas auditorías cuestan una importante suma de dinero. Adivinen quién la abona: pues el propio centro… imaginen el resto… De todos modos, fuera del ámbito educativo, pregunten a cualquier empresario que se adscriba a esos labeles de calidad sobre la verdadera realidad de esos análisis y percibirán otro gesto sonriente… Pero cómo iba a ser de otro modo, cuando España está en una de las peores crisis económicas desde la del 29… de qué han valido esas auditorías, labeles y demás parafernalia más que para fines propagandísticos…

    • Ania
      9 abril 2011 at 8:23 #

      Claro que el asunto da “para mucho más”.

      Me alegro de provocarte “leve sonrisa” entre tanta mala leche, aunque sea por mi “simplificación”.

  9. 8 abril 2011 at 0:00 #

    He estado dudando si escribía una entrada a propósito o si simplemente colgaba un comentario. Da igual. Bien puede venir este pequeño espacio para decir lo que acabo de pergeñar.
    A lo que voy es que me parece Felipe que has dado en el clavo. A veces cuesta encontrar el corazón del asunto, pero si se persigue con avidez lo mismo se alcanza. Estamos perdiendo el tiempo en discusiones inútiles con obnubilados como Alonxo o educadoras demócrata-monjiles como Mari. Los cito porque todos los conocemos, aunque no me interesan especialmente como personas, sino por el personaje que representan. El discurso bobón pedagógico que encarnan hasta el esperpento está más muerto que Carracuca. Ha tenido su momento de gloria, pero se acabó. Huele ya a naftalina, y los de Deseducativos iniciamos este blog sabiendo que era insostenible y que, a pesar de seguir repitiéndose como el ajo, ya no colaba. Ni siquiera para sus otrora defensores. Ni los resultados, ni el sino de los tiempos, ni los nuevos intereses, podían aguantar ya el seguir ocultando que el rey iba más en pelotas que Rocco Siffredi.
    Pero muchos indicadores, si sabemos mirar, nos señalan ahora por dónde van los nuevos derroteros. Como se verá, no son tan nuevos (en este país, a la estupidez siempre llegamos tarde, mal y siempre). En Inglaterra el deporte de la “tecnificación de la enseñanza” se lleva practicando desde hace muchos años. Para desgracia de los profesores y de los alumnos.
    Uno de los primeros artículos que colgué en el blog fue el que se refería a los muy modernos Zemos98, un grupúsculo de enseñanza fashion, en redes y todo eso, que vendía humo a los muchachos de las 3000 viviendas, adornando todo el discurso 2.0 con pedagogía naïf insufrible, y siendo jaleados por el director del Instituto de las 3000 que pronto fue elevado por la PSOA a factotum del nuevo modelo de bachillerato a distancia, on-line e informático a tope. El telediario en todo este tiempo no ha parado de enseñarnos el último modelo de PDA o de mochila digital que los reyes porno de las Taifas del Sur han otorgado a sus alumnos con el fin de digitalizarlos toítos, asunto que Nacho refirió hace tiempo en un jocoso artículo. Todos hemos sufrido en nuestras carnes la acción de un vendedor orgánico de pizarras digitales, y lo mismo alguno se ha vuelto loco y se ha tragado alguno de los cursos. En mi Instituto, público donde los haya, el curso de autos fue impartido por un menda director de infantil de los Salesianos, que torturó durante inenarrables horas a los pobres pero merecidos interfectos que consintieron a su abundante prosapia sobre el trazo gordo y el trazo fino.
    La Espe, no harta con el timo del bilingüismo (inventado por una Ley del PSOE), nos viene ahora con el Proyecto de Institutos Tecnológicos, y algunos pican de ese nuevo potaje envenenado con la excusa de que “así les dotan de medios”. La ideología parda que está en la base de todo este mezuqueo es la que se pone de manifiesto en las páginas del responsable de Innovación del Pais Vasco. Los antiguos dogmas de la pedagogía salvífica se entremezclan con una verborrea de película de ciencia-ficción de serie B, y lo que tenemos es una mierda enorme que se vende aderezada del más infecto “espíritu empresarial”, que está destinada sobre todo a ahorrarse pasta por un lado y hacer que otros ganen un pastizal por otro, y que utiliza a los profesores y a los alumnos como comparsas de esta feria vana.
    No os podéis imaginar si nos llevamos esto a la Universidad, sobre todo a la UNED, que se ha destacado en los últimos tiempos por su delectación por los nuevos medios “a distancia” (como su propio nombre indica) y que ha visto la ocasión de quitarse de encima a los tutores presenciales y montarlo todo muy moderno y muy on-line. El curso, on-line por supuesto, con que nos están agrediendo a los tutores no tiene nombre. Y suelta el mismo tufo que destila el blog del vascuence innovador. Huele a gato muerto encerrado.

    Pues bien, este ya es nuestro presente. Debemos estar atentos y descubrir quién se está llevando la pasta. Porque al fin y al cabo no es más que un negocio. El gran negocio de la enseñanza 2.0, que viene a sustituir al que montó PRISA con la pedagogía, la LOGSE y los libros para pobrecitos sudamericanitos vía fondos FAD (¡ay, Marchesi y Jolines, qué tiempos!). El Alonxo y la Mari ya han quedado mismamente sólo para dúo lírico zarzuelero de pueblo. Ruego a los colegas de Deseducativos que intenten no hacerles ni caso (no me refiero a ellos como personas, sino a sus personajes, esto es, a cualquiera que encarne ese papel). Ya lo hemos dicho todo sobre los antiguos tiempos. Tenemos una tarea mucho más importante que afrontar, un destino (joder, casi de John Ford me ha salido). Se trata de ver qué se esconde detrás del novedoso aspaviento 2.0. Y me voy a dormir. Y a soñar con maestros cibernéticos y alumnos replicantes. Buenas noches, queridos drugos.

    • Mariano
      8 abril 2011 at 18:37 #

      Totalmente de acuerdo, Antonio.

    • Mari
      9 abril 2011 at 0:34 #

      Ja, ja, ja, este sí que es un comentario gracioso; je, je, je. Les he pedido yo acaso que me hagan caso.

    • Mari
      9 abril 2011 at 0:36 #

      Ja, ja, ja, este sí que es un comentario gracioso; je, je, je. Les he pedido yo acaso que me hagan caso. Felices sueños.

    • 9 abril 2011 at 16:48 #

      Lo has “bordao”, Antonio. Lo que mis escasas luces deducen de tu comentario es lo siguiente:
      1.- Que el mundo de la enseñanza sigue expuesto al enorme peligro de las perniciosas ocurrencias de personajillos tan desnortados como ambiciosos e implacables que únicamente están interesados en vendernos unas propuestas-basura disparatadas, y todo por esta simple razón: les sirven para medrar halagando a los oídos de los políticos irresponsables que mandan hoy en día.
      2.- Que, mientras tanto, en este islote de resistencia que es Deseducativos, dilapidamos nuestras energías en estériles controversias con adversarios de 18ª regional. ¡Cómo se estarán riendo los popes del pedagogismo mientras nos ven enredados en semejantes memeces! Deberíamos leernos el cuento de los peregrinos que iban a La Meca.
      3.- Que hay que arremangarse, ponerse el mono y presentar nuestras lindas caras (aun a riesgo de que nos las partan) en batallas de más sustancia. Como tú ya sabes muy bien, esta es una vieja propuesta mía: ¿qué podríamos hacer para activarla DE UNA FORMA EFICAZ de una santa vez?

    • Francisco Javier
      9 abril 2011 at 20:15 #

      Como dice nuestro amigo Pablo, lo has “bordao”. Un saludo, Antonio.

    • AtroposYZ
      12 abril 2011 at 18:22 #

      Ya ves,Antonio, la mentira mueve el mundo.Y lo peor es que da muchos réditos a los de peor catadura moral.SI viene envuelta en el celofán tecnológico, es como el supusitorio con vaselina.

      No entiendo por qué no existe ya una rebelión en toda regla contra todas las mierdas envueltas en celofán ( o supositorios con vaselina) que pretenden hacernos pasar por flamantes tartas.

      Yo, por mi parte, ya me conformo con que el profesorado no ponga cara de entusiasmo.Y es que soy de buen conformar.

  10. 8 abril 2011 at 0:10 #

    Se me olvidaba. Hoy nos ha venido a mi Instituto, público donde los haya, un profesor de la Universidad presencial Rey Juan Carlos ar! y lo que más gracia le ha hecho vender a los alumnos es la posibilidad de cursar el Grado en los nuevos cursos on-line que se han inventado duplicando los cursos presenciales. ¡Es el futuro! ¿No véis que todo eso de la motivación, la empatía, la adaptación, ha pasado a mejor vida? EL ALUMNO ON-LINE ES INFINITAMENTE MÁS BARATO. Y NO TIENE CUERPO NI NECESIDADES. ES UN CHOLLO PARA EL QUE LO PILLE. Ahora sí que adios.

    • Helena
      8 abril 2011 at 16:15 #

      Creo que tienes razón. Que la cosa va por ahí. Ahora bien para los docentes creo que va a suponer un doblete: atender al alumno presencial y al on line. Pues no creo que lo virtual sustituya totalmente a lo presencial. Y mientras tanto …doblemente j…..

  11. Sergio
    8 abril 2011 at 6:30 #

    Buenos días

    Desde mi perspectiva alejada de la situación concreta del instituto español, trabajo en una universidad extranjera, sí me gustaría comentar que, dejando de lado que estoy de acuerdo con la mayoría de comentarios, no termino de entender la crítica a los estudios de grado online.

    No se trata de eliminar el grado presencial, pero poder realizar los cursos online (en mi caso por suerte he podido trabajar el máster de esa manera) me parece que es sólo una posibilidad más para los estudiantes (no hablo del ámbito de la secundario, por supuesto, pero sí de la educación superior). En primer lugar porque estudiantes de determinados países pueden acceder a títulos, póngamos por caso europeos, que en muchos países son un plus frente a los títulos nacionales (véase Europa del Este y medio mundo). Por otro lado en ocasiones (mi caso particular) me permite acceder a estudios a los que de modo presencial, por circunstancias personales, no podría acceder (lo cual al único que mermaría es a mí por impedirme realizar un curso por no poder estar en un aula, como si estar en el aula fuera sinónimo de aprender).

    Que estudiar online es más barato para una institución, de acuerdo. A mí eso no me resulta argumento de nada, si la calidad de la enseñanza y las posibilidades de evaluación son adecuadas (puedo consultar dudas sobre mi tesis por mail o en persona, seguramente por mail voy al grano y pierdo menos tiempo) el hecho de que resulte más barato no veo que tenga que ser algo negativo. Ello implica pensar que más caro es mejor.

    Repito que me refiero a educación superior en la que el alumno puede valorar, en función de su situación, si la enseñanza online le compensa más que la presencial. Pero no creo que se trate de que una u otra sean mejores, sino del tipo de estudios en concreto, de la situación del estudiante y de que, en fin, más posibilidades nos hacen más libres para poder elegir desde nuestra responsabilidad como individuos.

    Un saludo a todos

    • 8 abril 2011 at 17:57 #

      Estimado Sergio

      le vuelvo a contestar porque es un placer argumentar a partir de razones tan bien planteadas.
      Mire, yo pienso que es cuestión de qué se quiera entender por Universidad. No es asunto baladí, porque según lo que se entienda por Universidad nos saldrá una cosa u otra, y nosotros, precisamente nosotros, no estamos en situación de ir por ahí jugando con fuego. La calidad de nuestras Universidades ha descendido de manera vertiginosa aunque, eso sí, siguen dando títulos a porrillo. El problema entonces es el siguiente: ¿con conseguir dar títulos y que el alumno de alguna manera los pueda obtener con comodidad tenemos ya una Universidad? ¿o sin algo más esto no es sino una mera academia fabril de licenciados?

      El asunto es muy importante, porque si yo entiendo que la Universidad no es más que una simple institución expendedora de títulos, y que mejor hace su servicio cuanto más cerca nos coloca la máquina expendedora on-line, entonces tiene razón usted, y la ganancia de libertad entonces radica en que el conserje virtual te facilite el software del Grado en cualquier punto en el que te encuentres a cambio de un módico precio, para conseguir el título rellenando adecuadamente los formularios. Por supuesto, exámenes tipo test de corrección automática (ya hay carreras en las que el licenciado es ágrafo y no sabe más que poner cruces y algunas veces incluso sólo estampar la huella de su pulgar).
      Entonces toda esta mandanga neotecnológica vendrá de perlas, porque podrás abrir tu matrícula en una máquina en la Farmacia, al lado del dispensador de condones. En cualquier punto del mundo.

      Pero a los que sabemos que la Universidad no es esto, a los que conocemos cual es el auténtico valor de esa Institución, permítanos que nos preocupemos por la posibilidad de que estos nuevos vientos no traigan una posibilidad más que se añada a las restantes, sino la posibilidad que anule a todas las demás, en un país que no tiene mesura cuando se pone a reformar a lo burro, y que igual que se ha cargado la Enseñanza media puede seguir perfectamente demoliendo la Enseñanza superior sin inmutarse un ápice. Y créase que son perfectamente capaces.

      Un saludo, Sergio.

      • sergio
        8 abril 2011 at 18:17 #

        Apreciado Antonio

        siento decirle que considero humildemente que peca de cierto prejuicio hacia la enseñanza online.

        “La ganancia de libertad entonces radica en que el conserje virtual te facilite el software del Grado en cualquier punto en el que te encuentres a cambio de un módico precio, para conseguir el título rellenando adecuadamente los formularios.”

        Si usted ha tenido alguna experiencia estudiando online, que no lo sé, me gustaría que me dijera cuál es la universidad en la que pagando al día siguiente recibes el título vía pdf (y de paso que me explicara si eso no sucede de facto en muchas universidades, porque no veo la relación entre que te regalen el título y que el estudio sea online (!)). Por mi parte, en Europa del Este, he visto vender títulos en los metros y en los escalones de la facultad a gritos, de modo que puede estar tranquilo, que la situación podría ser mucho peor (lo cual, ya se sabe, no es un consuelo para los inteligentes de ninguna manera).

        Desde luego, no en los estudios que yo he hecho, donde las correcciones se hacen a partir de trabajos sobre temáticas bastante concretas y los exámenes son la aplicación de las teorías estudiadas a casos concretos (dicho de otra manera, la respuesta no está en google). No veo que el hecho de escribir la respuesta en un ordenador desde mi casa, o en un aula con un bolígrafo, sea la diferencia de calidad en cuanto a la enseñanza.

        No dudo que en “nuestro” país sean capaces de lo que usted dice, de demoler la enseñanza a partir de la posibilidad de estudiar online, pero permítame que le diga que en ese caso el problema será de “nuestro país” y no de la enseñanza online (para la que por cierto hay un tutor por asignatura, exactamente igual que en la universidad presencial, a la que, por suerte, yo más de una vez no fui, aprovechando mi tiempo mucho mejor en la biblioteca que escuchando al enchufado de la facultad de turno, fruto de lo cual mi expediente mejoró considerablemente).

        No le voy a mentir. Otras veces, de las que me ausentaba de clase, me iba al bar. Donde por cierto aprendí más y en otras ocasiones me olvidé de todo. Para el teórico de coche no fui a clase, lo saqué por libre. La única consecuencia de no tener clase presencial fue que me ahorré un dinero, cosa de la que me alegro mucho, y creo que la DGT no me lo regaló (en cualquier caso, con multas posteriores, se ha encargado de reinsertar parte de mis ahorrillos en el sistema de vez en cuando).

      • 8 abril 2011 at 18:41 #

        Pues soy licenciado y doctor por la UNED, ejerzo de tutor en la UNED desde hace ya más de una década, también administro la página online de una de las asignaturas que tutorizo y ahora estoy recibiendo online un curso intensivo sobre la enseñanza online que me está demostrando que se pueden cumplir mis peores pesadillas en lo que atañe a la orientación de la docencia en la Universidad en la que trabajo, la que más ha apostado por la enseñanza online en este mi pequeño espacio nacional. Perdone que me remita a mis concretos márgenes laborales para analizar la situación, y que no haga lo que otros filósofos nos tienen tan acostumbrados, esto es, tratar de los conceptos en lo universal, pero es que he salido un poco raro. Entiendo que mi experiencia es muy limitada y que no se puede generalizar, y que la enseñanza mediante las nuevas tecnologías de la comunicación puede verse enriquecida si se gestiona con cordura. Pero entienda usted también que soy sincero cuando le manifiesto que eso no es lo que estoy viendo en el día a día de mi práctica docente.

  12. Maximiliano Bernabé Guerrero
    8 abril 2011 at 7:27 #

    Felipe, ya verás como textos como el del chistulari harto de chacolí que citas, dentro de unos años pasan a engrosar las antologías del disparate, igual que ésos que en los 80 hablaban de que hacia el 2010 todos viajaríamos por el espacio interestelar. Esperemos. Y muchas gracias por ser uno de mis lectores. Como aún sois poquitos, os tengo que invitar a cenar.
    Por otro lado:
    REDeducación = Reeducación = Autocrítica como enemigo del pueblo =GULAG

    Pero lo mejor de todo es:
    “En una Escuela 2.0 determinadas labores pueden quedar en manos de miembros del alumnado, a fin de estimular su iniciativa y aportación a la comunidad.”
    Tengan cuidado con los miembros del alumnado, yo, por si acaso, ahora cuando entre en clase, me voy a arrimar bien a la pared…

  13. Francisco Javier
    8 abril 2011 at 12:20 #

    El artículo es puro marketing, merchandising. Y aburridísimo.

    Yo empecé a trabajar en un blog y una página web para los alumnos. Me lo tomé en serio, pero no sucedió lo mismo con los alumnos. En cuanto se dieron cuenta de que se trataba de un recurso para trabajar, comenzaron a ponerme trabas: no puedo acceder, mis padres no me dejan descargar nada (a veces son necesarios algunos “plugin” para visualizar ciertos documentos, como partituras o programas “on line”), ¿y si tiene virus?, no tengo tinta en impresora, etc. Está claro: con la cantidad de cosas superdivertidas que hay en la red, lo que mola el tuenti (que debe enganchar a lo bestia), y el porno, ¿cómo pretender que el alumno se ponga a trabajar sobre cuestiones serias?

    • sergio
      8 abril 2011 at 12:30 #

      JAJAJAJA
      “En cuanto se dieron cuenta de que se trataba de un recurso para trabajar, comenzaron a ponerme trabas”
      Más razón que un santo :))

  14. 8 abril 2011 at 16:03 #

    “9. El propósito de la Educación es aprender a vivir… y se extiende a lo largo de toda la vida… viva”

    Dios, qué mal rollo! Ahora bien, por qué no extender la educación a la otra vida? Ya puestos… El señor nos asista en estos tiempos, y en los que vendrán, lugubérrimos. (No sé si existe el tal superlativo.)

  15. sergio
    8 abril 2011 at 18:54 #

    Apreciado Antonio

    Le respondo en un aparte porque por motivos del número de respuestas no le puedo responder directamente. Me alegra ver que su experiencia en la docencia online es profunda (no debe disculparse por remitirse a ella, me fío más de ella que de los filósofos). Pero si lleva tanto tiempo estudiando y trabajando en ella intuyo que no estará tan convencido de que se regalan los títulos (lo que implicaría que su título es regalado y las notas que usted da también, cosa en la que creo que estamos de acuerdo no es así).

    Al final, una vez, creo que estamos de acuerdo. Si se gestiona con cordura puede ser muy útil. Si se gestione estúpidamente puede, como todo lo gestionado estúpidamente, ser un desastre. Por tanto, la cuestión es gestionarla bien, pero no ponerla en duda (en todo caso en duda podemos poner el uso que se haga de ella, la puesta en práctica, pero no ese tipo de enseñanza). Como dije al principio a mí la variedad de oportunidad me parece enriquecedora y sobre todo cuando da más oportunidades al estudiante (entre las que no incluyo regalar títulos).

    Un saludo y un placer

  16. Jesús San Martín
    9 abril 2011 at 8:28 #

    Además de fachas somos unos retrógrados. El mundo avanza, y no nos damos cuenta de que el crecepelo se vende por la red, como se vende todo.
    Si no se hubiese dicho hace 2000 años, oiríamos decir: yo soy la verdad y la luz. ¡Qué alcancéis la felicidad Punsetiana!

  17. Jesús San Martín
    9 abril 2011 at 8:58 #

    Estimado Sergio.
    No se discute la técnica, no creo que ninguno seamos ludista. Se pretende que no enmascaren el fondo con la fachada brillante cientifista de la red. Con las mismas herramientas (aviones), unos llevan a los pasajeros al aeropuerto y otros a la parte alta de Las Torres Gemelas. Ciertamente, tratamos, como bien indica, de la situación particular de nuestro querido país, con la intención de evitar “demolición de la enseñanza, versión 2.0”
    Usted habla de comentar sobre su tesis, es lógico. La herramienta se irá filtrando del nivel más sofisticado a los más elementales. Si bien se podrá hacer un gran uso en los primeros, los segundos no se beneficiarán tanto, y es precisamente ese nivel el que critica Luzroja. Trabajo mucho online, hasta el extremo de mandar por pdf textos a mano digitalizados, hablar directamente por teléfono, o hacerlo mientras miro el portátil. Pero siempre acabamos reuniéndonos. Con ello no quiero indicar que el tele-trabajo sea malo, no, me beneficio mucho de él, indico que el contacto personal con el otro profesional es indispensable y a veces es imposible el tele-trabajo, incluso a nivel de tesis. Hace unos meses decliné dirigir una tesis a un ingeniero de Buenos Aires, y la facultad de Ciencias de la UNED sólo lleva sus tesis de forma presencial. Con ello quiero delimitar el ámbito de aplicación de la herramienta. Por lo que respecta a la mías, las matemáticas y la física, necesito una interacción personal grandísima, que la red no me puede dar; ahora bien, si podría llevarla a cabo por teleconferencia, pero perdería la realimentación que obtengo al sacar a mis alumnos a la pizarra (8 al mismo tiempo es muy frecuente) y de la observación de los trabajos que hacen en el papel mientras paseo por la clase. Por otro lado, la lectura de los mensajes corporales, que todos dominamos, nos permite saber si los alumnos están comprendiendo, si hay dudas, y otros sentimientos que una teleconferencia me negarían. Siempre que surge una nueva herramienta pensamos que es universal, y luego su ámbito de aplicación se reduce enormemente.
    Un saludo.

    • sergio
      9 abril 2011 at 9:24 #

      Estimado Jesús,

      De acuerdo con usted en gran parte del razonamiento. Me gustaría aclarar algunos puntos para ver si estamos de acuerdo.

      Entiendo, por lo leído en general, no ya a usted sino intervenciones previas, que el temor es derrocar la enseñanza española mediante el paso a 2.0. En ese caso, insisto como antes, se trata de ver cómo se establece el proceso y no de negar la mayor (la educación 2.0). Como usted me comenta con los aviones, el hecho de que alguien los estampe contra una torre no es motivo para criticar la existencia de los aviones o las ventajas que nos proporciona.

      Por mi parte como he indicado me refiero a grados superiores, preferentemente maestrías y doctorados, pero entiendo que cada disciplina tenga sus peculiariades. También por ejemplo hay estudios de carácter semipresencial, que tratan de compensar esa carencia de “factor humano directo” por llamarlo de alguna manera. Yo insisto en que, pero hablo por mi experiencia universitaria (ámbito letras), en ocasiones ese factor directo ha sido úitl y, en muchísimas, diría la mayoría, bastante inútil, hasta sentir vergüenza ajena.

      De todos modos defiendo la reunión via skype (con buenas conexiones) con el mismo resultado que una presencial (por ponerle un ejemplo, no me importaría que los políticos redujeran muchas de sus reuniones a videoconferencias en las que seguro que el resultado sería el mismo). Recuerdo, insisto en que la validez también seguramente esté condicionada en relación a la materia que estemos tratando (obviamente no entendería la medicina estudiada 100% online).

      La clave sería, como usted dice, delimitar el ámbito de aplicación de la herramienta. En mi caso por ejemplo, una tesis sobre lingüística no me ha requerido en ningún caso la reunión de facto, más allá de la virtual, y en el caso de una maestría fundamentada, por ejemplo, en clases magistrales, seguramente me resulte tan útil asistir al aula como ver la lección por vídeo. Si soy un estudiante responsable seguramente preguntaré lo necesario (mail, chat, foro), seguramente vía foro el enriquecimiento de las dudas sirva al grupo (retroalimentación) y, por otra parte, la defensa de memoria la haré por videoconferencia ante un tribunal, cosa que agradezco porque me parecería, en los tiempos que corren, una exageración pedirme que me pague un billete de avión de ida y vuelta para dar un discurso (luego cuando ese día no me funcione skype prometo acordarme de sus palabras) :)

      Insisto en que estoy de acuerdo con usted en que habría que ver en qué disciplinas y ámbitos se pueden utilizar los avances que tenemos hoy en día a nuestro alcance (pues obviamente no sirven para todo, y usarlos adecuadamente es lo que hará que nos sirvan y aporten algo al aprendizaje).

      Del mismo modo que podemos ver en las reuniones virtuales una pérdida de contacto humano, otros podemos ver la posibilidad de generar un red de contactos muchísimo más universal, formada por gente de diferentes lugares y con diferentes visiones, que resulte más enriquecedora y que, no olvidemos, serían imposibles sin esa oportunidad online. Por ejemplo, los estudios online generan comunidades de estudiantes que de otra manera nunca, por mil motivos, formarían un grupo de estudio (eso, obviamente no significa, que todos los grupos de estudio deban ser virtuales).

      Por último, para no ser pesado, sólo, siento repetirme, creo que el 2.0 es una herramienta más (si hay quien pretende sustituir todo por esa herramienta le criticaré, por supuesto, pero no a la herramienta, sino al malintencionado). Pero yo, personalmente, prefiero tener a mi alcance, como alumno y como docente, todas las herramientas posibles. Y a poder ser que no me digan cuál tengo que coger (igual que ustedes como docentes entiendo que lo que les molesta no es la existencia de herramientas sino la obligación de optar por unas u otras por “decreto”). Pero es el pez que se muerde la cola, la culpa no será de la herramienta, sino del mentecato engreído (llamésmole X) que la covierte en una obligación.

      Un saludo

      PD: Respecto al facebook, tema del que me he mantenido alejado como si un virus fuera y no entiendo ni cómo va, le puedo decir que en el país en el que trabajo animo a todos mis alumn@s a usarlo y lo curioso es que establecen contacto con nativos y sus avances lingüísticos son considerables, fruto de una práctica que en realidad no está sino enmascarada bajo una actividad aparentemente lúdica. Quiere esto decir que facebook tiene que usarlo todo estudiante? No, sólo, como usted decía, hemos de analizar contextos, situaciones, qué nos aporta y qué nos hace perder.

      En el caso del instituto español por ejemplo soy todo oídos porque los expertos son ustedes. Mis reflexiones provienen de mi experiencia como alumno y docente en entornos presenciales y virtuales. Y normalmente el uso de uno u otro responden a necesidades personales fruto de situaciones concretas, no generalizables.

      • sergio
        9 abril 2011 at 9:26 #

        “las ventajas que nos proporciona”
        me refiero a los aviones y no a la de estamparlos contra edificios, que alguna ventaja puede tener según sea el edificio.

      • Jesús San Martín
        9 abril 2011 at 9:54 #

        Estimado Sergio.
        Estamos de acuerdo en líneas generales. Delimitar el ámbito de aplicación, y ser conscientes de que nosotros, los actuales beneficiarios, somos técnicos muy cualificados, por lo que no deberíamos deducir que lo que es útil para nosotros lo sea al nivel del colegio y del instituto. Posiblemente, el principal ámbito de aplicación sea el reseñado: profesionales ya formados, con fuerza de voluntad y conocimiento, para encarar la formación usando esta nueva herramienta; fuerza de voluntad y conocimiento, que desgraciadamente carecen los estudiantes del colegio y el instituto, y a la vista de mis clases, de la universidad.
        No niego que la red favorezca la creación de redes, yo mismo me fuerzo en crearlas a nivel internacional, por la imposibilidad del contacto directo. Sin embargo, aprovecharé la lectura de una doctoranda mía, para traer al tribunal a un científico de fuera; la comida de celebración nos permitirá hablar más fluidamente cuando usemos los medios virtuales.
        Aunque a usted le valga igual la teleconferencia, no le pasa lo mismo al profesor, pues le niega la realimentación. Como profesor que es, seguramente utilice una técnica similar a la mía, que le describo: cuando el alumno pregunta en tutoría, contesto de viva voz, pues si puede seguir la voz indica que tiene un buen conocimiento, en caso contrario uso el papel. Leyendo los gestos de su cara, y sus movimientos, deduzco la dificultad de lo que transmito y el conocimiento del alumno. Dicho así, usted quedó satisfecho con la teleconferencia ¿quién le dice que el profesor no pudo transmitirle mucho más? El símil es claro, cómo leemos a las parejas, ¿por teléfono o cuando están en brazos? Ambos cosas, educación y amor, son pura comunicación, con consecuencias transcendentales.
        Un saludo.

        P.S. En cuanto al facebook, una amiga americana lo ha sustituido por el teléfono y me llama sólo para practicar español; si no utilizara medios virtuales, podría practicarlo comiéndose unas gambas al ajillo conmigo. Cierto, a mis alumnos no les doy gambitas, pero encima de la mesa del despacho hay una bandeja con cinco tabletas de chocolate, He de decir, que como no saben lo que es bueno, he dejado algunas con leche, eso sí, de trufa.

  18. sergio
    9 abril 2011 at 10:12 #

    apreciado Jesús

    si fuera tan amable de enviarme esas gambas se lo agradecería. Y su amiga americana dudo que utilice medios virtuales por gusto, es decir, que seguro que preferiría tomar gambas al ajillo con usted…pero yo también querría ahora estar en la playa y sin embargo no puedo.

    Cuando hablo de la skype lo hago como profesor y alumno. Es un ejemplo absurdo pero como persona sé si mi familia está de mal humor con skype y con mi pareja por un sms sé si el horno está para bollos (y no me hace falta estar presente y a veces es incluso mejor, cuando el horno no está para bollos claro). Eso no significa que no prefiera el contacto humano. Sólo que, gracias a Dios o la tecnología, tengo una posibilidad de subsanar la distancia (y me vale a nivel personal y educativo).

    Sobre los gestos…es un tema interesante de pragmática…pero es otro tema. Los gestos, la interpretación del que los recibe, la intención del que los realiza…es complejo. Pero ojo, que en una videoconferencia el lenguaje gestual no desaparece.

    En esto no estoy de acuerdo “Aunque a usted le valga igual la teleconferencia, no le pasa lo mismo al profesor, pues le niega la realimentación”. Pero creo que depende de las disciplinas y depende de la relación alumno-profesor. Si uno de los dos se desentiende, no habrá realimentación, ni en el aula ni en la red.

    Sobre la duda que me plantea…el profesor pudo transmitirle más? Eso, tristemente, me lo he preguntado más veces en mis relaciones personales que por conferencia en internet (además de que la respuesta es arbitraria). No es verdad que la relación personal, directa, aporte más (puede aportarlo, pero no siempre lo aporta, eso quiero decir, ojo, igual que lo opuesto, también la misma duda existe en el contacto virtual).

    En definitiva, creo que en una cosa estamos de acuerdo muy claramente. El estudio online es para un alumno maduro, que sabe lo que quiere y lo que busca. Por eso siempre lo he situado en grados de enseñanza superior.

    Por mi parte, le puedo decir, disfruto más a mi pareja en brazos, pero por teléfono sé cómo está. Y en educación prefiero no tener a mucha gente en brazos :)

    Es otro debate pero la comunicación ha cambiado (no hablo ahora de educación) y es algo que debemos asimiliar. SIn ir más lejos, las relaciones, de todo tipo, a distancia, antes y después de internet, son incomparables desde cualquier punto de vista (que un beso es mejor que un icono sí, un icono es mejor que nada, también).

    • Jesús San Martín
      9 abril 2011 at 10:29 #

      Estimado Sergio.

      No me he explicado bien. Quería decir que, a igualdad de condiciones, la presencia favorece la comunicación y la educación.

      Si hay truenos se oyen por teléfono, pero la lluvia no, y está indicando que viene la crecida. Si oyera los truenos en directo me sería más fácil reconducir los problemas con mis alumnos, o mi pareja, que por cualquier medio a distancia.

      Bueno, hemos encontrado acuerdo en el punto de aplicación de la herramienta, pero las gambas tendrán que esperar, no me dejan mandarlas por correo (por el ajo)

      Un saludo
      Jesús.

      P.S. Por cierto, ¿algo, o mucho, de su tesis versa sobre el tema tratado?
      Sí, la comunicación ha cambiado, con el objetivo de siempre: conseguir un beso, y por teléfono no valen.

      • sergio
        9 abril 2011 at 10:44 #

        Apreciado Jesús

        Confío en su palabra sobre las gambas y en que no se trata de una venganza :))))
        Entiendo la metáfora pero por mi parte no veo que la presencia favorezca la comunicación (me refiero a la presencia de hecho y no virtual, que es presencia al fin y al cabo). Creo, es una opinión, que es una idea preconcebida (no en vano, leemos libros sin esperar que la presencia del autor nos dé más información, la lectura es el origen de la eduación a distancia).

        En un mundo ideal todos estaríamos en el aula y el profesor sería/seríamos maravillosos y los alumnos tendrían/tendríamos una actitud ideal. Para mí, ahora se abren nuevas puertas para que podamos organizarnos en función de nuestras necesidades y prioridades (por ejemplo, yo que entiendo la clase presencial muchas veces como inútil, soy profe y alumno, opto por lo online, tampoco tengo más opciones no crea, pero el alumno que no piense como yo puede elegir otro camino. Me alegro que podamos elegir todos).

        Mi tesis, si le interesa, trata sobre la pragmalingüística, el “adecuado” uso de la lengua en función de los contextos, a partir de la película “El Desencanto”, de la familia Panero. Es una defensa de lo inadecuado como modo de expresión y, al ser el primer estudio que defiende la inadecuación, temo que mi nota sea inadecuada :)

        Una cosa más, la presencia favorece la comunicación, no en igualdad de condiciones, sino en dependencia de los que forman parte del diálogo. Hay alumnos que prefieren el trato online, hay alumnos que prefieren el trato directo. No siempre es un capricho, sino en función de una manera de trabajar, discutir, avanzar. Por eso yo veo oportunidades en una nueva enseñanza, siempre que no discrimine lo anterior. Yo por mi parte no creo que la presencia favorezca la educación (tampoco que sea contraria), pero aprendí más de Dostoievski o Cioran que de todos mis profesores juntos (y ojo, no les critico, lo injusto sería exigirles ese listón).

        Y sí, un beso por teléfono no es igual que uno en persona. Pero una bronca, según cómo, la prefiero por teléfono

      • Jesús San Martín
        9 abril 2011 at 11:14 #

        Estimado Sergio.

        De acuerdo en esa necesidad de variedad, discrepo en lo de la presencia, pero no es fundamental para el debate que nos atañe.

        Resumo lo que pienso son las concordancias, y matizaré sobre la enseñanza tratada en el artículo de Luzroja.

        1.- La herramienta es esencialmente útil para alumnos de nivel alto (por lo que difícilmente se podrá aplicar de la misma forma en el colegio y el instituto)

        2.-Hay materias no transmisibles por ese medio (lo que imposibilita que toda la formación se dé por la misma, y en particular la transmitida en el colegio y el instituto)

        3.-Mejor tener a la pareja en brazos, que la foto, y la foto mejor que nada. El ejemplo de hablar en frente de las gambas si se puede, o en su defecto por teléfono cuando no se puede, lo aclara perfectamente. (Los alumnos del colegio y del instituto tienen enseñanza obligatoria, por lo que no se encuentran en los casos particulares descritos de necesidad, y pueden disfrutar de las gambas.)

        Los matices no son para usted Sergio. Al tratarse de un foro abierto se podrían dar interpretaciones erróneas, y me he visto en la necesidad de ponerlos. Tales matices, lógicamente, no se refieren a la problemática tratada por usted, donde los ejemplos se adecuan a las necesidades satisfechas por la herramienta.

        Por mi parte, cierro este diálogo hasta que abramos uno nuevo.

        Un saludo, y las gambas han sido merecidamente ganadas.

        P.S. Me imagino que el uso de la lengua en el contexto tratado es de su interés. Si en algo puedo serle útil, para complementar la información que necesite en sus tesis sobre el uso de la lengua en el entorno científico, estaré encantado de ayudarle.

  19. Mari
    9 abril 2011 at 10:32 #

    Es una maravilla escuchar a personas que saben sacar provecho a todo. Es necesario utilizar adecuadamente las nuevas herramientas.

    Sergio, no se pueden decir las cosas con más sentido común, con más educación y sabiduría. Mil gracias, es un honor leerle.

    • sergio
      9 abril 2011 at 10:49 #

      No a mí, tanto yo como Don Jesús estamos bastante de acuerdo. Por mi parte debe ser el vodka matutino y socorrer a la anciana del piso de abajo que me inspiran

  20. Francisco Javier
    9 abril 2011 at 10:50 #

    Adrián Begoña: “Sin embargo, aquí en España el Gobierno no se ha adentrado en ese camino, pero ha anunciado que va a regalar un portátil a cada alumno de quinto de primaria. ¿Piensa que es una medida eficaz?”

    Inger Enkvist: “No. Esas son las ilusiones de la modernidad. En Suecia hay gente que piensa que la escuela anda mal porque no es suficientemente moderna, pero hemos tenido varias experiencias para fomentar el uso de la tecnología en la escuela, y no han mejorado los resultados, o han llegado incluso a empeorar. Y esto se explica porque la tecnología quita tiempo para lo que es esencial: el aprendizaje de conocimientos precisos y del lenguaje. Y además, esto es irónico, para aprovechar bien la informática, el joven debe dominar el lenguaje y debe tener un montón de conocimientos precisos sobre el mundo. Y es precisamente eso lo que queda relegado cuando hay un gran énfasis en la informática. Así que, la informática es un instrumento magnífico para los profesores y para las personas que ya han terminado la etapa de formación. Pero no hay que creer que una herramienta que es muy útil para una persona ya formada, lo va a ser también para una que está en proceso de formación. Cada cosa a su momento.”

    La entrevista (de la que procede la cita) fue realizada por Adrián Begoña el 19 de mayo de 2009 y está incluida en el libro “Acerca de la Educación en España”. ã Fundación Progreso y Democracia 2010.

    Un fragmento de dicha entrevista:

    http://www.upyd.es/contenidos/noticias/281/56476-Creo_que_hay_una_relacion_estrecha_entre_la_educacion_en_la_escuela_y_el_buen_funcionamiento_de_una_democracia

  21. sergio
    9 abril 2011 at 11:31 #

    Respuesta a don Jesús
    Estimado Sergio.

    1.- La herramienta es esencialmente útil para alumnos de nivel alto (por lo que difícilmente se podrá aplicar de la misma forma en el colegio y el instituto)
    TOTALMENTE DE ACUERDO (lo cual no significa que no sea aplicable, sólo que en un grado de incidencia muuuuucho menor)

    2.-Hay materias no transmisibles por ese medio (lo que imposibilita que toda la formación se dé por la misma, y en particular la transmitida en el colegio y el instituto)
    TOTALMENTE DE ACUERDO (nadie ha dicho que la enseñanza online elimine la anterior, y si alguien lo ha dicho yo lo desconozco)

    3.-Mejor tener a la pareja en brazos, que la foto, y la foto mejor que nada. El ejemplo de hablar en frente de las gambas si se puede, o en su defecto por teléfono cuando no se puede, lo aclara perfectamente. (Los alumnos del colegio y del instituto tienen enseñanza obligatoria, por lo que no se encuentran en los casos particulares descritos de necesidad, y pueden disfrutar de las gambas.)
    EFECTIVAMENTE usted habla de instituto y yo lo extiendo a educación superior, Son ámbitos diferentes, pero no olvidemos , uno va tras el otro (preparación)

    Los matices no son para usted Sergio
    Yo matizo y mucho. Matizo el tipo de alumnado, el tipo de profesorado, la madurez y objetivos de ambos (alumno y estudiante, en el matiz está el quid). Precisamente el matiz es lo que hace el tema discutible. No tiene nada de obvio.

    Por mi parte, cierro este diálogo hasta que abramos uno nuevo.
    Igualmente, un saludo y gracias por sus aportaciones y atención.

    Un saludo, y las gambas han sido merecidamente ganadas (Eso me lo apunto!!!) :)

  22. sergio
    9 abril 2011 at 11:46 #

    Por cierto el tema de votar las intervenciones me suena un poco a eurovision
    que más o menos votos /y yo por ahora sumo positivo/ me parece ridículo
    comentario al administrador

  23. Francisco Javier
    9 abril 2011 at 12:22 #

    La neura innovadora dominante , en la que que se nos quiere hacer ver como inevitable el paso a un novedoso modelo educativo centrado en las nuevas tecnologías digitales, tiende de modo irresponsable a concebir la sociedad como un campo de operaciones para experimentar ideas oscuras. Un caso claro de discurso futurista delirante lo tenemos en el artículo mencionado de Mikel Agirregabiria, causa justificada de la turbación que nos describe con ironía en sus comentarios Antes de las cenizas. Una vez más, pero ahora con mayor riesgo que nunca, se hace realidad esa idea perniciosa, de la que es tan amiga cierta pedagogía (la que manda), de que la experimentación en la educación es beneficiosa y hasta necesaria. El paso a un modelo de enseñanza digital entraña serios riesgos relativos en primer lugar a la salud mental y física del niño (y del joven.) ¿Sabemos como va a afectar la compañía -sostenida durante largos periodos de tiempo- del ordenador al desarrollo de su personalidad, a su modo de relacionarse? ¿Somos conscientes del estilo sedentario de acción que conlleva el enganche digital? ¿Tenemos estudios serios de cuáles son las posibilidades de casos de dependencia enfermiza que el ordenador provoca? ¿Qué nuevas modalidades de violencia se generaran y su impacto social? ¿Es de verdad importante que un niño esté delante de un ordenador y adquiera ya tan pronto “competencia digital”? ¿Va a mejorar su nivel de aprendizaje, su desarrollo cognitivo (en lengua, matemáticas, etc.) por emplear recursos digitales (caza de tesoros, webquests, jclics, hot potatoes, etc.)? ¿No estamos exagerando y mucho sobre las virtualidades del ordenador y confundiendo los medios con los fines? ……………………… Mientras todos estos interrogantes (y muchos más) no estén claros, yo rogaría a los expertos papanatas de la Escuela 2.0 seriedad y que dejen de experimentar ya de una vez con todos (lo cual es un crimen).

    • sergio
      9 abril 2011 at 12:37 #

      Hola Francsico Javier

      Tengo unas dudas sobre su discurso

      “La neura innovadora dominante , en la que que se nos quiere hacer ver como inevitable el paso a un novedoso modelo educativo centrado en las nuevas tecnologías digitales, tiende de modo irresponsable a concebir la sociedad como un campo de operaciones para experimentar ideas oscuras”
      Ideas oscuras??? a qué se refiere más allá de una metáfora vacía? (y no hablo de las tecnologías digitales, sino de su expresión)

      ” la experimentación en la educación es beneficiosa y hasta necesaria”.
      Confío que sí, si no experimentamos, no sé cómo aprenderemos.

      “El paso a un modelo de enseñanza digital entraña serios riesgos relativos en primer lugar a la salud mental y física del niño (y del joven.) ”
      El joven que usa más herramientas digitales que el profesor habitualmente? (porque siento decirlo el alumnado ultimamente usa mejor internet que el docente)
      Salud mental? me soprende…pero física??? defíname joven por favor? la espalda? los riñones?

      ¿Sabemos como va a afectar la compañía -sostenida durante largos periodos de tiempo- del ordenador al desarrollo de su personalidad, a su modo de relacionarse?
      – Si lo sabemos apliquémoslo, y si no lo sabemos investiguémoslo. Bienvenido al mundo digital (y no hablo de eduacación, hablo de negocios, dinero, puestos de trabajo, sin internet no se va a ninguna parte)

      ¿Somos conscientes del estilo sedentario de acción que conlleva el enganche digital?
      Leer tampoco es que sea poco sedentario (a no ser que lea andando, cosa curiosa)

      ¿Qué nuevas modalidades de violencia se generaran y su impacto social?
      1. Sedentario es tanto estar ante un ordenador como en un pupitre
      2. violencia a partir del ordenador…..y esa conclusión?

      Hay críticas que, sinceramente, no entiendo.

      • Francisco Javier
        9 abril 2011 at 19:59 #

        Con más claridad: lo que no puede ser , mejor dicho no debe ser, es que las políticas educativas se muevan en el terreno de la improvisación continua de acuerdo a los vaivenes políticos (intereses de clase política, rédito electoralista) y la arbitrariedad del último ingenio que se le ha ocurrido a un consejero de educación. Tal es el caso de la política educativa española, caracterizada por una inestabilidad patológica, que se traduce en una elefantiasis burocrática monstruosa (de leyes) con efecto pernicioso -algo reconocido por la sociedad y hasta por los propios políticos que padecemos. Y lo que no debe ser es que los “científicos” de la educación participen de forma activa y a mi juicio nada crítica con el poder, animando la situación con sus proyectos visionarios de futuro , proyectos cuya bondad es cualquier cosa menos evidente (ya conocemos de sobra lo que son sus ocurrencias.)

        Me he referido a los niños (los pequeños) porque me parecen los más delicados y vulnerables.
        Ya en los años 50 la eminente politóloga Hannah Arendt, en un artículo titulado “Crisis en la educación”, nos avisó -y no la hicieron ni caso- de los efectos negativos en la salud mental de los nuevos modelos modernistas, que se estaban desarrollando en la sociedad de los EEUU. Cosa distinta es el mundo de los adultos y la Universidad. Yo lo único que digo, y lo dejo a la reflexión de personas más expertas, es que debemos tener en cuenta los problemas que menciono y que hay que tener mucho cuidado con eso de experimentar con la educación. Si yo envío a mis hijos a la escuela quiero tener claro qué programa de estudios van a tener, qué van a aprender y cómo van a hacerlo y si se quieren hacer nuevas experiencia se me debe informar muy claramente para que yo pueda elegir. Coincido con la experta en educación Inger Enkvist cuando afirma: “Lo que creo que hay que volver a hacer, tanto en España como en otros países, es precisar claramente lo que debe aprender un alumno cada año…”

        Por lo demás, no tengo nada en contra con probar cosas nuevas, mejorar nuestra experiencia, estar abierto a nuevos enfoques, etc., dentro de un orden racional y siempre que ello no signifique un perjuicio para el alumno.

        Sergio, tienes que tener en cuenta que estamos en España, que nuestras experiencias son muy distintas (probablemente en dónde tú vives las cosas son muy distintas, como diferente será tu alumnado.)… Lo dicho: yo sólo planteo algunos interrogantes.

        Un saludo, amigos.

    • Jesús San Martín
      9 abril 2011 at 14:50 #

      Francisco Javier me ha encantado tu post. Has destacado variables infinitamente más importantes que las que yo había indicado, pues si yo me refería al ámbito de aplicación en la enseñanza, tú hablas de la persona y de la vida. La pérdida de socialización, como bien indicas, que se puede producir por la falta de contacto humano entre los estudiantes es espeluznante. Por la red no nos contaríamos esos secretos que nos inician en la vida, y nos decimos a hurtadillas; por la red no nos sonrojaremos frente a la sonrisa del primer amor, ni tiraremos de la coleta a la chica de nuestros sueños.

      Creo que tu mensaje se ha descontextualizado al menos en dos puntos.

      Uno.- Es cierto que la educación virtual generará pasividad, tanto de forma directa como indirecta. La primera porque no se jugará en el recreo y la segunda porque no se hará el grupillo para jugar al fútbol por la tarde.

      Dos.-Tú no has negado la necesidad del experimento en el laboratorio, basta leer tus intervenciones en otros artículos para ver su abierta defensa. Tú te has opuesto al experimento social, al experimento macabro y recurrente (sabiamente designado como idea oscura) que tristemente conocemos: fascismo, comunismo, sectas, y a ellas te referías con tu metáfora: “la neura innovadora dominante”.

      Raus, siempre encontraremos al que diga que hemos renegado de nuestras ideas por matizar, por intentar sumar esfuerzos en el frente común, y siempre acabará en el mismo sitio.

      Un fuerte abrazo a los dos.

  24. 9 abril 2011 at 13:06 #

    [DUPLICO COMO ÚNICA RESPUESTA EL COMENTARIO que ya incluí en el post original. No entraré en debate con gente anónima, agresiva y que funciona por prejuicios. Ni soy político (siempre he estado en la oposición de quienes han gobernado la educación vasca, con muy poco acierto, y mi tarea es la de un funcionario más (siempre por oposición, en la Universidad y en la administración vasca. Lamento él coro de descalificación y, por el contrario, les invito a participar en análisis colectivos del tipo de Purpos/ed[ES] http://blog.agirregabiria.net/search/label/PurposedES de los que muchos formamos parte. Mi posición educativa, siempre cuestionable, se puede valorar en mis 2.000 entradas sobre esta materia http://blog.agirregabiria.net/search/label/PurposedES

    Saludos cordiales a la gente de buena fe. Nos encontraremos en mejores foros.]

    Estimados colegas, autor y comentaristas de este blog:

    Siempre es agradable comprobar que las opiniones que vertimos en nuestros blogs (el mío firmado y con todos los detalles fuera del anonimato, http://blog.agirregabiria.net/ , son objeto de análisis y atención… en la blogosfera.

    Ante todo, el post original está en http://blog.agirregabiria.net/2011/03/la-educacion-20-que-nos-conviene.html y una versión hablada de una conferencia en La Rioja de este pasado fin de semana (polémica seguramente) puede verse en este link http://educarioja.e2channel.tv/index.php/4/conferencia-un-nuevo-paradigma-redes-sociales-y-aprendizaje

    En primer lugar, agradezco la noticia -que desconocía- de la publicación en Magisterio de mi post, http://blog.agirregabiria.net/2011/03/la-educacion-20-que-nos-conviene.html , uno más de los dos mil sobre educación que reúne el blog. No es la primera vez que Magisterio (una publicación con grandes artículos) me entrevista o recoge mis opiniones, pero no suelo saberlo hasta que amistades en las redes sociales me avisan.

    No voy a responder, sino que me sigo admirando, a los comentaristas anónimos. Podría hacerlo con similar ironía, y hasta sarcasmo, si se tratasen de políticos (de quienes tengo acumuladas miles de historias de haber ejercido docencia durante 36 años desde la Universidad hasta la actualidad siempre sin la menor simpatía política -de ellos hacia mí- de quienes han gobernado la educación vasca en las últimas décadas). Nunca he ejercido cargos políticos, ni responsabilidades políticas (ver BOE o BOPV donde sólo aparecen mis nombramientos como funcionario de carrera, como profesor universitario dependiente del MEC o funcionario del cuerpo general de la administración vasca, siempre por oposición libre y competida). Mi currículum profesional y académico están publicados en Internet, de modo muy manifiesto.

    Sí deseo debatir con el autor, en sus diez puntos, con el ánimo de no generarle mayores displicencias, sino de compartir acuerdos… más allá del gracejo que no resulta insultante por aquello de que no insulta quien quiere…

    1. Si la objeción es sobre el opinable uso de una preposición, en artículos extensos que se publica a razón de uno por día, preferimos proseguir por irrelevante.

    2. Los teléfonos inteligentes están ya en manos discentes y seguir prohibiéndolos en las aulas no parece una estrategia sostenible a medio plazo. ¿O sí? ¿Has visto los anuncios que ponen en tela de juicio todos nuestros sistemas de evaluación sin Internet?

    3. Y, cómo no, las siglas y el inglés, para dar empaque… Existen más idiomas que el castellano y abundan los conceptos (también en educación) como Personal Learning Environment (PLE). Se recomienda buscar en Internet… Y los neologismos con Reducación se pueden sugerir sin pedir permiso a todos los bloggers ;-)

    4. Infórmate, te lo sugiero, con mayor rigor de la validez de Wikipedia (reconocida hasta por la diplomacia internacional)… y de la revisión del Rincón del Vago como un trabajo cooperativo realizado por alumnado, con un importante valor en un mundo de múltiples fuentes de información (ya no vale la Enciclopedia…) . Te lo recomienda… el Mikel este (como despectivamente apuntas).

    5. Nuevamente algunos queremos insistir en la aparición de “condiscípulos virtuales”, y prefiero no burlarme (como literalmente dices) del concepto ‘alumnado remoto’…

    6. Muchos creemos en una Escuela (nueva y eterna, sin necesidad del 2.0) con mayor responsabilidad en determinadas labores del alumnado. Lo de “este Mikel es capaz de nombrar Jefe de Estudios a un alumno, para motivarlo” lo dices tú, y no se desprende del escrito.

    7. Dices ==El profesorado sigue siendo la clave educativa para lograr la transición hacia una Educación 2.0. Su auctoritas, más que en la potestas jerárquica, debe basarse en una identidad personal y digital que sea reconocida por la comunidad escolar. [...] la jerarquía ha de respaldarse en la “redarquía” (netarchy) derivada de la reputación en la red. Yo tengo 110 amigos en Facebook, ¿me dará puntos para los sexenios?== Sólo indicarte que tu calidad docente depende de tu calidad humana, que obviamente no se mide por Facebook, pero sí existen métricas sociales que otorgan reputación profesional en muchas actividades… y que -aventuramos- pesarán en educación. ¡Ah, busca más amistades en FB ;-) !

    8. No necesitas releer 1984, porque vives en ese escenario, si aún crees en el aula cerrada donde el docente actúa como dueño y señor. La transparencia que preconizamos es lo contrario de 1984 y del poder omnímodo del profesorado.

    9. El propósito de la Educación es aprender a vivir… y se extiende a lo largo de “toda la vida… viva”. Se explica en el contexto de “despierta, creciente, soñadora”,… Los calendarios y horarios escolares se ampliarán significativamente… se sobreentiende (por si es preciso apuntarlo) en el sentido de revalorizar la educación informal, causa de adquisición de la mayor parte de las competencias personales que perseguimos…

    10. Sí, reafirmamos que podemos aprender de todos, y mucho, incluso de este post. Y también, “este tío” que lo soy (además de esposo, padre y abuelo…) espera poder seguir en esta conversación con ánimo “políRico”, otro neologismo que puedes buscar en la red.

    ¡Gracias por la cita, saludos a quienes lean todo esto y disculpas por la extensión del comentario, que prometo no perpetrar más!

    • Carmen
      21 mayo 2011 at 16:32 #

      Euskadi es muy pequeña, yo soy profesora desde hace 22 años y le juró que jamás había oído mencionar su nombre, hasta, casualidades de la vida, poco antes de que se publicara su artículo en la prensa.Hay un enlace a su blog en un blog anónimo, polémico y muy conocido (al menos en mi pueblo), que apoya abiertamente al PNV. ¿Lo sabía usted? Lo digo por sus comentarios acerca de la poca simpatía de los políticos hacia usted, etc… Tras leer su artículo sentí curiosidad y accedí a su blog donde aparece detalladísimamente toda su trayectoria. El título, encabezamiento o lo que sea me pareció de lo más peculiar: ÍNDICE Y TRAYECTORIA DEL TESTIGO DE LA EDUCACIÓN VASCA. UNA TRAYECTORIA DISCENTE Y DOCENTE DE MEDIO SIGLO DE UN INDIVIDUO CONCRETO SUPONE UNA PERSPECTIVA PANORÁMICA VARIADA Y TESTIMONIAL DE LA QUE SE PUEDEN EXTRAER CONCLUSIONES ACTUALES. ???
      En fín, lo que me llamó la atención es que según usted mismo detalla, su experiencia docente se limita a un período de 10 años (1975-85), ya que desde entonces está en excedencia. ¿A qué se refiere usted cuando dice en su respuesta “…haber ejercido docencia durante 36 años desde la Universidad hasta la actualidad…”?
      Por otro lado, también comencé a ver el vídeo de su conferencia en la Rioja. Aguanté como pude unos 20 minutos, pero era tan insufrible que lo dejé para mejor ocasión. ¡Cómo se puede hablar tanto sin decir absolutamente nada!

      • Carmen
        21 mayo 2011 at 16:38 #

        Perdón, al “juró” le sobra el acento.

      • 21 mayo 2011 at 17:59 #

        Amiga Carmen:
        Muy de agradecer su intervención. A mí este Agirregabiria me pareció el charlatán huero, adormilante, pesetero y falto de escrúpulos (la pela es la pela) que todos hemos podido ver. También me quedó claro que no tiene NI PASTELERA IDEA de educación, pero pontifica por esos crematísiticos intereses ya mencionados. Eso sí, como buen vendedor, ha sabido esconder su falta de competencia tras un currículum abrumador que exhibe con habilidad. Muchos podrían quedar impresionados ante la catarata de titulos, cargos y verborrea con que nos abruma en su blog y en el comentario al que usted responde, sin reparar en aquello de mucho ruido y pocas nueces. Por eso, son muy enjudiosas sus puntualizaciones acerca de lo desconocido que es tan pomposo personaje en Euskadi y de que, con diez años de experiencia docente, no se pueden aducir treinta y seis de ejercicio.

      • 22 mayo 2011 at 21:42 #

        Carmen, tienes razón. El vídeo es un tostón deleznable plagado de tópicos manidos y falaces. Es curioso que evite la palabra “profesor” y utilice la de “educador”. Justo un banderín de enganche.
        Un cordial saludo.

  25. 9 abril 2011 at 13:34 #

    ¿Quo vadis?
    Bueno, ya nos vamos cayendo del caballo. Durante meses nos hemos dedicado a rajar de la Pedgogía (ya saben, “pedabobos”, “psicogogos” y otras muestras de incipiente creatividad). El punto culminate llegó con aquello de “la pedagogía es una puta mierda”. Desde tan sugerente cima todo ha sido una caída en picado: donde dije digo, digo “una determinada pedagogía”, donde dije “puta mierda” digo ´algunos pedagogos que nos quieren llevar al apocalipsis´. Nunca es tarde.
    Ahora le toca a las TIC.
    “Las TIC, en mi opinión, no son sino la coartada que utilizan nuestros políticos para aplazar la toma de conciencia del fracaso.”
    Quiero insistir en que el problema no es el recurso, sino el uso que de él hagamos. La televisión es un buen o mal recurso dependiendo para qué la utilicemos. Ahora, lógicamente, se habla más de Internet, pero la reflexión es la misma. Si yo inculco en mis alumnos el buen uso de la red, ellos sabrán cuándo y cómo utilizar cada una de las posibilidades que les ofrece y cuáles no deben usar jamás. Claro, si un niño va a una biblioteca a arrancar las páginas de los libros, o en casa los utiliza para calzar el DVD, posiblemente no sea lo más correcto. Por eso me parece adecuado el último punto propuesto por el Parlamento Navarro: “Utilizar eficientemente los muchos medios técnicos disponibles”.
    Existe una opinión, a mi entender disparatada de que “el empleo de las TIC´s puede ser antieducativo”. Supongo que quienes eso defienden, es una intuición, tampoco han querido saber nada de la prensa en la escuela, o la TV y otros recursos. Las TIC´s como recurso, en el s.XXI, desde mi punto de vista son indispensables. Entre esta opinión y la anterior hay, evidentemente un abismo. Ese abismo abarca, por tanto, dos modelos de escuela: el que quiere mantener la escuela en lo que ha sido durante siglos y el que pretende que la escuela no se encuentre desfasada respecto de los distintos avances, en este caso, tecnológicos.
    Entiendo que no solo ha de enseñarse informática, sino que yo, como profesor, tengo que ser capaz de manejar estos recursos con sultura. Y no porque me obliguen, sino porque son un excelente complemento a mi labor docente.
    Como he dicho en otro momento, las TIC´s no van a resolver los problemas del mundo mundial, pero si nos aportan una valiosa ayuda.
    La escuela no es, no debe ser ajena, a lo que ocurre fuera de ella.
    Por solo poner un ejemplo de por qué los docentes debemos conocer las TIC´s. Bastaría con retomar una clase de arte de hace 20 años y compararla con una actual en la que se empleen las TIC´s. Cualquiera que haya asistido a las dos no necesitará más argumentos. ¿Qué profesor que conozca los recursos de la pizarra digital es capaz de decir que eso es “antieducativo”? ¿Quién que haya participado en un foro sobre la poesía de Machado, que haya visto películas creadas a propósito sobre su periplo en Soria o en Baeza, que haya escuchado a Serrat sobre un vídeo con imágenes seleccionadas para tal o cual poema me va a decir a mí que eso es “antieducativo”?
    ¿Quién que haya visto cómo se trabaja desde Ed. Infantil el reconocimiento de formas, la caligrafía, la orientación espacial…, me dice que es “antieducativo”? ¿`Quíén que haya visto en programas creados para ello, cómo se construían las catedrales, me va a decir que eso es “antieducativo”?

    Me temo que habrá de pasar un tiempo hasta que conozcamos el grado de importancia de las TIC´s en educación. No más, en cualquier caso, que lo que tardamos en su día en darnos cuenta de los perjuicios de la Enciclopedia Álvarez o la “letra con sangre entra”. Pronto tendremos resultados, y no serán los que nos cuenten los políticos pues cada uno, como dije, hará las cuentas según sus intereses, como hacen con el resto de asuntos. La educación para el político es solamente un banco de votos antes de las elecciones. Luego, ya lo hemos visto, apenas existe. Y como no hay resultados empíricos, de momento, cada uno opinará lo que estime conveniente.
    Claro que, quienes hablan de “clase tradicional” no sé a qué se refieren. ¿A no utilizar todos los recursos que tenemos a disposición? Entonces no me gusta la clase tradicional.

    • carmen
      10 abril 2011 at 10:46 #

      “Si yo inculco en mis alumnos el buen uso de la red, ellos sabrán cuándo y cómo utilizar cada una de las posibilidades que les ofrece y cuáles no deben usar jamás.” ¿A sí? ¿Y cómo lo haces? Mi experiencia desde luego no es esa. En niveles de hasta 5º de Primaria, vale, pero de ahí en adelante, y sobre todo en 1º o 2º de Secundaria, no hay forma humana de controlar qué es lo que hacen los alumnos. Y hacen muchas cosas: en cuanto te pongas a resolver alguna duda con algún alumno, ya tienes a alguien conectado al tuenti o al messenger, algún otro viendo partidos de fútbol o basket, o películas, o lo que sea… Todo muy educativo.

      • 10 abril 2011 at 15:34 #

        Más abajo ya he apuntado que el problema no es de los recursos, sino del uso que hagamos de ellos. ¿Cómo lo hacemos?
        Me resulta curioso que se hagan este tipo de preguntas: “¿Cómo haces que los alumnos no se conecten al Twenti?”, “¿Cómo haces para que los alumnos no hablen durante la clase?”, “¿Cómo haces para que los alumnos te respeten?”
        En primer lugar, esto sería como preguntarle a un albáñil cómo hace un muro o una escalera, o a un pastelero cómo hace la crema. Es decir, si me hago esas preguntas es que algo falla en mi formación o en mi dedicación. Algo estoy haciendo mal.
        Y, por otra parte, se ha preguntado cómo hacen algunos padres para que sus hijos sean educados, sepan utilizar los cuchillos para cortar el pan y no para cortarse el flequillo, cojan agua del grifo sin inundar la casa…
        Pues eso, todos los profesores hemos conseguido que los niños no salgan al recreo por la ventana, discutan entre ellos sin que haya heridos (las más de la veces), escriban en el cuaderno y no en las paredes…Lo otro, un pasito más. Y si alguno se empeña en salir del cole por la ventana, habrá que empezar por tenerla cerrada, hasta que aprenda. ¿No?

      • Ania
        10 abril 2011 at 19:18 #

        Lo podrías hacer , CARMEN, si el ambiente disciplinario acompañara y se tomaran las medidas para que las normas fueran algo más que papel mojado.

        Pero si lo que viene ocurriendo en la Secundaria es algo como lo que describe un compañero profesor de un instituto de Andalucía:

        Re: LA ANTÍTESIS DE ANDALUCÍA->POLÍTICA EDUCATIVA DE MADRID
        « Respuesta #1 en: 06 de Abril de 2011, 23:10:24 »

        “Con director, programa y profesores especiales, adecuados a su nivel académico”. me gustaría pensar, a mí que me gusta enseñar, si yo pudiera haber sido uno de esos profesores “especiales” si mi carrera hubiera sido la de docente, docente de verdad. Ahora, tras veinte años, sé que no podría optar a ello. No he aprendido nada, sólo a realizar un extraordinario control de nervios en situaciones absurdas y desesperantes; a decir “cállate, siéntate” doscientas veces al día durante veinte años; a ver cómo nadie aprende nada, ni quiere, ni puede; he aprendido, sobre todo, el magnífico, pero estúpido, arte de perder el tiempo en claustros donde parecíamos una panda de retrasados mentales ociosos: en vez de estar jugando con nuestros hijos, paseando por el campo, leyendo a Dumas o formándonos y perfeccionándonos estábamos hablando de cómo aplicar las competencias básicas en gimnasia, toda la tarde; o refiriéndonos por enèsima vez a la conveniencia de que los alumnos no salgan al pasillo, (cosa que ellos van a seguir haciendo indiferentes a nuestras torpes, pesadas e innecesarias resoluciones). No, yo no podría dar clase a un aula de alumnos excelentes, porque sabrían más que yo, me pondrìan en aprietos, dirían: “de dónde sale éste”. Ni siquiera sabría qué decirles cuando se callaran y se dispusieran a algo antaño tan hermoso como es aprender. ¿Qué haría cuando esos treinta minutos de clase perdida entre gritos y estupideces de niñatos a los que nadie puede frenar estuvieran en silencio los “excelentes”? Que me perdone Ángel Gabilondo, que habla de segregación a propósito de este asunto. Quien pueda, que aprenda, y que aprenda mucho, que lea mucho, que no sacie nunca su curiosidad. La segregación quizá se refiera a mi persona: salí bien formado, intelectualmente potente de las oposiciones hace ya tantos años. A día de hoy, mi embrutecimiento en el oficio es notorio, porque nadie me exige. Lo más difícil que tengo que hacer son las programaciones de ciencia ficción, los estadillos del pedagogo de turno, el copia-pega rutinario. Nada de la auténtica verdad a que debe aspirar un profesor. “Segregación”. Ministro tenía que ser”

        ASÍ NO HAY MANERA.

  26. Raus
    9 abril 2011 at 14:22 #

    Estimado Sergio, disculpe que no pudiera seguir ayer la conversación sobre la pedagogía. Muchas cosas quedan en el tintero. Yo también creo que estamos bastante de acuerdo, aunque, como ve, hay compañeros que discrepan. Bien, esto es inevitable. Sobre esta cuestión del uso de las tecnologías digitales, he de decirle que me alegra mucho contar con ellas; pues, sin ellas, esta misma conversación no sería posible (aunque, eso sí, quizá otras, cara a cara, sí lo fueran, pero con otras personas). En todo caso, bienvenidas sean, como es lógico. Y también al mundo de la educación. Ahora bien, no haga usted mucho caso de aquellas personas que se pasan por aquí sin otro ánimo que el de acusarnos de rancios, fascistas y de que estamos cerrados a las posibilidades educativas que nos ofrece la tecnología digital en el aula. No es cierto que estemos cerrados a ellas. Al contrario: son quienes así nos critican los que se cierran a otros medios de impartir clase simplemente porque son, digamos, tradicionales. En concreto, deploran la clase magistral, a la que califican de aburrida y la ven como un sermón (palabras textuales). Son, por tanto, ellos quienes le cierran la puerta a parte del arsenal de medios de enseñanza, no nosotros. Y, ya ve, la clase magistral no necesita de más credenciales. Gracias a ella, muchas son las generaciones de alumnos que han adquirido los sólidos conocimientos necesarios para hacer posible la cultura actual, con todos los adelantes científicos, técnicos y éticos de que disfrutamos. Es la pedagogía dominante, extremadamente estulta a mi juicio, la que niega la evidencia y se cierra en banda: simple y maquinalmente, deplora todo lo que pueda considerarse tradicional en la enseñanza. Y defiende como panacea el uso masivo de las nuevas tecnologías digitales en clase, en detrimento tanto de la clase magistral (como si ésta hubiera dejado de ser eficaz por el mero hecho de vivir “otros tiempos”), como de la misma presencia del maestro como transmisor de conocimientos. Esa pedagogía, de hecho, por ser constructivista, afirma que el niño, en cuanto “aprenda a aprender”, no necesitará apenas del profesor. Al mismo tiempo, el alumno no necesitará de éste ni de la memoria, pues, según nos dicen estos pseudopedagogos, “todo está en la red”, y sólo hace falta que el alumno sepa buscar la información pertinente.
    Por tanto, una pedagogía que reniega de la clase magistral (insisto, de probada eficacia pedagógica), de la memoria y del maestro, y que, por el contrario, confía tontamente en la autonomía cognitiva del alumno hasta límites absurdos, es una pedagogía que a mí me parece muy peligrosa. No crea que exagero. Puede consultar los trabajos de Inger Enkvist al respecto: esta señora explica el fracaso del uso de las tecnologías digitales en el aula bajo una ramplona concepción contructivista; y del éxito del empleo de métodos tradicionales de toda la vida. Puedo pasarle el enlace si le interesa. De modo que el problema, a mi juicio, no estriba en si se debe hacer uso o no de esas tecnologías en clase (o en casa), sino de bajo qué concepción pedagógica se haga. Cuando la concepción es constructivista, fracasa. Diría yo que las prevenciones de F. Javier van por estos derroteros. En fin, de momento no puedo seguir.
    Un placer, en todo caso, contar con sus reflexiones. Saludos.

    • sergio
      9 abril 2011 at 17:52 #

      De acuerdo con usted, como parece que siempre estamos.
      Evidentemente optar por un recurso no significa renunciar a los demás (cosa que a veces algunos no parecen entender). Más recursos, más opciones.
      Yo personalmente no reniego de la clase magistral, pero sí pienso que muchas veces lo que he visto en la clase magistral lo encuentro en internet, más y mejor, pero obviamente no le hablo de una clase cuando tenía 14 años, sino cuanto tenía 27.
      Que también hay que enseñar a buscar en internet (lo cual por cierto en los tiempos que corren es algo bastante útil, porque no saber discriminar la información hoy en día es duro).
      Un saludo
      Seguiría pero la fisiología me reclama comer.

  27. 9 abril 2011 at 19:20 #

    Parece que vamos llegando a acuerdos, y lo celebro inmensamente. Quizás sea ese el punto medio, donde se encuentra la virtud, el no rechazar ningún recurso, el valorar lo bueno de los modelos tradicionales y estar al día en lo que los nuevos siglos nos demandan. Ni se puede prescindir de las clases magistrales, según, cómo y cuándo; ni se puede rechazar de plano la Pedagogía, ni se puede criminalizar a las TIC.
    Los recursos son eso, medios a nuestra disposición y no objetos dogmáticos que nos obliguen a la sumisión. Tardó en entrar la prensa en el aula; recuerden cómo se criticaba a los primeros atrevidos en ir al colegio con un periódico bajo el brazo (¡no te digo nada si era El País!); y ahora es inconcebible no trabajar con este recurso, tan reciclable que puedes utilizarlo en clase de lengua y, después de otras muchas materias, acabar en el aula de música crearndo nuevos sonidos, con las palabras primero y con el papel después.
    Igualmente, resultaba impactante, ya menos, aparecer en el centro con el ordenador bajo el brazo. Los compañeros te miraban raro; hasta que un buen día, alguno más atrevido se asomó a la pantalla y entendió por qué no utilizabas el libro de texto, la facilidad para tener datos precisos de la evolución y necesidades del alumnado, la compilación de recursos para su uso inmediato,…y además ahorrando papel y evitando peso innecesario.
    La pizarra digital se acabará imponiendo, algunos avances mediante, a la tiza. Y eso, nos guste o no, es inevitable y no ha de ser traumático para nadie. El libro de texto tiene sus días contados, las propias editoriales ya nos ofrecen la versión digital, que algunos ya habíamos creado de modo artesanal.
    ¿Y esto es bueno o malo? Todo dependerá de en qué manos y en qué cabecitas caigan, como la prensa hace dos décadas o el proyector de diapositivas hace cuatro, o el ábaco o el pergamino.
    Los educación no pertenece al pasado, sino que se debe al futuro; por eso no es menester que permanezca anclada en fórmulas que hace siglos fueron magistrales pero hoy han quedado obsoletas. Y eso mismo ocurre con los recursos. Y ambos van de la mano; tenemos que procurar una educación de acuerdo a las necesidades de hoy, no a las de la edad media, y disponer de unos recursos adecuados a esa demanda de futuro, no a lo que en el pasado “funcionó”.
    Porque es verdad que “cualquiera tiempo pasado fue mejor”, pero no por bueno, sino por pasado. Y la educación debe mirar al pasado lo justo…y necesario.

  28. sergio
    9 abril 2011 at 19:46 #

    Quería aclarar que entre la enseñanza online y muchas aplicaciones de las TIC hay un mundo de diferencia.

    Yo veo útil un campus virtual, con foros, con enlaces a actividades, con chat, cafetería, mails para dudas, etc…
    Del mismo modo muchas de las actividades que me han intentando “colar” dentro de las TIC me han parecido una soberana memez.

    Pero eso también me ha pasado con libros de texto y tarifas de las compañías telefónicas.

    PD: Personalmente para la secundaria veo el campo de las TIC necesario, pero no como campus virtual, sino como material de apoyo. Creo que la necesidad del docente que tiene el alumno varía con el tiempo y en la secundaria el contacto directo es básico, desde mi punto de vista.

    • sergio
      9 abril 2011 at 20:15 #

      Apreciado Francisco Javier
      le comento aquí, por no poder hacerlo más arriba, que estoy totalmente de acuerdo en las aclaraciones que ha hecho y ahora sí lo he entendido mejor.
      Nada que añadir…salvo que los visionarios obviamente tienden a ser peligrosos.
      Un saludo y gracias por la aclaración

      • Raus
        9 abril 2011 at 21:06 #

        En efecto, excelente y aclarador el comentario de nuestro amigo F. Javier, un chavalote con más lucidez mientras duerme que otros con los ojos de par en par. A la experimentación no hay que tenerle ningún miedo. A lo que hay que temer es al experimentalismo, que, tanto en el ámbito del arte como en el de la ciencia, viene a ser una impostura (el experimentalismo como consecuencia del cientifismo). Ni en arte ha dado buenos resultados. Y no lo digo yo: contra el experimentalismo en el arte ya se pronunció Picasso allá, nada menos, que en 1923. La veneración de los tiempos corrientes por lo nuevo y el rechazo prejuiciado de lo viejo o lo tradicional también ha asolado el mundo de la enseñanza.
        Saludos.

      • Francisco Javier
        10 abril 2011 at 20:08 #

        Sergio, me ha encantado el tema de tu tesis y la película que has escogido, que para mi es una verdadera joya. Recuerdo por cierto una intervención de Leopoldo María Panero hace bastantes años en un programa ¡en directo! (a quién se le ocurriría llevarlo a un programa en directo) ¡sobre la familia! Fue uno de los momentos más gloriosos y auténticos nunca vistos en televisión. Ver a Panero diciendo barbaridades, desvariando, pidiendo ir a mear, ¡con los defensores de la familia indignadísimos y furiosos!, fue para mí un verdadero placer.

        Y a propósito de los recursos para idiomas, una de las cosas que más me han interesado, aparte de todas las posibilidades que mencionas (simplemente encontrar personas con las que comunicarse ya es un recurso ideal para la práctica del idioma, …etc,. etc.), son las páginas de fonética. En ellas se da uno cuenta (a través de los vídeos de posición de los órganos de fonación, los movimientos de la boca, el sonido,…) perfectamente de lo deficiente que es con frecuencia nuestra pronunciación.

        Buenas noches tengan Ustedes.

      • Jesús San Martín
        10 abril 2011 at 20:31 #

        Estimado Sergio, a la vista del comentario de Francisco Javier, habrá llegado a la conclusión de que las opiniones de algunas personas en este foro hay que leerlas siempre, y Francisco Javier es una de ellas. Ya ha estado debatiendo con Antonio y con Raus, tampoco hay que perdérselos. Ya irá conociendo a más.

        Por cierto, no he preparado gambas, pero sí he frito unos calamares para chuparse los dedos, “esto lo digo para darle cochina envidia”, porque si no me equivoco, está usted en Austria y allí es difíicil comerlos.

        Un saludo.

  29. Jesús San Martín
    9 abril 2011 at 20:08 #

    Problemática similar desde el punto de vista político, y con similares conclusiones.

    http://www.elpais.com/articulo/opinion/Internet/rebelion/cuerpos/elpepiopi/20110409elpepiopi_11/Tes

  30. Mari
    9 abril 2011 at 22:23 #

    Pues claro que un

  31. 9 abril 2011 at 23:51 #

    Bueno, Felipe, después de ver el artículo completo y el currículum de su autor, lo que concluyo es que aquí tenemos a otro igual que el señor Punset, es decir, uno que se sube a la montaña y empieza a predicar vistosas sandeces futuristas sobre cosas de las que no sabe nada (¿cuántas clases ha dado este caballero en primaria o secundaria, sobre las que tanto disparata?), pero, eso sí, con la sana intención de arrimar el ascua a sus intereses personales, que parecen muy ligados al mundo de la informática. Como de la escuela puede hablar cualquiera y entiende todo el mundo, estos arbitristas abundan: aún no hace ni una semana, pudimos ver en los telediarios un reportaje que se lamentaba acerca del escaso uso de los juguetes que se hace en la educación española; por lo visto serían superbenéficos hasta en los cursillos de doctorado. ¿Y quién hacía estas interesantes revelaciones en pro de la innovación lúdica? Los fabricantes de juguetes, mira tú. Y los medios de comunicación, aireándolo como si fuera otra cosa que autopublicidad. ¡Dios nos guarde de tanto iluminado y tanto jeta como nos acecha!

  32. Mari
    10 abril 2011 at 0:11 #

    Lo de antes fue un error.

  33. Mari
    10 abril 2011 at 0:12 #

    A los que tenemos cierta edad nos ha costado aceptar y entender eso de las TIC aplicadas al aula, no obstante, con esfuerzo e interés no pocos hemos ido aceptando este nuevo mundo desconocido hasta hace poco para nosotros.
    En educación de adultos existe enseñanza presencial, semipresencial, a distancia online, etc. Sé, porque hablo con los alumnos de ello, que las personas que se matriculan en nuestro Centro en Secundaria prefieren hacerlo en enseñanza presencial y ello es debido principalmente a que casi nunca aprendieron contenidos académicos de forma autónoma. Los alumnos, que se matriculan en Secundaria en los centros de adultos, son en mayoría jóvenes que han fracasado en la ESO – de edades comprendidas entre 16 y 22 años, casi todos estos alumnos tienen cuenta en facebook o similar, además de correo electrónico. Muchos conocen las entrañas de la computadora y más cosas.
    Los métodos que utilizo a la hora de impartir mis clases son variopintos, como ya he dicho en varias ocasiones, mezclo el constructivista con la clase magistral, por ejemplo, eso sí, procuro no olvidar que el alumno, en mayor o menor medida, debe ser el protagonista de su propio aprendizaje, ya que esto también depende de muchas cosas. No desecho nada y es la propia experiencia y la de otros, pedagogos de relieve (gracias a internet en muchos casos), compañeros, las que me llevan a cambiar la acción cuando considero que no voy por el camino indicado; cada alumno es un mundo y cada curso un grupo que nada tiene que ver con otro. Lo que es válido para unos no lo es para otros.
    En cuanto a la TIC, decir que me encantaría que cada uno de mis alumnos contara con un pequeño portátil o un iPad, los considero unas herramientas extraordinarias y que ahorran mucho tiempo. Sólo como diccionario de castellano, inglés, enciclopedias, atlas, calculadora, para estudiar obras de arte, web educativas, prensa… No sé hasta dónde llegará todo esto, pero espero que, por muy lejos que vaya, seamos capaces de conciliar el calor del aula, las interacciones, la socialización, con el aprendizaje interesantísimo pero frío de las nuevas tecnologías de la información y comunicación (frío en el sentido de… si los que aquí escriben se conocieran en persona y tuvieran que convivir en un grupo clase, seguramente las cosas serían muy diferentes, aquí se habla de educación, ideología y poco más, pero el contacto entre las personas abren otras puertas, la imagen en movimiento, los gestos, las costumbres… afectos diferentes).

    • 10 abril 2011 at 11:09 #

      Mari, si yo fuese un alumno y tuviese un iPad o un portátil, me pasaría las clases jugando a videojuegos. Y ni siquiera me hace falta elucubrar, pues donde yo trabajo, Galicia, ya tenemos los famosos ultraportátiles en 1º de E.S.O. dentro del Proxecto Abalar (también en 5º de Primaria), y es a lo que se dedican muchos alumnos en vez del trabajo propuesto. Piensa en aulas con 24 alumnos de 12-13 años, ordenadores con acceso wi-fi a Internet, juegos pre-instalados… Y por mi experiencia, aunque no tuviesen juegos instalados y no pudiesen jugar on-line, muchos perderían el tiempo pintando chorradas en el Paint o equivalente.

      • 10 abril 2011 at 15:17 #

        El problema no es de los medios, sino del uso que de ellos se hace. Si hay alumnos que se dedican a “jugar a videojuegos” durante la clase, el problema es grave, pero en nada atribuible a la existencia o no de portátiles. Tenemos que diferenciar, que hasta ahora se ha argumetnado en ese sentido y es un error. Como lo sería echarles la culpa a los coches de que algunos ´piraos´ vayan a mil por la carretera.

      • Mari
        10 abril 2011 at 16:18 #

        Coquejj, como están las cosas hoy en los centros educativos, razón no le falta, aunque creo que existen soluciones de administrador, filtros, la verdad es que razón no le falta, ya sabe quién hizo la ley, hizo la trampa.

        Mire, soy de las que consideran que para que haya un cambio significativo en nuestros centros educativos sería preciso que bajase la ratio, subiese la exigencia a la hora de pasar de curso y se cumpliesen a rajatabla las normas relacionadas con los deberes y derechos de los alumnos y profesores. No creo que el mayor o menor uso de las TIC en los centros empeore o mejore la situación. Si desde el primer ciclo de Primaria los alumnos comenzaran a utilizar un pequeño ordenador como diccionario, enciclopedia, etc. es decir, como un útil de aprendizaje más, que sólo se sacaría y utilizaría cuando lo requiriese el proceso de enseñanza – aprendizaje, seguramente, al pasar estos discentes al IES estarían tan habituados a su uso, en este sentido, que no se les ocurriría utilizarlo para otros menesteres, no obstante, si la cosa siguiera igual sería cuestión de replantearse el tema.

        Un saludo

  34. Jesús San Martín
    10 abril 2011 at 10:40 #

    Querido Raus, te dejo un buen elemento de reflexión.

    http://www.elconfidencial.com/salud/2011/sanidad-alcohol-menores-20110409.html

    Como si el problema de la bebida antes de los diez años fuera ajeno al proceso de destrucción de la autoridad del profesor, y a la dejación de la misma, por ósmosis, de los padres.

    Un abrazo.

    • Raus
      10 abril 2011 at 19:49 #

      Querido Jesús, gracias por el enlace. Nada nuevo bajo el sol. O esta señora, Nuria Espí, es tonta o no me lo explico. ¿Cómo es posible que ni siquiera haga mención del papel de los padres en los devaneos estupefacientes de los niños? ¿Cómo es posible? Si acaso la delegada comprende que la manera con que los padres educan a los hijos es determinante de la conducta, recta o descarriada, de éstos, si lo comprende, digo, entonces ¿por qué no hace un llamado a los padres para que empiecen de una puñetera vez a educar y controlar a los críos con la necesaria autoridad? Mucho me temo que se lo calle por temor a ser impopular, pecado imperdonable en toda democracia que degenera en demagogia. Quizá le falte valor a la señora para hablar cruda y realistamente a los padres del problema con los niños. O peor si cabe: pudiera ser que la señora Espí no concediese a los padres ningún papel relevante en el control de la conducta filial. Y, si es así, estamos ante una gilipollas de órdago. Por desgracia, creo que es más lo segundo que lo primero (y mira que lo primero es grave). Y lo creo porque no hay más que ver las medidas de prevención que propone esta señora para darse cuenta de su endeblez mental:
      1. “Concienciar a los niños sobre los peligros de las drogas.”
      ¿Cómo quiere concienciarlos? ¿Con anuncios tipo “yo no corono rollos con bombo”? ¿Con amistosas conferencias o clases chachipirulis? Hace poco salía en televisión una cría de quince o dieciséis años, quien, sin cortarse un pelo ante la cámara, decía que ella había asistido a las charlas de prevención de consumo de drogas y alcohol, pero que le daba igual: seguía bebiendo lo que le daba la gana. Me temo que esa chica podría hacer de portavoz de muchos otros jóvenes. De la mayoría.
      2. “Aumentar la vigilancia en los supermercados.”
      Brillante la idea. Como si a los menores de edad les fuera a faltar un amigo mayor de edad a quien pedir el favor de comprar alcohol en el supermercado de la esquina o a quien, sencillamente, sobornar. Como si en los macrobotellones que se organizan todos los fines de semana no hubiera alcohol de sobra para el crío que no haya podido conseguir alcohol por su cuenta.
      3. “Luchar contra los botellones”.
      No, señora, ustedes no tienen co…coraje para luchar contra los botellones, de eso olvídese. Pero, si es que lucharán contra ellos, nada conseguirían, como nada (bueno) consiguió la famosa ley seca.
      4. “Cerrar un acuerdo con los hosteleros para que los locales de ocio se conviertan en “áreas saludables””.
      Sí, y el siguiente paso será convertir los pub y las discotecas en lugares de oración, recogimiento y meditación, no te…
      5. “Formar a los profesionales de la hostelería y al personal en contacto con los consumidores”.
      Claro, cómo no, si es que los profesionales de la hostelería no saben que no deben vender alcohol a menores. Con una charla buenista, todo solucionado. No hay más que enviar una psicóloga buenista a cada tendero del ramo y que le suelte el rollete políticamente correcto. No sé, se me ocurre que más de un tendero piense algo así: “no se preocupan los padres del crío de su salud y me tengo que preocupar yo; pues va a ser que no”.
      6. “Dotar de agua potable a todos estos locales”.
      Ya, pero es que resulta, señora Espí, que el crío puede beber toda el agua que le dé la gana en su casa. Es que resulta que el crío no quiere beber eso, y si lo que quiere es beber alcohol y no agua, acudirá donde haya alcohol, no donde le den agua.

      Mientras en este país esté gobernado por oligofrénicos, o por cobardes, o por interesados, jamás se agarrará el toro por los cuernos. Lo único que saben hacer estos nefastos gobernantes de farfolla es poner parches y más parches que ni siquiera consiguen paliar los problemas, cuanto menos solucionarlos. ¿No hay nadie en este país con la inteligencia, la honradez y el valor suficientes como para interpelar muy seriamente a los padres con el fin de que eduquen a sus hijos con la autoridad que el sentido común y la ley prescriben?
      Jesús, cuando toda esta sinrazón pase (y esperemos que pase), me quedará el triste honor de ser la única persona, o casi la única persona en este país que tuvo la suficiente lucidez como para llamar la atención sobre el papel de los padres en la debacle educativa y el desastre escolar. Y de haber repetido mil veces, como quien clama en el desierto, que sin padres que eduquen bien a sus hijos (sin padres que enseñen a sus hijos a obedecer), no hay manera de sanear y adecentar la escuela ni las calles (botellón y otras lindezas). Y, francamente, no me acabo de explicar cómo es que estoy solo, o casi, en un llamamiento que me parece tan evidente. De verdad, no me lo explico.

      Postada: Acabo de leer lo que cuelga Ania. Al menos me consta que tú, querida Ania, y otros pocos más, entendéis los motivos de mi perpejidad.

      • Jesús San Martín
        10 abril 2011 at 20:14 #

        Querido Raus, la respuesta a la incompetencia y corrupción de nuestros políticos.

        “La pregunta persistente que se formulan los ciudadanos ordinarios —¿cómo es posible que la mayoría de los políticos puedan ser tan corruptos e interesarse tan poco en los asuntos de la ciudad y en ellos mismos?— tiene una respuesta aparentemente sencilla. ALGUNOS HOMBRES ALBERGAN EN SÍ ÚNICAMENTE UN IMPULSO POLÍTICO, QUE SÓLO SE DESARROLLA Y OPERA EN FUNCION DE ELLOS MISMOS. LOS ASUNTOS PUBLICOS SOLAMENTE LES INTERESAN COMO UN MARCO EN EL QUE SE ENCUADRA SU GUSTO POLITICO”

        El artículo completo en:

        http://impreso.milenio.com/node/8940738

      • Luzroja
        10 abril 2011 at 21:10 #

        Raus, insensatooooo, pero ¿cómo van a tener responsabilidad alguna los padres si papá estado les educa a los hijos desde los tres meses hasta los 16 años?

        La señora Espí hace muy bien en no leerles la cartilla a los padres, éstos le dirían que ellos han de trabajar en horarios imposibles y que el hijo se lo están educando las instituciones: guarderías, colegios e institutos, así que no pida responsabilidades donde no las debe haber porque mientras las instituciones tienen a sus hijos horas y horas durante años y años, ellos a penas los ven, y cuando los ven hay que hacer las tareas de la casa o ver la tele que todos somos humanos y nos tenemos que relajar y entretener, así que, si las instituciones no saben educar a su hijo habrá que mejorarlas, aumentar los horarios y dotarles de más personal y más atribuciones educativas (como por ejemplo educación en no coger borracheras), por lo tanto, la señora Espí sabe muy bien qué terreno no debe ni mentar.

        Cuidadín, cuidadín, no vaya a ser que tengamos que ir los maestros y los profesores de botellón en bolellón, de chino en chino, de supermercado en supermercado…vigilando a nuestro pupilo para que beba agüita y no güisquito (eso sí, si se emborracha no hay que castigar, ni gritar, ni sermonear, ni prohibir, ni impedir, hay que dialogar y decirle que un niño de 12 años borracho está muy mal y es muy feo)

  35. 10 abril 2011 at 18:17 #

    En el fondo, la parida 2.0. tiene todos los componentes del discurso pedagógico del poder. Son como un Mcprograma del McDonald´s educativo: nuevas tecnologías, papel secundario del profesor converitdo en mediador, todo muy moderno, lúdico, adaptado al entorno, educación para la vida, adaptado al mundo de la empresa, etc, etc, etc. Cada profe le puede echar luego un poco de ketchup o mostaza, pero al final estamos ante productos prefabricados. Esta es la forma de parir artículos sesudos de la grandiosa ciencia pedagógica: pega y recorta de tópicos, ligeramente recalentados o refritos. Todo un recuelo para volver a hacernos tragar la misma comida basura de los menús habituales.

    El maromo que firma el cojoartículo se supone que estará liberado de carga lectiva y podrá cumplir su papel de Julio Verne educativo sin pisar un aula, flipando con sus predicciones de ciencia-ficción.

    Frente a todo este onanismo teórico-educativo está la realidad del aula todos los días. ¿Alguien que esté dentro puede pensar que con los juguetes se resuelven de verdad los problemas de fondo de la educación? Los pseudoexpertos, tras el sonoro fracaso de los dogmas pedagógicos que han hundido la eficiencia del sistema y convertido la escuela en un erial, utilizan las llamadas nuevas tecnologías como maniobra evasiva. Es más cómodo que entrar al trapo de los auténticos asuntos que definen el destrozo educativo.

    A muchos políticos la moto de las nuevas tontologías se les vende muy fácilmente… También ellos se evaden de afrontar las crudas realidades que tienen delante de sus narices y que pintan un sombrío panorama. Así, se ponen estupendos y todas estas fantasías animadas de la factoría Disney les hacen sentirse optimistas por un día, pensando en un porvenir futurista lleno de progreso gracias a los simpáticos juguetitos. Mientras tanto, afrontar con un mínimo de rigor intelectual y valentía las cuestiones esenciales de la enseñanza en España puede esperar…

  36. Sancho
    10 abril 2011 at 18:43 #

    Pos yo v’oa ponerme a estudiar el Tuenti, MySpace, Skipe, subindicadores, trazadores y lo que manden nuestros amos, que ellos saben mucho y nos muestran la senda de un futuro luminoso. A mas, que si lo aderezan con unos eurillos se traga lo que nos echen. Es que zois mu refinaos.

    http://www.elcomercio.es/v/20110410/asturias/maestros-profesores-solicita-someterse-20110410.html

  37. Luzroja
    10 abril 2011 at 20:39 #

    La virtud del ordenador es que sirve para todo: trabajar, divertirse, estudiar, entretenerse, placer, delinquir, informarse, perder de tiempo, comprar, vender, alquilar, hacer amigos etc…
    Para poder gestionar como es debido todo este maremágnum, lo mejor es estar bien formado.
    Y esto se entiende con un ejemplo: no podemos conducir un coche si no sabemos, y además, aunque sepamos no podremos hacerlo por las vías públicas si no tenemos más de 18 años y la acreditación de saber conducir. A nadie se le ocurre enseñar a leer con textos necrológicos, con textos xenófobos, con textos pornográficos etc. más a la contra se emplean textos adecuados en contenido y forma. Es decir, evitamos el peligro porque consideramos que un niño no tiene la capacidad suficiente para saber prevenirse de ellos.

    La alfabetización digital debería hacerse sin acceso a Internet, de tal modo que el niño aprendiera a manejar la herramienta con los contenidos previamente seleccionados. Pero esto no es así, ya en las clases de 5º de primaria los alumnos tienen acceso a Internet de forma libre y es esta “libertad” la que genera un desorden monumental en el qué aprender y cómo aprender.
    Está extendida la idea de que usar Internet es un valor, éste es el error, moverse por Internet no es un valor cultural, sólo lo será la naturaleza de lo que se consulte o se visite, conviene remarcar esto: la facilidad de la herramienta no la dota de virtud, sino que más a la contra, es precisamente esta “facilidad” lo que la estigmatiza hasta el punto de poder concluir que su uso, sin la formación cultural precisa, conlleva o genera más incultura.
    Poseer una llave de grifa no me hace fontanero.

  38. Francisco Javier
    11 abril 2011 at 9:01 #

    1. Yo también tengo la sospecha de que el boom mediático de Internet en las aulas, como con gran agudeza señala Mariano, obedece a una estrategia de despiste por parte del aparato pedagógico (políticos y “científicos” de la pedagogía o secta.) Desbordada e incapaz de dar respuesta al hundimiento, la secta se ha lanzado como posesa a lo de la Escuela 2.0, tratando desesperadamente de encontrar la salvación, lo cual es imposible y lo único que intenta es prolongar la agonía sin fin de la catástrofe. Estamos, pues, una vez más ante una operación demagógica, propagandística, que cumple a la perfección las estrategias de manipulación enunciadas por Chomsky y que Jesús San Martín colgó en Deseducativos.

    2. La segunda sospecha, que ya ha sido denunciada con precisión en muchos de vuestros comentarios, es que hay poderosos intereses económicos, que nada tienen que ver con la educación. No se trata tanto de una sospecha, como de una realidad palmaria.

    3. Gran parte de la confusión del asunto que nos ocupa proviene a mi juicio de la manía -en parte intencionada, en parte idiota-, a la que son tan proclives nuestros mistagogos de la pedagogía, de hablar en abstracto de la educación y meter todo en el mismo saco indiscriminadamente. Los niños son niños, no universitarios, que ya son hombres y mujeres (autónomos) en toda regla. Tampoco es lo mismo un adolescente que un niño, ni que un adulto, o un anciano. Siendo esto tan obvio, parece que no se tiene en cuenta, y el discurso pedagógico dominante adolece de un carácter tan difuso como pernicioso. ¿A qué responde esta confusión? Ya se ha dicho más de una vez en Deseducativos: a) al proceso de infantilización de toda la sociedad, lo cual justifica la presencia creciente de los miembros del Poder-PSI; b) la asunción del papel de Familia por el Estado (que cada vez más interfiere en la vida íntima de los ciudadanos, Biopoder); c) la Secta se encuentra muy cómoda en este espacio, que ella misma define, y puede proliferar – de hecho funciona (según una noticia reciente, dentro de poco habrá muchos más orientadores en todos los centros educativos.) Esta confusión se cumple a la perfección en los centros de Secundaria, en los que comparten espacio y estructura alumnos de Bachillerato con alumnos que apenas son capaces de escribir una frase con sentido, lo cual es una incoherencia de tales dimensiones, es tan ineficaz e improductivo, que parece mentira que todavía siga siendo incuestionada (siendo mucho más importante que si conviene o no que los alumnos vengan a clase con su portátil debajo del brazo.)

  39. sergio
    11 abril 2011 at 9:01 #

    Aprecido Francisco Javier, gracias por los comentarios, sin duda la película es cuanto menos “sorprendente” y llevar a Lepoldo María Panero a la televisión es una idea tan brillante como arriesgada :)

    Don Jesús, estoy en Armenia y sin duda su comentario sobre los calamares ha sido profundamente cruel. Voy a comerme un yoghurt de chocolate. Algo es algo :)

  40. 11 abril 2011 at 9:45 #

    Para que se vea que este no es un debate entre filoneístas y misoneístas, porque tal cosa sería impropia de un ámbito de reflexión como el que provee Deseducativos, quiero sugerir aquí el uso de un programa, SpicyNodes, que acabo de descubrir y que permite la elaboracion de mapas conceptuales de los que se puede sacar un provecho académico más que notable, siempre y cuando su realización este bien y oportunamente guiada por el profesor. En el ámbito de la enseñanza del español para extranjeros son innumerables los recursos que ofrece internet para “agilizar” ciertas prácticas, si bien éstas no pueden convertirse, así, sin más, como es obvio, en el programa de la asignatura. Este ofrecimiento quiero que contraste con la clerecía rampante del devoto cuyos desvaríos no sé si habrá Dios presupuestario que lo acoja en su seno.
    En mi INS llevamos casi dos años del disparatado 1X1 y la ludopatía, a través del uso de internet, ha crecido exponencialmente, además de generar una agresividad notable entre los usuarios cuando se les priva del uso de la “maquinita” siquiera sea temporalmente. El reverso es que las guardias, antes una lucha bronca y desagradable, se han convertido en un espeso silencio, casi tan denso como el administrativo. No hay mal…

    • Jesús San Martín
      11 abril 2011 at 13:12 #

      Juan, recuerdo perfectamente la primera vez que hice un mapa mental en clase, para vertebrar el álgebra. Los alumnos quedaron totalmente descolocados frente aquella nueva herramienta, y hablaban del mapa como nosotros de la mili y las mujeres del embarazo.

      Recuerdo también una conversación de una película, cuando habían cogido al espía bueno, y él dijo que comprobaran la veracidad de la información que daba el ordenador, a lo que el malo respondió: del ordenador sale lo que se le mete. ¿Quién está metiendo la información en las páginas que se visitan? ¿Son como las malas tesis? ¡mover huesos de una tumba a otra! ¡copia y pega! que tan bien hacen los alumnos sin aprender nada. Ahora va a resultar que el ordenador no introduce la información, ni la vertebra, y el timo 2.0 se cae por su propio peso.
      Un saludo

      • Francisco Javier
        11 abril 2011 at 13:53 #

        “Del ordenador sale lo que se le mete”, me ha encantado la frase. La cuestión así planteada es de gran interés en su elegante simplicidad. En efecto, ¿quién mete la información, qué información, cómo, por qué,….? Un saludo, Jesús.

      • Jesús San Martín
        11 abril 2011 at 19:26 #

        Pues “planteado así”, te voy a contar una conversación paranoica. Estaba en N. York, en una plaza junto a la universidad. Como estábamos hablando español, un mejicano que estaba junto a nosotros entabló conversación. Después de preguntarle cuántos años llevaba allí, y ver que era un puñado, le interrogué sobre el país, pues llevaba tiempo suficiente para haberlo captado y al ser extranjero no tenía ningún tipo de prejuicio. Al final la conversación derivó hacia Internet y las redes sociales (hablo de cuando todavía no tenían ganancia). Su conversación:

        ¿Cómo es posible que salgan para adelante con las perdidas que tienen? En este país no pueden guardar información sobre creencias religiosas, sexuales, políticas, pero en las redes sociales la gente las pone, y además dicen quienes son sus amigos. Si quisieran saber algo de ti, lo tendrían todo. Hasta dónde vas de vacaciones, fotos, gustos de comida,….

        No te preocupes Francisco Javier, el que escucha lo que no debe escucha lo que no quiere ¿entiende la gente lo que propongo? Si es así ya saben como liarlos.

        Un saludo.

    • 11 abril 2011 at 18:53 #

      Un debate entre filoneístas y misoneístas es una trampa saducea, como la dialéctica innovación vs, “cualquiera tiempo pasado fue mejor”.

      Que conste que no estoy en contra de las nuevas tecnologías, usadas para lo que hay que usarlas, explotando todas sus posibilidades.

      Pero pensar que son el bálsamo de Fierabrás y que todo se resolverá merced a ellas es absurdo. Como también dividir a los profesores entre quienes usan las maquinitas y quienes no.

      • 12 abril 2011 at 6:16 #

        Amigo Mariano, tengo la impresión de que me has leído sin querer entender lo que yo digo, y exclusivamente como pretexto para mantener lo que tú dices. Deformas hasta lo grotesco lo que digo, porque no de otra manera ha de entenderse lo del buen bálsamo que tanto horrorizaba a Sancho, incluso cuando D.Quijote, al otro lado de la barda, se lo mostraba, con ojos maliciosos y divertidos, como una panacea. A veces el exceso de interpretación arrasa con el verdadero sentido de lo que se ha dicho. Quizás un librito no muy denso de Susan Sontag te fuera lectura aprovechable: “Against interpetation” (Hay traducción española).

      • Mariano
        12 abril 2011 at 17:20 #

        Estimado Juan Poz:

        No quiero rizar el rizo, pero creo que también he sido malinterpretado. Con mi comentario no me refería a tus palabras, sino al discurso oficial sobre la innovación y el carácter de panacea de las nuevas tecnologías.

  41. Francisco Javier
    11 abril 2011 at 12:16 #

    Lo de la ludopatía y la agresividad de los alumnos cuando se les quita, como bien apuntas, la maquinita es algo que he podido constatar en múltiples ocasiones. En la biblioteca de mi IES los alumnos se meten a jugar, a visionar vídeos de dibujos animado violentos, al tuenti (básicamente) y si te descuidas te encuentras a una tía en pelotas por menos de nada. Cuando se les llama la atención, vienen los cabreos y al final hay que largarlos de la biblioteca. Que el medio digital es muy atractivo para los alumnos depende obviamente de lo que se trabaje y si se de lo que se trata es de trabajar en serio (imaginemos que lo que aparece en el ordenador es un programa de matemáticas y nada más) volvemos al principio y se acabo lo que se daba. Un saludo Juan (me apunto lo de tu programa, para cuando me conviertan en virtual.)

  42. Fernando
    11 abril 2011 at 13:10 #

    “Al final me pareció que estas diez tesis resumen perfectamente el ideario de la pedagogía oficial, de modo que he considerado conveniente compartirlas con ustedes para su examen”.

    Don Joaquín Dentrambasaguas, doctor en Filosofía, catedrático de instituto y posteriormente de la Universidad Central, manifestó sin ambages su opinión sobre esta pretendida ciencia , la Pedagogía, cuando aún no había alcanzado la importancia ni la trascendecia que posteriormente le otorgarían sus acolólitos:

    “La Filosofía es una vieja loca con una hija tonta, la Pedagogía”.

    Creo que este ilustre pensador -tan olviddo por no haber cambiado nunca de chaqueta pese a las exigencias de la intelectualidad oportunista- no suprimiría ni una letra si levantara la cabeza y contemplara la deriva del pensamiento educativo actual y sus resultados.

    • 12 abril 2011 at 6:08 #

      Perdón por la precisión pseudoerudita. Miguel de Unamuno escribió la estupenda “Amor y pedagogía” que deberíamos convertir en algo así como la “obra de cabecera” de Deseducativos. En ella aparece un personaje Fulgencio Entrambosmares que, al parecer, está inspirado en la figura de Entrambasaguas, lo que choca poderosamente contra la cronología, pero ahí queda el rumor. La fama de erudito de Entrambasaguas sí que le llegó a Unamuno, muy atento siempre al mundo de la erudición, aunque se burlara de él tan a menudo.

  43. Ana
    17 abril 2011 at 18:32 #

    Antes de encontrar esta web me sentía una docente extraña, porque la práctica totalidad de mis compañeros no entienden que no practique el compadreo con los alumnos y exija, en mis clases, un cierto nivel. Veo que no soy la única que piensa así,…por lo que no debo estar tan equivocada.
    Respecto al artículo ” Escuela 2.0″, he recordado un proyecto similar que se ha hecho en 2010. Es un largometraje documental, coproducido por cientos de docentes, que probablemente conocereis. En mi opinión, este Proyecto lleva la estupidez logsiana a extremos peligrosos. Copio un fragmento que recoge sus fines. ¡Penoso, de verdad!
    —————————————————————————————–

    “La Educación Prohibida” es un proyecto de largometraje documental que estará disponible para finales del 2010 y se podrá descargar gratuitamente por Internet.
    Los fundamentos pedagógicos generales del proyecto son:
    • EL OBJETIVO DE LA ESCUELA YA NO ES DOMESTICAR A LOS NIÑOS, ni transmitir valores y costumbres sociales, sino crear el entorno para que los niños construyan sus propios valores y costumbres.
    • El profesor no tiene todo el conocimiento, también viene a aprender de los alumnos. Es un guía que esta en un proceso de aprendizaje.
    • La conducta es un elemento visible que no indica demasiado. Lo ideal es que el maestro pueda conocer internamente a cada niño, sus sueños, sentimientos, imaginación, deseos. Esa es la mejor manera de encontrar la mejor educación para el.
    • Seguir un patrón habitual, estructurado de pensamiento no es beneficioso. Lo mejor es promover el pensamiento divergente o lateral. HAY TANTAS SOLUCIONES COMO ALUMNOS. Fomentar la creatividad y la conjetura.
    • APRENDER A UTILIZAR AMBOS HEMISFERIOS CEREBRALES. Como en la vida, las estrategias deben recurrir también a la intuición, y no ser tan secuenciales y analíticas. Todo es relativo.
    • EL SISTEMA DE CALIFICACIONES NO SIRVE. Es un esquema de profecías auto cumplidas. La pedagogía es una ciencia social que no puede ser medida numéricamente. La evaluación es un proceso, no una instancia.
    • El interés del maestro debe ser satisfacer a su alumno para fomentar su crecimiento, no controlarlo. El maestro debe confiar en que el niño crecerá y acepta NO TENER QUE ADAPTARLO A SU CONCEPTO DE NORMAL.
    • El maestro también colabora en el crecimiento emocional y espiritual del niño. Sin generarle creencias, debe darle las técnicas para controlar sus estados de ánimo, sus pensamientos, acciones, ideas, proyectos. Alentarlos a la introspección.
    • Los valores no están para ser enseñados, sino para ser vividos. La cognición de los valores y conocimientos se funda en las emociones, LA MEJOR MANERA DE EDUCAR ES MEDIANTE EL EJEMPLO.
    • El conocimiento no debe ser solamente teórico. Debe basarse en vivencias y experimentación dentro y fuera del aula. La teoría debería ser mínima, el niño puede alcanzarla por sus propias conclusiones.

    ——————————————————————————-
    Un saludo y felices vacaciones de Semana Santa.
    P.D.: Enhorabuena por la web. Para mí, es una vuelta al sentido común, aunque sea virtual.

    • Raus
      17 abril 2011 at 19:17 #

      Bienvenida, Ana. El proyecto que trascribes es, como dices, peligroso y penoso. Es un depuradísimo muestrario de sandeces logsianas. Lo que podían hacer, para ser coherentes, es cerrar las escuelas y dejar que los niños se enseñen y eduquen solos. No es más que esto, simple laissez faire puro y duro y constructivismo fantástico, lo que proponen estos falsos maestros, o maestros de la nada. Qué asco.
      Un saludo.

      • Carmen
        17 abril 2011 at 21:12 #

        Este año, además de dar clase en un instituto, estoy estudiando un Grado Formativo de Educación Infantil. Estoy haciendo unas asignaturas por las tardes y otras on-line. En una de las asignaturas on-line, Didáctica de la Educación Infantil, tenemos una profesora entusiasta de la LOGSE, el constructivismo, etc… Esta fue una de sus propuestas (el pasado diciembre): “Este avance de la película “La educación prohibida” me parece que viene en concordancia con los contenidos de la unidad, así como con las tendencias pedagógicas en las que estáis trabajando. Os propongo visionar el vídeo (son 2 partes) y que participéis en el foro.”

    • Francisco Javier
      18 abril 2011 at 11:02 #

      Ana, yo no quiero participar, que ya con lo que nos ofreces tengo de sobra. Coincido con Raus en que con estas ideas lo mejor que podríamos hacer por la salud mental de la población es cerrar inmediatamente los centros de enseñanza. A mí, la verdad, todo esto me parece de una irresponsabilidad tal que atenta contra los principios morales de la sociedad y si algún día -lo que no me parece probable, pero tampoco imposible- se llega a tomar en serio un proyecto así, lo que vamos a ver es una verdadera película de terror.

    • Ania
      18 abril 2011 at 16:04 #

      Como profesora la mayor parte de lo que dice me parece un esperpento. Como madre eso de que “que el maestro pueda “conocer internamente” a mis hijos :”sus sueños, sentimientos, imaginación, deseos. “…etc…me parece de un empalagoso, entrometido e inaguantable que despierta mi lado más rebelde y extremista al respecto, a saber: que el maestro se dedique EXCLUSIVAMENTE A ENSEÑARLES. Y punto.
      Posdata: el maestro que quiera “inmersionarse ” de esa manera, a mi modo de ver impúdica, en el ser de unos niños: que lo haga con sus hijos propios.

      • Francisco Javier
        18 abril 2011 at 18:39 #

        No Ania, los experimentos esta gente los hace con los hijos de los demás, que para sus hijos ya han pensado en el Colegio Alemán (que mola mucho eso de aprender la lengua de Goethe) o en último término ese Concertado de monjitas, que es bilingüe, tiene piscina y además tiene fama de obtener muy buenos resultados en Selectividad -a diferencia del IES del barrio que es un desastre . Y, por supuesto, no se hacen cosas raras a excepción de alguna que otra misa.

    • 26 abril 2011 at 21:56 #

      ¡Bufff, Ana, bufff! No tienen suficiente. Son insaciables. Un saludo.

  44. Jesús San Martín
    26 abril 2011 at 18:38 #

    “…la mayoría de nosotros somos completamente ineptos en la práctica del venerable y vital arte de la detección de tonterías (o, más cortésmente, el pensamiento crítico), tan necesario en la sociedad moderna…..Por eso seguimos permitiendo que se nos trate de convencer de apoyar guerras injustas (por no mencionar el morir en ellas), o votar por personas cuyo trabajo principal parece ser acumular tanta riqueza para los ricos como les sea posible….la necesidad de pensamiento crítico nunca ha sido tan urgente como en la era de Internet….el problema ya no es el acceso a la información, sino la falta de capacidad de procesarla y darle sentido…..”

    http://www.project-syndicate.org/commentary/pigliucci1/Spanish

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 192 seguidores

%d personas les gusta esto: